+1 (302) 703 9859
El ADN de Satanás decodificado

 

Ahora que Rusia ha aprobado el uso de la primera vacuna de ADN para humanos, que es para inmunizar a las masas contra COVID-19, la gente común está un paso más cerca de enfrentar la decisión de la vida real de si vacunarse contra el nuevo coronavirus, y para aquellos que no desean vacunarse, cómo manejar la situación si la vacunación se convierte en un requisito de su empleador o estado o en cualquier otro nivel de la sociedad. Esta es una preocupación especialmente grande para muchos que objetan concienzudamente esta vacunación por varias razones, incluyendo cuestiones sobre la seguridad de la vacuna, la ética de su fabricación, la ética de una persona arriesgarse a la modificación del ADN, y si COVID-19 es o no una amenaza lo suficientemente real como para justificar usar la vacuna.

Sin embargo, el enfoque de este epílogo de nuestra serie sobre el Coronagedón se centra en las cuestiones específicas que preocupan a muchos cristianos que ven la crisis a causa del coronavirus como un cumplimiento de la profecía bíblica y el esfuerzo de vacunación como el vehículo para implementar la marca de la bestia. La dificultad que se enfrenta con este tema es que la información disponible sobre el mismo es muy fragmentada y de dudosa fiabilidad, y aunque muchas fervientes voces están haciendo sonar las alarmas, hay una falta de doctrina sólida significativa que sustente los mensajes que deberían contener la información crítica necesaria para preparar al pueblo de Dios para la hora de la prueba que se avecina.

¿Qué es lo que enseña realmente la Biblia sobre este tema? ¿Hará que un cristiano pierda su vida eterna si recibe una vacuna contra el coronavirus? ¿Se mantendrá una persona a salvo de recibir las siete postreras plagas si evita la vacuna COVID-19? ¿Qué es lo más ofensivo del mundo para Dios? ¿Por qué Dios destruyó el mundo antediluviano con el diluvio? ¿Revela la Palabra de Dios los códigos genéticos que contiene la vacuna COVID-19? ¿Hay alguna manera de asegurar que el ADN de uno no sea alterado por la vacuna? Las respuestas a estas preguntas se encuentran en las siguientes páginas.

Una simiente santa

Las vacunas de ADN son nuevas, al menos para los humanos, y es importante entender qué son y qué preocupaciones surgen con ellas a la luz de la Palabra de Dios. La constitución genética de una persona viene de sus padres, y Dios diseñó la naturaleza humana para que los genes se transmitan de padres a hijos, en parte como una lección objetiva para enseñarnos sobre cosas espirituales. Así como las características físicas de una persona están determinadas por su genética física, también existe un “ADN espiritual” que determina el carácter moral. Como escribió el amado apóstol Juan:

Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios. (1 Juan 3:9)

En los términos de hoy, quien nace de nuevo (nacido de Dios) no comete pecado porque el ADN de Dios (Strong's de la palabra simiente: “esperma”) permanece en la persona. No se trata de una hibridación física de lo humano y lo divino, así como tampoco el hecho de nacer de nuevo tiene nada que ver con entrar en el vientre por segunda vez.[1] Es una alegoría de un cambio espiritual que afecta el carácter de una persona de la misma manera que un cambio en los genes (o su expresión) cambia la fisiología de una persona.

En el plano espiritual, nos gustaría que nuestro ADN espiritual se sanara para que nuestro carácter esté en armonía con el cielo. Esta es la sanación que Jesús vino a traer, y al “nacer de nuevo” recibimos Su ADN—Su carácter—en nosotros mismos y así nos convertimos en hijos de Dios.

Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. (1 Juan 3:1–2)

Ser un hijo de Dios es tener un carácter como el Suyo, y esto es lo que significa tener a Cristo en nosotros: tener Su diseño espiritual o “ADN” como los principios rectores de nuestro ser. ¿Querría entonces un hijo de Dios alterar su buen ADN espiritual que fue reparado por Cristo y arriesgarse a caer en el pecado y la corrupción de nuevo? ¡Claro que no!

Esto es lo que representa una vacuna de ADN, y muestra por qué la cuestión de recibir tal cosa es tan repugnante para muchos cristianos. ¿Quién sabe qué tipo de ADN contiene la vacuna? Después de todo, Satanás también tiene una simiente, como Jesús enseñó a los fariseos:

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. (Juan 8:44)

El problema es que a veces la niebla de la superstición se interpone en la comprensión de la analogía, y una persona se arriesga a perder de vista lo que la Biblia realmente dice. Observa que cuando Jesús habla a los fariseos de su herencia “genética”, está haciendo una analogía sobre cuestiones de carácter y las acciones pecaminosas que resultan; NO estaba hablando de una incorporación física de material genético del “cuerpo” del diablo en las células de los fariseos. Se trataba de cosas espirituales—su carácter y comportamiento—no si tenían pezuñas o cuernos creciendo.

Así que, aunque hay razón en ser cauteloso de recibir ADN extraño en el cuerpo, no hay que olvidar la realidad espiritual de la que la Biblia advierte principalmente. Los asuntos de pecado y justicia no deben ser confundidos con las ilustraciones que las Escrituras extraen del mundo físico. Las cosas que vemos en el mundo visible de los rasgos genéticos y la expresión genética física son para enseñarnos cómo funcionan las cosas en el mundo invisible del desarrollo del carácter moral.

Las vacunas existentes, como las del virus de la gripe, funcionan según un principio simple, con varias variaciones.[2] Un enfoque común es que los antígenos (las toxinas) como los del virus real se inyecten en el cuerpo. El cuerpo responde produciendo anticuerpos para esos antígenos. Por lo tanto, si el virus real llega a aparecer, el cuerpo está preparado y listo con los anticuerpos apropiados para combatirlo.

Esta es una imagen de cómo Dios ha dado a la humanidad la alta vocación de “inmunizar” al universo contra el virus del pecado. Primero, el virus del pecado fue introducido en este mundo cuando Adán y Eva pecaron. Luego se les prometió a Cristo y posteriormente Él vino a darle poder a la humanidad para vencer el pecado, para convertirse en anticuerpos en respuesta a los antígenos del virus del pecado que entró a través de la serpiente.

El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo. (Apocalipsis 21:7)

Los que aceptan a Cristo y se arrepienten del pecado se vuelven sensibles para detectar el pecado cuando lo ven y están listos para tomar medidas para deshacerse de él dondequiera que se encuentre. De esta manera, la iglesia como cuerpo de Cristo es sanada y protegida contra el virus del pecado, incluso cuando se vive en medio de un mundo de pecado.

Sin embargo, este no es el final de la historia. Por toda la eternidad, antes de que el pecado resurja por segunda vez, los redimidos ya estarán preparados y listos para evitar inmediatamente que tal virus encuentre un “sitio receptor” en el cielo, porque los antígenos serán reconocidos inmediatamente y neutralizados por los “anticuerpos” que fueron cosechados de la tierra, como una vacuna.

Dios no sólo tiene un maravilloso diseño para nuestra salud en este mundo, sino también para la “salud pública” de todo el universo, para garantizar la felicidad de todos en Su Reino. Los redimidos que han luchado contra el pecado son bendecidos y honrados por tener un papel especial en el cielo, un papel que no podría ser ocupado por ángeles que nunca conocieron el pecado y nunca supieron lo que es ser salvados de él.

Pero las preguntas a las que se enfrenta el mundo hoy en día no son sólo espirituales sino también físicas.

El ADN de los Nephilim

Hay muchos enfoques diferentes que varias compañías están adoptando para acelerar el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus. Los enfoques varían, y algunos vienen con nuevos riesgos. Todos ellos comparten algunas similitudes básicas con la forma en que funcionan las vacunas existentes contra la gripe, pero con importantes diferencias. En particular, las vacunas de ADN introducen material genético en el cuerpo humano.

No todas las vacunas COVID-19 introducen ADN en el cuerpo, pero muchas lo hacen, y la mayoría de la gente no tendrá la oportunidad de elegir qué tipo de vacuna recibe. Diferentes regiones tendrán diferentes vacunas de diferentes fabricantes a su disposición, y las masas serán inoculadas con la vacuna que esté disponible en su región.

Según Wikipedia, las vacunas de ADN funcionan básicamente de la siguiente manera (que es muy similar a como funcionan los propios virus):

Las vacunas de ADN son vacunas de tercera generación. Contienen ADN que codifica proteínas específicas (antígenos) de un patógeno. El ADN se inyecta en el cuerpo y es absorbido por las células, cuyos procesos metabólicos normales sintetizan proteínas basadas en el código genético del plásmido que han absorbido. Como estas proteínas contienen regiones de secuencias de aminoácidos características de las bacterias o los virus, son reconocidas como extrañas y cuando son procesadas por las células anfitrionas y se muestran en su superficie, se alerta al sistema inmunológico, que entonces desencadena respuestas inmunológicas. [Traducido]

Lo que esto significa es que la vacuna está, en efecto, programando algunas de las células del cuerpo para que se comporten de acuerdo con los códigos del ADN asociado (en el plásmido) que se insertó, incluso si el ADN insertado no está siendo incorporado en el genoma de la persona, lo que también constituye un riesgo.

Entre los riesgos que la OMS, la FDA y la EMA enumeran para el uso de las vacunas de ADN se encuentra el peligro de la integración en el ADN cromosómico del receptor con el consiguiente riesgo de mutagénesis de inserción o propagación de genes de resistencia a los antibióticos.[3] [Traducido]

Incluso si este riesgo es pequeño o mitigado, y aunque la vacuna inyectada no cambie todo el ADN de todo el cuerpo, todo el cuerpo se ve afectado por los procesos que el ADN extraño pone en marcha. De hecho, esta es la intención: proporcionar al cuerpo (entero) inmunidad contra COVID-19 o cualquier otro virus.

Ahora, considera una de las ventajas ofrecidas de usar plásmidos de ADN en las vacunas:

Un plásmido es una herramienta útil porque si un virus muta, los investigadores pueden cambiar fácilmente a un nuevo modelo.[4]

En efecto, la crisis a causa de COVID-19 está abriendo la puerta para que el sector de la salud pública inserte fácilmente ADN arbitrario en el cuerpo humano a escala masiva. Sin embargo, ¿qué pasa si el ADN insertado codifica una proteína a la que el cuerpo de una persona es alérgico? Entonces se produciría una reacción alérgica que afectaría a todo el cuerpo.

Es importante señalar que el ADN extraño hará su trabajo independientemente de si cambia oficialmente el ADN de una persona o no. El ADN extraño está siendo procesado por la maquinaria del cuerpo junto con el propio ADN, y esto se aplica a prácticamente todas las técnicas de vacunación relacionadas con el ADN o el ARN, a pesar de que tienen algunas variaciones en los detalles de cómo y dónde se entrega el material genético dentro del cuerpo. El principio básico es el mismo: aprovechar los procesos del cuerpo para llevar a cabo cualquier programa que el ADN de la vacuna codifique.

Esto claramente no es algo que una persona deba acoger sin cuidado, y cualquiera que aprecie y respete a su Creador debe hacer todo lo posible para evitarlo.

¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. (1 Corintios 6:19–20)

Esta “programación” de las células no permite por sí misma que una persona sea controlada como un robot sin mente, como algunos suponen, pero esta idea de introducir ADN extraño en el cuerpo explica el modus operandi de Satanás que es similar a eso. Siempre ha sido su hipótesis que el mal es necesario como contrapartida del bien, y que uno no puede existir sin el otro. Por eso el dualismo impregna todas las religiones falsas como se puede ver, por ejemplo, en las religiones orientales a través del yin y el yang (oscuro y brillante, negativo y positivo) así como en varias corrupciones del cristianismo.

Sin embargo, la Biblia, enseña que los poderes del mal no son poderes en absoluto.

Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es. Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. (Marcos 12:29–30)

Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que no hay más que un Dios. (1 Corintios 8:4)

Y Santiago nos llama a ser firmes en seguir a Dios:

Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros. Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. (Santiago 4:7–8)

Desde el principio de los tiempos, Dios ha llamado a Su pueblo a estar separado, “destacado” del mundo. Cuando Caín se apartó de Dios y cometió el terrible crimen de matar a su hermano, fue expulsado y se hizo una separación entre los “caídos” y la gente santa.

He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará... Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén. (Génesis 4:14, 16)

Durante muchos años, esta separación existió entre los hijos de Dios (la parte de la familia de Adán que vivía en arrepentimiento y obediencia a Dios), y los mundanos, caídos y desobedientes descendientes de Caín. Sin embargo, los hijos de Dios se aventuraron lentamente a casarse con las hijas de los hombres caídos en lo que resultó en la corrupción del mundo entero.

Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; más serán sus días ciento veinte años. (Génesis 6:1–3)

Los “Nephilim” o “gigantes” eran la descendencia de estas uniones, a menudo mal entendidos como la progenie de los ángeles caídos basados en un significado erróneo de “los hijos de Dios”. Una historia tan fantástica de ángeles que se reproducen con los hombres no puede ser el significado correcto por la simple razón de que los ángeles no se procrean,[5] entre otras cosas. Los hijos de Dios son simplemente aquellos que la Biblia define como: los salvos. Sin embargo, es realmente importante que la mezcla de la genética de los hijos de Dios con los hijos de los hombres fue un factor determinante en el fin del mundo antediluviano,[6] y por lo tanto las fantásticas afirmaciones hechas por algunos de que el ADN de los Nephilim se está introduciendo en la población no está tan lejos de la verdad, en dos maneras.

En primer lugar, si se entiende que los Nephilim eran simplemente seres humanos caídos y mundanos, entonces la idea de ser tratados con una vacuna de ADN creada por seres humanos caídos y mundanos significa recibir ADN de una fuente cuestionable en el mejor de los casos, que podría haber venido de cualquier lugar del que los investigadores quisieran obtenerlo, incluyendo la posibilidad de ser sintetizado a partir del resultado de un algoritmo de IA. ¿Cómo sabes lo que hace y si es bueno para ti? ¿Cuánto confías en los investigadores que desarrollaron tu vacuna, sin saber siquiera quiénes son o cuál es su motivación realmente, o quién les paga? Lo que surge es una cuestión de en quién confías.

Podría incluso decirse que una persona que pone la confianza definitiva de su salud y bienestar en manos del sistema médico está “adorando” al sistema, y un cristiano que confía en Dios por su salud y bienestar debe considerar muy cuidadosamente si esa confianza en el sistema no es una traición a la confianza en Dios.

Aunque la marca de la bestia también es una cuestión de adoración en el libro del Apocalipsis, esto no equipara la vacuna con la marca de la bestia. Para ilustrarlo, consideremos el peor de los casos de una persona que es vacunada a la fuerza. ¿Adora esa persona al sistema médico por consiguiente? No. ¿Es esa persona culpable de elegir la marca de la bestia? No; es la decisión del ejecutor.

Sin embargo, si una persona toma armas de fuego y dispara al personal encargado de hacer cumplir la ley para evitar la vacuna a toda costa, entonces esa persona se hace responsable de quebrantar el mandamiento, “No matarás”. Esta es una situación mucho peor para esa persona, no sólo aquí en la tierra, ¡sino delante de Dios! ¡Hay más de qué preocuparse que sólo recibir la vacuna! Hay un peligro espiritual aquí además de los riesgos físicos de la vacuna. ¡Esto demuestra que es incluso peligroso creer o enseñar que la vacuna es la marca de la bestia, porque hacerlo podría llevar a la gente a cometer otros pecados (por no decir crímenes) que los excluirán del cielo!

Entonces, ¿cómo puede una persona evitar tener que vacunarse? y si es inevitable, ¿cómo puede un cristiano evitar ser herido por la vacuna? Para empezar, la mejor estrategia de evasión es mantener un perfil bajo, tal como la Biblia lo indica:

Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. (Isaías 26:20)

Aunque una persona puede volverse inquieta después de un tiempo, puede ser mejor permanecer encerrada y evitar las actividades que requieren vacunación, incluso si se tienen que hacer grandes sacrificios, como dejar tu trabajo, tu iglesia, tus compras, o lo que sea. Y esto nos lleva al segundo punto, que es la aplicación espiritual. En el caso de los hijos de Dios entremezclarse con las hijas de los hombres era una cuestión de adoración y obediencia a Dios, como se expresa muy bien en el libro Patriarcas y Profetas.

Durante algún tiempo las dos clases permanecieron separadas. Esparciéndose del lugar en que se establecieron primeramente, los descendientes de Caín se dispersaron por todos los llanos y valles donde habían habitado los hijos de Set; y estos, para escapar a la influencia contaminadora de aquellos, se retiraron a las montañas, y allí establecieron sus hogares. Mientras duró esta separación, los hijos de Set mantuvieron el culto a Dios en toda su pureza. Pero con el transcurso del tiempo, se aventuraron poco a poco a mezclarse con los habitantes de los valles. Esta asociación produjo los peores resultados. Vieron “los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas”. Génesis 6:2. Atraídos por la hermosura de las hijas de los descendientes de Caín, los hijos de Set desagradaron al Señor uniéndose con ellas en matrimonio. Muchos de los que adoraban a Dios fueron inducidos a pecar mediante los halagos que ahora estaban constantemente ante ellos, y perdieron su carácter peculiar y santo. … El pecado se extendió por toda la tierra como una lepra mortal. {PP 60.4}

Observa de nuevo que el tema de la mezcla de diferentes cepas genéticas es, en primer lugar, un tema de degradación del carácter, de la adoración impura y, en última instancia, del pecado. Esto planteó tal amenaza a la perpetuidad del conocimiento de Dios que cuando los justos se casaron con los caídos, y la verdadera adoración se corrompió por ello, Dios decidió terminar con el mundo.

Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová. (Génesis 6:6–8)

Si no fuera porque Noé halló gracia a los ojos del Señor, no estaríamos aquí hoy. Por otro lado, también deberíamos preguntarnos: ¿ha mantenido nuestra generación la pureza de la adoración y la libertad de participar del pecado que viene a través de las seducciones de nuestro mundo? ¿O estamos como generación ansiosos de ver el fin de la crisis del COVID-19 para poder volver a nuestras diversiones?[7] ¿Se han mezclado nuestros "genes espirituales" como los Nephilim, y hay alguna manera de realizar una "prueba de ADN" espiritual para examinarnos a nosotros mismos? ¿Qué nos dice la marca de la bestia sobre la última gran prueba acerca de la adoración?

Nombra a ese animal

El libro del Apocalipsis utiliza varios términos diferentes cuando se habla de la marca de la bestia, que se resumen a continuación:

  • La bestia – 13:1–4; 14:9, 11; 15:2; 19:20; 20:4 (y más)
  • La imagen a la bestia – 13:14
  • La imagen de la bestia – 13:15; 14:9, 11; 15:2; 16:2; 19:20; 20:4
  • La marca de la bestia – 13:16, 17; 14:9; 15:2; 16:2; 19:20; 20:4
  • El nombre de la bestia – 13:17
  • El número del nombre [de la bestia] – 13:17; 15:2
  • El número de la bestia – 13:18
  • El número de un hombre – 13:18
  • La marca del nombre [de la bestia] – 14:11

Marcando una bestia ¿Son intercambiables todos estos términos? ¿Podemos darles sentido? Hay muchos que toman el atajo de asumir que la marca no es más que el número literal dado en el texto:

Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis. (Apocalipsis 13:18)

Sin embargo, asumir que la marca de la bestia no es más que un número 666 no requiere ninguna sabiduría o entendimiento. Observa que las expresiones usadas con más frecuencia que se repiten en muchos versículos de la Biblia son la “marca” y la “imagen” de la bestia, mientras que las menciones del número y el nombre que están conectadas de diversas maneras son menos frecuentes. Por lo tanto, para comprender este tema de vida y muerte—que es incluso una cuestión de vida ETERNA o muerte ETERNA[8]—uno debe ejercer la debida diligencia considerando el contexto y la amplitud de significado que implica la marca de la bestia.

Difícilmente califica como “sabiduría” y “entendimiento” el sumar los números de CORONA o cualquier otro nombre para llegar al número 666 de alguna forma. Tales cálculos que son hechos independientemente de cualquier contexto bíblico son casi pura superstición, y en muchos casos se convierten muy rápidamente en numerología satánica. Dios habla claramente en Su Palabra y no deja mensajes importantes para ser adivinados a través de métodos que dan lugar a la ambigüedad.

En artículos anteriores como La marca de la bestia, ya hemos explicado que Dios tiene una “marca” o “sello” de Su autoría (autoridad) sobre toda la creación, para la cual la marca de la bestia es la falsificación. El acto culminante de Dios en la creación de este mundo fue hacer al hombre y a la mujer a Su “imagen” como varón y mujer, con los cromosomas X e Y en su material genético, capaces de reproducirse en su propia semejanza física de la misma manera en que Dios creó a la humanidad según Su propio carácter sin pecado. Así, el campo de la genética está intrínsecamente conectado con el sello y la imagen de Dios y su antítesis, la marca e imagen de la bestia.

Así pues, en el Apocalipsis se establece un contraste entre el carácter de las “bestias” (animales) y el carácter divino, y por lo tanto la gran prueba descrita en el libro del Apocalipsis es una prueba de si una persona desarrolla un carácter de amor abnegado que refleja al Dios a cuya imagen fue creado el hombre, o un carácter auto conservador y auto gratificante que sigue los impulsos y anhelos animales de las comodidades y placeres de la vida actual.

Aquellos que entendieron la marca de la bestia de mejor manera en las generaciones pasadas tuvieron una declaración reveladora que hacer al respecto:

La marca de la bestia es exactamente lo que ha sido proclamado. [SIN EMBARGO:] No se comprende todavía todo lo referente a este asunto, ni se comprenderá hasta que se abra el rollo. –Joyas de los Testimonios 2:371 (1900). {EUD 17.7}

El “rollo”, al que se hizo referencia hace más de un siglo, es el libro de los siete sellos del Apocalipsis, que desde entonces ha sido desenrollado. Por lo tanto, ahora se puede entender más con respecto al asunto, incluso por los mismos que dicen conocerlo mejor.

Entonces, ¿cuál es la marca de la bestia que contrasta con la forma en que Dios estableció el santo matrimonio en el Edén y le dio Su sello de perfección al terminar Su obra en el sábado? ¡Es la abominación de la sodomía puesta en la santa institución del matrimonio! Codificar esta abominación en una ley y/o ejercer o acomodar tales leyes es recibir la marca de la bestia directamente. (¡Cuidado con las iglesias con un estado de 501(c)(3) que tienen la obligación de actuar de acuerdo a esas leyes!) De la misma manera, aceptar y tolerar el matrimonio homosexual u otras abominaciones similares, en nombre de la tolerancia, es recibir la imagen de la bestia, aunque uno no practique tales cosas por sí mismo. Esto se explica detalladamente en La marca de la bestia, que también explica que al descansar en el séptimo día, Dios “selló” Su obra perfecta de creación que se completó cuando sopló en Adán el aliento de vida.

No hay nada que pueda ser más repugnante para un Dios santo que ver lo que Él llama abominación puesto en el lugar de la santa institución que debía preservar Su imagen hasta el final de los tiempos. Hacerlo es buscar la separación total de Dios, por lo que la marca de la bestia lleva a la destrucción eterna. El único remedio es el arrepentimiento, por muy doloroso que sea, incluso sabiendo que las consecuencias probablemente no se puedan evitar.

Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno. (Mateo 5:29)

La Biblia enseña repetidamente que el nombre representa al carácter. Por lo tanto, cuando la Biblia habla del “nombre” de la bestia, o de la marca de su nombre, o del número de su nombre, que es el número de un hombre, se refiere al carácter animalístico del hombre (caído). La perfección o terminación está simbolizada por el número 7, pero el hombre fue creado en el sexto día y necesitaba pasar tiempo con Cristo en el séptimo día para aprender de su Creador para completar su desarrollo. Este es un proceso que se repite semana tras semana, sábado tras sábado (además del culto diario matutino y vespertino) en una relación continua que mantiene a la persona viva y próspera en armonía con Dios. Por lo tanto, los cristianos pasan un tiempo significativo en la Palabra cada sábado. Sin ella, estarían incompletos, y su carácter degeneraría. Por lo tanto, Dios hizo el sábado como una señal (o marca, o sello):

“Tú hablarás a los hijos de Israel y les dirás: ‘Ciertamente guardarán mis sábados, porque esto es una señal entre yo y ustedes a través de sus generaciones, para que sepan que yo soy el SEÑOR, el que los santifico. (Éxodo 31:13 RVA-2015)

De hecho, en su comunión sabática con Dios, el primer trabajo que se le dio a Adán fue nombrar a los animales. En el presente, todavía asociamos los nombres de los animales con las características peculiares que varios animales exhiben. De manera similar, el nombre de la bestia (o el número de su nombre) es un indicador de carácter. ¿Alcanza el carácter de una persona su máximo potencial en Cristo (¿tiene el sello de Dios?), o se queda corto como el de un mero ser creado separado de su Creador?

La conexión entre el número del nombre del hombre (666) y la caída del hombre es explicada en el artículo titulado En la sombra del tiempo. El número significa cuánto tiempo vivió Adán antes de caer en el pecado y por lo tanto ser destituido de lo que hubiera sido, si hubiera mantenido la obediencia a Aquel con quien comulgaba cada sábado. Adán cayó al elegir estimar las cosas carnales por encima de Dios. Prefirió a su esposa por encima del Creador que la hizo para él. ¿Cuántos hoy en día siguen cayendo porque prefieren la amistad de otros seres humanos más que la amistad con Dios? Este es el carácter de la naturaleza carnal.

Cristo mismo dio el ejemplo más asombroso de lo que significa someterse a Dios y descansar en Él en el sábado. Todo cristiano sabe que Él dio Su vida por nosotros, y en ese mismo acto, nos mostró cómo confiar en Dios.

Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró. (Lucas 23:46)

Fue el viernes 25 de mayo del año 31 d.C. cuando Jesús entregó Su vida, confiándola al Padre. Fue colocado en la tumba para permanecer durante todas las horas del sábado, desde la puesta de sol del viernes hasta la puesta de sol del sábado, antes de ser llamado a la vida temprano el domingo. Descansó el sábado y no trabajó ese día. Pero este sábado no era un sábado ordinario; era un Gran Sábado—un día extra especial, porque no sólo era el séptimo día de la semana sino también el primer día de la fiesta de los panes sin levadura, que fue designado por Dios como un sábado por derecho propio según los estatutos Levíticos.[9]

Entonces los judíos, por cuanto era el día de la Preparación y para que los cuerpos no quedaran en la cruz en el sábado (pues era el Gran Sábado), rogaron a Pilato que se les quebraran las piernas y fueran quitados. (Juan 19:31)

Al dar Su vida, descansando en ese Gran Sábado y resucitando al día siguiente, Jesús demostró que los Grandes Sábados son una base para la expresión de Su carácter de sacrificio. Son una señal de Su amor. ¿Quieres corresponder a Su amor? ¿Tienes el deseo de conocerlo mejor y adaptar tu vida a Sus costumbres? Si es así, entonces puedes encontrar Sus actos de amor en los Grandes Sábados estudiando la Lista de los Grandes Sábados (LGS), que es esencialmente una lista de todos los sábados ceremoniales que coinciden con los sábados del séptimo día a lo largo del “tiempo del fin”. Esta lista, cuando se construye de acuerdo con el único calendario correcto que valida la muerte de Jesús bíblicamente,[10] da lugar a una expresión concisa del amor de Dios a través de la analogía con el ADN.[11] Esto es especialmente relevante hoy en día, ya que el mundo se enfrenta a la inmunización por vacunas de ADN por primera vez en la historia de la humanidad. La preocupación de toda persona consciente debería ser “¿Está mi ADN en armonía con Jesús?” O, para preguntarlo de otra manera, “¿Está mi ADN libre de cualquier material genético de la naturaleza caída y pecaminosa?”

Por lo tanto, la Lista de los Grandes Sábados también se llama el Gen de la Vida, porque “codifica” los siete pilares de la fe—siete “códigos genéticos” específicos—que son necesarios en la vida de un cristiano para reflejar completamente el carácter de Cristo. Estos siete códigos son lo que el Apocalipsis describe como “la fe de Jesús”. Tener estos siete pilares de fe como el fundamento del carácter es lo que significa ser como Cristo, como los 144.000 que están en el Monte Sión con el Cordero.

Tu prueba de ADN personal

Como se explica en detalle en los artículos previamente vinculados, el Creador, que determinó las fiestas designadas y puso la luna en movimiento, determina en última instancia el tiempo de los meses lunares y por lo tanto los días de fiesta. Como resultado, Él es quien determina en última instancia cuándo un sábado ceremonial particular se alineará con un sábado del séptimo día para convertirse así en un Gran Sábado, y cómo se combinan esos días especiales en un año determinado para formar “pares de base” en la “escalera de ADN” de las fiestas anuales. Estos códigos anuales se combinan luego en tripletes (o “codones”) para expresar mensajes específicos de carácter, de manera similar a como tres pares de bases juntas codifican un bloque específico de construcción de una proteína en el funcionamiento del ADN humano.[12]

El gen de la vida de la Lista del Alto Sabbath

No todos los años tienen códigos de Grandes Sábados que forman un mensaje discernible, pero siete períodos están marcados por tripletes especiales que se destacan por tener un patrón y un significado especial. Cada uno de estos tripletes de años marcan un importante giro de acontecimientos que arrojan luz sobre las doctrinas que son importantes para Jesús y para nuestra salvación. En el pasado se han realizado estudios detallados sobre estos “rasgos” que pertenecen a los fieles y están disponibles en la serie de artículos titulada El gen de la vida. Esta secuencia genética es tu suero curativo de la sangre de Cristo que murió y luego descansó en un gran sábado para señalarte el camino de la vida, pero necesita ser “decodificado” para “expresar” el significado de cada codón en la secuencia genética.

El PRIMER rasgo de carácter de la fe codificado en la Lista de los Grandes Sábados es esencialmente el mensaje de que el juicio ha llegado.[13] Este mensaje comenzó con el Gran Despertar de los años 1830 y 40 en un movimiento atribuido en gran parte a Guillermo Miller, cuyas conferencias cruzaron todas las fronteras denominacionales[14] y cuya predicación incitó a los corazones a un profundo arrepentimiento. Sus conferencias mostraron que todas las grandes épocas proféticas de la Biblia convergieron alrededor de 1843 para el tiempo del gran día del juicio.

Muchas otras voces contribuyeron al despertar general, que se aceleró cuando el cumplimiento de la profecía de la sexta trompeta del Apocalipsis del 11 al 14 de agosto de 1840, según la interpretación de Josías Litch,[15] demostró que la profecía del tiempo podía entenderse y que la Palabra de Dios era fiable.

Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; (2 Pedro 1:19)

A través de otros como Samuel Snow, el estado caído de las iglesias fue puesto al descubierto y su mensaje proporcionó una urgencia y un impulso para enviar el mensaje de advertencia final en todo el mundo en un marco de tiempo verdaderamente corto.

No era la primera vez que un mensaje de tiempo cambiaba el mundo. También fue un mensaje de tiempo que apuntaba a la primera aparición de Cristo a Israel[16] que causó el despertar en esos días, y Jesús ha estado amonestando a los santos desde entonces a VELAR por otro mensaje de tiempo concerniente a Su regreso:

Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. (Apocalipsis 3:3)

Así, la lección que el ADN divino enseña es que, en los tiempos finales, debemos velar y entender la profecía del tiempo. La excusa de que “nadie sabe el día o la hora, ni siquiera Jesús” es una línea fuera de contexto; se trata de información genética fragmentada, eliminada de su secuencia original y alterada por el enemigo para desviar a los cristianos desprevenidos de la comprensión de las profecías de tiempo que les permitirían prepararse para el regreso de Jesús. (Se puede encontrar más información sobre este tema en los artículos de Día y hora).

¿Cómo está tu ADN espiritual en este punto? ¿Tienes la fe de Jesús, que comprendió cuándo llegaría Su “hora”? ¿O tienes el ADN mixto de Nephilim del mundo que evita el estudio de la profecía del tiempo y promueve la complacencia, atendiendo a los atractivos de esta vida?

El SEGUNDO rasgo de carácter codificado en la Lista de los Grandes Sábados es esencialmente que el séptimo día es el sábado del Señor y el sello de Dios. Este fue el sábado que Jesús guardó; era parte de Su fe desde la fundación del mundo. Fue escrito en piedra por el dedo de Dios y será guardado por toda la eternidad por los hijos de Dios.

“Sucederá que de mes en mes y de sábado en sábado vendrá todo mortal para postrarse delante de mí, ha dicho el SEÑOR. (Isaías 66:23 RVA 2015)

En todas las Escrituras se enseña que Dios desea la obediencia. Lo que escribió en los Diez (no nueve) Mandamientos nunca ha cambiado y nunca cambiará, porque es una transcripción de Su carácter;[17] es parte de Su ADN. La observancia del domingo, a pesar de las "buenas" razones que se citan a menudo para guardarlo, es una corrupción. ¡Dios no hizo que una Lista de Grandes “Domingos” muestre los pilares importantes de una fe pura! Son los sábados del séptimo día en conjunción con los sábados de las asambleas solemnes los que llevan Sus mensajes. ¡El sábado fue instituido en la creación como parte del ADN de toda la familia humana (no sólo para los judíos)!

Si no quieres que el ADN mutante comprometa tu fe y te impida alcanzar tu alta vocación en Cristo Jesús, entonces te correspondería guardar el séptimo día de la semana como santo en lugar del domingo, de acuerdo con el cuarto mandamiento.

A través de la crisis a causa del coronavirus, Dios incluso ha liberado a las masas cristianas de sus reuniones dominicales para dar a todos una buena oportunidad de cambiar sus vidas. Incluso la Iglesia Adventista del Séptimo Día que fue fundada en los años de este segundo triplete de la secuencia de ADN del Gran Sábado está sufriendo igualmente bajo la crisis por el coronavirus, y esto muestra que la era de las iglesias organizadas de ladrillo y mortero ha pasado. Dios busca a aquellos que le adoren en espíritu y en verdad.

Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. (Juan 4:23)

Mucha gente y predicadores están centrando todas sus esperanzas en volver a la normalidad para que las reuniones (y los ingresos) puedan reanudarse, pero ese es el camino de la mundanidad. Ignorar los llamados divinos para despertar y en su lugar tomar el camino fácil de tomar una inyección sólo para que la vida “vuelva a la normalidad”, de vuelta a las viejas comodidades, facilidades y placeres de la vida carnal, es un letargo espiritual[18]—y no hay tiempo para eso ahora.

¿Por qué no aprovechar esta oportunidad para hacer cambios decididos? Inicia un pequeño grupo de estudio en tu hogar o en línea donde puedas reunirte en sábado para investigar la venida de Cristo y nutrir tu alma con la verdad bíblica relevante.

El TERCER rasgo de un carácter puro es la justicia por la fe de la cual fluye la obediencia amorosa a Dios. Este es uno de los códigos genéticos más importantes de toda la secuencia, porque es la “piedra de Roseta” que desbloquea el conocimiento del tiempo de la venida de Jesucristo. Históricamente, fue en este triplete de años que el 70º Jubileo llegó desde que los hijos de Israel entraron en la tierra de Canaán, y Jesús podría haber regresado en ese momento para llevar a Sus hijos a la Canaán celestial si Sus mensajeros hubieran sido recibidos.[19]

Este fue el trágico punto de inflexión que resultó en la caída de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Aunque los principios se aplican a todos los cristianos, los adventistas en particular no disfrutarán estudiando el resto del código genético porque a través de él, Dios pone de relieve algunos de sus mayores fracasos. Pero aquellos que se humillan y se lamentan por los pecados de la iglesia podrían encontrar el código genético como redentor después de todo.

He aquí, vuestra casa os es dejada desierta; y os digo que no me veréis, hasta que llegue el tiempo en que digáis: Bendito el que viene en nombre del Señor. (Lucas 13:35)

El mensaje de la justicia por la fe que obra la obediencia está ligado a la venida de Jesús porque sólo aquellos que tienen un carácter como Jesús pueden estar en el cielo: sólo aquellos que tienen vestiduras blancas, lavadas en la sangre del Cordero.

Cuando el carácter de Cristo sea perfectamente reproducido en su pueblo, entonces vendrá él para reclamarlos como suyos. {PVGM 47.4}

Los predicadores mundanos corrompen esta doctrina diciendo que no importa lo que hagamos, siempre y cuando creamos en Jesús, porque Su gracia cubre todo lo que hemos hecho mal y lo que haremos mal. Esto es lo que comúnmente se conoce como SSS: Salvo, Siempre Salvo (aunque “Una vez salvo, no puede perderse” sería un resumen más exacto de la falacia).

¿Qué doctrina está en tu ADN espiritual? ¿Tienes la fe de Jesús que hace las obras de Dios, o la codificación genética de los descendientes de Caín que pensaban que la obediencia no era importante?

LA CUARTA característica que se expresa en la secuencia genética de la Lista de los Grandes Sábados es el Espíritu de la Profecía.

Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía. (Apocalipsis 19:10)

Dios habla a través de Sus mensajeros y profetas, a través de sueños y visiones y señales y milagros—advirtiendo del futuro que resultará de las decisiones presentes. Esta ha sido una de las marcas de la iglesia de Dios a través de los tiempos y continúa hasta el final de los tiempos, porque es la señal de que Dios está con Su pueblo que está caminando con Él. No siempre es fácil identificar correctamente quién es un verdadero profeta y quién no, porque las propias creencias (que están sujetas a error) predisponen la percepción de uno. Para una mirada profunda a cómo el Espíritu de la Profecía se ha manifestado poderosamente en los últimos días, por favor lee La búsqueda del último Elías.

La obra del Espíritu de Profecía se expresa en el cuarto triplete de años al marcar la muerte de Elena G. de White, quien fue la mensajera que Dios usó para aconsejar y guiar a la Iglesia Adventista del Séptimo Día hasta ese momento. Ella dio valiosos consejos en muchos aspectos de la vida, incluyendo la salud y la elección del lugar de vivienda para las familias. Por ejemplo, ella aconsejó no introducir nada en el cuerpo que pudiera posiblemente alterar la mente. Si una vacuna COVID-19 es capaz de hacer eso, tomar la vacuna iría en contra de su consejo.

Si se te presentara una sustancia desconocida, ¿la tomarías antes de saber qué es? Ciertamente no. ¿Por qué? Porque podría ser venenosa. Del mismo modo, una vacuna que tiene todo el potencial de los estragos que la ingeniería genética podría causar en el cuerpo debe ser tratada como sospechosa, como una sustancia desconocida, porque no se puede saber si es realmente segura. Esto debe ser tratado con precaución y cuidado en el manejo de algo tan poderoso.

¿Puede una vacuna que altera el ADN alterar la mente? ¿Puede reconfigurar las neuronas? Ciertamente no, se podría decir. Esto puede parecer técnicamente imposible, pero si se considera la situación desde un punto de vista holístico, cualquier cosa que tenga el potencial de causar cambios sistémicos en el funcionamiento de los procesos del cuerpo puede tener efectos indirectos que, en última instancia, perjudican la función cognitiva y otras. Un buen ejemplo es el alcohol. Otro ejemplo sencillo es un calmante. Incluso un analgésico ideal que no tiene efectos adversos por su propio propósito, debilita los sentidos, lo que a su vez roba a la mente datos que podrían informar sus decisiones. Conoces el escenario: una persona toma un analgésico y se siente lo suficientemente bien para trabajar, sin saber que el trabajo está teniendo un efecto perjudicial para el cuerpo. Este es un ejemplo simple para ilustrar el punto, pero algo similar puede suceder cuando los procesos naturales del cuerpo son cambiados por la inserción de ADN extraño—es sólo una cuestión de lo que ese ADN codifica, y hasta dónde llegan las reacciones en cadena—y volvemos a la cuestión de la confianza en el sistema mismo que prescribe medicamentos para el dolor sin pestañear. Elena G. White aconsejó a los médicos que evitaran depender de los medicamentos en la medida de lo posible debido a sus duros efectos en la “delicada maquinaria”[20] del cuerpo, y ella misma rechazó la medicación para el dolor incluso para algo tan doloroso como la extracción de un diente, eligiendo la oración contra el dolor en lugar del medicamento, y ella estaba feliz con su decisión.[21] Aunque las vacunas de ADN no se contemplaron en su época, es fácil ver que, según los principios que enseñó, ¡no habría tolerado la inserción de ADN extraño en el cuerpo!

Su mayor preocupación, y la de todas las verdaderas personas de Dios, no era el daño al cuerpo, sino al alma, y esa es la razón por la que era tan cuidadosa en cuestiones de salud. Cualquier cosa que transgreda las leyes de la salud y disminuya las facultades mentales también hace a una persona más débil para resistir el pecado. El pecado era la mayor preocupación para motivar todos sus consejos, y debería ser la mayor preocupación de la gente de hoy en día que se encontrará cara a cara con la marca de la bestia. Por lo tanto, aunque la vacuna en sí misma no es la marca de la bestia, uno debe evitarla a toda costa si existe la posibilidad de que pueda conllevar a una persona a pecar.

Ella también aconsejó a los cristianos que vivieran en un entorno campestre en el que el estilo de vida fuera más productivo para los rasgos de buen carácter y se redujeran al mínimo las influencias de la mundanalidad. ¿Cuántas personas hoy en día que están encarceladas en sus propios hogares debido al coronavirus desearían haber recibido y seguido su consejo?

El método de ataque de Satanás para contrarrestar el Espíritu de la Profecía es infiltrarse y comprometer la integridad de la iglesia desde dentro—una táctica bien conocida de los jesuitas—y lo hace a través del mismo método que utiliza para llevar el mundo hacia la perdición: a través de la tolerancia de lo que es malo. Al tolerar el pecado, la falsedad y el error, uno se convierte en un adormecido cómplice.

Uno de esos errores, que es una falsificación para el Espíritu de la Profecía, es la manifestación de espíritus inmundos en varias formas, incluyendo el hablar en lenguas desconocidas. En el sentido bíblico, las “lenguas” son sólo idiomas humanos normales, y el don de lenguas sólo significa hablar en otro idioma que es entendido por otros.[22]

A través de una manifestación genuina del Espíritu de la Profecía, Dios concede una salvaguarda contra el error. Este principio se puede ver en el presente tema de la secuencia de ADN de los Grandes Sábados, por ejemplo. Puesto que es Dios quien orquesta los tiempos en el calendario a través de los cuerpos celestes que ningún hombre puede manipular, Él es, por tanto, el que determina cuáles son los mensajes; estos provienen de Él.

Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos. (Hebreos 12:25)

El QUINTO rasgo de carácter inherente de los que son como Cristo es el reconocimiento de su deber como parte de la última generación que vive en este planeta. Jesús, como Hijo de Dios, vino como nuestro Precursor y Ejemplo para mostrarnos el camino, ¡pero no pudo tener fe POR nosotros! Le corresponde a la humanidad seguir Su ejemplo para superar la mundanalidad como Él lo hizo, y así demostrar la eficacia de Su Sacrificio.

Los 144.000 deben ser los “anticuerpos” que protejan a la iglesia (el cuerpo de Cristo) de la infección por toda la eternidad, y para ello, deben tener un claro sentido de su deber como la última generación. ¿Cómo se puede cumplir tal misión en los reinos celestiales si no se aprende primero a purificar su rincón de la iglesia en la tierra y a mantener el cuerpo de la iglesia libre de las influencias contaminantes de este mundo?

Por el contrario, el ADN comprometido de la serpiente enseña la engañosa verdad a medias de que Jesús lo hizo todo por ti y no te queda nada que hacer excepto esperar el arrebatamiento. Se dice que “todo fue hecho en la cruz”. Este error quita la motivación para alcanzar nuestra alta vocación en Cristo y contradice las palabras de nuestro Señor, que afirman que tenemos unas obras aún mayores que hacer:

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre. (Juan 14:12)

El sistema de creencias de una persona tiene una relación directa con sus obras, así como los genes determinan sus rasgos físicos. Si crees que Jesús lo hizo todo y no tienes nada que hacer, entonces no harás nada. Pero si crees en lo que dijo, ¡entonces harás obras aún mayores!

El SEXTO rasgo expresado por la Lista de los Grandes Sábados es que Jesús vino a semejanza de la naturaleza humana pecaminosa y estuvo sujeto a todas las tentaciones y debilidades a las que estamos sujetos, pero sin pecado.

Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; (Romanos 8:3)

Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. (Hebreos 4:15)

Si crees en esos versículos, entonces no hay excusa para permanecer en el pecado. ¿Estás cayendo en la tentación? Jesús fue tentado y no cayó. ¿Eres débil en la carne, y por lo tanto sucumbes? Jesús vino a semejanza de carne débil y pecaminosa y condenó el pecado en la carne. ¡No hay excusa para permanecer en el pecado!

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. (Filipenses 4:13)

La orden es: “Ve y no peques más”. Deja a un lado las ideas falsas. No dejes que los sutiles errores de la serpiente entren en tu ADN espiritual diciéndote que Jesús fue como Adán antes de pecar, y así insinuando que una persona nacida en pecado nunca puede superar el pecado.

Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. (1 Juan 2:1)

Ocho veces en el Apocalipsis Jesús promete personalmente la recompensa a los que vencen, y no exigiría algo que no es posible.

EL SÉPTIMO rasgo expresa la intención de Dios de que Su pueblo sea apartado y distinto del mundo.

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; (1 Pedro 2:9)

Así como los hijos de Dios (los descendientes de Seth) se separaron de los hijos de los hombres (los descendientes de Caín), de la misma manera Dios quiere que Su pueblo esté separado y sea distinto del mundo. Por eso le ordenó a Israel que no se casara con las naciones paganas que le rodeaban,[23] ni siquiera que permitiera que las naciones paganas continuaran existiendo dentro de los límites de la Tierra Prometida.[24] Esto no era para rehuir a nadie de Dios; los extranjeros siempre debían ser tratados con amabilidad e incorporados a la nación judía cuando rindieran su obediencia incondicional al Señor, como el ejemplo de Rut, la moabita, cuya confianza en Dios fue recompensada con un lugar en el linaje del Mesías mismo. No, Dios no hace acepción de personas.

Mas si algún extranjero morare contigo, y quisiere celebrar la pascua para Jehová, séale circuncidado todo varón, y entonces la celebrará, y será como uno de vuestra nación; pero ningún incircunciso comerá de ella. (Éxodo 12:48)

El reino de Dios debía expandirse por medio de la conversión voluntaria, pero debía mantenerse una estricta vigilancia sobre la pureza de la adoración. Dios llamó al antiguo Israel a SALIR del politeísmo de Egipto, a SALIR de la politeísta Babilonia, y hoy en día todavía llama a Su pueblo a SALIR del pluralismo del mundo que simboliza Babilonia.

Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; (Apocalipsis 18:4)

Está en el ADN del diablo hacer lo contrario. Mientras que el plan de Dios para la paz eterna es mantener los más altos estándares de pureza y limpieza para mantener el universo libre de pecado, el plan de Satanás para la paz es elevar el nivel de tolerancia hasta que cada pecado sea permitido y ya nada sea considerado ofensivo. Desde Babilonia hasta Roma, pasado y presente, los reinos que dominan el mundo siempre se han esforzado por promover el multiculturalismo y por lo tanto el politeísmo, afirmando muchas “verdades” y muchos caminos hacia Dios, pero no es correcto.

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. (Juan 14:6)

Por lo tanto, nunca puede haber paz entre los hijos de Dios y el mundo.

No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. (Mateo 10:34)

Nada hace más claros los pecados de Babilonia que el reciente anuncio del Acuerdo de Abraham, que pretende unir el Islam, el judaísmo y el cristianismo en un acuerdo de paz. ¿No es irónico que el mundo requiera repetidamente disculpas por las atrocidades cometidas contra los judíos, mientras que el mayor y más injusto crimen jamás cometido en la historia del universo (cometido por los judíos) es pasado por alto? ¡El papa, la cabeza visible de la Iglesia Cristiana, incluso absuelve preventivamente a los judíos de crucificar a Jesús! Cuando Benedicto XVI declaró que los judíos no son responsables de la muerte de Jesús,[25] ¿quién fue entonces el responsable? ¿Se refería a los romanos, de los que es uno de los líderes modernos? ¡No es de extrañar que la Iglesia Romana busque la paz sin condiciones como la cohorte de los judíos![26]

En cambio, ¿por qué los cristianos no requieren una disculpa de los judíos? ¿Por qué no requieren su conversión? ¿Cómo puede alguien que ama a Dios y ama a Jesús unir sus manos o firmas con aquellos que sin disculparse y sin arrepentirse mataron al Hijo de Dios mismo, o negaron rotundamente que Él era el Hijo de Dios? ¿Cómo puede la América protestante escapar la destrucción por pensar que apoyando a Israel ganará de alguna manera el favor de Aquel a quien aún rechazan?

Informe de la prueba de ADN Pero hay una pregunta más cercana para el lector.

¿Cómo salieron los resultados de tu prueba de ADN espiritual? Los resultados de tu prueba tienen la mayor implicación. ¿Cuántos de los siete pilares de la fe—derivados de la sangre misma de nuestro Señor—están en tus genes? ¿Eres tú un hijo de Dios, o un gran porcentaje de tu ADN espiritual ya ha sido transformado por las influencias mutagénicas del mundo? ¡Póstrate ante el Señor y arrepiéntete! ¡Apártate de tus falsas creencias y adora a Dios en pureza y verdad! ¡SAL de la corrupción del mundo!

El sello de Dios

Sólo hay una forma de superar la mundanalidad, y es a través de la cooperación con Dios. Jesús se apoyó en el Padre constantemente, y a través de Jesús, por la obra del Espíritu Santo en nuestras vidas, también podemos vencer al mundo como Él lo hizo.[27] El Hijo es como el Padre,[28] y si el Espíritu Santo está en ti, entonces también serás como el Padre y el Hijo.

La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. (Juan 17:22–23)

A través del Espíritu Santo, uno es partícipe de la naturaleza divina de Cristo y de la naturaleza del Padre, y así los siete rasgos específicos se encontrarán en él. Por lo tanto, el carácter y el sello del Concilio Divino pueden ser representados como un triple siete (777), que es el sello que deben tener los hijos de Dios, en contraste con el número del hombre (666), que es el número de la bestia, la naturaleza carnal. Cómo este número incluso significa directamente la naturaleza sexual es explicado en Pagadle doble.

El proceso espiritual de reparar el ADN degenerado del alma transcribiendo y replicando el carácter divino en los corazones y vidas del pueblo de Dios fue revisado y resumido en El tiempo no será más. Al igual que en el proceso de división celular, que es necesario para el crecimiento y la renovación, hay muchas etapas involucradas.

Los cromosomas (que contienen los genes) normalmente están distribuidos libremente por todo el núcleo de la célula. De la misma manera, las lecciones espirituales que Dios dio a través de la sangre de Su Hijo en la Lista de los Grandes Sábados se extendieron a lo largo de 168 años. Esa es una duración indicativa de 7 períodos con un promedio de 24 años, números que tienen un profundo significado bíblico. Desde el Gran Despertar en adelante, y particularmente desde el triplete de años de 1841, 1842 y 1843, los siete rasgos de carácter fueron expresados a través de la historia del trato de Cristo para con Su iglesia... hasta que una nueva fase comenzó en el año 2010.

Cuando una célula está a punto de dividirse, los cromosomas se enrollan y empiezan a tomar forma, haciéndose visibles bajo el microscopio. De manera similar, Dios comenzó a hablar en 2010 a través de los cielos, y al hacerlo comenzó a revisar la historia de Su trato con la iglesia y a unir los rasgos definitorios de Su carácter en un nuevo libro de lecciones. Su ADN fue enrollado en ese libro en un proceso que abarcó siete años, un resumen de los 168 años de historia (o incluso los 6000 años de historia) que cerró.

Por lo tanto, este libro de lecciones—la Lista de los Grandes Sábados, también conocido como el Libro de los Siete Truenos, como se menciona en el Apocalipsis—era exactamente lo que había sido profetizado:

La luz especial que se le dio a Juan, expresada en los siete truenos, era un bosquejo de sucesos que debían ocurrir bajo los mensajes de los ángeles primero y segundo [es decir, desde 1841/42/43 en adelante]. No era lo mejor para la gente conocer esos eventos, porque su fe debe necesariamente ser probada. El plan de Dios era que se proclamaran verdades más maravillosas y avanzadas... {Comentario Bíblico Adventista del Séptimo Día Tomo 7 pág. 29}

El mensaje de los tres ángeles (refiriéndose a Apocalipsis 14)[29] es una parte importante del tema de la marca de la bestia, porque advierten específicamente del juicio que será visitado sobre aquellos que reciban la marca. Al fin y al cabo, en los 168 años de la Lista de los Grandes Sábados, Dios ciertamente dio la orden, y las verdades más maravillosas y avanzadas han sido proclamadas como resultado—verdades que no pudieron ser apreciadas en esos primeros años. Pero ahora ha sucedido como fue profetizado de nuevo:

Vi ángeles que apresuradamente iban y venían de uno a otro lado del cielo, bajaban a la tierra y volvían a subir al cielo, como si se prepararan para cumplir algún notable acontecimiento. Después vi otro ángel poderoso, al que se ordenó que bajase a la tierra y uniese su voz a la del tercer ángel para dar fuerza y vigor a su mensaje. Ese ángel recibió gran poder y gloria, y al descender dejó toda la tierra iluminada con su gloria. La luz que rodeaba a este ángel penetraba por doquiera mientras clamaba con fuerte voz: “Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.” Aquí se repite el mensaje de la caída de Babilonia, tal como lo dió el segundo ángel, con la mención adicional de las corrupciones introducidas en las iglesias desde 1844. La obra de este ángel comienza a tiempo para unirse a la última magna obra del mensaje del tercer ángel cuando éste se intensifica hasta ser un fuerte pregón. Así se prepara el pueblo de Dios para afrontar la hora de la tentación que muy luego ha de asaltarle. Vi que sobre los fieles reposaba una luz vivísima, y que se unían para proclamar sin temor el mensaje del tercer ángel. {PE 277.1}

Los temas mencionados anteriormente son tratados en otros artículos, pero en el contexto de la Lista de los Grandes Sábados y el ADN divino, es para mostrar que los rasgos de carácter expresados en la Lista de los Grandes Sábados desde 1841 hasta 2015 (incluyendo los dos tripletes consecutivos que forman el codón de terminación, cuando el mensaje fue integrado) son de hecho el mensaje repetido de la caída de Babilonia “con la mención adicional de las corrupciones introducidas en las iglesias desde 1844”.

Es extremadamente significativo que este mensaje esté basado en el calendario de Dios, cuyo tiempo está fijado por Su Palabra. Por lo tanto, este mensaje es nada menos que la voz de Dios. Fue publicado en ÚltimoConteo.org a lo largo de siete años, advirtiendo, exhortando, exponiendo y restaurando el sentido de la Palabra de Dios para la iglesia de hoy. De esta manera, Dios se preparó para la “réplica” de Su carácter en Sus hijos, a través de esos siete años desde la publicación del mensaje de Orión en 2010 hasta el sacrificio de Filadelfia en 2016.

Filadelfia representa la iglesia que Jesús prometió que sería guardada de la hora de la prueba:

Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. (Apocalipsis 3:10)

Filadelfia es guardada porque tiene el carácter correcto. No se registra ninguna reprimenda contra la iglesia de Filadelfia, y El sacrificio de Filadelfia demostró que habían recibido el carácter de Cristo. Su sacrificio fue un regalo de tiempo; fue una apelación a la paciencia de Dios. El mundo ya había cruzado la línea por la que Sodoma y Gomorra fueron destruidas, pero con un amor fraternal por la salvación de las almas, le pidieron a Dios, que es el Tiempo, que diera más de Sí mismo para que ellos a su vez pudieran seguir dedicándose a alcanzar a otros.

Como resultado, siguiendo la ilustración biológica, la “secuencia genética” de la Lista de los Grandes Sábados fue comprimida (a intervalos de medio año de una estación de fiesta a otra), permitiendo así que todo el gen de la vida se transcribiera en un tiempo aún más corto en modo inverso. Al igual que la fase de replicación en la división celular, esto corresponde a la expansión del reino de Dios, como se detalla en El tiempo no será más.

Una versión anotada del gráfico de ese artículo ilustra el presente punto:

Tres fases de transcripción de ADN espiritual

El resultado ha sido una presentación triple de los siete pilares de la fe dados por el Patrón divino: primero en los 168 años desde 1841 hasta 2009, luego en los 7 años desde 2010 hasta 2016, y finalmente en los años restantes desde 2017 hasta 2021 de modo inverso. Los siete pilares de la Lista de los Grandes Sábados, que complementan las siete estrellas de Orión, también pueden ser representados como el número 777 debido al triple trazado del gen, en alusión al triple trono de Dios. Esta revelación gradual del carácter de Dios es otra exposición del principio de la revelación progresiva, añadiendo cada vez más detalles y precisión a la comprensión del plan de Dios por parte del hombre, de forma muy parecida a como se le dio progresivamente a Noé con más precisión el conocimiento de cuándo vendría el diluvio.[30]

Sin embargo, lo que no se entendió hasta hace poco fue el papel del “triplete de inicio”. En el proceso de transcripción inversa, el triplete de inicio se convirtió en el último en ser transcrito, pero no quedaban suficientes fiestas para acomodar su transcripción. ¿Podría ser sólo “ADN basura”? ¡No, no cuando viene de la sangre de Cristo! Ahora sabemos que este último “codón” genético encuentra su expresión en el próximo y último “gran despertar” que ahora se está avivando. Por qué esto apunta a la primavera de 2021 como se ve en el diagrama y qué significado tiene el 20 de mayo en relación con la Pascua es abordado en la siguiente serie, titulada El grito de victoria (escrita justo antes de este artículo).

En resumen, la réplica del carácter de Cristo en los hijos de Dios hoy en día es lo que significa recibir el sello de Dios.

[El sello de Dios] no se trata de un sello o marca que se pueda ver, sino un afianzamiento en la verdad, tanto intelectual como espiritualmente, de modo que los sellados son inconmovibles… {EUD 186.6}

El truco de la vacuna

Así, también, la marca de la bestia no es sólo un sello de 666, sino que es un afianzamiento en el engaño, tanto intelectual como espiritual, hasta que es imposible ser persuadido de lo contrario. Es un afianzamiento en las comodidades de este mundo con todo su encanto ilusorio y su atractivo para la naturaleza carnal. Por lo tanto, la primera plaga que fue derramada sobre la moderna Babilonia trajo la carnalidad tan repugnantemente a la vista en los escándalos de abuso sexual que han atormentado a la Iglesia Católica.

Aún así, las iglesias y naciones continúan legitimando y promoviendo las más abominables actividades carnales, usando el matrimonio homosexual como la marca y la bandera de la mundanalidad y el primer pecado cardinal, el orgullo.[31] ¡Qué contraste con la vida que vivió Jesús! Levantándose temprano para orar, trabajando largos días de servicio incansable a través de actos de bondad hacia los demás y pasando un largo y cansado día en la enseñanza. ¿Qué jerarquía tenía para Él las comodidades de una almohada o la satisfacción de una buena comida? ¿Se mimó a Sí mismo el Rey de reyes a quien toda la creación debe su servicio?

Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo... (De Juan 18:36)

El mundo mide la bondad en términos de cuán cómodo y seguro te hace sentir, y por lo tanto el remordimiento, una palabra de reprimenda o crítica se toma como mala porque duele, mientras que las palabras de tolerancia y aceptación son llamadas buenas, aunque animen a una persona a seguir caminando por el camino de la destrucción.

¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo! (Isaías 5:20)

¿Cómo pueden encontrar el camino aquellos que están tan engañados? ¡Vuelan como una brizna de paja a las llamas!

y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia. (2 Tesalonicenses 2:10–12)

Es algo serio rechazar el Espíritu Santo. Uno puede rechazar a Cristo y luego encontrar el arrepentimiento y el perdón, pero cuando una persona atribuye la voz del Espíritu Santo a Satanás, el arrepentimiento ya no es posible. Jesús enseñó:

De cierto os digo que todos los pecados serán perdonados a los hijos de los hombres, y las blasfemias cualesquiera que sean; pero cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno. Porque ellos habían dicho: Tiene espíritu inmundo. (Marcos 3:28–30)

Por atribuir las palabras de vida a Belcebú, los escribas se condenaron eternamente. ¡Presta atención, por lo tanto, a cómo respondes a las palabras que están leyendo! No porque los autores sean algo importante, sino porque el mayor error que una persona puede cometer es censurar la voz del Espíritu Santo. Muchos Adventistas del Séptimo Día lo han hecho, porque no querían arrepentirse de los errores de la iglesia, como los escribas y fariseos en el tiempo de Jesús. No les gustaba que sus pecados fueran mostrados por la voz del cielo como los pecados de los escribas y fariseos fueron mostrados por Jesús. A nadie le gusta recibir reprimendas, pero recuerden, la reprimenda es amor.

Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. (Apocalipsis 3:19)

Y:

Mejor es reprensión manifiesta que amor oculto. (Proverbios 27:5)

Y:

No reprendas al escarnecedor, para que no te aborrezca; Corrige al sabio, y te amará. (Proverbios 9:8)

Toma en serio la reprimenda y se ferviente en arrepentirte, si tal vez la influencia del Espíritu Santo no ha desaparecido por completo. Humíllate ante el Señor, clamando y gimiendo y suplicándole que te restaure, si tal vez aún puedas ser moldeado para el mundo que viene. Pero en este mundo, no habrá más facilidades.

Muchos han reconocido la inusual nomenclatura de HR 6666, el notorio proyecto de ley que fue presentado en la Cámara de Representantes de los EE.UU. el primero de mayo de este año, también conocida como la Ley COVID-19 TRACE (Examinando, Alcanzando Y Contactando a Todo el mundo). Este proyecto de ley se apropiaría de 100.000 millones de dólares y obligaría (entre otros) a las iglesias, escuelas y hospitales sin fines de lucro a participar en las “pruebas para COVID-19, para rastrear y monitorear los contactos de los individuos infectados, y para apoyar la cuarentena de dichos contactos”.[32]

El significado exacto del número 6666 (que tiene un dígito más que el número de la bestia) se explica en El misterio de la Ciudad Santa – Parte I y tiene que ver con la naturaleza de los seres creados. En este mundo, la humanidad ocupa tres dimensiones del espacio físico, de ahí el triple 666. Los ángeles, por otra parte, son libres de moverse en al menos una dimensión más, y por lo tanto están representados por el número 6666, que muchos reconocerían como el número de las huestes demoníacas. Sin embargo, en sentido estricto, es simplemente el número de un ángel en contraste con el número de un hombre. Ambos son seres creados (por lo tanto 6) pero los ángeles no están ligados a sólo tres dimensiones, por lo que normalmente son invisibles, aunque estén a nuestro alrededor.[33]

Así, el significado del número del proyecto de ley es que un “ángel” está detrás de él, es decir, Satanás, el líder de la hueste caída en la carne del papa Francisco en el Vaticano. ¿Es una sorpresa que esté detrás de los principios de este proyecto de ley?[34] La serpiente deja claro su objetivo a través de titulares como el siguiente:

Ciudad MCY – PAPA FRANCISCO INSTA A QUE LAS VACUNAS CONTRA EL COVID-19 SE DESTINEN A TODOS POR IGUAL

Sin embargo, es un proyecto de ley de EE. UU. porque la segunda bestia de Apocalipsis 13 hace la imagen a la primera bestia, y la legislación es la manera en que una nación habla.

Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. (Apocalipsis 13:15)

El proyecto de ley se refiere claramente a la localización de contactos, lo que significa que cualquier persona que esté bajo el ámbito de dicha iglesia, escuela u otra organización afectada estará sujeta a los requisitos de vigilancia, pruebas e informes. En otras palabras, todo aquel que no siga el llamado del Señor para “salir” de las iglesias será por defecto controlado por la burocracia de la salud de COVID-19.

La verdadera amenaza de esto se puso de manifiesto en las primeras etapas de la crisis en Paraguay, cuando una senadora Profamilia que dio negativo para el coronavirus asistió a las reuniones legislativas, sólo para ser probada de nuevo después y ser encontrada positiva. Fue ferozmente condenada por poner en peligro al senado y sentenciada sumariamente a las penas más severas que podían imponerse, incluyendo la destitución permanente de su cargo.[35] ¿Mencioné que era protestante y Profamilia? Este es el poder del nuevo orden mundial: nadie está realmente seguro de cómo se propaga el coronavirus, ¡pero uno tiene la furtiva sospecha de que podría incluso ser transmisible a través de compartir las creencias propias o puntos de vista sobre ciertos temas candentes como la tolerancia LGBT y las leyes sobre el matrimonio homosexual!

Firmar tu vida... El concepto del HR 6666 es un vehículo muy real para hacer cumplir la marca de la bestia que es probable que sea imitada en otros países, pero el truco en el proyecto de ley no se trata de la vacuna en sí. El truco es que cada “entidad elegible” (es decir, cada iglesia que reciba un porcentaje de dinero por el coronavirus) está obligada a cumplir con todos los requisitos para las organizaciones sin fines de lucro, incluyendo la no discriminación de las personas homosexuales y otros asuntos de conciencia y moralidad que entran en conflicto con la Palabra de Dios. Esto significa que tu iglesia debe incorporar una política favorable a los sodomitas (si no lo ha hecho ya) y actuar en consecuencia, en cuyo momento los disidentes se convierten en presa fácil como la senadora paraguaya mencionada anteriormente.

Esto es exactamente lo que la profecía dice acerca de la marca de la bestia:

Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. (Apocalipsis 13:16–17)

Como el “casándose y dando en casamiento” y “comiendo y bebiendo” antes del diluvio,[36] "comprar y vender" es una señal de mundanidad. No está mal casarse o comer o beber o comprar o vender, pero la expresión puede sugerir un exceso, o hacerlo de forma desmesurada. El trasfondo es la intemperancia y el desenfreno—pecados sutiles pero mortales que provienen de la naturaleza carnal. La aspiración mundana y el deseo de ganancia—compra y venta—es esencialmente carnal. La Biblia advierte de tener cuidado cuando el sistema no te permita comprar o vender.

Así es como la segunda bestia “causa” y obliga al mundo a recibir la marca de la primera bestia: presionarán cada vez más a la gente con más y más restricciones. Hacerlo obligatorio al principio sería demasiado alarmante y suscitaría demasiados interrogantes sobre los derechos humanos,[37] pero al aplicar la presión de manera gradual, no se percibirá como la gran afrenta a los derechos individuales que es. Primero, necesitarás la vacuna para ir a la iglesia, luego a los juegos, luego al trabajo, etc. en cualquier orden que ocurra. Poco a poco la presión irá aumentando hasta hacerse insoportable y llevar a la gente a "ceder" para "conseguir pan".

Es la compulsión de gratificar la carne lo que se está poniendo sobre el mundo a través de la vacuna COVID-19, que el papa Francisco incluso promueve usando palabras muy similares a las Escrituras:

Meganoticias – Vacuna debe ser para pobres y ricos: Papa Francisco

“Sería triste si esta vacuna se convirtiera en propiedad de tal o cual nación en lugar de ser universal y para todos o que solo la recibieran los más ricos”, aseveró.

También describe el virus como una alegoría de algo más grande, pero en contraste con lo que se presenta en este artículo, su objetivo no es inocular contra el pecado, sino inocular contra la verdad promoviendo la igualdad y la tolerancia:

“…que a otro virus que hay que tratar es el de la injusticia social, de la desigualdad de oportunidades, la marginación y la falta de protección de los más débiles”.

Los cristianos, que estiman la Palabra de Dios por encima de las ideas del hombre, no pueden comprometerse nunca con un sistema que requiere la aceptación de la tolerancia universal, porque eso incluye la tolerancia del pecado. La Ley de Dios debe reinar siempre de manera suprema. Recibir una vacuna COVID-19 para mantener el propio trabajo o continuar otras actividades mundanas es comprometer el carácter de Cristo para la mundanidad. Este es el principio detrás de la vacuna, y este es el veneno que mata el alma. Una persona así no está protegida por Dios porque ha elegido voluntariamente el camino del mundo. Ha rechazado Su ADN.

Sin embargo, si una persona hace todo lo que está en su poder y hace todos los sacrificios posibles para evitar ser vacunado, la promesa de Dios se cumplirá como fue profetizado:

En el último gran conflicto de la controversia con Satanás, los que sean leales a Dios se verán privados de todo apoyo terrenal. Porque se niegan a violar su ley en obediencia a las potencias terrenales, se les prohibirá comprar o vender. Finalmente será decretado que se les dé muerte. Pero al obediente se le hace la promesa: “Habitará en las alturas: fortalezas de rocas serán su lugar de acogimiento; se le dará su pan, y sus aguas serán ciertas.” Los hijos de Dios vivirán por esta promesa. Serán alimentados cuando la tierra esté asolada por el hambre. “No serán avergonzados en el mal tiempo; y en los días de hambre serán hartos.” El profeta Habacuc previó este tiempo de angustia, y sus palabras expresan la fe de la iglesia: “Aunque la higuera no florecerá, ni en las vides habrá frutos; mentirá la obra de la oliva, y los labrados no darán mantenimiento, y las ovejas serán quitadas de la majada, y no habrá vacas en los corrales; con todo, yo me alegraré en Jehová, y me gozaré en el Dios de mi salud.” {DTG 97.1}

Nota que “se verán privados de todo apoyo terrenal”, hasta el punto de que una persona no puede ni siquiera comprar o vender—ni siquiera cambiar algo por un bocado de comida—sin unirse al sistema de la bestia y abandonar a Dios a través del compromiso asociado. Esta es la realidad que le espera al pueblo de Dios, y encima de eso, ser sentenciado a muerte. Establece en tu corazón que estarás listo para sufrir cualquier cosa por Su causa, y a su vez Él promete suplir tus necesidades—no lujos, ni comodidades, sino “pan y agua”—las necesidades básicas que te sostendrán hasta el establecimiento de Su reino eterno donde no habrá más hambre y sed.[38]

El pueblo de Dios no quedará libre de padecimientos; pero aunque perseguido y acongojado y aunque sufra privaciones y falta de alimento, no será abandonado para perecer. El Dios que cuidó de Elías no abandonará a ninguno de sus abnegados hijos. El que cuenta los cabellos de sus cabezas, cuidará de ellos y los atenderá en tiempos de hambruna. Mientras los malvados estén muriéndose de hambre y pestilencia, los ángeles protegerán a los justos y suplirán sus necesidades. Escrito está del que “camina en justicia” que “se le dará pan y sus aguas serán ciertas”. “Cuando los pobres y los menesterosos buscan agua y no la hay, y la lengua se les seca de sed, yo, Jehová, les escucharé; yo, el Dios de Israel, no los abandonará”. Isaías 33:16; 41:17 (VM). {CS 613.1}

Dios promete no sólo suplir las necesidades de Su pueblo, sino también protegerlo. Jesús dijo lo siguiente:

He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. (Lucas 10:19)

Esta protección fue demostrada por Pablo cuando fue mordido por una serpiente mortal:

Entonces, habiendo recogido Pablo algunas ramas secas, las echó al fuego; y una víbora, huyendo del calor, se le prendió en la mano. Cuando los naturales vieron la víbora colgando de su mano, se decían unos a otros: Ciertamente este hombre es homicida, a quien, escapado del mar, la justicia no deja vivir. Pero él, sacudiendo la víbora en el fuego, ningún daño padeció. Ellos estaban esperando que él se hinchase, o cayese muerto de repente; más habiendo esperado mucho, y viendo que ningún mal le venía, cambiaron de parecer y dijeron que era un dios. (Hechos 28:3–6)

¿Podemos aferrarnos a esta promesa para la vacuna, y cuáles son las condiciones para que se cumpla? Una cosa que podemos aprender del ejemplo de Pablo es que no era presuntuoso. No permitió voluntariamente que la serpiente lo mordiera. Para que una persona esté protegida por Dios, debe hacer todo lo que esté a su alcance para evitar el daño. Pero si, por accidente o por causas involuntarias, una persona es forzada a recibir una inyección venenosa o una vacuna dañina, la promesa de Dios es “proteger a los justos”. Una persona debe rechazar y evitar la vacuna COVID-19 con cualquier sacrificio para sí misma, pero no debe recurrir a dañar a otros para su autopreservación. Dios es capaz de proteger a Sus hijos, como Pablo, que no fue dañado por la víbora venenosa. La condición es simple: si tienes el ADN de Cristo en ti, si vives por las verdades de Su palabra destacadas en todo el gen de la vida, entonces el antisuero de Su carácter está en ti y te protegerá como a Su propio hijo o hija. Pero no puedes tener ambas cosas; elegir el mundo es negar a Cristo.

Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas. (Mateo 6:24)

Una persona que no tenga el carácter de Cristo tomará la vacuna por obtener ventajas. Una persona no está protegida por Dios cuando actúa por presunción.[39] Cuando se dicte la norma de que sólo puedes volver a tu empleador de igualdad de oportunidades (LGBT) si has tomado la vacuna, entonces piensa en ello. Tienes que elegir. Este mandato ya ha llegado a Paraguay. Mucha gente no sabría cómo seguir adelante sin su trabajo, pero Dios da esperanza y la elección es tuya. El dinero finalmente te fallará de todos modos, ya que este mundo está pasando; puedes sacrificarte voluntariamente y obtener una vida mejor, o puedes aferrarte a esta vida y perder la eternidad.

El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. (Juan 12:25)

Aunque cada vez es más difícil comprar y vender en un mundo en el que la crisis por el coronavirus está matando la economía y la inflación (deliberada) de las monedas hace que cada vez más empresas y organizaciones dependan de la ayuda del gobierno, no es la única “compra y venta” de la que habla esta profecía. También se refiere al embargo tácito del comercio de ideas, en particular las que son ofensivas para las autoridades. Esto se demostró recientemente con el cierre de 7000 cuentas de Twitter vinculadas a la teoría de la conspiración de QAnon.[40] Lo mismo se aplica a otras razones de censura como la de los discursos de odio. Las declaraciones contra el matrimonio homosexual o el estilo de vida LGBT entran en una categoría similar. La propia Biblia, la Palabra de Dios inspirada por el Espíritu Santo, es a menudo censurada como discurso de odio hoy en día en plataformas como Facebook. Así es como ya no se puede comerciar (comprar o vender) opiniones o libros o cualquier otro tipo de información a menos que se adore la marca o la imagen de la bestia, a menos que se cumpla con las leyes de tolerancia, discurso de odio y no discriminación al tolerar, no hablar en contra y no discriminar incluso aquellos pecados que la Biblia nombra como abominaciones.

La marca en la mano derecha o en la frente se refiere a las acciones o decisiones de la mente. Un comentarista explica de la siguiente manera por qué la vacuna COVID-19 no puede ser la marca de la bestia (énfasis añadido):

En primer lugar, los datos históricos no nos permiten pensar que la “marca de la bestia” es algo que se puede tomar accidentalmente. Es una marca de lealtad y adoración, que requiere una plena conciencia cognitiva y sentida de lo que se está haciendo (de lo contrario no es adoración) ... Para tomar esa marca, se sabrá exactamente lo que se está haciendo, a saber, maldecir a Cristo y jurar devoción a su enemigo.[41] [Traducido]

Esto NO significa que la vacuna sea inofensiva o buena, pero muchos la recibirán sin negar conscientemente a Cristo o adorar a la bestia al hacerlo. Como se muestra en este artículo, la muerte espiritual viene de otras maneras también. En contraste, una decisión consciente es tomada por aquellos que practican la sodomía y aquellos que la aceptan. Cuando la condición para participar en el sistema de la bestia requiere aceptar el pecado, entonces es mejor optar por salir.

Alguien que elige transgredir la Ley de Dios claramente no tiene Su ADN. Pensar que Cristo tolera la homosexualidad es lo más lejos que uno puede llegar de adorar a Aquel que dijo:

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda. (Apocalipsis 21:8)

Pecador, ¿maldices a Cristo de tal manera que llamas a Sus palabras mentira? ¿O lo “adoras” de tal manera que no te importa leer Sus palabras?[42]

No es amoroso dejar que tu amigo piense que su estilo de vida pecaminoso es aceptable para Dios cuando no lo es. ¿Cómo podría una persona disfrutar del cielo por la eternidad, sabiendo que un amigo no está allí porque nunca fue advertido? ¿Es eso amor fraternal? ¿No sería mejor arriesgar la amistad en la tierra ahora, si tal vez un alma se salvara de la muerte para regocijarse por toda la eternidad?

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. (Apocalipsis 15:2)

Un cordero inocente Una vez más, el nombre es sobre el carácter y la ventana de oportunidad para cambiar el carácter se está cerrando rápidamente. La prueba más importante no es si hay que vacunarse, sino POR QUÉ hacerlo. ¿Necesitas tu “COV-ID”[43] sólo para que puedas volver a festejar? ¿Para que puedas volver a la iglesia? ¿Para que puedas volver a ir a los juegos y al entretenimiento con tus amigos? Estas son actividades carnales. Aquel que venció al mundo te llama a dejar todas estas cosas.

Si el resultado de tu prueba es positivo para el ADN mutante, Jesús te ofrece el Suyo. Incluso para el sodomita que piensa que “nació así”, la mano de Jesús es extendida para salvarlo. Él te ofrece Su ADN perfecto a cambio del tuyo. Simplemente no te deja ninguna excusa; sólo “ve y no peques más”, eso es todo lo que pide. Hazlo tu Señor, y será tu Salvador también.

Dominancia de genes

Incluso a Caín Dios le ordenó el dominio:

Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él. (Génesis 4:7)

Desafortunadamente, Caín endureció su corazón y fue vencido por el pecado. En lugar de arrepentirse, mató a su hermano. La mundanalidad lo sobrepasó, y se convirtió en el padre de los caídos, que perdieron de vista a Dios, todo porque no tuvo cuidado de contemplar el significado más profundo del sacrificio necesario para expiar por el pecado. Pero ni siquiera sus descendientes se quedaron sin esperanza; la puerta del arrepentimiento estaba abierta mientras se le permitiera al Espíritu Santo suplicarles.

Jesús contó una parábola sobre dos hijos:

Pero ¿qué os parece? Un hombre tenía dos hijos, y acercándose al primero, le dijo: Hijo, ve hoy a trabajar en mi viña. Respondiendo él, dijo: No quiero; pero después, arrepentido, fue. Y acercándose al otro, le dijo de la misma manera; y respondiendo él, dijo: Sí, señor, voy. Y no fue. (Mateo 21:28–30)

En Su explicación de la parábola, Jesús culpó a los sacerdotes y ancianos, no por no ir a trabajar a la viña, sino por no arrepentirse después de ver a otros hacer la obra que estaban comprometidos a hacer. Dios derramó Su amor incansablemente en la Iglesia Adventista del Séptimo Día e hizo todo lo posible para que volvieran a estar en armonía con Él. Le dio a la iglesia Su naturaleza, Su ADN, para replicar y compartir con el mundo y traer curación espiritual, pero la iglesia lo rechazó.[44]

Ahora la gran prueba llega al mundo, y todos se preguntarán quién tomará la vacuna que promete ser una puerta de regreso a la buena vida. ¿Quién se resistirá y cómo sufrirá? ¿Pero importa algo de esto, cuando el ADN espiritual ya está comprometido?

¿Ya está claro que la vida física no es el tema que más importa? ¡Jesús quiere darte una vacuna de ADN para el alma! ¡Quiere inmunizarte contra el pecado y la mundanalidad, porque es la única manera en que puede salvarte!

Se puede aprender mucho de cómo Jesús abordó una preocupación similar con los patógenos en Su día:

Entonces se acercaron a Jesús ciertos escribas y fariseos de Jerusalén, diciendo: ¿Por qué tus discípulos quebrantan la tradición de los ancianos? Porque no se lavan las manos cuando comen pan. (Mateo 15:1–2)

Y llamando a sí a la multitud, les dijo: Oíd, y entended: No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre. (Mateo 15:10–11)

¿No entendéis que todo lo que entra en la boca va al vientre, y es echado en la letrina? Pero lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. Estas cosas son las que contaminan al hombre; pero el comer con las manos sin lavar no contamina al hombre. (Mateo 15:17–20)

Aparentemente, Jesús no era un germofóbico. Según el registro bíblico, tampoco tenía miedo de tocar a los enfermos o a los pecadores. Por el contrario, Su toque sanó, y una cataplasma hecha con la saliva (que contiene ADN) de Su boca fue conocida por regenerar los ojos de los ciegos.[45] Si necesitas un colirio espiritual, toma Su gen de la vida.

Satanás no es rival para Dios, y esto se puede ver en el hecho de que su material genético es demasiado corto. Es un ser creado y no tiene una naturaleza divina más que tú o yo. Para los 7 pilares de la Lista de los Grandes Sábados, Satanás sólo tiene 6 contramedidas exitosas. Por eso no pudo detener el gran reavivamiento de los años 1830 y 40; no pudo contrarrestar la obra del mensaje de tiempo que anunciaba el día del juicio. Dios es Tiempo, y cuando Su Palabra es estudiada y Su pueblo es guiado por Su reloj, no hay arma que pueda ser formada en su contra. A pesar de lo duro que el enemigo luchó contra el movimiento adventista, todavía prosperó y se extendió porque se basaba en la segura palabra de la profecía del tiempo.

La falta de tácticas de Satanás contra el Tiempo se demostró de nuevo cuando los siete pilares de la fe fueron ensayados y concluyeron en 2016 con el sacrificio de Filadelfia. Se había llegado al final, pero el pueblo de Dios, los que le conocían y conocían Su carácter del Tiempo, pidieron al Padre valerosamente que retuviera a Su Hijo y les permitiera permanecer en medio de una generación enferma y pervertida para alcanzar una vez más a los que todavía podían ser salvados, si era Su voluntad. Una vez más, el pueblo de Dios marchó hacia adelante bajo el liderazgo del Todopoderoso, mientras que los críticos se quedaron sin ningún argumento en contra del sacrificio que había sido hecho. Satanás, que rompió toda relación con Dios y no tiene ni un solo hueso de sacrificio en su cuerpo, no tenía ninguna contramedida contra tal expresión de amor abnegado que ofrecía un sacrificio de tiempo basado en la palabra segura de la profecía de tiempo sobre el retraso de Apocalipsis 7.

Todo el sitio web GranjaNubeBlanca.org está LLENO de abundante luz y verdad y de consejos y orientación para los hijos de Dios que vinieron después de esa decisión, incluyendo evidencia precisa del cumplimiento de la profecía bíblica del tiempo del fin, identificación de las señales celestiales bíblicas, y un entendimiento de la consumación del misterio de Dios—todo lo cual fue concedido al mundo como resultado del tiempo solicitado. Es el fruto del sacrificio, una rica dotación para aquellos que son amados. Ahora, la transcripción inversa del gen de la vida está casi completa, como se muestra arriba. Después de las fiestas de otoño de 2020, sólo quedará un codón: el regreso del triplete del mensaje de tiempo que primero anunció el día del juicio y la segunda venida de Jesús.

Algunos, como Daisy Escalante, están empezando a reconocer que los Grandes Sábados[46] son significativos. ¿Continuarán descubriendo la LGS ella y/o sus seguidores? ¿Cómo se medirá su "ADN"? ¿Dónde estarán el 20 de mayo de 2021, cuando llegue el último triplete? ¿Dónde estará la Conferencia General de los Adventistas del Séptimo Día, cuando espera convocar su 61º sesión? La iglesia ha sido finalmente traída de vuelta a 1890, y ahora puede ver "lo que podría haber sido". Ten esto en mente cuando estudies la septuagésima semana de la profecía de Daniel en la siguiente serie, El grito de victoria.

Esta es la oportunidad de oro para todos los que quieran vencer al mundo, porque una vez más, Satanás no tendrá ninguna contramedida exitosa cuando este triplete se repita. Cuando los hombres reconozcan su hora y actúen según las promesas de la Palabra de Dios siguiendo al Espíritu Santo, el enemigo será derrotado.

Al ADN de la serpiente le falta un codón; no tiene el rasgo de “conocer el tiempo” porque se aisló de la naturaleza divina por su rebelión en el cielo. El número de su ADN es sólo 666, no 777. No puede detener el regreso de Jesús, que se basa en todas las profecías de tiempo del Libro Sagrado. Y por lo tanto, su plan para un reino eterno tampoco puede tener éxito.

Los grandes planificadores del destino de la humanidad prevén viajar a otros planetas, otros sistemas estelares, donde la vida podría ser posible.[47] Pensadores sin Dios como el difunto Stephen Hawking se dieron cuenta de que la humanidad tendría que extenderse a otros planetas muy pronto para evitar la extinción.[48] Mientras tanto, la inteligencia artificial amenaza con sobresalir más allá de la inteligencia humana natural (una afirmación con más de una interpretación). Los científicos locos imaginan un momento en el que el cerebro puede ser escaneado y descargado a una máquina que puede conceder la vida eterna a su "ocupante".[49] Pero incluso entonces, el Tiempo es su última frontera.

¿Puede la naturaleza carnal y su insaciable impulso de autoconservación encontrar una forma de alcanzar una existencia eterna sin Dios?

Recientemente, los científicos han notado que la actividad alrededor del agujero negro central de nuestra galaxia ha aumentado. En marzo de este año, se presentó un documento científico para su publicación que incluye los resultados de los estudios de 2014 a 2019, concluyendo lo siguiente:

Desde 2014, la actividad de Sgr A* ha aumentado en varias longitudes de onda… Se necesitan datos adicionales de multi-longitudes de onda para concluir sobre la persistencia de este aumento y obtener pistas sobre la fuente de esta actividad sin precedentes del agujero negro supermasivo.[50]

¿Qué podría significar esto?

Tal vez los sorprendentes hallazgos de otro informe podrían arrojar luz sobre el tema:

Comparado con nuestras breves vidas humanas, tendemos a pensar que los eventos en las escalas galácticas suceden extremadamente despacio. Pero no siempre es así.

De manera espectacular, seis galaxias acaban de sufrir una enorme transformación en cuestión de meses. Han pasado de ser galaxias relativamente pacíficas a cuásares activos, las más brillantes de todas las galaxias, expulsando grandes cantidades de radiación al Universo.[51] [Traducido]

La ira del Cordero Un cuásar es una galaxia en la que el agujero negro central está devorando activamente la materia, que recalienta e irradia la galaxia circundante, arrasando regiones enteras de sistemas estelares y anulando toda la vida de la galaxia. Se encuentran entre los objetos más brillantes del universo debido a la gran cantidad de luz y energía que emite el disco de acreción del agujero negro supermasivo del núcleo galáctico activo.

Este es un fenómeno que ocurre en las galaxias “LINER”. Durante mucho tiempo, los científicos creyeron que Andrómeda era la galaxia LINER más cercana a nosotros, pero recientemente la “bandera roja” fue descubierta en nuestra propia “ciudad natal”. Ahora es seguro: vivimos en el mismo tipo de galaxia que puede convertirse repentinamente en un cuásar mortal. Incluso hay pruebas de que nuestra galaxia ha sido un cuásar activo en el pasado, por lo que tiene burbujas de Fermi.[52] Por lo tanto, está científicamente probado que nuestra galaxia podría volver a ser un cuásar activo y, basado en las observaciones de las seis galaxias que hicieron tal transformación en cuestión de meses, el inicio de la "actividad sin precedentes" de Sagitario A* podría ser la señal de alerta temprana de algo que está a sólo meses de que suceda.

Servimos a un Dios poderoso, y Su fuerza no se mide en términos humanos. Aquellos que rechazan las palabras de vida como malvadas, cometen el pecado imperdonable, como cruzar el punto de no retorno. Nuestro Dios es paciente como el tranquilo agujero negro central en el centro de nuestra galaxia, pero—tan pronto como la paciencia termine—es también un fuego consumidor—como un cuásar—derramando luz y nacimiento y creación extensamente, mientras consume a los malvados que finalmente pasan el horizonte de la influencia del Espíritu Santo para finalmente desaparecer para siempre.

Entiende, pues, hoy, que es Jehová tu Dios el que pasa delante de ti como fuego consumidor, que los destruirá y humillará delante de ti; y tú los echarás, y los destruirás en seguida, como Jehová te ha dicho. (Deuteronomio 9:3)

Aunque se preocupa por todas las necesidades de Sus criaturas, también nos advierte que Su reino se basa en el amor abnegado, no en la mundanidad. Él deja claros Sus requisitos para la ciudadanía, e hizo posible vencer el pecado enviando a Su Hijo como el Camino que debemos seguir. Las cosas de este mundo están pasando,[53] y a medida que una comodidad y conveniencia tras otra desaparece hasta que todo vestigio de la buena vida desaparezca, no quedará ni un alma que no tenga que enfrentarse a la gran prueba: ¿Amo a Dios más que a las cosas de este mundo?

Si participas en las actividades matrimoniales homosexuales (o te alías con los que lo hacen) en lugar de mantener el diseño de Dios, recibes la marca de la bestia. Si toleras el estilo de vida LGBT acordando guardar silencio contra lo que es una abominación para Dios, adoras la imagen de la bestia. Si eres mundano, aferrándote a tu dinero y tus pertenencias y amigos y tu reputación y tu capacidad de comprar y vender, negándote a humillarte a los ojos del Dios Todopoderoso, tú demuestras que tienes el nombre (carácter) de la bestia, y su número es el número del hombre, es decir, no digno de ser transformado en un ser angelical.[54]

Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. (Génesis 3:19)

El Reino de Dios está lleno de luz y maravilla y amor y alegría, que se encuentra en la simbiosis de innumerables miríadas de seres celestiales que brillan con la gloria de su Creador. ¿Pero qué pasa si las criaturas que Él hizo no quieren vivir según las leyes de Su Reino? ¿Y si el llamado cuerpo de Cristo no quiere producir los “anticuerpos” necesarios para inmunizar la vida futura del pecado del presente?

Dios es lo suficientemente poderoso para hacer todo por Sí mismo, pero desea la compañía porque es un dador de amor, y sabe que, al participar en el plan de salvación, Sus criaturas serán enriquecidas y embelesadas por Sus actos de servicio. Jesús vino y murió en la cruz para mostrar que ningún servicio, por muy humillante que sea, está por debajo de Aquel que ama.

Pero si tal amor, tan inmenso e incomprendido, es rechazado... ¿Cuál será el final de tal amor no correspondido?

Dios tendría cuatro posibilidades:[55]

  1. Recrear el universo a sabiendas que el mismo círculo mortal de libre albedrío y amor ágape rechazado eventualmente destruiría también el segundo universo, y el tercero, etc., o
  2. Rehusar crear seres y vivir por la eternidad en las tres Personas sin dar Su amor a otros, o
  3. Crear un universo lleno de robots sin libre albedrío, o
  4. Hacer de nuevo lo que Jesús demostró que incluso un miembro de la Divinidad puede hacer:

“porque yo pongo mi vida”. [56]

No está más allá de Dios hacerlo. Su Reino está fundado en el libre albedrío, y Él también tiene libre albedrío. Jesús es la imagen expresa del Padre, y enseñó que incluso un miembro de la Divinidad tiene el libre albedrío de dar o no dar Su vida, o tomarla o no volverla a tomar.

Nadie me la quita, sino que yo de mí mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí de mi Padre. (Juan 10:18)

Jesús no tenía que morir. El Padre no lo requirió. Ningún Padre amoroso requeriría tal sacrificio. Pero Jesús hizo ese sacrificio voluntariamente, y el Padre lo aprobó, porque Ellos amaban a Sus hijos, los hijos de Dios, creados a Su imagen, que habían caído en la oscuridad y perdido Su camino.

Si ese eres tú, entonces nunca pierdas la esperanza en el poder de Dios. Él ha hecho lo imposible[57] para hacer todas las provisiones para que Sus hijos desarrollen un carácter para el cielo. El carácter es lo único que puedes llevar al cielo, así que por favor, arrepiéntete y sigue a Jesús, aceptando Su sacrificio por ti... aunque sea demasiado tarde.

Su poder para salvar sólo conoce un límite: tu libre albedrío.

Aquellos que ponen sus corazones y afectos en las cosas de este mundo se perderán con esas cosas carnales.

Ni siquiera las descabelladas propuestas de la existencia de la humanidad extendiéndose a otros sistemas estelares podrían esperar sobrevivir a un cuásar activo, que no sólo se desgarra y se quema a través de la materia galáctica tan violentamente que las estrellas cercanas son esquiladas y desparramadas de la existencia y su polvo radiactivo es soplado a través de la galaxia, sino que toda esa energía se concentra en el disco de acreción por la gravedad del agujero negro y es emitida en forma de rayos gamma de alta energía para esterilizar la galaxia de toda vida, completamente. Contemplad la ira del (dulce e inocente) “¡Cordero!”

El análisis científico encuentra que la fase previa de actividad de nuestra galaxia como cuásar terminó hace aproximadamente 6 millones de años,[58] que es también la edad del Cinturón de Orión, que es la parte más joven de las siete estrellas de la forma de reloj de arena de Orión. ¡Esto significa que el propio reloj de Orión se formó como resultado de la actividad del cuásar! En otras palabras, al crear el reloj de esta manera, Dios puso en marcha el último conteo apuntando a la próxima actividad del cuásar que esterilizaría la galaxia de nuevo y la libraría del virus del pecado de una vez por todas, después de que los valiosos “anticuerpos” hayan sido cosechados.

Los relojes divinos tomados en conjunto también tienen una “firma”. Cada ciclo de Orión tiene seis segmentos, y la historia de la experiencia humana escrita dentro del libro de los siete sellos traza este número:

6 segmentos de Orión desde la Creación hasta Cristo en el gran ciclo,
6 segmentos de Orión del ciclo del juicio,
6 ciclos del reloj de Orión completamente dentro de esta última generación, y
6 segmentos del ciclo de la victoria, hasta que venga Jesús, como se explica en la serie de artículos siguiente.

Estas son las contribuciones de otro ángel—6666—que hizo del Tiempo su fuerza, y obró y se sacrificó para restaurar el conocimiento de Dios en la tierra. Aquellos que prestan atención a los relojes de Dios y usan el suero de la sangre de Cristo para reparar su carácter también serán convertidos en ángeles en un momento, en un abrir y cerrar de ojos.

Contra esto, Satanás no puede ganar. Ese ángel caído, cuya única meta es destruir el conocimiento de Dios, es derrotado tan fácilmente como la luz disipa las tinieblas. Ni él ni todas las huestes de ángeles caídos pueden detener lo que se avecina.

Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. (Apocalipsis 12:12)

El ADN espiritual que Jesús ha proporcionado para ti fue obtenido a un gran costo. No fue la sangre (la vida) de un hombre ordinario la que fue sacrificada por ti. Fue el Creador y Rey de un reino cuya inmensidad el Hubble sólo puede dar un indicio. Cuando una persona mira Su sacrificio desde el punto de vista del cielo, que dejó todas las riquezas de un millón de mundos para vagar por esta tierra decrépita, ¿puedes imaginarte el conmovedor “adiós” de antemano? ¿Puedes imaginar el asombro de los ángeles al ser testigos de un Tesoro tan costoso dado a la humanidad, cuya identidad y carácter estaba contenido en el ADN de esa diminuta simiente que fue implantada en el útero de una mujer para crecer en su vientre y nacer en este mundo pecaminoso como el Hijo del Hombre para mostrar al hombre con Su ejemplo cómo elevarse por encima de la degradación causada por el pecado?

La historia de ese asombroso nacimiento es relatada en el artículo de Navidad 2.0, que incluso descubre la fecha en que el Salvador nació en el mundo para ofrecer Su ADN vivo: el 24 del 7º mes del calendario bíblico, que significa los 7 segmentos de la Lista de los Grandes Sábados que abarcan un promedio de 24 años cada uno, a través de la cual Su carácter es concedido.

El Reloj de Jesús Sin embargo, hay mucho más. En los años del juicio, durante los cuales se transcribieron las tres fases del ADN divino, el otro reloj de Dios ha estado haciendo tictac en paralelo, y desde que el reloj de Dios fue descubierto en Orión, ha sido asociado con esos números de la fecha de nacimiento de Cristo, debido a las siete estrellas de la constelación, que simbolizan el triple trono de Dios en medio de las cuatro criaturas vivientes (3 + 4 = 7), y los 24 ancianos alrededor del trono. Como resultado, el nacimiento de Cristo expresa la propia fórmula de Orión:[59] 7 × 24 = 168. Así, cuando una persona mira el reloj de Orión, está viendo el cumpleaños de Jesús representado: 7 estrellas y 24 ancianos, representando el 7º mes, el 24º día del mes.

Además, Dios dio siete ciclos de Orión para guiar a Sus hijos y enseñarles a cumplir Su Ley en la última hora de la gran prueba del hombre. Tres fases de transcripción de ADN más siete rondas del reloj son diez (3 + 7 = 10), aludiendo a los Diez Mandamientos como la gran e inmutable norma de conducta por la que todo hombre será juzgado. Todos los relojes de Dios trabajan juntos para guiar al hombre por los caminos de la rectitud.

Una de las primeras cosas que un estudiante de Orión reconoce cuando mira el reloj son las heridas en Sus manos y pies, como una representación de Su gran sacrificio en la cruz, pero la gran (y a menudo pasada por alto) parte de Su sacrificio de dejar el Cielo a un lado y hacerse hombre también está ahí. ¡Este fue el comienzo de Su vida de sacrificio, que dio para sanarnos y restaurarnos y hacernos completos de nuevo! Fuimos infectados por el pecado, mordidos por la serpiente y envenenados por sus engaños, pero Jesús vino como el Patrón original para corregir lo que estaba dañado en nosotros.

El gen de la vida, la Lista de los Grandes Sábados, corre paralelo al ciclo del juicio del reloj de Orión, y sus rasgos codificados siguen el reloj, porque cada uno de los “codones” (tripletes del año) que marcan un rasgo de carácter en la secuencia de ADN coinciden con o están concretamente relacionados con las fechas señaladas en el reloj, como se ilustra en la siguiente gráfica:[60]

La lista de los sábados altos comparada con el reloj de Orión

Esta es otra “coincidencia” milagrosa que sólo un Maestro Creador podría orquestar. Es así, porque es Su vida y Su sangre; en Orión está la cúspide de todas las enseñanzas de Jesucristo, donde se ve tanto Su nacimiento como Su muerte, un sacrificio completo.

Este maravilloso y exhaustivo mensaje del amor de Cristo por ti fue enviado desde el cielo. Fue entregado por el segundo ungido que siguió a Jesús al venir a este mundo como hombre.[61] Su vida como cristiano también fue entregada en servicio sacrificial al hombre estudiando diligentemente la Palabra de Dios y haciéndose un canal para que Su luz brille en este mundo. El mensaje de Orión y todo lo que implica es el cumplimiento del Apocalipsis:

La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan, que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto. Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca. (Apocalipsis 1:1–3)

El signo del Arca de la AlianzaEl doble sacrificio se muestra de nuevo en la señal del Arca del pacto, donde los dos ungidos están de pie a cada lado. A la derecha de la señal está la Semana de la Pasión, que habla de la muerte de Jesús, y al otro lado, uno esperaría encontrar una alusión a Su nacimiento, ¿verdad? En lugar de Su nacimiento, sin embargo, aparece el nacimiento del segundo ungido.[62] ¿Cómo se conecta esto con el nacimiento de Jesús, y qué dice Dios a través de esta conexión?

Considera el cumpleaños de Jesús, el 24 del 7º mes, en las cifras de la fórmula de Orión. Hay varias maneras de escribir la fórmula de Orión. Por ejemplo,

7 × 24 = 168 (como arriba)

7 × (12 + 12) = 168

7 × 12 + 7 × 12 = 168

Esta última forma expresa el bautismo del 12 de julio del hermano John y el cumpleaños del 12 de julio de su esposa. En esta forma, el primer 7 × 12 representa la fecha de renacimiento del hermano John y el segundo 7 × 12 representa la fecha de nacimiento de su esposa—dos creyentes bautizados unidos (+) en Cristo a través del santo matrimonio.

En la señal del Arca del pacto, el símbolo de este santo matrimonio se encuentra frente al sacrificio de Cristo en el lugar donde uno esperaría ver el nacimiento de Cristo representado, porque el santo matrimonio es la imagen de Dios:

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (Génesis 1:27)

Esta es la imagen de un hombre y una mujer cristianos, ambos hijos de Dios, unidos en Cristo. Es una imagen del “cordón de tres” de Eclesiastés 4:9–12, que representa un matrimonio cristiano como el hermano John explicó en su sermón profético sobre la “ley dominical” en 2013. Esta es la obra que Dios pronunció como “muy buena” en la creación y que selló con Su sello al terminar Su obra perfecta, que no podía ser mejorada.

El Triángulo Matrimonial

Para ser claros, la imagen de Dios NO es la imagen de un hombre casado con un hombre, ni de una mujer casada con una mujer, que son la marca de la bestia. Ni siquiera es la imagen de un hombre cristiano casado con una mujer incrédula, ni de una mujer cristiana casada con un hombre incrédulo. Es el esposo y la esposa bajo Cristo, que está en Orión, y a través de esto, Dios también muestra que el santo matrimonio a imagen de Dios es el símbolo de Su sacrificio de convertirse en humano.

El 24 del 7º mes sólo se menciona una vez en toda la Biblia: Nehemías 9:1 (ver también 8:14). Ese día, hubo una prueba para el pueblo de Dios, que ahora se repite:

Y ya se había apartado la descendencia de Israel de todos los extranjeros; y estando en pie, confesaron sus pecados, y las iniquidades de sus padres. (Nehemías 9:2)

Los “extraños” (o extranjeros) al antiguo Israel representan a todos aquellos que no son de la misma fe. Después de reconstruir el muro, los hijos de Israel hicieron un pacto para ser un pueblo santo. Parte de su purificación para el renacimiento de la nación fue apartar a sus esposas extranjeras.

Ahora, pues, hagamos pacto con nuestro Dios, que despediremos a todas las mujeres y los nacidos de ellas, según el consejo de mi señor y de los que temen el mandamiento de nuestro Dios; y hágase conforme a la ley. (Esdras 10:3)

Esta es la gran prueba que se avecina sobre el pueblo de Dios en todo el mundo. Dios es el mismo ayer, hoy y siempre. Es el mismo Dios de hoy que guiaba a Israel en tiempos del Antiguo Testamento. En los tiempos de Esdras y Nehemías, este día implicaba un gran sacrificio, y fue un día de gran lamento. Sin embargo, de éste salió un pueblo renovado y santo que se separó, como es necesario hoy en día, de toda la falsa adoración, las falsas creencias y las influencias amantes del mundo a su alrededor. Se dedicaron completamente a Dios para caminar en Sus caminos y reflejar Su imagen.

El matrimonio es un símbolo de la unión de Dios con Su pueblo. Separarse de esposas “extrañas” (extranjeras) es un símbolo para dejar las iglesias caídas y apóstatas, que sostienen doctrinas “extrañas” que son ajenas al ADN de Cristo.

Otro símbolo de una iglesia que se ha prostituido aceptando doctrinas ajenas a Cristo es una ramera. ¿Qué dice Dios sobre el matrimonio con una ramera, ya sea espiritual o literal?

¿O no sabéis que el que se une con una ramera, es un cuerpo con ella? Porque dice: Los dos serán una sola carne. (1 Corintios 6:16)

Dios necesita una iglesia verdaderamente pura. ¿Tomarás la decisión de unirte a Él y huir de la lujuria mundana y de las iglesias comprometidas, sin mirar atrás como la esposa de Lot? No tomes la cuestionable vacuna sólo para volver a una iglesia que no ofrece el suero curativo completo de la sangre de Cristo. Compara las enseñanzas de tu iglesia con lo que se ha mostrado a través de la Lista de los Grandes Sábados. Ahora es el momento de aplicar las palabras que Jesús dijo a la mujer que pertenecía a una comunidad con una fe comprometida:

Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre…Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren. (Juan 4:21, 23)

“Ni en el edificio de esta iglesia, ni en el de aquella iglesia”, sino en espíritu y en verdad.

Dios posee una iglesia. No es una gran catedral, ni la iglesia oficial establecida, ni las diversas denominaciones; sino el pueblo que ama a Dios y guarda sus mandamientos. “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. Mateo 18:20. Aunque Cristo esté aún entre unos pocos humildes, ésta es su iglesia, pues sólo la presencia del Alto y Sublime que habita la eternidad puede constituir una iglesia. Donde dos o tres que aman y obedecen los mandamientos de Dios están presentes, Jesús los preside, ya sea en un lugar desolado de la tierra, en el desierto, en la ciudad o encerrados en los muros de una prisión. La gloria de Dios ha penetrado a estas últimas, colmando de gloriosos rayos de luz celestial las oscuras mazmorras. Sus santos pueden sufrir, pero sus sufrimientos, como los apóstoles de antaño, esparcirán su fe y ganarán almas para Cristo y glorificarán su santo nombre. La más amarga oposición dirigida por los que odian la gran norma moral de justicia de Dios no deberían sacudir, ni lo harán, al alma firme que confía plenamente en Dios... {ATO 313}

Dondequiera que estés, toma las verdades espirituales del ADN divino completo. Sólo la completa verdad, la completa obediencia a Dios, te permitirá protegerte de la pérdida eterna. Permanecer en el engaño o continuar apreciando las cosas de este mundo más que las cosas de Dios es perder Su protección y Su salvación.

Acordaos de la mujer de Lot. (Lucas 17:32)

Tenía la salvación en su mano... pero demostró que no era digna de ella al mirar atrás.

¿Qué harás con el suero de ADN divino que tienes ahora en tu mano?

Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad. (Apocalipsis 22:14 RVA)

Entrar por las puertas de la Ciudad Santa evoca la entrada triunfal de Jesús en la Antigua Jerusalén, que es destacada por la estrella Bellatrix en la señal del arca del pacto, donde su indicación del 20 de mayo de 2020 corresponde también al final de los 1335 días de Daniel como se explica en El tiempo no será más, donde se pronuncia la bienaventuranza:

Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. (Daniel 12:12)

Cuál sería esa bendición, exactamente, ha sido una incógnita desde que Daniel escuchó esas palabras. Ahora que la línea de tiempo se ha cumplido y la señal del arca del pacto ha sido revelada, lo que ocurrió especialmente en ese tiempo del segmento de la cima del reloj de Orión cuando se publicó la señal del arca, ¡se puede entender a qué bendición se refiere!

De hecho, las Escrituras contienen las pistas a través de alabanzas muy similares que se escucharon cuando Jesús entró en Jerusalén ese mismo día casi dos milenios antes:

Y la gente que iba delante y la que iba detrás aclamaba, diciendo: ¡Hosanna al Hijo de David! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas! (Mateo 21:9)

A medida que ha llegado el tiempo de entrar en la Jerusalén celestial, la gente hoy también debería haber estado gritando las alabanzas de nuestro Señor, pero no lo han hecho. En cambio, la gente ha sido silenciada por los “fariseos” de hoy con “nadie sabe la hora” y otros sedantes similares. Pero las palabras de Jesús todavía tienen su poder:

Él, respondiendo, les dijo: Os digo que si éstos callaran, las piedras clamarían. (Lucas 19:40)

¿Qué piedras están clamando hoy? Las “piedras de fuego” entre los querubines:

Tú, querubín grande, protector, yo te puse en el santo monte de Dios, allí estuviste; en medio de las piedras de fuego te paseabas. (Ezequiel 28:14)

La señal de los dos ungidos, los querubines protectores, está definida en parte por los orbes ardientes de Betelgeuse y Bellatrix, este último que canta su “hosanna” señalando la entrada triunfal de Jesús en su aniversario del 20 de mayo de 2020.

En el gráfico de la Lista de los Grandes Sábados de arriba, se puede ver que el triplete de 1935 a 1937 corresponde a la posición de Bellatrix. Este triplete, que se refiere a la doctrina de que la última generación del pueblo de Dios en la tierra tiene una obra especial que realizar en el plan de salvación, coincide con la posición del reloj marcada por la estrella Bellatrix, que es la “mujer guerrera” entre las estrellas de Orión, que representa a la iglesia militante que vence el pecado y obtiene la victoria por medio de la fe.

Así, la última generación está aquí, y su bendición fue pronunciada el 20 de mayo de 2020. Es la bendición de entrar en el Reino de Dios, que es su invitación a venir a la cena de bodas del Cordero.

¿Harás los cambios necesarios para conformarte al carácter de Jesús? ¡Por favor, hazlo! Arrepiéntete y conviértete, y sal de Babilonia.

Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. (Apocalipsis 22:17)

1.
Juan 3:4 – Nicodemo le dijo: ¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer? 
2.
Hoy en día hay muchos artículos que explican cómo se hacen o pueden hacerse las vacunas, como el siguiente de Scientific American titulado La ingeniería genética podría hacer una vacuna COVID-19 en meses en lugar de años. Incluye un útil cuadro que ilustra algunos de los muchos métodos que se pueden utilizar para crear una vacuna. 
5.
Mateo 22:30 – Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo. 
6.
Para un estudio más profundo de este punto específico, recomendamos la pieza titulada Amalgama: Declaraciones de Elena G. de White sobre las condiciones del mundo en el tiempo del diluvio por Francis D. Nichol 
8.
Apocalipsis 14:9–11 – Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. 
9.
Definido en Levítico 23:7. Una explicación detallada de los sábados ceremoniales se puede encontrar en la presentación titulada El buque del tiempo. Ver también la sección titulada La cruz incorporada en el tiempo en Los guardianes del tiempo de Dios
10.
Detallado en el hermoso estudio titulado Luna llena en Getsemaní
11.
Un estudio detallado en tres partes de los grandes sábados en comparación con el ADN se puede encontrar en El gen de la vida
12.
Para una introducción concisa y útil, ver este resumen básico de Bioinnova – El código genético
13.
Apocalipsis 14:6–7 – Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas.  
14.
Esto refleja el llamado de Dios a Su pueblo en cada denominación para salir de Babilonia, en contraste con los esfuerzos del mundo para pacificar y unir todas las denominaciones y religiones. 
15.
Se pueden encontrar detalles relevantes en los resultados de búsqueda de Josías Litch en GranjaNubeBlanca.org o en ÚltimoConteo.org
16.
Es decir, la profecía de las setenta semanas de Daniel. 
17.
Ver Salmo 119. 
18.
1 Tesalonicenses 5:6-7 – Por tanto, no durmamos como los demás, sino velemos y seamos sobrios. Pues los que duermen, de noche duermen, y los que se embriagan, de noche se embriagan. 
19.
Se puede encontrar más información sobre este tema histórico en Las líneas del trono – Parte III
20.
Para más información, introduce las palabras "delicada maquinaria " en el cuadro de búsqueda de egwwritings.org
21.
La historia está en 4BIO 97.6 [inglés] 
23.
Éxodo 34:12, 15–16 – Guárdate de hacer alianza con los moradores de la tierra donde has de entrar, para que no sean tropezadero en medio de ti…. Por tanto, no harás alianza con los moradores de aquella tierra; porque fornicarán en pos de sus dioses, y ofrecerán sacrificios a sus dioses, y te invitarán, y comerás de sus sacrificios; o tomando de sus hijas para tus hijos, y fornicando sus hijas en pos de sus dioses, harán fornicar también a tus hijos en pos de los dioses de ellas. 
24.
Éxodo 23:30, 33 – Poco a poco los echaré de delante de ti, hasta que te multipliques y tomes posesión de la tierra. En tu tierra no habitarán, no sea que te hagan pecar contra mí sirviendo a sus dioses, porque te será tropiezo. 
26.
Para entender el papel del papa en la iniciativa de paz israelí, por favor lee El acuerdo de los espíritus inmundos
27.
Juan 16:33 – Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. 
28.
Juan 14:9 – Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? 
29.
Como se detalla en La cosecha final 
30.
Este principio se explica en detalle en El poder del Padre
31.
Wikipedia – Pecados capitales 
32.
MR Campacho tv – HR 6666 
33.
De nuevo, estos temas se exploran más a fondo en El misterio de la Ciudad Santa
34.
The San Diego Union Tribune – Papa: Ricos no deben tener prioridad para vacuna 
36.
Mateo 24:38–39 – Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. 
38.
Apocalipsis 7:16 – Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; 
39.
Mateo 4:7 – Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. 
43.
Como algunos suponen que significa: Certificate Of Vaccination-IDentification que significa: Certificado de Identificación de Vacunación 
44.
Lucas 11:52 – ¡Ay de vosotros, intérpretes de la ley! porque habéis quitado la llave de la ciencia; vosotros mismos no entrasteis, y a los que entraban se lo impedisteis. 
45.
Ver Juan 9. 
46.
En su video del 19 de julio de 2020. 
53.
1 Juan 2:17 – Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre. 
54.
1 Corintios 15:52 – en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. 
56.
Juan 10:17 – Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar. 
57.
Mateo 19:26 – Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible. 
59.
El significado de la fórmula de Orión y cómo se relaciona con el plan de salvación se explica en detalle en la presentación de Orión
60.
Descargable en alta resolución en la página de descargas de UltimoConteo.org. 
61.
Por favor, lee El misterio de la Ciudad Santa – Parte III para más información sobre este tema. 
62.
Ver Tesoros del Arca perdida y publicaciones posteriores para la explicación completa de la señal del arca del pacto. 
Boletín (Telegram)
¡Queremos encontrarte pronto en la nube! Suscríbete a nuestro BOLETÍN ALNITAK para recibir las últimas noticias de nuestro movimiento de los adventistas del gran sábado de primera mano. ¡NO PIERDAS EL TREN!
Suscribir ahora...
Estudiar
Estudia los primeros 7 años de nuestro movimiento. Aprende cómo Dios nos dirigió y cómo nos alistó para servir por otros 7 años en la tierra en malos tiempos, en vez de ir al Cielo con nuestro Señor.
¡Ir a UltimoConteo.org!
Contacto
Si estás pensando en fundar tu propio grupo pequeño, por favor ponte en contacto con nosotros para que te podamos dar consejos valiosos. Si Dios nos muestra qué te ha elegido como líder, también recibirás una invitación a nuestro foro de los 144.000 Remanentes.
Contactar ahora...

Many Waters of Paraguay

144000-Remnant.WhiteCloudFarm.org (nuestro Refugio para los 144.000 en el tiempo de escasez: plataforma de foro, video y red social)
UltimoConteo.WhiteCloudFarm.org (estudios básicos de los primeros 7 años desde enero de 2010)
Canal GranjaNubeBlanca (nuestro propio canal de vídeos)

iubenda Certified Silver Partner

0
Compartido