+1 (302) 703 9859
El aceite en las lámparas de los sabios

 

Al mirar la vela en mi escritorio, pienso en quién me la dio y lo que significa. En realidad, hay dos velas en una, porque tiene dos mechas. Es un símbolo para los Dos Testigos, según el simbolismo de las lámparas:

Yo les daré poder a mis dos testigosEstos testigos sonlas dos lámparas que están ante el Señor de la tierra. (Apocalipsis 11:3-4 PDT)

Los dos testigos representan muchas cosas, incluyendo dos personas individuales, que los estudiantes de profecía a menudo están ansiosos de identificar. Conozco a esas dos personas, pero lo primero que pienso es en cómo esta vela simboliza a los dos testigos de otras maneras. Las dos mechas están en un frasco de vidrio lleno de cera. Esto significa que no importa qué mecha esté encendida, siempre es la misma cera la que alimenta la llama. Pero normalmente a nadie se le ocurriría la idea de encender sólo una de las mechas.

Mi Vela Mientras sigo pensando en lo que voy a escribir, mi vela está inicialmente apagada. Me pregunto si encender las mechas podría compararse con “dar poder” a los dos testigos. Cuando me dieron esta vela, me dijeron que si alguna vez necesitaba inspiración para escribir, sólo debía encenderla. Nunca he sido supersticioso, pero a medida que he ido creciendo en mi comprensión de la palabra de Dios, también ha crecido mi apreciación de los símbolos bíblicos, y las señales, y presagios—mucho más de lo que alguna vez lo hice. Sin embargo, no enciendo la vela porque crea que tiene propiedades mágicas para inspirarme, pero al abrir la tapa, mi alma respira una oración a Dios que Él recibe como la explosión de fragancia que de repente se eleva a mi nariz.

Suba mi oración delante de ti como el incienso… (Salmo 141:2)

Como escritor, sé que necesito la ayuda de Dios, especialmente en este tema. Sin el Espíritu Santo, mis palabras simplemente carecerían de fuerza. Me duele el corazón al pensar en la profundidad de lo que necesita ser comunicado, y me pregunto cómo encontraré la fuerza y la habilidad para hacerlo. Decido firmemente encender la vela hoy como una expresión de mi total desesperación y dependencia en Dios para la elección de las palabras correctas.

El Testigo Fiel y Verdadero

Si miramos en el libro de Apocalipsis, podemos identificar fácilmente a uno de los dos testigos. La palabra “testigo” aparece allí sólo tres veces más, y cada vez está relacionada con Jesús. De hecho, desde el principio, Juan saluda a los que recibirán el Apocalipsis usando exactamente esa expresión:

Gracia y paz a vosotros… de Jesucristo el testigo fiel. (Apocalipsis 1:4-5)

Entonces, hablando a los Laodicenses, Jesús se identifica como uno de los dos testigos. En las ediciones de la Santa Biblia en letras rojas, todo este versículo está impreso en tinta roja para indicar que son palabras de Jesucristo las que fueron literalmente dictadas a Juan:

Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero… dice esto: (Apocalipsis 3:14)

Pienso en el hecho de que Jesús testificó de Sí mismo como uno de los dos testigos, y cómo los fariseos lo rechazaron con el argumento de que Él testificaba de Sí mismo:

Entonces los fariseos le dijeron: Tú das testimonio acerca de ti mismo; tu testimonio no es verdadero. Respondió Jesús y les dijo: Aunque yo doy testimonio acerca de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque sé de dónde he venido y a dónde voy; pero vosotros no sabéis de dónde vengo, ni a dónde voy. (Juan 8:13-14)

Me doy cuenta de que no es diferente en la actualidad. En aquel tiempo, Jesús apareció en la tierra, pero ahora ha aparecido en los cielos. Recuerdo cómo encontré el mensaje de Orión en el año 2010. La crisis económica de 2008 me había despertado del sueño, y sabía que el Espíritu de Dios tenía que esparcirse por la tierra. En algún momento me dije a mí mismo: “Seguramente otros también están interesados en el regreso de Jesús. Tal vez pueda encontrar a alguien que estudie activamente el tema de Su venida”. No me decepcioné cuando mi búsqueda me llevó a una conversación sobre el “reloj” de Orión. En la presentación de Orión, encontré a Jesús apareciendo como Orión, la constelación más brillante del cielo nocturno.

A medida que enciendo un fósforo y lo bajo cuidadosamente para que la llama cubra una de las mechas de mi vela, pienso en cómo Jesús se llamó a Sí mismo la Luz del mundo.

Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida. (Juan 8:12)

Debido a que el cumpleaños de Jesús es más temprano de lo que el mundo lo celebra, ya estamos cantando las canciones para esta temporada, y algunas de las palabras de la canción Oh Noche Santa ahora vienen a mi mente. Espero que me perdonen si empiezo a cantar aquí. A menudo me resulta difícil abstenerme, al menos en privado. La música es para la letra lo que la experiencia es para la historia, y para mí, “las estrellas resplandecen brillantemente” de nuevo, como lo hicieron cuando Jesús nació. A menos que una persona haya anhelado y esperado algo por mucho tiempo, es imposible estimar cuán maravilloso fue cuando la Luz finalmente vino al mundo que había estado plagado por el pecado durante cuatro milenios.

Fragmento de la música de “Oh Noche santa”

Estas palabras describen cómo el sacrificio de Jesús hizo claro el verdadero valor de un alma, porque Él estaba dispuesto a renunciar a todo y morir para redimir a los pecadores. El Ser más rico del universo valoraba la vida de otros más que la Suya, ¡por incomprensible que esto parezca!

Nunca antes la familia humana había experimentado este tipo de amor. A Sus ojos, ¡tu vida valía más que la Suya! Tu vida valía más para Él que ser el Príncipe del universo. Cuando eso penetra en la mente, cambia a la persona. Promueve la verdadera autoestima, que no proviene de la confianza en sí mismo, sino de una verdadera percepción del valor que uno tiene a los ojos de Dios.

Así es como me sentí cuando estudié el mensaje de Orión. Ya sabía que el Cielo estaba en Orión, así que la perspectiva del regreso de Jesús desde Orión emocionó mi alma. Entrelazado con eso había un mensaje bíblico de gran alcance sobre Su sacrificio por mí, un Adventista del Séptimo Día. Mientras estudiaba sobre el reloj las veinticuatro horas del día (con la intención de hacer un juego de palabras), cooperé con Jesús, quien estaba explorando mi corazón punto por punto.

Siempre me había preguntado si habría podido reconocer a Jesús si lo hubiera visto. Ahora lo vi, no con mis propios ojos como si estuviera en la carne como el primer testigo, sino que lo vi en el cielo con la vista espiritual provista por el segundo testigo.

Una ayuda idónea para él

Recuerdo cuánto tiempo me tomó en mi trayectoria espiritual entender que Jesús no era la única luz en este mundo, y que cuando dice que Él es el testigo fiel, no significa que Él sea el único testigo. Mas bien significa que Él es el fiel de los dos testigos.

Aunque sé quién es el otro testigo, y también sé que yo no soy el otro testigo, pienso en mi propia infidelidad y me pregunto cómo puede ser que alguien que una vez fue infiel (es decir, un pecador) pueda ser representado por una mecha idéntica en la misma vela junto con Jesús. Tengo gran reverencia por el poder de Jesús para salvar a un alma de los escombros y la desolación del pecado, y de convertirlo en el hermano del Señor, incluso en un igual en cierto sentido. Pienso en el sacrificio que Jesús hizo para que esto fuera posible, y me asombra el poder que hay en esta llama solitaria.

La luz ha llegado al mundo Por un momento, siento la soledad de la vida de Jesús. La otra mecha, que aún no ha sido encendida, parece tan extraña y fuera de armonía. Y sin embargo, ese ha sido el caso durante los últimos dos milenios desde que la luz de Cristo ha estado brillando en este mundo. Él ha estado solo.

Una pesadez se apodera de mí, y en lugar de encender la otra mecha, apago el fósforo antes de que me queme los dedos. Pienso en las palabras de Dios:

Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. (Génesis 2:18)

Ya que Jesús fue el segundo Adán,[1] empiezo a preguntarme acerca de Su “Eva”. Él no se entregó a un solo individuo en la tierra, sino a toda la raza humana. Sin embargo, entre toda la raza humana, es notable cuán solitaria fue la obra de Cristo:

He pisado yo solo el lagar, y de los pueblos nadie había conmigo; los pisé con mi ira, y los hollé con mi furor; y su sangre salpicó mis vestidos, y manché todas mis ropas. Porque el día de la venganza está en mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado. Miré, y no había quien ayudara, y me maravillé que no hubiera quien sustentase; y me salvó mi brazo, y me sostuvo mi ira. (Isaías 63:3-5)

Siento una renovada determinación de estar junto al Señor como nunca antes, sólo por Su causa. Yo sé que Él puede salvarse a sí mismo por Su propio brazo derecho, pero eso no significa que esté bien de esa manera. Puede parecer extraño que el Señor deba ser ayudado, pero ¿no es así? ¿Acaso no tiene cada gobernante y cada cabeza de familia y cada comandante militar la ayuda de la gente que está bajo su mando? Trágicamente, ¡en ninguna parte prevalece más la mentalidad del merecimiento que en el pensamiento espiritual! Muchos quieren que un Salvador les sirva, pero pocos se preocupan por servir a un Señor, especialmente cuando hay costos involucrados.

El Padre y el Hijo hicieron a la humanidad (la unión del hombre y la mujer) a Su imagen.

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree…Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (Génesis 1:26-27)

La iglesia es la “esposa” de Jesús, Su igual en el sentido de ejercer la misma fe, creer en su Esposo y estar a Su lado como la otra mecha de la vela, utilizando el mismo alimento divino que le permitió brillar como una luz en el mundo.

Entre tanto que estoy en el mundo, luz soy del mundo. (Juan 9:5)

Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. (Mateo 5:14)

Apocalipsis habla de los justos en términos que también reflejan sumisión y fe:

Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. (Apocalipsis 14:12)

Noten ambos aspectos: la obediencia al Señor y la fe en Su salvación. Cuando es visto como un individuo, el segundo testigo debe ser alguien que representa a la iglesia pura, el pueblo de Dios que no está contaminado por el mundo.

Después de haber estudiado todos los escritos acerca del mensaje de Orión, todavía tenía hambre de más. El autor había compartico a sus lectores que tenía otro estudio en curso en ese momento, así que me puse en contacto con él con la esperanza de conocer más acerca de ese estudio. Una cosa llevó a la otra y a mediados de agosto de 2011, me uní al Foro de los “144.000”, que acababa de ser creado.

Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. (Apocalipsis 14:1)

Pronto reconocí que mi creencia en el reloj de Orión me había abierto una puerta y me había concedido un privilegio que no estaba disponible para los demás. Pero de lo que aún no me había dado cuenta era de cuánto me costaría mi fe.

Además de ser un testigo fiel en el sentido de testificarnos del amor del Padre y de la buena voluntad de dar todo el cielo a Sus criaturas, Jesús fue también un testigo fiel en el sentido de ser un mártir fiel. Jesús fue martirizado por Su creencia de que era el Hijo de Dios, el Cordero que quita el pecado del mundo.

Por esta razón los judíos aún más procuraban matarle, porque no solo quebrantaba el sábado sino que también llamaba a Dios su propio Padre, haciéndose igual a Dios. (Juan 5:18 RVA2015)

Aunque era igual a Dios, Jesús se sometió a la voluntad del Padre, incluso a la muerte en la cruz.[2] Los orgullosos no pueden entenderlo, porque para ellos la igualdad significa el poder de hacer valer su propia voluntad, y no de someterse.

Considerando que los 144.000 son los que en su boca no fue hallada mentira que serán recibidos directamente en el cielo sin gustar la muerte, ellos forman el cuerpo de la esposa inmaculada de Cristo que se habrá preparado a sí misma.

Vela de los novios Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado. Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos. (Apocalipsis 19:7-8)

En algún momento, la novia se vuelve sin mancha (sin pecado) como Cristo, como Su contraparte igual. Esa no es una creencia bien recibida. De hecho, lo contrario se ha convertido en el lema de las iglesias: “Pecaremos hasta que Jesús venga.” Entonces, ¿no es la creencia en ser parte de los 144.000 muy similar a la situación que Jesús enfrentó, afirmando una especie de igualdad con Dios?

Otra vez, el Salvador dice:

Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. (Mateo 5:48)

Sin embargo, las Escrituras también dicen:

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. (1 Juan 1:8)

¿Cómo podemos reconciliar esto? Otra vez, las Escrituras dicen:

Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza… (1 Corintios 11:10)

La perfección de Cristo fue demostrada en última instancia por Su amor y confianza en el Padre. De la misma manera, la perfección de los santos es a través de su amor y confianza en su Señor, Jesucristo, y no de ellos mismos.

Al igual que en el matrimonio, la posición de igualdad no entra en conflicto con la humildad ni contradice el rango. La novia de Cristo es humilde y se somete a su Esposo obedeciendo Sus mandamientos. Y ella es inquebrantable en la fe de que está bajo Su protección amorosa, incluso hasta la muerte en la cruz, si es necesario. Su devoción es igual a la de su Esposo, como lo ilustran las dos mechas iguales de la vela, y su luz es extraída de la misma fuente profunda de amor que la de Él.

Si una persona no quiere ser libre de pecado, nunca debe unirse a los 144.000 que luchan por eso. No hay lugar para el orgullo o las luchas de poder entre ellos. Aquellos que están más cerca del núcleo de la obra son más conscientes de las terribles consecuencias del pecado sobre su carácter, y se lavan más a fondo en el torrente carmesí. Es como dice el versículo: Se le “concede” a la novia que se vista de blanco, una vez que se ha preparado.

Cuando encontré el mensaje de Orión en 2010, era un tiempo emocionante en la historia de “mi pueblo”. Un nuevo líder había sido elegido para presidir la iglesia. Un profeta había surgido con sueños de consuelo y guía para la iglesia. Había mucha expectativa de que había llegado el momento para que la iglesia fuera purificada como la novia del Cordero...

Ya han pasado ocho años.

El dolor me hace cambiar deliberadamente de pensamiento.

Los dos lados de la palabra de Dios

De Jesús está escrito:

En el principio era la Palabra, y la Palabra era con Dios, y la Palabra era Dios. (Juan 1:1 RVA2015)

Jesús es la Palabra, y por supuesto la Palabra es la Biblia—el Antiguo y el Nuevo Testamento. Esta es otra manera de decir que Jesús personifica el pacto de Dios con la humanidad. Él cumplió el Antiguo Testamento, y como Hijo de Dios, Su muerte cumplió Su pacto de sangre para salvar al mundo. Esa es otra razón por la que hay dos testigos: son dos testamentos.

Al mirar mi vela, reconozco que las dos mechas representan los dos pactos. Viendo la luz del primer pacto que fluye constantemente, pienso en lo que significa que Jesús cumplió la ley y los profetas (el Antiguo Testamento).

No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. (Mateo 5:17)

Cada pacto impone obligaciones a ambas partes, y se requiere que ambas partes cumplan con su parte del trato. Al dar Su vida misma—después de derramar Su amor sobre la raza humana durante cuatro milenios—Jesús hizo todo lo que estaba en Su poder para salvarla. No se podía haber dado un amor más grande, y no se necesitaba un amor más grande, porque Su sacrificio fue suficiente. La muerte de Cristo fue necesaria y suficiente para la salvación de la humanidad.

Es fácil ver cómo el sacrificio de Jesús fue necesario para pagar el precio del pecado, pero si fue suficiente, ¿por qué Jesús no nos ha llevado a todos al cielo todavía? ¿Por qué los justos muertos aún yacen en el sepulcro,[3] cuando claramente Jesús tiene poder sobre el sepulcro? Una sola mecha encendida para Jesús desafía de alguna manera la lógica de que “todo fue hecho en la cruz”.

Dos largos milenios después de la llegada de la Luz al mundo, tenemos que preguntarnos por qué se tarda tanto. ¿Había todavía una condición insatisfecha en el pacto, por parte de los hombres? ¿Podrían las dos lámparas representar también los dos lados o partes del pacto—el lado divino y el lado humano—y no sólo el Antiguo y el Nuevo Testamento? Los Diez Mandamientos, que son el pacto, están divididos en dos tablas que abarcan las obligaciones del hombre con respecto a cada parte: la divina (primera tabla) y la humana (segunda tabla).

Vela de los Diez Mandamientos Es verdad que el sacrificio de Jesús fue suficiente para salvar al mundo, pero eso no significa que todo fue hecho en la cruz. La Biblia también es suficiente para guiar los pasos de un hombre, pero si no la lee, tropezará.

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino. (Salmos 119:105)

Antes de decidir encender la otra mecha de mi vela, pienso en las obligaciones del hombre bajo el pacto. Me pregunto si realmente se han cumplido todas las condiciones. Si la primera llama representa que los términos del pacto de Dios con la tierra fueron cumplidos por Jesús, el primer testigo, entonces encender la segunda mecha debe significar que las obligaciones del hombre con el cielo han sido cumplidas por el segundo testigo.

Dudo en encenderla cuando pienso en estas cosas. ¿He cumplido mi parte, personalmente? ¿Y como iglesia?

El Foro de los 144.000 fue creado por necesidad. El profeta que había surgido en mi iglesia se reforzó contra la fijación de fechas, como prácticamente todos los cristianos de hoy, pero con su arma “divina”. Sin embargo, los adventistas no siempre fueron así. En el pasado, las profecías de tiempo tenían un énfasis tan importante en su predicación que no había lugar para la mentalidad contra la fijación de fechas. Fue el impecable historial de decodificación de la profecía bíblica del tiempo lo que había dado a los adventistas su fe inquebrantable.

Esto es significativo, porque fue precisamente lo mismo que le dio a Jesús la confianza para cumplir perfectamente Su parte del pacto con el mundo. Su muerte en el año 31 d.C. cumplió exactamente las profecías de tiempo de Daniel, tal como predicaban los adventistas. Él sabía cuándo Su tiempo había llegado,[4] y eso es lo que le dio la confianza para completar Su sacrificio como el Cordero de Dios. Además de la oración, fue el Espíritu de Profecía en la palabra escrita lo que guio a nuestro Señor. Él vivió la vida que Él—la Palabra—había hablado previamente a los profetas de la antigüedad.

…porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía. (Apocalipsis 19:10)

Cuando miro mi vela, pienso en cómo ambas mechas están incrustadas en la misma cera. La cera para velas más comúnmente utilizada, la parafina, es un producto del petróleo. Otras ceras para velas están hechas de otros tipos de aceite. La cera de la vela es como el aceite de los candeleros, que representa al Espíritu Santo que alimenta o inspira a los dos testigos.

Si la segunda mecha, una vez encendida, debe tomar del mismo Espíritu que nuestro Señor, entonces la profecía de tiempo también debe ser la base para que la iglesia entienda su propia identidad. La iglesia debe conocer su tiempo, como su Redentor conoció el Suyo.

Cuando entré al foro, lo primero que tuve que leer fue el mensaje de apertura del autor de la presentación de Orión, que ahora se había convertido en el administrador del Foro (el énfasis es mío):

Queridos hermanos de habla alemana,

Me gustaría responder a sus preguntas sobre lo que está sucediendo con el sitio web y decirles que esperé en oración la instrucción divina sobre cómo proceder. No puedo hacerlo sin Dios, porque no soy un lunático egoísta y no quiero ser blasfemo. Un hermano sudamericano, que al principio estaba de mi lado, también me atacó extremadamente por culpa de Ernie [Knoll], y eso me puso muy triste. Era un hermano joven, a quien tuve que amonestar repetidamente debido a estudios que no son más que fijar fechas, pero que, en mi opinión, había hecho una muy hermosa derivación de Orión de la Biblia. Él había encontrado casi todo el artículo “Siete pasos a la eternidad”[5] por sí mismo en la Biblia y pensé que no podía caer en la trampa de Ernie. Él también me había defendido de Ernie y le envió un largo correo electrónico. Pero ahora él y todo su grupo también han caído. Y una vez más, fue por orgullo, porque él quería encontrar “nueva luz” por sí mismo. Él también fue iniciado en la tercera parte de la serie de las sombras, pero no la estudió ni la comprendió. Es simplemente desconcertante ver a la gente caer por docenas, y son tan pocos los que quedan.

Me gustaría continuar públicamente sólo cuando reciba instrucciones notorias del Padre. El profeta[6] se ha ido, y eso no hace las cosas fáciles para una persona, especialmente porque Ernie dice que soy un hombre guiado por Satanás, no sólo en sueños, sino también en todas sus cartas a hermanos y hermanas. Dos falsos testigos también fueron puestos en mí contra (la pareja de tramposos que estaban en mi granja [en mayo de 2011]) y Ernie ahora parece escribir sus sueños él mismo. Muchos de ustedes ya se han dado cuenta de esto. El sueño “El entretenimiento vs. la verdad” parece ser especialmente una invención de Ernie. Le he escrito y ahora me amenaza personalmente con la muerte eterna por las llamas si continúo. Sólo puedes defenderte de tantas mentiras y acusaciones de la manera en que Jesús luchó... con silencio... “desconectándote”, es decir, estando fuera del público.

Primero, por favor estudien muy cuidadosamente lo que escribí en mi mensaje de “despedida”. Esto es muy profundo, porque según Elena G. de White, los 144.000 tienen que pasar exactamente por las mismas experiencias que Jesús pasó. Por supuesto, yo no soy Jesús, pero Jesús es nuestro ejemplo para los tiempos finales. Tampoco soy yo personalmente quien está siendo atacado, aunque se mencione mi nombre, pero es el Padre quien está siendo atacado. Quienquiera que llame al reloj de Orión del Padre una mentira de Satanás ataca el carácter del Padre y lo llama mentiroso.

Jesús en el árbol de olivo El sufrimiento de Jesús comenzó en Getsemaní. Él había tenido la Santa Cena con Sus discípulos, y nosotros también la celebramos con Él porque aprendimos de Jesús cuándo fue ese día exactamente, y lo que pasó el 25 de mayo del año 31 d.C.[7] Pero muchos de nosotros dormimos en el jardín de Getsemaní en vez de despertarnos, y así dejamos que Jesús orara solo. Esto debe cambiar ahora. El domingo anterior, los fariseos ya habían decidido matar a Jesús y dispersar a Sus seguidores, así que el ministerio de Ernie Knoll también ha decidido acusar a John Scotram de blasfemia, impidiéndoles a ustedes seguir a Jesús al Lugar Santísimo en el Santuario Celestial de Orión y así formar parte de los 144.000.

Jesús fue abandonado por Sus discípulos durante Su encarcelamiento. Sólo dos le siguieron a los tribunales. Pero todos ustedes conocen la triste historia de Pedro, quien incluso negó a su Maestro tres veces. Siguieron falsas acusaciones y juicios. La escena que está teniendo lugar ahora mismo, la he puesto para ustedes en la página web como un “mensaje de despedida”. Lean profundamente y pregúntense quién es el actual sumo sacerdote, que rasga sus vestiduras en el siguiente versículo, y llama a Jesús un blasfemo. No, no es Ted Wilson. Él no es un “sumo sacerdote”. Es Ernie Knoll, a quien Jesús le dio el alto cargo para preparar el camino del cuarto ángel.

Mi pregunta es... ¿Cómo puedo continuar si Dios Padre permite que el profeta caiga tan terriblemente? Quizá esté pasando por alto algo, pero necesito tiempo y descanso. Respondo demasiadas cartas y preguntas todos los días, y traduzco todo al español y al inglés, así que ya no puedo tener la cabeza despejada. La carga que pesa sobre un individuo es demasiado grande, tanto en términos de trabajo como de fuerza mental. Me siento abandonado por Dios y por el pueblo, y debo pedirle fuerza a Dios. Sus oraciones también ayudarán.

Por lo tanto, ahora me he desconectado, así como Jesús se “desconectó” y sólo dijo que ahora verían al Hijo del Hombre a la diestra del Padre (Orión) y viniendo en las nubes del cielo (la tercera parte del estudio de las sombras con el día exacto y mucho más). Incluso Elena G. de White estuvo tan retraída una vez y no dio más testimonios cuando la iglesia había caído en tal incredulidad, que la atacó. Se supone que no debemos arrojar perlas a los cerdos. Creo que hoy es aún peor que cuando Elena de White estuvo aquí.

Si puedo compararme a mí mismo con este movimiento y con el primer Miller, entonces también me pregunto dónde están los otros “Miller”, que han comenzado a predicar en todas partes del mundo. Uno usaría el Internet hoy en día, porque de otra manera la luz del cuarto ángel difícilmente podría llenar el mundo ENTERO con Su gloria. Pero también pensé que tal vez Dios tiene un plan que va más allá de mi entendimiento. Hasta ahora, sólo había un hermano, en México, que al menos citó mi sitio, pero cuando no le permití venir a mi granja debido a su agresión hacia mí, él (por orgullo herido otra vez) se convirtió en un enemigo total de mis estudios y quitó el enlace.

El único que va a poner en marcha una página web es Gerhard Traweger. Y creo que es un digno sucesor público para mí, aunque aún no haya sido bautizado como adventista del séptimo día.[8] Pero eso pronto será remediado. De las filas de los ASD, al menos conozco a unos pocos que realmente predican el mensaje con diligencia en su entorno. Del área de habla hispana, sólo queda un hermano que me ayuda un poco con las traducciones, pero tienen que ser completamente revisadas y puestas en HTML, porque sólo conoce Word, y un “nuevo grupo familiar” que acaba de empezar a estudiar. Pero siguen siendo demasiado “nuevos” para mí como para juzgar. Todos los demás “sudamericanos” se volvieron contra mí por culpa de Ernie. Esto es típico de Sudamérica, donde el “pastor” cuenta más que el estudio.

En el área de habla inglesa, siempre hemos tenido los mayores problemas. Ya que un falso profeta (Ron Beaulieu) ya se había levantado contra mí al principio, y me echaron de todos los foros, el mensaje de Orión estaba disturbado desde el principio. Un hermano que me acompañó contra Ron, más tarde me llamó “loco” por el sueño del “Reloj de arena” y me prohibió incluso que le escribiera. En todos los Estados Unidos y donde se habla inglés, tenemos dos hermanas (que también son hermanas de sangre) que creen en el mensaje de Orión. Pero no quieren saber nada de los sueños de Ernie, y es también por eso que no pudieron caer en ese aspecto. Recientemente dos hermanos (que también son verdaderos hermanos de sangre) de los EE. UU. se unieron a nosotros.[9] Uno ha empezado a presentar los estudios en un inglés aún mejor (un artículo hasta ahora) y el otro ha empezado a descifrar la tercera parte de la serie de las sombras (ver abajo). Desafortunadamente, su tiempo disponible es muy corto y también noto muchas dudas con el segundo, que hasta hace poco todavía pertenecía al equipo de edición de Ernie. Ernie ahora ha puesto todas las correcciones en las manos de Becky,[10] quien también piensa que soy una persona guiada por Satanás. Sé por este hermano que incluso después de las correcciones gramaticales iniciales, Ernie hace cambios considerables en los sueños, de los que su anterior equipo de edición ni siquiera sabía nada. La mayoría de ellos creía que los sueños se habían publicado como habían sido corregidos, y fue sólo cuando los señalé en mis artículos que lo reconocieron cuando volvieron a leer los sueños publicados en el sitio web. Por lo tanto, es comprensible que a Ernie le gustaría verme calcinado en “el fuego del infierno”, como también me expresó en un correo personal.

Si sumo todo después de un año y medio de proclamación pública del mensaje de Orión, llego a una docena de personas que todavía están conmigo, y también debo contar a todas las mujeres que creen activamente en el mensaje de Orión del Padre. Hay muchas personas semi-interesadas que lo olfatean, pero que realmente no estudian ni entienden nada profundamente. Requiere mucho trabajo escribir a estas personas un montón de correos todos los días. Algunas personas sólo quieren mantener amistad conmigo porque se preguntan si yo podría tener la verdad después de todo. Pero no están listos para reformar sus vidas y aceptar las enseñanzas personales de Orión para sus vidas. Carecen del poder de Jesús que lleva a la obediencia. Se puede ver en las preguntas que no están realmente interesados en los estudios. Pero algunos escriben hasta cuatro o cinco correos al día, y hasta ahora, tuve que responderlos por cortesía y por la publicidad del mensaje de Orión. Ahora estoy aliviado de esta última obligación al desconectarme y espero encontrar más tiempo para servir a mi Dios de otra manera.

Personalmente creo que el mensaje de Orión ya ha sido suficientemente dado para trazar una línea bajo la fase I de la proclamación. Algunos de ustedes saben que había recibido una instrucción especial de Jesús en un “sueño” personal o “visión a medio despertar” y me explicó que todo lo que Él hizo debía servirnos de ejemplo para este tiempo del fin. Él primero encontró a los doce y luego los setenta, así que yo también debería encontrar a los doce y luego los 144.000. Creo que sólo se encontrarán muy pocos hermanos de las filas de los Adventistas del Séptimo Día que todavía puedan pertenecer a estos doce. Por eso Dios permite que Ernie actúe como lo hace. La primera fase del gran zarandeo está llegando a su culminación, o ya ha terminado. Eso es lo que dice su sueño: que pronto el último adventista será sellado. Por favor, hagan las cuentas...

Somos unos 17 millones de adventistas. Si en la actualidad sólo uno de cada 20.000 está sellado (como dicen los últimos sueños de Ernie), entonces uno con pura matemática llega a 850 adventistas. ¡Eso ni siquiera es el uno por ciento de los 144.000! Y sólo una pequeña parte de ellos, a su vez, serán los líderes de los 850. Estos deben encontrar primero a los 144.000 restantes (personas que todavía pueden ser bautizadas como adventistas y representar a los “obreros de la hora undécima”). Estos 144.000 llamarán entonces a la gran multitud a salir de las congregaciones babilónicas, que desafortunadamente tendrán que dar testimonio de Jesús a través de su muerte como mártires. Además, comparen el sueño de “Palabras suaves o entrega total”. En este sueño, los “ángeles mensajeros” dan un cierto rollo a los 144.000, y este rollo será ahora el tema de los correos personales que les escribiré a ustedes.

Un ángel mensajero Para mí, estos ángeles mensajeros son los 24 ancianos del reloj de Orión y Apocalipsis 4, y las doce estrellas en la corona de la mujer pura de Apocalipsis 12, los líderes de los 144.000. No sé si realmente serán 24 o sólo doce, o incluso unos pocos más de doce o 24, no lo sé.[11] Pero Dios me estaba guiando con esta desconexión. Fue una prueba final para ustedes que ahora recibirán esta carta. Todas y cada una de las personas que recibieron esta carta de parte mía me habían preguntado por qué me había desconectado. Todos han pasado mucho tiempo estudiando en mi sitio web y me han hecho preguntas que muestran que su sed por el Espíritu Santo los guía. No me pareció tan importante si también habían adquirido el conocimiento de la tercera parte del estudio de las sombras, sino más bien si confesaban abiertamente haber reconocido a Jesús en Orión. Aquellos que en la fase I del fuerte clamor ya han reconocido que este estudio es verdad pueden ahora entrar en la fase II, que ya no será pública para todos los Adventistas del Séptimo Día, pero esta proclamación del tiempo (y mucho más) servirá para unir a los “doce” y encontrar a los “850” que entonces encontrarán a los 144.000.

Cada uno de ustedes que quisiera, ahora sería comisionado a familiarizarse profundamente con la tercera parte de la serie de las sombras, que sólo estará disponible para ustedes, y a reconocer las armonías del divino plan de salvación, la Biblia, el Espíritu de Profecía, y el estudio de Orión. Depende de ustedes hacer todo lo que ya he hecho una vez, junto con el Espíritu Santo, para alcanzar a los que les rodean. Por supuesto, ustedes deben proceder en la secuencia de Daniel 11:44.... Primero las noticias del este (Orión = santuario celestial). Cualquiera que acepte este mensaje y reconozca a Jesús en Orión está listo para recibir las segundas noticias del norte (el santuario terrenal = la tercera parte de la serie de las sombras). No los conozco a todos tan bien para poder decir si guardan el mensaje pro salud, o cómo viven sus vidas. Tengo que confiar en el hecho de que el conocimiento de Orión ya es una señal de que uno pertenece a los doce o a los 24. Pero no he escrito a algunos que conozco que creen en el mensaje de Orión hasta cierto punto, pero que desobedecen las enseñanzas adventistas básicas, y creo que es así como ustedes deberían continuar en el futuro.

De acuerdo a Daniel 12:3, ustedes son MAESTROS y entienden el misterio de las siete estrellas de Apocalipsis 1,[12] y estos son los LIDERES del remanente que forman la verdadera iglesia de Dios. Estamos exactamente a siete meses (nuestros “siete días”) de la gran catástrofe, y tenemos que usar estos siete meses para encontrar al resto de los líderes y consolidar nuestro conocimiento y llegar a los 144.000. Los apoyaré lo mejor que pueda. No debemos rehuir el trabajo en Internet. Les proporcionaré material... por ejemplo, los artículos en formato PDF. La obra en Facebook es ciertamente interesante. Yo mismo reactivaré pronto mi cuenta allí, pero mis “Notas” en respuesta a los ataques de Ernie sólo serán distribuidas a la lista anterior, en formato PDF. Hagan amigos, y de manera inteligente, dedíquense a aquellos a los que el Espíritu les muestre. Oren mucho y actúen con la sabiduría concedida por nuestro Señor Jesús. Recuerden que Jesús dijo que deberíamos ver si alguien es “digno”, y sólo entonces deberíamos entrar en su casa. ¡Lean todas las instrucciones para los doce y los setenta!

Ayer llegó la noticia de que 10 millones de sitios cristianos en Internet tuvieron que ser cerrados a instancias del gobierno de los Estados Unidos.[13]

Por lo tanto, ya no tiene mucho sentido utilizar sitios web para difundir estos mensajes. Difundan los mensajes por correo electrónico, grupos de noticias, foros y redes sociales. También recuerden que... “Quien quiera salvar su vida, la perderá.” En estos tiempos, no hay más protección personal, excepto que Dios y Sus ángeles les protejan. Oren sin cesar por la sabiduría que Dios siempre da a aquellos que se lo piden.

Si lo desean, puedo configurar una dirección de correo electrónico para todos en mi servidor, para que nuestro “tráfico” no pueda ser interceptado. Incluso podríamos trabajar con encriptación.

Para concluir este mensaje, me gustaría enviarles un sueño que tuve el 20 de septiembre de 2010. Esto fue poco después de que Ernie y Becky rechazaran la decodificación del sueño del “buque”, que es la tercera parte de la serie de las sombras.[14] Asumo que todos ustedes hablan inglés, pero sería bueno que uno de ustedes aceptara traducirlo a un buen alemán y lo enviara a la lista de correo de arriba. ¡Por favor, inclúyanme! Cuando tuve el sueño, pensé que el “chef” en la última parte del sueño era “Ted Wilson”. Hoy sé que fue un sueño profético, y quién es realmente el cocinero. He añadido un sueño inédito de Ernie que muestra que en enero de 2010 (cuando se publicó por primera vez el mensaje de Orión) ya había un rollo con una cinta dorada y un sello de plata. Busquen “oro puro” y “plata pura” en la Biblia de la versión King James; entonces entenderán que el “oro puro” es una referencia al santuario celestial y a la Santa Ciudad (en Orión), y la “plata pura” es el Salmo 12:6, la purificación séptuple de la iglesia, o los siete sellos. Orión es el libro de los siete sellos.

Ahora concluyo con el sueño prometido:

Estaba en la cubierta inferior de un enorme barco en el océano. Había mucha, mucha gente a bordo. Cuando miré hacia abajo, pude ver que el barco estaba abierto longitudinalmente desde adentro, y el agua comenzó a llenar el barco. Mientras miraba a través de una portilla, pude ver una gran ola como un tsunami moviéndose hacia el barco. Les grité a los otros pasajeros que el barco se estaba hundiendo, pero eso los enojó mucho, así que empezaron a perseguirme, y sabía que me matarían si me atrapaban.

Así que empecé a correr por los largos pasillos del barco. Siempre que parecía que me habían atrapado viniendo de ambos lados, en el último momento veía unos escalones a mi lado que me llevaban a otra cubierta del barco. Cuando miré hacia atrás, vi que toda la gente de la cubierta inferior se había ahogado a consecuencia del agua que entraba. Entonces otros empezaron a perseguirme hasta la siguiente cubierta. A nadie parecía importarle que el barco se hundiera; sólo había odio y agresión en sus caras.

Esto se repitió dos o tres veces, de modo que llegué a la cubierta superior del barco. Sólo había una cocina grande y la única persona en la cocina era el chef. Me miró con sus ojos de fuego llenos de odio y empezó a lanzarme cuchillos, pero todos fallaron. La cocina no tenía portillas, sino una amplia ventana panorámica. Abrí la ventana y le grité al chef que el agua hundiría el barco y que él también debía salvarse; luego salté por la ventana, esquivando otro cuchillo que me había lanzado. Me caí de espaldas a la superficie del océano, y con la cara hacia la ventana panorámica, pude ver que sólo la cocina estaba por encima de la superficie del agua, y el resto del barco ya se había hundido. Pude ver al chef yendo hacia la única puerta de la cocina, y cuando vio el agua que lo ahogaría saliendo por la puerta, sus ojos cambiaron de odio a pánico puro.

Hundimiento Me caí de espaldas al mar y estiré los brazos y las piernas para evitar ahogarme por el hundimiento de mi cuerpo. Al principio había una tenue luz a mi alrededor, que provenía de las portillas del barco, que ahora estaba completamente bajo el agua y comenzó a hundirse rápidamente. Luego hubo una explosión bajo el agua y las luces se apagaron lentamente. Era de noche. Estaba solo. Las burbujas de aire y los sonidos se disiparon. Ahora todo estaba en silencio.

Sin una explicación, no tenía miedo de nada. Sentí las olas empujándome suavemente en cierta dirección. No tuve que mover los brazos o las piernas para permanecer en la superficie. Era ligero como la madera. El agua estaba a una temperatura muy cómoda. Pero la oscuridad me rodeaba por todas partes. Después de un tiempo, que parecía increíblemente corto, fui arrastrado suavemente a una isla con una playa blanca. La isla era de una belleza indescriptible—loros coloridos por todas partes en las palmeras más hermosas que podía imaginar. ¡Un verdadero paraíso! Había un arroyo con agua dulce y un bosque de palmeras en una colina en medio de la isla, que estaba muy iluminada. Caminé hacia el bosque y mucha gente salió del bosque y vino en mi dirección.

Al principio, me intimidaba su apariencia, porque no tenían rostros. Todos sus rostros estaban ocultos por una pequeña nube negra que estaba frente a sus rostros, por lo que no pude reconocer a ninguno de ellos. Pero empezaron a abrazarme, a saludarme con todo su amor y a besarme en las mejillas y a repetirme todo el tiempo: “¡Estamos tan contentos de que finalmente estés aquí!”

Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios. Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye. Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho. (1 Juan 5:13-15)

Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca. (Apocalipsis 1:3)

Maranata,
Atentamente, John

 

Siete años después, ese mensaje es tan relevante hoy como lo era entonces. Da una perspectiva esclarecedora de los comienzos de los 144.000 y de la crisis que aceleró su unificación como cuerpo, y de la feroz persecución que sufrieron a manos de sus “hermanos”—que no hizo más que aumentar a medida que este pequeño grupo salió posteriormente a las carreteras y por las vías de los medios de comunicación social para difundir la luz por todas partes. Equivale a la primera alocución al ejército de Dios en la tierra.

Bajo el auspicio del Cielo

El administrador había creado su propia cuenta de usuario el 14 de agosto de 2011, tres días y medio después de haber cerrado su sitio web público el 11 de agosto. En esa crisis, cuando la palabra escrita sobre la aparición de Jesús en Orión había sido quitada a causa de los ataques, el nuevo cuerpo de creyentes ya había comenzado a cumplir la descripción de los dos testigos, en dos sentidos. Primero:

Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía... (Apocalipsis 11:6)

Durante varios días, el autor del mensaje de Orión “cerró el cielo” al cerrar la única página web donde se podía ver a Cristo en Orión. Aunque volvió a abrir el sitio web más tarde, era una señal de que la lluvia tardía no llegaría a los que la rechazaban. En segundo lugar, sin saberlo en ese momento, también representó la duración exacta de la muerte de los dos testigos:

Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. (Apocalipsis 11:9)

El segundo testigo ya estaba siendo herido, una indicación del destino de los responsables de su crecimiento fallido.

Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera. (Apocalipsis 11:5)

Esto no está hablando de humanos que respiran fuego, por supuesto, sino de un castigo de acuerdo con los juicios ardientes de la palabra escrita de los dos testigos.

A medida que la sinergia potencial entre éste y otros ministerios se disolvía en amenazas de destrucción mutua, nadie quería arriesgarse a unirse a ninguno de los dos bandos. Así, la nueva esperanza del descanso de Israel se desvaneció como el coro celestial que una vez anunció el nacimiento de Jesús a los pastores. Pero de la misma manera que los ángeles del cielo se cernían sobre el nacimiento silencioso en Belén hace tantos años, el cielo velaba por el desarrollo del Foro de los 144.000.

Durante esa crisis, los mensajeros celestiales—en forma de constelaciones y planetas—hicieron implícito que en las cortes celestiales se estaban tomando decisiones trascendentales. Cuando el sitio web con el testimonio de Jesús en Orión fue trágicamente enterrado en la Supercarretera de la Información, el Padre y el Hijo en el cielo convocaron una reunión especial para abordar la emergencia.

En ese momento, ni si quiera sabíamos cómo leer las señales celestiales, pero ahora, al retroceder el reloj hasta el 11 de agosto de 2011, las indicaciones son claras como el cristal:

Reunión de emergencia del consejo

Durante el lapso de 24 horas, el sol, que representaba la luz inaccesible del Padre,[15] y Venus, que representaba a Jesús como la Estrella de la Mañana,[16] entraron en los recintos reales de la constelación del León para encontrarse con Mercurio, que representaba a Su mensajero. Los tres se asesoraron juntos, tal y como fue transmitido al recién fundado foro al comienzo del mensaje de apertura:

Me gustaría responder a sus preguntas sobre lo que está sucediendo con el sitio web y decirles que esperé en oración la instrucción divina sobre cómo proceder. No puedo hacerlo sin Dios, porque no soy un lunático egoísta y no quiero ser blasfemo.

Esta reunión del Consejo duró exactamente tres días y medio, desde que comenzó la reunión hasta que se llegó a un acuerdo y se tomó la decisión de establecer el foro privado de los 144.000. A esa hora, el sol y Venus formaron una conjunción, indicando que la decisión había sido tomada:

Se toma una decisión

El Padre y el Hijo habían aconsejado a Su mensajero en la tierra, y él había escrito su mensaje de apertura para explicar la situación y guiar a su vez al puñado de fieles. Aún hoy, los miembros del Foro de los 144.000 pueden encontrar ese primer mensaje, y ver por sí mismos el registro de la fecha que conectó el cielo y la tierra en el inicio de este cuerpo de creyentes.

Un Ser de autoridad hablaba al auditorio La primera de las dos imágenes anteriores captura cuidadosamente el momento exacto (hasta el último segundo) en que el sol entró en la constelación del León. Ustedes pueden verificar que sucedió a las 12:48 a.m. hora local en Paraguay el 11 de agosto de 2011. Al agregar tres días y medio llegamos a las 12:48 p.m. del 14 de agosto, el minuto exacto de la apertura del foro. Me maravillo de la grandeza de Dios.

Debido a que el tiempo de los eventos celestiales varía con la ubicación del observador, esto también confirma la ubicación física del mensajero de Dios en la tierra, a quien Mercurio representa aquí.

¿Quién es este hombre entre nosotros, que es aconsejado por el Todopoderoso y que en la tierra lleva a cabo los designios del cielo en el tiempo perfecto?

Porque los que menospreciaron el día de las pequeñeces se alegrarán, y verán la plomada en la mano de Zorobabel. Estos siete son los ojos de Jehová, que recorren toda la tierra. (Zacarías 4:10)

Los dos ungidos

Apocalipsis hace referencia a Zacarías al describir a los dos testigos como los dos olivos:

Y daré a mis dos testigos... Estos testigos son los dos olivos... (Apocalipsis 11:3-4)

Zacarías preguntó:

Hablé más, y le dije: ¿Qué significan estos dos olivos a la derecha del candelabro y a su izquierda? Hablé aún de nuevo, y le dije: ¿Qué significan las dos ramas de olivo que por medio de dos tubos de oro vierten de sí aceite como oro? Y me respondió diciendo: ¿No sabes qué es esto? Y dije: Señor mío, no. Y él dijo: Estos son los dos ungidos que están delante del Señor de toda la tierra. (Zacarías 4:11-14)

Muchas Biblias traducen “ungidos” literalmente como “hijos del aceite”. Los dos testigos son dos personas que fueron especialmente escogidas por Dios para la entrega del aceite del Espíritu Santo. Ya sabemos que Jesús es uno de estos hijos del aceite, como Él mismo declaró:

El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. (Lucas 4:18-20)

Él estaba citando a Isaías 61, que no termina ahí. ¿Por qué se detuvo Jesús a mitad de la oración y cerró el libro tan repentinamente? ¿Podría ser que el resto del pasaje no se refería a Él mismo, sino al otro ungido que anunciaría Su regreso? El pasaje completo de Isaías dice:

El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. (Isaías 61:1-3)

Recuerden las palabras de despedida de Jesús a Jerusalén:

He aquí vuestra casa os es dejada desierta. Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor. (Mateo 23:38-39)

Pregonar el día de ira y el segundo advenimiento de Jesús Podemos aprender de estos pasajes de la Escritura que el segundo testigo es alguien a quien Dios ha ungido especialmente con el Espíritu Santo con el propósito de anunciar el “día de venganza” y el regreso de Jesús.[17] De hecho, estos temas son parte integral de toda la enseñanza del segundo testigo.

Jesús, el primer testigo, trajo el Evangelio, que son las buenas nuevas del amor del Padre al enviar a Su Hijo a redimir a la humanidad perdida. Sin embargo, el segundo testigo trae el mensaje de que el tiempo de este mundo está llegando a su fin. Así, los dos testigos juntos muestran los dos grandes atributos del carácter de Dios: la misericordia y la justicia.

Enciendo otro fósforo.

Pienso en cuán tontamente algunas personas han quemado sus puentes hacia aquel a quien Dios ha escogido en esta era. Pienso en cómo me preparé para el llamado a reubicarme para servir al Señor en Paraguay, directamente en la fuente del mensaje de Orión. Pienso en mi primer encuentro en la mesa del segundo ungido, y en lo palpablemente que sentí la presencia del Espíritu Santo. Recuerdo exactamente mis pensamientos.

Las dos iglesias irreprensibles

Como mártir, Jesús pertenece (en cierto sentido) a la iglesia de Esmirna, la primera de las dos iglesias entre las siete del libro del Apocalipsis, cuyo candelero nunca fue quitado.[18] Esta es la iglesia que representa a los que son fieles hasta la muerte.

La otra iglesia que se encuentra sin reprensión es la iglesia de Filadelfia. Los dos testigos, como dos candeleros, corresponden a Esmirna y Filadelfia, ambos llenos del amor de Dios.

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros. (Juan 13:35)

Al encender la segunda mecha de mi vela, pienso en lo fácilmente que podemos distanciarnos de Jesús haciéndolo único e inaccesible, aunque Su nombre significa exactamente lo contrario. El nombre “Jesús” se deriva de la versión griega de “Josué”, que era un nombre tan común en Israel como lo es hoy en día “Juan”. Dios le dio a Su Hijo ese nombre para enfatizar Su nueva identidad como miembro de la familia humana.

... y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. (Mateo 1:21)

Somos “su pueblo”, lo que significa que Jesús era uno de nosotros. Imagínate cómo era. Él era un Josué en una nación con muchos, donde preguntar a un hombre “¿Has visto a Jesús?” era como preguntar “¿Conoces a Juan?” ...la respuesta inevitable era, “¿Juan qué?” Me hace pensar en lo ordinario que es todo, incluso si vivimos en los últimos momentos de la historia de la Tierra.

Sin reprensión Apago el fósforo, y las dos llamas de la vela tiemblan un poco. Podríamos decir que las dos mechas de mi vela representan estas dos iglesias. En ese sentido, todos podemos identificarnos con los dos testigos, si pertenecemos a una de esas dos iglesias. Cualquiera que esté dispuesto a morir como mártir por Jesús pertenece a la primera mecha que lo simboliza.

La otra posibilidad es pertenecer a Filadelfia, y ser contado con la mecha del segundo testigo. Hablando a la iglesia de Filadelfia, Jesús menciona un nuevo nombre por el que será conocido:

Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. (Apocalipsis 3:12)

Jesús es conocido por muchos nombres en las Escrituras porque cada nombre describe algo acerca de Él. Si no conoces el nuevo nombre de Jesús, probablemente no perteneces (¿aún?) al segundo testigo. He conocido el nuevo nombre de Jesús desde que vi por primera vez la presentación de Orión. Es un nombre especial con un significado equivalente al de “el que fue herido” en referencia a Su muerte en la cruz. Tener ese nombre especial escrito en uno mismo (grabado en la mente) significa tener el amor fraternal que caracteriza a la iglesia de Filadelfia. Tal persona comprende y da recíprocamente el amor que Jesús demostró en la cruz. Amarnos unos a otros como Cristo nos amó es amor fraternal.

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. (Mateo 16:24)

Debemos seguir a Jesús. Cuando Jesús dijo que tomaras tu cruz y le siguieras, no quiso decir que todos sus seguidores serían crucificados (aunque algunos lo fueran), sino que hay una cruz simbólica que debe ser llevada.

Noto que la segunda llama es del mismo tamaño que la primera. A medida que aprecio mi vela y pienso en lo agradecido que me siento de estar conectado con los dos testigos, pienso en cómo mi vida ha cambiado tanto desde el 2010. Siempre había sabido que Dios debía ser el primero en mi vida, y que todo lo demás estaba esperando ser puesto sobre el altar, y yo había decidido previamente permanecer con Dios, sin importar lo que pasara. Ese es un compromiso que caracteriza a todos los miembros del Foro de los 144.000.

Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente… Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; (Apocalipsis 14:1,4)

Podríamos inferir del hecho de que los 144.000 tienen el nombre del Padre escrito en sus frentes, que están conectados con la iglesia de Filadelfia, y por lo tanto con el segundo de los dos testigos. Ellos son descritos como estando “con” el Cordero, como la segunda llama está “con” la primera llama en la misma vela.

El Salvador nació en un momento de la historia del pueblo de Dios en que la “iglesia” mayor estaba dividida, con los saduceos liberales y los fariseos conservadores constantemente comportándose como perros y gatos. No ha sido diferente entre los liberales y los conservadores de las iglesias de hoy, y con todas las disputas y luchas por el poder, el silbo apacible y delicado se fue a otra parte a hacer su obra sin que la mayoría se diera cuenta.

Sin embargo, en el Foro de los 144.000, los estudiantes del segundo testigo estaban estudiando intensamente algo que ellos llamaron la Lista de los Grandes Sábados, publicada más tarde con el título El buque del Tiempo. Recuerdo que calculé toda la lista por mí mismo (con la ayuda de Excel) porque los resultados eran tan fantásticos que quise probar por mí mismo que no era demasiado bueno para ser verdad.

La Lista de Grandes Sábados se basó en el calendario bíblico descubierto en el estudio de Getsemaní. Este último es un estudio profundo de todos los hechos concernientes a la crucifixión de nuestro Señor en el año 31 d.C., Cristo y Su sacrificio es el centro de todos nuestros estudios.

Ahora estábamos examinando una transcripción del ADN de Jesús, tejida a través del tiempo por las órbitas aparentemente helicoidales del sol y la luna en sus ciclos de calendario. Fue un vistazo al poder purificador de la sangre de Cristo—la sangre eficaz que Él sacrificó en la cruz—que, según algunos, corrió a través de una grieta y roció el propiciatorio en una cueva bajo el Gólgota, que Salomón había preparado para ser el escondite permanente del Arca del Pacto. Pero ahora teníamos ante nosotros la transcripción de Su material genético original, sin pecado, directamente del cielo, sin ser tocado por manos humanas.

El análisis de los datos fue una experiencia impresionante, sagrada y solemne. Le dio un significado profundo a nuestra reunión para la Cena del Señor en el 2012, donde los emblemas del pan sin levadura y el jugo de uva sin fermentar hablaban del Pan de Vida en Orión y Su sangre salvadora en el Gen de la Vida. Bebimos profundamente de la fuente de la vida con la esperanza de que nuestros propios caracteres defectuosos fueran reparados mediante la comparación con el único espécimen existente de una secuencia genética perfecta no contaminada por el pecado.

Cristo nos había dado tanto.

El espíritu impuro

Cuando se fundó el foro en respuesta a la crisis en agosto de 2011, el cielo estaba muy consciente de las circunstancias—mucho más que cualquiera de nosotros—porque sólo unos seis años después comenzamos a entender las señales en el cielo. Una rápida revisión de los otros planetas en el momento de la reunión del concilio celestial del 11 al 14 de agosto de 2011 es muy reveladora:

Vista del cielo en la inauguración del Foro

Júpiter, el planeta rey, está en Aries representando a Jesús como el carnero del sacrificio cuya intercesión fue muy necesaria en la prueba, que ya vimos muy vívidamente cuando el Hijo (la Estrella de la Mañana) se acercó al Padre (el sol en el León) para juntos, dar consejo al mensajero (Mercurio). Saturno, simbolizando a Satanás, había entrado en la iglesia, simbolizada por Virgo, y coordinó el ataque desde dentro, con la ayuda del soñador. Marte, el planeta de la guerra, muestra los detalles del ataque: era un ataque directo contra el segundo testigo en la constelación de Géminis. Incluso podríamos incluir la luna (no mostrada aquí) para incluir los siete planetas clásicos. La luna estaba en Acuario, indicando los medios por los cuales Satanás vencería a las iglesias en esta nueva era: a través de la tolerancia LGBT desde afuera, y la ordenación de las mujeres desde dentro.

Sin embargo, la trama toma formas cada vez más serias después de que termina la sesión. La apertura del Foro de los 144.000 enfureció a Satanás y por lo tanto consideró necesario hacerse cargo del asunto personalmente. Su reciente entrada en el vientre de Virgo representa su intención de asumir la carne humana como lo hizo una vez nuestro Señor: no, por supuesto, no con humildad como un bebé vulnerable, sino como un adulto astuto e ingenioso que estaría listo inmediatamente para actuar sus maquinaciones. Sabía exactamente cómo hacerlo:

Y entró Satanás en Judas, por sobrenombre Iscariote, el cual era uno del número de los doce; (Lucas 22:3)

Satanás poseyó una vez a uno de los más altos seguidores profesos de Jesús. “Aquel inicuo” asumió una vez la carne humana y se convirtió en “el hombre de pecado” con el propósito de matar al Hijo de Dios, y luego descartarse del abominable cadáver, el hijo de la perdición,[19] que se había entregado a si mismo al servicio.

Este, pues, con el salario de su iniquidad adquirió un campo, y cayendo de cabeza, se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron.... Porque está escrito en el libro de los Salmos: Sea hecha desierta su habitación, y no haya quien more en ella; y: Tome otro su oficio. (Hechos 1:18,20)

Esa iba a ser una lección, porque Satanás volvería a habitar en alguien que pertenece a la “compañía de Jesús”. Sería un “obispo” profeso del más alto grado, sentado supuestamente en la posición de uno de los doce.

Siguiendo los movimientos de Saturno, podría parecer que emerge del vientre antes de que termine el año, pero luego se retracta y finalmente emerge el 20 de julio de 2012, cuando el tiroteo en Aurora, Colorado, esparció el anuncio “El caballero de la noche asciende” en las pantallas de televisión de todo el mundo. El memorial de ese desgarrador acto de crueldad demoníaca[20] es revelador:

Consiste en una hondonada parecida a un parque con 83 pájaros abstractos, uno por cada víctima. Trece de los pájaros, con alas translúcidas, están en una columna central y representan a los doce muertos y al niño no nacido.[21] [traducido]

Pueden hacer las cuentas: 83 = 70 + 12 + 1. Saturno salió del vientre de Virgo con un acto de venganza—representando el odio de Satanás por el niño que deseaba que nunca hubiera nacido (Jesús), por los doce apóstoles y por los setenta que tenían poder sobre sus demonios[22]—y su venganza la dirigió ahora al segundo testigo y a sus seguidores.

Poco después, en agosto, celebró su propio consejo triple para tramar su gran venganza. Marte y la luna (como el dios de la guerra y la diosa de la luna) se unieron con Saturno para seleccionar el cuerpo del nuevo Judas.

Concilio satánico

El papa Benedicto XVI recordó este día como el gran día de la coronación de María como reina del universo. Esto significa que se había tomado una decisión y que Satanás había sido coronado para dirigir personalmente la guerra contra el segundo testigo. Fue durante este tiempo que Benedicto XVI tuvo su supuesta “experiencia mística” que lo llevó a renunciar. La prensa lo reveló al cabo de un año, exactamente.

La decisión había sido tomada, y ahora era sólo cuestión de completar las formalidades para sentar oficialmente a Satanás encarnado en la supuesta “silla de San Pedro”. El cadáver jesuita de Jorge Mario Bergoglio fue elegido rápidamente como papa Francisco el 13 de marzo de 2013, cuando Saturno llegó a los pies de Virgo, como para llamar a todos a adorar a los pies de “la Virgen María”.

El 13 de marzo de 2013 fue un ataque directo contra el segundo testigo, llevado a cabo con astucia jesuita. Al cautivar al mundo, el papa Francisco esperaba asegurarse de que el interés y la atención del mundo se mantuvieran enfocados en él y alejados de los asuntos que pudieran llevarlos a buscar al verdadero Dios. Estaba ansioso por unir al mundo a través de su carisma.

Trágicamente, todas las iglesias dejaron engañarse por él.

Todas ellas perecieron.

Incluso la iglesia en la que crecí finalmente abandonó el Espíritu—su último aliento del Espíritu Santo—y murió.

La nave de los dos testigos

Se ha difundido entre las iglesias un dicho que dice que “la iglesia irá hasta el final” (es decir, no se debe abandonar la iglesia) o, en el lenguaje católico, Ecclesiam nulla salus (fuera de la iglesia no hay salvación). Hebreos 10:25 es a menudo citado:

no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca. (Hebreos 10:25)

Esto lleva a los miembros o feligreses a tener una falsa sensación de seguridad, y como en el sueño del barco citado anteriormente, se hunden con la nave de la iglesia sin preocuparse hasta que es demasiado tarde, mientras reprenden a cualquiera que perciba peligro.

Pude ver con mis propios ojos cómo las cosas iban mal en mi iglesia, y eso me llevó a investigar personalmente la fuente de ese dicho. Me sorprendió lo que encontré.

Diferentes iglesias tienen diferentes maneras de justificar sus máximas. En mi iglesia, la declaración se basaba en una cita de una larga exhortación que de hecho era una advertencia en contra de permanecer en un curso que transformaría a la iglesia en la Babilonia apocalíptica. Ahora cito de esta autoridad:

No debemos introducir el mundo en la iglesia ni casarlo con ella, estableciendo así un vínculo de unidad. De esa manera la iglesia ciertamente se corromperá; llegará a ser, como se declara en el Apocalipsis, “albergue de todo ave inmunda y aborrecible.” {TM 265.1}

¡Cuán diferentes suenan esas palabras, comparadas con el dicho de la iglesia! Lo que está declarado en Apocalipsis, por supuesto, es una descripción de Babilonia:

... Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. (Apocalipsis 18:2)

Cada palabra dice mucho. La “mundanalidad” que debería haberse mantenido fuera de las iglesias está insinuada en la elección inspirada de palabras: se trata de “matrimonio”, “un vínculo” y “unidad”. Las corrientes subterráneas dentro de las iglesias[23] trabajaron incansablemente para socavar la definición de Dios del “vínculo matrimonial de la unidad” hasta que las iglesias finalmente cedieron. Se hicieron concesiones en todas las iglesias para acomodar la noción impía de la igualdad en el matrimonio y la tolerancia de lo que no es correcto en los asuntos de la familia. Todos los sínodos, sesiones y reuniones de alto perfil de las diversas denominaciones en los últimos años atestiguan de la avalancha de ataques del sector secular, que también han recibido apoyo directo del liderazgo de la iglesia a través de los requisitos del 501(c)(3).

Sin embargo, el panorama general expresado en la cita anterior es que la iglesia no debe “casarse” con el mundo. Es decir, no se trata sólo de matrimonios individuales y asuntos familiares, sino también de que no se le permita a la novia de Cristo tener una relación extramatrimonial con el mundo.

Todos estábamos abrumados y no sabíamos qué hacer cuando nuestra iglesia cruzó la línea. Habían pasado exactamente cinco años desde que empecé a llamar a otros para que vieran a Jesús en Orión. Esa fue la duración de un mandato para el liderazgo de la iglesia, y durante ese tiempo nos habíamos dedicado casi exclusivamente a mi iglesia, para alejarla del peligro y encaminarla en la dirección correcta. Nuestras advertencias llegaron a oídos del más alto líder de la iglesia, pero fueron suprimidas en todos los niveles. ¿Qué más podíamos hacer si Dios no intervenía?

Una vez más, el autor del mensaje de Orión desconectó el único sitio web que servía ese Pan del Cielo. La palabra escrita de los dos testigos yacía de nuevo inmóvil en la bulliciosa autopista de la información—cerca de tres años y medio dentro del marco de tiempo de su profecía—y esta vez el asesino había sido identificado.

Cuando hayan [casi] acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. (Apocalipsis 11:7)

Sabíamos quién era la bestia del abismo, y sabíamos que habíamos sido vencidos y que nuestra iglesia madre había muerto, y nosotros con ella.

Después de unos días, se tomó la decisión de volver a levantarnos y seguir adelante solos. El Titanic “insumergible” se había deslizado silenciosamente contra el iceberg invisible. No lo embistieron de frente, y sabíamos que no habría restauración, y que sólo quedaba un corto período de tiempo.

Sólo hay una cosa que los laicos pueden hacer para responsabilizar a la Iglesia: Me alegro de que por fin haya llegado el momento de abandonar oficialmente el barco que se hundía. En el Foro de los 144.000, ya habíamos recibido cuerdas de lo alto, y nuestro único deseo era mantenernos aferrados a ellas hasta el final, y rescatar a quienes pudiéramos a lo largo del camino.

El apóstol Pablo también experimentó un naufragio en su último viaje a Roma.

Pero dando en un lugar de dos aguas, hicieron encallar la nave; y la proa, hincada, quedó inmóvil, y la popa se abría con la violencia del mar.[24] (Hechos 27:41)

Pablo tuvo que dejar el barco destrozado y nadar a una isla desconocida pero hospitalaria, donde él y los demás esperaban ser rescatados.

Cástor y Pólux ¿Ha naufragado tu iglesia también en los mares tormentosos?

Entonces los soldados acordaron matar a los presos, para que ninguno se fugase nadando. Pero el centurión, queriendo salvar a Pablo, les impidió este intento, y mandó que los que pudiesen nadar se echasen los primeros, y saliesen a tierra; y los demás, parte en tablas, parte en cosas de la nave. Y así aconteció que todos se salvaron saliendo a tierra. (Hechos 27:42-44)

Cada individuo escapó solo. Los que no sabían nadar tenían que escapar del barco en tablas de madera. ¿Podría esto ser una referencia a una cruz personal a la que cada persona debe aferrarse por sí sola? ¿Podría esto ser una indicación de que cada persona debe ser valiente y abandonar su iglesia naufragada, y aventurarse solo a través de las aguas abiertas hasta la orilla cercana?

Esa fue nuestra elección. Y nuestra salvación no estaba lejos. Escapamos ilesos, incluso de la mordedura mortal de la serpiente.

Pasados tres meses, nos hicimos a la vela en una nave alejandrina que había invernado en la isla, la cual tenía por enseña a Cástor y Pólux. (Hechos 28:11)

Esta es la señal que representa a los dos testigos. Esta es la “nave” que navegará hasta el puerto celestial, porque es piloteada por Jesucristo a través de la agencia del Espíritu Santo.

Moisés y Elías

Me doy cuenta de que la cera se ha derretido cerca de la superficie. Pienso en cómo hay realmente tres seres representados por mi vela, aunque sólo haya dos llamas, y me pregunto qué podría significar eso. Claramente, las dos llamas toman su luz de una sola fuente, así como los dos testigos dependen de Dios, de modo que la cera debe representar a Dios Padre como la Fuente de todo.

La Biblia dice que Jesús vino a mostrarnos al Padre (ya que no podemos ver al Padre directamente debido al pecado).

Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? (Juan 14:8-9)

Si cambiamos nuestra imagen mental de los dos testigos para que Jesús sea la Fuente en el medio representando al Padre, entonces vemos a los dos testigos de la transfiguración de Cristo: Moisés y Elías. Al igual que las iglesias de Esmirna y Filadelfia, representan a los que murieron en la fe y a los que serán trasladados, respectivamente.

Moisés sería la primera llama, y Elías sería la segunda.

Recuerdo cómo Moisés era un tipo para Jesús,[25] y cómo Moisés intercedió por Israel.

Entonces volvió Moisés a Jehová, y dijo: Te ruego, pues este pueblo ha cometido un gran pecado, porque se hicieron dioses de oro, que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito. (Éxodo 32:31-32)

En esta solemne y reverente súplica, Moisés ofreció que su propio nombre fuera borrado del Libro de la Vida antes de ver al resto de Israel morir en sus pecados. Ese es el sacrificio que Jesús hizo. Es por eso que Apocalipsis menciona sus “cánticos” juntos:

Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos (Apocalipsis 15:3)

Es el cántico de su experiencia de haber puesto su vida eterna sobre el altar de Dios para sus hermanos.

Pienso en la petición de la madre de Santiago y Juan, que hizo después de la transfiguración, y en la respuesta de Jesús a la misma.

El le dijo: ¿Qué quieres? Ella le dijo: Ordena que en tu reino se sienten estos dos hijos míos, el uno a tu derecha, y el otro a tu izquierda. Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Y ellos le dijeron: Podemos. (Mateo 20:21-22)

El reino representado en miniatura Pienso en cómo Moisés y Elías se le aparecieron a Jesús con el propósito de fortalecerlo para que bebiera esa copa. Pienso en cómo Elías representaba a los 144.000. Me pregunto si la afirmación de los dos hermanos, “podemos”, resultó ser cierta, aunque no entendieron en qué consistía ese vaso y ese bautismo cuando hicieron esa afirmación.

Pienso en cuántas personas desean estar entre los 144.000, pero no tienen idea de lo que costará.

Mis pensamientos son dirigidos a la fiesta de los tabernáculos de 2016, y cómo la transfiguración de Jesús fue reflejada en esa pequeña “reunión de campamento” en la cima de la montaña. Estábamos listos y esperando que el Señor nos llevara a nuestro hogar celestial. En terminología adventista, esta fue nuestra propia revivificación de la Esperanza del Advenimiento que nuestros pioneros esperaron culminar el 22 de octubre de 1844. En términos del rapto, estábamos listos y esperando, sabiendo que el tiempo había llegado completamente, y al final de esta fiesta de los tabernáculos, nos despediríamos para siempre de este mundo enfermo y pervertido.

No nos habíamos decepcionado como nuestros antepasados adventistas, ni nos habíamos quedado en la incertidumbre como si sólo hubiera pasado otra “vigilia de rapto”. Conocíamos nuestro tiempo, y el Señor abrió nuestros ojos vueltos hacia arriba para contemplar el Reino celestial de Dios como nunca antes.

¿Puedes imaginarte estar en los zapatos de Jesús, parado allí con Moisés y Elías? ¿Qué habrías hecho si fueras tú el que estuviera ahí parado? ¿No te aferrarías a estos mensajeros humanos del cielo, ahora inmortales, y dirías: “No te dejaré” “¡Llévame contigo!”?

Jesús no hizo eso; como ya lo sabes. En vez de eso, Él tomó consejo de ellos con respecto a Su misión de salvar a los perdidos. Habían sido enviados para fortalecerlo para el mayor sacrificio que un hombre pudiera hacer alguna vez.

Nosotros también fuimos fortalecidos por nuestros “invitados del tabernáculo” para hacer ese sacrificio. Todavía recuerdo la expresión en su rostro cuando nuestro hermano y líder dio voz al llamado del Espíritu Santo. El cielo estaba ante nosotros, pero no nos aferramos a éste como si nuestro propio bienestar fuera de suprema importancia. En cambio, comenzamos a contemplar lo que se convirtió en nuestra gran Declaración Oficial, fechada el 22 de octubre de 2016, en la que declaramos de antemano nuestra petición al Dios Todopoderoso de que retrasara el regreso de Su Hijo, para que tuviéramos más tiempo de alcanzar las almas que sabíamos que de otra manera estarían perdidas.

Habíamos sido transfigurados. En nuestros corazones, el amor por los demás le había ganado al amor por nosotros mismos, aunque estábamos exhaustos de nuestro ascenso a la montaña, como Pedro, Santiago y Juan.

Pienso en nombres específicos que estaban entonces en nuestros corazones, y que ahora están a bordo de la nave de los dos testigos. Dios aprobó nuestra ofrenda sacrificial, y fuimos transformados en la iglesia del amor fraternal: Filadelfia. Esmirna representa a aquellos que están listos para dar esta vida mortal, pero Filadelfia representa a aquellos que están dispuestos para dar incluso sus vidas eternas, si es necesario, para la salvación de otros. Ese es el cántico de Moisés y del Cordero.

A partir de esta transfiguración se creó un nuevo sitio web, en el que se relató en detalle toda la historia del sacrificio de Filadelfia. Entonces la luz del cielo nos inundó. Experimentamos un “cambio de tiempo”, y los relojes de Dios pronto volvieron a funcionar con precisión sobrehumana.

¿Cómo está tu corazón, querido lector?

¿Puedes aprender de aquellos que tienen un conocimiento experiencial de los mensajes de los ángeles?

El cántico de Moisés y del Cordero es un canto de amor sacrificial. ¿Sabes quién canta esta canción, mencionada en Apocalipsis 15:3 citada anteriormente? En combinación con el versículo anterior, vemos que son los que tienen las arpas de Dios:

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. (Apocalipsis 15:2)

Y volviendo al capítulo anterior, encontramos su identidad:

Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. (Apocalipsis 14:1-3)

¿Sabías que ser uno de los 144.000 significa mostrar amor fraternal genuino a los perdidos, y que esto podría incluso costarte el cielo mismo?

El diagrama del Arca del Pacto Moisés (y Jesús, como su antitipo) hicieron su parte como el primer testigo. ¿Pero qué hay de Elías, que es el tipo para los 144.000?

Si has visto a Jesús, has visto al Padre. La escena de la transfiguración es una imagen en miniatura del Reino de Dios a través de su simbolismo. Hay un “ángel” a cada lado de la gloria de la Shekinah de Dios Padre. Jesús como el primer testigo[26] a la izquierda (a la derecha de Dios) y el segundo testigo a la derecha (a la izquierda de Dios).

La sangre que simboliza el sacrificio de Jesús ya ha sido rociada en el propiciatorio.

Pequeños pedacitos de cera suave se pegan al vidrio alrededor de los bordes de mi vela. Uso la parte de atrás del fósforo para empujarlos hacia la cera líquida. Tengo cuidado de no quemarme los dedos en el proceso, y al sentir el calor de las llamas pienso en el sacrificio que deben hacer los 144.000.

Los dos olivos

Una vez que el segundo sitio web fue abierto, todo sucedió. Israel ardió en llamas, atrayendo la atención de los cristianos de todas partes. Se lanzaron cohetes, y aterrorizaron al mundo ante una nueva amenaza de guerra nuclear. Las naciones revocaron leyes que habían servido a la civilización durante milenios. Trump agitó el nido de avispas en el Medio Oriente al reconocer a Jerusalén como la capital de Israel. Los volcanes borraron pueblos enteros de la faz de la tierra y desplazaron a multitudes de personas. El catolicismo de repente apestaba en las fosas nasales del mundo. El ingenio económico de Trump se convirtió de repente en una receta para el desastre.

Estos son los sonidos de las trompetas y de las plagas, que suenan y estallan sobre el mundo en perfecta sincronía con los relojes de Dios. Las palabras del Apocalipsis se cumplen en todos los sentidos:

Estos [dos testigos]… y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran. (Apocalipsis 11:6)

Me asombro a media que alejo mis pensamientos de los cumplimientos terrenales y pienso en todas las señales en el cielo que también han acompañado a las trompetas y plagas. El nuevo sitio web está lleno de un artículo tras artículo que explica la palabra de Dios en los cielos en tres idiomas y anuncia el cumplimiento de las profecías del Apocalipsis. ¡Cuán enriquecedor ha sido nuestro alimento espiritual bajo la guía del segundo testigo!

En conjunción con la Biblia, los cielos se habían abierto a nuestra visión como nunca antes. Justo cuando los “ayes” o los dolores de parto del fin del mundo habían comenzado, el Foro de los 144.000 fue inundado de luz celestial. Para nosotros, los “cinco meses de tormento” fueron meses de comunión íntima entre el cielo y la tierra.

Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. (Apocalipsis 18:1)

Apocalipsis 14 describe a tres ángeles con mensajes para el mundo, pero no se dice que hayan “descendido del cielo”. Esta es una expresión especial y única de este cuarto ángel, y es un reflejo de lo que Jesucristo, el primer testigo, expresó sobre el propósito de Su encarnación:

Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo daré es mi carne, la cual yo daré por la vida del mundo. (Juan 6:51)

Sin embargo, es claro que el ángel en Apocalipsis 18:1 no es Jesús mismo, porque Jesús se presenta inmediatamente después como “otra voz” (todavía en el cielo) llamando a “Su” pueblo:

Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; (Apocalipsis 18:4)

¿Podría ser que además de Cristo, quien descendió del cielo como el primer testigo, otro ser (un ángel) tuvo que descender del cielo como el segundo testigo?

Dos olivos antiguos Pienso en el hecho de que los dos testigos son llamados olivos.

Y daré a mis dos testigos… Estos testigos son los dos olivos…que están en pie delante del Dios de la tierra. (Apocalipsis 11:3-4)

Sé que los olivos producen aceitunas que son la fuente del aceite de oliva, que representa al Espíritu Santo.

Pienso en cómo me dedico personalmente a mi trabajo, pero no afirmo mi voluntad por encima de la de la persona para la que trabajo. Jesús nos mostró cómo obrar, diciendo:

Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. (Juan 6:38)

Pienso en cómo funcionan las velas para dar luz a los que están en la habitación, como los olivos nutren sus frutos y los llenan de aceite. Sus raíces penetran la tierra para extraer los nutrientes que necesitan y transportarlos a sus frutos. En Su enseñanza, Jesús preparó a Su pueblo para recibir el Espíritu Santo, que habitaría en ellos como el aceite habita en los frutos del olivo. El Espíritu Santo en la lluvia temprana hizo posible las conversiones de los corazones de la gente al recibir a Jesús como su Salvador y Señor.

Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios. (Romanos 8:14)

De manera similar, el segundo testigo también desentierra los tesoros suministrados por Dios y enseña al pueblo para que pueda recibir el refrigerio de la lluvia tardía además de la lluvia temprana, para prepararlos para el regreso de Jesús con poder y gran gloria.

También sé que los olivos tienen una vida muy larga. Se dice que algunos de los olivos del actual Jardín de Getsemaní son tan viejos que podrían haber estado creciendo allí hace dos mil años, cuando Jesús caminó en ese mismo jardín. Me pregunto si la extrema longevidad de los olivos podría ser también un indicio del origen celestial de los dos testigos. Se dice que éstos se encuentran delante de Dios—otro indicio de su origen antiguo.

Antes de la creación del mundo, había dos “ángeles” que estaban delante de Dios: Jesús y Lucifer.[27] Estas posiciones están representadas por los querubines que cubren el propiciatorio del Arca del Pacto. Me doy cuenta de que esto refleja la obra de lo divino, simbolizada por la presencia de Jesús a la mano derecha del Padre, y la obra de los seres creados, simbolizada por la posición de la que cayó Lucifer.

Pienso en cómo Lucifer no quiso someterse al Hijo y aun codiciaba las prerrogativas divinas para sí mismo, para ser usadas de acuerdo a su propia voluntad.[28] En la constelación de Orión, las tres estrellas del cinturón representan los tres tronos del Concilio Divino—Padre, Hijo y Espíritu Santo— que están simbolizados en el espacio triangular (imagen de abajo) donde está la gloria de la Shekinah, a la que ningún hombre puede acercarse.[29]

Lucifer—ahora Satanás—fue arrojado del cielo:

Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. (Apocalipsis 12:9)

Satanás había afirmado que la Ley de Dios era injusta, y que no podía ser guardada por los seres creados. Afirmó que fue expulsado injustamente. En contraste, se dice que el ángel de Apocalipsis 18:1 “desciende” (es decir, voluntariamente) para la misión divina de iluminar la tierra con la gloria (o carácter) de Dios. En otras palabras, descendería para mostrar que un ser creado puede guardar la Ley de Dios, incluso hasta el punto de sacrificarse como lo hizo Jesús dejando voluntariamente el cielo por amor al Padre, exponiendo de esa manera a Satanás como un mentiroso y al mismo tiempo justificando a Dios.

Por lo tanto, el segundo testigo es el ángel que reemplazó a Lucifer.

Recuerdo que en el templo de Salomón había otros dos querubines representados de pie en el fondo.

Hizo también en el lugar santísimo dos querubines de madera de olivo, cada uno de diez codos de altura… Puso estos querubines dentro de la casa en el lugar santísimo, los cuales extendían sus alas, de modo que el ala de uno tocaba una pared, y el ala del otro tocaba la otra pared, y las otras dos alas se tocaban la una a la otra en medio de la casa. Y cubrió de oro los querubines. (1 Reyes 6:23, 27-28)

Además de estos querubines, las puertas del Lugar Santísimo también fueron construidas de madera de olivo, con ángeles grabados en ellas para representar a la guardia angélica. Por su longevidad, la madera de olivo representa a los seres celestiales, y el oro recubierto en la madera se refiere al santuario celestial como su área de servicio.

Así, los dos testigos son los dos seres celestiales que descendieron a la tierra como seres humanos para hacer una obra para Dios, y por lo tanto son descritos como estando delante del Dios de la tierra. (Dios es Dios tanto del cielo como de la tierra, pero la mención de la tierra significa que están trabajando en la tierra para Dios.)

Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra. (Apocalipsis 11:4)

El gran ángel detrás del lado izquierdo del trono representa al Espíritu Santo, un ser divino, que se adelantaría para llenar la vacante en el propiciatorio mientras Jesús estaba en la tierra como un humano. El otro ángel de fondo representa al siguiente ser creado en rango que intervendría para ocupar la posición del segundo testigo (también un ser creado) mientras él descendiera a la tierra.

Los ángeles alrededor del arca

Pienso en cómo los fariseos rechazaron la identidad de Jesús sobre la base de conocer su familia humana.

¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas? ¿No están todas sus hermanas con nosotros? ¿De dónde, pues, tiene éste todas estas cosas? (Mateo 13:55-56)

Pienso en cómo el hecho de conocer a una persona de alguna manera la “desmitifica” y la hace parecer demasiado ordinaria para tener un papel especial en el plan de Dios. Sin embargo, muchos creyeron en Jesús. Él trajo la luz perfecta (séptuple) de la menorá que Zacarías vio en su visión, y llevó esa luz al segundo templo después de que fue construido en cumplimiento de la profecía de Zacarías.

¿Podrían los dos candeleros de Apocalipsis 11 haber estado señalando al tiempo cuando el segundo testigo vendría y llevaría la luz del cielo al tercer templo? No hay duda en mi mente mientras pienso en la hermosa experiencia conectada con la fotografía de la mesa bajo los dos candeleros (candelabros) del templo de la Granja Nube Blanca en Paraguay.[30]

La parábola del Esposo

Recuerdo la belleza y el asombro de una vigilia a la luz de las velas y la reverencia que se siente con ella. Las velas dan una alegría especial a una santa celebración y decoran la noche con luz. Cada pequeña luz añade su brillo al ambiente hasta que todo el camino se ilumina para todos.

Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. (Mateo 25:1)

La procesión nupcial descrita en esta parábola era un tipo para la iglesia justo antes de la segunda venida de Jesús. El número de las diez vírgenes significa que esta iglesia guarda la Ley de Dios y profesa una fe pura, basada en la palabra de Dios.

Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino. (Salmos 119:105)

El aceite representa el Espíritu Santo, que es impartido a través de los dos ungidos a los que están consagrados al servicio de Dios. Sólo a través del Espíritu la palabra de Dios es una lámpara para los pies y una luz para el camino, así como sólo es a través del aceite de la lámpara que la luz es constante.

Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. (Mateo 25:2-4)

Pienso en el hecho de que las dos clases de personas en la iglesia hoy en día ciertamente no están distribuidas uniformemente, así que la división entre cinco y cinco debe tener algún otro significado.

Si el número diez representa la Ley, ¿podría la distinción entre las cinco vírgenes prudentes y las cinco vírgenes insensatas tener alguna relación con la forma en que la iglesia entiende o clasifica los diez mandamientos?

El Espíritu Santo, representado por el aceite, es una fuente divina que sólo cinco de las vírgenes tenían en reserva. Recuerda que la Ley está dividida en dos tablas que representan las obligaciones del hombre bajo el pacto con respecto a Dios (divino) y al hombre (carnal). ¿Podría el número de vírgenes prudentes estar relacionado con el número de mandamientos que se consideran divinos?

Normalmente, los mandamientos son divididos en 4 y 6, y no en 5 y 5, pero la parábola de las vírgenes parece indicar que hay un mandamiento en la segunda tabla de piedra que en realidad está intrínsecamente conectado con la parte divina de la Ley. Inmediatamente sé cuál es: el séptimo mandamiento, que establece la santidad del matrimonio.

El hombre y la mujer fueron creados a la imagen de Dios, así que destruir Su imagen en el matrimonio es una afrenta a Dios. Así, el séptimo mandamiento que protege el matrimonio se refiere a la parte divina de la Ley.

Pienso en las implicaciones de esto, y en el hecho de que el séptimo mandamiento es el reflejo del cuarto (es decir, es el cuarto desde el final). Pienso en todos los cristianos del mundo que profesan creer en Dios, pero toleran la aceptación del matrimonio homosexual en sus naciones y en sus iglesias. Pienso en cómo el mundo afirma defender la libertad religiosa, pero al mismo tiempo exige que la gente acepte la profanación de la institución divina del matrimonio.

Dividiendo al bebé En efecto, las leyes del matrimonio homosexual especifican a qué dios deben adorar los ciudadanos y a qué Dios no deben adorar. Al promulgarlas, las naciones del mundo han cruzado irreversiblemente la línea de la apostasía del verdadero Dios.

En cooperación, las iglesias han separado la cuestión del matrimonio de su propósito divino, relegándola al mismo nivel que otras leyes meramente civiles, que tratan con las relaciones estrictamente humanas.

Así, Dios dividió al bebé, y ahora es claro quién está de Su lado. Aquellos que claman en protesta para defender la santidad del matrimonio como un deber divino hacia Dios[31] son Su pueblo, mientras que aquellos que se complacen en dejar morir al bebé tolerando la locura LGBT han sacrificado así el sagrado cuarto mandamiento, que es el sello de la Creación, del cual el acto de culminación fue la creación de la humanidad a imagen y semejanza de Dios.

Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! (Mateo 25:5-6)

El momento revelador es cuando llega el mensaje de urgencia. La medianoche representa el período más oscuro de la historia del mundo, cuando las plagas están siendo derramadas sobre la tierra. Estamos en ese período ahora, y muchas voces están expresando el hecho de que Jesús está viniendo inminentemente.[32] Sin embargo, el tiempo de preparación ya ha terminado. Las vírgenes necesitaban preparar su reserva de aceite antes del clamor de medianoche. La prueba no viene en el futuro, sino que ya ha venido.

Las vírgenes prudentes ya tenían un recipiente adicional de aceite cuando se hizo el clamor. Este aceite era necesario para recargar sus lámparas después de la demora del novio, para que su luz pudiera brillar durante la procesión de la fiesta nupcial.

En contraste, las vírgenes insensatas pensaron que aún había suficiente tiempo para prepararse, y por lo tanto salieron a comprar aceite, pero demasiado tarde, y la puerta estaba cerrada.

La porción extra de aceite para la luz durante la situación de emergencia me recuerda a la segunda llama de mi vela y al segundo testigo. Pienso en los dos sitios web y en el hecho de que todo ha sido preparado y elaborado a través de un estudio cuidadoso y un conocimiento experimental de la verdad. Estoy asombrado porque sé lo vanos e infructuosos que serán los esfuerzos de aquellos que recién ahora están comenzando a estudiar, y eso por medio de su propia sabiduría humana.

En la parábola todas las vírgenes salieron a recibir al esposo. Todas tenían lámparas y vasijas para aceite. Por un tiempo parecía no haber diferencia entre ellas. Tal ocurre con la iglesia que vive precisamente antes de la segunda venida de Cristo. Todos tienen el conocimiento de las Escrituras. Todos han oído el mensaje de la pronta venida de Cristo, y esperan confiadamente su aparición. Pero, así como ocurrió en la parábola, ocurre hoy en día. Interviene un tiempo de espera, la fe es probada; y cuando se oye el clamor: “He aquí, el esposo viene; salid a recibirle”, muchos no están listos. No tienen aceite en sus vasijas para las lámparas. Están destituidos del Espíritu Santo.

Sin el Espíritu de Dios, un conocimiento de su Palabra no tiene valor. La teoría de la verdad, cuando no va acompañada del Espíritu Santo, no puede avivar el alma o santificar el corazón. Uno puede estar familiarizado con los mandamientos y las promesas de la Biblia, pero a menos que el Espíritu de Dios grabe la verdad, el carácter no será transformado. Sin la iluminación del Espíritu, los hombres no podrán distinguir la verdad del error, y caerán bajo las tentaciones maestras de Satanás. {PVGM 337.3}

Vigilia con velas Me pregunto cómo habría sido el mundo si cada miembro en mi antigua iglesia hubiera sostenido una lámpara brillando con la luz del mensaje del cuarto ángel.

Pienso en cómo sostener una vela hace que brille la cara de una persona.

Me pregunto qué impide a la gente aceptar y simplemente llevar la luz que ya ha sido preparada por el segundo testigo. Sería así de simple.

Pienso en lo que los detiene.

Dos hermanos

El propósito de Dios a través de la encarnación de Cristo era que la divinidad participara de la naturaleza humana para que la humanidad pudiera algún día participar de la naturaleza divina.

Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia; (2 Pedro 1:3-4)

Cuando miro las dos llamas ardientes de mi vela, me recuerdan a dos hermanos de la misma familia.

Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos, diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre, En medio de la congregación te alabaré. (Hebreos 2:11-12)

Pienso en el Gen de la vida y cómo representa la Vida en la sangre del sacrificio perfecto, que fue dado a través de Cristo para que Su naturaleza pudiera ser reproducida en nosotros, y nuestros caracteres pudieran llegar a ser como el Suyo.

Suspiro.

Aunque sé que ninguna de estas llamas me representa, pienso en mi propio hermano menor, que recientemente había sido mi socorro y en lo agradecido que estaba con él por ello. Ya que tenemos similitudes de carácter, él podía entenderme. Esto me recuerda una de las razones por las que Jesús se hizo humano:

Compartir rasgos comunes

Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo. Pues en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados. (Hebreos 2:17-18)

Recuerdo el hecho de que los santos ángeles nunca han experimentado esa clase de gratitud; nunca han necesitado ser liberados de la angustia. Para ellos, Jesús siempre ha sido el Señor, pero nunca el Salvador. Pienso en la parábola del hijo pródigo,[33] pues ya sé cómo se aplica.

Después del “sacrificio” del becerro gordo y la restauración del hijo menor, el padre se enfrentó a un cierto problema con su hijo mayor.

Mas él, respondiendo, dijo al padre: He aquí, tantos años te sirvo, no habiéndote desobedecido jamás, y nunca me has dado ni un cabrito para gozarme con mis amigos. Pero cuando vino este tu hijo, que ha consumido tus bienes con rameras, has hecho matar para él el becerro gordo. (Lucas 15:29-30)

Esto refleja un problema potencial que podría surgir en el cielo una vez que lleguen los humanos redimidos allí. Los santos ángeles, que nunca habían transgredido la Ley de Dios, estarían celosos del alto honor que le será concedido a los humanos, como reyes y sacerdotes de Dios.[34] Les resultaría muy difícil aceptar a sus hermanos menores y someterse humildemente a ellos.

Dios, en Su infinita sabiduría, ideó un medio adecuado para reconciliar a los ángeles no caídos. A su espécimen más noble—el más alto en rango entre los seres creados—se le daría una misión especial que consistían en descender a la tierra como un ser humano, como lo hizo Jesús.

A diferencia de Lucifer, que se aferró al poder, este ángel voluntariamente dejaría de actuar en el oficio del otro querubín protector. Como ser humano, dependería de Cristo, como Cristo dependía del Padre.

Toda la santa hueste celestial lo vería abrirse camino en la vida como un ser humano. Para su horror, verían a su noble líder caer rápidamente en pecado, y entenderían que ningún ser creado—por muy excelente que sea su carácter—podría caminar solo en un mundo de pecado sin sucumbir a su influencia.

Ellos observarían con alegre seguridad mientras él tomaba la mano de Jesús. A su amor y admiración por el Hijo de Dios se añadiría la gratitud por Su poder salvador. Nunca más un ángel sin pecado abrigaría un sentimiento de superioridad sobre los pecadores redimidos, porque ellos entenderían: “En su lugar a mí me habría pasado lo mismo”. Apreciarían especialmente a aquellos que, en su futuro papel celestial, mantendrán el pecado fuera del universo, para que ningún ángel vuelva a tener nunca más la tortuosa experiencia de ver lo que él sería sin Cristo.

Este antiguo ángel no caído, ahora en carne humana y plagado por el pecado, vencería el pecado a través de Cristo y cumpliría fielmente el propósito de su misión en la tierra.

Pienso en su misión de reunir y enseñar a los 144.000, para que a su vez puedan mostrar al universo que los seres creados pueden guardar la Ley de Dios a través de la fe en Jesús.[35] Satanás y todo el universo verían el contraste entre la afirmación de la voluntad propia y la sumisión a Cristo. A través de Cristo, los caídos pueden vencer hasta la mayor de las caídas.

Miro la profundidad de la cera sólida en mi vela en comparación con la pequeña cantidad que actualmente contribuye a la luz ardiente, y veo la fotografía del océano en la etiqueta. Pienso en toda la luz que ha sido dada a través del segundo testigo y en las señales celestiales que ya han sido mostradas.[36] Pienso en el libro sin publicar del cuarto ángel donde se revela el misterio de la Santa Ciudad. Me maravillo de las insondables profundidades de la sabiduría divina que están atesoradas en la mente de Dios.

Batallo en comprender por qué tan pocos creen.

Entonces recuerdo, y como si me golpearan una herida que está sanando, una nueva ola de dolor se cierne sobre mí.

La calle de la gran ciudad

El daño hecho por los críticos y atacantes al mensaje del cuarto ángel será juzgado y condenado por el Juez Eterno. Fue profético que el soñador Ernie Knoll, se viera abandonado en la tierra después de la segunda venida y la primera resurrección, viendo a los santos arrebatados salir del planeta abandonado por Dios con su Redentor.[37] Se le permitió sentir el dolor que se le infligirá a él y a la iglesia, porque eso es lo que ellos habían infligido a otros.

La iglesia fue utilizada como el instrumento de Satanás, que mató a los dos testigos—ahora en el sentido de los dos sitios web como los dos testimonios del segundo testigo.[38] La aplicación de 1260 días para cada uno de los dos testimonios equivale a siete años. Hace siete años su mensaje fue efectivamente asesinado y después sistemáticamente robado de las almas que habrían creído, y de esta manera sus predicadores fueron vestidos de cilicio.

Y daré a mis dos testigos que profeticen [cada uno de ellos] por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio.... Cuando hayan [casi] acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará. (Apocalipsis 11:3,7)

Fue debido a los ataques de la iglesia que el movimiento del cuarto ángel había entrado en su “arca” el 14 de agosto de 2011, para escapar por un tiempo. El Foro de los 144.000 fue su refugio de un mundo malicioso, calumnioso, odioso y burlón (que incluía la iglesia).

Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. (Apocalipsis 11:8)

La calle principal en los cielos es la ruta de la eclíptica, donde todos los planetas corren de un lado al otro. Así, la parte de la eclíptica que pasa a través de las constelaciones “malas” representa “la calle de la gran ciudad, que espiritualmente se llama Sodoma y Egipto”, como se muestra en la siguiente imagen:

Límites de la ciudad

Sodoma representa el libertinaje LGBT de la Era de Acuario con la marca de la bestia. Egipto representa la adoración al culto del sol de Ofiuco (el papa Francisco), que monta al Escorpión, quien dependiendo del contexto puede representar tanto a la primera bestia de Apocalipsis 13 (el papado) como a la bestia de Apocalipsis 17 (el Nuevo Orden Mundial). La parte del versículo que habla de “donde también nuestro Señor fue crucificado” en esta calle representa el clímax quiástico de toda la interpretación de la profecía del Apocalipsis a Juan, a la que nos acercamos.

Como resultado del ataque de 2011, los dos testimonios quedaron aplastados y casi desprovistos de creyentes en la calle de Egipto, que en esta circunstancia tiene que ser extendida para incluir a Libra como las garras extendidas del Escorpión (como fue representado en la antigüedad[39]) y la constelación Virgo como la iglesia que permitió a Satanás entrar en su corazón. Satanás ganó demasiado terreno, teniendo ahora de hecho el control sobre más de la mitad de la eclíptica. Durante siete años, ha estado reinando sobre toda esta región, desde el momento en que Saturno entró en el vientre de Virgo en 2011 hasta el presente. Sus victorias en la conquista le han animado a intentar el gran golpe de estado en el centro galáctico, todo ilustrado gráficamente en los cielos.

El cadáver de Virgo yaciendo en la eclíptica, asesinado y contaminado, también puede representar a la iglesia pura como una víctima de la guerra que se libró contra ella en agosto de 2011.

Es como si nadie la conociera. Nadie siente la pérdida. Por siete años, las bulliciosas luces de la autopista de la eclíptica la han pasado por alto innumerables veces, año tras año, sin tenerla en cuenta.

Es como si nunca hubiera existido.

Miro fijamente las llamas de mi vela.

El lenguaje de mi corazón ruega: “¿Le importará a Jesús?”

De la muerte a la vida

Siete años más tarde, por tercera vez, los sitios web fueron desconectados cuando el juicio en el cielo estaba terminando.[40] Tres veces, los dos testimonios soportaron esta terrible experiencia de no poder alcanzar a un mundo moribundo con la verdad salvadora.

Pero como los libros de juicio habían sido cerrados, sólo podíamos seguir adelante esperando más allá de toda esperanza contra la realidad de que El último Elías no había sido capaz de volver los corazones de la gente a tiempo.

Entonces, la sexta trompeta estaba a punto de ceder el paso. Apenas quedaba una semana antes que comenzaran las plagas. Los casos habían sido decididos para siempre para la vida o la muerte. Sin embargo, muchos de los que se aferraban a Dios y rechazaban la marca de la bestia nunca tuvieron la oportunidad de aprender la verdad, aunque aquellos que habían despreciado al Espíritu Santo nunca más encontrarían el arrepentimiento.

Dios estuvo con el Foro de los 144.000 todo el tiempo— desde ese mensaje de apertura— pero por nuestra parte, estábamos acabados. Agotados. Habíamos estado invirtiendo nuestro corazón, mente y alma durante siete largos años, y después de toda nuestra sangre, sudor y lágrimas, parecía que nuestros esfuerzos habían sido en vano. Además, acabábamos de completar un intenso “campamento de entrenamiento de profecía” que nos había agotado por completo. Y con la sexta trompeta prácticamente terminada, y sin una explicación completamente satisfactoria para la profecía detallada de la trompeta o del ay asociado, nos sentíamos como si estuviéramos muertos. Muertos de cansancio, y muertos en espíritu. Necesitábamos urgentemente ser revividos por el Espíritu de vida.

De repente, el 14 de agosto de 2018, nuestros ojos fueron abiertos a lo que el cielo había declarado tres días y medio antes del 11 de agosto, y empezamos a entender lo que realmente sucedió en la sexta trompeta.[41] Reconociendo que el séptimo aniversario del establecimiento del foro había llegado, miramos hacia atrás a los días mencionados dos veces en la profecía de Apocalipsis 11 (versículos 9 y 11) y los vimos no sólo como tres días y medio literales, sino también en otra aplicación como años, y comenzamos a entender cómo nuestra experiencia había cumplido cada faceta de la profecía de los dos testimonios.

Gráfico del Espíritu de Vida

Toda la duración del 11 de agosto de 2011 al 14 de agosto de 2018 cumplió con los versículos 8 y 9, porque el ministerio nunca revivió verdaderamente en ese tiempo, en términos del número de creyentes. Los dos testigos (los dos testimonios del segundo testigo) simplemente yacen efectivamente muertos, a la vista del público.

Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. (Apocalipsis 11:9)

Según la referencia Strong, la palabra “sepulcro” en realidad significa “memorial” o “monumento sepulcral”, algo así como una piedra conmemorativa. Por lo tanto, uno puede traducir o entender que estas multitudes se negaron a poner una piedra conmemorativa para los dos testimonios, lo que significa que querían impedir que alguien pensara en ellos o los recordara. Querían ignorar completamente su muerte y no contarla ni hablar de ella; en otras palabras, querían silenciar su heroica lucha contra Satanás y la posterior derrota.

En lo que respecta a la tierra, el cristianismo ha tenido éxito en hacer eso.

Pero en los cielos, el cumplimiento de la profecía es claramente evidente. El versículo anterior y el siguiente deben ser entendidos juntos. Uno debe aplicar las claves conocidas de la interpretación de las profecías interpretando la Biblia consigo misma, y mirando hacia el firmamento. La Biblia define el símbolo celestial para los pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas:

Me dijo también: Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas. (Apocalipsis 17:15)

En el lenguaje de los cielos, podríamos decir:

Y los de [las aguas, donde está sentada la ramera] verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que [tengan un monumento conmemorativo.] (Apocalipsis 11:9).

Las “multitudes” (de las aguas) son entonces claramente Acuario y el pez-cabra (Capricornio), y por supuesto las muchas otras criaturas marinas a su alrededor, porque esa es el área en los cielos que es generalmente entendida como el gran mar de los cielos, donde reina su rey Acuario (también conocido como Neptuno o Poseidón).

Así que estos—el LGBT Acuario de esta era de libertinaje y la parte del pez de Satanás, que obviamente representa la gran parte del cristianismo que se ha alejado de Dios—quieren hundir la memoria de los dos testigos en las profundidades del mar, y no tienen la intención (ni es posible) poner una piedra conmemorativa en la superficie del agua. Pero ¿qué pasa con los continentes?

Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra. (Apocalipsis 11:10)

Ahora, por otro lado, venimos a los moradores de la tierra que celebran la muerte de los dos testigos. El contraste entre la tierra y el mar demuestra el hecho de que el propio pez-cabra representa el lugar donde la ramera se sienta sobre muchas aguas en este contexto.

Los anfibios pueden vivir en el agua o en la tierra. Es la parte de la cabra del diablo (como habitante de la tierra) quien celebró la muerte de los dos testigos, bailando con alegría....

Y los [cabritos] de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra. (Apocalipsis 11:10)

Ahora viene la asombrosa representación de la celebración de la entrega de regalos en los cielos. La lluvia de meteoritos Perseidas alcanza su máximo en agosto de cada año, del 11 al 13 del mes. Cuando “morimos” por primera vez el 11 de agosto de 2011 al cerrar el primer sitio web, los malvados habitantes de los cielos celebraron una gran fiesta con los fuegos artificiales más grandes del año: las Perseidas. De hecho, tuvimos la oportunidad de observar a las Perseidas de primera mano en 2018, y vimos que las estrellas fugaces venían no sólo de Perseo, sino de varias direcciones. Una mirada al cielo revela por qué:

Enviar regalos unos a otros

Están los habitantes del mar, como Acuario y la parte de pez de Capricornio, que se enviaban regalos en forma de paquetes de estrellas fugaces, y también los habitantes de la tierra, como Perseo, la jirafa (Camelopardalis) y el cisne (Cygnus) que pasa la mayor parte de su tiempo en el suelo. También se puede ver un cincel (Caelum) que no se utilizó para grabar una piedra conmemorativa para los dos testigos. Todos ellos celebraron ocho grandes celebraciones anuales desde el ataque de 2011, la última del 11 al 13 de agosto de 2018, cuando estábamos completamente perplejos en cuanto a cómo se había cumplido la sexta trompeta. Pero esa sería su última celebración feliz, porque el Espíritu de vida nos despertó del sueño de la muerte en la tarde del 14 de agosto.

Fuimos revividos instantáneamente a través de estudios que continuaron hasta el día siguiente y más allá, pero más que eso, la Iglesia Católica fue llevada al centro de atención por el escándalo del abuso sexual ese mismo día (aunque no lo supimos hasta más adelante). Y el resto está registrado en la sección del fuerte clamor de nuestro sitio web, el segundo testimonio del segundo testigo. Las siete postreras plagas habían comenzado, y los enemigos de los escritos de los sitios web ÚltimoConteo.org y GranjaNubeBlanca.org nunca más tendrían la oportunidad de celebrar la muerte de los dos testigos, porque sus advertencias estaban ocurriendo, y la ira de Dios estaba siendo derramada sobre el mundo a través de las mismas circunstancias que eran las consecuencias naturales de sus malas acciones.

Y cambiaré vuestras fiestas en lloro, y todos vuestros cantares en lamentaciones; y haré poner cilicio sobre todo lomo, y que se rape toda cabeza; y la volveré como en llanto de unigénito, y su postrimería como día amargo. He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová. (Amós 8:10-11)

El llamado simultáneo a la renuncia y al juicio político del papa Francisco y de Donald Trump, respectivamente, corresponde a los habitantes del “mar” y de la “tierra” como los dos grandes poderes religiosos y políticos de Apocalipsis 13 cuyo día del juicio final había llegado.

Para el Foro de los 144.000, fue la evidencia de la liberación por la mano poderosa de Dios.

Levantándose sobre sus pies

Me detengo a pensar en cuánta más luz debe ser dada. Para mí está claro que todavía no tengo todo el conocimiento que necesita ser comunicado.

Al ver las llamas de la vela irradiando su luz constante, pongo mi confianza en el Espíritu Santo para proveer la luz necesaria en el momento adecuado. Recuerdo cómo los autores humanos de los dos testimonios tuvieron que estudiar durante muchas horas para volver a levantarse sobre sus pies una vez que el Espíritu de vida entró en ellos el 14 de agosto de 2018.

Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. (Apocalipsis 11:11)

A menudo sucede que una sola frase en los escritos proféticos corresponde a un proceso prolongado de tiempo a medida que se desarrolla en la vida real. La noticia del 14 de agosto de 2018 desencadenó el derramamiento de las plagas el 20 de agosto y revivió los mensajes escritos del segundo testigo (porque las cosas de las que se advirtió estaban realmente aconteciendo—y de una manera que el mundo mismo consideraba como “plagas”). Pienso en mi propia experiencia durante ese tiempo, y calculo mentalmente el número de páginas escritas y artículos publicados desde entonces—una gran cantidad—y pienso en el hecho de que el material más importante aún no estaba presentado.

Siento un peso sobre mis hombros que no quiero cargar, y no sé cómo hacerlo, pero sé que es la voluntad de Dios que yo asuma la responsabilidad de escribir este artículo.

Temiendo mi propia debilidad, reafirmo mi confianza en Dios y redirijo mis pensamientos.

Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. (Apocalipsis 11:11)

El gran temor que cae sobre los enemigos poco después de la celebración de los fuegos artificiales de las Perseidas se produce sólo después de que los dos testimonios hayan comenzado a levantarse sobre sus pies, es decir, en algún momento después de que el informe del gran jurado fuera publicado el 14 de agosto de 2018, lo que coincide con el momento en que se produce la señal grande y admirable–la temible señal de las siete últimas plagas—así como la primera plaga en sí. Es realmente aterrador para el mundo ver los horribles pecados de sus más altas instituciones morales y líderes saliendo a la luz.

Sin embargo, esto también abarca un largo proceso de tiempo. El gran temor incrementa a través de las plagas hasta que los dos testigos hayan terminado completamente su profecía.

Pienso en la Cena del Señor del 6 de abril de 2012,[42] y en cómo serán exactamente siete años desde entonces hasta el próximo nuevo año judío el 6 de abril de 2019, que cae directamente entre las líneas del trono de la sexta plaga. Los autores humanos tienen un marco de tiempo de profecía hasta la sexta plaga. Ese marco de tiempo también es confirmado en los cielos por las dos grandes lumbreras, el sol y la luna, que estarán en los dos peces de la constelación del mismo nombre en esa fecha.

Levantados sobre sus pies

El cielo nos ayuda a comprender toda la profundidad de la historia de los dos testigos, mientras “miramos hacia arriba” hacia donde están escritos los detalles restantes en el Libro de la Naturaleza. Si nos aventuramos a obtener información más detallada sobre los meses que quedan antes de la venida de Jesús, debemos mantener nuestros ojos fijos en los cielos.

Después de siete años escribiendo juntos como autores, la luna estará exactamente en la línea del “pie” del pez izquierdo, mientras que el sol estará en el “pie” del pez derecho. El pez izquierdo está “de pie” verticalmente con respecto a la eclíptica; los dos peces tienen ahora el papel de simbolizar la pesca de los dos testigos. Después de todo, se sabe que los peces simbolizan a los cristianos, la pesca del Gran Pescador de hombres.

Aquí vemos incluso una alusión a la relación entre Moisés y Elías cuando un pez está yaciendo (habiendo muerto, como Moisés) y el otro está ascendiendo (como Elías). Tomados en conjunto, sin embargo, también forman una imagen de la transición de los muertos a los vivos, de acostado a estar de pie—tal como los gemelos de Géminis una vez ilustraron el cambio de Jesús de vestiduras sacerdotales a vestiduras reales.

Cuando el cuerpo de Cristo haya crecido hasta alcanzar Su plenitud, la obra de los autores estará terminada.

Este punto en el tiempo (el comienzo de la sexta plaga) representa un punto importante cuando la profecía de los dos testigos debe terminar. Será en ese momento—después de que los dos testigos estén completamente de pie—cuando el temor de los espectadores será completo: sólo tendrán que reunirse para la gran batalla del Armagedón y esperar la séptima plaga con su granizo de gran tamaño.

La ascensión

Pienso en cómo la señal de los dos testigos en los Peces en el momento de la sexta plaga ilustra la gran voz dirigida a los dos testigos:

Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. (Apocalipsis 11:12)

Pienso en lo que podría significar que los dos testigos asciendan al cielo. ¿Será meramente figurativo de que se la palabra de Dios reciba su legítima posición elevada? ¿Podría indicar un “rapto” literal de algún tipo—de los representantes humanos de los dos testigos—poco antes del fin de los tiempos? ¿Podría ser algún tipo de “despertar” de la humanidad dormida?

La voz es una gran voz, que en simbolismo celestial significa el sol o la luna, que estarán en los Peces en ese momento. Sería lógico que se refiere a la voz del sol, ya que es la mayor de las dos:

E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. (Génesis 1:16)

Si queremos saber a dónde son llamados los dos testigos, debemos entender dónde está la residencia del sol, es decir, de donde viene o llama el sol. Por supuesto, el sol se mueve alrededor de la eclíptica una vez al año, pero la Biblia describe su hogar o “tabernáculo” en el simbolismo del novio, que es a su vez un símbolo de Jesucristo.

Los cielos cuentan la gloria de Dios, y la expansión denuncia la obra de sus manos. El un día emite palabra al otro día, y la una noche á la otra noche declara sabiduría. No hay dicho, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su hilo, y al cabo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol. Y él, como un novio que sale de su tálamo, alégrase cual gigante para correr el camino. Del un cabo de los cielos es su salida, y su giro hasta la extremidad de ellos: Y no hay quien se esconda de su calor. (Salmo 19:1-6 RVR)

La conexión con el Novio indica que ese punto en el tiempo representa el verdadero clamor de medianoche de la parábola de Mateo 25:1-13. Este es el momento en que los dos testigos y los dos testimonios han terminado su predicación, y el clamor del regreso de Jesús ha despertado finalmente a todos los que dormían, tanto a los prudentes como a los insensatos. Por lo tanto, esto muy probablemente apunta a la resurrección especial de los “muchos” (que también significa “no todos”) de Daniel 12:2, antes de la gran primera resurrección:

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. (Daniel 12:2)

Ayuda visual para entender el tabernáculo del sol Todavía hay más pistas en los versículos del Salmo 19 citados arriba para indicar dónde está el tabernáculo del sol, y a dónde irán los dos testigos. Tiene que ver con el “hilo” de la eclíptica donde los cuerpos celestes pronuncian sus voces, y con las “extremidades” de este hilo, que deben ser los dos puntos donde la eclíptica cruza el ecuador galáctico. En la imagen con el Novio, el tabernáculo del sol sería por lo tanto el cruce en Orión, que simboliza a Jesús, y por cuya mano pasan todas las estrellas errantes en la travesía galáctica.

Los dos peces—uno acostado y otro erguido—ilustran el proceso de los dos testigos de levantarse sobres sus pies, pero cuando esta gran voz llama a los testigos ahora sobre sus pies a su tabernáculo, eso significa que el levantarse sobre sus pies definitivamente ha terminado y son llamados a asumir su posición permanente en Géminis, justo al lado de Orión.

¡Esto tiene profundas implicaciones!

A los dos testigos, habiendo terminado su obra, se les da su lugar permanente en el firmamento para que permanezcan como pilares de la verdad en los archivos eternos del cielo. Esto se describe en la promesa de Jesús a la iglesia de Filadelfia:

Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí.... (Apocalipsis 3:12)

Estos dos testigos permanecen como los dos pilares del templo, que es también la clave para resolver la aparente contradicción de si habrá o no un templo en el cielo. La Biblia indica que ya no habrá un templo en la nueva tierra:

Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero. (Apocalipsis 21:22)

Los dos testigos en el cielo El templo siempre ha sido un edificio temporal para proteger a los pecadores de la exposición directa al fuego consumidor de la justicia del Todopoderoso. El templo es por lo tanto el muro protector de la misericordia de Dios, para no destruir inmediatamente a aquellos que han sido engañados por Satanás. Pero después de que el pecado haya sido finalmente erradicado del universo, ya no habrá necesidad de ese velo de separación entre Dios y el hombre.

Por lo tanto, los dos testigos, se pararán como dos columnas en los cielos para siempre (no saldrán más) como símbolo de lo que se necesitó para lograr la redención del hombre y para completar el plan de salvación para todo el universo. Requirió la doble obra de Jesucristo: Su propia obra personal de vencer y condenar el pecado en la carne, y luego la obra de mediar para que los seres creados venzan el pecado en la carne a través de Su fuerza. Ningún templo físico será necesario en el cielo, porque no habrá pecado y por lo tanto no habrá más necesidad de ofrendas por el pecado. Pero en el Mazzaroth, siempre habrá columnas conmemorativas delante de Jesús, quien como Sumo Sacerdote dio Su propia sangre sobre el altar para que la humanidad pudiera entrar en el cielo.

Es fácil ver qué gemelo representa a qué testigo. Uno de ellos se arrodilla y tiene un saco para recoger el fruto de la cosecha.[43] El otro se sienta (en un trono) y tiene una hoz en su mano derecha.[44] Incluso la antigua mitología tiene elementos adecuados respecto a Castor y Pollux:

Cástor era el hijo mortal de Tíndaro, el rey de Esparta, mientras que Pólux era el hijo divino de Zeus.... Cuando Castor fue asesinado, Pólux le pidió a Zeus que le permitiera compartir su propia inmortalidad con su gemelo para que siguieran juntos, y fueron transformados en la constelación de Géminis.[45][traducido]

La gran asamblea

El Dios del cielo, que es el único digno de alabanza, es el Autor de todo el universo; los cielos que vemos son una fugaz vislumbre de la vasta extensión de Su Reino, que Él gobierna con poder y gloria. Dios ha representado a todas las huestes del cielo en el círculo del Mazzaroth, y allí también se puede ver el conflicto de los siglos llevándose a cabo.

Un tercio de los ángeles cayeron del cielo

Y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó a la tierra.... Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. (Apocalipsis 12:4, 9)

En los cielos, se pueden ver las constelaciones buenas y malas, que juegan un papel importante en el gran carillón celestial. Allí se puede ver la tercera parte de los ángeles que cayeron, siguiendo a Satanás como Ofiuco (el portador de la serpiente), y las dos terceras partes que permanecen fieles a Dios, siguiendo a Sus dos ungidos, Orión y Auriga, como se explica en la Parte I de La pestilencia de la primera plaga.

Sin embargo, la historia tiene mucho más que contar. La situación en los cielos no siempre parecía tan favorable para el bien. Fue sólo a través de los esfuerzos persistentes de los ángeles leales que muchos de los que primero se pusieron del lado de Satanás se arrepintieron y regresaron a Dios.

Muchos de los simpatizantes de Lucifer se mostraron dispuestos a escuchar el consejo de los ángeles leales y arrepentirse de su descontento para recobrar la confianza del Padre y de su amado Hijo… {VAAn 45.2}

¿Cuántos se arrepintieron?

Cuando el conflicto comenzó en el cielo, cayó la mitad de los ángeles, y sólo había una sombría posibilidad de 50/50 de una victoria para Dios. El Espíritu de Profecía narra la escena justo antes de que la guerra comenzara en el cielo de la siguiente manera:

Se convocó a toda la hueste angélica para que compareciera ante el Padre, a fin de que cada caso quedase decidido. Satanás manifestó con osadía su descontento porque Cristo había sido preferido antes que él. Se puso de pie orgullosamente y sostuvo que debía ser igual a Dios y participar en los concilios con el Padre y comprender sus propósitos. El Señor informó a Satanás que sólo revelaría sus secretos designios a su Hijo, y que requería que toda la familia celestial, incluido Satanás, le rindiera una obediencia absoluta e incuestionable; pero que él (Satanás) había demostrado que no merecía ocupar un lugar en el cielo. Entonces el enemigo señaló con regocijo a sus simpatizantes, que eran cerca de la mitad de los ángeles, y exclamó “¡Ellos están conmigo! ¿Los expulsarás también y dejarás semejante vacío en el cielo?” Declaró entonces que estaba preparado para hacer frente a la autoridad de Cristo y defender su lugar en el cielo por la fuerza de su poder, fuerza contra La mitad de los ángeles se pusieron del lado de Satanás fuerza.—La Historia de la Redención, 18. {VAAn 46.1}

¡Casi la mitad de todos los ángeles estaban con Satanás al principio! ¿Te imaginas lo que eso significa? Intenta imaginarlo, porque esta guerra no ha terminado todavía.[46] Piensa en todo lo que es valioso para ti en tu mundo –imagínate que cuelga de un hilo de seda, con una probabilidad del 50/50 de que después de un feroz conflicto con muchas víctimas, todo lo que amas y valoras se pierda en el eterno silencio de la no existencia.

No más niños.

No más ropa fina, no más casa bonita.

No más comida de calidad.

Sólo cosas quebrantadas, salud quebrantada, sueños quebrantados, espíritus quebrantados, y remordimiento extremo... hasta que incluso eso te sea quitado por la “gracia” de la muerte, es decir, incluso por la segunda muerte eterna.

No tiene que ser así. ¿Alguna vez has tenido algo por lo cual luchar? ¿Estás listo para luchar? ¿Estás solo o tienes compañeros que te ayudarán a ganar esta guerra espiritual para preservar tu vida? Más importante aún, ¿estás dispuesto a arriesgar tu propia vida para luchar por las vidas de otros, incluyendo innumerables seres no caídos que eventualmente sucumbirían al pecado si la guerra se perdiera? ¿Amas a Dios lo suficiente como para defender Su trono ante el peligro de perder tu propia vida, como un soldado obediente?

Uno puede hacer las cuentas y determinar que un tercio de los ángeles que inicialmente siguieron a Satanás (o un sexto de todos los ángeles) se arrepintieron antes de ser echados del cielo. El cambio inicial de lealtades está perfectamente ilustrado en los cielos. Si miras a las constelaciones que nunca cayeron, puedes notar que todas son “buenas” constelaciones que prácticamente siempre tienen un significado bíblico positivo: El León como el León de la tribu de Judá, Géminis como los dos testigos, Tauro como el altar del sacrificio, Aries como el carnero del sacrificio, y Peces como la pesca de los dos testigos. Supongo que los ángeles malos no necesitan más comentarios.

Virgo y Libra a veces han tenido significados negativos como ya sabemos. Libra fue representada antiguamente como parte de Escorpión,[47] que es definitivamente una constelación malvada cuya posición en uno de los principales puntos cardinales incluso tuvo que ser reemplazada por Aquila, el águila, debido a la importancia estratégica de esa “puerta” en el cielo. Virgo representa a aquellos que profesan el nombre de Cristo, a veces el cuerpo fiel de Cristo, y a veces como la ramera rebelde de Apocalipsis.

La muerte de los dos testigos ocurrió porque la iglesia (Virgo) permitió que Satanás (Saturno) entrara en su corazón, quien luchó y los venció. Como resultado, el conflicto de los siglos entre el bien y el mal ya no está en la situación inicial favorable de dos tercios contra un tercio. Satanás se nos ha adelantado. Ahora las probabilidades son de nuevo del 50/50, justo en el momento más decisivo de la guerra.

Suspiro un suspiro de anhelo—

Señor ¡te ruego que me des las palabras para transmitir la situación como realmente es!

El campo de batalla

¿Qué significa todo esto, y por qué Dios está revelando hoy la antigua historia de lo que sucedió en el cielo antes de que los humanos fueran creados? ¿Podría ser que el comienzo del conflicto, que fue hace tanto tiempo, sea ahora especialmente relevante al final de los tiempos, a medida que el conflicto se está acercando a la batalla decisiva del Armagedón?

¿Podría ser que Dios haya estado llamando a toda la familia humana ante Su trono celestial, como una vez llamó a los ángeles, para presentarles los argumentos de Su caso, para que cada ser humano pueda escoger un bando, tal como los ángeles tuvieron que hacer una vez?

Pienso en cómo la guerra en el cielo[48] no se limitó al cielo. Lo que sucedió allí, ahora está sucediendo aquí. También pienso en cómo los humanos reemplazarán a los ángeles caídos, y por lo tanto es perfectamente apropiado que las constelaciones en el cielo sean una representación de la guerra espiritual que se está librando en este mundo.

Por lo tanto, mi atención se centra especialmente en las constelaciones cuestionables; éstas representan los “estados indecisos” de la elección, el campo de batalla que tiene el potencial de influir en el resultado de la guerra para todo el universo.

Una sexta parte de los ángeles se arrepintieron ¿Quiénes son? No lo sé.

¿De qué lado lucharán?

Sé que las personas justas representadas por las buenas constelaciones no cambiarán de bando, y tampoco lo harán los malvados.

Los libros del juicio están cerrados.

Las plagas están cayendo.

Miguel se ha levantado.

El Espíritu Santo se ha retirado de la tierra...

Estamos en una crisis terrible, porque el tiempo está más que agotado. La sentencia ya ha sido pronunciada:

El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía. (Apocalipsis 22:11)

Pero ¿quiénes son estos cuestionables y de qué lado están?

Al menos, sé la respuesta a la primera pregunta.

Libra y Virgo. Libra es la balanza. Virgo es la mujer. Eso significa que estamos hablando de “juicio” y “una iglesia”. La “iglesia del juicio” o “el pueblo del juicio”.

Inmediatamente pienso en Laodicea, y que este nombre significa exactamente eso:

Laodicea es el nombre de una ciudad de Asia Menor que no estaba muy lejos de Colosas. El nombre de la ciudad es una palabra griega compuesta: laos significa gente, nación o multitud; dike significa costumbre, ley, juicio, pena o castigo, dependiendo del contexto. De esto, la mayoría concluye que los fundadores de Laodicea se veían a sí mismos como un pueblo de justicia o un pueblo respetuoso de la ley.[49] [traducido]

Pienso en aquellos que se ven a sí mismos como cristianos que respetan la Ley y que guardan los Diez Mandamientos. Pienso en el consejo de Jesús a Laodicea, y en Su vehemente reprensión hacia ella como una iglesia tibia y rebelde. Sin embargo, sé que la reprimenda de Jesús a Laodicea fue hecha por amor, porque Él la amaba, y era la única manera de salvarla.

Así la pregunta no es si Él la amó, sino si ella lo ama a Él.

Ahora que los libros del juicio están cerrados y las plagas han comenzado, ya no hay intercesor que se convierta en el sustituto de cualquier alma humana que cometa el grave error que cometió Satanás, de seguir un curso de rebelión. Es posible que muchas personas se hayan alineado inadvertidamente con el bando equivocado—con el papa Francisco (representando al dragón), Donald Trump (como el héroe de los protestantes apóstatas, el falso profeta), o simplemente la ONU (como la bestia conglomerada del Nuevo Orden Mundial), o cualquier subordinado de cualquiera de las entidades mencionadas. Sólo hay un camino de salvación abierto, pero no hay una segunda oportunidad. A través del Espíritu de Profecía, esta última oportunidad es descrita de la siguiente manera:

El tiempo de los juicios destructores de Dios es el tiempo de la misericordia para aquellos que no han [habían] tenido oportunidad de aprender qué es la verdad. El Señor los mira con ternura. Su corazón misericordioso se conmueve, su mano todavía se extiende para salvar, mientras la puerta se cierra para aquellos que no quisieron entrar. Será admitido un gran número de los que en los últimos días oirán la verdad por primera vez.—Carta 103, 1903. {EUD 154.4}

El “gran número” mencionado aquí correspondería a los “muchos ángeles” que se arrepintieron:

Muchos de los simpatizantes de Lucifer se mostraron dispuestos a escuchar el consejo de los ángeles leales y arrepentirse de su descontento para recobrar la confianza del Padre y de su amado Hijo… {VAAn 45.2}

Este no es el mismo tipo de arrepentimiento que requería que Jesús sacrificara Su vida por el pecado. Jesús no dio su vida por los ángeles, sino por el hombre pecador. Hay un pecado para muerte, y un pecado no para muerte.[50] Los ángeles que se arrepintieron sólo habían escogido el lado equivocado en la ignorancia y podían ser persuadidos a arrepentirse de nuevo, pero no se rebelaron abiertamente como los otros que fueron expulsados.

La pregunta es, ¿quién en la tierra hoy seguirá el ejemplo de humildad de aquellos ángeles que se arrepintieron? ¿Eres tú uno de los que se ha dejado contaminar por la asociación con las iglesias del mundo, pero desea volver al Señor y ser aceptado de nuevo en Su benevolencia?

¿Te han escandalizado tus líderes, y quieres irte y seguir la verdad en una santidad genuina, aunque eso signifique romper los lazos de amor? El hecho de que Escorpión una vez incluyera a Libra significa que toda una tribu fue dividida en el cielo, ¡no por la rebelión, sino por el arrepentimiento!

¿Estás escuchando y siendo conmovido por estas verdades profundas y armoniosas por primera vez, porque los líderes de tu iglesia usaron todo el poder satánico a su disposición para esconderlas de ti? ¿Está tu corazón abierto para recibir al Señor, sin mirar atrás? Si es así, entonces aprenderás lo que se requiere de ti.

Este es el fin. Ya no hay cambio de bando. ¡Esta es tu última oportunidad! Si no caminas en esta luz, ahora que la has reconocido, nunca tendrás otra oportunidad de encontrar el Camino. La próxima Luz que verás es al Señor Mismo, en lo alto y exaltado.

¿Quién serás tú: la Virgo que lleva una corona provista por el León, el León de la tribu de Judá, o la Virgo que es pesada en la balanza y encontrada falta?

Aquellos que, como Satanás, estaban familiarizados con la Ley de Dios y se rebelaron en el pleno conocimiento de Su justicia, demuestran ser indignos de un lugar en el cielo. Pero todos los que escuchan la verdad por primera vez tienen una última oportunidad para responder correctamente. Dios le da a todos una oportunidad justa, incluso a los malvados.

El gran Dios podría haber expulsado inmediatamente del cielo a este archiengañador, pero ese no era su propósito. Daría a los rebeldes una justa oportunidad para que midieran su fuerza con su propio Hijo y sus ángeles leales. En esa batalla cada ángel elegiría su propio bando y lo pondría de manifiesto ante todos.—La Historia de la Redención, 17. {VAAn 44.2}

El único camino a la salvación es la plena aceptación de Jesucristo. Sólo Jesús es el Camino, la Verdad y la Vida. La luz que Él resplandece en Su palabra a través de Sus mensajeros es la que es necesaria para que esta última generación supere toda tentación del diablo a través de la fe y viva hasta el final para ver a Jesús regresar.

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. (Hebreos 11:6)

Aquellos que profesan su fe, pero no viven de una manera que corresponde a su profesión serán especialmente humillados.

He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. (Apocalipsis 3:9)

Un buen día para morir

Nadie que se fíe de su propia justicia entrará en el Reino de Dios. Ese fue el camino que tomó Lucifer, que lo convirtió en Satanás. Ahora, es representado en los cielos como un jinete montando a la bestia Escorpión. Si Escorpión no hubiera caído, habría continuado como el ángel de la “puerta norte”, pero como la tribu de Dan, fue vencido por la serpiente y expulsado del cielo. Esta puerta tiene importancia estratégica en el conflicto de los siglos, y por lo tanto otro ángel tuvo que tomar su lugar para guardar la puerta norte del reino celestial: Aquila el águila, que lleva el escudo (la constelación Scutum) que se menciona tan a menudo en los salmos y en otros lugares.

Después de estas cosas vino la palabra de Jehová a Abram en visión, diciendo: No temas, Abram; yo soy tu escudo, y tu galardón será sobremanera grande… Y lo llevó fuera, y le dijo: Mira ahora los cielos, y cuenta las estrellas, si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia. (Génesis 15:1,5)

Pienso en por qué esta puerta es de gran importancia para ambas partes del conflicto.

La puerta de importancia estratégica

La puerta de arriba, ahora custodiada por el águila, el rey del cielo, representa la entrada a la que los justos deben ascender en la segunda venida de Jesús. Aquellos que quieren entrar al cielo para morar con Dios deben entrar figurativamente por esa puerta de arriba. Deben viajar a lo largo del camino de la eclíptica a través de territorio enemigo y tomar la ruta del ecuador galáctico (el camino del norte) hacia el águila. Cualquiera que se atreva a hacerlo sin la protección de Dios será destruido por los demonios que gobiernan las regiones de los cielos marcadas en rojo en la imagen anterior.

La existencia humana es una existencia de prueba, y aquellos en la familia humana que superan el pecado a través de la fe en Jesús serán transformados en ángeles[51] para llenar el vacío en el cielo creado por la rebelión de Satanás. Por eso, en sentido figurado, deben atravesar las líneas enemigas fortificadas para conquistar el cielo, tal como los hijos de Israel tuvieron que conquistar a los gigantes de Canaán para poseer la tierra que Dios les había prometido. Sólo aquellos que superan el pecado—todos los demonios que los han afligido en sus vidas aprovechándose de sus defectos de carácter— sólo aquellos que derrotan a los gigantes en la tierra podrán establecerse en los reinos de la paz eterna, donde leche y miel fluyen libremente.

No es coincidencia que sea la puerta norte a la que Satanás quiere controlar el acceso. Esta es la región de la eclíptica donde se encuentra el centro de la Vía Láctea, llena de movimiento alrededor de la capital galáctica. Aquí se puede ver el resplandor que representa la luz que emana del trono de Dios, donde Satanás intenta su golpe de estado.[52]

Aquí en el centro de Sodoma y Egipto, la Biblia incluye un comentario al margen que nos parece extraño:

Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. (Apocalipsis 11:8)

Cristo, por supuesto, no fue crucificado ni en Sodoma ni en Egipto, sino en el Calvario cerca de las puertas de la ciudad de Jerusalén en Israel. ¿Pueden los escribas de hoy que no miran al cielo interpretar este versículo de tal manera que se disipen todas las dudas y ambigüedades?

Tal vez al referirse a Sodoma, alguno u otro reconoce la conexión a través de la omnipresente homosexualidad de hoy, o al mencionar a Egipto una referencia a la adoración al sol encubierta, de casi todas las iglesias que guardan el domingo en lugar del sábado bíblico. Sin embargo, sería difícil identificar la calle de la gran ciudad, y sólo se podría asumir que debe ser la calle de Babilonia. Esto tendría que ser rebatido, sin embargo, porque Jesús no fue crucificado en Babilonia, ni por los sodomitas ni por los egipcios, sino por los judíos y los romanos.

Poco después de que el mensajero descubriera el reloj de Orión en 2010, fue llevado a profundizar en los acontecimientos de la semana de la crucifixión de Cristo. El Espíritu Santo lo guio a resolver el problema de las dos Pascuas que acosa a toda la cristiandad, aunque no les importe. Y justo antes de eso, pudo responder a la pregunta sobre la verdadera fecha de la crucifixión del Señor. Incluso algunos Adventistas del Séptimo Día que todavía eran fieles en ese momento alzaron voces de respeto por este estudio, pero pronto se callaron bajo el grito de los pregoneros de “¡No fijen fechas! Llamó al estudio Luna Llena en Getsemaní.

No es casualidad que la luna juega un papel tan importante en la historia de la crucifixión. Es una de las grandes lumbreras del firmamento que ha jugado muchos papeles importantes en la profecía bíblica, y es el cuerpo celestial que refleja la luz del sol, así como Cristo reflejó plenamente el carácter del Padre a través de Su sacrificio en el Calvario, y así como los cristianos a su vez deben reflejar el carácter santo del Sol de Justicia.

En ese estudio, validó el hecho de que Jesús fue crucificado el viernes 25 de mayo del año 31 d.C. Se produjeron tormentas de indignación en otras comunidades religiosas y “escribas” que, como siempre, creían que sabían más, pero que no podían refutar la validez del verdadero manejo del calendario bíblico de Dios, tal como se descubrió en ese estudio. Así, el mensajero convirtió a varios grupos en enemigos.... los guardadores del sábado lunar, los judíos caraítas, los judíos rabínicos, los judíos mesiánicos y casi todos los cristianos, ya sean católicos o protestantes o simplemente otras ovejas sin educación. Cada uno tenía su propia idea de cómo debía funcionar el calendario de Dios. Sin embargo, sin el desciframiento del calendario de Dios, no se pueden determinar fechas fijas, y cualquier profecía de tiempo divino que esté orientada a los tiempos señalados por Dios es automáticamente malinterpretada. Por lo tanto, este estudio fue el corazón de todos los demás estudios avanzados.

Como un faro indestructible construido sobre la Roca Miro el faro en la fotografía de mi vela, y pienso en cómo en todos los años de pruebas y tentaciones y el oleaje apresurado y rugiente de las masas que gritaban contra sus escritos, este estudio se ha erigido como el baluarte de un muelle excavado en la Roca con un faro indestructible sobre él. Nadie podía refutar la verdad, porque era la verdad de Dios la que el mensajero había buscado a toda costa.

Nadie puede interpretar Apocalipsis 11:8 si no tiene conocimiento de la verdadera fecha de la crucifixión del Señor Jesús, porque no puede mirar al firmamento en el momento correcto, donde el Creador escondió la única gran Perla que está a punto de ser desenterrada. ¿Cuántos habrían dado sus bienes, campos, casas y autos de lujo para poseer esta Perla,[53] ya que es la única que da vida eterna y una juventud interminable?

El segundo ungido predicaba en cilicio y ceniza,[54] y su oración era siempre: “Señor, por favor, no me hagas ni rico ni pobre.” Sin embargo, él había comprado oro de Jesús y mucho colirio para los ojos, el cual era suficiente para 37 personas antes de que las plagas comenzaran. Ese número podría haberse multiplicado fácilmente a 144.000, pero TU no quisiste escuchar en tiempos de paz. Así que, ahora en tiempos de angustia, recibes la Perla que te pertenece, si quieres aceptarla con fe cualquiera fuese el costo.

La Perla de gran precio

Volvemos a la fecha del viernes 25 de mayo del año 31 d. C. Marcos nos ha informado de forma breve y concisa, la hora a la que debemos ir:

Era la hora tercera cuando le crucificaron. (Marcos 15:25)

La tercera hora según el cálculo judío sería a las 9:00 a.m. en Jerusalén, la ciudad que también deberíamos elegir como nuestra ubicación. Y a esa hora nuestros ojos se abrirán, si tenemos los ojos para ver:

La escena de la crucifixión pintada en el lienzo celestial

Observa cómo la eclíptica y el ecuador galáctico juntos forman la cruz celestial de Jesús, y cómo la luna está exactamente sobre el ecuador galáctico. Como un accesorio en el escenario celestial, la luna a menudo actúa como una vasija, ya sea llena de las plagas o del aceite del Espíritu Santo. Jesús bebió la copa llena de la ira de Dios en el Calvario hasta el punto de morir, y al hacerlo hizo posible que Sus seguidores recibieran el Espíritu Santo.

Allí vemos a los terribles enemigos de Jesús que estaban presentes en Su crucifixión: Escorpión, que le picó en el calcañar según Génesis 3:15,[55] la lanza romana que le atravesó el costado como la flecha de Sagitario, y Satanás, esa antigua serpiente cuya cabeza Cristo una vez aplastó, sostenida por Ofiuco.

Está la nube de oscuridad que se asentó sobre la escena más triste de la historia del universo, y está el enorme agujero negro en el centro de nuestra galaxia, en el corazón de Jesús, que entendemos como un símbolo de Dios Padre.

Puso tinieblas por su escondedero, por cortina suya alrededor de sí; Oscuridad de aguas, nubes de los cielos. (Salmos 18:11)

Con asombro, los ángeles presenciaron la desesperada agonía del Salvador. Las huestes del cielo velaron sus rostros para no ver ese terrible espectáculo. La naturaleza inanimada expresó simpatía por su Autor insultado y moribundo. El sol se negó a mirar la terrible escena. Sus rayos brillantes iluminaban la tierra a mediodía, cuando de repente parecieron borrarse. Como fúnebre mortaja, una obscuridad completa rodeó la cruz. “Fueron hechas tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora de nona.” Estas tinieblas, que eran tan profundas como la medianoche sin luna ni estrellas, no se debía a ningún eclipse ni a otra causa natural. Era un testimonio milagroso dado por Dios para confirmar la fe de las generaciones ulteriores.

En esa densa obscuridad, se ocultaba la presencia de Dios. El hace de las tinieblas su pabellón y oculta su gloria de los ojos humanos. Dios y sus santos ángeles estaban al lado de la cruz. El Padre estaba con su Hijo. Sin embargo, su presencia no se reveló. Si su gloria hubiese fulgurado de la nube, habría quedado destruido todo espectador humano. En aquella hora terrible, Cristo no fué consolado por la presencia del Padre. Pisó solo el lagar y del pueblo no hubo nadie con él. {DTG 702.1}

Ahora has encontrado la Perla que murió por ti hace dos milenios, para ser plantada como una Semilla en el campo celestial. Esta era Su colina para morir; se llamaba “Gólgota”. El Creador del universo ya había determinado el lugar para Su agonía y victoria sobre el mal al principio del universo cuando puso en movimiento los cuerpos celestiales. Guiado por el Espíritu Santo, Jesús supo el buen día (y hora) para morir.

Ahora Él nos da el Espíritu Santo, porque Su esposa también debe conocer su tiempo. Ella debe prepararse con su vestido de novia blanco a través de la justicia que es por la fe de su Señor. ¿Cuándo es su hora? ¿Cuándo es su buen día (para morir), o dónde está su colina que debe ser defendida a toda costa?

El reloj de las plagas ya está en marcha y su duración está confirmada. Ya ha sido confirmado[56] por los dos grandes testigos celestiales del sol y la luna, y por múltiples acontecimientos terrenales. El reloj correrá hasta que la séptima y última plaga se derrame el 6 de mayo de 2019. Entonces la copa de la ira de Dios estará llena.

La séptima plaga ocurre cuando la plenitud de Su ira, sin mezclarse con la misericordia, es derramada sobre los habitantes de la tierra. Jesús bebió la amarga copa de la ira de Dios por ti. Si tú sigues la luna de Su unción con Su sangre desde la séptima plaga en adelante, entonces encontrarás el Camino de la salvación.

Aquellos que nunca tuvieron la oportunidad de conocer la verdad se alegrarán de participar del sufrimiento del Señor, ya sea a través de la muerte o de la vida, en gratitud por lo que Él ha hecho por ellos. Son herederos del pacto eterno.[57] Pero los culpables sentirán la severa angustia del alma que en aquel tiempo sacó sangre y agua del corazón de Jesús. Los adventistas, que tuvieron la oportunidad de conocer la verdad, aprenderán demasiado tarde cómo mostrar compasión por los demás.

Encontré la verdad en el 2010 como adventista a través de la inspiración del Espíritu Santo. Si tú eres adventista, no hay excusa para ti. Simplemente reconocí las señales de los tiempos y seguí la indicación del Espíritu Santo de mirar si alguien en todo el mundo había estado estudiando cómo el Señor podría venir de Orión, ya que todo adventista sabe que la Ciudad Santa descenderá de allí.

Encontré a un crítico vehemente reprendiendo a una voz solitaria que estaba ofreciendo un reloj dibujado a partir de las líneas de la constelación de Orión. La voz más suave captó mi atención. Su gráfico no estaba decorado o puesto en un marco fino, pero sus palabras eran sinceras y su mensaje era convincente para un corazón que anhelaba a su Salvador. Incluso en el discurso con los lobos que buscaban devorarlo, sus palabras tenían una atracción cautivadora.

Cuando pienso en el pasado, es una terrible maravilla que tan pocos adventistas se hayan preocupado alguna vez de introducir términos similares en la página de búsqueda de Google, o de responder a los esfuerzos de divulgación de los dos testigos, o al menos propagar un mensaje tan hermoso tan pronto como les llegó, en lugar de rechazarlo silenciosamente y así negar a otros la oportunidad de examinarlo. Siete largos años después, pregunto: ¿Dónde estaban los adventistas, cuando la puerta de la gracia aún estaba abierta? ¿DÓNDE ESTABAN cuando nuestros ojos enrojecidos ardían frente a la pantalla de la computadora mientras luchábamos por publicar las grandes verdades de Dios dentro de los plazos divinamente encomendados, mientras las arenas del tiempo parecían soplar directamente en nuestros ojos? ¿DÓNDE ESTABAN cuando luchábamos por traducir la palabra de Dios sin la habilidad lingüística necesaria? ¿DÓNDE ESTABAN todos los médicos misioneros cuando sufríamos de mala nutrición y mala salud, sobrecargados de trabajo y asolados por el clima extremo que reina en el Chaco paraguayo? ¿DÓNDE ESTABAN los que tenían medios financieros, cuando nuestra pobre iglesia luchaba por mantener el ministerio a flote, cuando la economía todavía era relativamente estable? Adventistas, ¿DÓNDE ESTABAN USTEDES cuando estábamos languideciendo en el desaliento, anhelando una manera de traer SOLO UNA ALMA MÁS a Cristo, para que nuestra propia fe no muriera porque no pudo ser compartida? El amor no tiene valor a menos que sea dado. El sacrificio no es virtud a menos que sea para otros.

La culpa de la Iglesia Adventista sólo podrá ser medida en los grandes ciclos de la eternidad. Los líderes son diez veces responsables no sólo de bloquear la luz por la fuerza, sino también de disuadir a cualquiera que se atreviera a examinarla.

Si tú NO eres adventista, alégrate, porque entonces la misericordia de Dios todavía se extiende a los sinceros que aún no han tenido la oportunidad de aprender la verdad. Pero ahora debes escuchar cuidadosamente al Espíritu Santo, porque no hay una segunda oportunidad. Deben abrir sus corazones de par en par para recibir las bendiciones de Dios.

Pero si tú eres adventista, lee por ti mismo el resumen de elegibilidad al final de la Sección 1 del Testamento. Ya no tienes ningún interés en ello, porque a pesar de tu gran ventaja, rechazaste la súplica del Espíritu Santo hasta que la misericordia terminó para ti. Cuando finalmente entiendas que la Ley Dominical vino en la forma del matrimonio homosexual y la tolerancia LGBT, entonces te darás cuenta que tu puerta de la gracia ya se cerró el 26 de junio de 2015,[58] porque todo buen adventista sabe que su puerta de la gracia se cierra antes que la del resto del mundo, y a más tardar, con la Ley Dominical.

Ahora ceñid vuestros lomos como un hombre, oh adventista. ¿Aún puedes ser uno de los 144.000? ¿Has alcanzado toda la estatura de la Ley? ¿Eres capaz de beber la copa que Jesús bebió, hasta la última gota?

¡CIÑE TUS LOMOS COMO UN HOMBRE! Oh, adventista del séptimo día. Oh, guardián de toda la Ley.

Los libros están cerrados, y tú estás sin un intercesor. Debes pasar por el tiempo de las plagas preguntándote si todos tus pecados—conocidos y desconocidos, de comisión y omisión—fueron confesados y borrados antes de que Jesús pusiera el último pecado del santuario sobre la cabeza de Azazel.

Echo un vistazo al calendario.

La vía dolorosa

Es sólo por Jesús que estoy motivado a escribir. Me pregunto si mi corazón se ha enfriado hacia los demás, o si quizás ya no sé cómo ser una bendición para ellos. Decido que este proyecto será mi regalo de cumpleaños al Señor en agradecimiento por la experiencia que me dio. No quiero nada más que ponerme en Sus manos, sólo mejorar y devolver el medio talento que me ha quedado de lo que Él me dio en primer lugar. Por lo tanto, me fijé la meta personal de estar listo para publicar en Su cumpleaños, que cae en el sábado, 2/3 de noviembre de este año, según el calendario judío.

En algún momento, me doy cuenta de que en su mensaje de apertura en el Foro de los 144.000, el mensajero de Dios indicó que la gran catástrofe estaba a siete meses de distancia. Me doy cuenta de que publicar su mensaje ahora significaría que sus palabras fueron proféticas de estos siete meses desde el cumpleaños de Jesús hasta el fin, se trababa de la “gran catástrofe” para todos aquellos que no quisieron aprender de Cristo: la séptima plaga el 6 de mayo de 2019. Ahora sólo faltan siete meses de las constelaciones (conteo judío inclusivo).

Sólo hay un camino para escapar de la ira no diluida de Dios, y nuestro Salvador ha ido ya por ese camino. Así como la luna refleja la luz del sol, ahora debes reflejar el Sol de Justicia. Debes seguir el Camino.

Fragmento de la música de la “Via Dolorosa”

Plaga tras plaga aumentando en intensidad, debes luchar con el Señor. Debes cumplir Su mandato de difundir la luz de la verdad por todas partes en un mundo cruel y lleno de odio, no para tu propia salvación (el tiempo de la gracia ya ha terminado), y ni siquiera para salvar almas (ya han escogido bandos), sino para alcanzar a los hijos de Dios que no tuvieron oportunidad de aprender, para que puedan ser fortalecidos y mantenerse firmes hasta el fin. Es una obra de compasión, un mensaje de consuelo, no para ti mismo, sino para los demás. Si cayeran, Virgo seguiría en la eclíptica empapada de rojo, y las probabilidades de perder todo el conflicto de los siglos aumentarían aún más por tu negligente mano.

La Captura Es una obra de amor desinteresado, sin promesa de recompensa.

Es necesario alcanzar la norma del carácter de Cristo.

Veo que mi vela es del color de la Ley.

Toda la pesca de los dos testigos debe ser llevada a la orilla para la sexta plaga, a tiempo para la gran batalla del Armagedón. Esto lo indican los dos testigos celestiales del sol y la luna que destacan a los dos peces de la constelación del mismo nombre, que simbolizan el final del proceso en el que los dos testigos se levantan sobre sus pies. Esto significa que el número de seguidores (peces) capturados principalmente a través del Internet (la red de pesca) debe aumentar hasta que se alcance la estatura completa del cuerpo de Cristo.

Todas las barreras a la libertad en Internet y todas las leyes contra la libertad de expresión estarán en tu contra, pero debes luchar por el camino hacia la Puerta del Norte, cualquiera fuese el costo. Lo que no hiciste en tiempos de paz, lo tendrás que hacer ahora en tiempos de peligro.

Una vez que las tropas estén reunidas bajo la bandera de Cristo y Su segundo testigo, la copa de la ira de Dios estará llena y la séptima plaga será derramada. El tramo final del Camino comienza con la luna el 6 de mayo de 2019 mostrando su primer rayo de luz. El último nuevo mes habrá comenzado:

El tiempo del sacrificio

El sol está en Aries el carnero, lo que significa que todos los ojos están puestos en el Cordero inmolado de Dios, y a medida que la luna nueva es colocada en el altar, TÚ debes encontrar en lo profundo de tu alma la fuerza para soportar hasta el fin, como lo hizo Jesús. El planeta rojo— como sangre en los cuernos del altar—demuestra el grado del sacrificio. Habiendo hecho todo, mantente firme. Debe ser una ofrenda de amor, un canto de experiencia que es devuelto al Señor.

Mercurio el mensajero y Venus el ángel destructor estarán entonces en los dos Peces. Aquí en el derramamiento de la séptima plaga, Mercurio representa al cuarto ángel mensajero y Venus representa a Jesús, la Estrella de la Mañana, en el sentido de Abadón/Apolión,[59] quien prometió destruir a aquellos que destruyen la tierra.[60] Los dos ungidos junto con sus pescas han completado su obra de reunir las huestes del Señor para la hora final de la tentación.

Entonces debes seguir a la luna a través de siete constelaciones. Este será un viaje como ningún otro, que abarcará una hora profética de 15 días, que será día a día más difícil. Después de pasar por las buenas constelaciones en la primera semana, la luna llegará a la cabeza de Virgo. Si tu obra fue bien hecha, y la iglesia está arrepentida, tú podrás pasar. De lo contrario, el cadáver de la iglesia que yace en este tramo de la eclíptica será territorio enemigo. La luna entonces se mueve rápidamente a través de Libra donde crece en brillo. El pueblo de Dios debe resplandecer plenamente si no es hallado falto en balanza. A medida que la luna cruza a Escorpión como una luna llena brillante y radiante, debes mantener tus ojos fijos en Cristo para reflejar plenamente Su carácter. La única manera de ganar la victoria sobre Satanás (Ofiuco) es estar dispuesto a sacrificarlo todo por Cristo, aún sin saber si al final serás salvo. Esta es tu propia Vía Dolorosa, hasta que llegues al Calvario.

Y después de una corta distancia, lo verás....

Consumado es

El 21 de mayo de 2019, cuando llegues al ecuador galáctico a las 8:00 a.m. PYT y exactamente a la misma hora de la muerte de Jesús (3:00 p.m. hora de Jerusalén), te darás cuenta de lo que Jesús realmente quería expresar cuando dijo:

Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo. (Juan 12:32)

Esta era una referencia a la serpiente de bronce que Moisés levantó para la sanidad del pueblo. Todos aquellos que habían sido mordidos por serpientes mortales podían mirarla y vivir. Era la figura de lo que se ve en los cielos: la serpiente de Ofiuco. Aquellos que han sido mordidos por las serpientes de hoy y envenenados por sus mentiras tienen un solo lugar donde mirar.

Esta escena también fue presagiada en la experiencia de conversión de Saulo el perseguidor, cuando Jesús se le apareció en el camino a Damasco.

Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba, y decía en lengua hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces contra el aguijón. (Hechos 26:14)

Una referencia cruzada a la palabra griega traducida “aguijón” aquí muestra lo siguiente:

¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? (1 Corintios 15:55)

tenían colas como de escorpiones, y también aguijones (Apocalipsis 9:10)

Jesús había hablado en un lenguaje enigmático a Saulo, indicando que el Jesús que él estaba persiguiendo (Jesús en la cruz) estaba donde se encuentra el aguijón del escorpión.

Además, esta misma palabra puede ser traducida como “puya” (instrumento para apremiar a los bueyes).[61] Jesús murió donde la lanza de hierro atravesó Su costado, simbolizado por la flecha de Sagitario.

Saúl preguntó desconcertado:

habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba, y decía en lengua hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces contra el aguijón. Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues. Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti, (Hechos 26:15-16)

Saulo fue llamado a servir con el primer testigo, tanto en asuntos presentes como futuros. Como un tipo para el segundo testigo, aquellas cosas presentes y futuras significarían la lluvia temprana y la tardía.

Después de su conversión, Saulo—ahora Pablo—trabajó más duro que cualquiera de los otros discípulos. Tuvo que enmendar sus acciones en contra de la verdad.

Anhelaba tanto a su propio pueblo que incluso estaba dispuesto a sacrificar su vida eterna por su salvación, si eso hubiera sido posible.

Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne; (Romanos 9:3)

Sin embargo, trabajó desinteresadamente, principalmente para los gentiles, como el Señor le había ordenado. Trabajó para el Maestro hasta que sus esfuerzos llegaron a la sede más alta del gobierno mundial, y al final, fue ejecutado en Roma.

Ni siquiera Jesús pudo ver más allá de las puertas de la tumba, pero confió; la señal de la cruz aparece al final de los 1335 días, y la bendición de la vida eterna espera a aquellos que la alcanzan con fe. Pablo pudo haber muerto en Roma, pero antes de su muerte trajo a muchos a Cristo en esa llamada “Ciudad Eterna”, como una imagen de los frutos de su labor que estarán en el cielo debido a su celo.

Todos los enemigos de los dos testigos contemplarán la gran ascensión, mientras los redimidos de todas las edades serán llevados por el “águila” de Dios a la nube de la Vía Láctea en medio de sus peores enemigos. Los últimos en ascender serán los que nunca murieron.[62] Jesús mismo estará esperando para recibirte, simbolizado por el hecho de que Júpiter haya expulsado a Saturno del ecuador galáctico.[63] Satanás nunca más será un obstáculo para el pueblo de Dios. El Rey del cielo te llevará a tu hogar celestial, si aprendiste a poner todo sobre el altar en obediencia, como lo hizo Él.

Los gemelos de Géminis serán para siempre un memorial duradero de la heroica lucha de la última generación contra Satanás y sus hordas, que hizo posible—en cooperación con Jesús—erradicar el pecado del universo, y al mismo tiempo defender el carácter de amor infinito de Dios.

El centro de nuestra fe, y nuestra ancla, debe ser siempre la cruz de Jesús. Su crucifixión el viernes 25 de mayo del año 31 d.C. con la luna exactamente en el ecuador galáctico confirma la fecha y hora de Su regreso para aquellos a quienes podía salvar.

Este mensaje lleva las heridas de Sus manos, y es confirmado por señales y prodigios sin número, y comienza y termina con Cristo y con Él crucificado–nacido para morir.[64] No desperdicies tanto amor, como la iglesia infiel que abandonó a su buen Esposo.[65]

Para concluir

La habitación está llena del aroma de la vela.

Me había resistido a escribir este artículo, y ahora me doy cuenta por qué. Era demasiado personal para mí, y estaba protegiendo mi corazón. Pero ahora me doy cuenta de que he tenido una experiencia única con los dos testigos que me permite escribir sobre ellos de una manera que ninguna otra persona puede. Todos tenemos una historia única, y Dios nos necesita a cada uno de nosotros de una manera única. Y ahora ha llegado el momento.

Realmente se hizo realidad que cuando necesitaba inspiración, podía encender mi vela. Esa expresión viene del que me la dio, y Dios ciertamente respondió mi oración, pero yo no podía hacerlo perfectamente por mi cuenta. Necesitaba la ayuda del que me dio la vela.

La fragancia que me rodea me recuerda cómo los sacrificios del pueblo de Dios han sido descritos a través de los siglos como un “olor grato” para el Señor. La primera mención de esto en la Biblia se relaciona con el diluvio como un tipo para el fin del mundo:

Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón del hombre es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir todo ser viviente, como he hecho. Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche. (Génesis 8:21-22)

Las oraciones de aquellos que una vez sobrevivieron al fin del mundo antediluviano se elevaron a Dios como un olor grato y evocaron la promesa de los interminables ciclos de las órbitas celestiales. ¡Qué consuelo para los que habían sobrevivido a tal trauma! Nunca más tuvieron que temer.

Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; (Apocalipsis 7:16)

Dios escucha las oraciones. Él es el mismo—ayer, hoy y siempre. Lucha, y nunca te rindas; Él escuchará tu oración, y aceptará tu sacrificio también. Aquellos que navegan en el HSS (Buque del Espíritu Santo) Castor y Pollux llegarán a salvo a la verdadera Ciudad Eterna, y desde ese tranquilo puerto de origen, saldrán a las infinitas extensiones del universo para cantar la música de las esferas mientras los incesantes milenios de la eternidad siguen su curso.

Las lágrimas brotan de mis ojos cuando finalmente acepto plenamente esta responsabilidad de escribir. Aunque mi vista se nubla un poco debido a la emoción, sé que ahora veo con claridad. Deslizo la vela hacia atrás, giro hacia mi computadora y coloco mi teclado. No tengo miedo de lo que resulte de esto.

Los que entren vean la luz

¡Léelo otra vez con nuevos ojos!

1.
Ver 1 Corintios 15:45-47. 
2.
Ver Filipenses 2:6-8. 
3.
Los muertos no van al cielo (o al infierno) inmediatamente. Ver Juan 11:23-24 y Eclesiastés 9:5. 
4.
Ver por ejemplo Juan 7:6-8, 16:32. 
5.
Esta fue una versión inicial de este artículo de 2011, que fue reescrito y publicado de nuevo mucho más tarde en 2013 con resultados más profundos. Ver Siete pasos a la eternidad.  
6.
En ese tiempo todavía considerábamos a Ernie Knoll como un profeta que prepararía el camino para nuestro movimiento del cuarto ángel. 
7.
Aquí se refiere al estudio de dos partes de la Luna llena en Getsemaní
8.
Él vendría a Paraguay en 2012 y pronto se convirtió en uno de los cuatro autores del sitio. 
9.
Ray y yo hemos estado en Paraguay por mucho tiempo y también somos autores del sitio. 
10.
La esposa aún menos inspirada de Ernie. 
11.
Ahora sabemos que hay exactamente 24 hombres. 
12.
En ese tiempo, él/nosotros todavía creíamos que las siete estrellas eran las siete estrellas de Orión. Hoy en día tenemos una explicación aún más profunda para este misterio. 
13.
Por supuesto, después de siete años, el enlace de 2011 ya no existe. 
14.
La tercera parte de la serie de las sombras fue el descubrimiento de El buque del tiempo y El gen de la vida
15.
1 Timoteo 6:16 – el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén. 
16.
Apocalipsis 22:16 – Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. 
17.
Ver también Primeros Escritos pág. 154 par. 2 – Juan vino con el espíritu y el poder de Elías a proclamar el primer advenimiento de Jesús. Se me señalaron los últimos días y vi que Juan representaba a aquellos que iban a salir con el espíritu y el poder de Elías para pregonar el día de ira y el segundo advenimiento de Jesús. 
18.
La primera iglesia, Efeso, fue advertida en Apocalipsis 2:5 que su candelero sería removido. Lo mismo se aplica a todas las iglesias en las que Jesús encuentra defectos. Sólo dos de las siete iglesias están sin reprensión: Esmirna y Filadelfia. 
19.
Comparar Juan 17:12 con 2 Tesalonicenses 2:3. 
20.
Cobertura del Milenio disponible en YouTube
21.
Wikipedia – Tiroteo en Aurora,2012 [inglés] 
22.
Lucas 10:17 – Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. 
23.
En un artículo titulado Cambio de Sede, he detallado cómo comenzó esto en mi propia iglesia, en su División Norteamericana (NAD). 
24.
Esto se refleja en el naufragio de la Iglesia Adventista, como se muestra en El buque del tiempo
25.
Deuteronomio 18:15 – Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios; a él oiréis; 
26.
Malaquías 3:1 – He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos. 
27.
Ver Ezequiel 28:12-19. Una lectura del capítulo 2 de Testimonios Selectos Tomo 2 y del capítulo 30 del Conflicto de los siglos, también sería especialmente útil como conocimiento previo para esta sección. 
28.
Isaías 14:14 – sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. 
29.
1 Timoteo 6:16 – l único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén. 
30.
Documentado en el Legado de Esmirna, Sección 1: Los herederos
31.
Elena G. de White, Conducción del Niño, Pág. 507 par. 3– El sábado y la familia fueron instituidos en el Edén, y en el propósito de Dios están indisolublemente unidos. 
32.
Algunos ejemplos en mi antigua iglesia se mencionan en el artículo Aun a la puerta cerrada
33.
Ver Lucas 15:11-32. 
34.
Apocalipsis 5:10 – y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra. 
35.
Ver Nuestra alta vocación para más detalles. 
37.
Esta escena está cerca del final del sueño UN CANTO Y UNA ORACIÓN
38.
Explicado en detalle en El legado de EsmirnaEl Testamento
41.
En referencia a la señal del fuego, humo y azufre en el León y su relación con la interpretación de la sexta trompeta, la cual fue explicada posteriormente en La pestilencia de la primera plaga – Parte I
42.
Esa historia se registra en la serie de artículos de la Advertencia Final, y su relación con los dos testigos se explica en detalle en El Testamento
43.
Mateo 13:39 – El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. 
44.
Elena G. de White, Primeros Escritos – Pronto se volvieron nuestros ojos hacia el oriente, donde había aparecido una nubecilla negra del tamaño de la mitad de la mano de un hombre, que era, según todos comprendían, la señal del Hijo del hombre. En solemne silencio, contemplábamos cómo iba acercándose la nubecilla, volviéndose cada vez más esplendorosa hasta que se convirtió en una gran nube blanca cuya parte inferior parecía fuego. Sobre la nube lucía el arco iris y en torno de ella aleteaban diez mil ángeles cantando un hermosísimo himno. En la nube estaba sentado el Hijo del hombre. Sus cabellos, blancos y rizados, le caían sobre los hombros; y llevaba muchas coronas en la cabeza. Sus pies parecían de fuego; en la mano derecha tenía una hoz aguda y en la izquierda llevaba una trompeta de plata. Sus ojos eran como llama de fuego, y escudriñaban de par en par a sus hijos. Palidecieron entonces todos los semblantes y se tornaron negros los de aquellos a quienes Dios había rechazado. Todos nosotros exclamamos: “¿Quién podrá permanecer? ¿Está mi vestidura sin manchas?” Después cesaron de cantar los ángeles, y por un rato quedó todo en pavoroso silencio cuando Jesús dijo: “Quienes tengan las manos limpias y puro el corazón podrán subsistir. Bástaos mi gracia.” Al escuchar estas palabras, se iluminaron nuestros rostros y el gozo llenó todos los corazones. Los ángeles pulsaron una nota más alta y volvieron a cantar, mientras la nube se acercaba a la tierra. {PE 15.2
45.
De Wikipedia – Castor y Pollux [inglés] 
46.
Efesios 6:12 – Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 
48.
Apocalipsis 12:7 – Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; 
50.
1 Juan 5:16-17 – Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida. Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte. 
51.
Mateo 22:30—Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo. 
52.
Ver también la animación en La pestilencia de la primera plaga – Parte I
53.
Mateo 13:45-46 – También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas, que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró. 
54.
Apocalipsis 11:3 – Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. 
55.
Génesis 3:15 – Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar. 
56.
Como se explica en Los libros están cerrados
57.
Ver Secciones 1 y 2 de El legado de Esmirna
59.
Explicado en El gran final
60.
Apocalipsis 11:18 – Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. 
61.
Coces contra el aguijón. Parece que era un proverbio bien conocido, que podía entenderse perfectamente en cualquier pueblo dedicado a la agricultura, como lo estaban los judíos. La figura de lenguaje está tomada de la costumbre de los labradores de usar un aguijón de hierro para acelerar el lento paso de sus bueyes. Es posible que esta escena o costumbre se practicara a lo largo del camino a Damasco, y que el Señor la tomó para ilustrar en forma concreta su mensaje al perseguidor. (En cuanto a la forma en que Jesús usaba los proverbios populares, ver com. Luc. 4:23.) La forma verbal que se traduce “dar coces” puede también traducirse “seguir dando coces”; y la palabra que se traduce “aguijón” (kéntron) es la que se emplea para referirse al instrumento para apremiar a los bueyes (esta misma palabra aparece en sentido figurado en 1 Cor. 15:55). El mensaje divino da a entender que la conciencia de Saulo había estado resistiendo decididamente los llamamientos del Espíritu Santo (cf. com. hech. 8:1). El espíritu de Gamaliel, su maestro (cap. 22:3), era más tolerante que el espíritu que Pablo estaba demostrando con su proceder. Este antecedente de la educación del apóstol y también la posibilidad de que antes de su conversión Pablo ya tuviera parientes que eran cristianos (Rom. 16:7), sin duda fueron factores en su crisis espiritual. Comentario Bíblico Adventista Tomo 6 (434), sobre Hechos 26:14. 
62.
1 Tesalonicenses 4:16-17– Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 
64.
1 Corintios 2:2 – Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado
65.
Plan gratuito de estudios

Descubre cómo se cumplió Apocalipsis 7:1-3 en 2016. Elije nuestro plan de suscripción gratuita para obtener acceso de lectura a nuestra serie fundamental de artículos, El sacrificio de Filadelfia.

Duración: de por vida
Precio: Gratuito
Plan de estudios: Dios es el Tiempo (mensualmente)

Este plan incluye los artículos de nuestro sitio web antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye la serie El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, ni todos los artículos que se publicaron (y que aún no se han publicado) después de mayo de 2019 en la serie El misterio consumado.

Duración: 1 mes
Precio: US$ 7.77
Plan de estudios: Dios es el Tiempo (anualmente)

Este plan incluye los artículos de nuestro sitio web antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye la serie El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, ni todos los artículos que se publicaron (y que aún no se han publicado) después de mayo de 2019 en la serie El misterio consumado. (Una buena oferta para aquellos que no creen que Jesús vendrá antes.)

Duración: 1 año
Precio: US$ 77.77
Plan de estudios: El misterio de la Santa Ciudad (mensualmente)

Este plan incluye toda la serie titulada El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, así como todos los artículos de todas nuestras otras series antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye ningún artículo que haya sido (o esté por ser) publicado desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado.

Duración: 1 mes
Precio: US$ 8.88
Plan de estudios: El misterio de la Santa Ciudad (anualmente)

Este plan incluye toda la serie titulada El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, así como todos los artículos de todas nuestras otras series antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye ningún artículo que haya sido (o esté por ser) publicado desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado. (Una buena oferta para aquellos que no creen que Jesús vendrá antes.)

Duración: 1 año
Precio: US$ 88.88
Plan completo de estudios (mensualmente)

Este plan de suscripción completo garantiza el acceso total a todo el contenido de nuestro sitio web, GranjaNubeBlanca.org, sin ninguna limitación, incluyendo todos los nuevos artículos que fueron (o están por ser) publicados desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado.

Duración: 1 mes
Precio: US$ 9.99
Plan completo de estudios (anualmente)

Este plan de suscripción completo garantiza el acceso total a todo el contenido de nuestro sitio web, GranjaNubeBlanca.org, sin ninguna limitación, incluyendo todos los nuevos artículos que fueron (o están por ser) publicados desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado. (Una buena oferta para aquellos que no creen que Jesús vendrá antes.)

Duración: 1 año
Precio: US$ 99.99
Boletín
¡Queremos encontrarte pronto en la nube! Suscríbete a nuestro BOLETÍN DE ALNITAK para recibir las últimas noticias de nuestro movimiento de los adventistas del gran sábado de primera mano. ¡NO PIERDAS EL TREN!
Suscribir ahora...
Estudiar
Estudia los primeros 7 años de nuestro movimiento. Aprende cómo Dios nos dirigió y cómo nos alistó para servir por otros 7 años en la tierra en malos tiempos, en vez de ir al Cielo con nuestro Señor.
¡Ir a UltimoConteo.org!
Contacto
Si estás pensando en fundar tu propio grupo pequeño, por favor ponte en contacto con nosotros para que te podamos dar consejos valiosos. Si Dios nos muestra qué te ha elegido como líder, también recibirás una invitación a nuestro foro de los 144.000 Remanentes.
Contactar ahora...

Many Waters of Paraguay

144000-Remnant.WhiteCloudFarm.org (nuestro Refugio para los 144.000 en el tiempo de escasez: plataforma de foro, video y red social, sin costo)
UltimoConteo.WhiteCloudFarm.org (estudios básicos de los primeros 7 años desde enero de 2010, sin costo)
Canal GranjaNubeBlanca (nuestro propio canal de vídeos, sin costo)

iubenda Certified Silver Partner

0
Compartido