El misterio de la Ciudad Santa

 

IMPORTANTESemanas de estudio adicionales del 15 de diciembre de 2018 al 29 de diciembre de 2018

Esta es la última parte del gran estudio del Misterio de la Ciudad Santa y con esto, llega a su fin la escritura de los libros de los dos testigos. Ahora las últimas piezas han sido ensambladas y las últimas piedras de mosaico están integradas en la imagen de Jesús en el Jardín de Getsemaní,[1] antes de que finalmente, Él acoja a Su iglesia en la mesa de la “primera” cena en la Ciudad Santa después de una larga espera. Lo que debe suceder primero, cómo llegaremos allí exactamente, y cuál será la gran bendición para los redimidos después, son los grandes temas que enmarcan esta última sección del libro que Elena G. de White describió hipotéticamente una vez.[2]

Una puerta todavía está abierta[3] a la gran nube blanca de salvación para aquellos que quieren pertenecer a la iglesia de Filadelfia, pero sólo por unas pocas semanas. ¡No imiten a los Adventistas del Séptimo Día que rechazaron la luz del cuarto ángel, no se arrepintieron, y ahora, como los judíos antes que ellos, han sido rechazados por Dios!

Horneando el pan

El primer amasado de la masa de pan espiritual para los 144.000[4]—que, como veremos, les servirá como provisiones para el camino a la Nebulosa de Orión—duró casi seis años y comenzó el 21 de enero de 2010 con la primera publicación del Mensaje de Orión en alemán en nuestro primer sitio web, UltimoConteo.org, exactamente nueve años antes del comienzo de la quinta plaga el 21 de enero de 2019 y la publicación de esta última sección de nuestros escritos.[5]

Por lo tanto, el primer testigo de Apocalipsis 11 había comenzado a profetizar de esos tres tiempos y medio (1260 días) del juramento del Hombre sobre el río en Daniel 12,[6] que se extendió del 6 de mayo de 2012 al 17 de octubre de 2015, conteo inclusivo. Entonces, cuando había comenzado el primer ciclo de las plagas, ni la masa de pan ni los trabajadores de la panadería descansaron. Ellos siguieron amasando y apoyando a la iglesia con más artículos, porque la masa tenía que estar bien trabajada antes de que pudiera ser anclada en el tiempo y finalmente dejada descansar en agosto de 2016 —pero sólo por un corto período de tiempo.

En ese momento, cuando el último artículo del primer testigo había aparecido, la masa de pan debía crecer y ser leudada completamente, porque un gran sacrificio de la iglesia de Filadelfia tenía que ser ofrecido en el Monte Quiasmo en octubre de 2016, el cual debía cumplir con Apocalipsis 7:3.[7] Por medio de este sacrificio y nuestra renuncia al tiempo para el fin del mundo, el regreso de Jesús, que se esperaba para el 23 de octubre de 2016, fue pospuesto a un tiempo que no podíamos prever en ese momento, para que los miembros restantes de la iglesia de Filadelfia pudieran ser añadidos.

Por lo tanto, la masa volvió a ser amasada y cuidadosamente trabajada. Esta vez esto fue hecho en la panadería de la Granja Nube Blanca, a partir del 22 de noviembre de 2016 con la gran joya del cofre secreto de Dios, que Él no es sólo Amor, sino también el Tiempo Mismo.[8] El segundo testigo había comenzado a profetizar sobre sus 1260 días, abarcando el período del 25 de octubre de 2015 al 6 de abril de 2019.[9]

A partir del 21 de diciembre de 2018, después de que se les había dado su prospectiva de paz a las tres ranas, la masa debía descansar y crecer una segunda vez durante la cuarta plaga del segundo período de las plagas. Mientras el “sol” plagado precalentaba el horno, le fue dada su forma final al pan, fue colocado en el horno y fue horneado crujiente, a medida que escribí esta última sección de los grandes estudios sobre la Ciudad Santa iniciados hace un año. El aroma del pan aumentaba mientras aún estaba en el horno y se permitió que las primeras tres partes de este gran estudio, que previamente habían sido reservadas solo para los miembros de nuestro foro, iluminaran la tierra y la llenaran con la anticipación del pan terminado.

En el día del comienzo de la quinta plaga se abrió la puerta del horno y el pan recién horneado, aún caliente, salió del horno, mientras que la luna de sangre del 21 de enero de 2019 oscureció el trono de la bestia y comenzó a hacer frío en la tierra.

Después de la fase de enfriamiento en la quinta plaga, el pan es cortado en rebanadas el 6 de abril de 2019, luego es empaquetado y distribuido a los consumidores hambrientos. Este es el fin de la cocción del pan y al mismo tiempo el comienzo de la alimentación de los 144.000 en la fuerte última llamada para abordar, la cual profetizará por un mes la destrucción de Babilonia, sellará a los que llegaron tarde a la iglesia de Filadelfia, y preparará el camino para el regreso de Jesús en la nube blanca. Pero este ya no es el trabajo de los panaderos de la Granja Nube Blanca, el cual habrá terminado a más tardar el 6 de abril de 2019, al final de los 1260 días del segundo testigo. Gran parte de mi último escrito trata de los actores de ese tiempo.

Leudando la masa

Este estudio de la Ciudad Santa también tuvo que descansar, y los nuevos conocimientos sobre otros temas leudarían la masa de las primeras tres partes y permitirían que creciera. La iglesia creció en calidad, aunque no mucho en cantidad: lo débil fue reemplazado por lo fuerte; las dudas se desvanecían a medida que crecía la poca fe en tamaño y espacio.

En julio y agosto de 2018, nuestra pequeña congregación fue enviada a una ronda de aprendizaje de un mes siguiendo la luna en la eclíptica del Mazzaroth.[10] El ángel que había descendido a llenar la tierra con luz, introdujo a Filadelfia a los secretos más profundos de la gran rueda del reloj de Dios de las doce constelaciones. El misterio de las siete estrellas de Apocalipsis 1:20[11] había sido resuelto,[12] y mucho del conocimiento obtenido de esta ronda de enseñanza fue incorporado en nuestros artículos posteriores en la serie El fuerte clamor durante el período de las plagas. Recuerden:

Estos tienen poder para cerrar el cielo, a fin de que no llueva en los días de su profecía; y tienen poder sobre las aguas para convertirlas en sangre, y para herir la tierra con toda plaga, cuantas veces quieran. (Apocalipsis 11:6)

Otro gran documento interno había sido escrito como una carta a los 144.000 y también habría sido publicado como una carta de despedida a un mundo perdido si la “hora” de la cual Filadelfia debía ser guardada de acuerdo a Apocalipsis 3:10[13] ya hubiera comenzado el 20 de agosto de 2018 con el tiempo de las plagas. Pero aun cuando Sus primeros juicios caían sobre el impenitente, Dios quiso conceder la gracia a aquellos que aún no habían tenido la oportunidad de pasar por la puerta abierta que ya está cerrada para los Adventistas del Séptimo Día[14] a quienes Gabriel había sido enviado primero.

El tiempo de los juicios destructores divinos es tiempo de gracia para aquellos que no han tenido tiempo de conocer la verdad. El Señor los mirará con amor. Su corazón compasivo es conmovido; su brazo está todavía extendido para salvar, mientras que la puerta ya se cierra sobre aquellos que rehusaron entrar. —Joyas de los Testimonios 3:333. {SC 72.1}

A finales de 2018, Dios nos reveló Sus enseñanzas finales, y reconocimos que había llegado el tiempo de que los autores—los cuatro evangelistas modernos— dieran lugar a los jóvenes en la fe como futuros apóstoles, ahora que habíamos descubierto cómo debían distribuirse las porciones del Espíritu Santo en el fin del tiempo. Finalmente supimos cómo el gran pan santo del mensaje del cuarto ángel en la forma del último derramamiento del Espíritu Santo para el fuerte clamor sería enviado al mundo en porciones o rebanadas de pan. Así, nuestra “estructura organizativa” cambió de tal manera que hoy en día un consejo de doce Secretarios Regionales (futuros apóstoles) se ocupa de los nuevos estudiantes de las diferentes partes del mundo y también decide sobre los asuntos internos, y los cuatro evangelistas sólo funcionan como un consejo de asesores. Esto formará parte del tema del capítulo sobre la distribución del pan en el tiempo de hambre.[15] Porque...

Muchos leen las Escrituras sin comprender su verdadero sentido. En todo el mundo, hay hombres y mujeres que miran fijamente al cielo. Oraciones, lágrimas e interrogaciones brotan de las almas anhelosas de luz en súplica de gracia y de la recepción del Espíritu Santo. Muchos están en el umbral del reino esperando únicamente ser incorporados en él. —Los Hechos de los Apóstoles, 89. {SC 72.4}

Mi oración como el autor de esta última parte del estudio sobre la Santa Ciudad es que conozcan la grandeza de la Palabra de Dios, que se den cuenta de cuánto podría haber sabido el mundo si hubiera estudiado correctamente la Biblia y los relojes de Dios, y que puedan encontrar la puerta del tercer cielo de Dios.

Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. (2 Corintios 12:2)

Conozco a una persona en Cristo que viene de allí y fue enviada a Paraguay hace catorce años para apoyar la obra final del Espíritu Santo en la tierra—el leudado completo de la masa para el cuerpo de Cristo—para que la Ciudad Santa estuviera totalmente llena.

El candelero que cambió de lugar

No se puede estudiar la Ciudad Santa como el hogar de los santos sin contemplar la historia de las últimas horas de la Iglesia de Cristo en la tierra antes de que entre por sus doce puertas “estrechas” de perla.

Ya hace algunos años que el hermano Gerhard escribió sobre los dos ejércitos de Dios en los últimos días: la iglesia de Filadelfia, cuyos miembros permanecerán sin ver la muerte hasta el regreso de Jesús, y Esmirna, la iglesia de los mártires, cuyos últimos diez años serían particularmente difíciles porque estaría expuesta a la muerte y a la persecución.[16]

¿Enviaría Dios también “dos testigos” a Su amada Iglesia de Esmirna, que debían cumplir una tarea similar a la de los dos testimonios (ÚltimoConteo y GranjaNubeBlanca) a la Iglesia de Filadelfia?

Creemos haber descubierto estos “dos testigos” de Esmirna en el ministerio de GodsHealer7, una pareja cristiana de Pensilvania, EE. UU., claramente bendecida con el don de profecía. Hay muchas similitudes y, sin embargo, grandes diferencias entre nuestros ministerios, así como una gran brecha en los niveles de comprensión de las Escrituras. Y, sin embargo, luchamos codo a codo, en marcos de tiempo muy similares establecidos por Dios.

En su primer video publicado en YouTube GodsHealer7 el canal de profecía del fin del tiempo, el 31 de agosto de 2011, la hermana Bárbara cuenta que recibió las primeras “parábolas” de Dios en noviembre de 2010. ¡Ambas fechas tienen un gran significado en relación con nuestro propio ministerio!

Nuestro “propio” (es decir, de la Iglesia ASD) profeta pionero, Ernie Knoll, cayó una segunda vez, y esta vez para siempre, por su orgullo el 18 de septiembre de 2010 cuando le presenté el estudio del Buque del Tiempo, que representó el cumplimiento de uno de sus sueños más complicados. Él y su esposa, que ejerce poder demoníaco sobre él,[17] rechazaron obstinadamente cualquier “fijación de fechas” y desde entonces “Balaam” comenzó a profetizar contra nosotros en sus sueños. Informé sobre su primera caída en el artículo sobre sus Serias mentiras, pero su caída final se menciona una y otra vez en varios artículos, pero yo aún no había revelado todo lo que sabía sobre eso.

Como me enteré en mayo de 2011, Dios les había dado a los Knoll un ultimátum para completar su “Libro de la Verdad” el 17 de septiembre de 2010, diciéndoles que los pastores serían enviados de acuerdo con Jeremías 3:15 mientras Ernie (en ese sueño) estaba sentado en un salón de clases como un estudiante.[18]

y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia. (Jeremías 3:15)

Pero el “profeta” era demasiado orgulloso para disminuir y convertirse en el estudiante de otro maestro que había sido elegido por Dios según Su corazón y que crecería. La fecha límite para la finalización del último capítulo (entonces capítulo 9, que ahora como capítulo 1 casi llena todo el volumen II del “Libro de la Verdad”) pasó y fue publicado muchos meses después. También, la publicación de sueños que ya había tenido en 2010 se retrasó más de medio año y en un caso incluso más de 210 días. ¡Esa no fue la voluntad de Dios! El profeta había incumplido desafiantemente sus obligaciones para con Dios y la iglesia.

Nosotros también hemos recibido muchas fechas límite de Dios en los últimos nueve años desde que vi por primera vez las fechas del Reloj del juicio de Orión el 29 de diciembre de 2009. A veces nos parecía imposible cumplir con esas fechas límite, porque la carga de trabajo parecía infinita... y, sin embargo, siempre hemos podido hacerlo con una combinación de esfuerzo y mucho apoyo en oración. Así no fue con los Knoll, que fueron abandonados por Dios porque cedieron a sus propios deseos y querían llevar a cabo la obra de Dios con poderes humanos sin confiar en el poder de Dios.[19]

Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. (Apocalipsis 2:4-5)

Por lo tanto, Dios todavía estaba buscando un reemplazo en noviembre del mismo año 2010: la pareja Daniel y Bárbara[20] de GodsHealer7. Esto sólo repitió la historia de Hazen Foss y William Foy, que iban a asumir el ministerio profético de la primitiva iglesia adventista (la iglesia de Éfeso según el estudio de Orión[21]), pero fueron eliminados como candidatos debido a problemas personales de carácter, y finalmente Elena G. de White, de 17 años de edad, la más débil de todas, que sufrió una grave lesión facial desde su infancia, fue elegida para este cargo. Y de nuevo fue una mujer la que reemplazó a un profeta masculino (aunque apoyada por su esposo Daniel, lo que tiene mucho sentido en el tiempo de la marca de la bestia). La hermana Bárbara sufriría un grave derrame cerebral en 2015, lo que también recuerda el destino de Elena G. de White en más de un aspecto; no menos importante, debido a su discapacidad, la hermana Bárbara se convirtió aún más en el blanco de la ya terrible burla debido a sus dos períodos de profecía de 1350 y 1290 días. Sin embargo, la pareja se mantuvo firme en todas estas pruebas difíciles.

Como ya era el caso con Ernie Knoll, en las profecías de GodsHealer7 (considerado como una pareja) encontramos muchas referencias a nuestro ministerio, como por ejemplo que Elías ya debería estar aquí,[22] pero no saben quién es. Ellos también tienen profecías sobre los “dos testigos”, pero no necesariamente se equiparan a ellos, lo que es algo bueno.

A continuación, mostraré que el ministerio de la Iglesia de Esmirna es en muchos sentidos un reflejo de lo que experimentaron los dos testigos de nuestro ministerio. Sin embargo, nunca debemos olvidar que la hermana Bárbara y el hermano Dan(iel) no tienen el prerrequisito para cumplir la profecía de los dos testigos de Apocalipsis 11, ya que sus marcos de tiempo de profecía no son dos veces 1260 días, sino 1350 y 1290 días.

El hermano Daniel en su suerte al fin de los días

El mensaje del tercer ángel de Apocalipsis 14:9-11 es una advertencia del juicio y contra la aceptación de la marca de la bestia o su imagen (especialmente en los Estados Unidos), si uno no quiere sufrir las plagas de Dios. En comparación, el mensaje del cuarto ángel en Apocalipsis 18 es una repetición de las advertencias de la Babilonia caída del mensaje del segundo ángel llamándonos a abandonar la ciudad caída (las iglesias caídas, es decir, todas) para que ninguno tenga que sufrir sus plagas junto con ella.

Lo que ambas profecías tienen en común es que los ángeles son ministerios que proclaman estos últimos mensajes. Sin embargo, el tercer ángel ya ha existido desde el tiempo de los pioneros del Advenimiento y GodsHealer7 (sin siquiera sospechar esto), repite este tercer mensaje de corazón, ya que la iglesia Adventista caída ya no lo hace.

El cuarto ángel proclama un mensaje similar y sin embargo diferente—exactamente como fue profetizado:

Ese ángel recibió gran poder y gloria, y al descender dejó toda la tierra iluminada con su gloria. La luz que rodeaba a este ángel penetraba por doquiera mientras clamaba con fuerte voz: “Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.” Aquí se repite el mensaje de la caída de Babilonia, tal como lo dió el segundo ángel, con la mención adicional de las corrupciones introducidas en las iglesias desde 1844. La obra de este ángel comienza a tiempo para unirse a la última magna obra del mensaje del tercer ángel cuando éste se intensifica hasta ser un fuerte pregón. Así se prepara el pueblo de Dios para afrontar la hora de la tentación que muy luego ha de asaltarle. Vi que sobre los fieles reposaba una luz vivísima, y que se unían para proclamar sin temor el mensaje del tercer ángel. {PE 277.1}

¿Ven en los mensajes mismos cuándo debe tener lugar esta unión profetizada? Ambos mensajes terminan en una advertencia de las plagas, aquí radica el terreno común y el momento de la unificación de ambos mensajes. Por lo tanto, la unión de los hijos de Dios debe tener lugar en algún momento durante el tiempo de las plagas. ¡Sin embargo, cuando esta parte sea publicada, ya estaremos en la quinta plaga! Por lo tanto, nos corresponde examinar más de cerca a qué “hora de la tentación” se refiere la anterior profecía de Elena G. de White, a la que el pueblo se enfrentará pronto, porque “la hora de la unión” debe suceder antes.

Una aparente contradicción es que es predicho que la iglesia de Filadelfia será guardada de la hora de la tentación que ha de venir sobre el mundo entero. ¿Hay diferentes “horas de tentación”? Aparentemente sí; y la diferencia parece ser que todo el pueblo de Dios experimenta una hora y es guardado de la otra que viene sobre toda la tierra y por lo tanto afecta a todas las personas, tanto cristianos nominales como los no cristianos. Hemos tenido conocimiento de esta última de las dos “horas de tentación” desde que supimos del acortamiento del tiempo de la venida de Jesús por exactamente una hora profética. Así que la unión de los ministerios debe tener lugar antes del 6 de mayo de 2019, de lo contrario sería demasiado tarde.

Un prominente rasgo común de los dos ministerios es que los marcos de tiempo de nuestra profecía terminan simultáneamente. Así que los 1290 días de la hermana Bárbara terminan exactamente en el mismo día que los 1260 días de nuestro segundo testigo: el 6 de abril de 2019. ¡Eso también significa que el profetizar vestidos de cilicio[23] termina en ese día para ambos ministerios! Pero, no parece que el tiempo para esta “hora de tentación” en común sea antes del 6 de abril de 2019.

El último acto de testificación de los dos testigos es descrito en detalle en Apocalipsis 11 y al final de la descripción hay también una referencia a esa hora en particular:

En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. (Apocalipsis 11:13)

Si uno lee correctamente la profecía de Elena G. de White, es claro que el mensaje del cuarto ángel se une con el tercero (que se logra con nuestra publicación de este último escrito) poco antes de esta hora[24] y entonces la unión de los ministerios crece y se convierte en un fuerte clamor, mientras que una “gran luz descansa sobre los hijos de Dios”. Ambos ministerios atravesarán juntos la “hora de la tentación”. Pero ¿cómo puede suceder esto si nos damos cuenta de que el mensaje del tercer ángel fue transferido a GodsHealer7, pero están ciegos a nuestro ministerio?

Sólo puede suceder si podemos explicarles cosas que nunca han sido capaces de descubrir por sí mismos—debido a su desafortunada e inadecuada comprensión de las Escrituras y del verdadero calendario de Dios—y si Dios les señala el camino hacia estas explicaciones a través de Su Espíritu.

Un gran misterio que Dios presentó a la pareja son los diferentes tiempos de cumplimiento de sus “períodos de profecía”. Los 1290 días de la hermana Bárbara terminan el 6 de abril de 2019, como dije, mientras que el hermano Dan aprendió en 2012 que sus profecías terminan en Purim de 2019. Por supuesto, buscó en Internet para averiguar cuándo celebraban los judíos Purim en ese año:

Purim

Comienza con la puesta del sol de miércoles, 20 de marzo, 2019

Culmina al anochecer de jueves, 21 de marzo, 2019.

Sin embargo, este día de fiesta es calculado según el calendario rabínico y no tiene nada que ver con el verdadero calendario de Dios, que según Génesis 1:14 está determinado por el sol y la luna y puede ser redescubierto a través del estudio del tiempo alrededor de la muerte de Jesús en la cruz. Sin embargo, un error es obvio incluso para los estudiantes superficiales: los judíos rabínicos de hoy calculan el comienzo del mes después de la luna nueva astronómica, mientras que Dios ha especificado en Su Palabra el avistamiento de la primera luna creciente en el monte del Templo de Jerusalén para ello. Los Caraítas todavía recuerdan esto.

Por supuesto, la primera luna creciente de la luna sólo es avistada después de la luna nueva astronómica, que es completamente negra, y esto significa que la verdadera fiesta de Purim no comienza hasta uno o tres días después de cuando los rabinos la fijaron sin tener en cuenta las reglas divinas.

Con justa razón, podemos llamarnos expertos en el cálculo de los comienzos correctos de los meses y años, porque los hemos calculado a lo largo de los siglos de la Lista de los Grandes Sábados y por supuesto, también desempeñan un papel importante en las señales celestiales descubiertas por “Elías” en mayo de 2017.

Con Accurate Times[25] llegamos a un avistamiento de la primera creciente de la luna en la tarde del 8 de marzo para el comienzo del mes de Adar (el duodécimo mes judío), lo que hace que el séptimo día sábado del 8/9 de marzo de 2019 sea incluso un Gran Sábado.

Hay bastantes reglas para Purim porque éste se remonta al Libro de Ester y en ese tiempo los judíos lucharon durante dos días por su liberación del decreto de muerte de los persas. Dejemos que Wikipedia (en inglés) dé su opinión para determinar el día de la celebración:

Purim se celebra anualmente según el calendario hebreo el día 14 del mes hebreo de Adar (y en Adar II en los años bisiestos hebreos que tienen lugar cada dos o tres años), el día siguiente a la victoria de los judíos sobre sus enemigos. En las ciudades que estaban protegidas por una muralla protectora en la época del Josué bíblico, Purim se celebra en cambio el día 15 del mes de Adar en lo que se conoce como Shushan Purim...

Purim se celebra el 14 de Adar porque los judíos de las ciudades no amuralladas lucharon contra sus enemigos el 13 de Adar y descansaron al día siguiente. Sin embargo, en Shusan, la capital del Imperio Persa, los judíos participaron en la derrota de sus enemigos en Adar 13-14 y descansaron el 15 (Ester 9:20-22). En conmemoración de esto, se decidió que mientras que la victoria se celebraría universalmente el día 14 de Adar, para los judíos que vivían en Shushan, la fiesta se celebraría el día 15 de Adar. Más tarde, en deferencia a Jerusalén, los sabios determinaron que Purim se celebraría el 15 de Adar en todas las ciudades que habían sido cercadas por un muro en el tiempo de la conquista de Josué de la Tierra de Israel. Este criterio permitió que la ciudad de Jerusalén conservara su importancia para los judíos, y aunque Shushan no estaba amurallada en el tiempo de Josué, se hizo una excepción ya que el milagro ocurrió allí....

Durante los años bisiestos del calendario hebreo, Purim se celebra en el segundo mes de Adar. (Los Caraítas, sin embargo, lo celebran en el primer mes de Adar). El 14 del primer Adar se llama entonces Purim Katan (“Pequeño Purim” en hebreo) y el 15 es Shushan Purim Katan, para el cual no hay observancias establecidas, pero tiene un aspecto de festividad menor. [traducido]

Falso calendario rabínico - marzo de 2019 Esas son muchas reglas que rápidamente llevan a la confusión. Pero es útil entender que para los judíos rabínicos, el actual año judío 2018/19 comenzó un mes antes de tiempo y por lo tanto para ellos hay un Adar II, un segundo duodécimo mes en 2019, como se puede observar en el calendario de la derecha calculado de manera completamente errónea en el sitio calendar.zoznam.sk. Para ellos, el festival rabínico de Purim cae en el 14 y 15 de Adar II, que para el mundo occidental es el 20/21 y 21/22 de marzo de 2019.

Sin embargo, de acuerdo con nuestro principio de mes correctamente determinado, los días festivos se desplazaron por un día al 21/22 y 22/23 de marzo. A primera vista, esto parece trivial, pero no lo es si miramos al cielo para ver si hay señales de Dios que confirman el cumplimiento de la profecía.

Algunos podrían ahora asumir que los Caraítas deben tener el día correcto, ya que sus cálculos incluyen el avistamiento de la luna creciente. Si ellos hubieran calculado correctamente el comienzo del año, habrían llegado a la fecha correcta en marzo de 2019 con su Adar I y la regla para celebrar la fiesta de Purim en Adar I. Sin embargo, como renunciaron a la regla del equinoccio de primavera en el año 1860, también comienzan el año demasiado pronto, junto con los rabinos (de los que en realidad querían distanciarse), por lo que en el mismo año no están separados sólo un día, sino un mes entero.[26]

¿Qué día de Purim en marzo,[27] quiso decir Dios en la profecía del final del período profético del hermano Dan? ¿El 14 de Adar (II) o el 15 de Adar (II)? Se trata de la profecía de los dos testigos de Apocalipsis 11, donde se menciona una ciudad en la que los cadáveres de los dos testigos yacerán después de estar a punto de completar su testimonio y hayan sido vencidos por la bestia del abismo:

Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, y los vencerá y los matará.[28] Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. (Apocalipsis 11:7-8)

La hermana Bárbara también tenía una profecía al respecto, a saber, que los dos testigos aparecerían repentinamente en Jerusalén, pero sin haber hecho una peregrinación allí. Por un lado, esto había sido una indicación de Jesús del cálculo de la fiesta de Purim según la regla de que se celebra en Jerusalén el 15 de Adar (II). Al parecer la hermana Bárbara lo malinterpretó, pues publicó un artículo en Facebook, que indicaba que ahora consideraba que un rabino en Jerusalén era uno de los dos testigos. No, esa nación ya fue rechazada por Dios en el año 34 después del apedreamiento de Esteban y el final de las 70 semanas de años.[29] A la hermana Bárbara se le enseñó más tarde que el sistema ceremonial judío y las ofrendas en un posible tercer templo eran abominaciones para Dios.

Los dos testigos aparecerán ahora en Jerusalén de una manera sorprendente para GodsHealer7 cuando consideramos el cielo y—además de los versículos de Apocalipsis 11 que ya han sido interpretados anteriormente de acuerdo con el principio de día por año— les presentamos una aplicación final de acuerdo con una especificación literal de día por día. Así que fijamos nuestra ubicación en Stellarium[30] en el monte del Templo en Jerusalén y miramos hacia arriba, como el Señor nos aconsejó, específicamente en la verdadera fiesta Purim de 2019 el 15 de Adar en Jerusalén—nuestro 23 de marzo de 2019—que en realidad no está en Adar II. Estamos particularmente interesados en lo que hace la luna, porque es la “estrella” clásica de más rápido movimiento de las siete y siempre es la que indica las profecías precisas del Señor de día por día:

Los dos testigos en las garras del Escorpión

A las 2:42 p.m. hora local de Jerusalén, la luna cruza el umbral de Virgo a Libra. Para los no iniciados esto tal vez no es nada especial, pero aquellos que conocen La conmoción de los cielos y entienden que las balanzas de Libra también pueden ser consideradas como las garras del escorpión, ya están a un paso más cerca de reconocer lo que esta señal del cielo podría significar. Además, este escorpión completo también es la “bestia que ascendió del abismo”, como hemos determinado desde hace mucho tiempo en El gran final.

Libra como garras del Escorpión Esta “bestia” es montada por el portador de la serpiente, el papa Francisco—es decir, él la controla. Es la bestia de Apocalipsis 17, el Nuevo Orden Mundial o las reglas de la ONU, por las cuales los dos testigos serán atacados y al menos “silenciados”; ¡exactamente el 23 de marzo de 2019! Eso explica por qué el marco de tiempo de la profecía del hermano Dan termina exactamente en ese día. También encaja perfectamente con la lectura correcta del versículo 7 que sucederá cuando los testigos estén a punto de completar su testimonio, lo cual habrían hecho el 6 de abril de 2019. Así que ya serán “muertos” antes de eso, lo que quiera que eso signifique.

Por lo tanto, a la luna se le debe haber dado el papel de los cadáveres de los dos testigos, ya que es la luna la que cae en las garras de la bestia. ¿No es asombroso que el 23 de marzo de 2019 la luna cruce el umbral de la calle de la eclíptica que ya hemos identificado como la “calle de la gran ciudad” en la que nuestro Señor fue crucificado? Todo aquel que pertenece a las vírgenes sabias ya ha tenido este aceite en sus lámparas desde hace mucho tiempo.

Jesús crucificado en el ecuador galáctico

Sigamos la profecía y la luna, que ahora yace en las calles de Sodoma y Egipto como símbolo de los cadáveres de los dos testigos.

Y los de los pueblos, tribus, lenguas y naciones verán sus cadáveres por tres días y medio, y no permitirán que sean sepultados. (Apocalipsis 11:9)

Aquí tenemos un tiempo con una exactitud de medio día, que aparentemente es mencionado de nuevo en el versículo 11. Pero la verdad es que estamos tratando aquí con dos períodos diferentes de tres días y medio cada uno, como ya hemos dicho antes cuando interpretamos la profecía usando años por días.[31] Pero esta última aplicación es la culminación de todas las interpretaciones anteriores; con ésta aprenderemos a entender por primera vez cómo estos dos períodos diferentes de 3 días y medio, que juntos serían sólo siete días, se convierten en una hora profética; la “hora de la unión” o la “hora de los dos testigos”.

El principio oculto de la interpretación de los tiempos en Apocalipsis 11 sobre los dos testigos es el duplicarlos, ya que concierne a dos personas. Ya hicimos esto con los 1260 días del versículo 3, pero lógicamente también podemos hacer lo mismo con los dos períodos de tres días y medio. La profecía fue escrita de tal manera que le diera al intérprete varias posibilidades, porque debe permitir varias aplicaciones relacionadas con diferentes marcos de tiempo.

¡Si hacemos esto, tenemos dos períodos de siete (2 × 3,5 × 2) días cada uno! Si uno lee entonces el versículo 11 cuidadosamente, otro día se añade a estos 14 días, porque allí dice “Pero después de tres días y medio...”. En consecuencia, hay otro día quince y eso llena la “hora” profética mencionada en el versículo 13. Si se tienen en cuenta estos 15 días y se usa el conteo judío inclusivo a partir del 23 de marzo, se hace evidente que el período de profecía del hermano Dan termina exactamente una hora profética antes que el de la hermana Bárbara y el nuestro (6 de abril de 2019). ¡¿No es eso increíble?!

Así que debemos considerar los versículos 9 y 11 como dos semanas con siete días cada una y esto sugiere que también deben ser asociados con los días de la semana correspondientes desde el domingo (primer día de la semana) hasta el sábado (séptimo día de la semana).

Por lo tanto, la profecía del versículo 9 comienza con el domingo 23/24 de marzo de 2019, y podemos leer en el cielo quiénes son las multitudes de naciones que no permiten que los dos testigos sean sepultados. Apocalipsis 17:15 siempre ha ayudado a entender las multitudes de naciones como un área densamente poblada. Sin embargo, esta vez no miramos hacia abajo a la tierra y a Europa, sino hacia arriba al lienzo celestial. ¿Dónde está la zona más densamente “poblada” del firmamento? Por supuesto, está en el ecuador galáctico cerca de Escorpión, donde se encuentra el centro de nuestra Vía Láctea, el centro de la gran ciudad de Dios.

Si seguimos a la luna en la primera semana de su viaje, llegamos aquí el sábado 29/30 de marzo:

La primera semana de los dos testigos fallecidos

En la primera semana, cuando los cadáveres de los testigos yacen en la calle de Sodoma y Egipto, la luna como su símbolo atraviesa el territorio de las multitudes de pueblos en el centro de la galaxia, para quienes nos hemos convertido en un espectáculo según Pablo. Noten también que mi misión desde el principio fue encontrar a los doce apóstoles modernos:

Porque según pienso, Dios nos ha exhibido a nosotros los apóstoles como postreros, como a sentenciados a muerte; pues hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres. (1 Corintios 4:9)

¡Eso es muy profundo! ¿No sostienen los dos testigos el Legado de Esmirna destinado a la muerte? ¿Y no viven los ángeles en el centro de la Vía Láctea? Después de las primeras tres partes del estudio sobre la Ciudad Santa, deberían ser capaces de responder esta pregunta claramente.

En la imagen de arriba dejo que la línea roja gruesa comience un poco después de la transición a las garras del Escorpión (Libra), porque la luna llega a la frontera de la constelación el 23 de marzo unas horas antes del atardecer en Jerusalén. Esto significa que la lucha por la vida o la muerte de los testigos tiene lugar el 23 de marzo, y que ellos yacen muertos en la calle durante su primera semana comenzando al atardecer del 23 de marzo y en esta misma semana también deben pasar el punto en el cual su Señor fue crucificado cuando la luna estaba exactamente en el ecuador galáctico. ¡Dios es extremadamente exacto en Su Palabra!

Calendario lunar para marzo y abril 2019 Ahora es tiempo de pensar en lo que podría significar que las huestes angélicas del centro galáctico no permiten que los cadáveres sean enterrados. Este es para mí el cumplimiento más fascinante de la profecía, porque sólo la luna puede representar estas cosas que ahora explicaré.

Ya que la luna llena tuvo lugar el 21 de marzo de 2019, la luna ya estaba en su fase menguante el 23 de marzo de 2019. En la analogía de los dos testigos, la luna menguante representa la muerte de los testigos después de haber dado toda su luz, pero todavía queda un resplandor que rodea sus cuerpos hasta... sí, hasta que son “puestos en el sepulcro”. Y este “entierro” sólo puede ser representado por la extinción total de la luz lunar, que será el caso el 5 de abril de 2019, cuando se alcance la fase de luna nueva astronómica.

Pero el 5 de abril no cae en la profecía de los primeros siete días de los versículos 9 y 10, ya que éstos sólo duran hasta el sábado 30 de marzo. En otras palabras: La luna no alcanza su fase oscura de luna nueva en la semana en que pasa las dos grandes constelaciones (Escorpión y Sagitario) situadas en el ecuador galáctico con el centro de la Vía Láctea y sus multitudes. Y es “vista” por éstos, según el versículo 9. Entonces, ¿cuándo debe alcanzar la fase oscura? Por supuesto, en la segunda semana antes de que la semana termine el sábado 6 de abril de 2019; y así es. ¡Increíble, pero cierto!

El versículo 9 está ahora perfectamente explicado y cumplido en el lienzo del cielo. ¿Qué hay del versículo 10? Es evidente que no se trata de un acontecimiento celestial, sino de algo que “los moradores de la tierra” harán, porque ellos—y no los habitantes de la Vía Láctea—fueron “atormentados” por las profecías de los dos testigos...

Y los moradores de la tierra se regocijarán sobre ellos y se alegrarán, y se enviarán regalos unos a otros; porque estos dos profetas habían atormentado a los moradores de la tierra. (Apocalipsis 11:10)

Este también es uno de los cumplimientos más fascinantes, una vez que uno ha aprendido a leer correctamente los relojes del Creador del Universo y a colocarlos en el contexto bíblico. ¡Todavía se trata de la fiesta de Purim! Y uno puede investigar lo que los judíos estarán haciendo (deberían hacer) en ese día. ¡Para ellos es una celebración de victoria sobre sus enemigos desde los tiempos de la reina Ester, y es la única fiesta judía que está asociada con el envío de regalos!

El judío ortodoxo tiene siete obligaciones para Purim.[32] Después de leer el libro de Ester, las dos grandes obligaciones siguientes son enviar regalos:

  1. Enviar regalos al vecino o a los compañeros y amigos (“mishloaj manot” o “el envío de partes”). El mínimo es un envío que consiste en al menos dos comidas diferentes. El envío debe ser hecho en el día festivo, no la noche anterior. Así que los judíos envían regalos comestibles en Purim, llamados Mischloaj Manot, a sus amigos. Clásicamente, consisten en dos porciones, una de pastelería y otra de fruta. También se regalan figuras de Amán hechas de pan de jengibre y bolsillos de Amán (sefardíes = orejas de Amán). Originalmente, se utilizaban magníficos contenedores para este fin, pero hoy en día la gente utiliza cajas o bolsas especialmente hechas o compradas para este fin. La palabra yiddish Schlachmones viene del hebreo משלוח מנות y significa literalmente “enviar porciones”. Por lo general, los niños son los que entregan los Schlachmones. En Israel, los Schlachmones también se envían a los soldados del ejército israelí.

  2. Los regalos para los pobres, matanot laevionim. El mínimo son dos regalos a dos manos, es decir, un regalo por persona. Las donaciones son comunes y bienvenidas.

Luego viene la obligación de celebrar:

  1. Fiestas y alegría, “Seudat Purim”: Purim es un día que los judíos celebran con comida y bebida. En relación con esto, uno también debe beber (mucho) vino. Y a esto los eruditos judíos dijeron: “Cada uno debe beber tanto vino hasta que ya no pueda distinguir entre “Maldito sea Amán y alabado sea Mardoqueo” -beba tantos “l'jayim” como sea posible y coma “orejas de Amán”.

Ahora alguien podría objetar y decir que el verdadero festival de Purim realmente comienza al atardecer del 22 de marzo en Jerusalén y por lo tanto el envío de regalos y la celebración caerían en la víspera de la muerte de los dos testigos poco antes del atardecer del 23 de marzo. Pero como los judíos nunca se atreverían a celebrar tal fiesta de alegría en sábado, que también va de la mano con el consumo de alcohol, hay una regla especial cuando el 15 de Adar cae en un sábado en Jerusalén, lo cual sería el caso en 2019 si los judíos todavía guardaran el calendario de Dios. La entrada de Wikipedia de la cita anterior explica la regla especial:

Cuando Shushan Purim (Adar 15) cae en sábado, la fiesta se celebra durante un período de tres días. La lectura de la meguilat y la entrega de la caridad tiene lugar el viernes (Adar 14), ese día se llama Purim de Prazos. La oración de al hanisim (por los milagros) sólo se recita en sábado (Adar 15), que es el Purim mismo. ... El domingo (Adar 16), llamado Purim Meshulash, se envían Mischloaj Manot y se celebra la comida festiva de Purim. [traducido]

Purim es la fiesta de la alegría y el texto bíblico dice con razón que en la tarde del 23 de marzo después de la puesta del sol se regocijarán y se enviarán regalos unos a otros. En otras palabras, esto no es nada más que la muerte de los dos testigos en la víspera de la celebración del verdadero Purim. Y así lo confirma también el hermano Dan de GodsHealer7 y el firmamento con la Luna, a la hora más próxima.

Los segundos siete días del recorrido de la luna representando los cadáveres de los dos testigos muertos son descritos brevemente en la Biblia:

Pero después de [otras dos veces] tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieron. (Apocalipsis 11:11)

Como ya hemos concluido, los dos testigos deben ser enterrados en esta segunda semana, es decir, la luna debe alcanzar su fase astronómica de luna nueva y el día DESPUÉS de estos días deben ser resucitados, lo que solo puede significar que la luz del sol “resucita” la luna y debe aparecer la primera luna creciente y comenzar el nuevo mes. ¿Es posible que exactamente en la tarde del sábado 6 de abril de 2019, minutos DESPUÉS de los segundos siete días, la primera luna creciente de la luna sea vista en Jerusalén?

Hemos recalculado de nuevo con Accurate Times (por supuesto mucho antes) y de nuevo: ¡SÍ, es la noche del avistamiento de la luna nueva en Jerusalén de acuerdo con todas las reglas! El espíritu de la vida es representado por el sol, que devuelve la vida a la luna después de su “muerte” y “entierro”.

Resurrección y ascensión de los dos testigos Y esto sucede al mismo tiempo que la gran señal de la sexta plaga, que ya ha sido descrita en otro artículo, donde también se explica que la luna en el “pez erguido” perpendicular a la eclíptica representa el levantamiento de los testigos sobre sus pies. Noten a la derecha la captura de pantalla del momento del avistamiento de la luna nueva en Jerusalén en la tarde del 6 de abril de 2019 a las 6:06pm hora local. Recuerden que el sol ya entró en los Peces el 13 de marzo, poniendo en relieve a los dos testigos que aún deben ser “asesinados” y dándoles fuerza durante toda la última hora de su profecía.

Cuando todas estas cosas ocurren y son acompañadas por los eventos correspondientes en la tierra, ¿caerá gran temor sobre los hombres? ¡El 6/7 de abril de 2019 es el día de la segunda línea del trono en el reloj de Orión de las plagas! Para los judíos rabínicos es incluso el comienzo del año, pero en realidad esto no es cierto y es sólo el comienzo de Adar II. El nuevo año y por lo tanto el séptimo milenio según el verdadero calendario de Dios comienzan juntos un mes después, el 6/7 de mayo de 2019.

Sin embargo, la predicación vestidos de cilicio llegará a su fin tanto para los dos testigos como para GodsHealer7. No sabemos exactamente qué va a pasar. Ya hemos compartido algunas suposiciones, pero la tarea del último “Elías” es mostrar las señales celestiales que cumplen magistralmente las profecías de Dios y confirman que nos estamos acercando rápidamente al viaje de regreso a la Ciudad Santa y a la Nueva Tierra.

Cuando los dos testigos, a la vista de todos sus enemigos a la derecha, como Acuario que es la última señal en la calle de Sodoma y Egipto, ascienden en la nube de la nebulosa de Andrómeda, el reloj de Dios da la hora tan fuerte en el último día de la hora profética de los dos testigos que el mundo será sacudido. De nuevo, Dios es perfecto en Sus profecías: La resurrección y ascensión de los dos testigos, con quienes el segundo ay entra en su fase final, tendrá lugar en el tiempo de Jerusalén el 6/7 de abril de 2019, mientras que sucederá el 6 de abril para el hermano Dan y la hermana Bárbara en Pensilvania y también para nosotros en Paraguay.

Este es el comienzo de la “hora de la tentación” de la que hablaba Elena G. de White, y uno puede preguntarse quiénes serán los “hijos de Dios” sobre los que descansa entonces “una gran luz”. Al menos una parte de ellos podrían ser los seguidores de GodsHealer7, porque ellos todavía no conocían las señales del cielo que acompañaban las profecías de los dos testigos. Que el Espíritu Santo de Aquel que es Amor, Justicia y Tiempo sea derramado sobre todos los que quedan y quieran unir fuerzas en la “hora de la tentación” en el último pero fuerte clamor ¡antes de que la séptima terrible plaga de la ira sin diluir de Dios sea derramada sobre los hombres en la tierra!

Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; (Apocalipsis 18:4)

He estado escribiendo este capítulo sobre el hermano Dan(iel) desde las horas de la mañana del 31 de diciembre de 2018, sólo unas horas antes de que lo completara, por la tarde, la hermana Bárbara publicó una de sus profecías. Decía lo siguiente:

¿Por qué estás confundido? ¿A quién estás escuchando? ¿Dónde está tu confianza? ¿Dónde está tu fe? ¿Dónde está tu alegría? YO no soy confusión. Deja de hacer lo que estás haciendo ahora. Lee mi PALABRA. Escucha mi PALABRA. Quiero que tengas alegría y paz. MI PAZ, en estos tiempos de angustia y peligro. Siempre estoy a tu lado. En tus días más oscuros. Yo soy tu LUZ, tu CONSOLADOR. Estoy derramando una doble porción de AMOR sobre ti hoy, así que mañana te regocijarás y te alegrarás de haber pasado por estas pruebas y tribulaciones. Tu acusador será silenciado. Pronto estarás conmigo, no más lágrimas ni recuerdos del sufrimiento. Llámame ahora y recibe tu BENDICIÓN. Los AMO a cada uno de ustedes. Son más valiosos que el oro. VENGAN A MÍ AHORA.

La “doble porción” podría referirse a la doble porción que Eliseo le había pedido a Elías cuando fue llevado al cielo. El marco de tiempo de nuestra profecía de dos veces 1260 días termina el 6 de abril de 2019 y nuestra última hora, la hora de nuestra prueba, comienza el 23 de marzo de 2019, como hemos visto ahora. Para evitar la “confusión” aquí, Jesús le dio a la hermana Bárbara (y por lo tanto a mí como el último “Elías”) el entendimiento de que también había elegido a los seguidores de sus profecías para recibir una “doble” porción, pero de “Su amor”.

Más adelante se aclarará sobre quién serán derramadas las dobles porciones del espíritu de Elías y también cómo un cierto número de rebanadas de pan como pan de vida, horneadas con el amor de Dios, serán distribuidas a Su iglesia unida en tiempos de necesidad.

Entonces, ¿cuáles son las “dobles porciones de amor” de la profecía de la hermana Bárbara? Hay otro versículo bíblico que puede ser encontrado con el término de búsqueda “doble porción” en la Biblia en Deuteronomio 21:17. En su contexto se trata de la primogenitura del hijo de la aborrecida:

Si un hombre tuviere dos mujeres, la una amada y la otra aborrecida, y la amada y la aborrecida le hubieren dado hijos, y el hijo primogénito fuere de la aborrecida; en el día que hiciere heredar a sus hijos lo que tuviere, no podrá dar el derecho de primogenitura al hijo de la amada con preferencia al hijo de la aborrecida, que es el primogénito; mas al hijo de la aborrecida reconocerá como primogénito, para darle el doble de lo que correspondiere a cada uno de los demás; porque él es el principio de su vigor, y suyo es el derecho de la primogenitura. (Deuteronomio 21:15-17)

Aquí Dios aclara un prejuicio que algunos de nuestros seguidores—especialmente los que vienen de la “amada iglesia” de los Adventistas del Séptimo Día—pueden tener. Por supuesto, Dios bendijo especialmente a esta última iglesia, Su iglesia en el tiempo del juicio desde 1844 y así expresó Su amor por ella. ¿Pero es esta una razón para reducir la primogenitura, es decir, la doble porción de la distribución de la tierra de la Santa Ciudad, para aquellos que al final de los tiempos salieron de las otras iglesias durante el tiempo de angustia? ¿O significa esto que sólo los seguidores del último “Elías” podrían pertenecer a los herederos, los 144.000? No, la unión de los ministerios también significa un derecho igualitario de herencia para todos los que toman, dignamente y dando gloria a Dios,[33] el pan que ha sido preparado. Que el “remanente del gran terremoto” no rechace—como Ernie Knoll—a sus “maestros” designados según Jeremías 3:15.

Es difícil escribir sobre destinos individuales, ya que estos no me son revelados. De mí mismo sólo sé que como el ángel de la séptima plaga probablemente tendré que regresar al sonar de la última trompeta en el tiempo indicado por la estrella Saiph en el reloj de las plagas de Orión, como quiera el Señor lograr esto.

El hermano Dan y la hermana Bárbara tuvieron visiones y sueños de su muerte como mártires. Así que es muy posible que ellos (también) aun tengan que morir, pero sólo cuando su ministerio haya terminado. Una cosa es segura, el Señor siempre estará con los suyos.

Jesús llama a menudo al hermano Dan “hijo de hombre” en sus visiones. Es interesante notar que el libro de Ezequiel está lleno de este término, mientras que el libro del homónimo del hermano Daniel contiene sólo una mención de este tipo. Consideremos esta mención del término “hijo de hombre” en el libro de Daniel en su contexto:

Y oí una voz de hombre [Jesús] entre las riberas del Ulai, que gritó y dijo: Gabriel, enseña a éste la visión. Vino luego cerca de donde yo estaba; y con su venida me asombré, y me postré sobre mi rostro. Pero él me dijo: Entiende, hijo de hombre, porque la visión es para el tiempo del fin. (Daniel 8:16-17)

No es Jesús quien llama al profeta Daniel “hijo de hombre”, sino Gabriel quien fue comisionado por Jesús para explicar la propia visión de Daniel. Y de nuevo el mismo ángel viene a un hombre con el nombre de Daniel, un profeta....

Y dijo: He aquí yo te enseñaré lo que ha de venir al fin de la ira; porque eso es para el tiempo del fin. (Daniel 8:19)

A medida que continuamos, aprenderemos mucho sobre este cierto tiempo de la ira, el fin del tiempo del fin, y sobre lo que el Señor me ha mostrado y que terminará en un cierto día: el día en que el hermano Daniel—y todos los redimidos con él—estarán en su (doble) heredad al final de un cierto número de días predichos por el profeta Daniel. Cómo se cumplirán los días de Daniel será una de las mayores revelaciones de Dios.

Y tú irás al fin, y reposarás, y te levantarás en tu suerte al fin de los días. (Daniel 12:13 RVA)

Por lo tanto, en la última frase del libro de Daniel siempre ha habido una referencia a la fiesta de Purim a través de la palabra “suerte”[34] y que al final de los días se impondrá un decreto de muerte a los seguidores del verdadero y único Dios, pero escaparán a través de la intervención personal del Hijo de Dios.[35]

Escribí estas cosas por orden de Dios, y con ellas las “dobles porciones del amor de Dios” fueron derramadas “hoy” (31 de diciembre de 2018) sobre GodsHealer7 (y sus seguidores), aunque “se regocijarán de ello sólo “mañana” cuando hayan “pasado por estas pruebas y tribulaciones [mencionadas aquí]", y puedan reconocer las dobles porciones en este escrito. Más sobre esto en el último capítulo.

La gran lluvia después de la sequía

Ahora es el tiempo de volver a entender las porciones del Espíritu Santo para las fiestas de otoño de la ley mosaica que han sido identificadas desde el comienzo de nuestro movimiento. Descubriremos que tienen mucho más que ver con la Ciudad Santa de lo que parece a primera vista.

Por supuesto, los tres años y medio de sequía de Elías representan los 1260 días de los dos testigos, desafortunadamente multiplicados por dos como siempre, y por lo tanto desde la primavera del 2012, cuando el juicio de los muertos llegó a su fin, tuvimos que esperar siete años completos para la lluvia tardía, la cual no será derramada sobre aquellos que demostraron no ser dignos de Él en esos siete años, al rechazar vehementemente el mensaje de la lluvia tardía mismo.

En resumen, se puede decir que la Biblia ha codificado cuatro categorías mayores de conteos de los sacrificios de las fiestas, que cuando son divididos por la correspondiente ración diaria, da un número muy específico de días para los cuales Dios ha provisto raciones de emergencia del Espíritu Santo. Los números prescritos para los sacrificios se convierten así en profecías de tiempo para ciertos períodos de los últimos días. Esto no sólo significa que el Señor promete un fortalecimiento especial para estos días, sino también que velará por Su pueblo especialmente en estos días.

Los cuatro conteos de los sacrificios de las fiestas se obtienen, por un lado, de los dos cálculos mosaicos para los sacrificios de primavera y otoño y sus requerimientos diarios, es decir los sacrificios diarios (sacrificios vespertinos y matutinos) para el pueblo y los sacerdotes y, por otro lado, de las dos cifras ajustadas en el libro de Ezequiel para los sacrificios de primavera y otoño y sus requerimientos diarios asociados.

En los estudios correspondientes de las sombras de sacrificio , ya habíamos determinado al comienzo de nuestro ministerio que las ceremonias mosaicas de primavera proporcionaban raciones de emergencia para los días posteriores a la crucifixión de Jesús y hasta el comienzo de Su ministerio de intercesión en el Lugar Santo del Santuario Celestial. Estas porciones de primavera duraron exactamente hasta el derramamiento del Espíritu Santo en el Pentecostés, lo que hizo innecesarias más raciones de emergencia diarias. Como se puede ver, el número calculado de 51 raciones de emergencia para ese número de días había sido una indicación altamente profética del tiempo para la obra final de Jesús en la tierra, que antes que nosotros, nadie había descubierto en la Biblia y que estaba relacionada con la distribución de la “lluvia temprana” que cae en Israel en la primavera.

Al mismo tiempo, también determinamos el número de días para los que se preveían más raciones de emergencia, que resultaron de las fiestas mosaicas de otoño. Lo que resultó fue el interesante número de 372 raciones diarias, a saber, para un año solar y otra semana de siete días. Entendimos que las fiestas mosaicas de otoño están estrechamente ligadas al destino del pueblo de Dios, y que como las raciones de las fiestas de primavera significaban el número de días hasta que fuera dada la lluvia temprana, ya entonces sospechábamos que las 372 raciones tenían que ver con la prometida “lluvia tardía”. Les asignamos el tiempo de las plagas en el Plan A divino y así llegamos a un año solar para la duración de las plagas, que habría seguido a los siete días de Noé en el arca antes de la gran lluvia.

En 2014 publicamos un estudio de las raciones que resultó de las fiestas revisadas de primavera y otoño en el modelo del templo del libro de Ezequiel, que conocíamos desde hacía tiempo. Sorprendentemente, a través de Ezequiel, Dios había designado exactamente 636 porciones para las fiestas de primavera y 624 porciones para las fiestas de otoño, que en conjunto eran suficientes raciones diarias para el número profético de 1260 días. Este número de días nos recuerda naturalmente al tiempo de la profecía vestidos de cilicio de los dos testigos de Apocalipsis 11, pero también los tres tiempos y medio (años) del juramento del Hombre sobre el río en Daniel 12, quien nos explica que en el caso de un plan B incluso se nos permite usar dos veces las 1260 raciones diarias, ya que un testigo en cada una de las dos orillas del río había escuchado esta promesa de Jesús. (Sin embargo, esta duplicación de las raciones no se aplica a las fiestas mosaicas de otoño, ya que en ninguna parte de la Biblia se puede encontrar una razón para ello.)

Y Apocalipsis 11 conecta claramente los (dos tiempos) de 1260 días de los dos testigos con un tiempo de bendición especial del Espíritu Santo—para el “aceite” y la “luz” que son dos símbolos muy importantes:

Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Estos testigos son los dos olivos [1], y los dos candeleros [2] que están en pie delante del Dios de la tierra. (Apocalipsis 11:3-4)

Además, la obra de los “dos testigos” es una obra de reforma; son los escritos de los últimos verdaderos protestantes, recopilados en dos sitios web.

Resumamos brevemente:

  1. 51 raciones para las fiestas mosaicas de primavera: consumidas durante el período de espera desde la crucifixión de Jesús hasta la distribución de la “lluvia temprana” en el Pentecostés del año 31.

  2. 372 raciones para las fiestas mosaicas de otoño: consumidas en el plan A. Sin embargo, dado que no se produjo el año de las plagas en el plan A, el período de consumo debe ser reasignado al plan B. [36]

  3. Las primeras 1260 raciones de las fiestas de primavera y otoño de Ezequiel para el primer testigo: consumidas en los primeros tres años y medio del juicio de los vivos en el Plan A desde el 6 de mayo de 2012 hasta el 17 de octubre de 2015.

  4. Las segundas 1260 raciones de las fiestas de primavera y otoño de Ezequiel para el segundo testigo: para ser consumidas en los segundos tres años y medio del juicio de los vivos en el Plan B, que comenzó el 25 de octubre de 2015 y terminará el 6 de abril de 2019.

En el artículo La herencia de la serie del Legado de Esmirna, publicamos los pensamientos que teníamos en ese momento sobre cómo podría ser la redistribución de las 372 raciones. La idea básica era que a partir de cierto punto “Elías debe partir” y a partir de entonces “raciones dobles” del Espíritu Santo deberían estar disponibles para “Eliseo”. Calculamos que las raciones dobles acababan de comenzar en el aniversario de la crucifixión de Jesús, el 25 de mayo de 2018. Más tarde resultó que Dios tenía otros planes para los autores y que el tiempo de testificar y hornear el pan en la Granja Nube Blanca estaba lejos de terminar. Así pues, las 372 raciones estaban flotando en el aire; no, en realidad sólo 365 de ellas, porque habíamos encontrado una explicación perfecta para 7 de esas raciones, que es ilustrada en el siguiente diagrama:

Líneas de tiempo de los dos testigos

Los dos tiempos de 1260 raciones para el pueblo de Dios se refieren, por supuesto, a todo el tiempo del juicio de los vivos durante siete años, del cual, los dos testigos profetizarían. Cada testigo tenía la tarea de informar sobre “sus” tres años y medio de este juicio.

Consideren por qué se necesitaban raciones especiales de asistencia divina para este tiempo del juicio de los vivos: los muertos, por supuesto, no necesitaron raciones durante sus 168 años de juicio entre 1844 y 2012, pero los vivos sí, a partir del 6 de mayo de 2012, para sobrevivir en esta parte más difícil del juicio investigador, los siete años del “pequeño” tiempo de angustia. Pero ¡cuántos se negaron a aceptar al Espíritu Santo durante este tiempo! ¡Cuántos cayeron del sendero a la Ciudad Santa en la oscuridad más profunda!

El 17 de octubre de 2015, fue consumida la última ración del primer testigo que estaba sobre una de las orillas del río en Daniel 12, y la primera ración del segundo testigo en la otra orilla no comenzó hasta el 25 de octubre de 2015.[37] Los siete días intermedios no fueron cubiertos, pero pronto entendimos que Jesús representaba el número siete en el juramento del Hombre sobre el río y así personalmente contribuyó con estas siete raciones faltantes. Por lo tanto, Él está en medio del río del tiempo en este punto de siete días.

Reloj del pequeño y del gran tiempo de angustia Sin embargo, puesto que sólo podemos deducir de Daniel 12 la duplicación de las 1260 porciones de Ezequiel para los dos testigos, pero no podemos tomar raciones por nosotros mismos, estas siete porciones deben ser “tomadas” de las fiestas mosaicas de otoño. Esto nos deja con la tarea de distribuir 365 raciones diarias durante un período especial de necesidad que aún no está cubierto.

Ya que hemos aprendido más sobre la hora de la que Filadelfia será guardada, podemos ver claramente que hay un período de exactamente 30 días entre el 7 de abril de 2019 (inclusivo) y el 6 de mayo de 2019 (inclusivo) que aún no está cubierto por la distribución actual. Es el período desde el primer día después de que los dos testigos han terminado su proclamación hasta la Segunda Venida de Jesús, que recientemente pudimos clasificar como ¡el tiempo de angustia cual nunca fue!

Por un lado, este tiempo es mencionado en Daniel 12 cuando el ángel Gabriel le habla a Daniel:

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro. (Daniel 12:1)

Por otro lado, Jesús menciona este tiempo en Mateo 24 y habla a Sus doce discípulos:

Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo; porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. (Mateo 24:20-22)

¿Un tiempo tan angustioso, que no ha existido desde el principio del mundo hasta entonces, ni nunca lo habrá, justifica una mayor distribución de poder y ayuda de Dios para Su pueblo?

Pensamos: “¡Claro!” Pero ¿cuánta ayuda adicional recibe el pueblo de Dios, que debe atravesar este tiempo con vida y sin caer?

La respuesta está en la inteligente división de las 365 porciones restantes de las fiestas mosaicas de otoño. Si dividimos estas raciones entre los 30 días, obtenemos el factor 12 con un resto de 5 raciones diarias, es decir, en este caso no sería el doble, ni triple, ni séxtuple, ¡sino DOCE VECES la cantidad de Espíritu Santo disponible en comparación con todos los otros tiempos de necesidad!

¿Podemos justificar esto? Ya he indicado anteriormente que Jesús mismo les dijo a los doce discípulos o futuros apóstoles acerca de este tiempo de gran angustia o tribulación. Antes de Su ascensión, no sólo habló de la lluvia temprana cuando prometió a los doce apóstoles:

Entonces [los doce apóstoles, ver versículo 2] los que se habían reunido le preguntaron, diciendo: Señor, ¿restaurarás el reino a Israel en este tiempo? Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad [y proclamará a los doce apóstoles modernos]; pero [todos los doce] recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria [los primeros doce en la lluvia temprana], y hasta lo último de la tierra [los últimos doce en la lluvia tardía]. (Hechos 1:6-8)

Para aquellos que tienen dificultades con el hecho de que “en el fin del mundo” el Padre mismo anuncia los tiempos (como ya lo sabían los pioneros del Adventismo), recomiendo expresamente los artículos de la serie Día y hora y especialmente el artículo El poder del Padre.

Tabla sinóptica de los sacrificios bíblicos de otoño Para las fiestas de otoño, el número de sacrificios determinados en la ley ceremonial mosaica, (en la tabla a la derecha) contiene una enseñanza espiritual más profunda, que antes no habíamos notado.[38]

En cada uno de los tres días principales de fiesta, el Día de la Fiesta de las Trompetas, el Día de Expiación/Juicio, y Shemini Atzeret, doce raciones diarias fueron sacrificadas, lo que podría ser una indicación inicial de que aquellos que participaron en el Día de las Trompetas y se prepararon debidamente para el Día del Juicio también recibirían la distribución de la lluvia tardía, de la que Shemini Atzeret representa simbólicamente, en doce veces la cantidad de una ración diaria. El número 10 de los animales correspondientes podría referirse a los Diez Mandamientos y que los doce los guardan.

Lo más interesante para mí es la cuenta regresiva que tiene lugar durante los siete días de la Fiesta de Tabernáculos: cada día un animal menos es sacrificado. Por supuesto, el alto número de sacrificios durante la Fiesta de Tabernáculos ayuda a reponer el total de 372 porciones necesarias. Sin embargo, si se examina más de cerca la columna de la cuenta regresiva de las sumas de los animales de sacrificio, se puede ver que el conteo regresivo comienza con 30 (!). Si la Fiesta de Tabernáculos no se limitara sólo a siete días y la regla continuara de que un animal menos debe ser sacrificado cada día, la fiesta terminaría en el trigésimo día, ya que no habría nada más que sacrificar en el trigésimo primer día. La Fiesta de Tabernáculos, que representa el vagar por el desierto del pueblo de Dios, habría terminado en su día 30 y así el pueblo de Dios habría llegado simbólicamente a su “Canaán”. Ahora, después de unos 3.500 años, se cumple la profecía de las sombras de sacrificio de las fiestas mosaicas de otoño.

A cada uno de los doce futuros apóstoles modernos se le promete así una distribución especial del Espíritu Santo, lo que significa para ellos un poder doce veces mayor cuando comienzan su ministerio como apóstoles y proclaman el mensaje a los 144.000. Sólo en estos últimos treinta días antes de la Segunda Venida de Jesús, Dios terminará la obra de sellar las doce tribus del Israel espiritual a través de doce apóstoles modernos. Apocalipsis 7:4-8 promete que cada uno de ellos sellará a 12.000 personas para el viaje de regreso a la Ciudad Santa.[39]

¿Está eso más allá del ámbito de lo posible? Puede estar fuera de lo que es concebible para los seres humanos, ¡pero con Dios nada es imposible!

Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos. (Zacarías 4:6)

Al presentar los apóstoles la gloria del Unigénito del Padre, tres mil almas se convencieron. Se vieron a sí mismos tales cuales eran, pecadores y corrompidos, y vieron a Cristo como su Amigo y Redentor. Cristo fue elevado y glorificado por el poder del Espíritu Santo que descansó sobre los hombres. Por la fe, estos creyentes vieron a Cristo como Aquel que había soportado la humillación, el sufrimiento y la muerte, a fin de que ellos no pereciesen, sino que tuvieran vida eterna. La revelación que el Espíritu hizo de Cristo les impartió la comprensión de su poder y majestad, y elevaron a él sus manos por la fe, diciendo: “Creo”. {PVGM 90.2}

El derramamiento del Espíritu en los días de los apóstoles fue “la lluvia temprana”, y glorioso fue el resultado. Pero la lluvia tardía será más abundante. —Joyas de los Testimonios 3:211 (1904). {EUD 159.4}

Antes que los juicios de Dios caigan finalmente [en la séptima plaga] sobre la tierra, habrá entre el pueblo del Señor un avivamiento de la piedad primitiva, cual no se ha visto nunca desde los tiempos apostólicos. El Espíritu y el poder de Dios serán derramados sobre sus hijos.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 517 (1911). {EUD 159.6}

En términos puramente matemáticos, cada uno de los doce tendría que traer a 400 almas por día hacia Cristo para que cada uno de los 144.000 sean sellados. Sin embargo, el mensaje no es el mismo que en la lluvia temprana, sino que es el mensaje que el Espíritu Santo ha preparado desde el 2010 a través de los dos testigos (o los dos testimonios). Como hemos aprendido ahora, cuando la lluvia tardía es derramada, este pan espiritual es dividido en doce porciones o rebanadas, de modo que cada apóstol sólo tiene que distribuir una parte del pan. Sería demasiado para cada uno de los 144.000 si tuviera que meter todo el pan del mensaje de la lluvia tardía en su boca de una sola vez y masticarlo, tragarlo y digerirlo en sólo treinta días.

Por lo tanto, cada uno de los doce apóstoles, proclamará sólo una doceava parte del mensaje y dará una rebanada de pan a cada uno de sus 12.000. Juntos, los 144.000 conocerán y representarán todas las partes del mensaje del cuarto ángel.[40] Pero cada uno de ellos tendrá el sello de Filadelfia en su frente, y cada uno de ellos llevará en su corazón el sacrificio, incluso para dar su vida eterna por su prójimo. ¡Sólo esto último lo convierte en un verdadero reflejo del Cordero!

En la distribución anterior, sólo 360 de las 365 raciones restantes del Espíritu Santo de las fiestas mosaicas de otoño fueron consumidas. Quedan 5 porciones restantes. ¿Qué debemos hacer con ellas? ¡Nada en la Palabra de Dios debe caer a tierra y en la última alimentación de los 144.000 no quedará ninguna sobra como en la alimentación de los 5.000 o de los 4.000!

Un primer planteamiento—que pronto será refinado—nos lleva a los días después de la Segunda Venida de Jesús. Después de que todos los redimidos de todas las edades hayan ascendido juntos a la nube, comenzarán el viaje profetizado de siete días al mar de vidrio.[41] Se dice que serán recibidos en un sábado en el viaje en un planeta donde una enorme mesa será preparada en la Ciudad Santa para que puedan asistir allí a la fiesta de bodas, donde también comerán por primera vez el fruto del árbol de la vida, incluyendo a Adán y Eva, que ya lo probaron 6.000 años atrás. Es lógico que, a partir de este momento, el “maná” de las raciones de emergencia del Espíritu Santo se seque completamente, ya que ya no es necesario.

Hagamos el conteo de nuevo: El lunes 6 de mayo de 2019 es el día del regreso de Jesús y es el día de la última de las porciones doce veces mayores. Todos los 144.000 serán sellados. En este día todos los redimidos serán llevados a la nube y el tiempo de la gran tribulación habrá terminado. Aunque Jesús ya está muy cerca de ellos, el pueblo de Dios todavía no ha comido del árbol de la vida, pero las simples raciones diarias deberían ser suficientes de nuevo para alimentarlos (espiritualmente) hasta el momento en que lleguen a la mesa de la fiesta de bodas y llegarán allí en el sábado del viaje. Así que todavía necesitamos una porción para cada uno de los siguientes días: martes, miércoles, jueves, viernes y el inicio del sábado antes de la comida. Eso es exactamente cinco días, para los cuales son suficientes las cinco raciones restantes de las porciones de las fiestas mosaicas de otoño.

¿No es Dios maravilloso? ¿Quién todavía tiene dudas de que Él es también el Tiempo mismo y por lo tanto corresponde a Su carácter alinear todo de acuerdo a un itinerario perfecto?

Sin embargo, en el último capítulo todavía tenemos que pensar cómo se cumplirá la profecía de la “doble porción del espíritu de Elías”, porque acabamos de ver que “Eliseo” recibirá incluso una porción doce veces mayor del Espíritu Santo.

Ahora también deberíamos haber reconocido el factor por el cual el tiempo de angustia cual nunca fue, ha sido acortado realmente. No se trata de La hora profética de Filadelfia, que corresponde a 15 días, antes de la cual habría sido guardada incluso en el gran tiempo de angustia con una duración más larga. ¡No! ¡No! De 360 días, Dios en Su infinita misericordia lo acortó a 30 días y abrevió la obra en justicia por medio de un incremento de doce veces las porciones para la lluvia tardía, ¡para que los 144.000 puedan ser salvados! El tiempo íntegro del gran tiempo de angustia habría durado todo un año profético, como ya habíamos anticipado en el año 2011 en Las sombras de los sacrificios - parte II.

Vi que la obra que Dios estaba haciendo rápidamente en la tierra iba pronto a ser abreviada en justicia, y que los mensajeros deben correr velozmente en busca de las ovejas descarriadas. Un ángel dijo: “¿Son todos mensajeros?” Otro contestó: “¡No, no; los mensajeros de Dios tienen un mensaje!” {PE 50.1}

El último viaje de “Elías”

Después de todo lo que hemos aprendido y experimentado hasta ahora en el tiempo del fin, podemos asumir que hay cuatro grupos de redimidos que están (todavía) entre nosotros hoy.

  1. Los últimos mártires. Están compuestos de aquellos que siguen a los verdaderos profetas enviados por Dios de acuerdo con Hechos 2:17 y guardan los mandamientos de Dios—al menos de acuerdo a su luz limitada—pero aun así experimentarán la primera muerte. Los “pastores” de Jeremías 3:15 son enviados a ellos, y les darán un mensaje especial de parte Dios, que les será dado para fortalecer sus últimos pasos en la tierra antigua.

  2. Los 144.000. Ellos son los pocos a quienes se les presenta el sello de Filadelfia de Apocalipsis 3:12 a tiempo, y lo entienden completamente y lo aceptan, y por lo tanto permanecen firmes hasta la Segunda Venida de Jesús sin sufrir la primera muerte. Ellos serán bendecidos con una comida especial de pan en el tiempo del fuerte clamor para a su vez instruir a otros. Ellos son los que ofrecen su vida eterna por la salvación de los demás y son los “pastores” del primer grupo. Algunos de ellos ya han sido encontrados y sellados y son miembros de nuestro “Foro de los 144.000”. Sin embargo, todavía no conocemos a muchos de ellos y están en las escuelas de otros profetas, que también fueron enviados por Dios según Hechos 2:17 para preparar a sus discípulos para la lluvia tardía. Muchos de ellos aún no han oído hablar de la luz del cuarto ángel y todavía tienen creencias erróneas. En cuanto a creencias erróneas, hay que distinguir entre los errores que conducen a la segunda muerte y los errores que son perdonables y son debido a la falta de luz. Los 144.000 puede que todavía crean algo erróneo hoy en día; pero reconocen la verdad tan pronto como “Eliseo” regresa del último viaje de “Elías” con su doble espíritu y los sella.

  3. Los doce candidatos a apóstoles o futuros apóstoles. Son doce líderes seleccionados del grupo de 144.000 y han sido elegidos como nuestros Secretarios Regionales. Hasta el 6/7 de abril de 2019 serán candidatos para el apostolado, similar a “Eliseo” antes de su separación de “Elías”. Entonces, cuando hayan recibido la doble porción del espíritu de “Elías” y sus doce rebanadas de pan del mensaje de la lluvia tardía, se convierten en los doce apóstoles modernos. En conjunto son “Eliseo”, cuya gran obra comienza el 6/7 de abril de 2019.

  4. Los dos testigos. Son un pequeño grupo en torno al último “Elías”, que—como podemos concluir de los tipos del Elías bíblico y Apocalipsis 11—podrían experimentar un arrebatamiento antes de la tribulación, ya que, en el tiempo de su predicación en cilicio, ya han dado todo lo que la gente es capaz de dar. Sin embargo, o bien sus escritos como los dos testimonios y/o ellos mismos como los dos testigos deben sufrir la primera muerte y resucitar a su “ascensión” antes de que la “doble porción de su espíritu” pueda ser derramada sobre los doce líderes de los 144.000. Los autores de los dos testimonios[42] y sus familias son “Elías”, cuya obra será completada el 6 de abril de 2019.

Como pueden ver, el tamaño del grupo disminuye rápidamente en el orden anterior. Sin embargo, hay un quinto grupo de aquellos que fortalecerán el ejército de Dios en la resurrección especial en abril de 2019. Todos ellos provienen del tiempo de la proclamación del mensaje del tercer ángel, que comenzó en 1846 con el conocimiento de la verdad del sábado. Se levantan cuando los dos testigos ascienden al cielo. Ellos podrían reemplazar a los dos testigos, pero es más probable que completen el número de los 144.000, a menos que se pueda sellar a un número suficiente de personas con la lluvia tardía. Sin embargo, algunos de los más grandes líderes de Satanás también se levantarán con ellos y comenzarán a ejercer su influencia impía en El tiempo de las tres ranas. El gran conflicto habrá entrado en su fase final y decisiva.

Sin embargo, ¡el Señor tiene la última palabra en todas estas cosas! Sólo podemos tratar de interpretar Sus revelaciones y profecías lo mejor posible. Pronto sabremos exactamente quién pertenecía a cada grupo y cuál era el destino de cada uno de los grupos.

Tal vez algunos quisieran pertenecer al grupo de “El último Elías” quienes podrían experimentar un arrebatamiento. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el 23 de marzo de 2019 este grupo está amenazado de muerte después de nueve años de trabajo sacrificial, que hasta ahora sólo les ha traído el ridículo y la malicia de sus numerosos enemigos.

Pues bien, entonces alguno preferiría pertenecer al grupo de “Eliseo” ¡que recibirá la doble porción del espíritu del último “Elías”! Sin embargo, estas personas han servido al último “Elías” durante muchos años, han aprendido mucho y han sufrido mucho para recibir este honor. El grupo está lleno, y nadie puede “obtener” esta posición en los pocos meses que quedan.

Bueno, entonces la siguiente opción sería convertirse en uno de los 144.000. Debe ser entendido que todos ellos ofrecen sus vidas eternas como Moisés, para que muchos otros puedan ser salvos, y no será hasta su llegada a la Nebulosa de Orión que aprenderán del Padre en el día de una reunión extraordinaria si su sacrificio será requerido o si ellos también pueden vivir para siempre. ¿No es entonces mejor ser recompensado con una pequeña “casa de campo” en la Nueva Tierra y ser salvado sin mayor esfuerzo?

“Mañana” cada cristiano ya habrá tenido la opción de dar testimonio como un mártir para Dios con su vida física, ofrecer su vida eterna como uno de los 144.000 para reflejar perfectamente el carácter de Cristo o despertar como uno de los impíos en la segunda resurrección. ¡No hay otras opciones!

Ya que Dios es amor y gracia, uno podría confiar enteramente en Él y entonces la mejor opción de las tres posibles sería convertirse en uno de los 144.000 que aceptan el mensaje de la lluvia tardía y son sellados a través de éste (pero siempre recuerden que Dios mira directamente al corazón). De todos modos, el espíritu de profecía aconseja:

Esforcémonos con todo el poder que Dios nos ha dado para estar entre los ciento cuarenta y cuatro mil... {MSV 249.3}

Alguien que siempre ha querido pertenecer a los 144.000 tal vez crea—aunque solo ha observado nuestros artículos más o menos superficialmente—que no tenemos la plena verdad y que otro ministerio de los muchos que existen en estos últimos días y que profetizan la cercanía de la segunda venida del Señor es guiado por “su Elías”. Los adventistas del séptimo día, por ejemplo, están firmemente convencidos de que ellos mismos son “Elías” o que la difunta Elena G. White, que aún no ha resucitado de entre los muertos, ya vino como la última “Elías”. O algunos podrían estar tentados a considerar a la hermana Bárbara o al hermano Daniel de GodsHealer7 su “Elías”, o incluso a Paul Begley, Lynn Leahz, Anita Fuentes o a la hermana Claire, por nombrar sólo algunos. Y luego están los muchos desilusionados que han corrido tras los falsos profetas y cuya fe fue enterrada junto con su supuesto “Elías” Harold Camping—que de nuevo es sólo un ejemplo de uno de los muchos charlatanes.

Sin embargo, los falsos profetas de los que habla Jesús en Mateo 24:24 no son tales “profetas de los últimos días” quienes dicen todos más o menos lo mismo, es decir, que Jesús ya está a punto de regresar (aunque nadie puede saber la hora exacta), sino más bien los seductores en las iglesias que predican la paz y posponen el regreso de Jesús a un futuro indefinido y distante. Ellos son los verdaderos demoníacos manipuladores con las voces de las ranas, y en su mayoría son los predicadores más famosos y respetados de sus congregaciones; los ángeles de luz de los necios. Sin embargo, sus linternas pronto se quedarán sin baterías; tres días de oscuridad consumirán sus reservas.

Entonces, ¿cómo puede alguien hoy en día saber o verificar con la mayor certeza posible si cree en el grupo en torno al verdadero último “Elías” o “Eliseo” y acepta el verdadero mensaje de la lluvia tardía que podría convertirlo en un miembro de los 144.000?

Si las aproximadamente 3.500 páginas de evidencia bíblica y señales celestiales divinas que hemos preparado en los últimos nueve años todavía no han podido convencer a nadie, tal vez debería hacerse otra referencia clara al último “Elías” en el Antiguo Testamento, el cual debía estudiarse junto con el Nuevo Testamento y especialmente con el libro del Apocalipsis, lo cual haremos ahora también nosotros. Aquellos que no respetan el Antiguo Testamento, pueden formarse justo detrás de la fila de un kilómetro de largo para la segunda resurrección.

El último viaje del profeta Elías antes de su arrebatamiento, descrito en 2 Reyes 2, es un tipo para los últimos días y el verdadero último “Elías” debe haber recorrido este viaje junto con su “Eliseo”. Deben haber visitado lugares similares y haber tenido experiencias similares a las del profeta Elías y su siervo y más tarde sucesor. Sólo un ministerio que repita (o que ya haya repetido) las cuatro estaciones y sus eventos típicos atípicamente puede ser el ministerio del último “Elías”. ¡Punto!

¡Si un grupo religioso no puede demostrar este “viaje” en su historia, ¡tampoco es el ministerio del último “Elías”! No queremos minimizar las buenas obras de otros grupos cristianos, sino llamar la atención sobre el hecho de que no pueden tener un mensaje de la lluvia tardía que selle. En el mejor de los casos, ellos representan lugares de distribución para las últimas gotas de la lluvia temprana, que aún quedan del primer Pentecostés, y sólo son una preparación para la lluvia tardía.

El itinerario de Elías comenzó en Gilgal y pasó por otras tres estaciones—Betel, Jericó y el Jordán—hasta el punto de arrebatamiento del profeta. El punto de arrebatamiento del “Elías” de la actualidad—como lo he descrito en detalle en el capítulo sobre El hermano Daniel en su suerte al fin de los días—está situado en la línea izquierda del trono del reloj de las plagas de Orión, donde su segunda “orilla” apunta al 6/7 de abril de 2019, según el tiempo de Jerusalén.

Aquellos que prefieren entender a los 144.000 como “Elías” (como los adventistas están acostumbrados a hacer) podrían, al menos parcialmente, captar la verdad, porque el punto de arrebatamiento de este grupo está a sólo un mes lunar del de los dos testigos o del último “Elías”: en la séptima plaga, el 6 de mayo de 2019. En esta interpretación sólo hay el problema de que entonces no es fácil explicar sobre quién debe ser derramada la doble porción del espíritu de “Elías” y quién podría ser el “Eliseo” que la reciba. Según esta interpretación, la lluvia tardía ya no caería y las cadenas de oración para esto serían inútiles, puesto que entonces ya habría caído desde 2010 y ellos evidentemente no se mojaron.

A primera vista parece contradictorio que Elías nunca haya experimentado la muerte, mientras que es profetizado que los dos testigos deben sufrir la muerte, aunque resuciten después—como ya sabemos—15 días después. Para resolver esta contradicción, me centraré a continuación en el escenario en el que los “dos testigos” sufren una muerte simbólica, pero el propio “Elías” permanece sin experimentar la muerte. Si se entiende a los dos testigos como los escritos o los dos sitios web de “Elías”, entonces las personas—que son “Elías” y que solo escribieron los “dos testigos”—podrían permanecer vivas hasta el 6 de abril de 2019, mientras que sus testimonios sufren una muerte vicaria y “resucitan” demostrando (por ejemplo, por el gran terremoto de Apocalipsis 11:13 exactamente a la “hora” profetizada) que siempre han proclamado la verdad.[43]

Para averiguar de qué forma los autores de la Granja Nube Blanca con sus familias, como “Elías”, y los futuros doce apóstoles de los Adventistas del Gran Sábado, como “Eliseo” volvieron a hacer un recorrido antitípico por el viaje típico de Elías y Eliseo, tenemos que examinar más de cerca los lugares y los eventos de esa época y establecer puntos en común.

Desafortunadamente, en la primera ubicación nos encontramos con el problema de que hay diversas especulaciones entre los “escribas” sobre la ubicación exacta del punto de partida del último viaje de Elías. Se dice que hubo por lo menos cuatro lugares llamados Gilgal, algunos de los cuales ahora tienen nombres completamente diferentes, y se han hecho intentos para encontrar el verdadero Gilgal del viaje de Elías. La mayoría de ellos ignoran el hecho de que este itinerario es el viaje final del profeta, ordenado por Dios, que debe incluir una enseñanza espiritual que debe servir como patrón típico para el reconocimiento del verdadero “Elías” de los últimos días y su “Eliseo”. Así que intentemos averiguar de qué “Gilgal” partió Elías realmente.

Según el relato bíblico, todo el recorrido se realiza en un solo día, lo que al principio sugiere que los lugares no estaban muy alejados. Y con esto Dios no sólo indica que se trata de un trasfondo histórico común de todos los lugares involucrados, sino también que los “lugares” deben estar estrechamente conectados en el tiempo.

Por lo tanto, primero deberíamos hacernos la pregunta: ¿Qué tienen en común Gilgal, Betel, Jericó y el Jordán? ¿De qué libro de la Biblia se trata?

Algunos lo adivinan por intuición, pero también se pueden tomar la molestia de hacer una lista de todos los libros de la Biblia en los que aparecen los cuatro términos, y resulta que sólo hay un libro de la Biblia en el que los cuatro lugares son mencionados simultáneamente: el Libro de Josué.

Así que se trata de cruzar el Jordán y conquistar la tierra prometida. Eso es correcto, porque ese es también el gran tema de los últimos días y del arrebatamiento de “Elías” antes de la tribulación, quien escribió los “dos testigos”. Para el antiguo profeta Elías su cruce del Jordán también significó su última parada antes de su admisión en el reino de los cielos. Eliseo recibió entonces la doble porción del espíritu de Elías y completó una gran obra que sirve como tipo para el último mes de la historia del mundo, del 6 de abril al 6 de mayo de 2019: el pregonar del fuerte clamor y la finalización de la obra de sellamiento de los 144.000, que también están destinados a un papel típico en el último viaje de Elías. Más adelante hablaré más sobre este tema.

Así que es una buena idea recordar las condiciones locales y la historia de los lugares desde donde Josué conquistó a Canaán. Ustedes pueden intentar hacer esto con comentarios bíblicos o seguir las discusiones en Internet sobre las primeras estaciones de Josué o el último viaje de Elías. En este último enfoque, me encontré con un comentario (en inglés) que me parece tan valioso y preciso que me gustaría reproducirlo aquí [énfasis mío]:

Elías está en un viaje a la tierra eterna del descanso de Dios.

Comienza su recorrido en Gilgal, que hacer recordar a Egipto. En Gilgal “la vergüenza de Egipto” fue quitada (Josué 5:8-10) cuando los prepucios de los israelitas fueron quitados.

Betel evoca el Sinaí cuando la morada de Dios vino a la tierra. (la Shekinah era la morada de Dios.) Betel significa la casa de Dios en hebreo.

Finalmente, después de que los israelitas dejaron el Sinaí, habían rodeado el desierto antes de llegar al río Jordán. Por lo tanto, Jericó fue un recordatorio del vagar (circular) en el desierto, donde el desierto era un lugar de muerte e infertilidad (2 Reyes 2:22). Josué había rodeado la ciudad antes de destruirla.

Así que Elías hace un viaje que sigue el patrón de los israelitas que salieron de Egipto y finalmente entraron al resto de la Tierra Prometida. Por lo tanto, Elías siguió este modelo terrenal en la dirección opuesta (si lo prefieren), de modo que cuando cruzó el Jordán entró en el descanso de la tierra celestial prometida.

Al pedirle a Eliseo que se quedara en cada lugar, Elías esencialmente probó a Eliseo ya que Eliseo era su aprendiz. (“¿Se quedaría Eliseo en el desierto de Zin, o procedería a cruzar el Jordán como un israelita obediente?”) Por supuesto, Eliseo quería seguir a Elías dondequiera que fuera. Eliseo pasó la prueba y por lo tanto fue calificado para reemplazar a Elías.

Después de que Elías fue llevado al cielo, Eliseo regresó “a la tierra” siguiendo los mismos pasos. (Eliseo convirtió la “muerte e infertilidad” del “desierto” de Jericó en agua potable en 2 Reyes 2:22.) Pasó por Betel, donde (como en el Sinaí con Moisés) la insolencia y la insubordinación eran evidentes hacia el profeta de Dios, Eliseo (2 Reyes 2:23). Como destino final no regresó a “Egipto” (Gilgal), sino al Monte Carmelo, donde había terminado el ministerio de Elías y donde, por supuesto, debía comenzar el ministerio de Eliseo.

Teológicamente, todo este episodio de Elías cruzando el Jordán y entrando al cielo es de inmensa importancia hermenéutica. En primer lugar, esta es la primera vez en la Biblia hebrea que hay un paralelo directo entre el “descanso” visible de Dios y el “descanso” invisible de Dios. En otras palabras, el concepto bíblico de “la tierra prometida” (el lugar del descanso de Dios) no se limita al área geográfica visible de Palestina, que fue prometida a Abrahán.

Por ejemplo, el autor de la epístola a los Hebreos comienza su discurso teológico señalando que el “descanso” de Dios sigue a la muerte (ver Hebreos capítulo 3 y capítulo 4, donde el concepto de la vida después de la muerte se desarrolla a partir de la Biblia hebrea). En otras palabras, cuando dejamos nuestra existencia terrenal en la tierra, “cruzamos el río Jordán” y entramos en el descanso de Dios. (La muerte no es “el fin” para los elegidos de Dios.) Muchos himnos del siglo XIX hablan de este cruce. Por ejemplo, se dice que cuando murió Stonewall Jackson en el campo de batalla en 1863 durante la Guerra Civil, dijo: “Vamos a cruzar el río y descansar a la sombra de los árboles”.

Por último, pero no menos importante, Elías no sufrió la muerte física. Él fue llevado al cielo y por lo tanto el cielo es un lugar literal. Más adelante en la Biblia hebrea (en realidad entre los últimos versículos de la traducción al inglés del Antiguo Testamento) hay indicaciones de que Elías regresará físicamente a la tierra “antes del grande y terrible día de Jehová”, por lo que todavía existe la expectativa (entre los judíos y algunos cristianos estudiantes de la Biblia) de que este profeta regresará físicamente a la tierra en el futuro. Mientras que Malaquías 4:6 se atribuye a Juan el Bautista en Lucas 1:17, los versículos en Malaquías 4:6 y Malaquías 4:5 también parecen referirse a “Elías el Profeta”, quien regresará a la tierra “antes del grande y terrible día de Jehová” y anunciará la [segunda] venida del Mesías a la tierra. [traducido]

Estoy de acuerdo con el comentarista y entiendo el “Gilgal” de la partida de Elías como el Gilgal después del cruce del Jordán por los israelitas bajo Josué.

Mapa de la ruta de Elías Entonces, ¿cómo es que los autores de los Adventistas del Gran Sábado, como “Elías” y sus futuros apóstoles como “Eliseo” cumplen la travesía que tienen en común con sus tipos bíblicos? Basándose en la última hora de los dos testigos[44] presentada en el Mazzaroth, uno podría estar tentado a tratar de localizar a Gilgal, Betel, Jericó y el Jordán en las constelaciones de la eclíptica. Podemos encontrar un “río” allí, pero ya ha sido identificado como el “Éufrates” celestial o el ecuador galáctico. Por lo tanto, no puede ser al mismo tiempo el “Jordán” celestial. Por otro lado, encontrar a Gilgal, Betel y Jericó en las constelaciones es completamente imposible. Las estaciones del viaje de “Elías” en el fin del mundo deben ser otra cosa.

Sin embargo, no sólo hay un “río” en el gran círculo del Reloj de Dios del Mazzaroth, sino también en el círculo más pequeño del Reloj de Orión: Las líneas del trono. Especialmente en el ciclo de las plagas se hace evidente que Dios conecta las líneas del trono del reloj a ambos lados con el simbolismo de los ríos o arroyos. El texto de la tercera plaga que pertenece a la línea derecha del trono comienza con el versículo 4 de Apocalipsis 16:

El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre. (Apocalipsis 16:4)

El texto de la sexta plaga trata de nuevo de un río, y ya que las dos manecillas del reloj de Orión también forman un “lecho de río” en el lado izquierdo del trono de las tres estrellas del cinturón, éste se hace cada vez más ancho:

El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. (Apocalipsis 16:12)

Este último texto habla obviamente del “Éufrates” del Mazzaroth; sin embargo, las horas (fechas) en las que debemos mirar hacia el firmamento están indicadas por el reloj de Orión y su “río”: la línea del trono izquierda.

¿Será entonces que las líneas del trono del reloj de Orión son el antitipo “Jordán” del viaje de Elías? Entonces los lugares bíblicos del viaje deben estar cerca.

En todos los ciclos del reloj de Orión, cuyas “manecillas” pueden moverse en el sentido de las agujas del reloj o en sentido contrario, el viajero que sigue el curso correspondiente del tiempo en la rueda del reloj cruza el “Jordán” de las líneas del trono dos veces, pero cada vez desde un lado diferente. Esto podría ser una analogía de Eliseo cruzando el Jordán dos veces en direcciones opuestas; una vez con Elías y otra vez sin él.

La siguiente pregunta es: ¿Podemos identificar a Gilgal, Betel y Jericó en el ciclo actual de las plagas?

Si uno asumiera que las estrellas exteriores de Orión corresponden a estos lugares, uno se enfrentaría al problema de que son cuatro y no sólo tres. Aunque se asignara una estrella exterior del reloj de Orión también al “Jordán”—lo que parece ilógico, puesto que ya debería estar representado por las líneas del trono—, es obvio que cada uno de los dos lugares estaría situado a orillas de un río diferente. Esto no correspondería perfectamente a las condiciones del modelo local.

Por supuesto, uno podría tener la idea de considerar una estrella exterior como el lugar del arrebatamiento incluso después de cruzar el Jordán. El mejor lugar posible para esto en el ciclo de las plagas sería la estrella Saiph, que indica la séptima plaga el 6 de mayo de 2019, ya que en este tiempo el gran arrebatamiento de la primera resurrección tendrá lugar en la Segunda Venida de Jesús. Pero según nuestro modelo mental, eso sería el arrebatamiento de “Eliseo” y no el de “Elías”. Esto debe ocurrir de antemano y sólo la segunda línea izquierda del trono en la sexta plaga, del 6/ 7 de abril de 2019, podría considerarse de nuevo como la fecha, ya que significaría llegar a la orilla opuesta del río después del comienzo de la travesía del “Jordán” el 3/4 de abril.

Este último enfoque haría que Rigel sea Gilgal, Bellatrix sea Betel y Betelgeuse sea Jericó. Desafortunadamente, no es posible encontrar ninguna analogía de las estrellas con las estaciones del último viaje de Elías o los eventos o lugares relacionados que ahora además se encuentran en diferentes orillas del río. Todavía estamos a tientas en la oscuridad, pero en un túnel al final del cual una luz ya es visible.

En el comentario marqué en rojo que Elías obviamente tomó una ruta circular, como se puede ver también en el mapa del viaje de Elías. El circular alrededor de Jericó también debe tener un significado importante, porque este lugar pertenece a las bíblicas estaciones de viaje de Elías.

Jericó también tiene un significado profundo en la historia de nuestro ministerio. Al principio del ministerio, me di cuenta de que las marchas alrededor de Jericó se repetían y que la historia también lo hacía. También al principio del mensaje de Orión el Betel bíblico nos había dado una gran pista sobre las estrellas del cinturón de Orión, que también son conocidas como la escalera de Jacob[45] en algunas culturas. En este lugar, el patriarca había soñado con esta escalera y por eso lo llamó “la casa de Dios”, Bet-el. Y como he mencionado repetidamente, mi mandato divino desde el principio ha sido encontrar a los doce apóstoles modernos que sellarán al resto de los 144.000 en el fuerte clamor, para su propia travesía del Jordán celestial.

Las doce piedras como símbolo de las doce tribus del “Israel” moderno, a las que se aplica la promesa de la celestial tierra prometida—la Vía Láctea—, fueron erigidas después de la travesía del Jordán por Josué en Gilgal.

Y los hijos de Israel lo hicieron así como Josué les mandó: tomaron doce piedras de en medio del Jordán, como Jehová lo había dicho a Josué, conforme al número de las tribus de los hijos de Israel, y las pasaron al lugar donde acamparon, y las levantaron allí. (Josué 4:8)

Y Josué erigió en Gilgal las doce piedras que habían traído del Jordán. (Josué 4:20)

Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel. (Apocalipsis 7:4)

¿Qué ministerio o comunidad de fe tiene una historia que muestra tantas analogías con estos cuatro lugares? Uno no puede negar que los cuatro lugares del último viaje de Elías tienen una estrecha conexión con el mensaje de Orión. Por lo tanto, debemos preguntarnos seriamente: ¿podrían ser los ciclos circulares del reloj de Orión en sí mismos el antitipo de estos “lugares” (que solían estar rodeados por una muralla en forma de circulo alrededor de la ciudad)?

El mensaje de Orión comenzó en 2010, después de que la iglesia adventista había estado vagando en el desierto durante 120 (3 veces 40) años desde 1890 debido a su rechazo de la luz del cuarto ángel. Se le iba a dar una última oportunidad para prepararse para su misión de dar el fuerte clamor antes del arrebatamiento. El “Elías” prometido en Malaquías 4:5[46] había sido enviado a la iglesia del juicio “Laodicea” al final del ciclo del juicio de Orión para volver los corazones de los hijos a sus padres (los pioneros). Hizo un llamado al arrepentimiento al presentar a la iglesia el ciclo del juicio del Reloj de Orión, en el que sus transgresiones fueron marcadas en el tiempo. pero en vano. Sin embargo, el ciclo del juicio de Orión ya había comenzado en 1846, mucho antes del nacimiento del último “Elías” y de su “Eliseo”. Por consiguiente, no puede ser un antitipo de alguno de los lugares del recorrido de Elías.

Cuando el ciclo del juicio de Orión finalmente terminó en 2014, el juicio de los vivos comenzó con una demora,[47] pero “Elías” había estado en su “cargo” desde 2010 y los Adventistas del Gran Sábado tenían doce líderes desde aproximadamente 2012. Los primeros cuatro años de su ministerio ya habían terminado cuando el último “Elías” según el tipo del profeta Elías comenzó su último viaje. Desde entonces ha visitado cuatro lugares especiales “circulares”: los últimos cuatro ciclos del Reloj de Orión, que tuvieron lugar durante el ministerio del último “Elías”, y, como hemos visto, él se irá de alguna manera el 6 de abril de 2019, en la segunda línea izquierda del trono del último de los cuatro ciclos, el ciclo de las plagas de Orión.

Así, su “Gilgal” en el delta del río del “Jordán” de las líneas del trono del reloj de Orión había sido todo el ciclo preparatorio de las trompetas desde la fiesta de la consagración del templo el 1 de febrero de 2014 hasta el 18 de octubre de 2015 (sólo siete días antes del gran Yom Kippur de 2015), ciclo al que se refiere el libro de Apocalipsis en unas pocas palabras:

Y vi a los siete ángeles que estaban en pie ante Dios; y se les dieron siete trompetas…Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. (Apocalipsis 8:2-6)

Y así también los preparativos del viaje se hicieron en el lugar de la estación de partida del viaje de Elías en 2 Reyes 2:

Aconteció que cuando quiso Jehová alzar a Elías en un torbellino al cielo, Elías venía con Eliseo de Gilgal. (2 Reyes 2:1)

Como parte de los preparativos para el viaje, Elías puso a prueba a su sucesor designado Eliseo en Gilgal, diciéndole:

Quédate ahora aquí, porque Jehová me ha enviado a Bet-el. Y Eliseo dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Descendieron, pues, a Bet-el. (2 Reyes 2:2)

¿Cómo hizo esto el antitípico “Elías” en el “Gilgal” del ciclo preparatorio de las trompetas?

Si se entiende que Elías quería probar la lealtad de su sucesor, es fácil reconocer esta prueba en el desafío del Monte Carmelo de John Scotram del 8 de julio de 2015. Puesto que el fuego esperado no había caído del cielo todavía en ese momento, sino solo más tarde en el reflejo exacto del sonoro ciclo de las trompetas, el desafío se convirtió en una gran prueba, especialmente para los futuros apóstoles. Pero casi todos hicieron lo mismo que hizo Eliseo y sólo uno se quedó en “Gilgal”, si mal no recuerdo.

El 24 de octubre de 2015, los dos viajeros modernos llegaron a su “Betel”: el ciclo de las plagas del Plan A del Reloj de Orión, que habría conducido al regreso de Jesús el 23 de octubre de 2016, si el sacrificio de Filadelfia no lo hubiera impedido en el último momento para beneficiar a otras personas que aún no habían sido selladas. Apocalipsis también tiene su propio nombre para el ciclo de Betel. Las siete manecillas de este ciclo de Orión fueron posteriormente reconocidas por nosotros como la segunda posibilidad de interpretación de los “siete truenos” de Apocalipsis 10.[48] Como antes en Apocalipsis 7:3, la profecía de los siete truenos apunta a algo que fue evitado; por lo tanto, lo que los truenos habían hablado no debería ser escrito, es decir, el Plan A de Dios no sería llevado a cabo:

Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas. (Apocalipsis 10:4)

La Betel bíblica es el lugar donde estaba el pie de la escalera de Dios al cielo, que Jacob había visto en un sueño. Los autores y sus familias se pararon figurativamente al pie de la misma escalera el 22 de octubre de 2016, pidiéndole a Dios que no los llamara a que ascendieran a Él todavía,[49] y así traer el fin del mundo. Betel simboliza una ruta directa a Dios a través de la escalera de Jacob: un atajo, por así decirlo, que podríamos haber tomado, pero no lo hicimos porque de otro modo “Eliseo” no habría podido llevar a cabo su tarea de salvar a los 144.000, y eso habría tenido consecuencias imprevisibles para todo el plan de salvación.

¿Dónde aparecen los 144.000 en el registro de viaje de Elías?

Y saliendo a Eliseo los hijos de los profetas que estaban en Bet-el, le dijeron: ¿Sabes que Jehová te quitará hoy a tu señor de sobre ti? Y él dijo: Sí, yo lo sé; callad. (2 Reyes 2:3)

El comentario bíblico nos ayuda a entender quiénes son los “hijos de los profetas” en el antitipo:

Hijos de los profetas. Pocos años antes Elías había creído que él era el único que aún seguía siendo fiel a Dios, pero se le había dado la seguridad de que el Señor tenía no menos de 7.000 en Israel que no se habían inclinado ante Baal (1 Rey. 19:18). Muchos de esos fieles hijos de Dios habían acudido a las escuelas de los profetas a fin de prepararse para tener una parte en la misma obra de reforma a la que habían sido llamados Elías y Eliseo. Esas escuelas habían decaído durante la apostasía de Israel, pero Elías las había restablecido (PR 168). Por toda la nación Elías había encontrado pruebas de fe y valor en el Señor, y se reanimó al ver la firme obra que realizaban estas escuelas.[50]

Por supuesto, los 7.000 fieles del tiempo de Elías representan a los 144.000 fieles del tiempo del fin. Elías no los conoció a todos personalmente, pero pudo ver que eran estudiantes de las escuelas de profetas que eran fieles a Jehová y eran guiados por buenos maestros. Pero hay que usar discernimiento: estas escuelas fueron históricamente reformadas por Elías, pero en la tipología del viaje, los “profetas” en la expresión “hijos de los profetas” no representan al último “Elías”, ¡sino a otros profetas! Como ya he explicado en la introducción de este capítulo, estos “hijos” deben entenderse como discípulos en escuelas de otros profetas que conocen al último “Elías” o sus enseñanzas sólo superficialmente, si acaso.

Bajo esta premisa tenemos que preguntarnos cómo los seguidores de otros “buenos” ministerios podrían saber que “Elías” “hoy” sería quitado de “Eliseo” (lo que dicen una vez en el ciclo de Betel y otra vez en el ciclo de Jericó).

Es útil ver lo que otros ministerios están enseñando en estos últimos días. Casi todos ellos hablan del llamado “arrebatamiento” antes del tiempo de las plagas y ni siquiera entienden que ya estamos en ellas o que ya hemos estado en ellas, es decir, en el ciclo de Betel en el juicio de los vivos en el Plan A. Sin embargo, la enseñanza del arrebatamiento antes de la tribulación sólo puede ser aplicada bíblicamente a los dos testigos de acuerdo con Apocalipsis 11:12 y por lo tanto sólo al último “Elías” como autor de los dos testimonios y sus familiares espirituales más cercanos.

Y también vemos la analogía de que los profetas, sobre los que se ha derramado el espíritu de profecía—como sobre el hermano Dan y la hermana Bárbara de GodsHealer7, por ejemplo—también sabían que entre ellos había un “Elías” y que éste, por supuesto, también tenía que ser llevado al cielo, en presencia de “Eliseo”. Sólo que ellos también creyeron por mucho tiempo en un arrebatamiento antes de la tribulación para toda la iglesia, al menos hasta el ciclo del Jordán.

El diálogo entre los hijos de los profetas y Eliseo en 2 Reyes 2:3 se hace plenamente comprensible sólo cuando es colocado en su marco de tiempo antitípico.

Por un lado, la visita de Elías a las escuelas de los profetas sirvió para presentar a Eliseo como su sucesor a los otros hijos de los profetas para que más tarde, cuando regresara solo, ellos lo aceptaran como su máximo líder. Como soy informático de profesión y no sólo un autor, y me encargo de la administración técnica de los sitios web, todos nuestros secretarios regionales son presentados oficialmente por mí personalmente a todos los “hijos de los otros profetas” que visitan nuestras páginas de contacto. Mis artículos—como éste—explican claramente a quién doy autoridad como mi legítimo sucesor: a los doce Secretarios Regionales de los Adventistas del Gran Sábado que son “Eliseo”.

Por otro lado, “Eliseo” ordenó a los discípulos de los profetas que se callaran cuando presentaron su “aclaración”. En el contexto del antitipo es simplemente erróneo afirmar que “Elías” sería llevado “hoy”, es decir, en el “día” del ciclo de Betel. Los dos ciclos del reloj de Orión, en los que los hijos de los profetas afirman que Elías sería arrebatado en el día “de hoy”, pueden considerarse como un “día”, como lo conocemos del ciclo del Juicio, que es una ronda de Orión de 168 años terrenales, pero al mismo tiempo también es el gran día de la expiación celestial.[51] El primer ciclo de las plagas del Plan A, que ahora podemos llamar el ciclo de Betel o ciclo de los siete truenos, duró (incluyendo la séptima plaga de un mes) un año de 365 días desde el 25 de octubre de 2015 hasta el 24 de octubre de 2016, que fue de nuevo un día profético de acuerdo con el principio de día por año. El sonoro ciclo de las trompetas, ahora llamado ciclo de Jericó duró 636 días, pero simboliza el séptimo y último día alrededor de Jericó repitiendo las seis marchas de los días anteriores.

El Eliseo bíblico sabía que Elías habría sido provocado si los hijos de los profetas hubieran charlado imprudentemente ante él sin la debida comprensión. Por eso dijo que se callaran.

En el antitipo de la actualidad, estos son los muchos, a menudo necios correos electrónicos que nos llegan. Ahora son los futuros apóstoles los que examinan la correspondencia del ministerio y dicen ¡silencio![52] antes de que las ideas retorcidas de algunos de los hijos de los otros profetas lleguen a oídos de “Elías”.

Un ejemplo de esos muchos debería bastar: Recuerdo muy bien a un grupo de estudiantes de la Biblia que habían aceptado parcialmente el estudio de Orión, pero luego desarrollaron sus propios estudios sin sentido alrededor de éste y comenzaron a explicarme cuándo vendría Jesús realmente, que un arrebatamiento tendría lugar de una forma u otra, y con otra fecha casi todas las semanas.

Para este propósito ellos escribieron sus propias fechas en el santo reloj de Dios y agregaron largas listas de cálculos de tiempo ilógicos que competían con la lista de los Grandes Sábados en su número de líneas. Cada vez que yo publicaba un nuevo artículo o un nuevo entendimiento, me escribían un nuevo estudio, de hasta 100 páginas, presentándome mis propios estudios como una novedad y lo representaban como un nuevo descubrimiento por su parte. (Sí, uno podría considerar este comportamiento como paranoia.)

Me costó mucho tiempo y esfuerzo incluso leer esos escandalosos disparates, que ocupaban gigabytes de espacio de disco en mi servidor de correo electrónico. Después de todo, como cristianos estamos obligados a no dejar nada sin analizar. Les expliqué lo equivocados que estaban los estudios de su profeta “Rubin”, que más tarde se llamó a sí mismo “Joseph Sichem”. Entonces me enviaron los sueños que su profetisa “Débora” había tenido, y que debían “llevarme a la razón”, antes de que Dios me castigara y me quitara. Para esto, me fueron fijadas varias fechas para mi muerte.

Innumerables veces les pedí que no siguieran escribiendo; no sirvió de nada, así fue durante años. En algún momento paré de leer lo que me enviaron sobre sus “teorías del reloj de Orión” que contradecían mis propios estudios. Dejé que mi “Eliseo” les dijera que él también conocía mis estudios y que simplemente debían mantener la boca cerrada.

…Y él dijo: Sí, yo lo sé; callad. (2 Reyes 2:3)

Lo mismo sucedió en el siguiente ciclo de Jericó, donde los “hijos de los profetas” de Jericó le hicieron la misma pregunta a Eliseo— y el grupo de estudio mencionado anteriormente continuó bombardeando los buzones de correo electrónico de mi “Eliseo” y él tuvo que mantenerlos en silencio una y otra vez, al igual que a muchos otros. “Ya hemos oído eso antes, por favor no nos escribas más”.

Como dije, en estos dos diálogos de los hijos de los profetas y de Eliseo, Dios está tratando de dejar claro a todos los aspirantes a profetas de entonces y ahora que en una “escuela de profetas” uno debe aprender a respetar a los verdaderos profetas escogidos que enseñan bajo la influencia del Espíritu Santo, y que uno no debe añadir su propia mostaza a la comida de Dios si no quiere ser reprendido.

En el ciclo del Jordán, más o menos al final del recorrido, sólo 50 estudiantes de la escuela profética de Jericó van casi al “Jordán” de la línea del trono en la sexta plaga, pero no dicen nada más. Una interpretación razonable sería que, en este último ciclo, el cumplimiento de la ascensión de “Elías” realmente tendrá lugar; así que, si los 50 dijeran ahora que “Elías” sería quitado en este día, ¡finalmente tendrían razón! Pero esta vez están callados. Personalmente creo que puedo leer de los números de nuestros suscriptores al boletín informativo y de los pocos, pero más bien positivos y confirmadores correos electrónicos que con los 50 Dios quiso representar a un número aproximadamente real de personas interesadas que observan nuestro ministerio desde lejos y esperan lo que sucederá el 6/7 de abril de 2019.

Volviendo al ciclo de Betel: Hay otro diálogo en este ciclo, el ciclo de los siete truenos que necesita ser explicado. Este ciclo también debería tener una gran prueba para “Eliseo”. Cuando ya todos esperaban el gran arrebatamiento al final de ese (primer) ciclo de las plagas del plan A de Dios, Elías en cambio indirectamente les pidió con su declaración oficial que “se quedaran atrás”, mientras que él pasaba a “Jericó”.

Y Elías le volvió a decir: Eliseo, quédate aquí ahora, porque Jehová me ha enviado [en contra de lo esperado] a Jericó. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Vinieron, pues, a Jericó. (2 Reyes 2:4)

El aplazamiento del regreso de Jesús como el sacrificio de Filadelfia había sido una conmoción para muchos. Esta vez muchos “hijos de los profetas” de nuestra propia escuela se quedaron en el camino y fueron dejados atrás en “Betel”. Sin embargo, los que verdaderamente tenían el carácter de “Eliseo” marcharon fielmente a “Jericó” con “Elías”.

Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes. (Apocalipsis 10:11)

¿Qué ciclo de siete de Apocalipsis encajaría mejor con “Jericó” que las siete trompetas sonoras que una vez derribaron el muro de Jericó?

Los siete sacerdotes llevando las siete trompetas de cuerno de carnero iban delante del arca del Señor, andando continuamente y tocando las trompetas. Los hombres armados iban delante de ellos y la retaguardia iba detrás del arca del Señor mientras ellos seguían tocando las trompetas. (Josué 6:13 NBLH)

Como ya se ha mencionado, la toma de Jericó se había convertido para nosotros incluso en un modelo para la interpretación de los ciclos de Orión mismos. Sabíamos que ya estábamos en el séptimo y último día de las marchas alrededor de Jericó durante este sonoro ciclo de las trompetas. La ciudad tuvo que ser rodeada otras siete veces, desde el 22 de noviembre de 2016 hasta el día del regreso de Jesús, el 6 de mayo de 2019, cuando sonará la séptima trompeta después del interludio del ciclo de las siete postreras plagas, al que nos referimos ahora como el ciclo del Jordán. El Apocalipsis rinde homenaje a las trompetas de “Jericó”, con todas sus señales celestiales, en dos capítulos completos (8 y 9).

Esta vez las trompetas sonaron fuerte y Dios calentó el altar de “Elías” en preparación para la sexta trompeta y el desafío del monte Carmelo reflejado, hasta que el mundo pudo ver literalmente cómo el fuego caía del cielo en la hora exactamente prevista del sacrificio vespertino el 3 de junio de 2018, por lo que no es de extrañar que los hijos de los profetas permanecieran en silencio en el siguiente ciclo del Jordán.

Sin embargo, “Eliseo” también tuvo que ser probado en el ciclo de Jericó y esta vez—la última vez—sería especialmente difícil. Poco después de la sexta trompeta sonora y de que el desafío del Carmelo fuera finalmente respondido positivamente por Dios, Dios comisionó al último “Elías” a guiar a su pequeña congregación de los Adventistas del Gran Sábado en una gira de enseñanza a través del Mazzaroth. Todos los posibles puntos de arrebatamiento en esta gran rueda del reloj de Dios fueron localizados con la manecilla de reloj de la luna. “Eliseo” creyó muchas veces que el arrebatamiento de “Elías” era inminente; pero cuando la luna había dejado cada posible “punto de arrebatamiento”, “Elías” todavía estaba allí y un nuevo tiempo era fijado. Esto continuó durante un mes hasta que finalmente se reconoció que el sol tenía que activar los posibles puntos de arrebatamiento, lo que sólo sería el caso más adelante en el ciclo de las plagas. El conocimiento más profundo de las señales celestiales adquirido en el proceso resultó ser una valiosa herramienta de interpretación y ayudó en todos los artículos posteriores sobre el tiempo de las plagas en el “Jordán”. Pero en este mes lunar en cada “pequeña decepción” “Elías” le había dicho a “Eliseo” en sentido figurado:

Y Elías le dijo: Te ruego que te quedes aquí, porque Jehová me ha enviado al Jordán. Y él dijo: Vive Jehová, y vive tu alma, que no te dejaré. Fueron, pues, ambos. (2 Reyes 2:6)

Al llegar al “Jordán” al comienzo del ciclo de las plagas de Orión el 20 de agosto de 2018, teníamos 38 miembros permanentes del foro con los siete de Paraguay y los doce candidatos a apóstoles. Sólo unos pocos estudiantes estaban todavía estudiando el sello para su admisión al foro y se estaban preparando para su bautismo, y nuestro número permaneció constante; y sólo recientemente se hizo previsible que se llevaría a cabo otro bautismo, el cual ocurrirá pronto. ¿Se imaginan algún “movimiento” más pequeño? Sí, los primeros adventistas sólo tenían doce miembros y Noé trajo sólo ocho personas al arca, incluido él mismo. Así son las cosas al final de los tiempos.

Pero Dios nos informa que 50 hijos de los profetas de Jericó habían ido con nosotros, aunque estuvieran en la distancia. Por lo tanto, debe haber al menos 50 personas que todavía no conocemos, pero que nos observan con interés.

Y vinieron cincuenta varones de los hijos de los profetas, y se pararon delante a lo lejos; y ellos dos se pararon junto al Jordán. (2 Reyes 2:7)

Pero “Elías” y “Eliseo” pronto cruzarán solos el “Jordán” de la línea del trono en la sexta plaga:

Tomando entonces Elías su manto, lo dobló, y golpeó las aguas, las cuales se apartaron a uno y a otro lado, y pasaron ambos por lo seco. (2 Reyes 2:8)

¡Que apropiado es que el “Éufrates” celestial se seque también en este tiempo! La gran rueda del reloj del Mazzaroth se refleja obviamente en la pequeña rueda de Orión.

¡Que “Eliseo” regrese del “Jordán” lleno del Espíritu y comience su obra de sellamiento con los 50 fieles del Señor que le esperan en Jericó y que aún no están sellados! Si los apóstoles mismos no están entre los 144.000—y en el último capítulo daremos evidencia de ello—entonces después de la partida de los siete que son “Elías”, “Eliseo” traería todavía 20 miembros del foro como sus primicias de los 144.000. Entonces el sellamiento de los 50 fieles de Jericó significa que 70 serán enviados en la lluvia tardía para consolar a los futuros mártires y entregar al resto de los 144.000 su boleto en primera clase para viajar en la Ciudad Santa. La predicación en cilicio habrá terminado.

Después de estas cosas, designó el Señor también a otros setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir. Y les decía: La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies. Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. (Lucas 10:1, 2, 17)

El altar del Carmelo

Antes del último capítulo de este estudio, donde hablaré sobre la doble porción del espíritu de “Elías”, me gustaría mencionar otro tipo que el profeta Elías estableció en el Monte Carmelo; uno que desarrollamos anteriormente en el desafío original del monte Carmelo en el capítulo La agenda oculta. Como ahora sabemos, “Elías” había sido finalmente confirmado por Dios, sólo después de lo planeado, y otra razón importante para este retraso estaba en las pruebas de formación del carácter de “Eliseo”, que también sirvieron para separar a los candidatos a “Eliseo” que eran débiles o dudosos. El “zarandeo” que había comenzado en el ciclo del juicio en 1846 se había completado junto con el ciclo de Jericó.

El potente zarandeo ha comenzado y proseguirá de suerte que aventará a cuantos no estén dispuestos a declararse por la verdad con valentía y tenacidad ni a sacrificarse por Dios y su causa. El ángel dijo: “¿Acaso os figuráis que alguien será obligado a sacrificarse? No, no. Debe ser una ofrenda voluntaria. Se ha de vender todo para comprar el campo.” Clamé a Dios para suplicarle que perdonara a su pueblo, entre el cual había algunos desfallecidos y moribundos, pues vi que llegaban rápidamente los juicios del Todopoderoso [el ciclo de las plagas de Orión en el “Jordán”], y rogué al ángel que hablara en su propio lenguaje a la gente. Pero él respondió: “Todos los truenos y relámpagos del Sinaí no conmoverían a los que no quieren ser conmovidos por las evidentes verdades de la Palabra de Dios, ni tampoco los despertaría el mensaje de un ángel.” {PE 50.3}

Nadie tiene excusa. Sin embargo, la mayor decepción para Dios y las huestes del cielo fue el fracaso de los 20 millones de adventistas de hoy que fueron elegidos para llevar la salvación a muchos y proclamar un evangelio purificado que incluye el mandamiento del sábado. Por lo tanto, como último recurso, Dios envió a Su ángel, pero como fue predicho, sólo unos pocos se despertaron, porque nadie estaba preparado para hacer en realidad un sacrificio y ciertamente no para poner su propia vida eterna sobre el altar, como lo hicieron Moisés[53] o Pablo.[54]

Una vez más, debemos ser conscientes de que hay dos calendarios de Dios: un Plan A, que no se cumplió porque la iglesia adventista, al igual que los judíos, fracasó como pueblo de Dios debido a su obstinado rechazo del Espíritu Santo; y un Plan B, que ha estado en vigor desde el cambio de sede de la corte a Paraguay.[55] Por lo tanto, el desafío del Carmelo no fue respondido en el Plan A en 2015, sino en el Plan B en 2018.

Las acciones del profeta Elías en la construcción del altar de Jehová en el monte Carmelo y la séptuple búsqueda de la gran lluvia por parte de su criado, ya habían sido reconocidas por nosotros en 2015 como una representación pictórica de la fórmula de Orión de los 168 años del juicio de los muertos, pero desde el punto de vista del Plan A en ese momento. Pero nada de lo que escribimos cae a tierra porque es la Palabra inspirada de Dios.

Me refiero a los siguientes versículos, que ahora podemos mirar con nuevos ojos al entender el último viaje de Elías en el Plan B:

Entonces dijo Elías a todo el pueblo: Acercaos a mí. Y todo el pueblo se le acercó; y él arregló el altar de Jehová que estaba arruinado. Y tomando Elías doce piedras, [aquellas que salieron del Jordán] conforme al número de las tribus de los hijos de Jacob, al cual había sido dada palabra de Jehová diciendo, Israel será tu nombre, edificó con las piedras un altar en el nombre de Jehová [como Josué una vez lo hizo en Gilgal]; después hizo una zanja alrededor del altar [como el círculo del reloj alrededor del reloj de Orión], en que cupieran dos medidas de grano [las posteriores porciones dobles del espíritu de Elías]. Preparó luego la leña, y cortó el buey en pedazos [el sacrificio de Filadelfia], y lo puso sobre la leña. Y dijo: Llenad cuatro cántaros de agua [las cuatro estrellas exteriores de Orión], y derramadla sobre el holocausto y sobre la leña [ciclo de Gilgal]. Y dijo: Hacedlo otra vez y otra vez lo hicieron [ciclo de Betel]. Dijo aún: Hacedlo la tercera vez; y lo hicieron la tercera vez [ciclo de Jericó], de manera que el agua corría alrededor del altar, y también se había llenado de agua la zanja. (1 Reyes 18:30-35)

Con este conocimiento previo, ustedes pueden ajustar el gráfico del desafío del Monte Carmelo original de acuerdo con el plan B y el último viaje de “Elías”:

Ciclos de Orión en el altar de Elías

 

Los doce cántaros de agua en el altar de Elías

Después de que había llegado el fuego del cielo y Elías había matado a los sacerdotes de Baal, su criado tenía que estar atento a la tan esperada lluvia en ese momento, que por supuesto sirve como un tipo de la lluvia tardía que habíamos estado esperando durante años. Siete veces el criado tuvo que ir a mirar.

Entonces Elías dijo a Acab: Sube, come y bebe; porque una lluvia grande se oye. Acab subió a comer y a beber. Y Elías subió a la cumbre del Carmelo, y postrándose en tierra, puso su rostro entre las rodillas. Y dijo a su criado: Sube ahora, y mira hacia el mar. Y él subió, y miró, y dijo: No hay nada. Y él le volvió a decir: Vuelve siete veces. A la séptima vez dijo: Yo veo una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre, que sube del mar. Y él dijo: Ve, y di a Acab: Unce tu carro y desciende, para que la lluvia no te ataje. Y aconteció, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y hubo una gran lluvia. Y subiendo Acab, vino a Jezreel. (1 Reyes 18:41-45)

Nada ilustra mejor cómo nos sentimos durante el ciclo de las plagas del reloj de Orión que este informe. Elías había prometido una gran lluvia al apóstata “Acab”, que representa a los líderes de las (antiguas) iglesias protestantes que están “casados” con “Jezabel”, la iglesia católica. Pero incluso Elías tuvo que reunir gran paciencia y fe mientras esperaba que su confirmación como profeta a través del fuego de Dios finalmente diera fruto.

Nadie que lea y entienda de manera literal los textos de las plagas en Apocalipsis 16 creería que estamos en el tiempo de las úlceras en aquellos que tienen la marca de la bestia, del mar de sangre, de los ríos que se convirtieron en sangre, del sol que quema a la humanidad, del oscurecimiento del trono de la bestia, o de las ranas demoníacas que ya están croando a la distancia. Así que la mayoría de los cristianos, que nunca han aprendido a entender los textos proféticos como un lenguaje simbólico, de nuevo cumplen una triste profecía acerca del tiempo después de que los libros del juicio en el cielo ya han sido cerrados:

Los justos y los impíos continuarán viviendo en la tierra en su estado mortal, los hombres seguirán plantando y edificando, comiendo y bebiendo, inconscientes todos ellos de que la decisión final e irrevocable ha sido pronunciada en el santuario celestial. Antes del diluvio, después que Noé, hubo entrado en el arca, Dios le encerró en ella, dejando fuera a los impíos; pero por espacio de siete días el pueblo, no sabiendo que su suerte estaba decidida continuó en su indiferente búsqueda de placeres y se mofó de las advertencias del juicio que le amenazaba. “Así—dice el Salvador—será también la venida del Hijo del hombre”. Mateo 24:39. Inadvertida como ladrón a medianoche, llegará la hora decisiva que fija el destino de cada uno, cuando será retirado definitivamente el ofrecimiento de la gracia que se dirigiera a los culpables. {CS 481.2}

Hay muchas profecías del Espíritu de Profecía que parecen decir lo contrario y hablan de una terrorífica “hora” de terrible agonía.

Muchos de los impíos se enfurecieron grandemente al sufrir los efectos de las plagas. Ofrecían un espectáculo de terrible agonía. Los padres recriminaban amargamente a sus hijos y los hijos a sus padres, los hermanos a sus hermanas y las hermanas a sus hermanos. Por todas partes se oían llantos y gritos como éstos: “¡Tú me impediste recibir la verdad que me hubiera salvado de esta terrible hora!” La gente se volvía contra sus ministros con acerbo odio y los reconvenía diciendo: “Vosotros no nos advertisteis. Nos dijisteis que el mundo entero se iba a convertir, y clamasteis: ‘¡Paz, paz!’ para disipar nuestros temores. Nada nos enseñasteis acerca de esta hora, y a los que nos precavían contra ella los tildabais de fanáticos y malignos que querían arruinarnos.” Pero vi que los ministros no se libraron de la ira de Dios. Sus sufrimientos eran diez veces mayores que los de sus feligreses. {PE 281.2}

La copa de las siete postreras plagas Esta terrible hora llegará sólo cuando la copa de la ira de Dios esté llena hasta el borde. Este será el caso al comienzo de la séptima plaga el 6 de mayo de 2019. Es la misma hora de la cual Filadelfia será guardada y llevada a la Ciudad Santa. Pronto aprenderán mucho más sobre este viaje, que abarca mucho más allá de los siete días a la Nebulosa de Orión. Pero estén advertidos: las primeras seis de las siete postreras plagas son de nuevo advertencias de Dios, que sin embargo ya “plagan” literalmente a los grandes y ricos de este mundo. Ya que la copa para Babilonia debe ser llenada primero, los cuatro ángeles del reloj de Orión detienen la ira desenfrenada de Dios hasta que el último de los 144.000 sea sellado con las últimas gotas de la lluvia tardía el 5 de mayo o quizás incluso el 6 de mayo de 2019.

El tiempo de la última gran lluvia tardía puede ser determinado exactamente por el informe de la séptuple búsqueda del criado de Elías y la simple lectura del reloj de Orión: comenzando con el exitoso desafío del Carmelo el 3 de junio de 2018 en la primera línea del trono de la sexta trompeta, se deben contar siete segmentos del reloj de Orión, en los que “el criado sube y mira”. En el séptimo segmento, la lluvia tardía finalmente caerá y el fuerte clamor resonará, con lo cual el último de los 144.000 será sellado.

El primer segmento de nuestro conteo debe ser el segmento de la sexta trompeta en sí, seguido de otros seis segmentos en el reloj de las plagas:

Los siete segmentos de Orión del mirador de la lluvia tardía

Por lo tanto, la lluvia tardía caerá en el segmento de la sexta plaga, exactamente un ciclo de Orión o siete segmentos después del exitoso desafío del Monte Carmelo confirmado por el Señor. Puesto que sabemos que el último “Elías” habrá cruzado su “Jordán” el 6/7 de abril de 2019, y que el segmento para la lluvia tardía comienza en este punto, podemos concluir con certeza que la lluvia tardía caerá al mismo tiempo que el derramamiento de la doble porción del espíritu de “Elías” sobre “Eliseo”. Pero ¿es la doble porción del espíritu de “Elías” realmente lo mismo que la lluvia tardía, que es derramada en doce raciones diarias durante 30 días? Al final veremos una vez más que no debemos mezclar las manzanas con las peras, aunque proféticamente a veces sean muy similares.

Por cierto, ¿se dieron cuenta que resolvimos otro gran misterio? Comparen la penúltima cita del Espíritu de Profecía, de Elena G. de White, donde habla del tiempo de Noé y de los últimos siete días antes de la “hora decisiva” en que Jesús viene como ladrón en la noche, con los siete segmentos de la imagen anterior. ¿Pueden ver que cada uno de los siete segmentos azules de los ciclos de Orión también puede ser considerados como uno de los siete “días” de Noé antes de la lluvia de fuego del granizo de la séptima plaga en la venida de Jesús y la destrucción de Babilonia?

Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre. (Mateo 24:38-39)

¡Observen en qué segmento se cerraron los libros del juicio! Sí, esto sucedió al principio del último segmento del ciclo de las trompetas, el antitípico primer “día” que Noé pasó con los suyos en el arca. La línea del trono en la sexta trompeta, cuando se dio la señal del cielo, que representaba a Jesús arrojando el incensario de Apocalipsis 8,[56] es confirmada de ese modo como el cierre de la puerta de la gracia. El sellamiento de la lluvia tardía para el viaje en la Ciudad Santa para aquellos que ya habían sido encerrados por Dios en el “Arca” en junio de 2018 porque estaban de Su lado, es seguido por la tormenta de fuego de la séptima plaga para aquellos que permanecieron afuera y deben ser dejados en la tierra como columnas de sal porque poseen el carácter de la esposa de Lot.[57]

Si miran las flechas de dirección del curso del tiempo de los ciclos de Orión de las dos últimas imágenes grandes, pueden descubrir otras dos armonías asombrosas.

En la imagen con los tres relojes de los ciclos de Gilgal, Betel y Jericó, las “manecillas” del reloj giran en el sentido de las agujas del reloj hasta e incluyendo el ciclo de Betel. Sin embargo, desde el ciclo de Jericó en adelante, corren en la dirección opuesta. Sabemos de este tiempo inverso desde el descubrimiento de los siete años de escasez, pero este no es el tema aquí, Por favor comparen la inversión de la dirección del tiempo con el mapa del itinerario de Elías al principio del capítulo anterior. También, Elías se dio la vuelta después de dejar la ciudad de Betel y regresó a Jericó. Desde allí continúa en la misma dirección hasta el Jordán y lo cruza. ¡Esta es otra maravillosa confirmación del tiempo inverso en el ciclo de Jericó de las trompetas y el ciclo del Jordán de las plagas!

La imagen de arriba muestra los seis segmentos antitípicos de la infructuosa búsqueda del criado de Elías y el séptimo segmento de la lluvia tardía. Si el reloj de las plagas continuara después de eso, entraríamos (de nuevo) al tiempo del segmento marcado con un “2”. ¿Qué hace que este segmento después de la lluvia tardía sea tan interesante? Es el segmento de la Nebulosa de Orión, el mar de vidrio, por el cual partiremos el día en que termine la lluvia tardía.

La bendición y maldición de “Eliseo”

Mapa de la ruta de Eliseo Para concluir el tema del último viaje de Elías y la analogía del altar del Carmelo, me gustaría añadir unas palabras sobre el primer viaje de Eliseo como sucesor de Elías. El certero comentarista que cité en el capítulo sobre el último viaje de Elías también habló del viaje de regreso de Eliseo después de que su maestro lo había dejado, y su cargo y su espíritu le habían sido transferidos

Después de que Elías fue llevado al cielo, Eliseo regresó “a la tierra” siguiendo los mismos pasos. (Eliseo convirtió la “muerte e infertilidad” del “desierto” de Jericó en agua potable en 2 Reyes 2:22.) Pasó por Betel, donde (como en el Sinaí con Moisés) la insolencia y la insubordinación eran evidentes hacia el profeta de Dios, Eliseo (2 Reyes 2:23). Como destino final no regresó a “Egipto” (Gilgal), sino al monte Carmelo, donde había terminado el ministerio de Elías y donde, por supuesto, debía comenzar el ministerio de Eliseo. [traducido]

Primero Eliseo tuvo que cruzar el Jordán, lo cual se muestra en el reloj de Orión por el hecho de que el último segmento con la lluvia tardía todavía está en el ciclo del Jordán. Pero eso no es tan importante en conexión con lo que describiré ahora.

En su “viaje de regreso” Eliseo pasó por todas las escuelas de los profetas en las que Elías lo había presentado previamente como su sucesor. De la fuente de la escuela de Jericó, de donde salieron los 50 hijos de los profetas, que habían seguido a Elías y a Eliseo hasta el Jordán, brotó agua contaminada, que en el antitipo representa las falsas enseñanzas. Para que el agua pura de la lluvia tardía pueda ser extraída de esa fuente, primero debe ser purificada.

Esparciré sobre vosotros agua limpia, y seréis limpiados de todas vuestras inmundicias; y de todos vuestros ídolos os limpiaré. (Ezequiel 36:25)

La suposición sugiere que conocemos algunas de estas escuelas de los profetas y que pueden ser—entre otras más—la escuela de “GodsHealer7” de la hermana Bárbara y el hermano Dan, de la que nos dimos cuenta durante el ciclo de Jericó y de vez en cuando hicimos referencias a nuestra existencia en comentarios a sus videos o posts de Facebook, lo que podría de hecho haber guiado a que 50 de sus estudiantes nos observaran silenciosamente desde lejos, esperando ver lo que sucederá el 6 de abril de 2019. Después de esta última parte del estudio de la Ciudad Santa, ellos podrán echar un vistazo más de cerca.

Los profetas y sus estudiantes son escépticos acerca de fijar fechas, y es precisamente esto lo que ha impedido que el agua en sus escuelas ayude en el ciclo de las trompetas y de las plagas actual para llevar a cabo la gran reforma deseada de los corazones de al menos 144.000 personas. El rechazo del tiempo de Aquel que es El Tiempo contamina toda su enseñanza y trae muerte e infertilidad.

La hermana Bárbara, por ejemplo, enfatiza repetidamente que ella no sabe lo que pasará el 6 de abril de 2019 (o a partir de entonces) cuando su marco de tiempo de profecía termina, y que Dios no da profecías de tiempo, sino sólo predicciones “relacionadas con eventos”.

Por lo tanto, es probable que sus “hijos” exijan muchas pruebas concretas de “Eliseo” acerca de la ascensión de “Elías”, porque esta creencia errónea de que nadie—ni siquiera Jesús mismo—podría saber cuándo vendrá el Hijo del Hombre está muy generalizada en el cristianismo, sobre todo, desde el clamor de medianoche de Miller, que simplemente es incomprendido negligentemente[58] por todos los cristianos ahora, incluyendo a los adventistas:

Viéndole los hijos de los profetas que estaban en Jericó al otro lado, dijeron: El espíritu de Elías reposó sobre Eliseo. Y vinieron a recibirle, y se postraron delante de él. Y dijeron: He aquí hay con tus siervos cincuenta varones fuertes; vayan ahora y busquen a tu señor; quizá lo ha levantado el Espíritu de Jehová, y lo ha echado en algún monte o en algún valle. Y él les dijo: No enviéis. (2 Reyes 2:15-16)

¿Es posible que 50 seguidores de GodsHealer7 (y otros “observadores”) vuelen a Paraguay contra el consejo de “Eliseo” para ver si yacemos destrozados en algún lugar después del gran terremoto o si hemos huido a otro lugar? Permitiré que “Eliseo” entienda cómo se cumplirá esta profecía a su debido tiempo.

Mas ellos le importunaron, hasta que avergonzándose dijo: Enviad. Entonces ellos enviaron cincuenta hombres, los cuales lo buscaron tres días, mas no lo hallaron. Y cuando volvieron a Eliseo, que se había quedado en Jericó, él les dijo: ¿No os dije yo que no fueseis? (2 Reyes 2:17-18)

Tal vez seguirán presionando a los doce apóstoles hasta que se sientan decepcionados con ellos, que es la traducción correcta de la expresión “avergonzándose” en el versículo anterior. Mi consejo a “Eliseo” es: “Dejen que hagan su búsqueda; Dios les enviará tres días de oscuridad, como lo predijeron sus propios profetas, pero sin especificar una fecha. Entonces ellos se avergonzarán y admitirán ante ustedes que sus aguas fueron contaminadas con el veneno de no fijar fechas.

¿Tendría nuestro “Eliseo” algo que darles que pudiera ser entendido como “sal” purificadora para su “manantial de agua”? ¿Qué se le da a alguien que no sabe la hora? Personalmente, le daría un reloj.

Y los hombres de la ciudad dijeron a Eliseo: He aquí, el lugar en donde está colocada esta ciudad es bueno, como mi señor ve; mas las aguas son malas, y la tierra es estéril. Entonces él dijo: Traedme una vasija nueva, y poned en ella sal. Y se la trajeron. Y saliendo él a los manantiales de las aguas, echó dentro la sal, y dijo: Así ha dicho Jehová: Yo sané estas aguas, y no habrá más en ellas muerte ni enfermedad. Y fueron sanas las aguas hasta hoy, conforme a la palabra que habló Eliseo. (2 Reyes 2:19-22)

Creo que los escritos de los Adventistas del Gran Sábado son la sal purificadora que sanará a los manantiales. Entonces los 50 valientes de GodsHealer7 (Sanador) y otras escuelas de profetas pueden finalmente comenzar a cumplir su misión de reforma.

Antes que los juicios de Dios caigan finalmente sobre la tierra, habrá entre el pueblo del Señor un avivamiento de la piedad primitiva, cual no se ha visto nunca desde los tiempos apostólicos. El Espíritu y el poder de Dios serán derramados sobre sus hijos. {CS 517}

Después de esta purificación, la tierra será fértil, y los setenta producirán otros 143.930 frutos maravillosos bajo el liderazgo de los doce.

La planta crece al recibir lo que Dios ha provisto para sustentar su vida. Hace penetrar sus raíces en la tierra. Absorbe la luz del sol, el rocío y la lluvia. Recibe las propiedades vitalizadoras del aire. Así el cristiano ha de crecer cooperando con los agentes divinos. Sintiendo nuestra impotencia, hemos de aprovechar todas las oportunidades que se nos dan para adquirir una experiencia más amplia. Así como la planta se arraiga en el suelo, así hemos de arraigarnos profundamente en Cristo. Así como la planta recibe la luz del sol, el rocío y la lluvia, hemos de abrir nuestro corazón al Espíritu Santo. Ha de hacerse la obra, “no con ejército, ni con fuerza, sino con mi espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos”. Si conservamos nuestra mente fija en Cristo, él vendrá a nosotros “como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra”. Como el Sol de justicia, se levantará sobre nosotros, “y en sus alas traerá salud”. Floreceremos “como lirio”. Seremos “vivificados como trigo”, y floreceremos “como la vid”. Al depender constantemente de Cristo como nuestro Salvador personal, creceremos en él en todas las cosas, en Aquel que es la cabeza. {PVGM 46.1}

La siguiente parada de Eliseo fue en Betel, donde salieron 42 niños que fueron despedazados por dos osos mientras se burlaban de él.

Después fue de allí a Betel; y cuando subía por el camino, salieron unos muchachos pequeños de la ciudad y se burlaban de él diciéndole: —¡Sube, calvo! ¡Sube, calvo! Volviéndose hacia atrás, los vio y los maldijo en el nombre del SEÑOR. Entonces salieron dos osos del bosque y despedazaron a cuarenta y dos de aquellos niños. (2 Reyes 2:23-24 RVA-2015)

El tiempo de los burladores termina tan pronto como “Eliseo” regresa del Jordán de las líneas del trono y ha completado su obra de purificación y sellamiento en Jericó. Hemos explicado que la séptima y última trompeta del ciclo de Jericó de las trompetas es pospuesta en el tiempo por un interludio del ciclo del Jordán de las plagas y es la misma trompeta que suena en la Segunda Venida de Jesús. Si Jesús hubiera regresado el 21 de mayo de 2019, el primer día de la fiesta de los panes sin levadura, la séptima plaga habría asolado durante 15 días antes de que los santos fueran guardados de ella. Pero a través de la hora profética de la que Filadelfia es guardada, la séptima plaga y la séptima trompeta coinciden el 6 de mayo de 2019.

Es un símbolo profético muy interesante que Eliseo regrese a Jericó, ya que la séptima trompeta todavía tiene que sonar en el tiempo en que “Elías” ya se ha ido. Así el tiempo de la ira sin misericordia de Dios sigue a la séptima y última trompeta en la séptima y última marcha en el séptimo y último día de Jericó, exactamente como la caída de la muralla de la primera ciudad bíblica que Josué tomó en Canaán. Quienquiera que se haya burlado de los dos testimonios de “Elías” o de sus doce sucesores debe morir de ahí en adelante.

Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera. (Apocalipsis 11:5)

La lluvia tardía se convierte en una tormenta de granizo en la séptima plaga y trae las bolas de fuego del cielo que hemos predicho desde hace mucho tiempo. Los viejos sueños de Ernie Knoll a menudo se referían a estas bolas de fuego, que también se basan en las visiones y sueños de Elena G. de White. En sus sueños se hace claro que la ley dominical contra los guardadores del sábado, tan esperada por los adventistas del séptimo día, no vendrá hasta que las bolas de fuego hayan caído. Por lo tanto, los adventistas las esperan antes de esta profecía, que es la única importante para ellos. Y para ellos mientras no haya llegado ninguna “ley dominical”, de la que Elena G. de White hablaba tan a menudo, ni las trompetas han sonado ni las plagas han caído. Debido a su apostasía espiritual y su falta de amor por la verdad, Dios les envió un poder engañoso[59] en lugar de la ley dominical, y ellos oyendo no oyen y viendo no ven,[60] incapaces de ver que el gemelo de la ley dominical, el matrimonio homosexual, era la verdadera imagen y marca de la bestia. Todos sus sentidos y aspiraciones están dedicados sólo a la ley dominical, que para ellos sería la única señal idólatra antes de la Segunda Venida, porque no conocieron a su Señor y no quisieron conocerlo. Creían que estaban profetizando en Su nombre y nada podía disuadirlos de su engaño mientras bebían con avidez de su venenosa fuente de citas en contra de fijar fechas de su profetisa, que había profetizado para una época diferente para la Segunda Venida (¡1890!), en la que los adventistas habrían desempeñado el papel del último “Elías”. Sin embargo, incluso en ese tiempo, habían rechazado la luz del cuarto ángel en 1888.

El 9 de enero de 2019, el día antes de escribir esto, después de mucho tiempo, apareció de nuevo un sueño del profeta Ernie Knoll, quien en exageración blasfema se llama a sí mismo “la verdad”. Desde que nosotros aumentamos, él había rebajado visiblemente, aunque no me refiero a la masa corporal de los involucrados, sino al hecho de que sus sueños sólo llegaban esporádicamente mientras que nuestro ministerio producía miles de páginas. Aparentemente su esposa tuvo que trabajar durante dos meses en este sueño, que ya había tenido el 9 de noviembre de 2018. En este sueño también habla de la lluvia tardía, que debería llegar finalmente, pero sólo después de que las “bolas de fuego” hayan caído y la ley dominical haya entrado en vigor. No ha aprendido nada en todos los años desde el 2005.

El día en que publicó su sueño, el 9 de enero de 2019, el hermano Dan y la hermana Bárbara también profetizaron sobre la lluvia tardía y el tiempo de la bestia, ambos a la vuelta de la esquina, de esa manera confirmando lo que acababa de aprender ese día sobre la comisión de los setenta. Se puede ver claramente quién reemplazó a quién.

Cuando el arrogante “Balaam”[61] sueña, Dios convierte su maldición en una bendición para nosotros cada vez. La fecha del sueño del 9 de noviembre de 2018 marcó exactamente el viernes en que se me permitió anunciar al grupo de Paraguay en el almuerzo, que había reconocido la hora de Filadelfia de la que se guardaría a los 144.000. Y después de muchos años este sueño habla nuevamente de las bolas de fuego que caerán exactamente cuando el gran arrebatamiento haya tenido lugar en la Segunda Venida: el 6/7 de mayo de 2019.

Creo haber reconocido algo con gran certeza: Los adventistas recibirán sus bolas de fuego y su ley dominical, pero cuando esto suceda, será una maldición y muerte para ellos, porque rehusaron que su manantial de agua fuera purificado cuando “Elías” había visitado su escuela de profetas mucho antes de Gilgal. Entonces serán ellos de quienes Jesús dice:

Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos (Lucas 13:25-28)

El número 42 de los niños que fueron muertos, que está relacionado con Betel, el último punto de viaje de “Eliseo” antes de llegar al “Monte Carmelo”, tiene un significado profundo. Miren de nuevo la imagen de la tercera parte, y esta vez presten especial atención a los días del plan de salvación que están marcados allí.

Los días del plan de salvación en el viaje a la Nebulosa de OriónDebajo de la última “estación” del viaje de los redimidos antes de llegar a la Nebulosa de Orión, está el número 42 y marca el 11 de mayo de 2019 (según el cálculo del tiempo percibido por los redimidos). Los israelitas habían construido 42 campamentos cuando tuvieron que vagar por el desierto durante 40 años como castigo por sus dudas antes de que se les permitiera entrar a Canaán. El Betel en el viaje de regreso de Eliseo, donde Jacob había visto mucho antes la escalera a la Nebulosa de Orión en su sueño, representa así los primeros seis días del viaje de siete días.

Como ya hemos visto, durante estos primeros seis días del viaje pasarán 1008 años en la tierra, es decir, los siete años de escasez en los que mueren todos los que quedan atrás en la tierra y el siguiente milenio de 1000 años de su descanso, sin haber sido sepultados. ¡Es el tiempo de la venganza de Dios contra los impenitentes, incluyendo la comida de las aves inmundas!

¿Se hace ahora comprensible por qué Eliseo no rehuyó de matar ni siquiera a los niños? Isaías conoce palabras aún más duras del Señor para este tiempo en la tierra:

Por la ira de Jehová de los ejércitos se oscureció la tierra [por el granizo de bombas atómicas de la séptima plaga], y será el pueblo como pasto del fuego [quemado en el fuego atómico]; el hombre [sobrevivientes] no tendrá piedad de su hermano. Cada uno hurtará a la mano derecha, y tendrá hambre, y comerá a la izquierda, y no se saciará; cada cual comerá la carne de su brazo; (Isaías 9:19-20)

A menudo nos habíamos preguntado cómo los cinco hombres con los instrumentos de destrucción de Ezequiel 9, podrían encajar en el reloj de Orión, ya que había otro importante sexto hombre vestido de lino que tenía un tintero de escribano con él, que podía ser entendido como el instrumento para sellar a los 144.000. Puesto que el reloj de Orión tiene siete estaciones, pero sólo seis posiciones de manecilla de reloj, lo que se debe al hecho de que el círculo se cierra de nuevo en la estrella Saiph, era obvio para nosotros entender a estos seis hombres como las “manecillas del reloj” o serafines del reloj de Dios. Elena G. de White también había señalado que Ezequiel 9 se cumpliría “pronto” de nuevo y completamente.[62] Con la esperanza de que los castigos mortales y despiadados de Dios descritos en el capítulo 9 de Ezequiel despertaran a muchos más, buscamos ese tiempo en cada ciclo de Orión, como lo hizo Elías con la gran lluvia cuando envió a su criado siete veces a mirar.

Ahora que hemos conectado a los 42 jóvenes de Eliseo con los siete años de escasez y el milenio terrenal, también reconocemos el paralelo con Ezequiel 9:

Matad a viejos, jóvenes y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno; pero a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no os acercaréis; y comenzaréis por mi santuario. Comenzaron, pues, desde los varones ancianos que estaban delante del templo. (Ezequiel 9:6)

El orden de los acontecimientos en este capítulo no es tan claro como puede parecer a partir de una lectura superficial. Se puede leer en la instrucción que los hombres con los instrumentos de destrucción deben seguir al hombre con el tintero de escribano—¿el Espíritu Santo? — como una secuencia paso a paso en secciones o segmentos del reloj de Orión, como hemos hecho antes, o que, en un sentido completo, significaría que primero todos los justos son sellados y solo entonces los cinco hombres de la matanza siguen y atacan juntos. Se complica aún más cuando uno continúa leyendo el capítulo 10 y se da cuenta de que es el hombre con el tintero de escribano quien saca los carbones encendidos debajo de las ruedas en medio de las ruedas (¿el reloj de Orión?) y lo esparce sobre la ciudad (¿Babilonia?), lo que podría ser una indicación del granizo de la séptima plaga.

Sólo ahora, en la quinta plaga del último ciclo de Orión, podemos ver por el desglose del viaje de regreso de “Eliseo” cómo deben clasificarse Ezequiel 9 y 10 en la secuencia de los eventos finales rápidos. Ahora debe estar claro que el gran último tiempo de sellamiento durante el tiempo de la lluvia tardía tiene lugar en el segmento de la sexta a la séptima plaga. Antes de esto, la obra de sellamiento del hombre con el tintero de escribano no había terminado y ninguno de los cinco ángeles de la muerte tenía derecho a hacer daño todavía. La séptima plaga con el granizo no puede ser asignada a Ezequiel 10 o los carbones encendidos, porque esto rompería el orden del modelo bíblico. Los cinco ángeles deben hacer su cruel trabajo con los instrumentos de destrucción antes de los carbones encendidos.

Por lo tanto, es claro que estos cinco ángeles comienzan su obra de matar con el sonido del carrillón o, mejor dicho, la séptima trompeta en la séptima plaga. Pero ¿por qué es su número cinco y no, por ejemplo, quince, que sería el número de días de la hora profética de la que se guarda a Filadelfia? ¿O siete por los siete años de escasez, o seis por la duración del viaje de los santos, incluyendo el milenio en la tierra?

Si Ezequiel 10 es interpretado correctamente, se hace aún más claro que su número debe tener algo que ver con uno de los períodos después de la séptima plaga, antes mencionados.

Y habló al varón vestido de lino, y le dijo: Entra en medio de las ruedas debajo de los querubines, y llena tus manos de carbones encendidos de entre los querubines, y espárcelos sobre la ciudad. Y entró a vista mía. (Ezequiel 10:2)

Como ahora es claramente evidente, los carbones encendidos no pueden ser el granizo de la séptima plaga, así que deben venir después y tener una contraparte explicativa en alguna parte de la Escritura. Aquí está:

Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión, y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog, a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar. Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. (Apocalipsis 20:7-10)

El versículo no sólo dice que el fuego viene del cielo, sino que menciona especialmente que viene de Dios. Viene del ángel que está vestido de lino y tenía un tintero de escribano en Su costado. Él es el Ángel del sellamiento, el Espíritu Santo como representante de Jesús-Alnitak y es la hipernova de Alnitak quien enviará el estallido de rayos gamma a la tierra, que es capaz incluso de matar a Satanás y a sus huestes demoníacas.[63] Veremos más adelante sobre este tema.

Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. (Apocalipsis 20:14)

El viaje de regreso de Eliseo por las paradas de su maestro termina en el Monte Carmelo.

De allí fue al monte Carmelo, y de allí volvió a Samaria. (2 Reyes 2:25)

Si se sigue la cronología del antitipo, el “monte Carmelo” debe representar el monte de los Olivos, en el que Jesús aterrizará el 43º día del plan de salvación. En esta montaña del gran antitipo del Carmelo de Elías, la última batalla de Gog de Magog[64] contra la Ciudad Santa llega a su furioso fin cuando el fuego purificador de Alnitak (el que fue herido por nosotros) cae del cielo. Así, lo que experimentamos el 3 de junio de 2018 en el desafío del monte Carmelo de “Elías” fue sólo un pequeño anticipo del fin real del gran conflicto y la purificación final del universo del pecado en la batalla de la Ciudad Santa en la llanura que habrá surgido después de la división del monte de los Olivos. Es el gran final; no sólo para los seguidores de Baal, sino incluso para Baal mismo. Y conocemos al Ganador que recibe la Corona.

Sin embargo, sigue siendo un misterio por qué los días desde el comienzo de la séptima plaga hasta el comienzo del desafío de Jesús en el Monte de los Olivos están simbolizados por CINCO hombres con instrumentos de destrucción. Nos estamos acercando exactamente a este tiempo y el Señor en Su bondad no deja nada sin respuesta...

Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. (Amós 3:7)

“Preparadle a ella el doble”

Tal vez ya se hayan preguntado en la tercera parte por qué comenzamos el viaje de los siete días, sin mucha discusión, el 6 de mayo de 2019, lo que automáticamente conduciría a la llegada a la Nebulosa de Orión el “12 de mayo de 2019.”[65] También podríamos haber pensado en la alternativa en la que Jesús viene el 6 de mayo de 2019 y deja que los redimidos suban a la nube hacia Él, pero que el viaje no comienza hasta un día después, el 7 de mayo de 2019, y entonces termina el “13 de mayo de 2019.”

A veces es necesario seguir las pistas de otros profetas y comprobar si conducen a nuevas armonías de confirmación o si terminamos en un callejón sin salida. Si se quiere saber lo que sucederá en el viaje y después del Milenio, especialmente acerca de la coronación de los santos, la fiesta de bodas de los redimidos, la batalla de Gog de Magog, la aniquilación de los impíos o la coronación de Jesús, la Biblia misma es una fuente bastante escasa. Por supuesto que tenemos algunos versículos en los últimos capítulos de Apocalipsis que hablan de estos eventos, pero se nos ha dado mucho más a través de Elena G. de White, porque ella estaba relativamente cerca del posible arrebatamiento en 1890 y definitivamente pertenecía a una generación que podría haber sido la última, si los adventistas de ese tiempo hubieran permanecido fieles.

Sin embargo, Elena G. de White no dijo mucho sobre el viaje en sí, excepto que durará siete días. Sin embargo, después de esa parte se le dan muchos detalles, como ya expliqué una vez en La hora de la verdad.

Hay rumores[66] de que la profetisa de la Iglesia Adventista hizo una declaración sobre una gran comida de los santos durante el viaje—es decir, el sábado del viaje, que inevitablemente debe ocurrir durante un viaje de siete días. Para este propósito, desde hace ya 2000 años, los habitantes de otros mundos habrían traído comida a ese planeta para que los redimidos pudieran ser atendidos allí en su parada del sábado. Por supuesto, estos alimentos no se habrían podrido, ya que ni la decadencia ni la muerte son conocidas en el universo de Dios sin pecado. Todo esto no suena ilógico en absoluto y sin embargo uno tiene que preguntarse por qué Elena G. de White nunca permitió que esta afirmación que se le atribuye haya sido impresa en alguno de sus escritos, que después de todo, son miles de páginas. ¡Algo podría estar mal con eso!

Sin embargo, en su visión más conocida, habla de una gran comida a la que nos invita Jesús mismo, pero en conexión con el aterrizaje de la Ciudad Santa en “esta tierra”, de hecho, sólo después de que los santos hayan sido coronados en la Nebulosa de Orión—al final del viaje. Por supuesto, esta es la fiesta de bodas de los redimidos en la Ciudad Santa.

La descripción más detallada de lo que vio se encuentra en el folleto Una palabra a la pequeña manada publicado en 1847 en el capítulo Al remanente que está esparcido. Ahora voy a citar una sola cita larga de esta visión coherente que, según sus propias informaciones, tuvo en 1846—el año del comienzo del ciclo del juicio de Orión—porque hay detalles allí que no figuran en ninguna otra parte.

Ya su introducción es una revelación para todos aquellos que creen que las últimas visiones de Dios fueron dadas a Juan en Patmos y que después de él no habría más profetas. Pero ese es un tema de discusión para los incrédulos; nosotros sabemos mejor que eso. Tampoco me es posible interpretar cada detalle de su visión de nuevo, ya que ya lo he hecho en muchos otros lugares y esto iría más allá del alcance de este último gran estudio. Por el momento, sólo nos interesan los días del viaje a la Nebulosa de Orión y lo que sucederá después.

Muchos de estos eventos son presentados de maneras variadas y a menudo confusas, ya que Elena G. de White tuvo muchas más visiones en su vida y también escribió un libro entero sobre la historia del pueblo de Dios, conocido como El conflicto de los siglos. Los acontecimientos que nos interesan en este momento están registrados en sus últimos capítulos. Una vez más, no quiero reinventar la rueda, así que para aquellos que estén interesados en una narración de alta calidad literaria y espiritualmente inspiradora de los acontecimientos en torno a la erradicación del pecado y la victoria de Cristo sobre Satanás, por favor tomen el tiempo y lean estos últimos capítulos de la obra de la eminente autora.

Como designados lectores del tiempo de los relojes de Dios, sólo tenemos la tarea de poner las cosas que la profetisa vio en su orden cronológicamente lógico con las fechas correspondientes, y al hacerlo, nosotros también nos encontraremos con aspectos que son altamente inspiradores espiritualmente y que con gusto añadiremos a lo que ya ha sido conocido y está disponible por más de 150 años.

Comenzaré con mi cita en la página 15 del folleto Una palabra a la pequeña manada y destacaré las estaciones y los eventos importantes que clasificaremos más adelante. Una imagen panorámica detallada concluirá el siguiente capítulo y ustedes pueden mirar allí (después) periódicamente para ver si hemos presentado las partes individuales de la visión (y los otros eventos de El conflicto de los siglos) en el orden correcto. Al leer la visión, ¡por favor traten de averiguar si todo sucede en un día o más!

Todos entramos en la nube juntos, y viajamos siete días, ascendiendo hacía el mar de vidrio, donde Jesús trajo las coronas y con su propia diestra, las colocó sobre nuestras cabezas. (v) Él nos dio arpas de oro y palmas de victoria. (w) Allí, en el mar de vidrio, los 144,000 se pararon formando un cuadrado perfecto. Algunos de ellos tenían un glorioso manto blanco desde sus hombros hasta sus pies. (x) Había ángeles en todo nuestro alrededor cuando marchamos sobre el mar de vidrio hacia la puerta de la ciudad. Jesús levantó su poderoso y glorioso brazo y poniéndolo sobre la puerta, la hizo girar sobre sus dorados goznes y nos dijo: “Habéis lavado vuestras ropas en mi sangre y permanecisteis firmes en apoyo de mi verdad, entrad.” (y) Todos entramos y sentimos que teníamos un perfecto derecho a estar en la ciudad. Allí vimos el árbol de la vida y el trono de Dios. Del trono emanaba un río puro de agua y a cada lado del río estaba el árbol de la vida. (z) A un lado del río había un tronco de árbol y otro tronco en la margen opuesta del río, ambos de oro puro y transparente.

(h) Apocalipsis 3:9; (i) Mateo 24:30. (v) 2 Esdras 2:43; (w) Apocalipsis 15:2, Apocalipsis 7:9; (x) Apocalipsis 7:9; (y) Isaías 26:2; (z) Apocalipsis 22:1-2.

Al principio creí que veía dos árboles. Miré nuevamente y vi que estaban unidos en su copa y formaban un sólo árbol. Así que el árbol de la vida estaba en ambas márgenes del río de la vida; sus ramas descendían hacia el lugar donde estábamos, y el fruto era glorioso, el cual parecía como oro mezclado con plata. Todos nos situamos debajo del árbol y nos sentamos para contemplar la gloria del lugar, cuando los hermanos Fitch y Stockman, quienes habían predicado el Evangelio del reino, y a quienes Dios había puesto en la tumba para salvarlos, se acercaron a nosotros y nos preguntaron qué había ocurrido mientras estuvieron durmiendo. Tratamos de recordar nuestras mayores pruebas, pero parecían tan pequeñas comparadas con el sobremanera alto y eterno peso de gloria (aa) a nuestro alrededor, que no pudimos hablar de ellas, (bb) y todos exclamamos: ¡Aleluya! “El cielo nos ha costado muy poco”. Entonces, tocamos nuestras gloriosas arpas e hicimos que las bóvedas del cielo resonaran.

Mientras admirábamos la belleza del lugar, nuestros ojos fueron atraídos hacia arriba, para fijarlos en algo que tenía la apariencia de plata. Le pedí a Jesús que me dejara ver lo que había allí. En un momento, estábamos volando hacia arriba y entrando allí; en ese lugar vimos al buen padre Abraham, a Isaac, a Jacob, a Noé. a Daniel, y a muchos otros como ellos. Y ví un velo con una pesada hilera de plata y oro como una franja en el borde; era muy hermoso. Le pregunté a Jesús qué había dentro del velo. Él lo levantó con su propia diestra y me dijo que mirara. Allí vi un arca bellísima, cubierta de oro puro y con un borde muy hermoso, parecido a las coronas de Jesús; sobre ella había dos ángeles resplandecientes -sus alas se extendían sobre el arca a medida que se sentaban a cada extremo de ésta con sus rostros vueltos el uno hacia el otro y mirando hacia abajo. (cc) En el arca, debajo del lugar donde se extendían las alas de los ángeles, había un recipiente dorado lleno de maná, de un color amarillo: y vi una vara, la cual Jesús dijo era la de Aarón; la vi llenarse de botones, florecer y dar fruto. (dd) Y vi dos largas varas doradas en las cuales colgaban alambres de plata, y en éstos, racimos de uvas de apariencia gloriosa; uno de los racimos pesaba más de lo que un hombre podría cargar aquí. Y vi a Jesús acercarse y tomar del maná, almendras, uvas y granadas y llevarlas a la ciudad, colocándolas sobre la mesa para la cena. Me acerqué para ver cuánto se habían llevado, y había quedado tanto como lo que se había tomado; y exclamamos ¡Aleluya! -Amén.

Todos descendimos desde ese lugar hacia la ciudad, y con Jesús al frente de nosotros, bajamos a la tierra, sobre una grande y poderosa montaña, la cual no podía sostener a Jesús, y que se partió a ambos lados, formando un enorme valle. (ee) Entonces elevamos nuestros ojos y vimos la gran ciudad, con doce fundamentos, doce puertas, tres en cada lado y un ángel en cada puerta y todos exclamamos: “La ciudad, la gran ciudad, ya desciende del cielo, de Dios:" (ff) la ciudad bajó y se asentó en el lugar donde estábamos. serían la morada de los santos; (gg) [Después miramos las espléndidas afueras de la ciudad. Vi bellísimas casas que parecían de plata, sostenidas por cuatro columnas engastadas de preciosas perlas muy admirables a la vista. Estaban destinadas a ser residencia de los santos][67] en cada una de ellas había una repisa de oro; vi a muchos de los santos entrar en las casas quitarse sus resplandecientes coronas y depositarlas sobre la repisa, entonces salieron al campo cerca de las casas para hacer algo con la tierra; (hh) aunque no era para cultivarla como lo hacemos aquí. no, no. Una luz gloriosa brillaba alrededor de sus cabezas, y estaban continuamente ofreciendo alabanzas a Dios.

(aa) 2 Corintios 4:17; (bb) Isaías 65:17; (cc) Éxodo 25:18-20, Hebreos 9:3-5; (dd) Números 17:8; (ee) Zacarías 14:4; (ff) Apocalipsis 21:10-13. (gg) Isaías 65:21; (hh) Isaías 65:21;

Y vi otro campo lleno de todas clases de flores, y cuando las cortaba... exclamé: ¡nunca se marchitarán! Luego vi un campo de hierba alta, muy', hermosa de contemplar; tenía un verde vivo y reflejos de plata y oro a medida que ondeaba airosamente para la gloria del Rey Jesús. Entonces entramos en un campo lleno de todas clases de animales -el león. El cordero, el leopardo y el lobo, todos ellos en perfecta armonía. (ii) pasamos por en medio de ellos, y nos siguieron pacíficamente. Desde allí nos dirigimos a un bosque, no como los bosques oscuros que tenemos aquí, no, no; sino lleno de luz y sumamente glorioso; las ramas de los árboles se mecían suavemente y todos exclamamos: “Moraremos seguros en el desierto y dormiremos en los bosques;” (j/). Pasamos a través de los bosques, porque nos dirigíamos al monte de Sión.

A medida que continuábamos nuestro viaje, nos encontramos con un grupo que estaba también contemplando las glorias del lugar. Noté que tenían una orla roja en sus vestiduras; sus coronas eran brillantes y sus mantos eran de un blanco purísimo. Al saludarlos, le pregunté a Jesús quiénes eran ellos.

Él dijo que eran mártires que habían muerto por él. Con ellos había una innumerable hueste de niñitos, quienes tenían también un ribete rojo en el ruedo de sus vestidos. (kk) El monte de Sion se encontraba justamente ante nosotros, sobre éste se encontraba un magnífico templo. y a su alrededor había otros siete montes, en los cuales crecían rosas y lirios, (II) y vi a los pequeñuelos escalando los montes, o si lo preferían usaban sus pequeñas alas y volaban hasta la cima de éstos donde arrancaban las flores inmarchitables, Había toda clase de árboles alrededor del templo, los cuales contribuían a embellecerlo, el boje, el pino, el abeto, el olivo, el mirto, el granado y la higuera, doblada por el peso de sus higos ya maduros; todo el conjunto embellecía sobremanera el lugar. (mm) Y cuando estábamos a punto de entrar en el santo templo, Jesús alzó su hermosa voz y dijo: “Sólo los 144.000 pueden entrar en este lugar, y todos exclamamos: ¡Aleluya!”.

Bien, alabado sea el Señor, queridos hermanos y hermanas, esta es una reunión adicional para los que tienen el sello del Dios vivo. (nn) Ese. templo estaba sostenido por siete columnas, todas ellas de oro transparente, engastadas en perlas magnificas. ¡Las cosas tan gloriosas que vi allí no puedo describir podría entonces hablar un poco de la gloria del mundo mejor! pero si sois fieles, muy pronto sabréis todo acerca de ese lugar. Vi allí las mesas de piedra en las cuales estaban grabados, en letras de oro, los nombres de los 144,000; después de haber contemplado la gloria del templo nos marchamos, y Jesús nos dejó para ir a la ciudad; pronto, escuchamos su melodiosa voz decir: “Venid pueblo mío, habéis salido de una gran tribulación, y habéis hecho mi voluntad; habéis sufrido por mí; venid a la cena de bodas, porque me ceñiré para serviros.” Todos exclamamos: ¡Aleluya, gloria! y entramos en la ciudad. . .Y vi una mesa de plata pura, con una longitud de muchas millas, y sin embargo nuestros ojos podían abarcarla toda. Y, vi el fruto del árbol de la vida, el maná, almendras, higos, granadas, uvas, y muchas otras clases de frutas. Todos nos reclinamos en la mesa. Le pedí a Jesús que me permitiera comer del fruto y contestó: Quienes comen del fruto de este lugar, no vuelven jamás a la tierra.

Pero en breve, si eres fiel, comerás del fruto del árbol de la vida, y beberás del agua de la fuente; luego me dijo: debes regresar a la tierra, y relatar a otros todo lo que te he revelado.

Entonces un ángel me condujo suavemente a este mundo tenebroso. A veces pienso que no podré permanecer aquí, todas las cosas terrenales me resultan tan monótonas-me siento muy solitaria aquí, porque he visto la patria mejor. ¡Oh, si tuviera las alas de una paloma, volaría y obtendría descanso!

(ii) Isaías 11:6-9; (y) Ezequiel 34:25; (kk) Jeremías 31:15-17, Mateo 2:18; (ll) Esdras 2:19. (mm) Isaías 60:13, Isaías 41:19; (nn) Apocalpisis 14:3; (oo) Lucas 12:37.

Aunque Elena G. de White describe muchos detalles y eventos, no se puede negar que no se habla de un cambio de día en ninguna parte, excepto—y esto debe ser notado—que ella habla de una cena, lo cual indica el comienzo de la tarde del mismo día, la cual, en el entendimiento bíblico del día, indica el comienzo del día siguiente. De esa manera, todo lo que sucedió antes debió haber ocurrido el mismo día (gregoriano) de la llegada a la Nebulosa de Orión. ¡Y aún más!

En otra visión, aprendemos que cuando los santos descienden a “la tierra” con Jesús al frente, tiene lugar la segunda resurrección:

Luego, al fin de los mil años, Jesús, con los ángeles y todos los santos, deja la santa ciudad, y mientras él baja a la tierra con ellos, los impíos muertos resucitan, y entonces, habiendo resucitado, los mismos que “le traspasaron” lo verán de lejos en toda su gloria, acompañado de los ángeles y de los santos, y se lamentarán a causa de él. Verán las señales de los clavos en sus manos y en sus pies, y donde atravesaron su costado con la lanza. Es al fin de los mil años cuando Jesús se para sobre el Monte de las Olivas, y éste se parte y llega a ser una gran llanura. Los que huyen en ese momento son los impíos, que acaban de resucitar. Entonces baja la santa ciudad y se asienta en la llanura. Satanás llena entonces a los impíos de su espíritu. Con lisonjas les hace ver que el ejército de la ciudad es pequeño, y el suyo grande, y que ellos pueden vencer a los santos y tomar la ciudad. {PE 52.2}

Resumamos los acontecimientos del día:

  1. Llegada a la Nebulosa de Orión.

  2. Coronación de los 144.000 en la Nebulosa de Orión.

  3. Jesús abre las puertas de perla - entrada a la Ciudad Santa.

  4. Contemplando el árbol de la vida y el arca del pacto.

  5. Salir de la ciudad y descender a la Tierra 4D.

  6. Segunda resurrección.

  7. El monte de los Olivos se parte.

  8. Los impíos se lamentan a causa de Jesús.

  9. La parte que viaja de la Ciudad Santa (“la Nueva Jerusalén”) aterriza.

  10. Mirando las cosas esplendidas a las afueras de la ciudad.

  11. De regreso al monte Sion.

  12. Reunión adicional en el Templo.

  13. Jesús prepara el banquete de bodas.

  14. A la mesa de la fiesta de bodas.

Con las condiciones físicas del reino de Dios, no es ninguna contradicción que lleguemos a la Nebulosa de Orión, entremos en la Ciudad Santa y luego aterricemos en la Tierra 4D sin más demora, porque la Nebulosa de Orión—como ahora todos sabemos del estudio de la Ciudad Santa—es la puerta de entrada al verdadero universo 4D de Dios y la tierra está a un paso (un pliegue espacial) de todos los demás lugares de la Vía Láctea. Incluso es tan así, que Elena G. de White tiene toda la razón cuando dice que los santos aterrizan en “esta tierra”. Ella no dice “tierra nueva”, ¡porque todo esto sucede antes de la nueva creación de la tierra! Por eso he tenido mucho cuidado de no llamar “Tierra Nueva” a la Tierra 4D, que está todavía en una etapa rudimentaria antes de su nueva creación. También está exactamente en el mismo lugar que la antigua tierra de la que partieron los santos siete días antes, pero en el espacio 4D. Sí, sé que es difícil imaginarlo con nuestros cerebros 3D: “esta Tierra [3D]" está en el hipercubo 4D en otro cubo 3D, pero pertenece al mismo hipercubo 4D que la Tierra 4D.

Con esta larga introducción, quería ante todo mostrar que todos estos eventos tienen lugar en un solo día y su tarde. Es como las muchas paradas que hace una pareja de novios en un día: la oficina de registro para el certificado de matrimonio del estado, sesión de fotos en el parque, vestirse en la casa, ir a la iglesia, la ceremonia de bodas allí con la bendición para la novia y el novio, el lanzamiento de arroz al salir de la iglesia, la nueva sesión de fotos en otro lugar, luego de nuevo a otro lugar donde la gran fiesta de bodas tiene lugar finalmente con su gran celebración en la tarde.

En ninguna parte de la visión se menciona que la cena tendría lugar en otro planeta, sino claramente en “esta tierra”, en la sala del trono de la Ciudad Santa que aterrizó. Ahora deberíamos estar interesados en la cuestión de si hay una referencia en algún lugar de la visión a un determinado día de la semana. A continuación, encontraremos dos grandes indicaciones de que todos estos eventos tienen lugar en un sábado, y por supuesto la primera cena es en la tarde de ese sábado (por favor no lo confundan con la noche de inicio del sábado que sería el viernes al atardecer).

Uno de los eventos principales de este día es el servicio especial reservado para los 144.000 en el templo del Monte Sion. En este encuentro con el Padre se enterarán si pueden vivir eternamente o si su sacrificio ofrecido debe ser demandado para que otros puedan retener la vida eterna. En la larga cita anterior, he marcado en rojo lo que distingue a los 144.000; ellos son los que poseen el sello del Dios viviente.

Por un lado, se podría argumentar que esta santísima asamblea debería tener lugar en cualquier caso en sábado, ¡pero en un análisis detallado parece diferente! Nosotros hemos descubierto en la Parte III que el día real de aterrizaje en la Tierra 4D después del Milenio debe tener lugar en un sábado, ya que el sábado debe ser parte del sello de los 144.000.

Si recuerdan, nuestra pequeña familia aquí en la granja había sido especialmente probada en este aspecto del sello. Ahora bien, la lógica de la armonía dicta que el día de la resurrección de las personas que se han quedado atrás en la tierra y han muerto también debe ser un sábado, de lo contrario tendríamos un cambio de los días de la semana entre los santos de la primera resurrección y los injustos de la segunda resurrección. Justo cuando uno entiende lo importante que es el sábado en el sello de los justos, entonces por lo menos los días de la semana entre los dos grupos no deben diferir, porque los eventos posteriores también deben estar orientados a una percepción común de los días de semana.

Así que también debemos llegar a la Nebulosa de Orión en un sábado de acuerdo con el cálculo del tiempo percibido por los santos, y no sólo de acuerdo con el cálculo que toma en cuenta el tiempo real transcurrido en la tierra con el milenio de 1008 años. Esto resulta ser un esfuerzo desafiante, porque—como ya se ha dicho—sólo el “12” o el “13 de mayo de 2019” están bajo consideración como días de llegada de acuerdo con el paso del tiempo percibido, y eso sería un domingo o incluso un lunes, pero de ninguna manera un sábado.

¿Deberíamos tomar un descanso en un planeta después de todo? Entonces la pregunta con la que ya tuve la mayor dificultad en la hora de la verdad sería ¿por qué Elena G. de White ve la coronación de los 144.000 en la Nebulosa de Orión antes de la cena, si en verdad ya participan en la fiesta de bodas en el sábado antes de su llegada, pero entonces no pueden ser coronados todavía? Algo está mal otra vez.

Sin importar como se mire, siempre hay una gran contradicción con las visiones de la profetisa, excepto—si los redimidos llegan en un sábado a la Nebulosa de Orión. Entonces todo sería coherente.

Pero Dios no sería el Tiempo si no hubiera provisto ya la solución a nuestro dilema en Su Palabra, y como yo ya conocía esta solución, pude fijar el itinerario en la tercera parte del 6 al “12 de mayo de 2019”, aunque el “12 de mayo” es un domingo y no un sábado. Simplemente debe haber una provisión en la Palabra de Dios que haga que este día especial de llegada del “12 de mayo de 2019” sea ¡un sábado!

Para no inquietarlos más, me gustaría presentarles el versículo en el que hemos reflexionado a menudo. Está en el capítulo 18 de Apocalipsis, donde también está profetizado el mensaje del cuarto ángel:

Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble [en griego: doble a las dobles] según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble. (Apocalipsis 18:6)

Una triple repetición de una expresión en griego del Nuevo Testamento significa en la escritura moderna: negrita, rojo y subrayado. Para entender cómo se supone que los santos deben “pagar a Babilonia el doble”, este versículo debe ser interpretado junto con el versículo 8:

por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga. (Apocalipsis 18:8)

¿De qué plagas estamos hablando? De la séptima plaga, por supuesto, cuando la copa de las plagas está llena hasta el borde y todas las siete plagas en su forma literal son derramadas de una sola vez sobre Babilonia (es decir, sobre toda la tierra).

Hay un modelo bíblico para esta profecía y algunos versículos que hablan de este día doble. Y de nuevo hemos venido a Josué y sus primeras batallas por la heredad en Canaán:

Entonces Josué habló a Jehová el día en que Jehová entregó al amorreo delante de los hijos de Israel, y dijo en presencia de los israelitas: Sol, detente en Gabaón; tú, luna, en el valle de Ajalón. Y el sol se detuvo y la luna se paró, hasta que la gente se hubo vengado de sus enemigos. ¿No está escrito esto en el libro de Jaser? Y el sol se paró en medio del cielo, y no se apresuró a ponerse casi un día entero. Y no hubo día como aquel, ni antes ni después de él, habiendo atendido Jehová a la voz de un hombre; porque Jehová peleaba por Israel. (Josué 10:12-14)

Se nos proporciona información exacta sobre cuándo se detuvo el sol y por cuánto tiempo: al mediodía durante todo un día. Esto significa que este día fue exactamente el doble de largo que un día normal. También el propósito de duplicar el día es el mismo que en Apocalipsis 18: este doble día fue para vengarse de los enemigos del pueblo de Dios. Y el hecho de que el sol y la luna se pararan está directamente relacionado con el regreso de Jesús. Esta vez en la Biblia misma:

El sol y la luna se pararon en su lugar; A la luz de tus saetas anduvieron, Y al resplandor de tu fulgente lanza. Con ira hollaste la tierra, Con furor trillaste las naciones. Saliste para socorrer a tu pueblo, Para socorrer a tu ungido. Traspasaste la cabeza de la casa del impío, Descubriendo el cimiento hasta la roca. Selah. (Habacuc 3:11-13)

Miguel se levantó y salió para ayudar a Su pueblo y este es el principio del fin de los impíos en el doble día de venganza cuando el sol y la luna se paran.

Y, por otro lado, uno encuentra una declaración similar de la profetisa de la iglesia del juicio:

Entonces clamamos día y noche por la liberación, y el clamor llegó a Dios. Salió el sol y la luna se paró. Cesaron de fluir las corrientes de aguas. Aparecieron negras y densas nubes que se entrechocaban unas con otras. Pero había un espacio de gloria fija, del que, cual estruendo de muchas aguas, salía la voz de Dios que estremecía cielos y tierra. El firmamento se abría y cerraba en honda conmoción. Las montañas temblaban como cañas agitadas por el viento y lanzaban peñascos en su derredor. El mar hervía como una olla y despedía piedras sobre la tierra. Y al anunciar Dios el día y la hora de la venida de Jesús, cuando dió el sempiterno pacto a su pueblo, pronunciaba una frase y se detenía de hablar mientras las palabras de la frase rodaban por toda la tierra. El Israel de Dios permanecía con los ojos en alto, escuchando las palabras según salían de labios de Jehová y retumbaban por la tierra como fragor del trueno más potente. El espectáculo era pavorosamente solemne, y al terminar cada frase, los santos exclamaban: “¡Gloria! ¡Aleluya!” Sus rostros estaban iluminados con la gloria de Dios, y resplandecían como el de Moisés al bajar del Sinaí. A causa de esta gloria, los impíos no podían mirarlos. Y cuando la bendición eterna fué pronunciada sobre quienes habían honrado a Dios santificando su sábado, resonó un potente grito por la victoria lograda sobre la bestia y su imagen. {PE 34.1}

Ella misma relaciona el versículo anterior de Habacuc con la Segunda Venida:

Habacuc también, arrobado en santa visión, vio la venida de Cristo. “¡Viene Dios desde Temán, y el Santo desde el monte Parán: su gloria cubre los cielos, y la tierra se llena de su alabanza! También su resplandor es como el fuego”. “¡Se para y mide la tierra! ¡echa una mirada, y hace estremecer a las naciones! se esparcen también como polvo las montañas sempiternas, se hunden los collados eternos; ¡suyos son los senderos de la eternidad!” “Para que cabalgues sobre tus caballos, sobre tus carros de salvación”. “¡Te ven las montañas, y se retuercen en angustia: [...] el abismo da su voz y levanta en alto sus manos! ¡El sol y la luna se paran en sus moradas! a la luz de sus flechas pasan adelante, al brillo de su relumbrante lanza”. “Sales para la salvación de tu pueblo, para la salvación de tu ungido”. Habacuc 3:3-13 (VM). {CS 302.3}

Sin duda, el 6 de mayo de 2019 será el doble de largo que un día normal como lo fue otro día antes en la historia de la humanidad: el día de Josué, cuando él y el pueblo de Dios se vengaron de los amorreos que representan a los impíos de Babilonia.

¿Qué efectos tendrá esto en el conteo del tiempo terrenal? Por un lado, podemos asumir que los relojes del mundo—mientras no se queden sin pilas—continuarán con su ritmo de 24 horas. No pueden “saber” que el sol y la luna se han parado. Así, en el cambio de día—independiente del sol—el contador gregoriano de la fecha de cada reloj atómico, reloj de la computadora o incluso el reloj despertador normal de la mesa hace clic un día antes. Según el calendario mundial, el día doble será el 6 y 7 de mayo de 2019.

Pero de alguna manera este fenómeno, al cual toda la tierra estará expuesta, debe ser tomado en cuenta, después de todo, es sólo un día de la semana y no dos, ya que el día y la noche se refieren al curso del sol. La Biblia también define la tarde y la mañana como un día en el relato de la creación de siete días:

...Y fue la tarde y la mañana el día segundo. (Génesis 1:8)

“En un día” “pagadle a ella el doble” significa que el 6 y 7 de mayo de 2019 juntos son un día de la semana, es decir, un lunes 7 de mayo de 2019, que en realidad habría sido un martes, se convertirá así en lunes, porque el sol y la luna no se moverán durante 24 horas. El “8 de mayo de 2019”, que en realidad habría sido un miércoles, se convierte en martes, etc., hasta que llegamos al “12 de mayo de 2019”, el séptimo día del viaje a la Nebulosa de Orión, que en realidad habría sido un domingo, pero que ahora se convierte en sábado debido al día doble de la venganza de la mano de Dios.

Por supuesto, todo esto funciona no sólo con los días laborables del calendario gregoriano, sino también con el conteo judío de los días, que simplemente se refiere a los días de la semana del domingo al sábado como del primero al séptimo día.

Cronología del doble día de venganza

Una cosa debe quedar clara: para que el día de llegada se convierta en un sábado, como en el caso del milenio real de 1008 años, el día de partida no puede ser el martes 7 de mayo de 2019, porque de lo contrario llegaríamos el domingo “13 de mayo.” Esto define claramente el 6 de mayo de 2019 como el día de partida y el día de la segunda venida de Cristo.

Es sorprendente que el “Balaam” que maldice, que condena todo fijar de fechas como pecado, asocia una cierta fecha, que aparece una y otra vez en sus sueños, con la primera cena o fiesta de bodas de los redimidos. En su primer sueño de la “primavera de 2005”, se ve a sí mismo a la mesa de la fiesta de bodas. ¡Sólo éste y su segundo sueño no tienen una fecha exacta!

Años más tarde, precisamente en el sueño El viaje al hogar, que se trata del viaje de siete días a la Nebulosa de Orión, le fue revelado a él por el Heraldo de su sueño, que había tenido su primer sueño el 12 de mayo de 2005.

Entonces oigo que el Heraldo me llama por mi nombre celestial. Me dice que podré ver más de esto más tarde. Nos encontramos en el mismo pasillo en el cual he estado antes. Me explica que va a volver a mostrarme algo que se me mostró el 12 de mayo de 2005. Ahora me doy cuenta que recibí mi primer sueño, “A la Mesa” en esa fecha, hace seis años. El Heraldo me revela que en ese sueño me fueron mostrados datos importantes y que ahora se me mostrarán cosas que no comprendí anteriormente.

No hace falta decir que el sueño del viaje al hogar también fue soñado en un 12 de mayo de (2011), cuando Ernie Knoll ya estaba trabajando duro contra nuestro ministerio y contra mí como persona.

En el sueño con el adecuado título de Eventos finales y la primera cena, el Heraldo le presenta de nuevo una explicación concerniente al 12 de mayo e incluso repite de nuevo todo el primer sueño:

Ahora el Heraldo dice que por tercera vez me va a mostrar algo que he visto antes, pero con más detalles. La primera vez fue en el sueño, “A la Mesa”, fechado el 12 de mayo de 2005. Me fueron mostrados más detalles en el sueño, “El Viaje al Hogar”, fechado el 12 de mayo de 2011. He aquí lo que se me mostró:

Después de la repetición del primer sueño le sigue alguna nueva información:

De repente, siento la mano del Heraldo sobre mi hombro derecho y me doy cuenta que estoy ascendiendo lentamente. Cuando miro hacia abajo a la mesa, puedo ver más lejos hacia la derecha e izquierda. Todavía no puedo ver el fin de la mesa. Veo que la mesa está junto al muro dentro de la Ciudad Santa. Cuando los que están más cerca del muro miran a los reclinados al otro lado de la mesa, ven detrás de ellos la Ciudad Santa. Cuando los que están reclinados con sus espaldas hacia la Ciudad Santa miran a los reclinados al otro lado de la mesa, ven detrás de ellos el muro maravilloso, lleno de colores hermosos. Las joyas que forman el muro son difíciles de describir. Cada individuo está satisfecho con el sitio escogido para ellos a la mesa.

Cuando veo a los que vivieron durante los días de Adán y Eva, me pregunto junto a quién me gustaría estar sentado. ¿Sería junto a Adán y Eva, Moisés, Abraham y Sara, José, Noé, David, Elías, Daniel, Juan, José y María o Pablo? La lista podría ser muy larga. Me asombra ver a los de gran estatura, en comparación con los que vivieron después del diluvio.

Seguimos subiendo lentamente, y desde esa altura me doy cuenta que la mesa está junto y a lo largo de cada uno de los cuatro muros dentro de la Nueva Jerusalén. Es una mesa continua que dobla al llegar a cada punta de la Ciudad Santa. Ahora puedo ver que las puntas de la mesa hacen una curva y siguen. El nombre celestial de cada individuo no sólo está grabado en su copa, sino también en la mesa donde se reclina. Allí es donde Jesús dijo a todos a la vez que el jugo de uva representa su sangre, y que ni una gota se malgastó en la tierra, sino que fue colocada sobre el propiciatorio. Les dice a sus hijos amados que tomen el jugo y lo beban.45 Entonces dice que la comida representa su cuerpo quebrantado por nosotros, y que tomemos la comida y la comamos.

Recuerdo cuando Jesús y sus discípulos estaban reunidos en el aposento alto durante la última cena. En esos momentos, estaba por comenzar su obra de redención. Ahora estoy mirando a aquéllos por los cuales entregó todo. Ahora estoy viendo a sus redimidos en el cielo. Están reclinados sobre ambos lados de la mesa. Están disfrutando del banquete de su primera cena.

¿Qué dije antes sobre las repeticiones proféticas? Una repetición triple es negrita, rojo y subrayado. “12 de mayo de 2019” es el día en que los santos—muy probablemente sin Ernie Knoll—se sentarán a esta mesa.

Vean por ustedes mismos en qué años Cristo podría haber regresado, o puede regresar, si la llegada a la Nebulosa de Orión, sobre la base de un día doble de venganza en la Segunda Venida, tuviera lugar en un sábado, “12 de mayo”. Busquen los años en que el 12 de mayo es un domingo. ¡Es así de simple! ¿Les sorprende el resultado?

Podría aconsejar a Ernie Knoll que escuche al Heraldo que, en su sueño Probemos los espíritus, también del 12 de mayo de (2008), le explicó cómo comprobar si un profeta está diciendo la verdad o no. También podría decirle a Ernie Knoll quién es en realidad el Heraldo, a quien él mismo ha reconocido desde hace mucho tiempo como el ángel Gabriel. Pero eso no tendría mucho sentido, porque entretanto, el Heraldo en sus sueños tuvo que dejar su lugar por un nuevo ángel guía quien, según el último sueño del 9 de noviembre de 2018, es el ángel que fue creado primero. Siempre tuve a alguien diferente en mente y ahora ese también está en un ser humano.

En realidad, no es tan “sorprendente” que Ernie Knoll reciba estas pistas de Gabriel, porque especialmente el indicio del 12 de mayo me ayudó mucho durante mis estudios sobre el día doble y la fiesta de bodas y me sirvió como confirmación de la exactitud de los cálculos.

Los viajeros a la Nebulosa de Orión no ven ni el sol terrenal ni la luna, ya que desde el primer día se habrán distanciado de su antigua patria cientos de años luz, y pronto más de mil. Ellos cuentan sus días a través de las estrellas de la constelación de Orión, que pasarán en su camino hasta la Nebulosa de Orión; excepto Alnitak, que asumió el papel especial de emitir el estallido de rayos gamma hace mucho tiempo y explotó en ese tiempo como Hipernova—sólo que ni el estallido de rayos gamma ni la luz de la Hipernova ha llegado a la Tierra hasta ahora. Pronto sabremos más sobre el día exacto de la llegada del ERG de Alnitak.

Estaciones estelares en el viaje a la Nebulosa de Orión

Dios utiliza dos imágenes proféticas para definir el tiempo de los que se quedan atrás y al mismo tiempo hacer una clara referencia al tiempo de los viajeros. El día doble que sólo los que se quedan atrás perciben, ahora nos ayudará a eliminar una discrepancia y a revelar un misterio.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los viajeros no perciben su milenio de 1008 años—porque viajan más rápido que la velocidad de la luz—y tampoco los que se quedan, perciben su milenio de 1000 años—¡porque los muertos no sienten nada!

Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. (Eclesiastés 9:5)

La primera imagen profética que Dios usa son los conocidos siete años de escasez, que hasta ahora hemos asumido que son el tiempo que realmente perciben los que quedan atrás hasta que todos han muerto. Estos siete años corresponden, según el principio profético de día por año, con los siete días de los viajeros que profetizó Elena G. de White. Así, desde un punto de vista profético, todo ya es armonioso.

Pero sabemos que 1008 años terrenales pasarán en los primeros seis días de viaje, hasta que los marcos temporales de referencia converjan de nuevo. Siete años de escasez más 1000 años, sin embargo, resultan en sólo 1007 años. ¿Adónde se ha ido ese año? La profecía del doble día en Apocalipsis 18 nos da el derecho de interpretar el primer día-año como dos años, entonces son ocho años y no sólo siete. ¡Dadle el doble! La discrepancia se ha aclarado, pero para disgusto de los que se quedan atrás, cuyo sufrimiento durará ahora un año más.

Y alabé yo a los finados, los que ya murieron, más que a los vivientes, los que viven todavía. (Eclesiastés 4:2)

Pero hay una segunda imagen profética que fue un gran misterio para nosotros: los cinco hombres con los instrumentos para destruir de Ezequiel 9.

En el diagrama de arriba, el lector puede centrarse en el número de días que pasarán en el respectivo marco de referencia para los viajeros y para los habitantes de la tierra, hasta que en el sábado los redimidos lleguen a la Nebulosa de Orión, o respectivamente aterricen en la tierra, y los marcos temporales de referencia se alineen de nuevo.

Para los viajeros, esto son seis días, pero debido al día doble al principio para los que se quedan, sólo leemos cinco “días”. (¡En tiempo real, todavía son 1008 años, como ahora sabemos!)

Y ahora el acertijo de los cinco hombres con los instrumentos para destruir de Ezequiel 9 está resuelto. En el diagrama anterior, corresponden a los cinco “días” para los que se quedan atrás. Aquí, por supuesto, no se utiliza el principio profético de día por año; por lo tanto, en el tipo de Ezequiel no se utilizan símbolos para unidades de tiempo mensurables como horas, semanas, meses o años, sino “hombres”.

La Tercera Guerra Mundial en sí misma se libra en el día doble. Este es el primero de los hombres con los instrumentos para destruir. La lenta muerte de los supervivientes se produce después de esta destrucción. Los cuatro hombres restantes con las armas para destruir siguen uno tras otro. Son los cuatro juicios severos de Dios:

Por lo cual así ha dicho Jehová el Señor: ¿Cuánto más cuando yo enviare contra Jerusalén [Babilonia] mis cuatro juicios terribles, espada, hambre, fieras y pestilencia, para cortar de ella hombres y bestias? (Ezequiel 14:21)

Esto será tan terrible que Ezequiel dice:

Aconteció que cuando ellos iban matando y quedé yo solo, me postré sobre mi rostro, y clamé y dije: ¡Ah, Señor Jehová! ¿destruirás a todo el remanente de Israel derramando tu furor sobre Jerusalén [Babilonia]? Y me dijo: La maldad de la casa de Israel y de Judá es grande sobremanera, pues la tierra está llena de sangre, y la ciudad está llena de perversidad; porque han dicho: Ha abandonado Jehová la tierra, y Jehová no ve. Así, pues, haré yo; mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia; haré recaer el camino de ellos sobre sus propias cabezas. (Ezequiel 9:8-10)

Habrá cinco “días-hombres”, con el inicial día-hombre doble por la mano de Dios, hasta que todas las personas hayan muerto y comience su imperceptible milenio de mil años. Ellos resucitan de nuevo en su sexto día-hombre de acuerdo con su percepción del tiempo de día-hombre, que ahora podemos entender como ocho años en la realidad. El sexto hombre es conocido por ser el Espíritu Santo, que había sellado previamente. Esto nos recuerda a la creación de Adán, quien también recibió el aliento de vida—el Espíritu de Dios—en el sexto día de la creación. Pero nadie que esté todavía en su sano juicio quiere tomar parte en esta (segunda) resurrección.

Así que si cada uno de los hombres con los instrumentos para destruir corresponde a 168 años en tiempo real (y 2 × 168 años para el primero), entonces lógicamente también habría que atribuir 168 años al hombre con el tintero de escribano, ¿no es así? Por supuesto, estos deben haber terminado antes del 6 de mayo de 2019. Cualquiera que esté familiarizado con el ciclo del juicio de Orión con sus 168 años desde 1846 hasta 2014, sabe por qué Elena G. de White dijo hace mucho tiempo que el tiempo de sellamiento comenzó en 1846 con la restauración de la verdad del sábado (como una prueba para el sellamiento).

Vi que la prueba actual acerca del sábado no podía producirse antes que terminase la mediación de Cristo en el lugar santo y él hubiese pasado al interior del segundo velo. Por lo tanto, los cristianos que durmieron antes que se abriese la puerta de acceso al santísimo cuando terminó el clamor de medianoche, el séptimo mes, en 1844, sin haber guardado el verdadero día de reposo, descansan ahora en esperanza; porque no tuvieron la luz ni la prueba acerca del sábado que tenemos ahora... Vi que Satanás estaba tentando acerca de este punto a algunos de los hijos de Dios. Debido a que tantos buenos cristianos se durmieron en los triunfos de la fe sin haber guardado el verdadero día de reposo, dudaban de que éste fuese una prueba para nosotros ahora. En este tiempo de sellamiento Satanás está valiéndose de todo artificio para desviar de la verdad presente el pensamiento del pueblo de Dios y para hacerlo vacilar. {PE 42.3, 43.2}

¡El hombre con el tintero de escribano corresponde así exactamente a los 168 años del ciclo del juicio de Orión de 1846 a 2014! Así como el ciclo del juicio debería haber comenzado en 1844, pero sólo comenzó en 1846 debido a la tardía aceptación de la verdad del sábado por parte de los primeros adventistas, así también el juicio de los vivos se desplazó—el cual siempre consideramos simplemente como siete años que deberían haber comenzado en 2012—, así también comenzó más tarde con el ciclo preparatorio de las trompetas en 2014. A esto le siguieron otros tres ciclos de Orión. Estos cuatro ciclos de 2014 a 2019 pueden ser vistos como el tiempo de sellamiento verdadero y activo para el juicio de los vivos.

Sellamiento de los muertos y los vivos

Así pasaron cinco años en los que los vivos que se quedarán atrás rechazaron todo el esfuerzo adicional del Espíritu Santo para su salvación. Por lo tanto, ellos también reciben los cinco días-hombres de la más severa retribución de Ezequiel 9.

Los cuatro vientos fueron retenidos durante cuatro ciclos de Orión, cada uno de los ciclos representa al Señor Jesús-Alnitak, que es el Tiempo.

Vi cuatro ángeles que habían de hacer una labor en la tierra y andaban en vías de realizarla. Jesús vestía ropas sacerdotales. Miró compasivamente al pueblo remanente, y alzando las manos exclamó con voz de profunda compasión: “¡Mi sangre, Padre, mi sangre, mi sangre, mi sangre!” [Cuatro ciclos de Orión] Entonces vi que de Dios, sentado en el gran trono blanco, salía una luz en extremo refulgente que derramaba sus rayos en derredor de Jesús. Después vi un ángel comisionado por Jesús para ir rápidamente a los cuatro ángeles que tenían determinada labor que cumplir en la tierra, y agitando de arriba abajo algo que llevaba en la mano, clamó en alta voz: “¡Retened! ¡Retened! ¡Retened! ¡Retened! [Por cuatro ciclos de Orión] hasta que los siervos de Dios estén sellados en la frente.”

Pregunté a mi ángel acompañante qué significaba lo que oía y qué iban a hacer los cuatro ángeles. Me respondió que Dios era quien refrenaba las potestades y que encargaba a sus ángeles de todo lo relativo a la tierra; que los cuatro ángeles tenían poder de Dios para retener los cuatro vientos, y que estaban ya a punto de soltarlos, pero mientras aflojaban las manos y cuando los cuatro vientos iban a soplar, los misericordiosos ojos de Jesús vieron al pueblo remanente todavía sin sellar, y alzando las manos hacia su Padre intercedió con él, recordándole que había derramado su sangre por ellos. En consecuencia se le mandó a otro ángel que fuera velozmente a decir a los cuatro que retuvieran los vientos hasta que los siervos de Dios fuesen sellados en la frente con el sello de Dios. {PE 37.3-38.1}

Quien no esté sellado en este tiempo, como persona viva en el tiempo de la mayor luz que alguna vez haya estado disponible para el cristianismo, comete el pecado imperdonable contra el Espíritu Santo: el Hombre con el tintero de escribano. Su gran prueba no había sido el sábado, sino su gemelo: el mandamiento del matrimonio entre el hombre y la mujer. Todos ellos aceptaron la marca de la bestia o su imagen, la tolerancia LGBT, y no recibieron el sello del Dios viviente porque no gimieron y clamaron por las abominaciones de Babilonia. Para ellos, los cinco días-hombres son ocho años literales, mientras que los mismos cinco días-hombres son 1008 años para el que los sedujo, y para sus demonios.

El sufrimiento de Satanás y los ímpios

¿Has recibido el sello de Dios en los últimos cinco años del juicio de los vivos?

y le dijo Jehová: Pasa por en medio de la ciudad, por en medio de Jerusalén, y ponles una señal en la frente a los hombres que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella. (Ezequiel 9:4)

El “poco de tiempo” y la “gran bendición”

Repetidamente he explicado que nada—pero nada en absoluto—de la Palabra de Dios caerá en tierra, que Él—entre otras cosas—habló a través de Su siervo “Elías”.[68] Esto se aplica en particular a las especificaciones proféticas de tiempo, que deben cumplirse de una manera u otra.

Sin embargo, la hora de Filadelfia parece ser una excepción, con respecto a los 1335 días que Gabriel le declaró a Daniel:

Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad al fin de los días. (Daniel 12:12-13)

El “12 de mayo de 2019” es sólo el día 1325 si se tiene en cuenta el día doble en este cálculo y dos días gregorianos se entienden como un solo día bíblico.

Esta aparente inexactitud en la declaración de Gabriel es aún más complexa cuando uno busca la bendición que se le permitió prometer para el día 1335. ¿Qué bendición es esta si los 1335 días nunca se alcanzan? ¿O deberían acortarse los 1335 días a 1325 en favor de la bendición de la coronación de los santos en el mar de vidrio? ¿Por qué entonces se especifican 1335 días? El hermano Robert trató de explicarlo en su artículo sobre la hora de Filadelfia diciendo que los 1335 días caen en el primer día de la fiesta del pan sin levadura y que Dios establece así la conexión entre las profecías de tiempo de los días de Daniel y las fiestas divinamente fijadas. Pero esto, en consecuencia, plantea el problema de que las fiestas de Dios mismas ¡no se cumplirán completamente tampoco! ¡Y ahora no sólo es Gabriel quien tiene un problema con sus 1335 días!

Por supuesto uno puede suponer que tal vez se trata de otra bendición, tal vez aún mayor, que espera a los redimidos al final de los 1335 días, porque la historia del pueblo de Dios y el plan de salvación no se terminan con la llegada al mar de cristal, ni con el aterrizaje de la Ciudad Santa sobre la Tierra 4D, ni con el banquete de bodas en la tarde del mismo día (gregoriano) del “12 de mayo de 2019”.

Mucho de lo que es descrito en los últimos capítulos del libro del Apocalipsis todavía tiene que suceder, incluyendo que Satanás debe ser desatado por un “poco de tiempo”:

Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo. (Apocalipsis 20:2-3)

¿Cuánto crees que durará este “poco de tiempo”? ¿Un año? ¿Siete años? ¿Un “día” de 168 años, como en el reloj del juicio divino?

Es fácil determinar cuánto durará este “poco de tiempo” si se comprende correctamente la gran bendición al final de los 1335 días en el sábado ceremonial del primer día de la fiesta de los panes sin levadura. Debe ser algo grande que supere incluso la bendición de entrar en la Ciudad Santa y aterrizar en la Tierra 4D y la fiesta de bodas. ¡Y eso sólo puede ser la erradicación final del pecado y la coronación de Jesús como Rey del universo!

Entonces Cristo reaparece a la vista de sus enemigos. Muy por encima de la ciudad, sobre un fundamento de oro bruñido, hay un trono alto y encumbrado. En el trono está sentado el Hijo de Dios, y en torno suyo están los súbditos de su reino. Ningún lenguaje, ninguna pluma pueden expresar ni describir el poder y la majestad de Cristo. La gloria del Padre Eterno envuelve a su Hijo. El esplendor de su presencia llena la ciudad de Dios, rebosando más allá de las puertas e inundando toda la tierra con su brillo.

Inmediatos al trono se encuentran los que fueron alguna vez celosos en la causa de Satanás, pero que, cual tizones arrancados del fuego, siguieron luego a su Salvador con profunda e intensa devoción. Vienen después los que perfeccionaron su carácter cristiano en medio de la mentira y de la incredulidad, los que honraron la ley de Dios cuando el mundo cristiano la declaró abolida, y los millones de todas las edades que fueron martirizados por su fe. Y más allá está la “grande muchedumbre, que nadie podía contar, de entre todas las naciones, y las tribus, y los pueblos, y las lenguas [...] de pie ante el trono y delante del Cordero, revestidos de ropas blancas, y teniendo palmas en sus manos”. Apocalipsis 7:9 (VM). Su lucha terminó; ganaron la victoria. Disputaron el premio de la carrera y lo alcanzaron. La palma que llevan en la mano es símbolo de su triunfo, la vestidura blanca, emblema de la justicia perfecta de Cristo que es ahora de ellos.

Los redimidos entonan un canto de alabanza que se extiende y repercute por las bóvedas del cielo: “¡Atribúyase la salvación a nuestro Dios, que está sentado sobre el trono, y al Cordero!” Vers. 10. Ángeles y serafines unen sus voces en adoración. Al ver los redimidos el poder y la malignidad de Satanás, han comprendido, como nunca antes, que ningún poder fuera del de Cristo habría podido hacerlos vencedores. Entre toda esa muchedumbre ni uno se atribuye a sí mismo la salvación, como si hubiese prevalecido con su propio poder y su bondad. Nada se dice de lo que han hecho o sufrido, sino que el tema de cada canto, la nota dominante de cada antífona es: “Salvación a nuestro Dios y al Cordero”.

En presencia de los habitantes de la tierra y del cielo reunidos, se efectúa la coronación final del Hijo de Dios. Y entonces, revestido de suprema majestad y poder, el Rey de reyes falla el juicio de aquellos que se rebelaron contra su gobierno, y ejecuta justicia contra los que transgredieron su ley y oprimieron a su pueblo. El profeta de Dios dice: “Vi un gran trono blanco, y al que estaba sentado sobre él, de cuya presencia huyó la tierra y el cielo; y no fue hallado lugar para ellos. Y ví a los muertos, pequeños y grandes, estar en pie delante del trono; y abriéronse los libros; abrióse también otro libro, que es el libro de la vida: y los muertos fueron juzgados de acuerdo con las cosas escritas en los libros, según sus obras”. Apocalipsis 20:11, 12 (VM). {CS 645.4-646.3}

¿Es el primer día de la fiesta del pan sin levadura, en el cual nuestro Señor Jesús yacía en la tumba y que al mismo tiempo es el Gran Sábado original definido sólo en Juan 19:31,[69] un buen día para la erradicación del pecado y la fiesta de coronación de Aquel que venció al pecado por Su muerte? ¿Hay un día mayor para los redimidos que éste más grande de todos los Grandes Sábados, que durante mucho tiempo hemos identificado con el programa Accurate Times como el “21 de mayo de 2019”, y que desempeñó un papel prominente especialmente en el Apéndice A del Legado de Esmirna?

Continuemos con el conteo de los días del último gráfico...

El problema del día 1335

¡Ah!—¡hay un problema aquí! Por el doble día de la venganza a Babilonia, el día 1335 ya no cae en el “21 de mayo de 2019”, sino en el “22 de mayo de 2019”. Estamos decepcionados, porque ¡el “22 de mayo” es simplemente el segundo día de la fiesta del pan sin levadura y no un sábado ceremonial! Ah, pero el “22 de mayo” es el ¡día del aniversario de la resurrección de Cristo! Esa también es una buena analogía, ¿no?

Uno podría dar aprobación a esto, porque ¿qué sería más grande que el triunfo sobre el Hades a través de la resurrección de Jesús? Pero hay otro problema con el segundo día de la fiesta de los panes sin levadura, si se entiende que todos los siete días de la fiesta de los panes sin levadura deben tener un significado muy especial. Por lo tanto, había sido tan convincente considerarlos incluso como el viaje profetizado de siete días a la Nebulosa de Orión antes del conocimiento de la hora de Filadelfia.[70]

Además, todavía no hemos encontrado una explicación perfecta de por qué el séptimo día de los panes sin levadura fue declarado un sábado ceremonial. ¡Al ser parte de las fiestas de otoño, debe simbolizar una promesa personal de Jesús, que todavía no ha cumplido!

¿Cuál es entonces la promesa más grande de Jesús que aún no se ha cumplido y que todos esperamos ansiosamente? En la Ciudad Santa—independientemente de si la entendemos como la parte que viaja con la sala del trono o como toda la Vía Láctea—. ¿Realmente ya estaremos en casa? ¿O será cuando estemos en la rudimentaria Tierra 4D, donde el paraíso se encuentra sólo donde está la sala del trono? Para la Tierra 4D antes de su nueva creación—y aún no hemos encontrado ninguna indicación de cuándo será eso—se aplica lo mismo que para la tierra vieja antes de su creación: no era habitable miles de millones de años atrás:

Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. (Génesis 1:2)

No, la promesa incumplida es para nuestro verdadero “Canaán”: la TIERRA NUEVA. ¡Se trata del cumplimiento del pacto a Abraham y todos sus hijos por parte de Dios!

Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos. (Génesis 17:7-8)

¡Los siete días de la fiesta del pan sin levadura podrían por lo tanto significar los siete días de la nueva creación de la Nueva Tierra! Comprobemos el tipo...

La fiesta del pan sin levadura en sí, con su primer día, representa el éxodo de Egipto y por lo tanto la liberación de la esclavitud del pecado. No hay otro día de fiesta que pueda simbolizar mejor la erradicación del pecado que el primer día de los panes sin levadura. Jesús lo cumplió con Su Gran Sábado en la tumba, pero la erradicación final del pecado será el cumplimiento final de este sábado ceremonial, con el día de la coronación de Jesús.

Entonces, los días centrales de la fiesta de pan sin levadura tendrían que representar algo así como una cuenta regresiva hasta el final de la “peregrinación” lejos del pacto, porque no es la fiesta del pan sin levadura—y por lo tanto “sin pecado”—, sino la fiesta de otoño de Tabernáculos, ¡la que recuerda el vagar por el desierto de los israelitas! Después de la erradicación del pecado en el primer día de la fiesta el “21 de mayo de 2019”, todavía habría “luz” en el mismo día.

Será un día, el cual es conocido de Jehová, que no será ni día ni noche; pero sucederá que al caer la tarde habrá luz. (Zacarías 14:7)

Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. (Génesis 1:3)

¿Qué luz podría ser esta? Sólo el mayor destello de luz en el universo satisface la pregunta como la mayor fuerza de destrucción por la luz y este destello debe venir de Alnitak, como ya hemos descubierto. Debe ser el primer día de la fiesta del pan sin levadura que el Espíritu de profecía reveló en visión:

Los impíos reciben su recompensa en la tierra. Proverbios 11:31. “Serán estopa; y aquel día que vendrá, los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos.” Malaquías 4:1. Algunos son destruidos como en un momento, mientras otros sufren muchos días.[71] Todos son castigados “conforme a sus hechos.” Habiendo sido cargados sobre Satanás los pecados de los justos, tiene éste que sufrir no sólo por su propia rebelión, sino también por todos los pecados que hizo cometer al pueblo de Dios. Su castigo debe ser mucho mayor que el de aquellos a quienes engañó. Después de haber perecido todos los que cayeron por sus seducciones, el diablo tiene que seguir viviendo y sufriendo. En las llamas purificaderas, quedan por fin destruidos los impíos, raíz y rama,—Satanás la raíz, sus secuaces las ramas. La penalidad completa de la ley ha sido aplicada; las exigencias de la justicia han sido satisfechas; y el cielo y la tierra al contemplarlo, proclaman la justicia de Jehová.

La obra de destrucción de Satanás ha terminado para siempre. Durante seis mil años obró a su gusto, llenando la tierra de dolor y causando penas por todo el universo. Toda la creación gimió y sufrió en angustia. Ahora las criaturas de Dios han sido libradas para siempre de su presencia y de sus tentaciones. “¡Ya descansa y está en quietud toda la tierra; prorrumpen los hombres [justos] en cánticos!” Isaías 14:7 (VM). Y un grito de adoración y triunfo sube de entre todo el universo leal. Se oye “como si fuese el estruendo de una gran multitud, y como si fuese el estruendo de muchas aguas, y como si fuese el estruendo de poderosos truenos, que decían: ¡Aleluya; porque reina el Señor Dios, el Todopoderoso!” Apocalipsis 19:6 (VM).

Mientras la tierra estaba envuelta en el fuego de la destrucción, los justos vivían seguros en la ciudad santa. La segunda muerte no tiene poder sobre los que tuvieron parte en la primera resurrección. Mientras Dios es para los impíos un fuego devorador, es para su pueblo un sol y un escudo. Apocalipsis 20:6; Salmos 84:11.

“Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra han pasado.” Apocalipsis 21:1 (VM). El fuego que consume a los impíos purifica la tierra. Desaparece todo rastro de la maldición. Ningún infierno que arda eternamente recordará a los redimidos las terribles consecuencias del pecado. {CS54 731.1-732.2}

Entonces el sábado ceremonial del séptimo día de la fiesta del pan sin levadura sería en verdad nuestro primer día en la Nueva Tierra y un sábado que recordaría la creación de Adán en el sexto día a medida que se acercaba la tarde, porque había sido el sábado del séptimo día de descanso cuando Jesús caminó con Adán por primera vez en la tierra antigua.

Ese sería un cumplimiento tan grande de la profecía de este día de fiesta hasta ahora sin cumplir que valdría la pena mirar más de cerca si hay un error en el diagrama de arriba que nos lleva al segundo día de la fiesta como el día 1335 en lugar del primero, ¿o no están de acuerdo?

Se podría tener la idea— y esto me sucedió a mí al principio—de que el doble día de venganza sobre Babilonia no debería contar como doble para el propósito de contar los 1335 días, sino como dos días, los días 1320 y 1321. ¡Y—HURRA—entonces el día 1335 cae de nuevo en el “21 de mayo de 2019” calculado como el primer día de la fiesta del pan sin levadura! Le hablé al hermano Gerhard sobre esta solución y él la dibujó en su diagrama general.

Un intento de resolver el problema del día 1335

¿Pero es eso realmente cierto? Siempre debemos entender la profecía en su contexto apropiado. Cuando Elena G. de White profetiza de siete días de viaje al mar de vidrio y dice....

Juntos entramos en la nube y durante siete días fuimos ascendiendo al mar de vidrio.—Primeros Escritos, 16 (1851). {EUD 236.2}

... entonces ella ve claramente el viaje desde el punto de vista de los redimidos, que no saben nada del día doble en la tierra, ya que no pueden “ver” el sol ni la luna como guardianes del tiempo. Su tiempo se cuenta en días de 24 horas o en días de estrellas.

Pero si el antiguo profeta israelita Daniel habla de 1335 días y en estos se encuentran los 1290 días de la abominación terrenal, el papa Francisco, ¿a qué tiempo se hace referencia entonces? Es claramente una profecía que se refiere a los días terrenales, es decir días judíos[72] de tarde a tarde, y en esta profecía el doble día como tal está determinado por el sol y la luna.

La solución anterior debe haber tenido un error, pero al principio no era consciente de ello. En la noche del día de preparación, el viernes 28 de diciembre de 2018, el Señor me despertó a eso de las 4 a.m. y me explicó, por un lado, que había un error en el conteo del día y, por otro lado, me mostró la solución al problema. Inmediatamente—todavía tambaleándome del sueño- subí a mi oficina y reflexioné durante mucho tiempo sobre la solución y sobre cómo era posible que no la hubiera visto inmediatamente. Entonces Dios habló de nuevo y ordenó a los hermanos y hermanas de Paraguay que encontraran la solución. Realmente no sería difícil para los Adventistas del Gran Sábado descubrirlo y por lo tanto el Señor esperaba que encontraran la solución rápidamente.

Pero cuando la solución todavía no había sido encontrada en la noche de las primeras horas del sábado, el Señor dio un ultimátum: hasta que transcurriera el sábado. Él convirtió el asunto de encontrar el error en el diagrama en una prueba, cuyo fracaso tendría graves consecuencias, incluyendo la pérdida de la vida eterna de los autores y sus familias en deshonra.[73]

¡El Señor nunca había hablado tan duramente a la pequeña familia en la Granja Nube Blanca! Habiendo reconocido la solución, supe que se trataba de los estudios fundamentales de “Elías”, con los que este pequeño movimiento había comenzado una vez y había sido bendecido; especialmente las sombras de la cruz, que eran acerca de la Semana de la Pasión y el cálculo correcto de la fiesta de los panes sin levadura, por medio de eliminar el problema de las dos Pascuas, al que el cristianismo hace la vista gorda.

En realidad, todo esto suena mucho más difícil de lo que era. El Señor estaba tan enojado porque necesitábamos saber de estas cosas porque son el pan de cada día en nuestra iglesia. Pero puedo tranquilizar a los lectores que tienen una buena disposición hacia nosotros: Los hermanos y hermanas encontraron la solución después de una noche de descanso antes del servicio del sábado por la mañana. Todos ellos acababan de quedar ciegos por todo el trabajo. ¿Por qué no lo intentan ustedes mismos antes de continuar?

Entonces, la pregunta simplemente es: ¿En qué día del primer mes judío (Abib o Nisán) tiene lugar el primer día del pan sin levadura? La respuesta correcta es: “En el día 15”. Aquellos que no pudieron responder esta pregunta a la velocidad de la luz deberían hacer inmediatamente dos estudios: el estudio cuyo enlace fue incluido arriba sobre las sombras de la cruz para estar seguros de que el 15 de Nisán es realmente el primer día de la fiesta del pan sin levadura, y la Luna llena en Getsemaní para calcular correctamente el primer día del mes de Nisán.

¿Hicimos eso? Sí, sólo que fue hace mucho tiempo—años atrás—¡cuando no teníamos ni idea del doble día de la venganza! ¿Por qué creen que Elena G. White en su visión, del día de la Segunda Venida, enfatiza especialmente la luna que se para y no tanto el sol que se para?

Dios escogió la media noche para libertar a su pueblo. Mientras los malvados se burlaban en derredor de ellos, apareció de pronto el sol con toda su refulgencia y la luna se paró. Los impíos se asombraron de aquel espectáculo, al paso que los santos contemplaban con solemne júbilo aquella señal de su liberación. En rápida sucesión se produjeron señales y prodigios. Todo parecía haberse desquiciado. Cesaron de fluir los ríos. Aparecieron densas y tenebrosas nubes que entrechocaban unas con otras... {PE 285.1}

¿Qué sucede cuando la luna se para por 24 horas, como nos dice el tipo de Josué, y luego continúa moviéndose normalmente? Mientras que la numeración gregoriana de los días, que se basa en el ritmo de 24 horas, mide dos días, sólo un día judío pasa de tarde a tarde, ¡así que la numeración de los 1335 días no puede incluir dos días en un día doble! Sin embargo, ya sospechábamos esto; sólo que entonces el día 1335 de Daniel caería en el segundo día de la fiesta de los panes sin levadura, el 22 de mayo de 2019. ¿Pero será realmente así?

Lo que aún no hemos hecho es lo que siempre hacemos. Si queremos saber qué día es el día 15 del mes, entonces, por supuesto, primero debemos calcular el día del avistamiento de la primera creciente de la luna, que entonces por definición es la tarde del primer día del nuevo mes. Si hacemos esto con Accurate Times, entonces—como lo hicimos ya hace años— tendremos como resultado la tarde del 6 de mayo de 2019, que hace del 6/7 de mayo de 2019 el 1 de Nisán, en el verdadero Año Nuevo Judío después de un Adar II (pero el correcto). ¡Desafortunadamente, Accurate Times no sabe nada sobre las 24 horas en que la luna se para!

El que la luna se detenga, también cambia el principio del mes en la referencia de tiempo gregoriano por exactamente un día atrás, y hacemos bien en dibujar la PC de la luna (el avistamiento de la luna creciente en Jerusalén) allí en el diagrama, donde realmente tiene lugar y considerando que la luna se ha parado. A partir de ahí, contamos los días judíos de 1 a 15 para ver exactamente cuál es el primer día de los panes sin levadura—y experimentamos la siguiente sorpresa:

La solución al problema del día 1335

El avistamiento de la luna nueva es pospuesto por un día de 24 horas, lo que hace que el comienzo del mes judío no sea la tarde del 6 de mayo de 2019, sino la tarde del 7 de mayo de 2019. Ahora contamos sólo hasta 15 y llegamos como antes al “22 de mayo de 2019”, sólo que ahora está claro que debido a la diferencia horaria ya no es el segundo día, sino en verdad el primer día de los panes sin levadura.

Y porque estamos en el proceso de hacerlo, también contamos cuánto tiempo dura el “poco de tiempo” durante el cual Satanás tiene que ser desatado. Su desatamiento sucede junto con la segunda resurrección de sus seguidores en el día del descenso de Jesús al Monte de los Olivos, que es el “12 de mayo de 2019.” Este día es también un cierto sábado del aterrizaje de la Ciudad Santa en el año 3027, que todos los miembros de Filadelfia han escrito en sus frentes como un sello. Así que empezamos a contar desde el “12 de mayo” y contamos hasta e incluyendo el día en que Satanás arderá, el primer día la fiesta del pan sin levadura o el “22 de mayo” en el diagrama. Dependiendo de si se cuenta o no el “12 de mayo”, se obtienen 11 o 10 días. Pero como un “poco de tiempo” indica un lapso de tiempo y no un número de días judíos inclusivos, deberíamos estar de acuerdo con 10 días como un lapso de poco tiempo, porque Satanás no será desatado hasta muy tarde el “12 de mayo”, ya que ya han ocurrido muchas cosas ese día, y tampoco será quemado hasta finales del “22 de mayo” por el destello de luz del ERG de Alnitak, ya que Zacarías 14:6 nos dice que sucederá poco antes de la noche de este día.

Una nota sobre el ajuste del tiempo en la Ciudad Santa al tiempo terrenal en su aterrizaje: Estos 10 días son un lapso de tiempo de días terrenales reales. Puesto que la Ciudad Santa no se mueve cerca o por encima de la velocidad de la luz, y la Tierra 3D y la Tierra 4D están en la misma ubicación en un hipercubo, y por lo tanto la gravitación debe ser aproximadamente igual, el mismo tiempo pasa en la Tierra 3D que para los Santos en la Ciudad Santa o en sus alrededores.

10 días es un lapso de tiempo proféticamente muy interesante en el que todas las muchas cosas que vio Elena G. de White y escribió en los últimos capítulos del Conflicto de los siglos tienen que ser cumplidas. Por supuesto, estas son las cosas que pueden ser resumidas de la siguiente manera y que desde el punto 3 en adelante, tienen lugar en el primer día de la fiesta del pan sin levadura:

  1. Satanás es desatado por 10 días en la segunda resurrección, el “12 de mayo”. (Apocalipsis 20:3-7)

  2. Comienza los preparativos para su última guerra contra la Ciudad Santa. (Apocalipsis 20:8) {CS 644.2}

  3. Satanás da la orden de avanzar a sus tropas. {CS 645.3}

  4. Las puertas de la Ciudad Santa son cerradas por última vez. {CS 645.3} {PE 53.1}

  5. Jesús aparece en el trono blanco {CS 645.4} y se lleva a cabo su coronación final. {CS 646.3}

  6. El Rey del universo hace el veredicto final. {CS 647.1} (Apocalipsis 20:11-12)

  7. Por encima del trono la cruz se hace visible. Vista panorámica de la vida de Jesús y algunos de los pasos importantes en el plan de redención. {CS 647.2}

  8. Todos reconocen la justicia de Jesús, Satanás se inclina ante Jesús. {CS 650.2}

  9. La última llamada de Satanás para la batalla: pero los malvados ahora se vuelven contra él. {CS 651.2}

  10. El fuego purificador de Dios del cielo (el ERG de Alnitak) alcanza a la tierra 3D. {CS 653.2} (Apocalipsis 20:9, 13, 14)

Por un lado, los 10 días nos recuerdan a los 10 mandamientos de Dios, con los que se juzga a los impenitentes, porque no se apropiaron de la sangre de Jesús y no quisieron guardar Su Ley por amor a Él. Por otra parte, hay que tener en cuenta que estos son días terribles de venganza, porque los muertos de la segunda resurrección salen de sus tumbas en sus cuerpos enfermos y deformados, en el estado en que murieron.

Jesús salió entonces de la ciudad con todo el séquito de santos ángeles y todos los santos redimidos. Los ángeles rodearon a su Jefe y le escoltaron durante su viaje, mientras que los santos redimidos le seguían. Después, con terrible y pavorosa majestad, Jesús llamó a los impíos muertos, quienes resucitaron con los mismos cuerpos débiles y enfermizos con que habían bajado al sepulcro. ¡Qué espectáculo! ¡Qué escena! En la primera resurrección todos surgieron con inmortal florescencia; pero en la segunda se ven en todos los estigmas de la maldición. Juntos resucitan los reyes y magnates de la tierra, los bajos y los ruines, los eruditos y los ignorantes. Todos contemplan al Hijo del hombre; y los mismos que le despreciaron y escarnecieron; los que le pusieron la corona de espinas en su sagrada frente; los que le hirieron con la caña, le ven ahora en toda su regia majestad. Los que le escupieron en el rostro cuando se lo juzgó rehuyen ahora su penetrante mirada y la refulgencia de su semblante. Quienes le traspasaron las manos y los pies con los clavos notan las cicatrices de la crucifixión. Quienes alancearon su costado ven ahora en su cuerpo la señal de su crueldad. Y saben que es el mismo a quien ellos crucificaron y escarnecieron durante su expirante agonía. Exhalan entonces un prolongado llanto de angustia mientras huyen para esconderse de la presencia del Rey de reyes y Señor de señores. {PE 292.1}

El período de tormento después de la segunda resurrección son los 10 días en que son vengados todos los sufrimientos y torturas infligidos por los injustos a los mártires de todos los tiempos. Los 10 días de Esmirna habían sido siempre una profecía para el “poco tiempo” de venganza contra los “zombis” de sus torturadores, lo cual las almas bajo el altar del quinto sello[74] habían pedido.

Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto: Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte. (Apocalipsis 2:8-11)

Después del sacrificio de Filadelfia, estábamos tristes. Después de años de certeza sobre la inminente venida de Jesús en octubre de 2016, elevamos la oración en la que pedimos que Jesús no viniera todavía por el bien de los que aún no han sido sellados. Asumimos durante algún tiempo que tendríamos que servir durante otros siete años.

Entonces, a finales de 2016, descubrí una primera referencia a la reflexión del monstruoso estallido de rayos gamma del 27 de abril de 2013, que habíamos reconocido como la señal de Jonás, en la ladera opuesta del “Monte Quiasmo”, y pensé que sería el séptimo día de la fiesta del pan sin levadura de la primera posibilidad de 2019, ya que éste era un Gran Sábado y un 27 de abril. Ya entonces estábamos buscando el cumplimiento de este día de fiesta. Pero como los 1335 días aún no habían terminado el 27 de abril de 2019, un querido hermano tuvo la idea de que podría ser el séptimo día de la fiesta del pan sin levadura de la segunda posibilidad, que es también el aniversario de la resurrección del Señor.[75] En el artículo sobre Los siete años de escasez incluí el siguiente diagrama:

El Gran Faro de Dios

En retrospectiva, no estábamos lejos de la verdad, especialmente si se tiene en cuenta que el 27 de mayo de 2019 cae ahora en la semana de la nueva creación y será celebrado como un día de recuerdo de la resurrección de Jesús durante esta fiesta de coronación de siete días. Más información al respecto más adelante.

Como pueden ver, siempre me sentí impulsado a encontrar el verdadero día de la reflexión del estallido de rayos gamma de 2013, porque tenía que ser o el regreso de Cristo o el fuego que consume y purifica en el día de la erradicación del pecado (y de los pecadores).

En la imagen de arriba ya se pueden ver dos posibilidades diferentes de reflexión, pero ¿por qué sospechábamos, es decir apuntamos, a un día especial de resurrección en ambos casos? Esto se debió al hecho de que el estallido de rayos gamma del 27 de abril de 2013 de la región del León (de la tribu Judá) fue registrado en el segundo día de la fiesta de los panes sin levadura de la primera posibilidad, es decir, en el día antitípico de la resurrección de Jesús, que también había sido un sábado. Estábamos completamente en lo correcto al reflejar este faro cósmico de la primera posibilidad en el lado de la ascensión del “Monte Quiasmo” a la segunda posibilidad de la fiesta en el descenso en el lado opuesto, porque según el orden cronológico, las fiestas de la primera posibilidad son en realidad siempre opuestas a las fiestas de la segunda posibilidad (y viceversa). Por lo tanto, en el Apéndice A del Legado de Esmirna, ya había presentado esto para el segundo día de la fiesta, el día de la ofrenda de la gavilla mecida porque el estallido de rayos gamma de 2013 llegó en su primera posibilidad:

¿Cómo se refleja un estallido de rayos gamma?

Pero ¿cómo se debe reflejar el segundo día de la fiesta del pan sin levadura? ¿Cuál es la contraparte exactamente? Se podría argumentar y decir que es el sexto día de la fiesta del pan sin levadura, sólo que este razonamiento no nos habría llevado más lejos, ni en la comprensión de los tiempos o de las secuencias de los acontecimientos, ni—como podemos ver ahora—nos habría llevado a uno de los días verdaderamente cruciales en el plan de salvación.

Pero entonces, cuando ya había reconocido los verdaderos tiempos, el conocimiento de la verdadera reflexión del estallido de rayos gamma, que siempre había entendido como la señal de la llegada a la tierra del verdadero estallido de rayos gamma, me conmovió hasta las lágrimas. Cuántas veces me molesté durante mis años de estudio y dije: “¡Si se quiere reflejar el segundo día de la fiesta del pan sin levadura, hay que reflejarlo en sí mismo! ¡No sé de qué otra manera podría reflejarlo lógicamente!” ¡¿Por qué no lo hice?! Si lo hubiera hecho, sólo habría tenido que leer una fecha—el segundo día de la fiesta del pan sin levadura de la segunda posibilidad del 2019: ¡“22 de mayo”!

Por supuesto, en realidad esta es una fecha diferente en septiembre de 3027, pero yo claramente habría apuntado al día correcto de acuerdo con el tiempo como es percibido por los santos. Sólo por el cambio de tiempo divinamente ordenado del doble día, el segundo día de la fiesta del pan sin levadura se convirtió en el sábado ceremonial del primer día de la misma fiesta. Y entonces me di cuenta de que ya lo había hecho una vez antes, en el Apéndice A de la serie del Legado, donde pensé en las señales del cielo alrededor de la fiesta del pan sin levadura y el estallido de rayos gamma de Alnitak, que en mi opinión habría llegado después de nuestra partida el “21 de mayo de 2019”. Yo había hecho el siguiente gráfico para esto:

El relámpago de Jesús

¡Presten atención a la fecha de llegada del estallido de rayos gamma a la derecha! Ya había reconocido en ese tiempo el “22 de mayo de 2019”. ¿Qué Dios tenemos, que desató un estallido de rayos gamma 3.6 mil millones de años atrás en una galaxia lejana, quien permite que llegue exactamente en el segundo día de la fiesta del pan sin levadura de la primera posibilidad en el año 2013, y asegura por un doble día en el año 2019 que el estallido de rayos gamma purificador de Alnitak, que a su vez fue enviado hace cientos de años, llegue a la tierra exactamente en ese día, de acuerdo con el tiempo percibido de los santos, en que desde el segundo día se ha convertido en el primer día de la fiesta del pan sin levadura y, por lo tanto, representa antitípicamente la liberación del pecado?

¿Hay alguien aquí que todavía no crea que Dios es el Tiempo?

Si es así, entonces quizás también debería mirar más de cerca la semana de la nueva creación de la tierra. Primero que nada, todo el mundo debe ser consciente de que considerar los siete días de la fiesta del pan sin levadura como los siete días de la nueva creación, significa simultáneamente la entrega a los hombres de un nuevo calendario divino que comienza con el primer día cuando el pecado fue erradicado. Los nombres comunes de los días de la semana son reemplazados por los días ordinales de la semana desde la creación, de uno a siete.

Antes de que Dios ponga fin al conteo de fechas gregoriano, nos recuerda en esta santísima fiesta del pan sin levadura, tres puntos decisivos en la lucha de Jesús por la salvación de la humanidad.

El cuarto día de la nueva creación es el “25 de mayo” y nos recuerda el día de la crucifixión de Jesús, el 25 de mayo del 31 d.C. El estudio que nos enseñó esta fecha y a través de éste, el verdadero calendario de Dios fue llamado Luna llena en Getsemaní porque esa era la fase lunar de la noche en que Jesús fue arrestado. ¡Qué maravilloso es nuestro Dios, que en este día volverá a crear tanto el sol como la luna! Puedo imaginarme bien qué fase tendrá la luna cuando sea creada de nuevo el “25 de mayo” de la semana de la nueva creación.

Aunque la Ciudad Santa no necesita ni sol ni luna, ya que en su parte del trono el Cordero brilla como una lámpara y en su centro el gran agujero blanco del Padre ilumina toda la galaxia, el sol y la luna son creados de nuevo en el cuarto día de la fiesta del pan sin levadura. Si no fuera así, no podríamos contar los años, ni comer del árbol de la vida en las lunas nuevas, como Dios lo ha determinado para la eternidad.[76]

La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. (Apocalipsis 21:23)

Pero:

Y será que de luna nueva en luna nueva, y de sábado en sábado, vendrá toda carne a adorar delante de mí, dijo el SEÑOR. (Isaías 66:23 JBS)

En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones. (Apocalipsis 22:2)

Por supuesto, no es casualidad que el “25 de mayo” de la nueva creación, al cambiar los días de la semana sea un “viernes”, exactamente como en el año 31.

El siguiente día “26 de mayo” es un “sábado” como el 26 de mayo del 31 d.C., en el que Jesús descansó en la tumba de Su obra en la tierra. En este quinto día de la nueva creación, los animales acuáticos y las aves son creados en memoria del hecho de que Jesús descendió, como Embajador de Dios, del reino de los alados para ser desgarrado por el gran monstruo marino[77] a las profundidades de la tumba del océano sin fondo. Jonás era el tipo que pasó tres días en el vientre de la ballena, así que la nación adultera recibió sólo esta señal.[78]

El “27 de mayo”, el primer día de la semana (“domingo”) Jesús resucitó de entre los muertos. Y así este es el sexto día de la nueva creación que para siempre conmemorará la creación del primer Adán y la resurrección del segundo Adán.[79]

Con la santificación renovada del séptimo día de la primera semana de la Nueva Creación, este día se convierte en el primer Gran Sábado en la Nueva Tierra a través del sábado ceremonial del séptimo día del pan sin levadura.

Cronología de la semana de la nueva creación

¿Han pensado en cuál es la gran bendición en el día 1335 del cual Gabriel enseñó al profeta Daniel?

En el libro de Apocalipsis hay siete bienaventuranzas. ¿Es posible que la séptima y última apunte al primer día de la fiesta del pan sin levadura y por lo tanto al día 1335 de Daniel?

Bienaventurados los que guardan sus mandamientos, para que su potencia sea en el árbol de la vida, y que entren por las puertas en la ciudad. (Apocalipsis 22:14 RVA)

Mientras Satanás está reuniendo su ejército, los santos están en la ciudad contemplando la hermosura y la gloria del Paraíso de Dios. Jesús los encabeza y los guía. De repente el amable Salvador se ausentó de nuestra compañía; pero pronto oímos su hermosa voz que decía: “Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.” Nos reunimos en derredor de Jesús, y precisamente cuando cerraba las puertas de la ciudad, la maldición fué pronunciada sobre los impíos. Las puertas se cerraron. Entonces los santos usaron sus alas y subieron a la parte superior de la muralla de la ciudad. Jesús estaba también con ellos; su corona era gloriosa y resplandeciente. Estaba formada por una corona dentro de otra corona, hasta un total de siete. Las coronas de los ángeles eran del oro más puro, y estaban cuajadas de estrellas. Sus rostros resplandecían de gloria, pues eran la imagen expresa de Jesús; y cuando se levantaron y subieron todos juntos a la cumbre de la ciudad, quedé arrobada por el espectáculo. {PE 53.1}

La bendición no es sólo la erradicación del pecado, no es sólo el primer día de la fiesta de la coronación de Jesús, no, todos los redimidos tienen el inmenso privilegio de ver durante siete días cómo el Creador del cielo y de la tierra (antigua) crea su nuevo cielo y nueva tierra. En el sábado ceremonial del séptimo día de la fiesta del pan sin levadura, que es también el primer séptimo día del nuevo calendario y por lo tanto el primer Gran Sábado en la Nueva Tierra, dejan la Santa Ciudad y salen con Jesús a su heredad eterna.

Y tú irás hasta el fin, y reposarás, y te levantarás para recibir tu heredad [en la Nueva Tierra] al fin de los días [de la fiesta del pan sin levadura]. (Daniel 12:13)

Según el cálculo papal gregoriano del tiempo terrenal, el día en que pisaremos la Nueva Tierra y nuestros enemigos serán quemados hasta las cenizas en el cubo correspondiente de la Tierra 3D es el 25 de septiembre de 3027. Habrán pasado exactamente 1012 años desde que el papa Francisco habló a las Naciones Unidas en Nueva York el 25 de septiembre de 2015; Dios le dio a la abominación desoladora un último “poco de tiempo”: Hasta totalizar los 1335 días de Daniel con el estallido de rayos gamma de Alnitak.

Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con vosotros. (Romanos 16:20)

La burla y la malicia de los injustos serán para siempre arrastradas por el viento del tiempo.

Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos. (Malaquías 4:1-3)

Desde la revelación de Jesús en Apocalipsis hasta el relato de la creación en el primer libro de Génesis, el círculo bíblico se cierra y eso es lo que Jesús quiso decir cuando dijo:

Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último. (Apocalipsis 22:13)

Sin embargo, el pecado no se levantará por segunda vez.

Amplia panorámica de los eventos del milenio

Las “horas” de la verdad

La clara reflexión profética del estallido de rayos gamma de 2013 ha sido encontrada y, de hecho, toda una serie de acontecimientos impresionantes son predichos en esto. Por favor, miren de nuevo a todos los eventos que se muestran para el “22 de mayo de 2019” en el gran diagrama anterior.

A pesar de todos estos eventos finales para purificar el universo del pecado, tan anhelados por los santos, no debemos olvidar que en cuanto a nuestra idea original de una doble reflexión del estallido de rayos gamma GRB130427A, el despliegue de su cono de luz con su enorme distancia que recorre en los 3.600 millones de años de su trayectoria a través de las infinitas extensiones puede ciertamente tener significado y por lo tanto también debe ser estudiado.

Desde el principio, consideré el estallido de rayos gamma del León como un “Faro de Dios”, señalando dos acontecimientos que podrían tener algo que ver con la fiesta en la que llegó a la tierra en 2013: el segundo día de la fiesta de los panes sin levadura, cuando fue mecida la primera gavilla en el templo. Esta acción siempre ha sido un símbolo de la resurrección de Cristo y la fiesta no tiene su nombre especial de fiesta de las primicias equivocadamente.[80]

Anteriormente en este artículo había indicado que en realidad sólo es posible hacer una reflexión de este segundo día especial de la fiesta de los panes sin levadura en sí mismo, pero cada año, hay dos posibilidades disponibles de la fiesta de siete días. Esto apoya el profético despliegue del cono de luz del estallido de rayos gamma a través de un período desde el segundo día de la fiesta de la primera posibilidad hasta el segundo día de la fiesta de la segunda posibilidad.

Al examinar un extremo del cono de luz, nos encontramos con la segunda posibilidad el “22 de mayo de 2019” que se había convertido en el primer día de la fiesta y en el “doble día de la venganza” por la mano de Dios. Sin embargo, la primera posibilidad para la fiesta de los panes sin levadura es todavía antes del día doble y por lo tanto la reflexión del otro extremo del cono de luz debe aún ser en el segundo día de la fiesta, el cual conmemora la resurrección de Jesús. En 2019, este día cae en un lunes, 22 de abril, y no en el 27 de abril, donde todavía lo tenía dibujado a principios de 2017 en el diagrama El gran faro de Dios (II) del artículo Los siete años de escasez, mostrado aquí en este artículo.

En ese momento simplemente no podía saber todavía cómo debía reflejarse este día de fiesta, ya que todavía no teníamos el conocimiento profético que estaba creciendo fuertemente. Sin embargo, ya había reconocido correctamente que el antitipo del día de la resurrección de Jesús tan cercano a la Segunda Venida sólo puede apuntar, a un evento específico, es decir, la resurrección especial de Daniel 12:2.

Y muchos [es decir, no todos] de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. (Daniel 12:2)

Una descripción más detallada de este gran acontecimiento, completamente pasada por alto y descuidada por muchos cristianos, al que incluso Jesús refirió al Sumo Sacerdote y al Sanedrín que lo condenó,[81] puede ser encontrada en el artículo Los herederos en el Legado de Esmirna, pero no es mi tarea dar leche a los inmaduros nuevamente.

En el prefacio de la serie de artículos La hora final escribí:

Hay más de una hora final, dependiendo del grupo al que pertenezca una persona en el fin del tiempo.

Ya conocemos la hora de Filadelfia de la cual esta iglesia especial pura será salvada. En el momento en que fue escrito el artículo correspondiente, aún no sabíamos del doble día y creíamos que esta “hora” se extendería desde el 6 de mayo de 2019 hasta el “21 de mayo de 2019”. Ahora sabemos mejor y se puede leer en el gran calendario del esquema anterior, que comienza el día después del doble día de la venganza y llega hasta el “22 de mayo de 2019”. ¡Cuán poco sabíamos hace unas semanas sobre la duración en tiempo real terrenal de más de 1008 años de esta hora profética! Sólo para Filadelfia será una hora profética de 15 días gozosos de liberación; para los que se queden atrás, se sentirán como ocho helados años de escasez, y para Satanás 1008 años de soledad y tormento.

El lector sólo conoció otra “hora” en esta última parte del estudio sobre la Ciudad Santa: la profética “hora de los dos testigos” o también conocida como la “hora de la unión” de los ministerios, que comienza poco antes de la puesta del sol el 23 de marzo de 2019 en tiempo de Jerusalén y termina con la resurrección y ascensión de los dos testigos en la tarde del 6/7 de abril de 2019. Entonces—como ahora se demuestra con mucha evidencia—el último gran clamor de los 144.000 comienza con el derramamiento de la lluvia tardía y hasta el regreso de Jesús el 6 de mayo de 2019.

La duración de la lluvia tardía es por lo tanto de 30 días y este lapso de tiempo también podría ser entendido como dos horas proféticas de 15 días cada una. Una indicación inicial para la división de estos 30 días en dos horas proféticas fue dada a la visita de la Granja Nube Blanca, es decir al lector de nuestros artículos, en el artículo de las tres ranas. Este estudio era sobre la “hora” de las naciones con la bestia de Apocalipsis 17 (la ONU bajo la influencia del papa Francisco):

Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia. (Apocalipsis 17:12)

Habíamos reconocido que esta “hora” debía comenzar el 6/7 de abril de 2019 con la culminación de la consolidación de poder de Satanás encarnado en el papa Francisco, pero aún no habíamos encontrado una explicación para una interrupción después de 15 días literales de esta hora igualmente profética. Por lo tanto, asumimos que deben ser los 30 días que culminarían con la Segunda Venida de Jesús. Probablemente pocos estudiantes han descubierto la inexactitud de equiparar una hora profética con un mes literal en ese artículo. Simplemente no teníamos el conocimiento del evento que pondría fin al poder del papa de manera tan repentina e inesperada dentro de esos treinta días—e incluso una hora profética antes de la venida de Jesús.

También en el capítulo sobre El hermano Daniel y su suerte al final de los días, había aparecido una hora profética después de la resurrección y ascensión de los dos testigos, que clasificamos como la “hora de la tentación” mencionada por Elena G. de White, en la que los ministerios unidos darán un fuerte clamor. Sin embargo, un súbito terremoto, que debe ocurrir dentro de una hora profética después del 6/7 de abril de 2019, concluye abruptamente el segundo ay antes del final de los 30 días de la lluvia tardía:

En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. El segundo ay pasó; he aquí, el tercer ay viene pronto. (Apocalipsis 11:13-14)

El segundo ay comenzó con la sexta trompeta el 3 de junio de 2018, y el mortal Volcán de fuego en Guatemala, trajo fuego del cielo sobre el altar de Elías, y así el desafío de “Elías” del Monte Carmelo finalmente había sido respondido positivamente por Dios. Como en el Carmelo bíblico con Elías, el pueblo de Dios debe ahora finalmente decidirse por un lado, porque el ciclo de las trompetas en realidad terminó con esta sexta trompeta, ya que la séptima sólo sonará después del interludio del ciclo de las plagas, como lo especifica la estructura bíblica del Apocalipsis. También los libros celestiales habían sido cerrados poco después, lo que significaba que la puerta de la gracia finalmente había sido cerrada para todos los que previamente habían rechazado la gran luz. La erupción volcánica en el anillo de fuego al comienzo del segundo ay encuentra, según nuestro conocimiento actual, su conclusión furiosa y adecuada en el gran terremoto que termina la hora profética después de la ascensión al cielo de los dos testigos.

¿No sería el estallido de rayos gamma GRB130427A una señal perfecta para Jonás si señalara no sólo el fin de Satanás y de todas sus huestes junto con el pecado y los pecadores el “22 de mayo de 2019”, sino también la pérdida de poder de Satanás y de su iglesia madre justo en medio de los 30 días de la lluvia tardía, por un enorme terremoto que derribará una décima parte de su Babilonia?

El segundo día de la fiesta del pan sin levadura de la primera posibilidad cae el 22 de abril de 2019 y así cumple exactamente esta condición. El rayo del faro de Dios en el aniversario de la resurrección del 2013 divide los 30 días de la lluvia tardía del 2019 en exactamente dos horas proféticas. ¡Increíble, pero cierto!

Si uno piensa más en ello, se pueden atar más cabos sueltos en el calendario profético de la Revelación de Jesús. Supongamos que los doce y los setenta estarán inicialmente “solos” en la lluvia tardía y se enfrentarán a la tarea casi imposible de encontrar a los 144.000 restantes. La cosecha ha comenzado, pero los obreros serán pocos. Parecerá que Satanás puede triunfar. Por lo tanto, los cosechadores desesperados preguntarán, como Jesús ya aconsejó a los setenta:

Y les decía: La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies. (Lucas 10:2)

Dios responderá a este clamor de ayuda el 22 de abril de 2019; Él despertará al segundo ejército de santos dormidos. Un ejército de personas que murieron bajo el mensaje del tercer ángel desde 1846, recibirá la bendición de la resurrección especial que se les prometió y acudirá en ayuda de los soldados debilitados bajo el estandarte ensangrentado de Alnitak.

Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen. (Apocalipsis 14:13)

Los sepulcros se abren y “muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”. Daniel 12:2. Todos los que murieron en la fe del mensaje del tercer ángel, salen glorificados de la tumba, para oír el pacto de paz que Dios hace con los que guardaron su ley. “Los que le traspasaron” (Apocalipsis 1:7), los que se mofaron y se rieron de la agonía de Cristo y los enemigos más acérrimos de su verdad y de su pueblo, son resucitados para mirarle en su gloria y para ver el honor con que serán recompensados los fieles y obedientes. {CS 621.1}

De repente la balanza cambiará y los malvados se darán cuenta de su destino. Con esto, el poder de Satanás será quebrantado y las naciones lo odiarán:

Densas nubes cubren aún el firmamento; sin embargo el sol se abre paso de vez en cuando, como si fuese el ojo vengador de Jehová. Fieros relámpagos rasgan el cielo con fragor, envolviendo a la tierra en claridad de llamaradas. Por encima del ruido aterrador de los truenos, se oyen voces misteriosas y terribles que anuncian la condenación de los impíos. No todos entienden las palabras pronunciadas; pero los falsos maestros las comprenden perfectamente. Los que poco antes eran tan temerarios, jactanciosos y provocativos, y que tanto se regocijaban al ensañarse con el pueblo de Dios observador de sus mandamientos, se sienten presa de consternación y tiemblan de terror. Sus llantos dominan el ruido de los elementos. Los demonios confiesan la divinidad de Cristo y tiemblan ante su poder, mientras que los hombres claman por misericordia y se revuelcan en terror abyecto. {CS 621.2}

Y los diez cuernos que viste en la bestia, éstos aborrecerán a la ramera, y la dejarán desolada y desnuda; y devorarán sus carnes, y la quemarán con fuego; (Apocalipsis 17:16)

No hay duda: Con el 22 de abril de 2019 y la resurrección especial, finalmente hemos encontrado la fecha exacta para el final del sexto sello. La profetisa continúa directamente y explica:

Al considerar el día de Dios en santa visión, los antiguos profetas exclamaron: “Aullad, porque cerca está el día de Jehová; vendrá como asolamiento del Todopoderoso”. “Métete en la piedra, escóndete en el polvo, de la presencia espantosa de Jehová y del resplandor de su majestad. La altivez de los ojos del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y Jehová solo será ensalzado en aquel día. Porque día de Jehová de los ejércitos vendrá sobre todo soberbio y altivo, y sobre todo ensalzado; y será abatido”. “Aquel día arrojará el hombre, a los topos y murciélagos, sus ídolos de plata y sus ídolos de oro, que le hicieron para que adorase; y se entrarán en las hendiduras de las rocas y en las cavernas de las peñas, por la presencia formidable de Jehová, y por el resplandor de su majestad, cuando se levantare para herir la tierra”. Isaías 13:6; 2:10-12; 2:20, 21. {CS 622.1}

Es la última hora profética antes de la Segunda Venida de Jesús y la hora de los dos ejércitos de Dios. Nadie podrá hacerles daño nunca más. Es la hora que Jesús profetizó y dijo:

Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie? (Apocalipsis 6:14-17)

¿Seguirá siendo posible la fe cuando todo esto suceda y los santos que estaban muertos y muchos especialmente malvados caminen sobre la tierra? Entonces ¿aún se puede sellar a alguien? Casi habría que asumir que recién ahora el significado y el propósito de la resurrección especial se hace más claramente visible que nunca: la complementación del número de los pocos santos vivos con el número de los resucitados del mensaje del tercer ángel para alcanzar el número completo de 144.000.

La hora en que aquellos de los 144.000 que nunca vieron la muerte permanecerán solos, y que completa el sellamiento, es en realidad la última hora de trabajo de la cosecha... es por lo tanto la undécima hora de los 144.000. Es la hora más importante y la última del sellamiento de las personas que viven hoy en día y que nunca experimentarán la muerte:

Habrá miles convertidos a la verdad en un día, los cuales, en la undécima hora, verán y reconocerán la verdad y los movimientos del Espíritu de Dios. —The Ellen G. White 1888 Materials, 755 (1890). {EUD 180.2}

¿Necesitarán también los santos resucitados ser sellados en este tiempo avanzado? De la distribución de las doce porciones del Espíritu Santo se puede ver que lo más probable es que así sea, porque si las porciones se distribuyeran entre 24 para la undécima hora, faltarían 15 porciones para la hora de los dos ejércitos. No, Dios es justicia; incluso los santos resucitados deben recibir el sello de Filadelfia si serán guardados de la hora de la prueba. Sólo los muertos que murieron antes del comienzo del juicio en 1844 y que pertenecen a la primera resurrección están excluidos de esta regla.

Los adventistas fallecidos que vivieron de acuerdo a la verdad del sábado y murieron antes del juicio de los vivos, pero que se negaron a fijar fechas por ignorancia, deben finalmente también experimentar la verdad completa. Los miembros de este grupo de cristianos creyeron hasta su muerte que las dos veces que su profetisa mencionó que Dios anunciaría el día y la hora de la segunda venida de Su Hijo, eran el mismo anuncio. Ya al comienzo del mensaje de Orión me enfrenté a esta creencia errónea y escribí un artículo en el que se examinaban las dos menciones y se podían identificar como dos proclamaciones diferentes del tiempo por parte de Dios. La primera proclamación del tiempo de Dios fue el mensaje de Orión mismo, mientras que una segunda proclamación tendría lugar poco antes de la Segunda Venida. Esto debe ocurrir ahora debido a la ignorancia de los resucitados y cumple con su propósito especial:

… Abriéronse los sepulcros y los que habían muerto teniendo fe en el mensaje del tercer ángel y guardando el sábado se levantaron, glorificados, de sus polvorientos lechos para escuchar el pacto de paz que Dios iba a hacer con quienes habían observado su ley.

El firmamento se abría y cerraba en violenta conmoción. Las montañas se agitaban como cañas batidas por el viento, arrojando peñascos por todo el derredor. El mar hervía como una caldera y lanzaba piedras a la tierra. Al declarar Dios el día y la hora de la venida de Jesús y conferir el sempiterno pacto a su pueblo, pronunciaba una frase y se detenía mientras las palabras de la frase retumbaban por toda la tierra. El Israel de Dios permanecía con la mirada fija en lo alto, escuchando las palabras según iban saliendo de labios de Jehová y retumbaban por toda la tierra con el estruendo de horrísonos truenos. Era un espectáculo pavorosamente solemne. Al final de cada frase los santos exclamaban: “¡Gloria! ¡Aleluya!” Estaban sus semblantes iluminados por la gloria de Dios, y refulgían como el rostro de Moisés al bajar del Sinaí. Los malvados no podían mirarlos porque los ofuscaba el resplandor. Y cuando Dios derramó la sempiterna bendición sobre quienes le habían honrado santificando el sábado, resonó un potente grito de victoria sobre la bestia y su imagen. {PE 285.1-285.2}

No seríamos el movimiento “Elías” si no miráramos al cielo—con la ayuda de Stellarium—el 22 de abril de 2019 para ver si Dios corrobora esta fecha y el acontecimiento de la resurrección especial a través de las señales celestiales.

Para ello hago clic en la fecha de Stellarium exactamente 15 días a partir de la tarde del 6/7 de abril de 2019... El sol ya está un día en Aries el 22 de abril de 2019, donde también estará en la segunda venida. Como cordero macho, el carnero es un símbolo de Cristo y el sol activa esta constelación desde el 21 de abril de 2019 en adelante.

La luna como la segunda manecilla del reloj de Dios está en Libra en la puesta de sol del 21/22 de abril de 2019 a las 7:10 p.m. en Jerusalén, donde se quedará sin embargo muy poco tiempo antes de entrar en el Escorpión... Lo que viene inmediatamente a mi mente es:

Aquellos que habían resucitado fueron presentados como trofeos ante las inteligencias celestiales; como anticipo de la resurrección de quienes reciben a Jesucristo y creen en él como su Salvador personal. Eran símbolos de la resurrección final de los justos. El mismo poder que levantó a Cristo de los muertos habría de levantar a la iglesia y presentarla con Cristo, como su novia, por encima de principados, de potestades, de todo nombre que se pronuncia, no sólo en este mundo, sino en los atrios celestiales, en el mundo superior...

Cristo era las primicias de quienes descansaban. Esta misma escena, la resurrección de Cristo de los muertos, había sido observada en tipo por los judíos en una de sus festividades sagradas, conocida como la fiesta de los judíos. En esta ocasión y cuando las primicias se habían reunido, se subía al templo y se ofrecía una ceremonia de acción de gracias. En esa ocasión, la primicia de la cosecha se consagraba exclusivamente al Señor...

Cuando Cristo ascendía y en el momento en que bendecía a sus discípulos, un ejército de ángeles lo arrebató en medio de una nube. Cristo llevó consigo como trofeo a una multitud de cautivos. El Señor habría de presentar delante del Padre las primicias de aquellos que descansaron, para presentarlas a Dios como una garantía de que es el Vencedor sobre la muerte y el sepulcro. —Manuscrito 115, 1897. {CT 288.4-288.6}

¡No hay mejor día para la resurrección especial que el segundo día de los panes sin levadura o el día del aniversario de la resurrección de la gran Primicia! Sin embargo, el versículo sobre el gran terremoto del segundo ay contiene aún más detalles, sobre cuya revelación, nosotros—y todos los demás intérpretes—hemos tenido dificultad para descifrar.

En aquella hora hubo un gran terremoto, y la décima parte de la ciudad se derrumbó, y por el terremoto murieron en número de siete mil hombres; y los demás se aterrorizaron, y dieron gloria al Dios del cielo. (Apocalipsis 11:13)

¿¡Quizás mirar al cielo de nuevo en el momento adecuado ayude!? Por un lado, ya conocemos la identidad “celestial” de la ciudad “que espiritualmente se llama Sodoma y Egipto”. Su “calle” va desde el Escorpión (con las balanzas de Libra como pinzas o sin ellas) hasta la constelación de los Peces. Si uno también recuerda que la luna es uno de los cuatro vientos para la destrucción de Babilonia y ve que los otros tres—Sol, Venus y Mercurio—ya han dejado atrás la gran ciudad el 22 de abril de 2019, entonces sólo queda la luna como un viento de destrucción, que todavía debe comenzar su incursión a través de la ciudad de los malvados.

¡Y hace esto exactamente el 22 de abril de 2019! Si uno sigue su trayectoria a lo largo de la calle de Egipto y Sodoma hacia los Peces, uno descubre que necesita exactamente diez días judíos para su campaña. Cruza el umbral del Escorpión en la noche del 21 al 22 de abril alrededor de las 10:04 p.m. y llega a los Peces el 10° día, 1 de mayo de 2019 alrededor de las 7:00 a.m. Así, el 21/22 de abril, inflige a la ciudad exactamente el 10% del daño total que puede infligir a la ciudad en su campaña de venganza.

... y la décima parte de la ciudad se derrumbó... (Apocalipsis 11:13)

La siguiente animación ilustra el cumplimiento extremadamente asombroso de esta profecía:

The Fourth Wind¿Qué tan exacto es Dios con Sus profecías de tiempo cuando Él mismo es el Tiempo? ¡La respuesta está en la Biblia! No se habla de segundos o minutos, la unidad de tiempo más pequeña que se puede encontrar es la “hora”. Así que yo diría: “A veces incluso da datos precisos para la hora”. Hemos encontrado este hecho muchas veces antes, pero esta vez la exactitud de Dios sobrepasará todo lo que se ha visto antes. Se trata de los “siete mil hombres” que morirán en el terremoto.

Un estallido de rayos gamma es un haz de luz enfocado muy estrechamente. Es sólo la distancia extremadamente larga de 3.600 millones de años luz la que permite que este divino foco de atención se extendiera a lo largo de 30 “días”. Por lo tanto, como veremos ahora, su periferia sigue siendo muy limitada.

Con el “diez por ciento” Dios señaló el día exacto del terremoto en Su lenguaje celestial, y con los “siete mil hombres” indica la hora determinada por Él en la que se producirá el terremoto (y quizás también su duración).

Comprueben por ustedes mismos cuántas figuras humanas “viven” en la gran ciudad. Sólo hay dos: Ofiuco (el portador de la serpiente) y Acuario. Y el 21/22 de abril de 2019, la luna tocará sólo a uno de ellos: nuestro archienemigo, Ofiuco.

Para no hacer la siguiente animación demasiado larga, comienzo la segunda manecilla de Dios, la luna, el 22 de abril de 2019 exactamente a las 7:10 a.m. en Jerusalén, es decir, 12 horas después del comienzo del día judío, que tenemos que escribir en términos gregorianos como 21/22 de abril, porque el día judío va del atardecer al atardecer y por lo tanto toca ambos días.

Ahora sigan la luna en la siguiente animación y presten atención a la hora en que la pierna de Ofiuco es golpeada por ella. Cuenten las horas y empiecen a contar con la 12ª hora (¡por supuesto que deben contar la imagen inicial!).

Seven Thousand¿Lo vieron? Al comienzo de la 18ª hora de este día judío, después de contar 17 horas completas, la luna golpea la pierna de Ofiuco. Luego penetra en su pierna y le causa una herida profunda; continúa haciéndolo durante las siete horas restantes de este día judío hasta la puesta del sol. Entonces el segundo ay ha terminado.

Puesto que Ofiuco representa al papa Francisco y a sus seguidores, estos impenitentes sufrirán terribles pérdidas, porque la multiplicación de los siete por mil significa que en estas SIETE horas MUCHOS perecerán.

Habíamos pensado mucho tiempo sobre este acertijo y por qué se menciona el número de la perfección en Cristo (siete) en relación con la destrucción de la ciudad de los malvados. A menudo llegamos incluso a la conclusión de que podía tratarse de “los muchos llamados al descanso” que Elena G. de White había profetizado. No quiero descartar esto completamente, pero ahora sabemos mejor a lo que los siete mil apuntan: son las siete horas de la destrucción de los aliados de Ofiuco con los que el cuarto viento comenzará la gran obra final de destrucción.

Un posible evento terrenal para el cumplimiento de esta profecía divina, ahora asegurada profética y temporalmente, podría ser una sentencia criminal contra “siete mil” abusadores de niños entre las filas de los obispos y prelados católicos, que destruiría la estructura de poder del papa Francisco al robarle su “punto de apoyo derecho”. En un “terremoto” de este tipo, seguramente perdería el equilibrio y caería.

Otros dos diagramas de resumen general tienen el propósito de unir algunos últimos—pero extremadamente importantes—cabos sueltos.

Las últimas cuatro horas de la historia de la tierra antigua comienzan con la muerte de los dos testigos y terminan con la erradicación del pecado por el ERG de Alnitak. Las hemos presentado gráficamente de la siguiente manera:

Four Hours¡Dejen que el diagrama sea asimilado en sus mentes (hagan un clic para ampliarlo)! ¿Notaron algo?

Exactamente en medio de las dos últimas horas proféticas tiene lugar el doble día de venganza. Una hora profética a su izquierda es el primer “borde” del estallido de rayos gamma de 2013 (primera reflexión) y una hora profética a su derecha es el fin del pecado con el otro “borde” del GRB130427A (segunda reflexión) y el impacto directo del ERG de Alnitak en la tierra antigua.

Pero ¿a qué blanco directo fue realmente disparado el estallido de rayos gamma de la región del León de la tribu de Judá hace 3.600 millones de años? ¿Cuál es el punto focal, es decir, el centro del divino rayo de luz?

El haz enfocado del estallido de rayos gamma de 2013 apunta exactamente al día doble de la Segunda Venida de Jesús, que todos los santos esperan tan ansiosamente. Dios pone el regreso del Hijo del Hombre directamente en el centro de atención del universo. El foco del gran teatro cósmico ilumina el mayor acontecimiento de la historia de la humanidad, tal como lo habíamos sospechado hace mucho tiempo, sólo que nunca habíamos previsto que la segunda venida estuviera exactamente en el centro de ambas reflexiones.

Porque como el relámpago que al fulgurar resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro, así también será el Hijo del Hombre en su día. (Lucas 17:24)

Homing BeaconAhora, con este conocimiento, también se cierra el círculo en Apocalipsis 11:5:

Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera. (Apocalipsis 11:5)

Los dos testigos predican vestidos de cilicio casi dos veces 1260 días; pues poco antes del final de su predicación son lastimados. Este daño comienza en la primera de las últimas cuatro horas, como vimos en el capítulo sobre El hermano Daniel y su suerte al final de los días. Entonces—a alguien le gustaría pensar—la predicación de los dos testigos ha terminado. ¡De ninguna manera! ¡Porque es sólo entonces que el fuerte clamor comienza con este mismo mensaje de los dos testigos, pero esta vez sin cilicio, es decir, en la hora que sigue y que se menciona en Apocalipsis 11:13! Pero es precisamente en esta undécima hora profética cuando se produce la gran tribulación y la mayor persecución de los testigos de Jesús en la historia de la humanidad: el tiempo de la gran tribulación. Así que hay dos horas proféticas en las que especialmente se hace daño a los dos testigos.

Como se lee en la profecía de Jesús mencionada anteriormente, los enemigos del mensaje de los dos testigos deben ser muertos por el “fuego de su boca”. Los artículos de ÚltimoConteo.org y GranjaNubeBlanca.org provienen de la “boca de los dos testigos”, especialmente aquellos que tratan acerca del fuego del estallido de rayos gamma que aniquila el pecado, que fue presagiado por fuegos artificiales de luz en 2013. Ahora sabemos que el profético cono de luz del GRB130427A, “que resplandece desde un extremo del cielo hasta el otro”, trae dos horas proféticas especiales al faro abrasador de Dios a través del cual se lleva a cabo la destrucción de los impíos. Esto comienza con el gran terremoto del 21/22 de abril de 2019, en el que 10% de Babilonia es destruida y se mueren 7 veces “1000” hombres, y alcanza su primer clímax con la Segunda Venida de Jesús, cuando cae el gran granizo de la séptima plaga, castiga a los sobrevivientes de la guerra nuclear mundial con ocho años de frío y hambre hasta que nadie más quede vivo, y culmina con la erradicación final del pecado y de los pecadores en la fiesta de la coronación de Jesús, el “22 de mayo de 2019” después del milenio.

¡Sólo ahora podemos decir que entendemos completamente Apocalipsis 11!

Ahora que se ha reconocido el tan esperado final del sexto sello, que se abrió en marzo de 2011 con el terremoto de Japón y el terrible tsunami que cobró unas 20.000 vidas, podemos terminar otro trabajo de años. Desde principios de 2017 nuestra visión general de los siete sellos, que están dispuestos en forma de una montaña quiástica, se hizo cada vez más precisa, pero incluso en la última versión de El legado de Esmirna había muchos signos de interrogación. Todo lo que iba a suceder después del Milenio todavía estaba en la oscuridad para nosotros en ese momento. Pero una cosa había estado siempre clara para los autores de la Granja Nube Blanca; si todavía hay signos de interrogación, entonces la investigación en las profecías perfectas de nuestro Dios todavía no ha terminado, porque Dios es una montaña…

Él es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; es justo y recto. (Deuteronomio 32:4)

The Seven SealsMucho puede ser leído en el diagrama, pero una cosa parece brillar en particular; el marco exterior del sello es el sábado. El sellamiento comenzó una vez con el sábado y también será un sábado otra vez con el cual comenzaremos la vida en la Nueva Tierra. En el centro del sello están los siete años del juicio de los vivos, en los cuales los cristianos fueron probados con el gemelo del sábado, el matrimonio entre hombre y mujer. Los resucitados también deben experimentar esto después de la resurrección especial antes de que puedan comprender plenamente la perfección de los regalos de Dios del Edén. Y entonces ya no habrá signos de interrogación para ellos tampoco.

Una masa de higos para “Ezequías”

Ahora que se ha hecho público todo el calendario de Dios hasta la Nebulosa de Orión con la llegada de los redimidos el sábado “12 de mayo de 2019”, su primera cena en la tarde del primer día, los 10 días del desatamiento de Satanás, la coronación de Jesús el “22 de mayo de 2019” y la semana de la nueva creación de la tierra, no debe faltar una mirada retrospectiva a la obra preparatoria de Dios. Él quería asegurarse de que todas las personas pudieran llegar a una decisión clara y tomarla por su propia voluntad. Ellos podían aceptar Sus advertencias y vivir, o tirarlas al viento y morir. Y también el Tiempo había fijado ciertos tiempos para esto.

El antiguo Israel y su caída es el gran ejemplo de advertencia para todos los cristianos. El actual pueblo de Dios no debe repetir nunca más los errores del antiguo pueblo de Dios, y por eso su historia fue registrada tan extensamente: su debilidad en sucumbir a la influencia de los dioses de otros pueblos, los consiguientes castigos de Dios que a menudo tenían que venir sobre el pueblo para hacerlos entrar en razón, las opresiones y las servidumbres, las liberaciones por jueces escogidos, reyes buenos y malos como Saúl y David, la división después del tiempo de Salomón, siendo sabio pero seducido por sus esposas, y la apostasía y las reformas durante el tiempo de los reyes, y finalmente el cautiverio en Babilonia. Cada paso de Israel es un memorial, porque al final toda la prehistoria de la obra de Dios para su educación llevó al pueblo y a sus líderes a crucificar a su propio Salvador, Jesucristo. a quien el Padre les había enviado. ¿Harán los cristianos de nuevo lo mismo con el segundo ungido?

Quien olvida la historia de Israel, que finalmente fue rechazado por completo como pueblo de Dios, o quien todavía considera al Israel de hoy, que sigue crucificando a Cristo cada día, como el pueblo de Dios, marchan juntos por el camino ancho hacia el “22 de mayo de 2019”, para el ataque contra la Ciudad Santa. Y, sin embargo, el cristianismo mira a “Jerusalén” afectuosamente, porque no reconoce a esta ciudad y a la gente que representa como parte de “Babilonia”. Pero cada uno tiene su propia elección. Dios no obliga a nadie a aceptar Su mano salvadora.

El último gran reformador del pueblo judío antes de su cautiverio en Babilonia fue el rey Ezequías. Durante mucho tiempo actuó de acuerdo con la voluntad de Dios y su historia es un tipo para la reforma que Dios quiso llevar a cabo a través de la iglesia adventista en la cristiandad en los últimos casi 180 años de la historia del mundo, de modo que muchos pudieran haber tomado el camino de la salvación.

Su reinado puede ser dividido en cuatro etapas: (1) sus reformas dadas por Dios, (2) su enfermedad, que le aquejó demasiado pronto y antes de que terminara su obra, (3) su curación con una masa de higos por un tiempo establecido por Dios, y (4) su caída de los caminos de Dios a través del orgullo por su riqueza y su acercamiento a Babilonia. Las fases de su reinado son similares a la decadencia de las siete iglesias del Apocalipsis y sirvieron primero como una advertencia y luego se convirtieron en los hitos exactos en el camino que fueron seguidos por la última iglesia reformadora que debería haber preparado al cristianismo para el regreso de Jesús.

Su profeta contemporáneo había sido Isaías, quien repetidamente lo llamó a la razón, lo sanó por mandato de Dios, le prometió 15 años más de vida y al final tuvo que proclamarle el juicio de Dios de que después de concederle una extensión de vida, vendría la destrucción sobre sus hijos.

La Iglesia del juicio, ASD, a la que se le permitió redescubrir el mandamiento del sábado en 1846 e inició una gran reforma dentro del cristianismo, perdería su primer amor como Ezequías y Éfeso. Su manantial de agua pura fue gradualmente envenenado por las enseñanzas de Satanás y su cuerpo se enfermó de pies a cabeza. Ella siguió el camino profetizado para todas las paradas postales de las iglesias de Apocalipsis hasta llegar al estado de Laodicea, que como Ezequías, orgullosamente afirmó que ya poseía todos los tesoros espirituales y que no necesitaba ni corrección ni nuevo conocimiento.[82] Fraternizó con Babilonia en “Tiatira”, por medio de seguir el ejemplo de Ezequías, y reveló todos sus tesoros a sus representantes, sin dar gloria a Dios, sino exaltándose a sí misma y al consejo de su propia sabiduría. Los escribas de la iglesia presentaron a Babilonia sus respuestas a preguntas sobre doctrinas,[83] sin incluir a Dios en sus conclusiones, sólo para congraciarse con los representantes de Babilonia y recibir su alabanza.

Para prevenir la decadencia progresiva, Dios envió profetas a Su iglesia - como siempre lo había hecho. Así, durante los primeros 70 años de su existencia, la Iglesia Adventista debía ser guiada por Elena G. de White, quien entonces era la representante del Espíritu de profecía. (Ella poseía el Espíritu de profecía, pero desafortunadamente a lo largo de las décadas fue convertida en el Espíritu de profecía mismo, lo cual es blasfemia, porque el Espíritu de profecía es el Espíritu Santo que guía a toda verdad y da a conocer el futuro.[84]) Cuando ella murió en 1915, la iglesia se había quedado sin profetas y tuvo que continuar su peregrinación por el desierto sola, la cual -como había profetizado Elena G. White- había comenzado poco después de 1888.

Sin embargo, después de 120 años la iglesia tuvo que ser preparada de nuevo de una manera especial para la Canaán de Dios, que ahora estaba al alcance, porque sus maestros y líderes religiosos se habían desviado tanto del camino de la verdad que se hizo necesaria una corrección integral. Antes de la primera venida de Su Hijo, Dios envió a un precursor especial: Juan el Bautista, a quien comparó con el más pequeño del cielo, y que iba a preparar el camino para la segunda venida de Jesús.

Este segundo ungido, el moderno “Juan el Bautista” profetizado en Malaquías 4 como el “Elías” a venir antes del (doble) día de la ira de Dios, iba a ser enviado a la última iglesia protestante que se había enfermado como Ezequías. Ella yacía en su lecho de muerte, exhausta y cansada por el viaje inesperadamente largo, y ya no era capaz de completar su reforma iniciada en 1846 y ser una bendición para la salvación del resto de la cristiandad.

Un reloj especial está conectado con la historia de la curación de Ezequías. El reloj de sol del padre de Ezequías, Acaz, está registrado tanto en el segundo libro de los Reyes como en las profecías de su profeta contemporáneo, Isaías.

Todo el mundo conoce la historia de que cuando el rey Ezequías se enfermó, fue curado de su enfermedad mortal por la gracia de Dios. Después de haberse humillado a sí mismo, Isaías le informó la decisión de Dios de que otros 15 años serían añadidos a su vida. Como prueba de ello, se le permitió pedir una señal en el reloj de sol de su padre. Decidió que la sombra del reloj debía retroceder diez grados porque le parecía demasiado fácil que Dios dejara que el sol avanzara diez grados. (Uno puede ver de esto que en realidad no había elección, porque sólo la marcha atrás del tiempo habría sido un milagro y una señal. ¡Pero para Dios, que es el Tiempo, ambas son igualmente fáciles!)

He aquí yo haré volver la sombra por los grados que ha descendido con el sol, en el reloj de Acaz, diez grados atrás. Y volvió el sol diez grados atrás, por los cuales había ya descendido. (Isaías 38:8)

En esta narración bíblica hay aparentemente dos fechas importantes: 15 años para Ezequías y 10 grados (?) en el reloj de sol. Pasaron años durante los cuales me pregunté repetidamente cómo se cumplirían estos dos tiempos proféticos—que yo entendía que eran un tipo—en los últimos tiempos.

Sólo después de que la hora exacta del regreso de Jesús había sido determinada por la hora de Filadelfia y de que yo también había reconocido la hora profética de 2 × 7 + 1 días de los dos testigos con la ayuda del Espíritu Santo, logré asignar los tiempos de Ezequías y el reloj de sol de Acaz a los actores antitípicos correctos.

Durante algún tiempo había creído que yo mismo era el antitipo de Ezequías, ya que había sido enviado por Dios a Paraguay hace 15 años, en 2004. Pero—como lo había entendido hasta ese entonces—sólo debía hacer allí los preparativos para mi ministerio posterior, que en mi opinión no comenzó realmente hasta finales de diciembre de 2009 con la descodificación de la visión de la sala del trono de Apocalipsis 4 y 5, que finalmente había llevado a la publicación de la presentación de Orión el 21 de enero de 2010, donde tuve que declarar que los pecados de la iglesia Adventista están registrados en el reloj de Dios. Por supuesto que había tenido la idea del reloj mucho tiempo antes y había empezado a trabajar en su desciframiento y a orar fervientemente por eso. El lector pronto se sorprenderá al descubrir cuántos años antes comenzó realmente mi historia.

Pero primero me gustaría hacer dos preguntas:

¿A qué ministerio podría referirse mejor un reloj que al del segundo emisario? ¿Quién da a conocer el reloj de Orión de Dios, Su reloj del Mazzaroth, o el reloj de la Genética de la Vida Eterna que refleja el carácter de Jesús?

¿Y qué iglesia, si no es la Adventista del Séptimo Día, ha heredado un reloj de su “padre”? Cualquiera que conozca la historia del movimiento Millerita sabe de qué reloj estoy hablando. Por eso también me llamé a mí mismo “el segundo Miller” desde el principio, quien continuó donde el “reloj” de Guillermo Miller se quedó.[85]

Creo que la conclusión que los 10 grados de la sombra en el reloj de sol de Acaz debe tener algo que ver con mi servicio a “Ezequías” está justificada.

Como dije, vi el año 2009 como el comienzo de mi servicio con los relojes cuando oré por instrucción con respecto a la visión de la sala del trono en el libro de Apocalipsis. Aunque no sabía la fecha exacta en ese momento, sabía con seguridad que mi ministerio tenía que terminar poco antes del 6 de abril de 2019, porque la profecía de Apocalipsis 11:7 se traduce correctamente como que cuando los dos testigos “estén a punto de completar su testimonio”, serán muertos por la bestia del pozo del abismo.

Cuando reconocí la hora de los dos testigos, como es descrito en el capítulo sobre El hermano Daniel en su suerte al final de los días, también había quedado claro cuándo debía ocurrir: en algún momento entre la verdadera fiesta de Purim, del 23 de marzo y el final de los segundos 1260 días de los dos testigos el 6 de abril de 2019.

Ahora podría estar satisfecho y decir que mis 10 años de 2009 a 2019 serían los 10 grados en el reloj de sol de Acaz, descuidando el hecho de que Dios con Su rasgo de carácter como tiempo casi siempre da datos exactos al día. ¿Pero sería esa la voluntad de Dios? ¿Y cómo se explican los 15 años de extensión de vida del antitípico “Ezequías”?

Hay que pensar mucho para encontrar la verdadera duración y enseñanza en la sombra del reloj de sol—y sin la oración y la ayuda del Espíritu de Dios, yo tampoco habría tenido éxito. La indicación de 10 grados para 10 años parece clara, pero ¿lo es realmente?

Un reloj de sol indica el curso del tiempo en grados o marcas de líneas, pero el sol mismo indica días y años; de esto derivé el derecho de convertir los grados del tipo en años del antitipo. Comprobado.

Pero ¿cuánto tiempo duró realmente todo el milagro? Una respuesta rápida y precipitada sería: 10 grados, 10 años. Yo digo que no, sino que el milagro está dividido en dos partes. Al principio la sombra retrocedió 10 grados, pero luego tuvo que avanzar esos 10 grados hasta que regresó a su posición inicial donde había comenzado el milagro. Así que no son 10 años, ¡son 20 años! Esa es la manera correcta de verlo.

Toda la historia del milagro del tiempo, como ustedes saben, está relacionada con la historia de la curación. ¡Uno no puede separar completamente la curación de Ezequías de su enfermedad mortal y sus 15 años del milagro del reloj que simbolizan 20 años! Al “Ezequías” de nuestro tiempo, que estaba gravemente enfermo y en peligro de ser muerto por el veneno del liberalismo,[86] ningún hombre ordinario debía ser enviado como el cuarto ángel, sino alguien que había sido sanado por Jesús de un envenenamiento mortal. Debería haber llegado a conocer el poder de Cristo en su propia vida, traer experiencia con humildad y haber experimentado personalmente cómo se produce la liberación del pecado y cuán difícil es abandonar los viejos vicios y cómo sólo es posible con total devoción y confianza en Jesús.

Mi tiempo de vida prolongado es de 20 años y estos expiran a una cierta “hora” en marzo de 2019. Por eso sé que lo que estoy escribiendo en esta cuarta parte del estudio sobre la Ciudad Santa son mis últimas palabras para ustedes.

Hay una fecha muy especial que marca mi camino con Jesús. Cuando caí en pecado en esta tierra, mi caída fue profunda. Había sido alcohólico durante muchos años. La enfermedad fue empeorando con el paso de los años, primero lentamente, luego cada vez más rápido, hasta que el 28 de marzo de 1999 me estaba muriendo en el suelo de la oficina en mi apartamento en Mallorca. Me caí y no podía moverme. Una parálisis total se apoderó de mí. Todavía recuerdo cada una de mis palabras de la oración urgente que elevé a Dios como un grito de ayuda, aunque sólo podía hablar en espíritu porque mi voz también falló. Hice un pacto solemne con el Señor de que, si me permitía levantarme de nuevo, inmediatamente tomaría el teléfono, llamaría a los Alcohólicos Anónimos (AA) y pediría ayuda, como mis amigos y parientes me habían aconsejado tan a menudo que lo hiciera. A cambio, quería dedicar el resto de mi vida al Señor como Su siervo.

Tan pronto como dije la oración, Dios cumplió Su parte del pacto. Con gran esfuerzo, me levanté e hice mi llamada con manos temblorosas, y cuando coordiné una primera reunión para el día siguiente, tiré cualquier residuo de alcohol que quedaba en mi apartamento. Entonces comenzó el largo camino de la purificación. Por un año visité los grupos de AA semanalmente hasta que me nombraron líder de grupo y se me permitió ayudar a liberar a otros de la adicción.

Sin embargo, pronto me enfrenté a otro gran cambio en mi vida. Siempre había buscado la verdad, y la filosofía de AA no podía saciar mi sed de ella. El 28 de marzo de 2003 renové mi pacto con Dios y Su llamado a estudiar la Biblia con los eventos que he descrito brevemente en Cualquiera fuera el costo.

Cada día adicional de estudio revelaba más claramente que la enseñanza del AA no es pura, aunque pretende estar basada en doce pasos bíblicos. La adicción al alcohol no es vista como un pecado, sino como una enfermedad que es incurable e inevitablemente recaería si no visitara los grupos por más de una semana. El dios AA, el “poder superior que puedes imaginarte como quieras”, claramente no era mi Dios, que se reveló a través de Cristo y nos mostró quién y cómo es el Padre.

Cuando, después de mi bautismo como Adventista del Séptimo Día en julio de 2003, traté de presentar a mi grupo AA a Jesús como el Hijo de Dios que de hecho puede liberarnos completamente; incluso de la adicción y el pecado del alcohol, para que después de algún tiempo podamos vivir una vida independiente, saludable y renovada en Él otra vez—completamente independiente de las reuniones semanales del grupo—me encontré con un fuerte rechazo y oposición por parte de los participantes y líderes que habían sido mis amigos hasta entonces. Jesucristo no tiene lugar en AA con su dios esotérico, a quien puedes tallar a tu gusto. Pero me había quedado claro por qué reaccionaron tan negativamente, porque la “cura” de AA es reemplazar la dependencia del alcohol por la dependencia del grupo. (No me sorprende que tantas iglesias hayan implementado el programa de los 12 pasos de AA, el cual está basado en principios altamente cuestionables.)

Pronto, ya nadie se me acercó durante las horas de reunión disponibles, así que busqué nuevos amigos en mi iglesia ASD en Mallorca. Me alegró que hubiera algunos alemanes entre ellos, porque mi español no era muy fluido en ese momento. Como es usual con los adventistas, fui invitado casi todos los sábados a almorzar y así ya no extrañé a mis viejos amigos de AA. Aquí estaba entre personas que creían lo mismo que yo y a quienes consideraba completamente santos y puros, al menos al principio. El grupo alemán dentro de mi congregación se caracterizaba por tener adventistas muy conservadores que eran veganos y mantenían la reforma pro salud al pie de la letra de los escritos de Elena G. de White. Durante mucho tiempo, no pensé que pudiera existir otro tipo de adventista.

Pero pronto fui invitado también por los adventistas de habla hispana, la mayoría de los cuales venían de América Latina, y aunque entre ellos había algunas personas muy amables, no tomaban las enseñanzas y el mensaje pro salud tan seriamente como los de habla alemana, quienes rígidamente mantenían sus ojos a la derecha y marchaban directamente a Canaán. Algunos adventistas de mucho tiempo incluso dejaron de comer carne por mi culpa, al menos en los sábados que era invitado.

No había entendido que Dios ya me estaba mostrando Su programa de iglesia de alto contraste y al mismo tiempo probando mi orientación. Leí mucho en los escritos de Elena G. de White y eso evitó que me comprometiera con el mundo. Pero estaba especialmente interesado en sus visiones y en la serie de reavivamiento, que también incluye El Conflicto de los Siglos. Tuve mucho tiempo para ello, porque después de un tiempo, Dios también comenzó a bendecirme financieramente. El hombre pobre que fue bautizado en julio de 2003 ya se había convertido en un hombre con una buena situación económica a finales de 2004, que, debido a una herencia, ya no necesitaba trabajar en empresas seculares por dinero y podía seguir otro llamado de Dios.

Pero antes de que pudiera responder a mi llamado a Paraguay a fines de 2004, sucedió algo cuya importancia y profundo significado para mí se había desvanecido con el paso de los años. Es sólo ahora que recuerdo claramente que el 28 de marzo de 2004 recibí la luz sobre el ángel con la caña de oro que mide la Ciudad Santa en Apocalipsis 21.

Después de una oración que venía del fondo de mi corazón, Dios me había mostrado cómo comparar la caña de oro, con la caña de medir del hombre de Ezequiel 40, para calcular exactamente cuánto tiempo duraría el “juicio” para el pueblo de Dios a través de una comparación adicional con las alturas de los muros de la Nueva Jerusalén y el modelo del templo de Ezequiel. En ese momento la fórmula era: 7 días-años × factor 24 = 168 años. Si se añaden los 168 años al comienzo del juicio en 1844, se obtiene el año 2012.[87]

No sabía exactamente lo que había encontrado, porque incluso el mundo esotérico ya estaba hablando en voz alta sobre el año 2012, así que consulté con mis hermanos y hermanas adventistas y les expliqué lo que me pareció un estudio corto, fascinante y fácil de entender para los adventistas que conocían el comienzo del juicio en 1844. Pero cada vez que esperaba reacciones positivas o más consejos, veía los mismos rostros horrorizados y despectivos como los de mis antiguos amigos de AA, cuando quería acercarlos a Jesús.

Todavía recuerdo bien el día en que algunos hermanos de habla alemana fueron invitados a mi casa un sábado para lo cual yo había cocinado previamente. No veía la hora de presentarles mis estudios. Por fin nosotros, como adventistas, sabríamos al menos cuándo terminaría el juicio de los muertos (y así fue en el 2012). Uno de los presentes fue una hermana que había sido cofundadora de Amazing Discoveries en Alemania, otro hermano al que vi como mi mentor también había asistido con su familia. Años más tarde se trasladó a la Universidad Adventista de Schloss Bogenhofen. Y había otro hermano de América Latina que era uno de mis mejores amigos y que también era un maestro de escuela sabática.

Mi desilusión fue grande cuando se me respondió con citas de Elena G. de White acerca de que no se podía saber el tiempo. De hecho, solo les pedí que me dijeran qué significado podía tener el año que había encontrado. Nunca había dicho que fuera la Segunda Venida. Me evito escribir lo que lamentablemente tuve que oír. Quienquiera que esté interesado en esto y en lo que tengo para responder, puede leerlo en el artículo Un aviso fraternal. Siempre es la misma historia con los adventistas. No importa a quién debo dirigirme, no importa cuánta influencia tenga el hermano o la hermana, no importa cuán firmemente anclado esté en la Biblia o en EGW, no importa si es vegano, ovo-lacto o cero vegetariano, siempre se me dio el mismo consejo bien intencionado pero arrogante de “Ezequías”. Esto fue así a lo largo de los 15 años—y no sólo para mí, sino también para todos los que fueron enviados después— y eso a pesar de que su “padre” les había dejado un reloj con la sombra del sol de justicia y que todos tenían que orar por el gran milagro de curación de la lluvia tardía y su masa de higos.

Mi primer estudio iba a ser el comienzo de un largo y pedregoso camino hacia el conocimiento del reloj de Orión y uno aún más largo hacia el descubrimiento del misterio de la Ciudad Santa. Así que el 28 de marzo de 2004 había visto la fórmula de Orión por primera vez ante mí, que iba a detallarse aún más en 2008 al estudiar acerca del Hombre sobre el río de Daniel 12.[88] Sólo entonces empecé a entender la diferencia entre los 168 años del juicio de los muertos, representados visualmente, y los tres tiempos y medio hablados por Jesús en el juramento como un tiempo para el juicio de los vivos. Y mucho más tarde me di cuenta de que tenía que ser dos veces tres años y medio, lo que conduce al simple cálculo 1844 + 168 + 7 = 2019, que podría haber sido acortado en justicia. Pero eso no fue todo lo que debería haber encontrado, de lo contrario probablemente no habría tenido que escribir 3.500 páginas, junto con otros tres coautores, sobre muchas enseñanzas e interpretaciones importantes que el Tiempo nos mostró. Una de las bendiciones no intencionadas de “Balaam” habla de cómo y de dónde iba a descender el cuarto ángel y de que su mensaje de trompeta tenía que ser retrasado.[89]

En el mismo año de 2004, en el que recibí mi primer estudio de Dios el 28 de marzo, el Señor me llamó de Mallorca a Paraguay - y allí comencé a contarles a los hermanos y hermanas sudamericanos sobre el “hombre con la caña de medir de oro”, sin saber que yo mismo había sido este hombre y sin tener la menor idea de que terminaría mis estudios midiendo de nuevo la Ciudad Santa después de exactamente 15 años. Ahora descubrirán cuán exactamente.

Ya casi he terminado la carrera de la mano de Jesús que empecé el 28 de marzo de 1999. Desde el 2004 nunca he vuelto a visitar un grupo de AA y sin embargo nunca he recaído. El 28 de marzo de 2019—más o menos en medio de las dos semanas de la hora de los dos testigos –serán exactamente 20 años.

Durante cinco años de ese tiempo tuve que sanarme primero de las heridas que Satanás me había infligido antes de que se me permitiera intentar durante quince años, por orden de Dios, poner una masa de higos sanadores en las úlceras de “Ezequías”. Para hacer esto, “tomé” los higos de la higuera que Jesús maldijo antes de llorar por Jerusalén, porque Su fecha exacta de crucifixión iba a ser la base y el centro de todos los cálculos del tiempo con los que mantuve vivo durante 15 años al arrogante “Ezequías”, quien creyendo ser rico, no tenía nada mejor que hacer que mostrar a los babilonios su casa del tesoro y honrarse a sí mismo. Pero “Ezequías” simplemente no quería comprender que sólo el Tiempo sana todas las heridas...

...y que la gloria se debe sólo a Dios, pues...

Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres. (Juan 8:36)

Así que mi misión finalmente cambió—como la de Isaías—y en vez de dar a “Ezequías” más masas de higos, tuve que amonestarlo y advertir a otros en contra de él.

Entonces dijo Isaías a Ezequías: Oye palabra de Jehová de los ejércitos: He aquí vienen días en que será llevado a Babilonia todo lo que hay en tu casa, y lo que tus padres han atesorado hasta hoy; ninguna cosa quedará, dice Jehová. De tus hijos que saldrán de ti, y que habrás engendrado, tomarán, y serán eunucos en el palacio del rey de Babilonia. (Isaías 39:5-7)

El ataque de Babilonia vino inmediatamente después de la muerte de Ezequías; y así será cuando terminen los 15 años que tuve que prometer a mi “Ezequías”. La gran ciudad de Babilonia arderá, y los ángeles con los instrumentos para destruir estarán listos para el doble día de venganza, poco más de un mes después de la última cuenta regresiva para la Iglesia Adventista que termina el 28 de marzo de 2019. Cuán significativa es la frívola y altamente egoísta declaración de Ezequías sobre el juicio de Dios para la engreída Iglesia Adventista:

Y dijo Ezequías a Isaías: La palabra de Jehová que has hablado es buena. Y añadió: A lo menos, haya paz y seguridad en mis días. (Isaías 39:8)

¿No es eso exactamente lo que todas las iglesias cristianas dicen hoy, con la excepción de algunos “alarmistas y fanáticos”?

¿No está Jehová entre nosotros? No vendrá mal sobre nosotros. (Miqueas 3:11)

Y, sin embargo, el perfecto cumplimiento de la historia de Ezequías, sus tiempos y su respuesta, debe ser una clara advertencia para todos los cristianos que todavía creen en las profecías de Dios o al menos en el apóstol Pablo:

que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. (1 Tesalonicenses 5:3)

Eso nos lleva a la pregunta: ¿Por qué el 20º aniversario de mi pacto con Dios y el final de los 15 años de extensión de vida de la Iglesia Adventista no está al comienzo de la hora de los dos testigos, el día en que se les promete la muerte? El 23 de marzo de 2019, según Apocalipsis 11:7, los dos testigos son finalmente asesinados. ¿O por qué mis 20 años de la profecía del reloj de sol no terminan al final de la hora de los dos testigos, el 6 /7 de abril de 2019, cuando el sol y la luna indican la resurrección y ascensión de los dos testigos en la constelación de Peces?

Para obtener al menos una respuesta parcial a esta pregunta, que concierne al último “Elías” al que se le permitió entregar las señales del cielo, uno tiene que mirar hacia arriba de nuevo. Miren hacia arriba conmigo por última vez, desde Jerusalén, unos 20 minutos después de la puesta del sol a las 5:55 p.m. el 27 de marzo de 2019, la tarde del día judío, cuya parte principal cae el 28 de marzo de 2019—el final de mi viaje de 20 años de la mano de Jesús.

El último Elías delante del Dios de la tierra

La media luna menguante del 27/28 de marzo de 2019 cruza el ecuador galáctico en este momento, donde también mi Señor fue crucificado el 25 de mayo del 31 d.C.[90]

Y sus cadáveres estarán en la plaza de la grande ciudad que en sentido espiritual se llama Sodoma y Egipto, donde también nuestro Señor fue crucificado. (Apocalipsis 11:8)

Cualquiera que crea que debido a que la luna pasa por este punto una vez al mes, es seguro que suceda a menudo que se encuentra en el ecuador galáctico un 27/28 de marzo judío, se sorprenderá. Lo comprobé y la última vez que sucedió fue en 1981; 18 años antes de que mi camino con Jesús hubiera comenzado.

¿Qué significa todo esto?

Un enfoque para responder a la pregunta sería darse cuenta de que el texto acerca de los dos testigos en el que son definidos, debe volver a leerse cuidadosamente:

Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra. Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera. (Apocalipsis 11:3-5)

¡Eso es información condensada! Esta profecía puede ser desmenuzada aún más, sólo con el conocimiento previo de que al final de mi ministerio terrenal la luna estará exactamente en el punto donde el ministerio terrenal de Jesús también fue victoriosamente terminado con la cruz.

Un hallazgo importante aquí es—como ya hemos descrito—que los dos olivos son los dos “hijos del aceite” de Zacarías 4: Jesús y Gabriel.

Y él dijo: Estos son los dos ungidos que están delante del Señor de toda la tierra. (Zacarías 4:14)

El Señor de la tierra debe ser entonces el Padre, que está simbolizado exactamente en este punto por el gran agujero negro en el centro de nuestra Vía Láctea (Sgr A*). Miren de nuevo la imagen de la hora de la crucifixión de Jesús:

El primer Ungido delante del Dios de la tierra

Así que Jesús y Gabriel están ante el Señor de la tierra en su última gran hora. Ellos son los dos ungidos. (Siempre me es difícil ponerme en el mismo plano que mi Señor Jesús, pese a eso, esta profecía tiene que ser interpretada de esta manera. Jesús también estaba sujeto a Su Padre y yo también estoy sujeto a todo el Consejo Divino. Por favor, nunca olviden eso.)

El segundo razonamiento debe ser que uno puede leer los versículos de tal manera que CADA uno de los “dos testigos” tenga UN olivo y UN candelero. ¡Vuelvan a leer atentamente!

Cuando uno lee la profecía de Zacarías, hay dos ungidos y un solo candelero. Pero Apocalipsis asigna un candelero a cada ungido.

Apocalipsis 1:20 explica quiénes son los candeleros;[91] son las siete iglesias, y de ellas, según Apocalipsis capítulos 2 y 3, sólo hay dos sin reprensión, Esmirna y Filadelfia. ¿Qué iglesia pertenece a Cristo, que sufrió la muerte en la cruz y fue seguido por el gran tiempo de los mártires, primero bajo el Imperio Romano y luego bajo los papas Romanos? ¡Esmirna, por supuesto!

Entonces solo queda el candelero de Filadelfia para Gabriel. Esta es la iglesia pura que es guardada de la hora de la prueba, la iglesia de los 144.000 que no verán la muerte.

Sin embargo, se puede llegar a un nivel más profundo en la interpretación. Ya que el ecuador galáctico es el Éufrates y Jesús fue crucificado allí, la imagen de arriba, en la que Jesús incluso levanta ambas manos en la cruz, es una reminiscencia de una diapositiva en particular que hice en 2010 para la presentación de Orión.

El juramento de Jesús sobre el río de sangre y agua

Se trata del juramento de Jesús en Daniel 12, donde juró ante dos testigos en dos orillas del río que el fin, es decir el juicio de los vivos, duraría tres años y medio. Por supuesto uno debe entender que Él lo dijo a ambos testigos y por lo tanto es el doble de tiempo. Esto también corresponde exactamente a lo que hicimos en la profecía de los dos testigos de Apocalipsis 11 con los 1260 días y los tres días y medio dos veces.

Ahora por favor lean de nuevo el siguiente versículo muy cuidadosamente y en contexto:

Si alguno quiere dañarlos, sale fuego de la boca de ellos, y devora a sus enemigos; y si alguno quiere hacerles daño, debe morir él de la misma manera. (Apocalipsis 11:5)

¿Se ha cumplido eso ya? ¡De ninguna manera! Ni para Jesús como el primer Hijo del aceite, ni para Gabriel como el segundo. Pero ahora saben exactamente cuándo se cumplirá, ¡pues la boca de ambos testigos lo ha profetizado!

De la “boca de Jesús” saldrá el estallido de rayos gamma de Alnitak, que consumirá el pecado y a todos Sus enemigos el “22 de mayo de 2019”. Entonces las “bolas de fuego” del doble día de venganza o el granizo de la séptima plaga son dejadas para la “boca de Gabriel” y durante mucho tiempo he entendido a Gabriel como este ángel de la séptima plaga.

Pero ¿notaron que la profecía anterior tiene un lapso de 30 días?

La predicación en cilicio de los dos testigos de Jesús (los dos sitios web de Gabriel que testificaron de Jesús y cada uno habló de diferentes períodos de 1260 días) termina al final de los segundos 1260 días el 6 de abril de 2019. Pero las “bolas de fuego” no caen hasta el 6 de mayo de 2019.

En el contexto lógico, Apocalipsis 11:5 debe por lo tanto ser una indicación clara de que los dos testigos continúan profetizando, ¡SIN CILICIO!

Así como Jesús tuvo dos testigos para Su juramento sobre el río del ecuador galáctico, cada uno profetizando 1260 días en cilicio, de la misma manera Gabriel también debe tener dos testigos sobre el río del ecuador galáctico, a quienes les ha dado un tiempo que debe ser duplicado para determinar el tiempo de la profecía sin cilicio.

Esta sólo puede ser la hora de los dos testigos que desempeñan un papel importante en esta cuarta y última parte del estudio. Las señales del cielo, que presentan exactamente la profecía de Apocalipsis 11 y se extendieron del 22/23 de marzo de 2019 al 6/7 de abril de 2019, tendrán lugar durante exactamente una hora profética de 15 días.

Si hubiera dos testigos—y subrayo que no pueden ser el hermano Daniel y la hermana Bárbara, que de hecho tienen profecías que indican los límites de esta hora profética de los dos testigos, pero ellos mismos no tienen ni nuestro entendimiento profundo ni las señales del cielo, ni las confirman—, entonces habría que dar 15 días a cada uno de los dos testigos—como hemos hecho antes con los dos testigos durante los 1260 días—y se llegaría exactamente a los 30 días de testificar sin cilicio para estos dos testigos. Sería el complemento perfecto para tapar la fuga de la profecía de Apocalipsis 11 con los 30 días de la lluvia tardía.

Ahora uno puede gustosamente preguntarse quiénes serán los dos testigos que predicarán sin cilicio y tendrán todo el conocimiento se le permitió a Gabriel traerles. Estos no pueden ser la iglesia unida de Filadelfia, que consiste inicialmente en los 20 estudiantes de nuestra escuela de profetas y los 50 de otras escuelas porque la iglesia ya está representada por el candelero. Y sólo hay un candelero por cada ungido, uno a la vez.

Muchos también se podrían preguntar qué nos pasará a mí y a mi pequeña familia en Paraguay personalmente. Permítanme responder de esta manera: Dios nunca me ha revelado destinos personales, pero me mostró interpretaciones de muchas profecías y señales del cielo que cumplen muchos textos del Apocalipsis y deberían haber sido la masa de higos para “Ezequías”.

Sin embargo, una cosa es cierta. ¡No habría otro lugar donde preferiría estar el 28 de marzo de 2019 que, en el corazón del Padre, tan cerca de la cruz donde mi Salvador dio Su vida por mí!

Dios es Tiempo y el Tiempo es Amor.

“No para mi pueblo”

Ahora debe quedar claro que ni yo ni los Adventistas del Gran Sábado somos el antitipo de Ezequías, como una vez pensé, y que por un año me impidió dar a conocer públicamente este estudio, y como al rey bíblico, mostrar los tesoros de todo mi conocimiento a los babilonios. No, al contrario, había sido enviado a “Ezequías”, la Iglesia Adventista del Séptimo Día, para ofrecerles sanación, para lo cual habían recibido de Dios una extensión de 15 años de sus vidas—sin que yo tuviera ninguna idea. Una y otra vez me sorprendió que la Iglesia Adventista, por muy grave que fuera su transgresión, todavía no recibiera las “bolas de fuego” que Ernie Knoll había descrito tan enfáticamente. Ahora tengo la respuesta.

Si Dios envió al ángel que tomó la posición de Lucifer después de haber sido arrojado del cielo a la tierra para bendecir y sanar a Su iglesia, entonces uno también debe preguntarse cómo lo tomó Satanás. ¿Se quedaría de brazos cruzados y vería al pueblo de Dios florecer y ser purificado por la verdad uno por uno? ¡No, por supuesto que no!

Si uno escribe sobre el último viaje de Elías, que recorre todos los sitios de la conquista de Canaán por Josué, y Elías y Eliseo incluso al final de este viaje van en dirección a Sitim a través del Jordán, donde Elías fue arrebatado, entonces uno no puede dejar sin mencionar la batalla de Balac y Balaam contra el pueblo de Dios. Después de muchos intentos de hacer que la gente fuera maldecida por Balaam, lo que fracasó cada vez, Balac, el rey moabita, finalmente alcanzó su meta en Sitim al unirse con Balaam para derribar al pueblo de Dios a través de la tentación sexual.

Y desafortunadamente, incluso el último “Elías” debe admitir también que nunca pudo sanar completamente a “Ezequías”, ya que Satanás envió a su “Balaam” temprano para frustrar el plan de Dios de sanar a Su iglesia.

Por tanto [Balac], envió mensajeros a Balaam hijo de Beor, en Petor, que está junto al río en la tierra de los hijos de su pueblo, para que lo llamasen, diciendo: Un pueblo ha salido de Egipto, y he aquí cubre la faz de la tierra, y habita delante de mí. Ven pues, ahora, te ruego, maldíceme este pueblo, porque es más fuerte que yo; quizá yo pueda herirlo y echarlo de la tierra; pues yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito (Números 22:5-6)

Balac desempeña el papel de Satanás en los últimos días, poco antes de la entrada de los israelitas en la Tierra Prometida. Entonces la historia de Balac y Balaam necesitaba ser transmitida al pueblo de Dios hoy, para que no caiga en la misma trampa en la que una vez cayó Israel.

Puesto que Satanás imita todo lo que Dios hace, también envió a un profeta a la Iglesia de los últimos días, interesantemente con casi exactamente un año de retraso, lo cual es una indicación de que él había notado tarde que el hombre con la caña de oro ya había comenzado a medir a los habitantes designados de la Nueva Jerusalén. Copió algo de lo que Dios había hecho con Su mensajero, pero ya no podía imitar perfectamente el calendario de 15 años, como se verá pronto.

Ernie Knoll tuvo su primer sueño el 12 de mayo de 2005, si se suman 15 años, se llega al 15 de mayo de 2020; y esta fecha, de acuerdo con el tiempo terrenal, sería bastante cercana al final del primer año de los siete años de escasez o al principio del segundo. Pero como el tiempo para la Iglesia Adventista también expira a más tardar el 6 de mayo de 2019, Ernie Knoll no puede ser el antitipo de Isaías que entregó el mensaje o el remedio que podría haber prolongado la vida de la iglesia por 15 años.

En cambio, él es el antitipo de Balaam, que engañó a Israel con sus mentiras y lo llevó a la fornicación. Ahórrenme los detalles de cómo él y su esposa hacen esto. Hay otros que escriben sobre estas cosas. Es su fin el que me interesa aquí, porque se parecerá al de Balaam el adivino, y porque quizás algunos de sus seguidores todavía pertenezcan a los “hijos de los profetas” que despiertan a tiempo y siguen a “Elías” al menos hasta el Jordán para observar desde lejos lo que sucederá.

Balaam fue asesinado por Josué durante la conquista de Canaán:

También mataron a espada los hijos de Israel a Balaam el adivino, hijo de Beor, entre los demás que mataron. (Josué 13:22)

Y esta campaña de conquista representa antitípicamente el doble día de la venganza, el 6 y 7 de mayo de 2019.

Uno podría quizás imaginar que Ernie Knoll podría sobrevivir a las primeras bombas atómicas y terminar sus “15 años” aunque sería después del primer año de los siete años de escasez. Sin embargo, esto es muy poco probable por varias razones:

Primero, porque los Estados Unidos, como sede de Babilonia, también serán el objetivo principal del ataque de las naciones, que se está haciendo cada vez más evidente a medida que Trump hace que diariamente más naciones se aíren con los Estados Unidos. ¡Lean el capítulo 18 de Apocalipsis!

Además, hay un tercer tipo en los escritos históricos y proféticos que claramente puede ser asignado a Ernie Knoll: el hombre que predicó en voz alta la destrucción de Jerusalén durante siete años y luego pereció en el año 70 d.C. en el granizo de proyectiles romanos que predijo.

Josefo informó:

Este grito suyo fue el más fuerte en los festivales; y él continuó esta cancioncilla durante siete años y cinco meses, sin hacerse ronco, o cansarse de eso, hasta el momento en que vio su presagio impetuosamente cumplirse en nuestro asedio, cuando terminó; cuando andaba por el muro, exclamó con todas sus fuerzas, “¡Ay, ay a la ciudad de nuevo, y al pueblo, y a la santa casa!” Y en el mismo momento cuando agregó, por último, “¡Ay, ay de mí también!” vino una piedra de una de las máquinas, y lo hirió y lo mató de inmediato; y cuando él estaba pronunciando esos mismos presagios entregó el espíritu.[92] [traducido]

Y Elena G. de White también informa sobre esta triste historia en el primer capítulo del Conflicto de los siglos:

Durante siete años un hombre recorrió continuamente las calles de Jerusalén anunciando las calamidades que iban a caer sobre la ciudad. De día y de noche entonaba la frenética endecha: “Voz del oriente, voz del occidente, voz de los cuatro vientos, voz contra Jerusalén y contra el templo, voz contra el esposo y la esposa, voz contra todo el pueblo” (ibíd., libro 13). Este extraño personaje fue encarcelado y azotado sin que exhalase una queja. A los insultos que le dirigían y a las burlas que le hacían, no contestaba sino con estas palabras: “¡Ay de Jerusalén! ¡Ay, ay de sus moradores!” y sus tristes presagios no dejaron de oírse sino cuando encontró la muerte en el sitio que él había predicho. {CS 29.1 – 29.2}

Asimismo, Ernie Knoll habrá anunciado las “bolas de fuego” durante casi exactamente dos veces siete años, cuando las primeras bombas atómicas de la destrucción de Babilonia lo pulverizarán en el doble día de la retribución en mayo de 2019.

La razón de la duplicación de los siete años ha sido conocida desde hace mucho tiempo por todos los lectores: fue la infidelidad de la iglesia ASD lo que impidió el inicio del juicio de los vivos en 2012 y, por lo tanto, un cambio de sede a Paraguay tuvo lugar. Esto duplicó la duración del juicio de los vivos de tres años y medio a un total de siete años completos. Así, los siete años típicos del adivino de Jerusalén también se duplicaron para Ernie Knoll.

Al igual que el profeta adventista, el hombre de Jerusalén no fue un cristiano perfecto, pues todos los cristianos creyeron en Jesús y abandonaron a Jerusalén antes de su destrucción. Elena G. de White continúa diciendo:

Ni un solo cristiano pereció en la destrucción de Jerusalén. Cristo había prevenido a sus discípulos, y todos los que creyeron sus palabras esperaron atentamente las señales prometidas. “Cuando viereis a Jerusalén cercada de ejércitos—había dicho Jesús—, sabed entonces que su destrucción ha llegado. Entonces los que estuvieren en Judea, huyan a los montes; y los que en medio de ella, váyanse”. Lucas 21:20, 21. Después que los soldados romanos, al mando del general Cestio Galo, hubieron rodeado la ciudad, abandonaron de pronto el sitio de una manera inesperada y eso cuando todo parecía favorecer un asalto inmediato. Perdida ya la esperanza de poder resistir el ataque, los sitiados estaban a punto de rendirse, cuando el general romano retiró sus fuerzas sin motivo aparente para ello. Empero la previsora misericordia de Dios había dispuesto los acontecimientos para bien de los suyos. Ya estaba dada la señal a los cristianos que aguardaban el cumplimiento de las palabras de Jesús, y en aquel momento se les ofrecía una oportunidad que debían aprovechar para huir, conforme a las indicaciones dadas por el Maestro. Los sucesos se desarrollaron de modo tal que ni los judíos ni los romanos hubieran podido evitar la huida de los creyentes. Habiéndose retirado Cestio, los judíos hicieron una salida para perseguirle y entre tanto que ambas fuerzas estaban así empeñadas, los cristianos pudieron salir de la ciudad, aprovechando la circunstancia de estar los alrededores totalmente despejados de enemigos que hubieran podido cerrarles el paso. En la época del sitio, los judíos habían acudido numerosos a Jerusalén para celebrar la fiesta de los tabernáculos y así fue como los cristianos esparcidos por todo el país pudieron escapar sin dificultad. Inmediatamente se encaminaron hacia un lugar seguro, la ciudad de Pella, en tierra de Perea, allende el Jordán. {CS 29.3}

Ernie Knoll niega la señal[93] que fue dada cuando fue erigida la abominación desoladora antitípica del “romano” papa Francisco en su propio país, los EE. UU., el 25 de septiembre de 2015, e inició la cuenta regresiva de los 1290 días de Daniel hasta el 6 de abril de 2019, y él no huye al arca de Jesús.[94] Él niega todas las señales del cielo y todos los relojes de Dios.

Es irónico que, su ángel guía le muestra, a instancias de Gabriel en su sueño Un canto y una oración, cómo él mismo, como uno de los condenados, se encuentra ante la Ciudad Santa después de la segunda resurrección. Él comparte esta parte del sueño con la convicción de que lo experimenta sólo como un ejemplo para otras personas. No se da cuenta de que, es el repetidamente mencionado “reloj” que hace tic tac en este sueño el que vigila a la madre y al niño y más tarde al adulto. Porque no entiende bien el sueño, quiere dar su corona a su madre en la mesa de la fiesta de bodas,[95] en vez de arrojarla, como los santos, a los pies del Cordero, que es el único que nos ha salvado.[96] ¡Como los católicos, da gloria a la madre en vez de a Jesucristo y a Dios Padre! Pueden hacer su propio juicio sobre si es Ernie Knoll o alguien más quien estará fuera de la ciudad el “22 de mayo de 2019:”

Entonces, el Heraldo pide que se acerque el ángel Guía. Le dice el Heraldo que debe mostrarme la última parte de este mensaje. Nuevamente, estoy sentado en el sofá del pasillo. Me dice el ángel Guía que ya se me ha mostrado que al entrar cada uno de los redimidos por las puertas del cielo, recibirá un manto y una corona. Me recuerda que cada uno se sentirá indigno, y que muchos elevarán sus coronas y reconocerán el amor, paciencia y peticiones de sus madres. Me explica que lo que me va a mostrar ahora es simbólico, y que debo documentarlo, porque es un mensaje para ciertos individuos.

Estoy de pie junto a otros, incluyendo ángeles, a lo largo del muro de la Ciudad Santa. Muchos están en el aire. Los redimidos visten sus mantos y sus coronas, y están mirando hacia los que están abajo, fuera del muro de la Ciudad Santa. Los redimidos todavía se sienten indignos, pero cada uno sabe que por los méritos de Jesús, ellos fueron hallados dignos a los ojos del Padre. Los culpables, los que no anduvieron donde deberían haber andado, están en pie abajo para recibir su condena. Cuando dirijo la mirada a Jesús, quien ahora está sentado como el Rey Jesús, me impresionan su inmenso poder y majestad. Sé que Él es justo y recto, y me sobrecogen el asombro y la admiración.

Al instante, me encuentro de pie como uno de los perdidos, mirando a los redimidos en lo alto. Siento que yo merezco estar sobre el muro con los redimidos. Siento que yo merezco una corona y un manto, porque yo hablé y serví en el nombre de Jesús.

De repente, no puedo moverme. Tengo los brazos extendidos con las palmas de las manos vueltas hacia arriba, como si estuviera a punto de sostener algo. Miro hacia arriba y veo a Jesús sentado sobre su trono perfecto. Nuevamente, me siento abrumado por su tremendo poder y majestad, y sé que Él es justo y recto. Me sobrecogen el asombro y la admiración. No me cabe duda alguna que su juicio es justo y que yo merezco plenamente todo lo que voy a recibir. Ahora veo que un manto cuelga de mis brazos. Es el manto que yo hubiese vestido si hubiese sido fiel. En mis manos veo la corona que Jesús había preparado para mí. Es la misma corona que Él hubiese colocado sobre mi cabeza. Veo que otros sostienen sus mantos y coronas. Veo que algunas coronas tienen muchas estrellas, mientras que otras no tienen ninguna. Cuando contemplo mi corona, veo muchas estrellas. Cada una de esas estrellas representa a alguien a quien yo llevé a Jesús. Mientras estoy parado allí, me doy cuenta de que soy indigno de vestir ese manto y llevar esa corona que Él me hubiese dado gratuitamente, si yo hubiese permanecido fiel. Siento que he perdido todo por la eternidad.

La ironía es que en este sueño se confirma la primera parte del sello de Filadelfia, es decir, que Dios es el Tiempo. Así que las maldiciones de Ernie contra nosotros se convierten en las bendiciones no deseadas de “Balaam”. ¿En qué parte de la Biblia se encuentra la escena en la que Ernie Knoll desempeña un papel destacado? Hay una parábola de Jesús donde cierto hombre es expulsado del salón de bodas:

Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda. Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. (Mateo 22:11-13)

Podría llenar volúmenes sobre cuántas veces pasaron estas cosas, pero la escritura de los libros debe tener un final.[97]

Tal vez una cosa más: El nombre “Balac” significa “desolador” según el comentario bíblico. Eso inmediatamente nos recuerda a Daniel 9:27:[98]

…Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador. (Daniel 9:27)

No es una coincidencia que Ernie Knoll adore a su madre más que a Jesús, porque él fue contratado por Satanás en la persona del desolador y este desolador es el papa Francisco.

Entonces, ¿qué significa el nombre “Balaam”? Cuando lo busqué y se lo conté a los hermanos de la granja, hubo algunas sonrisas, aunque es un tema muy serio. Muy, muy serio:

H1109 – Bilam; prob. de 1077 y 5971; no (de la) gente, i.e. extranjero; Bilam.

Esto suena como la negación del nombre del sitio web de Ernie Knoll: ParaMiPueblo.org. Así que en el caso de “Balaam” sería “NoParaMiPueblo”.org. Por lo tanto, el nombre mismo de la página web es la primera mentira de Ernie (y Becky) Knoll.

Pero probablemente el pequeño detalle más asombroso sobre “Ernesto, la Verdad”, sólo sale a la luz cuando se investiga a qué tribu pertenecería Ernie Knoll.

Después de bastante investigación me enteré de que nació el 22 de mayo de 1953. Así que el sol estaba en Tauro, lo que lo asigna a la tribu de Neftalí. La profecía de Jacob para él es que podría “decir palabras bonitas”. ¿No era ese también el rasgo de carácter de Balaam?

Neftalí, cierva suelta, Que pronunciará dichos hermosos. (Génesis 49:21)

Cuando Ernie Knoll celebre su cumpleaños el “22 de mayo de 2019”, cuando esté fuera con el padre de la mentira[99] frente a la Ciudad Santa—ambos extinguidos en el fuego de Alnitak—, ¿puede ser una coincidencia que la Biblia diga una y otra vez que Balaam es el “hijo de Beor”?

H1160 – Beor; de 1197 (en el sentido de incendio); lámpara;

El profeta, siguiendo el ejemplo de Balaam, arderá dos veces: el 6/7 de mayo de 2019 en el fuego atómico de las “bolas de fuego” predichas por él mismo y el “22 de mayo de 2019” en el estallido de rayos gamma de Alnitak. Sin embargo, se perderá un espectáculo de fuegos artificiales, que tendrá lugar durante la celebración de la fiesta de bodas el “12 de mayo de 2019”, y que el Heraldo le recordaba una y otra vez.

Ernie Knoll, que se considera a sí mismo “Ernesto, la Verdad”, fue expuesto como “Balaam”, el hijo del portador de luz Lucifer que se convirtió en el padre de la mentira. Todavía está predicando a una Iglesia Adventista caída de la gracia de Dios, que desde hace mucho tiempo se ha convertido en Babilonia, en lugar de dar el fuerte clamor: “¡Salid de ella, pueblo mío! Al hacerlo, se asegura de que los miembros permanezcan en Babilonia y reciban el doble día de retribución y la hora de la séptima plaga, junto con todos los demás cristianos que no abandonaron a tiempo sus organizaciones caídas. Ya no se puede curar a ningún “Ezequías”, sino sólo a los individuos que aceptan la masa de higos de Gabriel y no se dejan seducir a la fornicación[100] o a la blasfemia por el hijo del padre de la mentira.

El primer y último misterio

A lo largo de su vida el ángel encarnado estudió las Escrituras y recordó tan poco de su vida anterior como lo hizo el Hijo de Dios cuando fue hecho carne. Desafortunadamente, el ángel cayó y muchos años fueron desperdiciados en los placeres del pecado. Pero entonces la sangre de Jesús levantó de nuevo al hombre caído y después de 25 años retomó sus estudios donde los había dejado en su juventud. El 12 de julio de 2003, fue bautizado y en 2004 comenzó a escuchar la voz de Dios desde Orión. 15 años de transmitir el mensaje le quitaron todas sus fuerzas.

Si en estos años él pudiera encontrar dos ciertos testigos que pudieran ser sanados con la “masa de higos” y quienes llenos de su doble espíritu, testificaran por 30 días en la lluvia tardía sin cilicio, entonces quizás él mismo sería librado de estas dos horas proféticas de la historia de la tierra junto con los que lo habían seguido hasta Paraguay. En realidad, él tendría otros deberes que requerirían su presencia en el cielo; pero serían deberes aterradores para sus enemigos.

Vino entonces uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo diciéndome: Ven acá, y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas; (Apocalipsis 17:1)

La primera lectura y publicación de esta última parte del estudio de la Ciudad Santa tuvo lugar el 20/21 de enero de 2019 en una solemne última Santa Cena de los Adventistas del Gran Sábado, exactamente cuatro meses (incluyendo el día doble) antes de la fiesta de la coronación con Cristo.

¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega. (Juan 4:35)

Esta tarde faltaban dos y medio meses lunares antes de la resurrección y la ascensión de los dos testigos que tuvieron que profetizar muchos años en cilicio. La luna de sangre de esa noche, que tuvo lugar en Cáncer, fue la señal del oscurecimiento del trono de la bestia. La luna oscurecida en La señal grande y admirable de las siete postreras plagas representaba la copa de la plaga y el trono del portador de la serpiente—el papa Francisco. Por lo tanto, la guerra de Dios contra el reino de Satanás ha entrado en su fase decisiva. El Sol de Justicia entró en el octavo rey (Capricornio) el 20 de enero de 2019 y pronto lo quemará para siempre.

Los escritos del cuarto ángel iluminarán el mundo, sólo unas pocas semanas más, entonces “Orión” (el tema principal de UltimoConteo.org) y las siete “estrellas clásicas” del Mazzaroth (el gran tema de GranjaNubeBlanca.org) habrán dejado de dar su luz y el hambre del pan de Dios vendrá sobre el mundo. Los días 21 y 22 de abril de 2019, el clímax del segundo de los tres ayes que, por supuesto, debería recordarnos naturalmente los dolores de parto, infligirá grandes tormentos a los habitantes de la tierra.

Aullad, porque cerca está el día de Jehová; vendrá como asolamiento del Todopoderoso. Por tanto, toda mano se debilitará, y desfallecerá todo corazón de hombre, y se llenarán de terror; angustias y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto; se asombrará cada cual al mirar a su compañero; sus rostros, rostros de llamas. He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores. Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros [H3685: Orión] no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor. (Isaías 13:6-10)

Pablo tampoco ocultó el hecho de que una destrucción repentina vendría sobre la humanidad, comparándola con las contracciones de una mujer embarazada. Así que debe ser un nacimiento prematuro, de lo contrario el dolor no vendría inesperadamente. Ahora sabemos, además, que el tercer ay “del día del Señor, que vendrá como un ladrón en la noche” también está relacionado con la profecía sobre el fin de los 15 años de “Ezequías”.

que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. (1 Tesalonicenses 5:3)

Cargado con todo el conocimiento sobre cuestiones celestiales, que ahora abarca cerca de 3.500 páginas por idioma, el cuarto ángel mensajero inicialmente se consideró a sí mismo como el “segundo Miller”, y luego como el “último Elías”. Él se somete humildemente al juicio del Tiempo en cuanto a si se juzgó a sí mismo correctamente. Pero fue sólo estudiando el misterio de la Santa Ciudad que el Espíritu Santo le reveló su verdadera naturaleza y origen. Los últimos misterios de las Sagradas Escrituras han sido resueltos, pero las soluciones del primer y último misterio hicieron que el corazón del ángel saltara de gozo.

Uno de estos acertijos bíblicos, llamado un misterio por Jesús mismo, había ocupado al cuarto ángel desde su juventud: el misterio de Apocalipsis 1:20. Él estaba buscando la solución a este misterio cuando el pecado lo dominó, y comenzó a investigar más cuando la sangre de Jesús lo había liberado.

El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. (Apocalipsis 1:20)

¿Qué significa el misterio de las siete estrellas? Sólo cuando se cerraron los libros se le permitió experimentar la profundidad completa del misterio de las siete estrellas y los siete candeleros. Ahora, al final de este estudio de despedida, también se les dará a ustedes el honor de comprender cómo las ruedas en medio de las ruedas de Ezequiel[101] se reflejan en Apocalipsis 1:20.

Jesús camina entre los siete candeleros:

Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro, y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. (Apocalipsis 1:12-13).

Esta es—como hemos explicado antes—una imagen de la constelación de Orión con sus cuatro estrellas exteriores y las tres estrellas del cinturón. La constelación incluso representa a Jesús mismo. Las cuatro estrellas exteriores son las heridas en Sus manos y pies. La Nebulosa de Orión es la gran herida en Su lado de donde fluyó agua y sangre. El cinto de oro en el pecho corresponde por supuesto a las tres estrellas del cinturón. Las líneas del trono que emanan del cinturón simplemente indican otras posiciones para Su mano izquierda y derecha.

En combinación con Apocalipsis 1:20 y nuestro conocimiento de las siete estrellas (o siete planetas clásicos) del Mazzaroth, adquirido sólo en los últimos dos años, ya no confundimos las siete estrellas que Jesús tiene en Su mano derecha con los siete candeleros—las siete estrellas de la constelación de Orión—entre los cuales Él camina, o que Él mismo es, puesto que Su cuerpo está formado de las siete iglesias por las cuales Él dio Su sangre.

Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. (1 Corintios 12:27)

Así que el misterio de los siete candeleros ha sido resuelto, pero aún no el misterio de las siete estrellas.

Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza. (Apocalipsis 1:16)

Sólo tienen que mirar hacia arriba para desentrañar el misterio:

Las ruedas en ruedas galácticas de Ezequiel

Orión alcanza la eclíptica con su mano derecha levantada y, con el tiempo, los siete planetas errantes clásicos vagan a través de la posición donde está la mano de Orión: La luna una vez al mes (como en la imagen), el sol una vez al año, y luego de acuerdo a sus propios períodos orbitales: Mercurio, Venus, Marte, Saturno y Júpiter. Estas son las siete estrellas en la mano derecha de Orión.

Jesús explica, con mayor claridad: según Apocalipsis 1:20, estas siete estrellas son los “ángeles de las siete iglesias”, mientras que los candeleros (las siete estrellas de la constelación de Orión) son las siete iglesias mismas.

Así que las estrellas errantes de la eclíptica son mensajeros de las iglesias, ¡porque son llamadas “ángeles” por el Señor! Y los mensajeros trasmiten mensajes.

Elena G. de White añade que los mensajes de estos ángeles están especialmente dirigidos a los maestros en las iglesias:

“El que tiene las siete estrellas en su diestra ... dice estas cosas.” Apocalipsis 2:1. Estas palabras son dirigidas a los maestros de la iglesia, a aquellos a quienes Dios confió pesadas responsabilidades. Las dulces influencias [de la constelación de Orión] que han de abundar en la iglesia están vinculadas estrechamente con los ministros de Dios, quienes deben revelar el amor de Cristo. Las estrellas del cielo están bajo su dirección. Las llena de luz; guía y dirige sus movimientos. Si no lo hiciera, llegarían a ser estrellas caídas. Así es con sus ministros. Son instrumentos en sus manos, y todo lo bueno que pueden hacer es realizado por medio del poder divino. Por medio de ellos se difunde la luz del Salvador, quien ha de ser su eficiencia. Si tan sólo miraran a él como él miraba al Padre, serían capacitados para hacer su obra. Cuando dependan de Dios, él les dará su esplendor para reflejarlo al mundo. {HAp 468.3}

La voz de los mensajes de Dios viene desde Orión:

Sobrevinieron sombrías y densas nubes que se entrechocaban unas con otras. La atmósfera se partió, arrollándose hacia atrás, y entonces pudimos ver en Orión un espacio abierto de donde salió la voz de Dios. —Primeros Escritos, 41 (1851). {EUD 230.1}

Resumiendo lo que se ha dicho hasta ahora: La voz de Dios desde Orión transmite los mensajes de las estrellas errantes a los maestros de las iglesias.

¿Qué mensaje es ese principalmente?

Pronto oímos la voz de Dios, semejante al ruido de muchas aguas, que nos anunció el día y la hora de la venida de Jesús. Los 144.000 santos vivientes reconocieron y entendieron la voz; pero los malvados se figuraron que era fragor de truenos y de terremoto.—Primeros Escritos, 15 (1851). {EUD 230.2}

Por lo tanto, es un mensaje de tiempo que Dios quiere o quiso[102] transmitir a los maestros de las iglesias, un cierto mensaje de tiempo, es decir, el del día y la hora de la venida de Jesús.

En los últimos años, a través de la voz de Dios, hemos adquirido el conocimiento de que tanto Orión como el Mazzaroth son relojes de Dios, conectados y entrelazados en perfecta armonía.

Para el profeta, [Ezequiel] la rueda que giraba dentro de una rueda, la apariencia de los seres vivientes relacionados con ellas, todo parecía intrincado e inexplicable. Pero se ve la mano de la Sabiduría infinita entre las ruedas, y el orden perfecto es el resultado de su obra. Cada rueda, dirigida por la mano de Dios, obra en armonía perfecta con todas las demás ruedas. Me ha sido mostrado que los instrumentos humanos están expuestos a buscar demasiado el poder, y a tratar de regir la obra ellos mismos. Dejan al Señor Dios, el Obrero poderoso, demasiado afuera de sus métodos y planes, y no le confían todo lo que se relaciona con el progreso de la obra. Nadie debe imaginarse por un momento que puede manejar las cosas que pertenecen al gran YO SOY. Dios, en su providencia, está preparando un camino para que la obra pueda ser hecha por agentes humanos. Por lo tanto, que cada hombre ocupe su puesto de deber, para desempeñar su parte para este tiempo, y saber que Dios es su instructor. {OE 504.1}

¡Oh, si tan sólo los líderes de “Ezequías” hubieran escuchado! La rueda del reloj de Orión, como uno de los engranajes de Ezequiel, se enlaza con el engranaje más grande del Mazzaroth o eclíptica, vinculando así el tiempo del Hijo con el del Padre. El sol, la luna y los otros cinco planetas clásicos de la antigüedad[103] son los siete actores estrellas de Dios que, en el carillón celestial de las constelaciones, representan cada escena de los rápidos acontecimientos finales[104] de la historia humana.

Esta comprensión es la clave del gran misterio introductorio de la Revelación de Jesucristo, que—como ya se ha hecho saber—el mismo ángel que escribió este estudio pudo entregar al amado apóstol Juan.

Las siete “estrellas” que pasan la mano de Orión en un ritmo constante mientras deambulan a través de la eclíptica son los ángeles de las siete iglesias, es decir, ellos entregaron los mensajes de Dios desde el cielo con la voz de Su creación. Ellos son los actores del Mazzaroth y siete es el número de la perfección en Cristo. Por lo tanto, hay siete sellos, siete trompetas y siete plagas.

Por otro lado, los siete candeleros forman la constelación más maravillosa de todas: Orión como un reloj, que indica el tiempo de Jesús y cuya estrella izquierda del cinturón lleva Su nuevo nombre, el cual le fue dado en Su Ascensión en el año 31 d.C.: Alnitak, el que fue herido. Sin embargo, Él lleva este nombre sólo hasta el final del tiempo de sellamiento, porque en el viaje de los santos a la Ciudad Santa, Alnitak pasará como una hipernova, y a través de la materia de la explosión de la estrella, que una vez significó el nuevo nombre de Jesús, todo será recreado de nuevo.

Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. (Apocalipsis 21:5)

Por lo tanto, Jesús mismo es el único que conoce Su nuevo nombre en Su segunda venida.[105] Pero significa “el Verbo de Dios”.[106] Su título es “Rey de reyes y Señor de señores”.[107]

Las cuatro estrellas exteriores de Orión junto con las líneas del trono de las estrellas del cinturón son las manecillas de la pequeña rueda dentada de Orión. El jinete de las cuatro estrellas exteriores, cuyo caballo una vez era blanco, luego rojo, luego negro y finalmente pálido, completa su carrera y se vuelve blanco de nuevo por medio de las manos ayudadoras derecha e izquierda de Jesús (las líneas del trono). Él es el mensajero a caballo de la ruta postal de las primeras cuatro iglesias en el juicio de los muertos y el mensajero de las últimas tres en el juicio de los vivos.

El cinturón de Orión rodea a las últimas tres iglesias estrechamente. Mintaka, que se presenta como los siete espíritus de Dios,[108] representa al Espíritu Santo y reprende a la iglesia de Sardis, que no quiso tener nada que ver con el mensaje del cuarto ángel y sella a los que amaban el tiempo de la aparición de Jesús.[109] Alnilam, el Padre que tenía la llave de David como Rey[110] hasta que le dio todo el poder a Su Hijo, personalmente reunió a Su iglesia de Filadelfia alrededor de Él, porque era la única que recibió el tiempo en que las dos ruedas de los relojes se engranaban entre sí.

Alnitak, el herido, es el Tiempo como el Padre quien lo da a conocer, y el Espíritu Santo que sella con él, es el centro de la pequeña rueda del reloj de Orión, mientras que el Padre está en el centro de la Vía Láctea y la gran rueda del Mazzaroth. El ecuador galáctico, visible como una nube donde está el Padre, conecta el tiempo del Padre con el del Hijo.

Orión y el Mazzaroth juntos muestran los tiempos de las eras, hasta que la nube se hace más grande y blanca y llega a tiempo para recoger a los santos. Estamos al final del tiempo de la proclamación del día y la hora de la segunda venida de Jesús. Los adventistas creían que esto sucedería siete días antes, pero se olvidan de que se trata de lenguaje profético y por lo tanto también el tiempo profético debe ser considerado, que convierte siete días en siete años del juicio de los vivos como el período de la proclamación del tiempo.

La rueda de Jesús llega a la rueda del Padre en perfecta armonía, mientras que el humo de la Vía Láctea llena el templo de la creación de Dios durante las siete postreras plagas que empezaron el 20 de agosto de 2018.[111] Quien entiende esto sabe que Dios es el Tiempo, y también que el Hijo no conoció la hora de Su segunda venida sólo cuando era un hombre en la tierra, pero Él investigó las Sagradas Escrituras y entendió a través del Espíritu Santo lo que estaba leyendo. Lo mismo le sucedió al mensajero; él también tuvo que adquirir conocimiento a través del estudio, y el Espíritu Santo le ayudó, porque Él proclamaría cosas que habrán de venir.[112]

Dios consiste de tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo; éste es el misterio y la revelación de las tres estrellas del cinturón. Alnitak forma el centro del reloj del juicio, los ciclos de las trompetas, el ciclo de los siete truenos y el ciclo de las plagas, pero es sólo en interacción con la rueda del reloj de las eras del Padre y las siete estrellas de los ángeles mensajeros que surge el cuadro general de todos los tiempos que sólo el Padre revelaría a aquellos que compraron oro del Hijo, que aplicaron el colirio del Espíritu, y que querían escuchar el silbo apacible y delicado del Espíritu.[113] Los que lo hicieron reconocieron en las siete estrellas de Orión el misterio de las iglesias que forman el cuerpo de Cristo en Orión y en las siete estrellas del Mazzaroth, el misterio de las señales del cielo y sus mensajes.

En enero de 2019, el Dios del Tiempo y del Amor advirtió a la gente de nuevo—quizás por última vez—con una señal que se asemeja a una pequeña rueda en una grande, que Su Reloj de Orión es santo, y que Los siete años de escasez de la Edad de Hielo están sobre nosotros, y que el tiempo para el arrepentimiento se está acabando.

El río fluye en el Estado Norteamericano de Maine, donde comenzó la historia de los cinco ciclos de Orión del juicio y sellamiento del pueblo de Dios. Hiram Edson, quien se había dado cuenta en 1844 que Jesús había pasado al Lugar Santísimo para comenzar el juicio de los muertos, nació en 1806 a lo largo de este río, que también fluye a través de Gorham, Maine.

Unos años más tarde, el 26 de noviembre de 1827, Elena G. de White nació a lo largo del mismo río, y en 1847, ella tuvo su visión sobre la selladora verdad del sábado en Topsham, Maine, a 45 km de distancia.[114]

El nombre del río, Presumpscot, suena como “presuntuoso Scotram” y podría indicar la opinión actual de los adventistas sobre el carácter del autor. Pero Dios escogió este lugar como el comienzo de los ciclos de Orión de sellamiento debido a un significado diferente del nombre del río. El río Presumpscot toma su nombre de los indígenas y significa “río de las muchas cascadas”.[115] Así que el mensaje adventista de los ciclos de sellamiento comenzó en las muchas cascadas, con las muchas personas que acudieron a la iglesia y proclamaron la luz de la verdad del sábado. Y termina con una gran cascada, que consiste en 20 cascadas principales[116] y cientos de cascadas secundarias,[117] donde sólo un hombre y su pequeña familia de los Adventistas del Gran Sábado aún predican el respeto del matrimonio entre hombre y mujer como el sellador gemelo del mandamiento del sábado,[118] alcanzando a miles sólo en la lluvia tardía.

Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, [las cataratas de Iguazú] y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. [Paraguay, la tierra de las arpas] Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. (Apocalipsis 14:2-3)

Pero eso no es todo. Cuando se formó la señal en el Presumpscot durante tres semanas, esta cuarta parte del estudio de la Ciudad Santa estaba siendo redactada y no fue hasta el 18 de enero de 2019 que me di cuenta de la señal. De hecho, había terminado de escribir esta parte el 17 de enero y añadí el vídeo el 18 de enero porque el milagro del Presumpscot me parecía tan impresionante que no quería privar al mundo y a nuestros seguidores de conocer su importancia. De nuevo pensé que la escritura había terminado—entonces llegó la tarde del sábado del mismo día y Dios me mostró lo último que tenía que añadir.

Me preguntaba por qué Dios no había escogido a Gorham sino a Westbrook como la ciudad donde apareció la señal. Se me dijo que era porque el reloj de hielo cuenta toda la historia de la iglesia del juicio, que había comenzado como un círculo en los días de los pioneros del adventismo del ciclo original de Orión del Juicio, que ahora finalmente se cierra con la finalización del último de los cinco ciclos del juicio.[119]

Si uno busca el significado de “Westbrook” en los escritos de Elena G. de White—lo que hice en esta noche de sábado—sólo se encuentra un párrafo en el que se menciona este lugar.[120] Es parte de un breve capítulo de su biografía que contiene un extracto de una carta de 1867 a su hijo Edson, que ella había escrito debido a la pesada carga de su trabajo para reformar la iglesia de Maine. En el año 23 del juicio de los muertos y sólo unos años después de que su nombre fue establecido como Adventista del Séptimo Día, la Iglesia del Juicio ya estaba a punto de perder su candelero; y la basura cancerosa se acumuló especialmente en la comunidad de Maine.

Nuestras actividades en Maine comenzaron con la conferencia que se realizó en Norridgewock, el primero de noviembre. La reunión era grande. Como siempre, mi esposo y yo presentamos un testimonio directo en favor de la verdad y la debida disciplina de la iglesia, y contra las diferentes formas de error, confusión, fanatismo y desorden que procedían de una falta de tal disciplina. Este testimonio fue especialmente aplicable a la condición que reinaba en Maine. Espíritus desordenados que profesaban observar el sábado estaban en rebelión y trabajaban para difundir el descontento entre los asistentes a la conferencia.

Debido a este espíritu de rebelión, nuestra obra en Maine requirió siete semanas de un trabajo de lo más angustioso, laborioso, desagradable y lleno de fatiga. Pero al salir de ese Estado, nos sentíamos consolados con el hecho de que todos habían confesado su rebelión, y de que cierto número de personas había sido inducido a buscar al Señor y abrazar la verdad. {NB 197.2-198.1}

Oh, cuánto pueden empatizar los autores de los Adventistas del Gran Sábado con lo que estaba sucediendo con los fundadores de la Iglesia Adventista cuando vieron a su amada iglesia (y de Dios) engañada por Satanás. Elena y James White hicieron todo lo posible para sanar la rebelión y la apostasía en la iglesia y trabajaron siete semanas en Maine solamente, justo donde todo comenzó, para guiar a los miembros por el camino del arrepentimiento y volver a Dios.

Como equipo, hemos pasado siete años tratando de guiar a la iglesia de la misma manera y de volver los corazones de los hijos a los corazones de los padres, pero tuvimos mucho menos éxito que nuestros predecesores. Aparte de los doce y el remanente de 20 que todavía sostienen la bandera ensangrentada del Príncipe Emanuel, no pudimos guiar a los 20 millones de adventistas restantes de regreso al camino de la Nebulosa de Orión que Elena G. de White había visto en su primera visión.

El efecto de estos esfuerzos en Elena G. de White—aunque ella y su esposo habían luchado con éxito— fue catastrófico. Había perdido todas sus fuerzas. Y así es para nosotros también después de siete años juntos. Por lo tanto, durante mucho tiempo me pregunté si mis últimas líneas de este estudio serían también las últimas líneas de todos los autores, o si deberíamos recibir una vez más la fuerza de Dios para la obra de la quinta plaga, que está ante nosotros. ¡Mucho de lo que ocurrirá ya sería visible, y mucho todavía necesitaría ser dicho a la gente para que tuvieran una última oportunidad de arrepentirse! Pero nuestra fuerza estaba casi agotada.

Entonces Dios guio mi mirada hacia el reloj de hielo en Westbrook y hacia las líneas que Elena G. de White escribió a su hijo después de su lucha en Maine.

Tal vez la mejor manera en que yo pudiera dar una idea de nuestras labores hasta el tiempo de la reunión de Vermont sería copiando una porción de una carta que escribí a nuestro hijo residente en Battle Creek, el 27 de diciembre de 1867:

“Mi querido hijo Edson:

“Después que terminó nuestra reunión en Topsham, Maine, teníamos otra cita en Westbrook, Maine, para encontrarnos con los hermanos de Portland y lugares vecinos. Nos alojamos en la casa de la bondadosa familia del Hno. Martin. Yo no pude sentarme durante toda la tarde; pero como se me instó a asistir a la reunión de la noche, fui a la escuela, sintiendo que no tenía fuerzas para estar de pie y dirigirme a la gente.

“El local estaba lleno de oidores muy interesados. El Hno. Andrews comenzó la reunión, y habló poco tiempo; tu padre continuó con algunas observaciones. Entonces me levanté, y apenas había pronunciado unas pocas palabras sentí que mis fuerzas eran renovadas; toda mi debilidad pareció abandonarme, y hablé durante una hora con perfecta libertad. Sentí una inefable gratitud por esta ayuda de Dios en el tiempo cuando más la necesitaba.

“El miércoles por la noche hablé con libertad, por dos horas. El tener mi fuerza física renovada de una manera tan inesperada, cuando había estado completamente exhausta antes de estas dos reuniones, ha sido una fuente de gran ánimo para mí. {NB 198.2-198.5}

Elena G. de White habló bajo la inspiración del Espíritu Santo cuando encontró estas palabras sinceras sobre su experiencia del milagro de Westbrook realizado en ella. Estas palabras están dirigidas no sólo a su hijo biológico en Battle Creek,[121] sino especialmente a sus hijos espirituales de hoy en día en el “Arroyo del Armagedón”.

Dios también nos fortaleció por medio de un milagro de Westbrook—por el reloj de hielo en el Presumpscot exactamente en el momento en que necesitábamos el fortalecimiento. El trabajo aparentemente interminable y la falta de respuestas positivas de la iglesia cristiana nos habían agotado.

La carta a su hijo había sido escrita el 27 de diciembre de 1867 y yo empecé 151 años después, el 28 de diciembre de 2018, a escribir esta última parte del estudio de la Ciudad Santa. Ya que Elena G. de White era una profetisa de Dios, podemos considerar los dos períodos de tiempo de su carta como tiempos proféticos. En Westbrook, ella recibió dos fuentes de energía especiales: uno para una hora (15 días) y otro para dos horas (30 días).

Así también nosotros, como la pequeña Iglesia de los Adventistas del Gran Sábado, necesitamos dos fortalecimientos: uno para el grupo de los dos testigos en torno al último “Elías” para su hora de 15 días[122] y el otro, que es doble para el grupo que está alrededor de los apóstoles según el orden de Eliseo para su hora doble[123] de los 30 días de la lluvia tardía.

El milagro del reloj de hielo del “Río de muchas cascadas” cierra el círculo de sellamiento: Tan pronto como hayan transcurrido las tres horas para las que debe dar fuerza, el tiempo de sellamiento también terminará exactamente el 6 de mayo de 2019 con la terminación del último ciclo de Orión.

Dios anima a Sus hijos y muestra un “mar de vidrio” circular, girando contra horario, exactamente en el estado de los Estados Unidos, donde una vez comenzó el sellamiento, y exactamente en la ciudad donde los dos pioneros más importantes recibieron un fortalecimiento profético para una y dos horas.

“Elías”, a quien una vez se le permitió fortalecer al Señor en Su Getsemaní, ahora recibe el fortalecimiento del Señor para su hora. Al mismo tiempo, el reloj de hielo de Dios promete a “Eliseo” que otra profecía está a punto de cumplirse cuando los doce y setenta sean enviados con su doble fortalecimiento en el espíritu de “Elías”:

Vendrán siervos de Dios con semblantes iluminados y brillantes de santa consagración, y se apresurarán de lugar en lugar para proclamar el mensaje celestial. Miles de voces predicarán el mensaje por toda la tierra. Se realizarán milagros, los enfermos sanarán y signos y prodigios seguirán a los creyentes. Satanás también efectuará sus falsos milagros, al punto de hacer caer fuego del cielo a la vista de los hombres. Es así como los habitantes de la tierra tendrán que decidirse en pro o en contra de la verdad.

El mensaje no será llevado adelante tanto con argumentos como por medio de la convicción profunda inspirada por el Espíritu de Dios. Los argumentos ya fueron presentados. Sembrada está la semilla, y brotará y dará frutos. Las publicaciones distribuidas por los misioneros han ejercido su influencia; sin embargo, muchos cuyo espíritu fue impresionado han sido impedidos de entender la verdad por completo o de obedecerla. Pero entonces los rayos de luz penetrarán por todas partes, la verdad aparecerá en toda su claridad, y los hijos de Dios, de corazón recto, romperán las ligaduras que los tenían sujetos. Los lazos de familia y las relaciones de la iglesia serán impotentes para detenerlos. La verdad les será más preciosa que cualquiera otra cosa. A pesar de los poderes coaligados contra la verdad, un sinnúmero de personas se alistarán en las filas del Señor. — El Conflicto de los Siglos, 670 (1888). {Ev 508.2-508.3}

El aroma del pan recién hecho

El santuario que se le mostró a Moisés era un modelo del templo ideal del santuario celestial y como Dios es el Tiempo y ahora sabemos cómo interactúa el reloj galáctico del Mazzaroth con la rueda dentada del reloj de Orión, es probable que el mobiliario del santuario también apunte a los relojes celestiales. Este es el segundo y más profundo aspecto del misterio de las siete estrellas y los siete candeleros.

El candelero de siete brazos en el Lugar Santo del santuario refleja la constelación de Orión con sus siete manecillas del reloj. Sus siete brazos son las siete iglesias por las cuales Jesús intercedió desde Su ascensión al cielo en el año 31 d.C., hasta que pasó del Lugar Santo al Lugar Santísimo en 1844 y comenzó el día celestial de la expiación con el juicio de los muertos. Eso duró 168 años y entonces en 2012 comenzó el juicio de los vivos. Aunque Jesús dejó el Lugar Santísimo en 2018 y los libros fueron cerrados, la gracia aún se extiende para aquellos que aún no han tenido la oportunidad de conocer la verdad. Durante el período de las primeras seis plagas, hasta que la copa de la séptima plaga sea derramada el 6 y 7 de mayo de 2019, la puerta sigue abierta para entrar a la iglesia de Filadelfia:

Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. (Apocalipsis 3:8)

Las siete llamas del candelero apuntan a las siete estrellas errantes del Mazzaroth, que traen luz a las iglesias. Sus reflexiones terrenales son los siete adultos de la Granja Nube Blanca que trabajaron para el Padre, como una casa publicadora por los últimos siete años durante el juicio de los vivos. Ellos hornearon el pan para la iglesia de Filadelfia y lo colocaron en la mesa del pan de la proposición de los sitios web en el tiempo prescrito.

Los panes de la proposición mismos, colocados en dos hileras de seis cada una y renovados cada sábado, representan en una interpretación inicial y obvia las doce constelaciones de la eclíptica, a cada una de las cuales está asignada una tribu del Israel espiritual. Así como el año está dividido en dos mitades por los puntos extremos de la órbita del sol, también había dos hileras de panes de la proposición. Para definir la línea divisoria entre las hileras y evitar confusiones con los dos equinoccios, Dios ordenó a Moisés que colocara dos tazones de incienso sobre las dos hileras de pan en la mesa,[124] cuya superficie representaba el plano de la eclíptica. Sólo en los puntos del solsticio, el ecuador galáctico está situado exactamente entre dos constelaciones y el “humo” de la Vía Láctea se eleva sólo desde allí. Pero fue sólo en el humo del centro galáctico donde Cristo sufrió y dio Su vida por nosotros— así que tuvimos que pensar detenidamente.

La segunda explicación, aún más profunda, de las dos hileras del pan de la proposición con sus dos tazones de incienso sólo podía ser reconocida muy cerca del fin de los tiempos, ya que tenía que ser revelada por el Espíritu de Dios y la nueva interpretación podía llegar sólo por Su influencia directa en la congregación.

En diciembre de 2018, Dios me hizo entender que los otros tres autores ya no deberían formar parte de los doce futuros apóstoles (nuestros secretarios regionales),[125] ya que los dones de Dios deben ser distribuidos de manera diferente entre todos los miembros de la iglesia.

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, (Efesios 4:11)

El Espíritu me recordó que desde hacía un tiempo faltaba un futuro apóstol, ya que su número en ese momento era sólo once, y que mis tres coautores tenían que ceder sus puestos, ya que incluso los jóvenes en la fe tendrían una gran tarea que hacer cuando llegara el tiempo del fuerte clamor.

Por lo tanto, los ocho secretarios regionales restantes se enfrentaron a la tarea de elegir a cuatro hombres de nuestras filas. Cuando cumplieron con su tarea, actualicé las páginas de contacto por consiguiente y unos días después, el 28 de diciembre de 2018 (un día antes de que comenzara a escribir esta última parte), me enteré de que uno de los autores le había pedido a los doce futuros apóstoles que determinaran a qué tribu pertenecían de acuerdo con el estudio de la Ciudad Santa. Un hecho muy notable salió a la luz: ellos pertenecen a sólo seis tribus diferentes (o constelaciones), distribuidos de dos en dos.

Esto nos recordó inmediatamente al envío de Jesús de los doce:

Después llamó a los doce, y comenzó a enviarlos de dos en dos; y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos. (Marcos 6:7)

Ahora que sabíamos que serían ellos los que recibirían las doce porciones de las raciones de 360 días en la distribución de las porciones del Espíritu Santo para los últimos 30 días antes de la llegada de Jesús, Jesús sólo esperó hasta el (verdadero) día de dedicación del templo el 1 de enero de 2019, antes de la (verdadera) fiesta de Janucá que comenzó el 2 de enero, para explicarnos la analogía de esta distribución con la mesa del pan de la proposición del templo.

Dos hileras de seis panes (capas) cada una, asignan una capa de una hilera a una capa del mismo nivel de la otra hilera. De esta manera, cada uno de los seis niveles de las hileras de pan simboliza una constelación del Mazzaroth, a la que dos apóstoles son asignados por su afiliación tribal. El aceite inherente en cada uno de los doce panes representa naturalmente al Espíritu Santo, que será derramado en doce porciones sobre los doce apóstoles.

En ambas hileras, sin embargo, se colocó un tazón de incienso, el cual consideramos como un símbolo para el ecuador galáctico. El ecuador galáctico no es otra cosa que el plano divisorio de la nube de nuestra Vía Láctea, que al ángel que descendió del cielo se le permitió descifrar en cuatro grandes partes del estudio de la Ciudad Santa. Todo el conocimiento, es decir el espíritu de “Elías”, culminó en este estudio de cuatro partes, que le permitió reconocerse a sí mismo, y ahora se espera que despierte en todos los creyentes el mismo deseo que en Eliseo de recibir una doble porción del espíritu de “Elías” después de su ascensión al cielo.

Cuando habían pasado, Elías dijo a Eliseo: Pide lo que quieras que haga por ti, antes que yo sea quitado de ti. Y dijo Eliseo: Te ruego que una doble porción de tu espíritu sea sobre mí. (2 Reyes 2:9)

Es sólo a través del tipo de la mesa del pan de la proposición en el Lugar Santo del santuario que podemos entender el derramamiento de la doble porción del espíritu de “Elías” sobre un “Eliseo” o sobre seis pares de apóstoles respectivamente. Por mucho tiempo habíamos creído que otra doble porción del Espíritu Santo tendría que ser derramada. Sin embargo, esto contradijo lo que sabíamos con certeza; que con el mensaje de Orión la Lluvia Tardía ya había comenzado en el año 2010 y que tenía que ser terminada a más tardar al final del marco de tiempo de la profecía de los dos testigos. Más tarde, en esta última parte, nos dimos cuenta de que Dios en Su gracia no había reservado una porción doble, sino una porción doce veces mayor del Espíritu Santo para el tiempo del fuerte clamor. Así que no teníamos una explicación clara de lo que realmente significaba la profecía del tipo de 2 Reyes 2:9.

Pero ahora entendemos a través de la mesa del pan de la proposición que doce compañeros especiales del ángel que una vez fue el último “Elías” recibirán la doble porción del espíritu de este cuarto ángel tan pronto como él y su familia espiritual en Paraguay se hayan ido. Ellos son el “Eliseo” que había pedido la doble porción además de la ración diaria del Espíritu Santo, que de todos modos es concedida a cada apóstol de Dios. El día después de la ascensión del ángel con sus primicias, el último deseo de “Eliseo” se hará realidad.

Los que trabajan para Dios deben poseer un sentimiento tan profundo de que no se pertenecen, como si la estampa y el sello de identificación estuviesen en sus personas. Han de estar asperjados por la sangre del sacrificio de Cristo, y con un espíritu de consagración completa deben resolver que por la gracia de Cristo serán un sacrificio vivo. Pero ¡cuán pocos de entre nosotros consideran la salvación de los pecadores desde el mismo punto de vista que el universo celestial,—como plan ideado desde la eternidad en la mente de Dios! ¡Cuán pocos de entre nosotros están cordialmente de parte del Redentor en esta obra solemne y final! Existe escasamente una décima parte de la compasión que debiera haber por las almas que no están salvadas. Quedan muchos por amonestar, y sin embargo, ¡cuán pocos son los que simpatizan lo suficiente con Dios para conformarse con ser cualquier cosa o nada con tal de ver almas ganadas para Cristo!

Cuando Elías estaba por abandonar a Eliseo, le dijo: “Pide lo que he de hacer por ti, antes que sea quitado de contigo. Entonces dijo Eliseo: Ruégote que tenga yo, cual hijo tuyo, una porción doble de tu espíritu.” Eliseo no pidió honores mundanales, ni un lugar entre los grandes de la tierra. Lo que él anhelaba era una gran porción del espíritu dado a aquel a quien Dios estaba por honrar con la traslación. El sabía que ninguna otra cosa lo haría idóneo para la obra que iba a ser requerida de él.

Ministros del Evangelio, si esta pregunta hubiese sido dirigida a vosotros, ¿qué habríais contestado? ¿Cuál es el mayor deseo de vuestro corazón mientras os dedicáis al servicio de Dios? {OE 121.3-122.1}

¿Quién de los hijos de los profetas (y debe recordarse que sólo los hijos o discípulos de los profetas y no los profetas mismos son mencionados en el tipo) ha leído hasta este punto y ahora entiende que Dios mismo escogió a los apóstoles de los últimos días desde el principio y profetizó acerca de ellos desde que la primera mesa del pan de proposición fue puesta en el tabernáculo de Moisés, y claramente los identifica como Sus mensajeros por su nacimiento en grupos de dos en seis constelaciones?

Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad, (2 Tesalonicenses 2:13)

Son los doce pastores de la lluvia tardía según el orden de “Eliseo”, quienes enviarán a los setenta. Deben escucharlos. Son los doce panes llenos del Espíritu Santo en la lluvia tardía y encomendados con el mensaje de la Ciudad Santa. Vienen de sólo seis tribus especialmente bendecidas, por lo que ellos mismos no pueden ser parte de los 144.000, ya que estos provienen de doce tribus diferentes, que son enumeradas en detalle en Apocalipsis 7:5-8. Estos doce conducirán a los setenta y los setenta al resto de los 144.000 a la Gran Nube Blanca. ¡Sigan el aroma del pan fresco y del incienso!

Pero también son los dos testigos del juramento del segundo ungido que se parará ante el Señor de toda la tierra en el ecuador galáctico el 28 de marzo de 2019, como lo hizo Su gran Maestro el 25 de mayo del 31 d.C.

Cada tazón con su nube de incienso ascendente simboliza el humo de la Vía Láctea en la parte del ecuador galáctico del centro de la Vía Láctea. Así que un tazón representa al Primer Ungido y Su muerte en la cruz, y el otro tazón representa el segundo ungido, el más pequeño del cielo, cuyo destino aún no se ha cumplido.

Como el Hombre sobre el río, Jesús juró en presencia de dos testigos que el juicio de los vivos duraría dos veces tres años y medio. A cada testigo se le ha reconocido desde hace mucho tiempo como testigo del pacto y le fue asignado el número 12. Sospechamos que detrás de ello estaban los doce patriarcas y los doce apóstoles de Jesús, pero ahora una mejor interpretación puede ser discernida....

Jesús envió a Sus doce apóstoles después de Su ascensión, y éstos recibieron la lluvia temprana. Pero con este estudio yo “juro” ante cada grupo de seis futuros apóstoles que después de los siete años de los primeros dos testigos, que terminan el 6 de abril de 2019, todavía hay un corto camino por recorrer. Por lo tanto, estos doce futuros apóstoles son al mismo tiempo el segundo grupo de doce apóstoles de Jesús que yo debía buscar.

El 28 de marzo de 2019 me paro simbólicamente en el río del Éufrates galáctico y profetizo una hora profética “hablada”: la hora de los dos testigos del capítulo sobre El hermano Daniel en su suerte al final de los días. Como hay dos hileras, la hora profética debe contarse de nuevo dos veces: dos veces 15 días son 30 días; los días de la lluvia tardía.

Por lo tanto, un tazón de incienso representa la muerte de Jesús y la promesa de la lluvia temprana para los doce apóstoles modernos y los siete años del juicio de los vivos, y un tazón para Su siervo y la promesa de la lluvia tardía de los 30 días para el tiempo de la gran tribulación. Quien tenga ambos—la sangre de Jesús y el sello de Filadelfia—no experimentará la muerte, y atravesará hasta el final de los siete años más 30 días. Él tiene el Pan de Vida y el espíritu de “Elías”.

Pero por favor tengan en cuenta que los 1335 días están asociados con la perseverancia—y que esta espera está asociada con una obligación:

Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. (Apocalipsis 14:12)

El pan de la proposición se renovaba cada séptimo día[126] y, el 6 de abril de 2019: el día de la ascensión de los dos testigos, el “12 de mayo de 2019”: el día de la coronación de los 144.000, el “22 de mayo de 2019”: el día de la erradicación del pecado y la coronación del Rey del Universo, y el séptimo día de la nueva creación y ocupación de la Nueva Tierra, son todos sábados. ¡Dios incluso hace que el sol y la luna se paren para que ustedes puedan ser coronados en un sábado en la Nebulosa de Orión!

¡El sábado es un día santo! Harían bien en tratarlo como lo hace Eliseo.[127]

Y díles también mis sábados que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico. (Ezequiel 20:12 RVA)

Y si las siete llamas del candelero del santuario han encontrado su equivalente terrenal en el espíritu de los siete adultos en la Granja Nube Blanca, y si al mismo tiempo se han preparado en la panadería de la misma granja las dos veces seis rebanadas de pan para los doce apóstoles y se han amontonado en dos hileras, correspondientes a las constelaciones del Mazzaroth y a la división de los futuros apóstoles de acuerdo con sus tribus, y si el agradable aroma de este estudio se eleva en la nube de la Vía Láctea desde esta granja hasta el Padre, y si alguien que está dispuesto puede ahora aceptar el doble espíritu de “Elías”, entonces nunca ha sido una exageración que hayamos hablado del cambio de sede de Jerusalén a Paraguay y de nuestra granja como el lugar de donde emana la voz de Dios.

Y como Dios nos presentó la solución al último acertijo del pan de la proposición el día de la dedicación del templo, el 24 de Kislev, el 1 de enero de 2019, Su “fuego del cielo” aceptó el sacrificio de Filadelfia y confirmó el tercer templo como el pequeño templo humilde en la Granja Nube Blanca, que el ángel que descendió del cielo fue autorizado a construir, como un hombre, para el Dios que no habita en templos.

Cientos de pequeños misterios y acertijos podrían haber sido revelados a la iglesia cristiana por el cuarto ángel, pero las iglesias abrieron sus puertas como la ramera abrió sus piernas para recibir la suciedad de las religiones contaminadas con el ecumenismo y las semillas de la maldad de la multisexualidad y la sodomía. Cerraron sus ventanas para bloquear la luz del mensajero del cielo, porque amaban más las tinieblas que la luz.

La imagen de Laodicea siendo vomitada por Jesús es apta, aunque terrible en todos los sentidos. Ningún hombre tiene la mínima idea de cuán terriblemente la séptima plaga y los siete años de escasez vendrán sobre los hombres. Pero ustedes, los 144.000 sin mancha, pastoreados por los apóstoles según la orden de “Eliseo,” y bendecidos con la doble porción del espíritu de “Elías”, cantarán el cántico especial de su experiencia cuando nos sentemos juntos a la mesa de Dios en la sala del trono de la Ciudad Santa. Este cántico expresará gratitud al Cordero que los salvó de la última hora como Su iglesia de Filadelfia.

Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. (Apocalipsis 14:2-3)

¡Que Dios esté con ustedes y con sus pastores, que hicieron un gran sacrificio por ustedes, hasta el nuevo comienzo en la Nueva Tierra, y luego por toda la eternidad! Las siete estrellas en la mano derecha de Jesús les saludan a ustedes y a “Eliseo” con el beso fraternal de Filadelfia desde las puertas de la Ciudad Santa, donde les esperamos con los brazos abiertos.

“Cuando el fuego descienda, ustedes suben.”[128]

Cuando el fuego caiga, ustedes suben

1.
Ver el sueño de Ernie Knoll – En el corazón de Jesús, donde se trata de un estudio especial relacionado con Jesús en el Jardín de Getsemaní, que, según el sueño, todos deberían repasar varias veces. El estudio al que se refiere proféticamente el sueño se encuentra en los dos artículos de Luna llena en Getsemaní
2.
Ver la cita de Elena G. de White en la Parte III en el capítulo El poderoso ángel del cielo. 
3.
Apocalipsis 3:8 – Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. 
4.
La analogía de la historia de nuestro ministerio y hornear un pan se basa en la profecía del ángel Gabriel a Ernie Knoll en la parte acerca de la panadería del sueño Si me amas empezando en el párrafo 8. 
5.
Ver el reloj de las plagas de Orión en El fuerte clamor
6.
Una lectura de la profecía de Apocalipsis 11:3 es que cada uno de los dos testigos profetiza de o acerca de un período de 1260 días y no—como se supone comúnmente—que juntos profetizan sólo durante 1260 días. Esta comprensión más profunda se ha cumplido en nuestro ministerio, que consiste en los dos sitios web. Durante 9 (7 + 2) años, dos testigos de Internet han hablado de 1260 días cada uno. Esto no sólo cumplió Apocalipsis 11:3, sino también el juramento de Jesús en Daniel 12, donde Él habla de tres años y medio escuchados por dos testigos en orillas opuestas del río. 
7.
A través de este versículo se profetiza que habría una demora en el curso de los eventos de los últimos días y el propósito de este retraso. Apocalipsis 7:3– diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. 
8.
La ciencia ahora confirma sabiamente esta perspectiva altamente espiritual: TekCrispy - Estudio sugiere que sí existía el tiempo antes del Big Bang
9.
Ver el artículo sobre Los siete años de escasez
10.
Las explicaciones de términos están en mi sermón sobre Las señales de Elías
11.
Apocalipsis 1:20 – El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. 
12.
La solución les espera en el último capítulo de esta Parte IV. 
13.
Apocalipsis 3:10 – Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. 
15.
Amos 8:11 – He aquí vienen días, dice Jehová el Señor, en los cuales enviaré hambre a la tierra, no hambre de pan, ni sed de agua, sino de oír la palabra de Jehová. 
16.
Apocalipsis 2:10 – No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. 
17.
La “moda” de Becky Knoll para la iglesia de los últimos días sólo puede describirse como una enseñanza satánica. Y Ernie Knoll “recibió también confirmaciones de sueños” para estos horrores indecibles. Ver el sitio web enlazado por ellos desde su sitio web principal: womenforgodsglory.com, especialmente la sección que desaprueba el uso de sostenes y ropa interior para las “damas” cristianas del fin de los tiempos. Casi se pueden creer los rumores de que ambos son nudistas. 
18.
Extractos de un correo electrónico enviado por Ernie Knoll en respuesta a una pregunta de uno de sus seguidores sobre por qué la publicación de los sueños se había retrasado tanto. El correo es del 26 de agosto de 2010: “Como Becky está tratando de cumplir con su fecha límite, le dije que yo contestaría. El capítulo 9 debe ser completado para el 17 de septiembre. Esto reserva la semana del 19 de septiembre para su publicación en el sitio. ... Hay tanta información, pero tan poco tiempo. Si Dios no hubiera establecido este marco de tiempo, este capítulo podría haber tomado mucho tiempo para ser completado. Como dije, hemos encontrado tantos datos sobre la proliferación de la apostasía y la profundidad del espiritualismo es tal que podríamos continuar hablando de ello por mucho tiempo y el libro se habría vuelto muy grueso. ... En cuanto a otro asunto, no puedo dar más detalles, pero puedo decirles que van a ocurrir dos cosas extraordinarias. Se me ha mostrado en varios sueños lo que Dios tiene, y si Él permite que sucedan estas cosas, entonces como dije antes, todas ellas serán extraordinarias. Para darles una idea de cuán grande es lo que va a suceder, si Él lo permite, es el cumplimiento real de lo que se me mostró en un sueño. En este sueño yo estaba en un salón de clases y se me mostró Jeremías capítulos 3 y 6, versículos 9 hasta el final y todo el capítulo 26. Pero ciertas cosas han sido aclaradas y este versículo será establecido como una promesa y un voto de Jesús. Consulten Jeremías 3 versículo 15. ¡Alabado sea Dios! Como dije, si Él permite que sucedan las dos cosas, este ministerio tendrá un impacto enorme y la gente verá las cosas de manera diferente. No podemos decir qué son, pero les pedimos, como a muchos otros, que se unan en oración constante para que, si es Su voluntad, Él permita que estas dos cosas sucedan para que se pueda hacer una gran obra.” 
19.
2 Timoteo 3:5 – que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. 
20.
El nombre de la familia es conocido por nosotros, pero me gustaría adherirme respetuosamente al nombre que utilizan en público. 
21.
Ver diapositiva 81 de la presentación de Orión
22.
Ver los artículos de la serie La promesa de Elías
23.
Apocalipsis 11:3 – Y daré a mis dos testigos que profeticen por mil doscientos sesenta días, vestidos de cilicio. 
24.
Todavía es un misterio por qué esta hora profética, que comienza con la resurrección y ascensión de los dos testigos, termina abruptamente en medio de los 30 días del 6 de abril al 6 de mayo de 2019. Lean más sobre esto en el capítulo sobre Las “horas” de la verdad
25.
Este programa de computadora y su uso para calcular los avistamientos lunares desde el monte del Templo fue explicado en los artículos de Getsemaní
26.
Ver la página 3 del calendario en TheRefinersFire.org. Los Caraítas celebran Purim 2019 los días 18/19 y 19/20 de febrero. 
27.
Marzo había sido mencionado al hermano Dan. 
28.
Hemos dicho repetidamente que el versículo no está traducido correctamente. La construcción gramatical significa literalmente: “Cuando estaban a punto de completar su testimonio…“ 
29.
Según la interpretación clásica de la profecía de Daniel 9:24. 
30.
Un programa planetario muy popular que puede ser descargado gratuitamente. 
32.
Los siguientes extractos son traducidos del artículo original en alemán, Las siete obligaciones de Purim
33.
1 Corintios 11:28-29– Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así del pan, y beba de la copa. Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. 
34.
Ester 9:24– Porque Amán hijo de Hamedata agagueo, enemigo de todos los judíos, había ideado contra los judíos un plan para destruirlos, y había echado Pur, que quiere decir suerte, para consumirlos y acabar con ellos. 
35.
Elena G. de White, Joyas de los Testimonios, 2. – El decreto que ha de proclamarse contra el pueblo de Dios será muy similar al que promulgó Asuero contra los judíos en el tiempo de Ester. El edicto persa brotó de la malicia de Amán hacia Mardoqueo. No porque Mardoqueo le hubiese hecho daño, sino porque se negaba a mostrarle la reverencia que pertenece solamente a Dios. La decisión del rey contra los judíos fué obtenida con falsas declaraciones, por calumnias contra ese pueblo peculiar. Satanás inspiró el plan, a fin de librar la tierra de aquellos que preservaban el conocimiento del verdadero Dios. Pero sus maquinaciones fueron derrotadas por un poder contrario que reina entre los hijos de los hombres. Los ángeles que son poderosos en fortaleza fueron comisionados para que protegiesen al pueblo de Dios, y las maquinaciones de sus adversarios recayeron sobre sus propias cabezas. El mundo protestante de hoy ve en el pequeño grupo que guarda el sábado un Mardoqueo a la puerta. Su carácter y su conducta, que expresan reverencia por la ley de Dios, son una reprensión constante para los que han desechado el temor de Jehová y están pisoteando su sábado; de alguna manera hay que deshacerse del molesto intruso. {2JT 149.3
36.
Los dos planes de Dios son explicados en detalle en Los siete años de escasez
37.
La interpretación del juramento del Hombre sobre el río de Daniel 12 ya había sido encontrada por John Scotram en 2008 y representaba la base para el descubrimiento del reloj de Orión. Se pueden encontrar más detalles en las diapositivas 64 a 74 de la presentación de Orión
39.
Por supuesto, algunos de ellos ya han sido encontrados, bautizados y sellados, y están listados como miembros en nuestro foro de los 144.000. 
40.
En el sueño En el corazón de Jesús Ernie Knoll pudo ver cómo la imagen de Jesús en el Jardín de Getsemaní está compuesta por 144.000 piezas de mosaico individuales y cómo se cortan para encajar perfectamente en esta imagen. Esta es una analogía a la parábola del pan para los 144.000, que se puede encontrar en varios lugares de este último estudio de los panaderos de la Granja Nube Blanca. 
41.
Un posible itinerario se desarrolló en La hora de la verdad
42.
Las colecciones de artículos de los sitios web ÚltimoConteo y GranjaNubeBlanca
43.
Elena G. de White también entiende a los dos testigos como obras literarias inspiradas en su libro El conflicto de los siglos: el Antiguo y Nuevo Testamento de la Biblia en el conflicto de la Revolución Francesa
44.
Ver el capítulo sobre El hermano Daniel en su suerte al final de los días
45.
Ver el capítulo La escalera de Jacob y el jubileo sin júbilo en Siete pasos a la eternidad
46.
Malaquías 4:5-6 – He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición. 
47.
Esto se explica en detalle en Los siete años de escasez
48.
Ver el capítulo El cuerpo y la sangre en La pestilencia de la primera plaga – Parte II
49.
Apocalipsis 11:12 – Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. 
50.
Comentario Bíblico Adventista, Tomo 2 (848), sobre 2 Reyes 2:3 
51.
Ver, por ejemplo, las diapositivas 34 y 35 de la presentación de Orión
52.
H2814 khaw-shaw”. Suena como “shh... shh”, una manera para pedir el silencio. 
53.
Éxodo 32:32 - que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito. 
54.
Romanos 9:3 - Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne; 
55.
Ver también la explicación detallada en Los siete años de escasez
56.
Ya mencioné esta señal celestial al principio del descubrimiento de las muchas señales del cielo que el Señor dio, en mi sermón Señales en el cielo - Parte V de mayo de 2017: Mercurio es el incensario que, viniendo de la mano de Orión, se llenó de carbones por su conjunción con el sol en Tauro y cayó a la tierra al pie del toro. (Todo en tiempo inverso según el ciclo de las plagas de Orión.) 
57.
Lucas 17:28-29 - Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. 
58.
Y de nuevo el enlace a la serie Día y hora; uno no debe dejar de ofrecer la verdad. 
59.
2 Tesalonicenses 2:11 - Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, 
60.
Mateo 13:13 - Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden. 
61.
Hemos reconocido desde hace tiempo el antitipo del Balaam mentiroso de la Biblia en Ernie Knoll, que iba a maldecir a los israelitas y finalmente seducirlos a la fornicación. Ver también Serias mentiras
62.
Elena G. de White, Materiales de 1888– Estamos en medio de los peligros de los últimos días y pronto llegará el tiempo cuando se cumplirá la profecía de Ezequiel 9; esa profecía debe ser estudiada cuidadosamente porque se cumplirá al pie de la letra. También estudien el décimo capítulo… {1888 1303.1}[traducido] 
63.
En la señal de Jonás y también más tarde en El día de los testigos habíamos creído que el ERG, que sólo pudimos asignar claramente a Alnitak en este último artículo, caería poco después de la partida de los santos. Ahora se puede ver claramente que en vez de eso es el fuego purificador en la aniquilación del pecado. 
64.
GeOrGe MArio BerGOGlio, también conocido como el papa Francisco o portador de la serpiente. 
65.
Para evitar confusiones, a partir de ahora pongo entre comillas fechas que son posteriores al milenio y se expresan de acuerdo con el tiempo percibido. 
66.
La declaración de Jennie Ireland. [inglés] 
67.
Una parte omitida en la traducción del original en inglés ha sido incluida de la siguiente referencia: El Hogar Cristiano p.495.1 
68.
2 Reyes 10:10 – Sabed ahora que de la palabra que Jehová habló sobre la casa de Acab, nada caerá en tierra; y que Jehová ha hecho lo que dijo por su siervo Elías. 
69.
Juan 19:31 – Entonces los judíos, por cuanto era el día de la Preparación y para que los cuerpos no quedaran en la cruz en el sábado (pues era el Gran Sábado), rogaron a Pilato que se les quebraran las piernas y fueran quitados. (RVA 2015) 
70.
Ver Apéndice A del Legado de Esmirna. 
71.
En cuanto al “sufrimiento de muchos días” de algunos de los impíos, aunque la nueva creación tiene lugar en la Nueva Tierra al mismo tiempo y no será testigo de esta quema, puede explicarse muy fácilmente con el concepto de la Tierra 3D/4D: En la Tierra 3D, la quema de Satanás y los impíos dura el tiempo que se decida en el juicio milenario, porque no tiene efecto sobre la Tierra 4D en el reino de Dios, para lo cual la luz del ERG de Alnitak y la materia de la hipernova representan la re creación. En algún momento, si la Nueva Tierra ya existe, el proyector se apagará para la Tierra 3D. Cualquier recuerdo de ella se desvanecerá. 
72.
Ya que el profeta Daniel era un israelita. 
73.
No estoy contando esta historia para disminuir la inteligencia de las personas involucradas, o para hacerme más grande que ellos. El lector haría muy bien en ponerse en la posición de los alumnos del profeta Elías y probar su habilidad para encontrar la solución por sí mismos. Podría ser una bendición para él. Eso es todo lo que voy a decir al respecto. 
74.
Apocalipsis 6:9-11 – Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían. Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. 
75.
Calculando según los años solares. 
76.
La nueva enseñanza del ángel guía en el último sueño de Ernie Knoll de que no hay luna en la Nueva Tierra es una de las serias mentiras
77.
Génesis 1:21– Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno. 
78.
Mateo 16:4 – La generación mala y adúltera demanda señal; pero señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. Y dejándolos, se fue. 
79.
1 Corintios 15:45– Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. 
80.
Si desean saber más al respecto, pueden encontrar información importante en el artículo Las sombras de los sacrificios - parte I
81.
Marcos 14:62 – Y Jesús le dijo: Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. 
82.
Apocalipsis 3:17 – Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. 
83.
Un trabajo muy controvertido de la comunidad ASD, llamado QOD, por sus siglas en inglés (Preguntas sobre doctrina), que condujo a una ruptura con Dios en la década de 1950. Más acerca de esto en Las líneas del trono - Parte III
84.
En este punto pedimos disculpas a Dios y a los lectores por el hecho de que a veces también hemos usado este lenguaje adventista. 
85.
Guillermo Miller había interpretado la profecía de 2300 días de Daniel 8:14— uno de los relojes de Dios—y primero llegó a 1843 y más tarde a 1844 como el año del regreso de Cristo. Los primeros adventistas corrigieron el error y reconocieron el juicio de los muertos que había comenzado en el año 1844. 
86.
Un ejemplo de la disputa dentro de la comunidad ASD entre las fuerzas conservadoras y liberales es un comentario sobre la Conferencia Internacional sobre Fe y Ciencia celebrada en 2004. [inglés]. 
87.
El estudio completo está en Es necesario que profetices otra vez. 
88.
Ver la presentación de Orión, diapositivas 63-74. 
89.
Ernie Knoll, Eventos finales y la primera cena– El ángel coloca su mano derecha sobre mi hombro izquierdo, me llama por mi nombre celestial y vuelve a decir que me prepare para el gran mensajero. Se da vuelta, va hacia mi lado derecho y señala hacia el cielo. Veo al Heraldo delante de una mesa en un salón muy grande. Sobre la mesa veo mapas, muchas hojas de papel, planos y libros. Observo mientras él enrolla los mapas, amontona las hojas de papel y las pone en cierto orden. [Esto describe cómo a finales de diciembre de 2009, determiné los años de Orión superponiendo una fotografía de Orión y el bosquejo del reloj.] Entonces enrolla los planos. Cuando comienza a colocar los mapas, planos, montones de papel y libros en sus brazos, son tantos que pide que otros que están cerca le ayuden [mis co-autores y traductores en todas partes del mundo] a recoger el resto de los mapas, planos, papeles y libros.

Una vez recogidos todos los artículos, el Heraldo se detiene para asegurarse de que no ha dejado atrás ni un solo mensaje que le fue dado. Yo sé que este gran mensajero es el que reemplazó a Satanás, y ahora ocupa el sitio más cercano al trono de Dios. Este ángel, el que pidió que lo llamase el Heraldo y el que siempre me dice que el único nombre que merece ser mencionado es el de Jesús, es el ángel llamado Gabriel. Llevando todos los artículos que estaban sobre la mesa, él y los otros ángeles salen por la puerta del salón.

Entonces, el ángel anunciador, el que anunció la llegada del Heraldo, me informa que hay algo que debe mostrarme. Toca mi mano derecha e instantáneamente me encuentro en la extensión del espacio. Veo un fondo muy oscuro, que constituye el hoyo donde está la tierra. [la prisión 3D de Satanás] El ángel me dice que observe atentamente, porque se me mostrarán cosas simbólicas, pero que acontecen literalmente. Ahora veo a seis ángeles iluminados muy claramente que traen una trompeta muy larga de oro puro. Hay tres ángeles a cada lado de la trompeta, la cual es del tamaño de varios vagones de un tren. Una vez que la trompeta está en su lugar, los mismos seis ángeles colocan una segunda trompeta dentro de la primera trompeta. Una vez que esta trompeta está en su lugar, los mismos seis ángeles colocan una tercera trompeta dentro de la segunda. Los ángeles repiten este proceso con tres trompetas más. Ya han colocado seis trompetas. Comprendo que esto simboliza lo que ya se ha cumplido. [Estas son las seis trompetas clásicas que ya se han cumplido en 1840.]

Ahora, el ángel anunciador dice que debe mostrarme el siguiente mensaje. Nuevamente, estoy mirando hacia el Orión. Veo a los mismos seis ángeles colocando una séptima trompeta en su lugar. Cada trompeta ha sido colocada de manera que la boquilla mira hacia el Orión, y el pabellón apunta hacia la tierra. El ángel me dice que observe con atención. Ahora veo al Heraldo atravesar el Orión con sus ángeles asistentes, quienes le siguen más atrás, y todos entran por la boquilla de la trompeta. El ángel me dice que observe el pabellón de la trompeta. De repente, de la trompeta salen sonidos tremendos de un instrumento de metal. Es como si las bocinas de mil trenes sonasen de una vez. Casi parece que el Heraldo y los ángeles están causando el sonido, porque están atravesando la trompeta con tanta rapidez. De repente, veo al Heraldo salir por el pabellón de la trompeta. Trae los mapas, planos, papeles y libros. Los otros ángeles le siguen con el resto de los artículos. Se me hace entender que la séptima trompeta todavía no está lista para ser colocada con las otras, porque no se ha cumplido completamente. [Por un lado, el sueño explica exactamente de dónde vengo. El hecho de que mis ayudantes también vienen de Orión debe ser entendido simbólicamente. El sueño es del 12 de diciembre de 2012. La séptima trompeta clásica debería haber comenzado el 6 de mayo de 2012, pero fue pospuesta para el 1 de febrero de 2014. En ese día comenzaron las siete trompetas preparatorias, como se describe en Los siete años de escasez.] 

90.
La imagen de la Perla de gran precio crucificado en el mismo lugar en las calles de Sodoma y Egipto, se puede encontrar con conocimiento maravilloso en el artículo El aceite en las lámparas de los sabios
91.
Apocalipsis 1:20 – El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias. 
92.
De Josephus.org. [inglés] 
93.
Ver también su sueño más reciente, en el que ataca a David Gates, quien finalmente ha reconocido esta señal. 
94.
Más detallado en los siete años de escasez y en muchos otros lugares de nuestros artículos. 
95.
Esta escena tiene lugar en el sueño El viaje al hogar
96.
Apocalipsis 4:10-11 – los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas. 
97.
Eclesiastés 12:12 – Ahora, hijo mío, a más de esto, sé amonestado. No hay fin de hacer muchos libros; y el mucho estudio es fatiga de la carne. 
99.
Juan 8:44 – Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira. 
100.
… y esto incluye la ordenación de mujeres, la tolerancia LGBT y el matrimonio homosexual como una imagen y marca de la bestia y no la ley dominical, que fue una “trampa” para los adventistas y que—cuando llegue—¡vendrá después de las bolas de fuego! No se dieron cuenta de que habían sido probados con su gemelo y—como una iglesia tan saturada de conocimientos teológicos que creían que no necesitaban un cuarto ángel—no fueron capaces de ver el lenguaje profético como simbólico y de interpretar correctamente lo que en realidad los niños pequeños deberían ser capaces de hacer en la clase de escuela sabática de Jardín de Niños. 
101.
Ezequiel 1:16– El aspecto de las ruedas y su obra era semejante al color del crisólito. Y las cuatro tenían una misma semejanza; su apariencia y su obra eran como rueda en medio de rueda. 
103.
En ese tiempo sólo se conocían Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno porque los otros planetas no son visibles a simple vista. 
104.
Elena G. de White – Joyas de los Testimonios– Estamos viviendo en el tiempo del fin. El presto cumplimiento de las señales de los tiempos proclama la inminencia de la venida de nuestro Señor. La época en que vivimos es importante y solemne. El Espíritu de Dios se está retirando gradual pero ciertamente de la tierra. Ya están cayendo juicios y plagas sobre los que menosprecian la gracia de Dios. Las calamidades en tierra y mar, la inestabilidad social, las amenazas de guerra, como portentosos presagios, anuncian la proximidad de acontecimientos de la mayor gravedad.

Las agencias del mal se coligan y acrecen sus fuerzas para la gran crisis final. Grandes cambios están a punto de producirse en el mundo, y los movimientos finales serán rápidos. {3JT 280.1-280.2

105.
Apocalipsis 19:12 – Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. 
106.
Apocalipsis 19:13 – Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. 
107.
Apocalipsis 19:16 – Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES. 
108.
Apocalipsis 3:1 – Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto 
109.
2 Timoteo 4:8 – Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. 
110.
Apocalipsis 3:7 – Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: 
111.
Apocalipsis 15:8 – Y el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de los siete ángeles. 
112.
Juan 16:13– Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. 
113.
Apocalipsis 3:18 – Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. 
114.
Ver {PE 32.1}. 
115.
Ver MaineRivers.org. [inglés] 
116.
Nuestra contribución a los 144.000; 20 personas (excluyendo a los 12 futuros apóstoles) ya serán selladas antes de que empiece la lluvia tardía. 
118.
Elena G. de White, Hogar Cristiano – Después, cuando los fariseos le preguntaron acerca de la legalidad del divorcio, Jesús habló a los oyentes de la institución del matrimonio, conforme se ordenó en la creación del mundo. “Por la dureza de vuestro corazón—dijo él—Moisés os permitió repudiar a vuestras mujeres: mas al principio no fué así.” Se refirió a los días bienaventurados del Edén, cuando Dios declaró que todo “era bueno en gran manera.” Entonces tuvieron su origen dos instituciones gemelas para la gloria de Dios en beneficio de la humanidad: el matrimonio y el sábado. Al unir Dios en matrimonio las manos de la santa pareja diciendo: “Dejará el hombre a su padre y a su madre, y allegarse ha a su mujer, y serán una sola carne,” dictó la ley del matrimonio para todos los hijos de Adán hasta el fin del tiempo. Lo que el mismo Padre eterno había considerado bueno, era la ley de la más elevada bendición y progreso para los hombres.3 {HC 309.3
119.
Observen especialmente los cinco relojes en la imagen general del sellamiento al final del capítulo “Preparadle a ella el doble”. 
120.
En la búsqueda en línea se pueden encontrar dos párrafos, el segundo de los cuales sólo se encuentra en los manuscritos no oficiales recientemente publicados de Elena G. de White. En el siguiente está solamente la mención de Westbrook que forma parte de sus escritos oficiales. 
121.
En español: “Arroyo de la batalla “ 
122.
La hora de los dos testigos del 23 de marzo al 6/7 de abril de 2019. 
123.
La doble hora de “Eliseo” en la lluvia tardía del 6/7 de abril al 6 de mayo de 2019. 
124.
Levítico 24:7– Pondrás también sobre cada hilera incienso puro, y será para el pan como perfume, ofrenda encendida a Jehová. 
125.
Yo mismo, como uno de los cuatro evangelistas modernos, nunca había sido parte de los 12 candidatos a apóstoles, pero había estado sirviendo como consejero de la iglesia por mucho tiempo. 
126.
Levítico 24:8 RVA-2015– Cada sábado los colocarás [el pan de la proposición] siempre en orden delante del SEÑOR, de parte de los hijos de Israel como pacto perpetuo. 
127.
Éxodo 20:8-11 RVA-2015 – “Acuérdate del día sábado para santificarlo. Seis días trabajarás y harás toda tu obra, pero el séptimo día será sábado para el SEÑOR tu Dios. No harás en él obra alguna, ni tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu esclavo, ni tu esclava, ni tu animal, ni el forastero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días el SEÑOR hizo los cielos, la tierra y el mar, y todo lo que hay en ellos, y reposó en el séptimo día. Por eso el SEÑOR bendijo el día sábado y lo santificó. 
128.
El mensaje de la hermana Bárbara del 9 de diciembre de 2018: “Le pregunté al señor, ¿cuándo es el arrebatamiento? ¡Nunca le pregunté antes, y Él me contestó!” 
A- A A+
Noticias de plagas
El escribir de libros por el ministerio de Granja Nube Blanca terminó con la serie El misterio de la Ciudad Santa. Sin embargo, seguiremos predicando a un mundo perdido hasta nuestro último aliento con un blog, que presenta noticias seleccionadas sobre las últimas tres plagas de Apocalipsis 16.
Ir al blog...
¡Visita a nuestro Canal de la Granja Nube Blanca donde te damos las noticias de hoy ayer!
Ver ahora...
¡Únete al movimiento!
¿Crees en el Tiempo? ¡Muestra tu apoyo y únete al ejército del Señor haciéndote miembro hoy!
Utiliza el sello de Orión...
¿Dónde está tu corazón?
No dejes que la polilla y el orín corrompan tus tesoros. ¡Ponlos en el Cielo!
Dar una donación ahora...
El libro del legado
¡Escala el Santo Monte del Tiempo leyendo nuestro libro en formato PDF!
Descargar el libro ahora…
El libro Último­Conteo
Todos nuestros estudios de los primeros siete años en un compacto libro en formato PDF. Un viaje por el universo del tiempo de Dios. ¡Una lectura obligada para los adventistas del gran sábado!
Descargar ahora...
El DVD de Último­Conteo
Todo el sitio de Último­Conteo en un DVD compatible con Windows. Un regalo que puede salvar vidas.
Descargar el DVD ahora...
Boletín
¡Queremos encontrarte pronto en la nube! Suscríbete a nuestro BOLETÍN DE ALNITAK para recibir las últimas noticias de nuestro movimiento de los adventistas del gran sábado de primera mano. ¡NO PIERDAS EL TREN!
Suscribir ahora...
Estudiar
Estudia los primeros 7 años de nuestro movimiento. Aprende cómo Dios nos dirigió y cómo nos alistó para servir por otros 7 años en la tierra en malos tiempos, en vez de ir al Cielo con nuestro Señor.
¡Ir a UltimoConteo.org!
Contacto
Si estás pensando en fundar tu propio grupo pequeño, por favor ponte en contacto con nosotros para que te podamos dar consejos valiosos. Si Dios nos muestra qué te ha elegido como líder, también recibirás una invitación a nuestro foro de los 144.000 Remanentes.
Contactar ahora...