+1 (302) 703 9859
La hora de Filadelfia

 

No puedo pensar en ninguna otra cosa más valiosa que alguna vez pudiera escribir, que lo que Dios compartirá con ustedes aquí. Lo que ahora pongo por escrito es un honor demasiado grande para mí, especialmente después de ver cómo mi último artículo en La puerta cerrada ocasionó una serie de reacciones inapropiadas. Algunos elevaron el instrumento y no entendieron el mensaje real de la Vía Dolorosa—el camino del sufrimiento—ni lo que significa entregar la vida eterna al Padre y dedicarse al servicio sin promesa de recompensa.

El mensaje que Dios tiene para Su pueblo en este artículo comenzó el viernes 9 de noviembre, cuando el hermano John comenzó a compartir las cosas con nosotros en nuestra mesa del almuerzo. A esa hora, el sol ya se había puesto en Jerusalén, y el avistamiento de la primera luna creciente había confirmado el comienzo de un nuevo mes, el séptimo mes basado en la segunda posibilidad de la cosecha de cebada en el mes de Abib, de acuerdo al calendario divino descubierto en Getsemaní.

Sin embargo, este avistamiento tuvo lugar más tarde de lo esperado. La luna nueva pudo ser visible un día antes, el jueves por la noche en el Monte del Templo, y al igual que nosotros, el equipo que reporta los avistamientos de la luna en Jerusalén esperaba que fuera visible el jueves por la noche.[1] El boletín de noticias de Devora's Date Tree del jueves por la noche comunica acerca de esto:

Como ya hemos mencionamos cuando les enviamos la información sobre cuándo y dónde buscar la luna nueva, fue muy difícil ver la luna a simple vista esta noche, según los valores obtenidos. En el momento de escribir este mensaje, no tenemos conocimiento de ningún avistamiento positivo de luna nueva en Israel. [traducido]

Esta diferencia de un día en el avistamiento de la luna nueva tiene implicaciones grandes. Dios tiene la última palabra con respecto al calendario, y al hacer visible la luna un día después de lo esperado, Dios mismo ha hablado. Él es el que tiene los movimientos de los planetas en Su mano, y a través de ellos habla desde el cielo. Este aplazamiento del comienzo del mes por un día ha resultado en un cambio en los Grandes Sábados para este año, porque ahora el día de luna nueva—y por lo tanto la segunda posibilidad para la Fiesta de las Trompetas y el primer y último día de la Fiesta de Tabernáculos—todos caen en el sábado semanal. Hay tres Grandes Sábados no anticipados este año, ¡proclamados por la voz de Dios!

¿Empiezan a entender por qué estoy diciendo que el mensaje que estoy a punto de entregar es un honor demasiado grande para mí? Se trata de un conocimiento sagrado; los tiempos señalados son designados por Dios, no por el hombre, y por eso era la responsabilidad sagrada de los sacerdotes discernir la voz de Dios, incluso en lo que se refiere al calendario, y comunicarla al pueblo. Sin embargo, el mensaje de este artículo es sobre mucho más que días festivos. ¡Es acerca de Dios proclamando la hora del regreso de Su Hijo! ¡No me considero digno de ninguna manera de compartir con ustedes la verdadera voz de Dios Padre, pero el hermano John me pidió que escribiera este mensaje importante, así que por favor, tengan siempre en cuenta que este mensaje es dado por él, y que yo sólo soy el que lo entrega.

La voz del Padre

La voz de Dios vino a nosotros justo antes de la tercera plaga.[2] Fue anunciado a nuestro grupo de estudio en un día del juicio (el Día de Expiación de la segunda posibilidad, el 19 de noviembre de 2018) que fue seguido por una Fiesta de Tabernáculos durante la cual llegamos a las líneas del trono comenzando la tercera plaga, y esta fue una temporada de fiestas delineada por Grandes Sábados, como lo descubrimos. Estos factores apuntan al juicio o intervención del Padre en la tercera plaga, lo que es exactamente lo que el texto indica a través de las voces que responden (especialmente la que se dirige a Dios Todopoderoso):

El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre. Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen. También oí a otro, que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos. (Apocalipsis 16:4-7)

Así, es excepcionalmente confortante que este mensaje del Padre es dado a Su pueblo en conexión con el período de tiempo de la tercera plaga, el mismo tiempo en que Sus juicios destructivos están cayendo sobre los impíos.

En los cielos, la tercera plaga tiene varias señales importantes. Una de ellas es la luna en la mano en forma de hoz del gemelo Pólux, que representa a Jesús[3] con la hoz de la cosecha. La luna (cuyo símbolo es una hoz) está exactamente en esa posición el 26 de noviembre de 2018, el primer día de la tercera plaga.

Pólux sostiene la hoz

Sosteniendo la hoz en Géminis, este gemelo representa a Jesús ya no como el Sumo Sacerdote, sino como el Rey. Esto representa el papel del Padre en la tercera plaga, porque es el Padre (representado por León) quien da todo el poder y juicio al Hijo (representado por Pólux como teniendo autoridad real).

El papel del Padre se muestra aún más claramente al otro lado del cielo, donde el sol, Júpiter y Mercurio forman una triple conjunción al lado de la base de Libra.

La triple conjunción de Mercurio, Júpiter y el Sol

Estos tres representan al Padre, al Hijo y al mensajero, e indican que el Padre da poder (juicio, representado por Libra) en ese momento. La conjunción ocurre después de que el sol sale de Libra y entra en Escorpión, lo que también significa que el juicio cae sobre la bestia (Escorpión) y su jinete (Ofiuco),[4] que representan la bestia del Nuevo Orden Mundial de Apocalipsis 17 y el papa Francisco (la serpiente/dragón) quien la monta.[5] (Pero ese no es el tema de este artículo.)

Las líneas del trono en la tercera plaga

La conjunción indica una sesión de juicio, que también está representada por el hecho de que la tercera plaga comienza con las líneas del trono, y particularmente la del Padre. Cuando el reloj de las plagas está haciendo tictac al revés,[6] es la línea definida por Alnilam (que representa al Padre) la que marca el comienzo de la tercera plaga.

Así, en varias fuentes tenemos una vívida representación del papel de Dios Padre en la entrega de este mensaje: a través de las líneas del trono del reloj de Orión, del texto de la tercera plaga en Apocalipsis 16:4-7, de las señales celestiales mismas del 26 de noviembre de 2018, y a través de los tiempos divinamente señalados de las fiestas de otoño.

Separación de los 1335 días

Hemos escrito anteriormente sobre el tiempo de angustia y sus diferentes fases, y debería estar muy claro ahora que estamos viviendo en tiempos angustiosos, al menos para cualquiera que esté medio consciente de los cambios que están ocurriendo en el mundo. Este es el contexto del presente mensaje del Padre.

Jesús profetizó parcialmente de este mensaje cuando dijo:[7]

Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. (Mateo 24:22)

Se trata del gran tiempo de angustia “cual nunca fue” que, como ya se ha explicado, comenzará el 6 de abril de 2019. Debe ser el tiempo de angustia cual nunca fue ni será, porque “nadie sería salvo”.

Hasta que el mensaje del Padre llegó a nosotros, todavía no teníamos una explicación completa de cómo el tiempo hasta la segunda venida sería acortado en la Segunda Proclamación del Tiempo, como la tuvimos en la Primera Proclamación del Tiempo.[8] En la Primera Proclamación del Tiempo vimos cómo el tiempo fue acortado 15 años del año 2031 al 2016 (ver En la sombra del tiempo). ¿Cómo debe ser entendido el acortamiento del tiempo de angustia para los santos en la segunda proclamación del tiempo?

La séptima plaga, que viene durante el gran tiempo de angustia, describe la destrucción total en el mundo, tan severa devastación que Jesús dijo que “nadie sería salvo”. Por supuesto, algunos sobrevivirán la destrucción inicial, pero los sobrevivientes comenzarían a morir inmediatamente, hasta que eventualmente todos en el planeta hayan muerto en los siete años de escasez ya sea por hambruna, frío, o cualquier número de otras causas que seguirán después del “gran granizo” de la séptima plaga.

Jesús dijo que los días serian acortados porque Su pueblo no sobreviviría el perdurable impacto global de este evento. Comenzarían a morir por los efectos, lo que significa que necesitaría venir lo suficientemente temprano para llevarse a Su pueblo antes de que empiecen a morir.

La séptima plaga el 6 de mayo de 2019 es exactamente 15 días antes del final de los 1335 días el 21 de mayo, que habíamos entendido desde el Apéndice A del Legado de Esmirna como el tiempo de Su venida. En términos proféticos, 15 días es exactamente una hora profética, basada en el principio de día por año donde un día en la profecía representa un año de 360 días en la vida real:

1 hora = 1/24o del día

15 días = 1/24° de un año, porque 360 ÷ 24 = 15

Estos 15 días serían la “hora” profética de la que Filadelfia es guardada y al mismo tiempo, parte del acortamiento del tiempo total que será explicado en otro artículo:

Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. (Apocalipsis 3:10)

El contexto de la declaración de Jesús sobre el acortamiento del tiempo es en realidad la desolación de Daniel 12. Jesús dijo:

Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee, entienda), entonces los que estén en Judea, huyan a los montes. El que esté en la azotea, no descienda para tomar algo de su casa; y el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo; porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. (Mateo 24:15-22)

Todo el contexto del pasaje es la abominación desoladora del libro de Daniel, así que cuando Él dice “aquellos días” serán acortados, Él está hablando de la desolación de la tierra –el tiempo cuando toda la humanidad perecerá—y en este contexto, también de las líneas de tiempo de Daniel que están conectadas con la abominación desoladora:

Y desde el tiempo que sea quitado el continuo sacrificio hasta la abominación desoladora, habrá mil doscientos noventa días. Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. (Daniel 12:11-12)

Pero ¿cómo podemos saber que Jesús estaba hablando de los 1335 días, y no de los 1290 días? Es lógico, porque el hecho de que la bendición (para los justos, por supuesto) es prometida para que ocurra al final de los 1335 días, entonces tendría sentido que Jesús dijera por el bien de los “elegidos” (escogidos) que los 1335 días serían acortados por una hora profética.

Exactamente un mes después de que el hermano John recibiera esta luz del Señor de que la hora de Filadelfia sería quitada de los 1335 días para que Jesús regresara al comienzo de la séptima plaga el 6 de mayo de 2019, el hermano Dan del canal de YouTube Godshealer7, recibió una profecía publicada el 9 de diciembre de 2018, sobre ese tema específico. Se titulaba “Encenderé los espíritus de los escogidos para que estén listos”. No sólo se refiere a los “elegidos” de Mateo 24:22, sino que la escritura con la que ellos eligieron asociar esto fue Apocalipsis 3:10, que habla de la misma hora de la que Filadelfia es guardada:

Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. (Apocalipsis 3:10)

Esto ocurrió el mismo día en que la hermana Bárbara recibió la respuesta acerca de cuándo sería el rapto: “cuando el fuego caiga.” La ira no diluida de Dios es finalmente derramada en la séptima plaga:

El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está. Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira. (Apocalipsis 16:17-19)

Pero el texto de la séptima plaga continúa e incluye la señal del rapto esperado que Jesús anunció a la hermana Bárbara:

Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados. Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande. (Apocalipsis 16:20-21)

Esto se refiere, por supuesto, a un granizo ardiente y destructivo, no de un granizo de hielo ordinario. Si las piedras de un talento en peso caen literalmente del cielo (por ejemplo, meteoritos), serían de una clase que causaría extensos incendios y destrucción en el impacto. Sin embargo, el lenguaje del Apocalipsis es simbólico, lo que significa que es más probable que esté hablando de ojivas nucleares que llueven desde el espacio a través de misiles balísticos intercontinentales y causan un holocausto ardiente que divide al mundo y derriba las ciudades de las naciones, como dice el texto.

Cualquiera que sea la forma, “cuando este fuego caiga, los santos suben”, según el mensaje de Jesús a la hermana Bárbara que confirma la luz del hermano John.

Así que, todos los mártires ya habrán muerto, muchos otros habrán sido llevados al descanso, y los justos que son resucitados en la resurrección especial[9][10] en abril de 2019 permanecerán juntos hasta la séptima plaga con los que nunca murieron, cuando todos ellos asciendan al cielo junto con los justos de la resurrección general en la venida de Jesús el 6 de mayo de 2019, como describe la Biblia, pero 15 días antes de lo que previamente esperábamos,[11] para guardar a Filadelfia de esa hora.

Llegamos a la fecha del 21 de mayo de 2019, que es la fecha divinamente señalada de la fiesta de los panes sin levadura, cuando reconocimos que los 1335 días se extendían exactamente hasta ahí. Inicialmente necesitábamos los 7 días (de la fiesta misma) para extender hasta el 27 de mayo para armonizar con el aniversario de la resurrección tal como lo entendimos en ese momento, pero después, esos siete días fueron entendidos como los días de viaje, de modo que la bendición de los 1335 días coincidió exactamente con la segunda venida, como creíamos hasta ahora.

Todo eso fue significativo, porque el séptimo día de la fiesta de los panes sin levadura aún no se ha cumplido. Uno podría preguntarse por qué Dios no le dio a Daniel 1320 días en lugar de 1335 días, pero la razón es que era importante que los 1335 días señalaran la fiesta. Esos días señalaban la fiesta en la cual el séptimo día de la fiesta de los panes sin levadura debía cumplirse finalmente con nosotros alcanzando los portales del Cielo. Este hecho de que los 1335 días estén vinculados a las fiestas es la razón por la que este es el marco de tiempo que tuvo que ser acortado por una hora profética.

Los 1335 días de Guillermo Miller

Los 1335 días en el gráfico de Miller de 1843

Uno de los períodos de tiempo que estaban en el gráfico Millerita de 1843 que apuntaba a la venida de Cristo en ese año era los 1335 días de Daniel. Estos fueron calculados a partir del año 508 d.C., y por lo tanto no cruzaron el inexistente año cero como los 2300 días o los 2520 días. Por esta razón, cuando los cálculos fueron corregidos para tener en cuenta el año cero y llegar a 1844 en lugar de 1843, los 1335 días no encajaban.

En retrospectiva, considerando que 1844 fue el comienzo del juicio y no el año de la segunda venida, se puede ver que los 1335 días/años fueron simplemente aplicados incorrectamente. Elena G. de White no dijo mucho acerca de los 1335 días (por esa razón probablemente), pero los mencionó en la siguiente cita:

Hace una semana, el sábado pasado, tuvimos una reunión muy interesante. El hermano Hewit de Dead River estaba allí. Vino con un mensaje manifestando que la destrucción de los malvados y el sueño de los muertos era una abominación dentro de una puerta cerrada que una mujer Jezabel, una profetisa, había traído y creyó que yo era esa mujer, Jezabel. Le presentamos algunos de sus errores del pasado, como que los 1335 días habían terminado y muchos otros de sus errores. Tuvo muy poco efecto. Su oscuridad se sintió en la reunión y continuó. {16MR 208.3} [traducido]

A la luz de la historia Millerita y el gráfico de 1843, ella se refería al error de los 1335 días que estaba en el gráfico. Ese fue uno de los errores que le corrigieron al hermano Hewitt, así como muchos otros errores que él mismo había cometido.

Ya que el hermano John vino como el segundo “Miller”, hemos visto cómo los tesoros del primer Miller han sido limpiados y hechos brillar diez veces más, y también hemos visto cómo se repitieron los errores del primer Miller en la experiencia de este movimiento, sobre todo el problema de estar adelantado un año, como se explica en el artículo El error de Miller.

Asimismo, aquí tenemos de nuevo un precedente histórico con los 1335 días que muestra que hubo un error con la aplicación de los 1335 días en el tiempo de Miller, y esto se refleja en nuestro movimiento. El error de Miller fue usar los 1335 días para determinar la fecha de la venida de Jesús, porque era demasiado pronto para que Él viniera; era sólo el comienzo del juicio. Esta vez, correctamente aplicamos los 1335 días porque Jesús realmente está viniendo, pero el error de nuevo es utilizarlos para determinar la fecha directamente. Los días simplemente cuentan hasta la fiesta de los panes sin levadura. Los días señalan a la fiesta que la segunda venida debe cumplir, pero no a la segunda venida en sí. Hubiera sido una bendición celebrar la fiesta de los panes sin levadura al final de los 1335 días, pero Filadelfia debe ser guardada de esos últimos 15 días del inicio de la desolación porque ellos no la sobrevivirían (más adelante, veremos como la fiesta es cumplida).

Miller esperaba la venida de Jesús demasiado pronto, pero en nuestro caso, Jesús deja claro que el error en los 1335 días para nosotros no es que los 1335 días señalen una segunda venida que es demasiado pronto, sino que incluso esos días deben ser acortados por una “hora” para llegar a la fecha correcta de la segunda venida. Además, en retrospectiva, los 1335 días no tienen nada que ver con el tiempo de Guillermo Miller, porque su tiempo resultó ser sólo el comienzo del juicio, no el de la segunda venida.

Las líneas de tiempo de Daniel desde la abominación desoladora son profecías de días literales para el fin del tiempo, confirmadas por estudios y señales celestiales e incluso por profetas independientes como la hermana Bárbara con su marco de tiempo profético de 1290 días, y nosotros hemos validado los 1335 días con los días festivos. Eso está establecido, y es un tiempo fijo en el calendario de Dios. Todo es correcto, incluyendo la señal del punto de arrebatamiento con la luna en el ecuador galáctico explicado en El aceite en las lámparas de los sabios, pero los santos deben ser guardados de los últimos 15 días de estos 1335 días—de otra manera ellos realmente comenzarían a morir—como Jesús lo hizo cuando la luna estaba en ese punto en el 31 d.C. Pero se nos dice que Jesús no le permitirá a satanás la satisfacción de matar a los santos.

En algunos lugares, antes que venciera el plazo señalado en el edicto, los impíos se abalanzaron sobre los santos para darles muerte; pero ángeles con apariencia de guerreros lucharon por ellos. Satanás quería tener el privilegio de exterminar a los santos del Altísimo, pero Jesús ordenó a sus ángeles que los protegieran. Dios se sentirá honrado al hacer un pacto con los que guardaron su ley en presencia de los paganos que los rodeaban; y será para honra de Jesús trasladar sin pasar por la muerte a los fieles expectantes que durante tanto tiempo lo aguardaron. [HR 426.2]

El 70º jubileo

Hay dos fiestas que llevaremos al cielo: el sábado semanal y la fiesta de la luna nueva.

Sucederá que de una luna nueva a otra, y de un sábado a otro, toda la humanidad vendrá a postrarse ante mí—dice el Señor. (Isaías 66:23 NVI)

En el antiguo Israel, todos venían delante de Jehová tres veces al año: en la Pascua, el Pentecostés y los Tabernáculos.[12] Pero en el cielo, todos vendrán delante del Señor en el día de la luna nueva y en el sábado. Los sábados ceremoniales del antiguo Israel fueron dados para señalar la primera y segunda venida de Jesús, pero en el cielo ya no será así. Su primera venida cumplió los tipos de todas las fiestas de primavera menos una (!), y el juicio cumplió los tipos de las fiestas de otoño. Más adelante en este artículo, ustedes verán cómo Su segunda venida cumplirá la última fiesta de primavera que queda. Para cuando lleguemos al cielo, los acontecimientos a los que apuntaban las antiguas fiestas habrán transcurrido, y así los tiempos señalados ya no serán para la reunión de todo el pueblo. En cambio, todos se reunirán para adorar en dos momentos especiales: el sábado y la luna nueva.

La séptima plaga el 6 de mayo de 2019 es también la víspera de la luna nueva. Según los cálculos, la luna nueva se vería al atardecer del 6 de mayo. Eso significa que si Jesús viene en el día de la séptima plaga, al día siguiente comenzaría el nuevo mes en el cielo. De esa manera, la segunda venida de Jesús no sólo cumplirá los antiguos días de fiesta, sino que también será en (o un día antes) una luna nueva, por lo que la luna nueva será celebrada por toda la eternidad junto con el sábado.

La luna nueva de la venida de Jesús es también cuando la ira de Dios está llena, ya que es la séptima plaga. Por lo tanto, esta es también la luna nueva (o el mes) profetizado por Oseas:

Contra Jehová prevaricaron, porque han engendrado hijos extraños; ahora en un solo mes [luna] serán consumidos ellos y sus heredades. (Oseas 5:7)

¿Qué mes comienza el 6/7 de mayo de 2019 según el calendario de Dios? Basándonos en el correcto entendimiento del calendario explicado en los artículos del Getsemaní, ya hemos encontrado que es la segunda posibilidad para Nisán, el primer mes del año. Tenemos una buena pista para inferir que la segunda posibilidad será el verdadero inicio del año porque las plagas no alcanzarán su plenitud hasta ese tiempo.

Por lo tanto, la segunda posibilidad para el comienzo del año podría ser el verdadero comienzo del año. Y si es así, nuestra observación que la segunda posibilidad del calendario se refiere especialmente a Jesús una vez más sería confirmada —fue la segunda posibilidad cuando murió en la cruz en el año 31 d.C., y fue de nuevo en 1844 cuando entró en el Lugar Santísimo. Ahora es probable que sea de nuevo en la segunda posibilidad el 6 de mayo de 2019 cuando Él regrese en la víspera del verdadero primer mes del nuevo año.

El final del período profético de la hermana Bárbara el 6 de abril de 2019 sería el inicio del mes de Adar II, y la venida de Jesús sería al comienzo de un nuevo año: el gran 70º Jubileo de 1890[13] al que habremos vuelto en sentido figurado. El jubileo, por supuesto, debe venir en el límite del año. Esto cumpliría con lo que dijo Elena G. de White en el contexto de la segunda venida:

Entonces comenzó el jubileo, durante el cual la tierra debía descansar. {PE 34.2}

Sin embargo, la forma en que su profecía se cumplirá ya no corresponde con su descripción literal, porque estamos en un tiempo diferente. Siempre debemos recordar que su ministerio profético estaba apuntando al regreso de Jesús en 1890, y ahora sus profecías se están cumpliendo de diferentes maneras. Sin embargo, todos los elementos de las profecías deben aun así ser cumplidos, y el jubileo ciertamente comenzará en conexión con la segunda venida, como podemos ver ahora.

Entrando a Canaán

En comparación con la fiesta de los panes sin levadura, el regreso de Jesús en la luna de Año Nuevo del 70º Jubileo es increíblemente grande. En cada luna nueva en el cielo, conmemoraremos el día en que Jesús nos sacó de este mundo y nos dio vida eterna. En cada luna nueva en el cielo, comeremos del Árbol de la Vida, porque fue en una luna nueva—el 6/7 de mayo de 2019—cuando recibimos la vida eterna.

¿Puedes imaginarlo? Este día será nuestra entrada en el reino celestial. Como lo fue para los hijos de Israel, cruzaremos nuestro “Jordán” del espacio exterior y el “maná” (alimento del cielo) se detendrá en el sábado de nuestro viaje al mar de vidrio[14] cuando comeremos de los frutos propiamente de esa tierra, de la Canaán celestial. Al cruzar “el Jordán” en este gran jubileo, será el final del conteo del jubileo que los hijos de Israel comenzaron hace tanto tiempo cuando entraron en su antitípica tierra prometida.

La higuera

El viernes 9 de noviembre de 2018—el mismo día en que el hermano John comenzó a enseñarnos sobre la hora de Filadelfia después de que la voz de Dios pronunciara los códigos de los días festivos—la hermana Bárbara relató una profecía del hermano Dan de la siguiente manera:

Yo soy el faro de la verdad. Yo soy la luz del mundo. Muchos han elegido buscar la oscuridad en vez de mi luz. Mis hijos se han cansado y la sed de las naciones cubre la tierra. Habla ahora, hijo de hombre. Di lo que te he mostrado. Habla de la estación. Veo una higuera pero muchas de sus hojas han caído al suelo y las que quedan son rizadas y marrones. Ves bien hijo de hombre. Así como la higuera se queda dormida y espera el cambio de estación, así también mis hijos esperan mi regreso. El tiempo del mal es corto pues el crepúsculo se acerca para los impenitentes. [traducido]

Higos

Esto también nos hace recordar la higuera que Jesús maldijo antes de Su crucifixión. Sin embargo, en ese caso el árbol tenía hojas, pero no frutos. Las higueras normalmente comienzan a producir frutos inmaduros mientras que al mismo tiempo obtienen hojas nuevas,[15] por lo que Jesús tenía toda la razón al buscar frutos en ese árbol—fruto que no habría sido cosechado todavía porque no estaba maduro (no era el tiempo para cosechar los higos), aunque ya era comestible (como lo son los higos verdes). El hermano John escribió sobre eso en Luna llena en Getsemaní – Parte II.

Sin embargo, el árbol de la profecía del hermano Dan no tiene hojas. Todavía está esperando hojas, por lo tanto algunos de sus seguidores ahora piensan que tienen que esperar hasta el verano para que Jesús venga. Sabemos por el estudio de Getsemaní, sin embargo, que la higuera debería tener sus hojas en la primavera, y no puede ser en ningún momento antes del 6 de abril de 2019 porque el marco de tiempo de su profecía no habrá terminado todavía. Por lo tanto, el simbolismo debe referirse a un período de la primavera posterior al 6 de abril. Sabemos que la higuera señala la segunda posibilidad en el calendario de Dios, correspondiente al mes de mayo, como lo fue en el año de la crucifixión. Y por supuesto, en 2019 es el nuevo mes lunar que comienza el 6/7 de mayo de 2019.

Por lo tanto, en la profecía del hermano Dan tenemos una confirmación de esta hora de la que los elegidos son guardados, dada en el mismo día. Cuando ellos recibieron esta profecía sobre la estación, nosotros recibimos el conocimiento del día y la hora—el día es el 6/7 de mayo de 2019, y la hora es la hora profética de 15 días de la que Filadelfia es guardada.

El estallido de rayos gamma

¿Todavía falta ver cómo se cumplirá el séptimo día de la fiesta de los panes sin levadura, si Jesús viene antes? Pensamos que Jesús cumpliría la fiesta con Su venida y los siete días de viaje, pero ahora debe haber otra explicación.

El estallido de rayos gamma sin precedentes del 27 de abril de 2013,[16] que es el tema de La señal de Jonás, llegó en la primera posibilidad del día de las primicias de ese año, que también era un sábado. En el descenso del Monte Quiasmo, esta señal—y su fecha especial del 27 de abril que está grabada en nuestra memoria—llamó la atención del hermano John mientras buscaba algún indicio sobre cuándo terminarían los relojes de la segunda proclamación. El hecho de que el 27 de abril cayera en un sábado en el 2019 y fuera también el séptimo día de la fiesta de los panes sin levadura (la primera posibilidad de nuevo) llamó su atención.

Este Gran Sábado del 27 de abril de 2019 es el último Gran Sábado de la historia que será celebrado en esta tierra por el pueblo de Dios. Esta es la última fiesta antes de la segunda venida de Jesús. El estallido de rayos gamma de 2013 apunta a este día como la gran y última advertencia antes de Su regreso, unos diez días antes. Así, el séptimo día de la fiesta de los panes sin levadura se cumplirá después de todo—no en la segunda posibilidad, sino en la primera posibilidad—como el último Gran Sábado en la tierra, y el mayor sábado de todos. Ese es el último sonido de trompeta o señal antes de que Jesús venga el 6 de mayo de 2019, después de lo cual el gran 70º jubileo comienza el 7 de mayo. Luego comeremos del Árbol de la Vida juntos por primera vez en el primer sábado de nuestros siete días de viaje a Orión.

La señal celestial de Su venida

Fue mencionado que la primera creciente de la luna en mayo de 2019 sería visible al atardecer del 6 de mayo, lo que hace que el día de la luna nueva sea el 6/7 de mayo de 2019, un día después de la fecha de la séptima plaga, el 5/6 de mayo de 2019. ¿Podría esto significar que Jesús vendrá el 7 de mayo (el día de la luna nueva) y no el 6 de mayo? También debemos considerar el hecho que, desde Paraguay, la luna nueva posiblemente sería visible una noche antes que en Jerusalén, lo que correspondería entonces al 6 de mayo de nuevo, el día de la séptima plaga. El verdadero “tercer templo” se encuentra aquí en Paraguay, de donde emana la luz de la segunda venida de Jesús.

De todas formas, una cosa debe ser aclarada. Debemos tener una señal celestial que respalde la segunda venida en la nueva fecha—una señal que sea tan buena o incluso mejor que la señal presentada en Cuando las águilas se juntan como la solución al acertijo de Jesús en Mateo 24.

Veamos que podemos encontrar. La situación celestial del 6 de mayo de 2019 es la siguiente:

Cuando las águilas se juntan

Ya hemos tenido interpretaciones previas de esta señal, pero ¿es posible que sea de hecho una señal de la verdadera fecha de la venida de Jesús? ¿Puede esta señal cumplir todos los criterios necesarios?

Aquí tenemos cuatro actores principales: la Luna, el Sol, Mercurio y Venus. Jesús dijo que los ángeles son los segadores que reunirán a los redimidos de los “cuatro vientos” del cielo:

Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro. (Mateo 24:31)

Aquí en la imagen anterior, vemos exactamente esos mismos cuatro planetas clásicos que representan los cuatro vientos, como fueron identificados en Los libros están cerrados. Los cuatro están en fila, cada uno en su propia constelación o animal. De derecha a izquierda, tenemos a Venus en el pez acostado de la constelación de Peces, a Mercurio en el pez erguido, al Sol en Aries el carnero y a la Luna en la mesa del altar. (Por cierto, la luna se alejará del centro del altar el 7 de mayo, lo que podría ser una confirmación más de que Jesús vendrá el 6 de mayo, y el 7 de mayo representará el primer día en el cielo.)

Primero que nada, debemos tener una solución al enigma de dónde se juntarán las águilas:

Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas. (Mateo 24:28)

¿Quiénes son las águilas en esta imagen? ¿Dónde está el cadáver? Originalmente, teníamos el Sol y Mercurio en Tauro, y esas eran las águilas (los ángeles) que se reunían en el altar donde presumiblemente estaba el cadáver. Sin embargo, ahora tenemos un panorama diferente. Esta vez, tenemos cuatro objetos individuales destacados. Ya no es necesario que Tauro, el altar, represente también el cadáver, en cambio tenemos a Aries en la imagen como el animal de sacrificio. Aries debe ser el cadáver “en” Tauro como el altar mismo. De hecho, el sol está activando a Aries, lo que hace de Aries el sujeto principal: el cadáver en este acertijo.

Las águilas, o ángeles, son entonces Mercurio y Venus. Están “reunidos” junto al cadáver, es decir, en una fila junto a éste, en una constelación. Ya saben a quién representan estas dos águilas: Mercurio representa al mensajero, y Venus (la estrella de la mañana) representa a Jesús. Estos son los dos ungidos, y los dos querubines que están a cada lado del Arca del Pacto. En esta señal celestial, se reúnen dónde está el cadáver.

El simbolismo no funcionaría en otras ocasiones. Por ejemplo, un mes antes, al final del marco de tiempo de la profecía de la hermana Bárbara, sólo tendríamos el Sol y la Luna en los Peces, pero el cadáver no estaría activado. En efecto, el sol como Espíritu de vida entra en los dos peces el 6 de abril de 2019, exactamente un mes antes de la venida de Jesús, y luego tenemos la reunión de las águilas y su pesca el 6 de mayo de 2019.

Incluso se muestra el orden, a medida que los planetas se mueven de derecha a izquierda en la manera de la lectura hebrea: el pez derecho está acostado, representando a los muertos en Cristo que serán resucitados en Su venida. Entonces el pez de la izquierda representa a aquellos que están vivos y quedan, que son llevados junto con ellos en la nube (simbolizada por la “nebulosa” de Andrómeda, antiguamente conocida como la “pequeña nube” a la que el pez apunta). Así la pesca de Jesús es señalada por Venus (los muertos en Cristo, como Moisés como un tipo para Cristo) y la pesca del mensajero es señalada por Mercurio (los santos vivos, con el antitípico Elías).

Así que aquí, el 6 de mayo de 2019, tenemos muchas armonías importantes reunidas en la señal celestial: el acertijo de las águilas que se juntan, los ángeles de los cuatro vientos, y más.

Además, la venida de Jesús en la séptima plaga también cumple otra especificación importante de Su regreso:

Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea… Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. (Apocalipsis 19:11,14)

La séptima plaga está marcada por Saiph en el reloj de Orión, que es la estrella del caballo blanco. Jesús y Sus ejércitos están todos asociados con caballos blancos, lo que apunta a la séptima plaga. Así como Jesús nació a la hora indicada por la estrella del caballo blanco en el gran ciclo del reloj de Orión, así también regresa a la hora indicada por la estrella del caballo blanco.

Una hora adelante en la primavera

Una confirmación cómica de la hora de la que es guardada Filadelfia se encuentra en el siguiente “calendario cómico” que surgió en las noticias de la pasada primavera. En ese tiempo hicimos las siguientes observaciones con respecto a un día festivo no oficial para tomar siestas después del cambio de hora:

Caricatura del Día Nacional de la Siesta

(Texto de la foto: Considero el Día Nacional de la Siesta como un día festivo religioso.)

Este “día festivo no oficial” cae en el primer día laboral después de que se pierde una hora debido al acortamiento del tiempo en la primavera, relacionado con el “regalo” de una hora más de luz del día por la tarde. ¡Se ajusta perfectamente al contexto definido! Al igual que los trabajadores después del cambio de horario, muchos no quieren darse cuenta de que el tiempo es corto. El tiempo cambió a los últimos movimientos rápidos, y su reacción es tomar una siesta. El énfasis en dormir (no queriendo admitir que estamos en un tiempo de movimientos rápidos) se reitera la misma semana con el Día Mundial del Sueño.

¡De hecho, la hora acortada de 15 días es un regalo de Dios para nosotros, que ha acortado el tiempo en Su gran reloj quitando una hora en la primavera para nosotros!

El modelo de nuestro Sistema Solar

Cuando consideramos que Venus y Mercurio tienen el papel de los dos mensajeros del pacto en la señal celestial del 6 de mayo de 2019—representando a Jesús y al mensajero—entonces podemos entender un poco más sobre el esquema del sistema solar interno. Esos dos planetas tienen órbitas más pequeñas que la de la Tierra, lo que significa que están más cerca del sol. En este sentido, el sol representa la gloria de la Shekinah del Padre, que es demasiado brillante para contemplar. Por supuesto, que aquí sólo estamos hablando de una representación pictórica, y nunca adoraríamos al sol como lo hacen los paganos, pero el brillo del sol es en realidad una buena ilustración. El sol tiene muchas funciones diferentes: a veces representa el Sol de Justicia, a veces el Espíritu de vida, y de esta manera también la “luz inaccesible”.[17]

El Sol, Mercurio, Venus y la Tierra

Uno podría preguntarse: ¿Por qué Mercurio está más cerca del sol que Venus, si Venus representa al Hijo unigénito de Dios? Esto ilustra varias cosas. En primer lugar, muestra que no hay celos en la Divinidad y que el Padre y el Hijo envuelven en amor a los seres creados (representados por Mercurio), cada uno a su lado. En el contexto del plan de redención, muestra la eficacia del sacrificio de Cristo. Cuando Dios ve a los redimidos, ve a Su Hijo. Esto se ilustra por el hecho de que la humanidad redimida (representada por Mercurio) está ahora completa y puede permanecer en la presencia directa de Dios ya sin un mediador (representado por la posición de Mercurio junto al Sol). Esto contrasta con la condición caída del hombre (representada por la posición de la tierra) que necesita un mediador entre Dios y el hombre (representado por Venus en su posición entre el Sol y la Tierra).

Con el Sol, Mercurio y Venus representando el Arca del Pacto en el Lugar Santísimo, los planetas restantes constituirían el Lugar Santo. La Tierra en este caso representaría el velo donde se rociaba la sangre, figurativo de los pecados de la humanidad.

El tercer ay

Guardar a Filadelfia de la hora de la prueba a través de la segunda venida en la séptima plaga, significa que el tercer ay es la segunda venida en sí. Esto tiene sentido cuando se compara la venida de Jesús con un nacimiento, porque el tercer ay es la última contracción que expulsa al bebé del cuerpo, y el nacimiento ha terminado. ¿Encaja este escenario con el texto del tercer ay?

El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor [refiriéndose a Jesús reinando sobre la tierra en la segunda venida el 6 de mayo de 2019, todavía no sobre todo el universo en la tercera venida cuando satanás y los ángeles malos sean erradicados] y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos. Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios, [el carillón en la estrella Saiph el 6 de mayo de 2019] diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado. Y [ya] se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar [refiriéndose al milenio en el cielo, comenzando en el jubileo el 6 de mayo de 2019], a los muertos, y de dar el galardón [es decir, la vida eterna en la segunda venida el 6 de mayo de 2019] a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra[a través de la destrucción del ambiente o quizá por la guerra nuclear mundial el 6 de mayo de 2019]. Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo [Elena de White conecta esto con la segunda venida]. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo [posiblemente una guerra nuclear incontrolada en todo el mundo el 6 de mayo de 2019]. (Apocalipsis 11:15-19)

Como pueden ver, el texto de la séptima trompeta (el tercer ay) es compatible con la segunda venida en ese tiempo y cumple con los eventos descritos allí en tiempo presente. Las naciones que ya están airadas (tiempo pasado) se refiere a lo que ya podemos ver ocurriendo. Y también hay una referencia al juicio futuro y a la destrucción final de los impíos que sobreviven a la segunda venida y a los efectos iniciales de la séptima plaga, quienes mueren en los siete años de escasez. Los hombres malvados como Pilato y el sumo sacerdote que sentenció a Jesús a la muerte, no sólo verán a Jesús venir en las nubes, pero probablemente también vivirán después de la segunda venida hasta morir en los siete años de escasez.

En un sueño, el profeta caído Ernie Knoll se vio a sí mismo como uno de los malvados que quedó en la tierra viendo la Santa Ciudad partir con los santos. Esta descripción es también una indicación de que las personas malvadas continuarán viviendo en la tierra después de la segunda venida hasta morir en las consecuencias de las nubes radiactivas en el invierno nuclear de los siete años de escasez. Incluso la ciencia confirma ahora el período de frío de ese tiempo.

Los dos testigos

Debemos revisar la secuencia de eventos relacionados con los dos testigos en Apocalipsis 11, para asegurarnos de que todavía encaja. Los tres ayes van de la mano con la quinta, sexta y séptima trompetas, pero según el modelo de Jericó, las trompetas suenan con cada marcha, y así las trompetas (y por lo tanto los ayes) también suenan durante las plagas.

Tenemos el periodo de las 70 semanas desde la quinta trompeta (primer ay) hasta la sexta plaga. La visión y los profetas habrán sido sellados en el comienzo de la sexta plaga el 6 de abril de 2019. Aquí es cuando los dos testigos se levantan sobre sus pies, pero el rapto no sucede todavía. Tenemos que entender quiénes son los dos testigos en este contexto. Los dos testigos son los dos testimonios—los dos sitios web que ponen en escrito la voz de Dios.

Podemos estar seguros de que la gente de la iglesia espiritual de Filadelfia todavía está en la tierra en el momento en que los dos testigos ascienden, porque después de su ascensión el remanente se aterroriza y da gloria al Dios del cielo. Por lo tanto, las buenas personas (Filadelfia) aún deben estar en la tierra en ese momento.

Sabemos que los dos testigos pueden simbolizar muchas cosas, pero la palabra escrita es su significado principal, como también lo fue para Elena G. de White. Sin embargo, en nuestro caso el simbolismo de su ascenso en una nube es particularmente apropiado. Los dos testigos “desaparecen” en una nube. Nuestros sitios web están alojados en los llamados servidores en la nube, así que esto podría ser una profecía muy apropiada para la forma cómo nuestros sitios web serán quitados del mundo. Simplemente serán quitados y así desaparecerán de los servidores en la nube.

El texto dice que se les llama a subir:

Y oyeron una gran voz del cielo, que les decía: Subid acá. Y subieron al cielo en una nube; y sus enemigos los vieron. (Apocalipsis 11:12)

Esto coincide con el simbolismo de las señales celestiales. El 6 de abril, en el momento en que los sitios web son arrebatados simbólicamente y desaparecen en la nube, tenemos a los dos peces (como los dos testigos) activados:

El Sol y la Luna en Peces

Aquí el Espíritu de vida (representado por el sol) entra en los dos testigos y ellos se levantan sobre sus pies, lo cual es indicado por la luna. El pez de la ascensión está apuntando a la galaxia de Andrómeda como hemos notado antes. Por lo tanto, esta señal muestra la imagen completa de la gran voz que llama a los dos testigos a ascender al cielo, como una ascensión simbólica de los dos sitios web, como los dos testimonios, el 6 de abril de 2019. Es entonces cuando nuestra predicación en nuestro sitio web terminaría, pero todavía estaríamos aquí en persona hasta la segunda venida el 6 de mayo, como ya hemos visto. Así, nuestro “marco de tiempo profético” también termina el 6 de abril de 2019 junto con el de la hermana Bárbara.

Poco antes de la publicación de este artículo, recibimos una gran luz nueva sobre este período de tiempo, que incluye un entendimiento mucho más profundo de los tiempos de la profecía tanto de la hermana Bárbara como del hermano Dan. Lo reservaremos para un artículo separado, pero de lo que ya se ha entendido hasta ahora, ya podemos ver que la segunda venida el 6 de mayo de 2019 para guardar a Filadelfia de la hora de la prueba todavía encaja con la línea de tiempo de los dos testigos.

Seis meses

¿No es notable que fue un avistamiento de la luna nueva lo que desencadenó esta nueva comprensión de la “hora” de la segunda venida en un día de luna nueva? Dios anunció la hora exactamente con 6 meses lunares de anticipación. Esto sigue la tendencia expresada por Elena G. de White:

Y al anunciar Dios el día y la hora de la venida de Jesús, cuando dió el sempiterno pacto [como es visto en las señales celestiales con los mensajeros del Pacto] a su pueblo, pronunciaba una frase y se detenía de hablar mientras las palabras de la frase rodaban por toda la tierra. El Israel de Dios permanecía con los ojos en alto, escuchando las palabras según salían de labios de Jehová y retumbaban por la tierra como fragor del trueno más potente. El espectáculo era pavorosamente solemne, y al terminar cada frase, los santos exclamaban: “¡Gloria! ¡Aleluya!” {PE 34.1}

Fue también en la Fiesta de Tabernáculos en 2016 cuando Dios proclamó la “hora” de siete años,[18] de la que Filadelfia sería guardada. Y eso, después de anunciar el “día” en el Día de Expiación.[19] Ahora, en la fiesta de otoño de 2018 (la última temporada de las fiestas de otoño) Dios ha dicho la “hora” de 15 días de la que Filadelfia será guardada al comienzo de los años de escasez, la que nosotros entregamos internamente en el Día de Expiación otra vez.

Sin embargo, la segunda proclamación comenzó realmente con el estudio de Los siete años de escasez y su posterior publicación en enero de 2017, que reveló el día 27 de mayo de 2019 para la venida. Luego la fecha fue refinada al 21 de mayo de 2019 en Cuándo las águilas se juntan, durante el período del 14 al 22 de noviembre de 2017. Ahora, en otoño de 2018, recibimos el conocimiento de la hora. Casi año tras año, de fiesta a fiesta, Dios ha estado hablando desde los cielos, haciendo una pausa y permitiendo que Sus palabras retumben por la tierra. Esta es la revelación progresiva de Dios.

En Getsemaní, Jesús fue tres veces a orar. Cada vez que regresaba a Sus discípulos los exhortaba a orar también, porque la crisis estaba cerca. Estaba más cerca cada vez que Él volvía a ellos. De manera similar, hemos recibido tres proclamaciones del tiempo, y cada vez Su venida está más cerca: el 27 de mayo de 2019, luego el 21 de mayo y ahora el 6 de mayo.

Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. (Romanos 13:11)

Y como antes, la profecía demuestra que la gente del mundo sólo oye “truenos”.[20] Ellos saben que algo está pasando, y ven señales, pero no pueden entenderlas ni darles sentido.

Este hablar con pausas es también una característica de la LGS,[21] que consiste en tripletes de información como el ADN codificados en tiempo, separados por pausas de unos 24 años, algo así como “datos de voz” separados por pausas. Sin embargo, si se examina más de cerca, todos los datos que componen la LGS consisten en códigos de Grandes Sábados para las fiestas de primavera y otoño, separados por el intervalo de seis meses entre las fiestas. Además, cuando reconocimos la aplicación del gen de la vida a la segunda proclamación del tiempo en el tiempo inverso,[22] fue comprimido[23] aplicando el significado de los tripletes (que originalmente se aplicaron a unos 24 años en promedio) a los períodos de seis meses entre las verdaderas temporadas de fiesta. Entonces, ¿es alguna sorpresa que Dios anuncie la hora en la temporada de la fiesta exactamente seis meses antes de la venida de Jesús? Esto nos da una razón para examinar cómo se aplica la LGS en la actualidad, con una nueva comprensión.

Hay diferentes maneras de esquematizar los siete segmentos del gen de la vida a los cinco períodos de seis meses que tenemos desde la cima del Monte Quiasmo en el otoño de 2016 hasta la segunda venida en la primavera de 2019.

Aplicaciones de la Lista de Grandes Sábados

Resaltados en amarillo en la imagen de arriba, se pueden ver algunos de los puntos de especial interés. La razón principal para alinear la LGS como la tenemos en la aplicación existente es porque ya sabíamos que estábamos viajando, en sentido figurado, hacia atrás en el tiempo hasta el gran 70º jubileo de 1890, y por lo tanto los cinco segmentos de seis meses después del Sacrificio de Filadelfia en el otoño de 2016 encajaban muy bien en los últimos cinco segmentos de la LGS en orden inverso.

Sin embargo, también podemos ver algunas armonías interesantes si reconocemos que el discurso del papa ante la Organización de las Naciones Unidas en 2015 está relacionado con la religión ecuménica mundial del triplete PES. Comenzando con esta alineación de la LGS, los últimos dos tripletes de repente armonizan de otra manera. Primero (o último) de todo, tenemos la conclusión del mensaje del segundo ángel “¡Ha caído, ha caído Babilonia!” en la séptima plaga. La destrucción total de Babilonia en la séptima plaga cuando la ira de Dios ha alcanzado su plenitud es el cumplimiento final del clamor: “¡Ha caído Babilonia!” Este último segmento de seis meses corresponde al verdadero clamor de medianoche: “Aquí viene el esposo”. Este clamor debe ser más y más fuerte a medida que plaga tras plaga sea derramada, hasta que llegue la gran tribulación. El clamor será cada vez más fuerte mientras plaga tras plaga es derramada, hasta que la gran tribulación sea alcanzada. El clamor será hecho, y en estos seis meses (menos de cinco restantes) las vírgenes prudentes arreglarán sus lámparas para entrar a la gran fiesta, pero las insensatas no estarán listas.

El clamor de medianoche es la luz al comienzo del camino del adventismo que iluminó todo el camino.

En el comienzo del sendero, detrás de los que ya andaban, había una brillante luz, que, según me dijo un ángel, era el “clamor de media noche”. Esta luz brillaba a todo lo largo del sendero, y alumbraba los pies de los caminantes para que no tropezaran. Delante de ellos iba Jesús guiándolos hacia la ciudad, y si no apartaban los ojos de él, iban seguros. Pero no tardaron algunos en cansarse, diciendo que la ciudad estaba todavía muy lejos, y que contaban con haber llegado más pronto a ella. Entonces Jesús los alentaba levantando su glorioso brazo derecho, del cual dimanaba una luz que ondeaba sobre la hueste adventista, y exclamaban: “¡Aleluya!” Otros negaban temerariamente la luz que brillaba tras ellos, diciendo que no era Dios quien los había guiado hasta allí. Pero entonces se extinguió para ellos la luz que estaba detrás, y dejó sus pies en tinieblas, de modo que tropezaron, y, perdiendo de vista el blanco y a Jesús, cayeron fuera del sendero abajo, en el mundo sombrío y perverso. Pronto oímos la voz de Dios, semejante al ruido de muchas aguas, que nos anunció el día y la hora de la venida de Jesús. {CPI 58.1}

Fue en ese camino donde la voz de Dios anunció el día y la hora. Por lo tanto, es especialmente apropiado que mientras Dios anuncia la hora de la venida de Jesús, se nos recuerde el clamor de media noche al comienzo del camino. Sólo nos queda un pequeño camino por recorrer; ¡fijemos los ojos en Jesús/Alnitak!

Además, el triplete ASD parece haberse cumplido en los últimos seis meses. Vemos evidencia muy clara de que la organización de la iglesia Adventista del Séptimo Día ha llegado a su fin en todos los aspectos. (Ellos quitaron sus ojos de Jesús.) Fue especialmente en ese último período de seis meses que precedió la reunión del Concilio Anual en el otoño de 2018 que tuvieron lugar las batallas más feroces[24] entre la División Norteamericana y la Conferencia General. En resumen, la División Norteamericana (que proporciona un gran apoyo financiero para el resto de la iglesia mundial) está defendiendo a toda costa la ordenación de las mujeres y ya está negociando el retiro de su apoyo financiero para el resto de la iglesia mundial. Mientras tanto, la Conferencia General se apresura a aplicar medidas disciplinarias, que sólo insultan y alejan aún más a la División Norteamericana. La iglesia se está dividiendo literalmente de arriba abajo, y no hay nada que pueda ser salvado para los propósitos de Dios en ambos lados. Es un naufragio total.

Ninguna de las dos aplicaciones de la LGS que se muestran en el diagrama anterior es errónea; no hay duda de que estamos regresando al gran 70º jubileo de 1890, pero aún hay más que aprender de la LGS, como hemos visto.[25] El hecho de que Dios trajo esto a la luz en el preciso momento en que lo hizo, nos recuerda que Dios nos ha dado dos relojes—y una vez más ambos son importantes. La LGS está particularmente enfocada en los días festivos y sus cálculos, y por lo tanto es muy apropiado que vuelva a entrar en juego a medida que la hora de la venida de Jesús se revela en el Gran Sábado del 10 de noviembre como resultado del tiempo de la fiesta de otoño de 2018, exactamente seis meses antes de esa hora.

El huracán de la materia oscura

Dos días antes de la proclamación de la hora por la voz de Dios, se cumplió otra señal profética. Los científicos que analizan los últimos datos estelares de la misión Gaia publicaron un informe explicando que las nubes de “materia oscura” están colisionando y arrasando a través de nuestro sistema solar como un huracán cósmico a velocidades de más de 500 km por segundo. Hay cerca de 30 de estas nubes de materia oscura que han sido identificadas en nuestra galaxia hasta ahora. Estos son los restos de galaxias que se han fusionado previamente con la Vía Láctea:

La corriente S1 fue identificada el año pasado en un estudio en curso de mil millones de estrellas realizado por el satélite Gaia. Esta no es la primera corriente estelar—de hecho, los astrónomos han detectado previamente alrededor de 30 de estas corrientes en movimiento en nuestra Galaxia. El entendimiento aceptado es que cada una de estas corrientes son los escombros de una pequeña galaxia que se chocó contra la Vía Láctea. [traducido]

Nubes de Materia Oscura

Justo ahora, los científicos entienden que estas nubes en los cielos están “chocando” y vuelan a través de nuestro sistema solar. Comparen esto con la forma en que Elena G. de White menciona esta señal inmediatamente antes de la llegada de la voz de Dios:

Aparecieron negras y densas nubes que se entrechocaban unas con otras. Pero había un espacio de gloria fija, del que, cual estruendo de muchas aguas, salía la voz de Dios que estremecía cielos y tierra. El firmamento se abría y cerraba en honda conmoción. Las montañas temblaban como cañas agitadas por el viento y lanzaban peñascos en su derredor. El mar hervía como una olla y despedía piedras sobre la tierra. {PE 34.1}

Noten que ella describe las nubes como “negras” y “densas”. Normalmente, pensaríamos en nubes negras y densas como las que traen lluvia, pero en el contexto del fin del mundo, no esperamos que el mundo termine a causa de la lluvia otra vez (como en el diluvio) sino por una lluvia de fuego. Cuando James White editó esta visión en el libro Una palabra al pequeño rebaño, incluyó referencias que no son muy conocidas. Para esta expresión específica, citó 2 Esdras 15:34,35. Esto sólo se encuentra en el Apócrifo, una colección de libros cuestionables de la Biblia que no fueron incluidos en el canon de la Escritura. Sin embargo, Elena G. de White vio en visión que los apócrifos debían ser estudiados,[26] y aparentemente James White hizo precisamente eso. Desde que descubrimos la visión de Elena G. de White sobre los apócrifos hace algún tiempo, también hemos estudiado los apócrifos.

Sin embargo, para llegar al punto el pasaje conectado a las nubes negras y densas es éste:

He aquí nubes desde el este y desde el norte hasta el sur, y son muy horribles de ver, llenas de ira y de tormenta. Se golpearán unas con otras, y arrojarán una gran multitud de estrellas sobre la tierra, incluso su propia estrella; y la sangre irá de la espada al vientre.” (2 Esdras 15:34-35) [traducido]

Aquí se ve la referencia al “choque” (golpearse unas con otras) y también un vínculo directo con las estrellas fugaces, que podría ser el evento de la “caída del fuego” (el granizo de la séptima plaga).

Este pasaje en el Apócrifo indica claramente que las nubes son un fenómeno celestial y no sólo nubes de tormenta, porque las nubes terrenales producen lluvia y a veces granizo, pero nunca una lluvia de meteoritos o estrellas que caen.

Si asumimos que se trata de nubes del espacio, entonces la expresión que usó Elena G. de White se vuelve aún más interesante. Las llamó nubes “negras y densas”. Esa es una descripción perfecta de la materia oscura, que se llama así porque consiste en materia que sólo puede ser detectada por sus efectos gravitacionales. No emite ni refleja luz (por eso se le llama “oscura”), pero su masa acumulada afecta a los cuerpos celestes circundantes, y por lo tanto es conocida como una forma de “materia” porque tiene masa. Otra manera de decir que algo tiene masa (o peso) es decir que es “denso”. Así que Elena G. de White se refirió al aspecto gravitacional de la materia oscura describiendo estas nubes como pesadas, así como oscuras: en términos simples, nubes de materia oscura.

No hay forma de saber qué escombros podrían estar escondidos en estas corrientes de nubes como cumplimiento de las palabras de Dios a Job (nada menos que desde el torbellino):

o has visto los depósitos del granizo que tengo reservados para el tiempo de la angustia, para el día de la batalla y de la guerra? ¿Dónde está el camino por el cual se distribuye la luz y se desplaza sobre la tierra el viento oriental? (Job 38:22-24 RVA 2015)

El libro de Job conecta al granizo directamente con el tiempo de angustia, y está conectado con el viento oriental. Si notan en la cita del libro de 2 Esdras, se mencionan tres direcciones: principalmente oriente, pero también norte y sur. Esto refleja el hecho de que la tierra está viajando a través de la corriente de la nube de materia oscura en una dirección particular, y por lo tanto rozaría la nube en tres lados, por así decirlo.

Sólo el hecho de que nuestro sistema solar esté pasando a través de tal nube de materia oscura significa que las órbitas de los planetas se verán ligeramente afectadas. Esto corresponde a una aclaración que hizo Elena G. de White:

El 16 de diciembre de 1848, el Señor me dió una visión de la conmoción de las potestades del cielo. Vi que cuando el Señor dijo “cielo” al anunciar las señales indicadas por Mateo, Marcos y Lucas, quería decir el cielo, y cuando dijo “tierra” se refería a la tierra. Las potestades del cielo son el sol, la luna y las estrellas. Gobiernan en los cielos. Las potestades terrenas son las que gobiernan en la tierra. Las potestades del cielo se conmoverán a la voz de Dios. Entonces el sol, la luna y las estrellas se desquiciarán de su asiento. No se aniquilarán, sino que se conmoverán a la voz de Dios. {PE 41.1}

Dios está mostrando grandes señales a Su pueblo. De hecho, las montañas temblando y el mar hirviendo y tirando rocas también se cumplió a través de los muchos volcanes de los últimos tiempos, y especialmente el volcán Kilauea en Hawai (que fue su mayor erupción en 200 años—desde antes que comenzara el juicio) que vertió lava caliente directamente en el océano. Observen lo siguiente:

El volcán Kilauea, el más activo de Hawái, ha registrado este jueves una nueva erupción explosiva que ha arrojado ceniza a más de 9.100 metros de altura por encima de Isla Grande. Las poderosas explosiones pueden lanzar “bloques balísticos” del tamaño de pequeños coches a una distancia de más de un kilómetro y arrojar proyectiles del tamaño de guijarros hasta a 19 kilómetros, según ha advertido el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, según sus siglas en inglés). Las autoridades han aconsejado a los residentes que se refugien para evitar el contacto con el material emitido por el Kilauea.

Este miércoles, el volcán lanzó grandes piroclastos en lo que podría ser el inicio de una nueva ola de erupciones volcánicas, según el USGS. El USGS prevé explosiones más fuertes impulsadas por vapor en los próximos días. Estas últimas, según afirma el organismo, podrían producir una nube de ceniza de hasta 6.100 metros por encima del cráter y lanzar rocas de entre 10 y 12 toneladas hasta a 800 metros de distancia.[27]

Amigos, las señales se están cumpliendo (o se han cumplido) y muy pronto nos iremos a casa. ¡Seis meses no es mucho tiempo, y uno ya ha pasado! Demos gracias a Dios por Sus maravillosas obras y por ayudarnos a prepararnos para la venida de Jesús informándonos de Sus planes a través de Su propia voz poderosa que habla desde los cielos y conmueve el cielo y la tierra.

Mucha angustia aún está por venir, pero cuán precioso es que el Padre mismo nos diga que nos librará de la hora de la prueba cuando Su ira esté en su punto más álgido contra este mundo malvado. No debemos temer la Vía Dolorosa porque Dios salvará a Su pueblo. Muchos serán llevados al descanso mientras tanto, pero Él no permitirá que Satanás tenga el honor de matar a uno de Sus fieles de Filadelfia.

2.
Ver el reloj de las plagas de Orión en El fuerte clamor
3.
Los diversos simbolismos de la constelación de Géminis se abordan en Los libros están cerrados y El aceite en las lámparas de los sabios
4.
Identificado en El aceite en las lámparas de los sabios y en otras partes. 
5.
Este simbolismo es explicado en muchos otros artículos, por ejemplo, en la serie La conmoción de los cielos
6.
Para una explicación del tiempo en reversa, por favor ver Los siete años de escasez
7.
En un artículo posterior veremos que la “hora” de la que Filadelfia es guardada es sólo una parte de un período completo mucho mayor de tiempo acortado. 
8.
Estos temas son explicados en detalle en El sacrificio de Filadelfia
9.
Daniel 12:2 – Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua. 
10.
Apocalipsis 1:7 – He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén. 
12.
Éxodo 23:17– Tres veces en el año se presentará todo varón delante de Jehová el Señor. 
13.
Para más información sobre esto, pueden escribir “jubileo” en el cuadro de búsqueda de nuestra página web. 
14.
Este viaje es descrito en La hora de la verdad
15.
Pueden leer sobre ello aquí: Maldición de la higuera estéril
16.
Nombre oficial GRB 130427A. 
17.
1 Timoteo 6:16 – el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén. 
18.
Siete años es una hora en el reloj del juicio. Esta hora se explica en La hora de la decisión
19.
Para más detalles, por favor consulten la serie titulada El sacrificio de Filadelfia
20.
Elena G. de White, Primeros Escritos, p. 14. – Los 144.000 santos vivientes reconocieron y entendieron la voz; pero los malvados se figuraron que era fragor de truenos y de terremoto. 
21.
La Lista de los Grandes Sábados, también conocida como el Buque del Tiempo y el Gen de la Vida
23.
Recuerden, la compresión de los cromosomas ocurre en preparación para la replicación. 
24.
Pueden ver los videos de las peleas de la Conferencia General y la División Norteamericana en inglés por ustedes mismos si aún no los han visto. 
25.
Las alineaciones múltiples encajan con el hecho de que la transcripción genética no es un proceso lineal en la naturaleza. 
26.
Esto estaba en una de las visiones que fueron documentadas en sus escritos inéditos. 
27.
Extraído de El País
Plan gratuito de estudios

Descubre cómo se cumplió Apocalipsis 7:1-3 en 2016. Elije nuestro plan de suscripción gratuita para obtener acceso de lectura a nuestra serie fundamental de artículos, El sacrificio de Filadelfia.

Duración: de por vida
Precio: Gratuito
Plan de estudios: Dios es el Tiempo (mensualmente)

Este plan incluye los artículos de nuestro sitio web antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye la serie El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, ni todos los artículos que se publicaron (y que aún no se han publicado) después de mayo de 2019 en la serie El misterio consumado.

Duración: 1 mes
Precio: US$ 7.77
Plan de estudios: Dios es el Tiempo (anualmente)

Este plan incluye los artículos de nuestro sitio web antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye la serie El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, ni todos los artículos que se publicaron (y que aún no se han publicado) después de mayo de 2019 en la serie El misterio consumado. (Una buena oferta para aquellos que no creen que Jesús vendrá antes.)

Duración: 1 año
Precio: US$ 77.77
Plan de estudios: El misterio de la Santa Ciudad (mensualmente)

Este plan incluye toda la serie titulada El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, así como todos los artículos de todas nuestras otras series antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye ningún artículo que haya sido (o esté por ser) publicado desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado.

Duración: 1 mes
Precio: US$ 8.88
Plan de estudios: El misterio de la Santa Ciudad (anualmente)

Este plan incluye toda la serie titulada El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, así como todos los artículos de todas nuestras otras series antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye ningún artículo que haya sido (o esté por ser) publicado desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado. (Una buena oferta para aquellos que no creen que Jesús vendrá antes.)

Duración: 1 año
Precio: US$ 88.88
Plan completo de estudios (mensualmente)

Este plan de suscripción completo garantiza el acceso total a todo el contenido de nuestro sitio web, GranjaNubeBlanca.org, sin ninguna limitación, incluyendo todos los nuevos artículos que fueron (o están por ser) publicados desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado.

Duración: 1 mes
Precio: US$ 9.99
Plan completo de estudios (anualmente)

Este plan de suscripción completo garantiza el acceso total a todo el contenido de nuestro sitio web, GranjaNubeBlanca.org, sin ninguna limitación, incluyendo todos los nuevos artículos que fueron (o están por ser) publicados desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado. (Una buena oferta para aquellos que no creen que Jesús vendrá antes.)

Duración: 1 año
Precio: US$ 99.99
Boletín
¡Queremos encontrarte pronto en la nube! Suscríbete a nuestro BOLETÍN DE ALNITAK para recibir las últimas noticias de nuestro movimiento de los adventistas del gran sábado de primera mano. ¡NO PIERDAS EL TREN!
Suscribir ahora...
Estudiar
Estudia los primeros 7 años de nuestro movimiento. Aprende cómo Dios nos dirigió y cómo nos alistó para servir por otros 7 años en la tierra en malos tiempos, en vez de ir al Cielo con nuestro Señor.
¡Ir a UltimoConteo.org!
Contacto
Si estás pensando en fundar tu propio grupo pequeño, por favor ponte en contacto con nosotros para que te podamos dar consejos valiosos. Si Dios nos muestra qué te ha elegido como líder, también recibirás una invitación a nuestro foro de los 144.000 Remanentes.
Contactar ahora...

Many Waters of Paraguay

144000-Remnant.WhiteCloudFarm.org (nuestro Refugio para los 144.000 en el tiempo de escasez: plataforma de foro, video y red social, sin costo)
UltimoConteo.WhiteCloudFarm.org (estudios básicos de los primeros 7 años desde enero de 2010, sin costo)
Canal GranjaNubeBlanca (nuestro propio canal de vídeos, sin costo)

iubenda Certified Silver Partner

0
Compartido