+1 (302) 703 9859
La cosecha final

 

Diariamente vemos en las noticias una restricción tras otra impuesta como resultado de la crisis por el coronavirus que sigue asolando al mundo con pánico. La vida como la conocemos ha cambiado radicalmente de la noche a la mañana, y parece que no hay final a la vista. Muchos no están preparados para afrontar este cambio de paradigma y se preguntan si las cosas volverán a ser “normales”. Otros están empezando a reconocer los acontecimientos como indicadores de que se acerca el momento del fin. ¿Nos da la palabra de Dios el entendimiento de lo que está sucediendo a través de las profecías compartidas en ella? Si es así, ¿cuál es Su propósito para Sus hijos en un tiempo como este?

Dios ha proporcionado las respuestas a esas preguntas trascendentales al revelar que la cosecha final de la tierra está ocurriendo en medio de la crisis por el coronavirus y al dejar ver Su plan de cosecha a través del entendimiento profético de Apocalipsis 14 en relación con Sus relojes. ¡Estamos en medio de una gran batalla, pero la victoria eterna no será para aquellos que luchan contra la Corona![1] El tiempo pasa rápidamente para recoger las cosechas antes de que Jesús venga. ¿Dejarás que te reclute como obrero en la cosecha, para compartir un mensaje de esperanza y consuelo durante este tiempo peligroso?

En un momento en el que la humanidad está siendo aislada y puesta en confinamiento, Jesús está obrando preparándose para reunir a Sus fieles para sí mismo de acuerdo con la hora de Su reloj en Orión que muestra exactamente dónde estamos en la historia de la Tierra. ¿No te proporcionaría un entendimiento relevante del Apocalipsis un sentido de dirección y propósito y la fuerza para soportar lo que el mundo está enfrentando?

Es nuestra más ferviente oración que a medida que aprendas sobre la cosecha que Jesús declaró como “el fin del mundo”,[2] obtengas la confianza en Dios para enfrentar los desafíos que continuarán atacando. Que seas parte de los abundantes frutos por los que Él se sacrificó, para ser reunidos en Su reino.

Una cosecha en Su tiempo

Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. (Juan 14:3)

El tiempo es amor Jesús, el Señor de la cosecha, actúa de acuerdo al tiempo del Padre como lo reveló durante Su ministerio en la tierra al estudiar diligentemente las profecías bíblicas para saber el tiempo y la manera en que cumpliría los tipos.[3] De la misma manera ahora, Él está haciendo la obra de la cosecha según el tiempo revelado por el Padre[4] en el reloj de Orión[5] que muestra Su sacrificio y obra a favor de la humanidad.[6] Podemos caminar de cerca con el Padre durante este tiempo incierto siguiendo el ejemplo de Jesús en el estudio diligente de Su palabra profética para identificar los tiempos del Maestro y prepararnos para la obra que tiene para nosotros.

Muchos obreros han trabajado en el campo antes, llamando a la gente a acoger las revelaciones de Dios y a anunciar Su regreso. A estos cosechadores del reino de Dios se les concedió el conocimiento del tiempo de Dios apropiado para su época. Siendo profundamente tocados por la gracia salvadora de Jesús, en gratitud dedicaron sus vidas a investigar Su tiempo y proclamarlo al mundo. ¿Deberían ser etiquetados como herejes, simplemente porque buscaron entender los planes de la cosecha directamente de su Maestro, y en su afán creyeron que eran para la cosecha final?

El amor abundante en el corazón del creyente es lo que lo impulsa siempre a investigar el tiempo en que la bendita esperanza se hará realidad e invitar a otros a prepararse para esa cosecha final. Esto no es un pecado como la mayoría de la gente parece creer, como lo atestigua su rechazo a la búsqueda del tiempo, pero abre la puerta a una comunión íntima con Dios que Satanás quiere evitar a toda costa. Los buscadores del tiempo aprenden sobre una característica de Dios[7] que sólo aquellos que están dispuestos a seguir la guía del Espíritu entenderán y aceptarán.

La hora de Su juicio ha llegado

Dios actúa según los principios que comparte en Su palabra. En Sus tiempos señalados, ha buscado humildes vasos a los que pueda dar el entendimiento de Sus revelaciones, para que a su vez puedan proclamarla a otros.

Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. (Amos 3:7)

Apocalipsis 14 presenta las impresionantes imágenes de tres ángeles, cada uno de los cuales posee un mensaje significativo para dar a la humanidad en preparación para la cosecha final. Dios ha utilizado instrumentos humanos para revelar el significado de esos mensajes, y es de vital importancia entenderlos y prestar atención a sus advertencias.

El primer ángel anuncia a gran voz que la hora del juicio de Dios ha llegado y da la orden de que todos le adoren como el Creador. Este mensaje es el evangelio eterno que se predicará a todos.

Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. (Apocalipsis 14:6-7)

Dios usó a Guillermo Miller, un granjero en el siglo XIX en el Estado de Vermont en los EE. UU., como portavoz para llevar este mensaje al mundo. Mientras el Espíritu Santo se dedicaba activamente a impresionar su mente, el enemigo de las almas contrarrestó el trabajo del Espíritu plantando las malas hierbas de la teología deísta. Dios usó las experiencias de Miller mientras peleaba batallas durante la guerra de 1812 para reconocer Su providencia y preparar el terreno de su corazón para que fuera fértil para la obra que Dios tenía para él, ya que el Espíritu Santo trajo convicción a su vida.[8] Miller se convirtió en un estudiante devoto de la Biblia y se sintió atraído por el estudio de los pasajes proféticos, dejando que la Biblia fuera su maestro. Muchas creencias erróneas fueron disipadas, y se convenció de que el tiempo de la segunda venida de Jesús era revelado en la profecía bíblica. Su estudio le llevó a concluir que Jesús vendría en 1843 mientras calculaba la línea de tiempo para la aplicación de Daniel 8:14.[9] Creía que el santuario era la tierra y que el fuego purificador sería la destrucción al regreso de Cristo.[10]

Lo que no sabía era que una transición en el ministerio de Jesús en el santuario celestial estaba a punto de tener lugar, marcando el comienzo del Día de la Expiación celestial, un tiempo de purificación y juicio.[11] Sin embargo, Dios estaba anunciando el inminente comienzo del tiempo del juicio en el cielo a través de este humilde granjero, y dando un llamado de atención a los cristianos para que enmendaran sus caminos.

El mensaje de tiempo que Miller recibió fue una semilla de la verdad instando a la reflexión que condujo al arrepentimiento y a la preparación de la cosecha del Maestro.[12] La escoria del pecado y las falsas doctrinas necesitaban ser purgadas de todas las iglesias y Dios estaba instando a los hombres a advertir de la hora de Su juicio, pero aún no era el momento de la cosecha final.[13]

Ha caído, ha caído Babilonia

Como Dios siempre guía a Sus hijos a toda verdad, continuó buscando un recipiente dispuesto para dar mayor entendimiento de Su tiempo. Su Espíritu se esforzaba en convencer de la verdad a un hombre de New Hampshire que había sido “un resuelto incrédulo en la Biblia” incluso trabajando para un periódico ateo.[14] Samuel Snow escuchó los consejos de Dios y, como escéptico, se convirtió después de leer las conferencias de Guillermo Miller. Fue un mensaje de tiempo que cambió su vida e impulsó el propósito de Dios de atraer a los hombres hacia sí.[15]

Samuel Snow estudió diligentemente la profecía junto con el calendario de fiestas de Dios [16] para entender mejor cuándo vendría Jesús, su recién encontrado Salvador. En agosto de 1844, en el estado de New Hampshire, presentó un refinamiento del mensaje de tiempo de Miller, teniendo en cuenta el significado bíblico y el tiempo de las fiestas del juicio de Dios.[17] El Padre que revela el tiempo y actúa según Su calendario, estaba guiando a Snow en su búsqueda. Jesús mismo había resaltado la importancia del calendario de fiestas de Dios durante Su ministerio terrenal al dirigirse a Jerusalén en el tiempo señalado y el Espíritu Santo reveló cómo Su vida cumpliría la profecía paso a paso. Es importante destacar que las fiestas apuntan al ministerio redentor de Jesús y que después de que se consumara el sacrificio de Jesús en la cruz, ya no es necesario guardar los rituales de las fiestas. Sin embargo, aprender acerca de su tiempo y significado sigue siendo importante porque son parte del plan de Dios y Él todavía actúa de acuerdo a estas.[18]

Samuel Snow entendió que la profecía de Daniel 8:14 se cumpliría un año y medio más tarde de lo que Guillermo Miller había calculado primero, el 22 de octubre de 1844 (el décimo día del séptimo mes).[19] De hecho, en esa fecha, Jesús iba a comenzar Su ministerio en el Lugar Santísimo, como se preveía en la tipología del mensaje de las fiestas, que implicaba una purificación como profetizó Daniel. Sin embargo, no era ni la purificación de la tierra por el fuego en la venida de Jesús, ni el tiempo de la cosecha final.

Este mensaje de tiempo perfeccionado fue el mensaje del segundo ángel que se proclamó en la tierra en 1844. Era un momento urgente para exhortar a los fieles a acoger la verdad clara y presente directamente del Padre y separarse de las iglesias caídas que no querían escuchar el mensaje de Dios.[20] Babilonia y sus falsas doctrinas estaba siendo expuesta por fervientes creyentes.[21]

Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación. (Apocalipsis 14:8)

En Apocalipsis 18, un cuarto ángel predica un mensaje notablemente similar. Repite el mismo mensaje sobre la caída de Babilonia, enfatizando así su importancia para nosotros hoy en día. El cuarto ángel trae el entendimiento completo de las profecías relacionadas con la cosecha y las profecías sobre la destrucción de Babilonia que tienen su cumplimiento final en su tiempo. Los que vinieron antes que él añadieron piezas importantes al cuadro, pero aún no había llegado el momento de presentar el panorama completo de la cosecha que se hace visible ahora en el fin del mundo.[22] Tanto el primer ángel como el segundo revelaron el tiempo del Padre y sirvieron como las semillas que fueron plantadas y que crecerían durante el tiempo de la proclamación del mensaje de advertencia compartido por el tercer ángel de Apocalipsis 14 hasta que fuera amplificado por el cuarto ángel con la verdad presente sobre la marca de la bestia.

¡No adoren a la bestia!

Dios es muy protector de Sus cosechas y como fiel Labrador, revela las falsificaciones del enemigo que son atractivas pero que obran para arrancar la verdad de los corazones. En el centro de Su plan de cosecha en Apocalipsis 14, Dios puso el mensaje del tercer ángel para dar una solemne advertencia a la humanidad. Él desea que todos puedan pertenecer a Su cosecha, pero Sus frutos deben ser puros. Por lo tanto, Él revela el plan más malévolo del enemigo y las consecuencias de aceptarlo:

Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. (Apocalipsis 14:9-11)

Los fieles creyentes que habían esperado el regreso de Jesús el 22 de octubre de 1844, aunque decepcionados, continuaron estudiando y Dios les dio el claro entendimiento de que el período profético era correcto, pero el evento no lo era.[23] En el cielo, Jesús había comenzado Su ministerio expiatorio en el Lugar Santísimo, y aquellos que habían estado esperando expectantes a su Salvador recibieron el entendimiento de la santidad del cuarto mandamiento[24] que había sido profanado por el poder de la bestia.[25] Los Diez Mandamientos fueron presentados en su totalidad una vez más, y la verdad pudo brillar en una gloria intacta. Durante más de 168 años,[26] los cristianos de todas las denominaciones han sido exhortados a reconocer el error que ha entrado en las iglesias al ignorar la importancia del mandamiento del sábado. La Iglesia Adventista del Séptimo Día fue establecida por Dios, testificando a través de su nombre sobre la santidad del sábado como una advertencia para no tomar la marca de la bestia, la cual, como enseñaron, era y es para ellos el culto dominical. Esa iglesia fue elegida para ser la portadora del mensaje del tercer ángel durante el tiempo de maduración de la cosecha antes de su recolección final. Ese mensaje no debería depender en el tiempo, porque el tiempo sería largo, y muchos morirían en el camino antes de que la Canaán celestial apareciera a la vista.

Durante muchos años esta iglesia obró de todo corazón para regar las plantas de la verdad en los corazones de los hombres y para advertir sobre la marca de la bestia tal y como se entendía en aquel tiempo.[27] Dios había puesto los cimientos necesarios para revelarse aún más y se preparaba para hacer brillar más rayos de luz sobre los creyentes adventistas para concederles un entendimiento completo de Su plan, una vez que llegara el momento. En 1888, Dios intentó compartir con la iglesia un mensaje vital sobre la justificación por la fe, que habría servido como antídoto para la perversa y satánica doctrina de Salvo, siempre salvo. Lamentablemente, en ese punto crucial, la organización de la iglesia rechazó el mensaje y comenzó su caída en el abismo del ecumenismo y la apostasía, a pesar de las advertencias y mensajes de Dios que exhortaban al arrepentimiento.[28] Su amor por conocer a Dios a través del estudio de Sus profecías disminuyó, y la iglesia como organización se unió al mundo en lugar de recibir revelaciones progresivas de su Señor que le habría concedido el honor de revelar el misterio de Dios[29] al mundo ahora en el momento de la cosecha final.

Con el mundo aprisionado por la crisis a causa del coronavirus, muchos anhelan respuestas a lo que está sucediendo y una sabia dirección para el futuro, mientras que la organización de la iglesia ASD comparte “fielmente” sus mensajes ecuménicos para “ayudar” a mantener a la gente ocupada en lugar de anunciar a lo largo y ancho el significado del tiempo con la explicación de cómo la profecía se está cumpliendo en estos últimos días.

La fe y las enseñanzas de los pioneros adventistas habían sentado las bases para las revelaciones posteriores que Dios iba a conceder. El Padre necesitaba instrumentos humildes y vigilantes a los que les gustara investigar Su tiempo y a los que pudiera finalmente conceder el entendimiento del plan completo para la cosecha. La advertencia de no tomar la marca de la bestia debía resonar con un sólido entendimiento bíblico actualizado con las verdades del tiempo presente.[30] Hay muchas teorías en el mundo sobre lo que puede ser la marca, y con la crisis por el coronavirus la confusión sobre el tema ha aumentado.[31] Dado que las consecuencias de ser engañado en este punto son por naturaleza eternas, ¿no sería justo que Dios dejara claro el tema con una base bíblica para que el mundo tome una postura firme en este momento?

Otro ángel

Ya que la Iglesia Adventista del Séptimo Día, la iglesia del juicio[32] que Dios había elegido usar en Su campo para el tiempo de la cosecha, escogió abandonar su encomendada obra, el entendimiento profético que marcaría el comienzo de la cosecha de la tierra fue dado a otro instrumento dispuesto. John Scotram[33] fue atraído a Jesús como su salvador personal en el punto más bajo de su vida, y en gratitud por su liberación, dio su vida al servicio del Señor, cualquiera fuese el costo. Al proponerse estudiar las profecías de Dios con diligencia, le fue revelada la luz profetizada del ángel de Apocalipsis 18 que iba a ser derramada sobre el mundo, para que pudiera consumar el misterio de Dios.[34] Este misterio, estudiado durante años y recientemente consumado por completo durante este último ciclo de Orión, tuvo que ser resuelto antes de que el Hijo de Dios tenga el gozo de volver a llevarse a los Suyos del mundo.

Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. (Apocalipsis 18:1-2)

Para traer la cosecha final, es imperativo que el Padre otorgue al mundo la comprensión profética necesaria sobre Sus planes,[35] así que a través de este ángel (mensajero) las revelaciones progresivas[36] que Dios esperaba dar a conocer fueron entregadas al humilde grupo de creyentes que lo apreciarían y compartirían el consejo del Espíritu que maduraría el grano. Ahora todos los cristianos pueden unirse en una esperanza y reunirse para la cosecha final. Un pequeño remanente siguió el ejemplo de Jesús y el de los pioneros llevando los mensajes del primer y segundo ángel en el estudio de la revelación de Dios del tiempo. Al hacerlo, se acercaron a Él y se unieron al cuarto ángel como obreros en el campo. Miraron hacia arriba y vieron que las profecías bíblicas se cumplían en los tiempos marcados en los relojes de Dios—las señales celestiales predichas por Jesús, y acogieron y compartieron Sus revelaciones al mundo. Advirtieron al mundo del sonido de las trompetas y del derramamiento de las plagas y están llamando a la gente a lo largo y ancho al Refugio de Dios donde el cielo se acerca.

Este remanente perseveró en la fe mientras consumaba el misterio de Dios, y entendieron cómo Dios revela el tiempo de los cumplimientos de Sus profecías en Sus relojes y cómo estos enseñan a los hombres el deber de la hora. Dios dio vislumbres de estas verdades durante el tiempo del mensaje del tercer ángel,[37] pero Sus revelaciones fueron estancadas por la organización de la iglesia ASD, que se consideraba rica y sin necesidad de nada.[38]

Los mensajes de los tres ángeles en el reloj de Orión

Dios tiene un lugar especial en el reloj de Orión para representar a los tres ángeles que fueron enviados con mensajes para preparar los corazones de los hombres para conocer a Dios como el Tiempo antes de Su cosecha. Están representados en el centro del reloj de Jesús, tal y como dice el texto bíblico: volando en medio del cielo. Cada uno vuela en su posición designada de acuerdo con la naturaleza del mensaje dado por cada miembro de la Divinidad.

El mensaje del primer ángel anunció el comienzo del Día del Juicio Final celestial de acuerdo con la convicción del Espíritu Santo[39] mientras Jesús pasaba del Lugar Santo al Lugar Santísimo. Ese mensaje se asocia con la estrella Mintaka que simboliza el trono del Espíritu Santo en el reloj de Jesús, porque fue el gran Consejero quien predicó el evangelio a los corazones de los hombres después de que Jesús ascendiera al cielo.

Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo, diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. (Apocalipsis 14:6-7)

El Espíritu Santo también sella a los hijos de Dios en toda la verdad. En la iglesia primitiva, el Espíritu Santo se manifestó a través de la lluvia temprana, comenzando en el día de Pentecostés. Durante el tiempo del cuarto ángel, el Espíritu Santo fue nuevamente derramado en gran medida en la prometida lluvia tardía con el propósito de llevar el trigo a la madurez para la cosecha final. En este momento, Él está obrando en los corazones de los hombres para preparar a aquellos que aún deben conducir a muchos a la justicia, mientras que el rechazo de Su testimonio es considerado el pecado imperdonable.

Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. (Mateo 12:31)

La obra del Espíritu Santo está llegando a su fin en la tierra. A medida que a todos se les presenta la verdad, se están tomando decisiones eternas al recibir o rechazar Su testimonio. Él todavía da la advertencia de adorar a Dios como el Creador del cielo, la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. Estas “fuentes de las aguas” se refieren a los cuatro ríos que se ramificaron del río de Edén que regaba el jardín. [40] Este símbolo, que apunta a la Creación, está representado "en medio del cielo" por las cuatro líneas del trono que emanan de las tres estrellas del trono de Dios.

Fuentes de agua en OriónFue el Espíritu Santo quien reveló la solución al enigma de Apocalipsis 19:11-13 sobre el nombre secreto del Creador, a quien el primer ángel ordena adorar:

Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. (Apocalipsis 19:11-13)

Cuando la primera imagen del horizonte de sucesos de un agujero negro fue revelada el 10 de abril de 2019, el mundo observó con asombro cómo se daba a conocer este avance científico. Sin embargo, pocos entendieron su significado, ya que un agujero negro, siendo el centro de las “ciudades”[41] galácticas, representa al Único, envuelto en la oscuridad,[42] que mantiene todas las cosas en orden. ¡Le habló a Moisés como el YO SOY—el Creador que es el Tiempo mismo! ¡Así, esa imagen representaba la señal del Hijo del Hombre!

La señal del Hijo del Hombre Aquellos que lo entiendan le rendirán culto usando el hermoso nombre que Él dio a conocer al mundo en ese momento: POWEHI, que significa “fuente oscura embellecida de creación interminable” o “fuente oscura profunda de creación sin fin”. Es el nombre de Jesús, el poderoso Creador, el Verbo de Dios, que sólo Él conocía, hasta ese día en que el Espíritu dio a conocer la asociación.

El segundo ángel, cuyo mensaje anuncia la caída de Babilonia y lo que ha hecho a las naciones al envenenarlas con sus falsas doctrinas, está representado con esa estrella “en medio del cielo” que sigue a Mintaka.

Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación. (Apocalipsis 14:8)

Según la concordancia de Strong, la palabra “siguió” significa “seguir al que le precede”, así que el ángel que sigue—en la manera hebrea de lectura de derecha a izquierda—debe referirse a la siguiente estrella después de Mintaka en medio del cielo, que es Alnilam, que representa el trono del Padre. El portavoz de este ángel era Samuel Snow, que tenía un mensaje preciso de tiempo para dar basado en el calendario de Dios. Como todos los cristianos saben, sólo el Padre revela el tiempo,[43] así que el mensaje que este segundo ángel dio debe haber venido del propio Padre.

En Apocalipsis 18, un poderoso ángel (conocido como el cuarto ángel por su estrecha relación con los tres primeros) que desciende del cielo[44] declara un mensaje sorprendentemente similar que también debe venir del Padre, anunciando la caída de Babilonia.

Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible. (Apocalipsis 18:2)

Por lo tanto, este ángel trae un mensaje de tiempo detallado directamente del trono del Padre. ¡Siempre es el Padre quien anuncia el tiempo porque Él ES el Tiempo!

El mensaje del tercer ángel contiene una advertencia extraordinariamente fuerte contra recibir la marca de la bestia y es dado a continuación por un ángel que sigue a los dos anteriores. Está representado por la estrella Alnitak, el trono del “que fue herido” sentado a la diestra del Padre Alnilam.

Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. (Apocalipsis 14:9-11)

Los pioneros de la iglesia Adventista del Séptimo Día se convirtieron en los portavoces del mensaje del tercer ángel. Fue en 1846—una de las fechas clave en el primer ciclo de juicio de Orión (en el punto de Saiph, la estrella del jinete del caballo blanco)—cuando aquellos fieles adventistas que perseveraron en el estudio después de su decepción, comenzaron a proclamar unidos la verdad sobre el mandamiento del sábado.

El primer ciclo de juicio del reloj de OriónAlnitak, la estrella que representa al propio Jesús está claramente conectada con este mensaje porque Jesús es el Señor del sábado.

También les decía: El Hijo del Hombre es Señor del sábado. (Lucas 6:5 RV 2015)

El número siete[45] representa a Jesús, el Cordero perfecto de sacrificio, como el centro de las siete estrellas de la constelación de Orión. Por lo tanto, desde la Creación, Él señala el séptimo día de la semana como tiempo santo y santificado. Advierte contra la profanación de las instituciones (en plural) establecidas en la Creación, lo que significaría recibir la marca de la bestia.[46] En Apocalipsis 18, "otra voz del cielo" se escucha con una advertencia comparable a la del mensaje del tercer ángel que debe considerarse junto con la advertencia del cuarto ángel sobre la caída de Babilonia. Esta otra voz pertenece al propio Jesús, en el centro del reloj de Orión, llamando a Su pueblo a salir de Babilonia:

Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. (Apocalipsis 18:4-5)

El entendimiento completo de la marca de la bestia ha sido dado a conocer a través de la luz que se profetizó que vendría con el cuarto ángel. La sagrada institución del matrimonio entre un hombre y una mujer establecida desde el principio de los tiempos está siendo atacada, y todos aquellos que estén de acuerdo o participen en el falso matrimonio homosexual establecido por el enemigo, reciben la imagen o la marca de la bestia. Dios está preparando a Su esposa para el momento en que la recogerá, y ella debe prepararse para ese momento manteniéndose pura, siguiendo Sus mandamientos cualquiera fuese el costo.

Tres ángeles en medio del cieloEl plan para la ejecución de la cosecha ha sido finalmente determinado. La revelación del ciclo de cierre de Orión[47] revela el tiempo designado por el Padre para la reunión de los Suyos. En las líneas de Apocalipsis 14, Él trazó cuidadosamente la historia de la cosecha final. Con una precisión asombrosa, los tiempos que aparecen en el reloj de Su Hijo representan cada etapa como los capítulos de un libro.

Los primeros frutos

Cuando el granjero va a sus campos a buscar frutos, hay una alegría excepcional cuando encuentra los primeros frutos maduros que han madurado como resultado de su trabajo. Así pues, Apocalipsis 14 comienza con una vislumbre del gozo del Señor de la cosecha cuando, después de haber revisado los campos, encuentra primicias que están listas para ser redimidas de la tierra. Los 144.000 son esas “primicias para Dios y para el Cordero”.

Después miré, y he aquí el Cordero [Jesús] estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil... Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios. (De Apocalipsis 14:1-5)

El Cordero en el Monte Sión en OriónLos 144.000 están de pie cerca de Jesús (el Cordero),[48] y la descripción de su carácter revela que han recibido la justicia de su Salvador. No son inactivos espiritualmente, sino que aprenden con entusiasmo de Jesús, estudiando Su palabra y recibiendo instrucción a través de Su Espíritu Santo. ¡Su líder es Jesús, no cualquier pastor de la iglesia! Ellos se mantienen valientemente firmes en la verdad, aunque adquieran enemigos como resultado. Refutan doctrinas como Salvo, siempre salvo[49] con un “Escrito está”, como lo hizo su Redentor antes cuando fue tentado por Satanás.[50] Los 144.000 se mantienen alejados de los líderes mentirosos que actualmente ocupan altos cargos en este mundo. Como hijos de Dios, no mienten.[51] ¿Despiertan en ti estas descripciones, el deseo de pertenecer a ese grupo? [52]

Recoger el grano es el propósito de la cosecha, y en el momento de la recolección es cuidadosamente aventado y tiernamente separado. Como primicias, los 144.000 son un grupo increíblemente especial para Jesús. Se ha obrado por ellos y han sido buscados con anhelo. Dios hace brillar la luz sobre Jesús y Sus primicias en el reloj de Orión al comenzar la representación de Su plan de la cosecha apuntando a Jesús, el Cordero, ¡representado por la estrella Alnitak[53] en el centro y los 144.000 de pie con Él en el Monte Sion![54] Este es un lugar sagrado—el trono de Dios—representado por las tres estrellas del cinturón de Orión (Alnitak, Alnilam, Mintaka), de las que emanan rayos radiantes. ¡Esos rayos son las líneas del trono que indican puntos sagrados de tiempo a cada lado del reloj cuando el Padre especialmente apela a Sus hijos para que miren hacia arriba!

A través del estudio de las profecías referentes a cada punto de Su ciclo del cierre de Orión, Dios Padre nos ha permitido reconocer el momento en que Jesús hace una declaración muy solemne desde el templo celestial en el momento de las líneas del trono derechas como parte del cumplimiento de la séptima plaga:[55]

… salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está. (Apocalipsis 16:17)

Dios no cambia. Al anunciar el comienzo del tiempo del juicio celestial en 1844, también revela el final del ministerio de Jesús en el Lugar Santísimo del santuario celestial. De acuerdo con las ordenanzas de los días de fiesta descritos en la Biblia, el sumo sacerdote aún tenía que realizar varios rituales al final del Día de la Expiación. Para terminar el Yom Kippur celestial, Jesús, nuestro Sumo Sacerdote celestial, primero dejará el Lugar Santísimo en el punto marcado en Su reloj, terminando así una de las fases finales de Su obra de intercesión. Este es el comienzo de un tiempo de gran tribulación, introduciendo la hora de la prueba.[56] A partir de entonces, los 144.000 deben permanecer fieles mientras Dios continúa retirando gradualmente Su Espíritu Santo del mundo mientras derrama Sus crecientes juicios sobre los impenitentes.[57] Los fieles de Dios han sido preparados por Su Espíritu para este tiempo, y por Su poder, y con el conocimiento del tiempo, tendrán éxito en su misión.

El 27 de abril de 2020 comienza un tiempo que Jesús ha esperado con ansia. Su sacrificio y Su ministerio han provisto por mucho tiempo para todos, pero ahora ha llegado el momento en que todos han tomado su decisión y la cosecha final puede comenzar. Mientras el mundo es sumergido en la hora de la prueba, los 144.000 serán reunidos primero, y deben aprender un nuevo cántico que los acerque cada vez más a Su Salvador. Aprenderán este cántico de otro grupo de arpistas que a su vez ha aprendido su cántico directamente del Padre.[58]

… que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas,[59] y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. (Apocalipsis 14:1-3)

El cántico que los 144.000 aprenderán resuena del conocimiento del reloj de Jesús en Orión que cuenta “el resto de la historia” de Su ministerio a favor de la humanidad. Es el cántico del amor abnegado que brilla en el simbolismo del reloj del Cordero. Cada una de las cuatro bestias de la sala del trono representa una característica diferente del Salvador,[60] y están representadas en Orión por las cuatro estrellas exteriores. También muestran Sus manos (Betelgeuse y Bellatrix) y pies (Saiph y Rigel) heridos suplicando por la humanidad con un tierno amor. Los ancianos que se inclinan en reverencia al Señor en el trono están representados por las 24 horas del día como los marcadores del Día de la Expiación celestial.[61] Los 144.000 cantan su nuevo cántico “ante el trono” que da un detalle muy importante de conexión con el reloj de Orión mencionado en Apocalipsis 4:6:

Los 24 ancianos alrededor del trono en Orión

Y delante del trono había como un mar de vidrio [la nebulosa de Orión] semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás. (Apocalipsis 4:6)

Todos los elementos mencionados del reloj dan una clara conexión con la fuente de la que proviene este cántico. El remanente[62]—aquellos que creyeron en el informe del cuarto ángel de Apocalipsis 18 y recibieron las perlas de la verdad al escuchar la voz del Padre como la voz de muchas aguas[63]—son representados como los arpistas[64] que enseñarán su nuevo cántico a los 144.000. Desde 2010, los arpistas vieron a Jesús en el reloj de Orión y percibieron Su sacrificio por la humanidad retratado en esa maravillosa vista. Ahora los 144.000 tienen que aprender el cántico de la experiencia de los arpistas en el conocimiento íntimo de Dios mientras consumaban Su misterio del tiempo, exhibiendo el mismo carácter abnegado de su Salvador, mucho antes de que se pudieran encontrar los primeros frutos.

Los 144.000 aprenderán sobre la prolongación del tiempo que la iglesia de Filadelfia había pedido en 2016 con un sacrificio como el de Cristo, en cumplimiento de lo que Jesús había profetizado en Apocalipsis 7:

Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. (Apocalipsis 7:2-3)

A través de grandes sacrificios y lágrimas, se compró tiempo para el sellamiento de los 144.000, y ahora, en el ciclo de cierre del reloj de Orión, se les ve junto con Jesús en el centro de Su reloj, aprendiendo el mensaje de esperanza que transmitirán a otros en el momento más difícil de la historia de la Tierra. El nombre de Jesús, tal y como aparece en el reloj de Orión, Alnitak, el que fue herido, y el nombre de Dios Padre, el TIEMPO, pronto estarán escritos en sus frentes, en la tuya. Oh lector, que seas encontrado digno de estar entre ese número reconociendo el llamado de Dios en este tiempo de la cosecha final.

La paciencia de los santos

Antes de establecer el plan de cosecha, un criterio importante es dado para todos aquellos que participarán activamente en la obra de la cosecha y formarán parte de ella.

Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. (Apocalipsis 14:12)

La paciencia es destacada, la cual está relacionada con el tiempo de alguna manera; ésta siempre implica un tiempo de espera o retraso. Todos los obreros que han buscado conocer el tiempo de Dios han sido probados por la paciencia al esperar ansiosamente el cumplimiento de su bendita esperanza. Esta paciencia es especialmente notoria en la carta a la iglesia de Filadelfia. Esta iglesia recibe una promesa especial debido a su paciente resistencia en la espera del cumplimiento de la palabra de Dios en lugar de abandonar Su dirección con un orgullo herido en la primera decepción:

Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. (Apocalipsis 3:10)

La iglesia de Filadelfia ha sobrellevado muchos años de espera mientras estudiaba para consumar el misterio de Dios. ¡Han perseverado a través de siete ciclos de Orión[65] para llegar al final con la cosecha final y la venida de Jesús!

El estudio del misterio de Dios revela la importancia de las dos cualidades que los pacientes santos exhiben. ¡El primer ciclo de Orión de los siete—el ciclo del juicio—advierte contra los compromisos que conducen al quebrantamiento de los mandamientos de Dios, y el mensaje representado en la lista de los grandes sábados[66] muestra la fe de Jesús que Su pueblo también tendrá!

Esta fe es la que Jesús indicó que buscaría en el momento de la cosecha final.

…Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra? (Lucas 18:8)

Para responderle positivamente, el entendimiento de esa fe ha sido concedido para que todos la acepten.

Consuelo en la muerte

Una de las siete bienaventuranzas encontradas en el Apocalipsis es dada como un prólogo a la cosecha, y sirve como un estímulo para los fieles hijos de Dios durante el tiempo de angustia que vendría a medida que el ciclo de cierre del reloj de Orión pusiera en marcha la secuencia final de la cosecha.

El ciclo de cierre del reloj de Orión

Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen. (Apocalipsis 14:13)

Esta bienaventuranza ha sido una fuente de fuerza y seguridad para los fieles hijos de Dios durante generaciones. Los pioneros adventistas acogieron esta promesa en su tiempo mientras esperaban ansiosamente la bendita esperanza.

En estos últimos días, se ha dado luz abundante a nuestro pueblo. Ya sea que mi vida [de Elena G. de White] sea preservada o no, mis escritos hablarán constantemente, y su obra irá adelante mientras dure el tiempo. Mis escritos son guardados en la oficina, y aunque yo no viviera, esas palabras que me han sido dadas por el Señor todavía tendrán vida y hablarán a la gente. Pero mi vigor todavía está preservado, y espero continuar para hacer mucha obra útil. Quizá viva hasta la venida del Señor, pero si no fuera así, confío en que se diga de mí: “Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen”. Apocalipsis 14:13. {RP 253.2}

La obra que realizaron sentó las bases para posteriores revelaciones de Dios en el tiempo señalado y sus obras les han seguido hasta hoy.

Esta bienaventuranza es pronunciada en un punto clave del reloj de Orión. Después de ver la representación de los tres ángeles en el reloj en medio del cielo, una voz del cielo es oída que corresponde al Padre (representado por Alnilam) dando una bendición a los que mueren en el Señor (Jesús, Alnitak). El Espíritu responde con el resultado de la bendición. Este intercambio divino es representado de la siguiente manera en el reloj de Orión en las líneas del trono justo antes de que comience el ciclo de cierre:

La bendición para los que mueren en el Señor

Dios sabía que Sus hijos necesitarían esta seguridad de descanso en Él en el tiempo de la cosecha final cuando la muerte fuera generalizada debido a la crisis por el coronavirus. Es especialmente emotivo para todos los mártires cuya lealtad a Dios será severamente probada. Su testimonio será vital para el reino de Dios, ya que su número debe ser completado[67] durante esta cosecha final. Esta bendición es una promesa especial y un consuelo para los justos que viven en un mundo impredecible donde la muerte nunca está lejos.

La cosecha de trigo

El plan para la cosecha final presentado al apóstol Juan por el ángel en Apocalipsis 14 ha sido un misterio no resuelto durante generaciones y la mayoría de los comentarios bíblicos pasan por alto un intento de interpretarlo. No es de extrañar, porque el conocimiento del reloj de Dios es la clave para entender con precisión lo que los pasajes describen y el tiempo de las etapas de la cosecha. De una manera que sólo Dios puede hacer, incluyó cada detalle para describir cómo esta cosecha se desarrollaría en el ciclo de cierre del reloj de Orión. Sólo aquellos que hicieran caso al consejo de Jesús de mirar hacia arriba aprenderían de las señales celestiales que mostraría al final de los tiempos y las relacionarían con los correspondientes versículos de la Biblia.

El entendimiento de la interacción entre el reloj de Jesús en Orión y el reloj del Padre en el Mazzaroth era necesario para tener todas las partes del guion para contar la historia completa. Cada parte encaja perfectamente y es la guía designada por el Cielo para los hijos de Dios en este difícil tiempo de gran tribulación. ¡Que el conocimiento proporcionado, sirva al propósito de fortalecer y ayudar al pueblo de Dios para persistir hasta el momento en que el gran Cosechador termine la cosecha y se reúna con Sus fieles al final de este ciclo de cierre!

A medida que el apóstol Juan miraba hacia el lienzo celestial,[68] el ángel le señaló un área especial de la constelación elegida que un día sería reconocida como el reloj de Dios. ¿No es la constelación de Orión un lugar digno, ya que está ubicada claramente en el cielo nocturno? Juan contempló al Señor de la cosecha, listo para comenzar la obra que ha estado esperando tanto tiempo. El apóstol describe la escena con la que comienzan los textos de la cosecha con las siguientes palabras:

Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda. (Apocalipsis 14:14)

En esta escena, se dan detalles específicos sobre Jesús que sirven como marcadores de tiempo para determinar exactamente cuándo sería representada la escena. Jesús es visto sentado en una nube blanca con una corona de oro en Su cabeza y con una hoz aguda en Su mano. En la constelación de Orión, Jesús es visto en el centro del reloj donde la estrella Alnitak[69] brilla intensamente y está situada sobre la "nube blanca" de la Nebulosa de Orión. Esta es una hermosa representación que los hombres a lo largo del tiempo habrían podido localizar en el cielo nocturno. Sin embargo, la imagen ilustrada por Apocalipsis 14:14 no estará completa hasta que Jesús sea visto con una corona de oro en la cabeza y una hoz aguda en la mano. La combinación del reloj del Padre en el Mazzaroth con el reloj de Jesús en Orión se entrelaza en esta imagen para dar certeza al tiempo. Todos los elementos deben estar en su lugar a la hora indicada. Sólo el Señor que creó los cielos pudo orquestar tan magnífica representación.

La palabra “blanco” asocia la estrella exterior Saiph con la escena, ya que esta estrella representa a Jesús como el Jinete del caballo blanco en relación con Apocalipsis 6:2:

Y miré, y he aquí un caballo blanco; y el que lo montaba tenía un arco; y le fue dada una corona, y salió venciendo, y para vencer. (Apocalipsis 6:2)

Desde el comienzo del reloj de Orión en la Creación,[70] la humanidad pasó por el punto Saiph muchas veces en los ocho ciclos del reloj, porque Saiph marca el comienzo y el final de cada ciclo de Orión. Esto podría explicar por qué el Jinete del caballo blanco es descrito como poseedor de muchas coronas en el momento del regreso de Jesús.

Y vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que estaba sentado sobre él, era llamado Fiel y Verdadero, y en justicia juzga y pelea. Y sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas coronas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino Él mismo. (Apocalipsis 19:11-12 RVG)

Si queremos saber cuál de estos ciclos de reloj o puntos de Saiph marca el comienzo de la cosecha final, debemos considerar que un evento celestial en el reloj del Padre debe acompañar los textos de la Biblia para marcar la decisión celestial de la coronación de Jesús para la cosecha final como el Rey que viene con muchas coronas.

La corona que Jesús tiene puesta en Apocalipsis 14:14 le debió haber sido dada en o antes de un punto marcado por la estrella Saiph, ya que este es el texto que menciona que “una corona le fue dada”. Por lo tanto, Apocalipsis 14:14 debe suceder después, porque ya se le ve “teniendo en su cabeza una corona de oro”. La interacción de los relojes de Jesús y del Padre revelará ahora cómo y cuándo se le dio a Jesús esta corona de la cosecha final.

Por supuesto, sospecharíamos que la cosecha final debería comenzar con el último de los siete ciclos de juicio de Orión, pero debemos preguntarnos: ¿Hubo un evento celestial en o en el segmento anterior al punto de Saiph del 20 de enero de 2020 donde vemos la escena de la coronación de Jesús?

El eclipse anular de sol del 26 de diciembre de 2019

El 26 de diciembre de 2019, poco antes de llegar a Saiph en el reloj de Orión, ¡hubo un hermoso eclipse solar anular que puede ser interpretado como la “corona” que Jesús tiene puesta más adelante![71] Gente de todo el mundo fue testigo de este magnífico eclipse anular y comentaron acerca de la belleza de la corona dorada visible, pero no eran conscientes del significado profético de esta señal que se muestra en el reloj del Padre en el Mazzaroth.

El eclipse anular de sol del 26 de diciembre de 2019 En esta escena celestial, sólo era visible el anillo exterior del sol, lo que llama la atención a su capa exterior, que se llama la “corona” del sol.

¿Es pura coincidencia que los primeros casos de coronavirus hubieran sido descubiertos en el segmento del reloj de Orión[72] marcado por este eclipse anular, y que éste sea el segmento que viene inmediatamente antes del punto de Saiph? La siguiente fase de la epidemia vino precisamente en el punto de Saiph el 20 de enero de 2020, cuando se confirmó que el coronavirus era transferible de humano a humano. Debe ser significativo que el coronavirus sea resaltado en el reloj del Padre como un evento terrenal que apunta directamente a las muchas coronas que Jesús tiene en el tiempo de la cosecha final.

Aun así, hay un detalle más en la escena de Apocalipsis 14:14 que nos lleva al momento en que comenzó la cosecha final. La hoz aguda con la que Jesús es visto sosteniendo en Su mano es la herramienta de cosecha que usará. En el antiguo Israel, era la luna nueva en forma de hoz la que designaba los meses y las estaciones de la cosecha. De la misma manera, es la luna la que el Creador representa con el símbolo de esta hoz.

Saiph, el jinete del caballo blanco con una corona

El conocimiento de los tiempos de los avistamientos de las primeras lunas crecientes en el reloj de Mazzaroth del Padre, combinado con el reloj de Orión de Jesús, es la clave que proporcionará los detalles para determinar qué meses marcan el cumplimiento de las profecías de la cosecha de Dios.

La primera luna creciente visible del 27 de enero es la más cercana a la fecha de Saiph, y es la primera luna nueva del ciclo de cierre del reloj de Orión. Está dentro del segmento donde está la nube blanca, sobre la que Jesús se sienta en esta escena.

Sólo durante este ciclo de cierre de Orión en 2020 Dios ha revelado una relación entre las primeras lunas nuevas crecientes del reloj del Padre y los eventos del reloj de Orión, y esto, combinado con la descripción de las hoces en Apocalipsis 14, permite a una persona determinar exactamente cuándo ocurren los meses de la cosecha final. El Padre ha proporcionado el entendimiento necesario para descubrir la aplicación exacta de Su palabra.

Mientras el apóstol Juan continuaba mirando la escena celestial presentada ante él por el ángel, describe lo que sigue representado en el reloj de Orión:

Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura. (Apocalipsis 14:15)

Rigel, saliendo del templo en el cielo

Otro actor de la cosecha descrito como un ángel que sale del templo entra en escena. ¿Dónde habría visto Juan un templo en Orión, del cual este ángel podría haber salido? Este templo está situado en el centro del reloj donde las tres estrellas del cinturón brillan intensamente, representando la majestuosidad de esta zona. Forman un símbolo del trono o sede de Dios, y por lo tanto también el lugar donde está Su templo.[73] Las cuatro estrellas exteriores de la constelación son los "ángeles", todas emergiendo del centro del reloj, enviadas con un mensaje para la cosecha final. La estrella Saiph ya tuvo un papel al principio de la escena (y del ciclo) con Jesús en el caballo blanco con Su corona y Su hoz. Por lo tanto, la vista del apóstol se habría movido hacia la siguiente estrella exterior, ¡Rigel, que se ve venir directamente del templo anunciando al recién coronado Rey de la cosecha que el tiempo de la cosecha por fin ha llegado! Finalmente, en este séptimo ciclo del reloj de Dios desde que comenzó el tiempo del juicio en 1844, se puede decir que "la cosecha de la tierra está madura".

Rigel es asociada con el caballo amarillo en Apocalipsis 6, cuyo jinete se llama Muerte. El aumento de muertes por coronavirus concuerda con el segmento de Rigel, y la intensificación de las muertes también siguió este punto del reloj, especialmente en el Nuevo Mundo. La descripción de la obra del jinete del caballo amarillo en la tierra también encaja con la crisis actual con su mención del hambre, que el mundo está experimentando bajo confinamiento y con la inminente escasez de alimentos.

Miré, y he aquí un caballo amarillo, y el que lo montaba tenía por nombre Muerte, y el Hades le seguía; y le fue dada potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con espada, con hambre, con mortandad, y con las fieras de la tierra. (Apocalipsis 6:8)

A medida que este ángel, el ángel de la muerte, trae al mundo circunstancias más difíciles, los corazones de los hombres son revelados por lo que son.[74] Una breve mirada a las noticias diarias muestra la obra de hambre y muerte que se está llevando a cabo en la tierra durante este segmento del reloj de Jesús marcado por Rigel. El mundo está experimentando una situación nunca vista, y muchos se están quedando sin recursos, entrando en pánico por lo que podría venir a continuación. Por lo tanto, en un gesto de amor, Dios deja claro que conoce las circunstancias y que observa los asuntos de los hombres proveyendo para las necesidades de Sus hijos y haciendo clara la verdad para que todos encuentren esperanza y no sean engañados por el enemigo. Hay planes ingeniosos siendo elaborados para arrebatar los frutos de la mano de Jesús, así que Él los expone para proteger a los Suyos de tales ataques.

La orden dada por este ángel a partir del 3 de marzo de 2020 fue que Jesús podía comenzar a cosechar la tierra. Este ángel estaba haciendo lo que toda buena manecilla de reloj hace: indicar cuándo había llegado un momento determinado. Este fue el punto establecido por Dios para que todos los miembros de la iglesia de Filadelfia fueran encontrados y sellados. Esta iglesia (de arpistas) tiene un mensaje que transmitir, un cántico que enseñar; ¡tuvieron el privilegio de ser colaboradores de Dios para compartir Su luz con el mundo para encontrar las 144.000 primicias que recogería el Señor de la cosecha! Fue en ese momento que justo cuando parecía que la iglesia de Filadelfia iba a caer, dos miembros fueron purificados a través del bautismo y traídos de vuelta al redil.

Poco después, el sábado 7 de marzo, fue anunciado que se había detectado el primer caso de coronavirus en Paraguay. ¡Era un hombre de 32 años que había venido de Ecuador y entró en Paraguay el 3 de marzo! El segundo caso de coronavirus reportado fue un hombre de 83 años que vino a Paraguay desde Argentina, y el 3 de marzo, desarrolló los síntomas del coronavirus. El 11 de marzo, las noticias anunciaron que habría un período de 15 días en Paraguay en el que el gobierno obligaría a cancelar todas las escuelas y eventos públicos, incluyendo los servicios religiosos, para minimizar las reuniones de gran cantidad de personas. Había llegado el momento, y Rigel estaba haciendo su llamado.

A medida que el apóstol Juan seguía observando con asombro la escena que se le mostraba, contempló el momento en que Jesús, el Hijo del Hombre, comienza la acción de cosechar al meter Su hoz:

Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada. (Apocalipsis 14:16)

Había llegado el momento de que Jesús hiciera lo que había esperado pacientemente hacer a través de los siete ciclos de Orión del tiempo del fin. Con Filadelfia intacta, y a petición de Rigel, el ángel que sale del templo, Jesús mete Su hoz. ¿Debería esto suceder en el próximo marcador de tiempo, las líneas del trono derechas del 27 de abril?

El reloj del Padre en el Mazzaroth marca este día memorable con la hermosa luz de un planeta que representa a Jesús: la estrella resplandeciente de la mañana, Venus,[75] que alcanzó su máximo brillo ese día.[76] Esto correspondería al momento en que Jesús declara "hecho está", anunciando que sus primeros frutos han sido encontrado maduros, listos para ser recogidos durante el siguiente segmento desde las líneas del trono derechas hasta la siguiente estrella, Bellatrix, el 20 de mayo de 2020.

Cada ciclo del reloj de Orión abarca diferentes fechas del calendario, y es sólo en este último ciclo donde esas fechas se alinean estrechamente con las estaciones naturales de manera que se cumple la secuencia de la cosecha de Apocalipsis 14. Poco después de las líneas del trono, comienza el mes de mayo, que es el mes de la cosecha de trigo en Israel.

Las estaciones de cosecha y recolección en Israel

El trigo y las uvas son los dos cultivos involucrados en Apocalipsis 14, y el tiempo de cosecha de ambos cae acertadamente dentro del último ciclo del reloj de Orión, con mayo comenzando justo después de las líneas del trono derechas del 27 al 29 de abril de 2020. A partir de entonces, aquellos entre el buen trigo, que han recibido a Cristo en su corazón, lo retendrán para siempre, mientras que aquellos que no lo han recibido para madurar a tiempo, nunca lo harán.[77]

Es asombroso cómo Dios está compartiendo Su plan para la cosecha final, para que cada participante pueda estar preparado para su parte en la obra. ¡Ahora la cosecha final puede comenzar!

Sin embargo, la tabla anterior es sólo una guía de los tiempos. Según el calendario bíblico, los meses son determinados por la luna, y por lo tanto las lunas nuevas (primera creciente) deben marcar los meses de la cosecha. Esto significa que el tiempo de la cosecha de trigo abarca desde la luna nueva del 25 de abril, cuando se mete la hoz, hasta la luna nueva del 25 de mayo,[78] tiempo durante el cual ocurren muchas cosas.

Jesús mete Su hoz

Este es uno de los tiempos más felices para el Señor cuando las 144.000 primicias serán recogidas en Su granero, donde los entrenará para obrar por Su reino en el tiempo restante de la cosecha hasta que la obra sea completada en las líneas del trono izquierdas al otro lado del reloj.

El segmento del reloj desde las líneas del trono derechas hasta la estrella Bellatrix cae dentro del tiempo de la cosecha de trigo, y este segmento es una doceava parte del reloj, o una hora. Durante esta hora especial, los 144.000 serán enseñados desde el cielo, como sueños y evidencia bíblica[79] han indicado. Participarán del pan celestial provisto para esta hora en el mensaje sobre el reloj de Dios y Su tiempo, que les concederá las porciones del Espíritu necesarias hasta el final. Este es el momento en que los "obreros de la undécima hora" serán "redimidos" de la tierra y enseñados.

Trabajando en la cosecha Para reunir a los 144.000 en el granero[80] del Señor, un refugio fue preparado a petición Suya, donde el cielo se acerca a la tierra. Los 144.000 pueden ser reunidos por una “hora” con la iglesia de Filadelfia, para aprender el mensaje celestial en el refugio—un mensaje proviniendo del trono de Dios. Al mismo tiempo, la “hora” de la prueba tiene lugar “en la tierra” fuera del refugio, donde el conocimiento no es dado. Si la reunión se cumple de esa manera, entonces en cierto sentido los redimidos se esconderán en aposentos especiales por un momento, como un reflejo del verdadero llamado en las líneas del trono del lado opuesto.

Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. (Isaías 26:20)

Es fácil visualizar un escenario como este, ya que el mundo está ansioso por que se levanten las cuarentenas por el coronavirus para que la gente pueda salir de nuevo, pero aquellos que conocen la voz del Señor entenderán que mientras Él invita a Su pueblo a cenar con Él en el estudio, este es un momento de indignación para otros que no lo conocen. Para aquellos que se aventuren a salir en desobediencia civil durante esa hora, les puede esperar una comida diferente.

El 4 de mayo de 2020 (cerca del comienzo de esta “hora del almuerzo” para los 144.000) se muestra una señal muy importante en el reloj del Padre en el Mazzaroth, que el apóstol Juan registró de la siguiente manera:

Y vi a un ángel [mensajero] que estaba en pie en el sol, y clamó a gran voz, diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: Venid, y congregaos a la gran cena de Dios, para que comáis carnes de reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, carnes de caballos y de sus jinetes, y carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes. (Apocalipsis 19:17-18)

La invitación a la fiesta de las aves Vio el momento en que el planeta Mercurio, el mensajero, está en conjunción con el sol, que representa al Novio, Jesús. Desde la perspectiva de la tierra, Mercurio pasa detrás del sol, lo que significa que el mensajero no está dirigiendo su voz hacia la tierra, sino hacia afuera del sol hacia los cielos más allá: el reino de los ángeles—los ángeles buenos en este caso—que son llamados por su general a venir a la tierra para vengarse de los que rechazan la gracia de Dios. Esta es la invitación a la cena de las aves celestiales.

En ese fatídico día, que es el Día de la Expiación, o del Juicio, basado en las estaciones en el templo de Dios en Paraguay, la sentencia será pronunciada contra todos aquellos que voluntariamente rechazaron el espíritu de convicción de Dios con respecto a las verdades que les reveló, como la verdad sobre la herejía de la doctrina Salvo, siempre salvo. Dios da señales celestiales en misericordia para advertir a Sus hijos en la tierra de los peligros que enfrentan, tanto espirituales como físicos.

No hay que ignorar que el festín de las aves también puede ser representativo de la aniquilación de las monedas comunes, que están representadas en la Biblia por hombres, jinetes, etc. Los reyes y jefes descritos en el versículo podrían señalar a las “monedas de reserva” de alto rango, por ejemplo, que ponen de rodillas a la economía mundial por su “muerte”.

Esto concuerda con la señal de la quema de Notre Dame el año pasado en el mismo día hebreo, el Yom Kippur de acuerdo con Paraguay. La emblemática iglesia babilónica representa el sistema babilónico actual, que está listo para la ruina total.

El cuadro que la Biblia ilustra de la cena de las aves no es una vista bonita. La muerte violenta podría hacerse mucho más común. Muchos formarán parte de la cena del gran Dios como comida para los habitantes de los cielos. Pero peor aún, en este grupo están aquellos que rechazan la instrucción del Espíritu Santo y ahora serán “devorados” por aquellos ángeles que los hubieran protegido. Esto contrasta con la bendición de cenar con el pan del cielo y recibir la invitación a la cena de bodas del Cordero.[81]

La cosecha de las uvas

Una vez que se traen los primeros frutos, Dios usa a los que han sido recogidos para servir como obreros en Su viña durante la siguiente cosecha. La vendimia es descrita en Apocalipsis 14 en términos sencillos, pero cuando miramos los relojes entrelazados de Dios de Orión y el Mazzaroth, vemos que hay más de lo que se ve a simple vista.

Otro ángel viene a la vista de Juan, quien, maravillado, sigue observando la obra de la cosecha final de la tierra. Dios le muestra la interacción de Sus cuerpos celestes en el futuro cuando un remanente finalmente recibiría el entendimiento de las escenas que presencia. Jesús ya había metido Su hoz por el trigo, y ahora otro ángel es visto saliendo del templo. Como Jesús, este ángel también tiene una hoz.

Salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda. (Apocalipsis 14:17)

Bellatrix, saliendo del templo del cielo en Orión

La estrella Bellatrix representa al siguiente actor en la cosecha, y teniendo un nombre femenino, representa a una mujer—la “iglesia” de los 144.000. Como tiene una hoz, tendrá un papel activo durante la cosecha. El nombre Bellatrix significa hermosa guerrera, lo que representa cómo Jesús ve Sus primicias: hermosas almas por las que ha obrado. Son guerreros[82] para Dios, dotados del conocimiento celestial del tiempo, para resistir al enemigo mientras cosechan para el reino de Jesús a través de los segmentos restantes del reloj. Deben soportar el tiempo más difícil jamás visto en la historia de la humanidad, pero Dios será su sustento y su fuerza.

Bellatrix corresponde al caballo negro de Apocalipsis 6, que está asociado con la economía, el comercio y la hambruna. En ese momento, el mundo se verá sumido en una gran angustia, con el hambre resultante de las medidas que están implementando las naciones para combatir la crisis por el coronavirus. La economía ya se está desmoronando con los efectos de las restricciones a causa del coronavirus, y ahora el reloj de Dios apunta exactamente a ese tema:

… Y miré, y he aquí un caballo negro; y el que lo montaba tenía una balanza en la mano. Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino. (De Apocalipsis 6:5-6)

Además, es de esperar que aumenten los disturbios y la agitación como resultado de las restricciones opresivas por el coronavirus. Sin embargo, el Espíritu Santo (aceite) y el sacrificio de Jesús (vino) estarán siempre presentes en las mentes de los 144.000 mientras se aferran a Él para vivir con rectitud en un tiempo en que el Espíritu Santo se está retirando del mundo impío[83] y se traman y ejecutan más esquemas abominables para librar la tierra de los fieles de Dios.

El punto de Bellatrix (20 de mayo de 2020) marca un hito profético especialmente importante: el fin del tiempo de espera de los 1335 días de Daniel 12.

Bienaventurado el que espere, y llegue a mil trescientos treinta y cinco días. (Daniel 12:12)

A medida que los 144.000 aprenden el nuevo cántico y adquieren el entendimiento del misterio de Dios, su hora de consejo celestial llega a su fin el 20 de mayo de 2020, cuando recibirán la invitación a la cena de las bodas del Cordero, la bendición de los 1335 días.[84] A partir de entonces, extenderán la bendición a todos los que la acepten con la voluntad de dar sus vidas en amor sacrificial por la verdad.

Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis. (Mateo 22:9)

En medio de las circunstancias más terribles de la tierra, los rayos de esperanza iluminarán el oscuro camino de los mártires, los “últimos frutos” que dan su vida física por la verdad. Así como los 144.000 están representados por el buen trigo, los mártires están representados por las buenas uvas. Su Salvador, que sufrió con ellos, no se demorará. Ellos se reunirán con Él para regocijarse en Su presencia. ¡Cómo anhela Jesús esa reunión! Cuando aprendan acerca de lo que Él ha preparado para ellos, serán fortalecidos para perseverar hasta el final sin tomar la marca de la bestia y de esa manera dar su lealtad a Dios.

En el pensar de Cristo, la alegría de las festividades de boda simbolizaba el regocijo de aquel día en que él llevará la Esposa a la casa del Padre, y los redimidos juntamente con el Redentor se sentarán a la cena de las bodas del Cordero. {HC 457.1}

Los 144.000 harán eco a las palabras de Jesús en un fuerte clamor que expondrá a la gran Babilonia y llamará a Su pueblo a salir de la ciudad derrumbándose. Ellos compartirán el arma de Dios para equipar a todos los que escuchen su advertencia para recompensar doblemente a Babilonia por sus malas obras.

…Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble. (De Apocalipsis 18:4,6)

En la representación profética, la escena celestial cambia y el profeta Juan ve ahora a otro ángel saliendo del altar para dar la orden para la etapa final de la cosecha. Esto llega en un momento en el que se están tomando decisiones eternas, a medida que los 144.000 fortalecen a los mártires y la mayoría de la gente podría reconocer que el final debe llegar. En el santuario celestial, Jesús realiza los últimos actos de Su ministerio como Sumo Sacerdote después de haber salido del Lugar Santísimo.

Y salió del altar otro ángel, que tenía poder sobre el fuego,… (De Apocalipsis 14:18)

Dos características específicas son dadas acerca de este ángel: sale del altar y tiene poder sobre el fuego. La asignación de Betelgeuse a este papel en el plan de la cosecha es una correspondencia natural, pero las características de esta supergigante roja en el reloj del Hijo, donde muestra el rostro del becerro de sacrificio, son sólo el telón de fondo para otros actores.

En el escenario del Mazzaroth, el reloj del Padre representa visualmente lo que la Biblia dice en palabras: tiene poder sobre el fuego. El fuego es interpretado por el sol, y el 21 de junio, el día anterior al punto de Betelgeuse, “el sol se oscurecerá” mientras la luna ejerce su poder sobre el sol ardiente.

Eclipse parcial de sol en el ecuador galáctico: El reloj de Mazzaroth se sincroniza con el reloj de Orión En un evento de precisión extremadamente excepcional, este eclipse anular tiene lugar en el momento exacto (dentro de un minuto aproximadamente) cuando ambos cuerpos celestes están centrados en el ecuador galáctico, ¡el mismo momento que define el solsticio de verano!

Lindando con este eclipse solar hay dos eclipses lunares penumbrales el 5 de junio y el 5 de julio, que cubren el Viejo y el Nuevo Mundo, respectivamente.[85] En conjunto, estos dos eclipses parciales, centrados alrededor del único eclipse de solsticio, cuentan como un eclipse lunar total que cubre el mundo entero.

E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo,[86] y las potencias de los cielos serán conmovidas. (Mateo 24:29)

El reloj del Hijo hace tictac junto con el del Padre, porque están unidos como Uno. La sincronización en este ciclo final muestra la precisión con la que Dios ha planeado la última cosecha de almas. ¡Es en la mano extendida de Orión—la mano de la cual Betelgeuse es el hombro—donde este eclipse solar tiene lugar! La mano de Orión, que alcanza a la eclíptica con su garrote, ilustra el engranaje de las dos ruedas del reloj, el Mazzaroth alrededor de la eclíptica, y Orión en el punto de Betelgeuse, ambas apuntando al mismo tiempo como dos ruedas dentadas que giran juntas, como vio Ezequiel.

Eclipse parcial de sol en la mano de Orión: El reloj de Mazzaroth se sincroniza con el reloj de Orión

Las probabilidades de un eclipse en ese preciso momento son extremadamente raras, pero Aquel que guía a los cuerpos celestes ha orquestado que esto ocurra justo antes del punto de Betelgeuse (22 de junio de 2020), de modo que cuando Betelgeuse dé su mensaje, habrá demostrado que tenía poder sobre el fuego. El color rojo de Betelgeuse es un símbolo de la sangre, o el becerro de sacrificio que fue ofrecido en el altar representado en el centro del reloj de Orión en el área del templo. El altar en el reloj del Padre está en la constelación de Tauro, al lado de Orión, quien puede ser visto como el Sacerdote que ministra allí.

Betelgeuse, saliendo del altar y teniendo poder sobre el fuego

Al día siguiente, el 23 de junio, la hoz de la luna aparece de nuevo. Jesús, como el Sumo Sacerdote terminando Sus deberes, procedería a recoger carbones del altar del sacrificio[87] y los llevaría al templo al altar del incienso para hacer ascender más humo en representación de las oraciones de los santos, elevándose en copiosas cantidades en ese momento tan turbulento. El fuego del sol y el color rojo del supergigante Betelgeuse juntos hacen una representación adecuada de estos carbones encendidos que serán usados como un instrumento de destrucción contra Babilonia, como indica el texto de la séptima plaga.[88]

La Biblia asocia la estrella Betelgeuse con la guerra y el derramamiento de sangre, ya que representa al jinete del caballo rojo que quita la paz de la tierra y se le da una gran espada. Por lo tanto, este punto del reloj (22 de junio de 2020) presagia grandes y sangrientas guerras en la tierra.[89]

Y salió otro caballo, rojo. Al que estaba montado sobre él, le fue dado poder para quitar la paz de la tierra y para que se matasen unos a otros. Y le fue dada una gran espada. (Apocalipsis 6:4) (RVA2015)

Las noticias testifican diariamente de la creciente hostilidad de los ciudadanos hacia las naciones y entre nación y nación mientras cada uno trata de “defender” a los suyos contra el “enemigo coronavirus”. Voces influyentes como la ONU y el papa han pedido un alto al fuego en medio de la crisis por el coronavirus,[90] pero esto es sólo la "paz y seguridad" antes de la destrucción repentina declarada en la palabra de Dios.[91] Las guerras entre y dentro de las naciones enfurecidas durante este período dejarán al mundo terriblemente destruido. Betelgeuse, teniendo poder sobre el fuego, ha sido descrita como la estrella que un día explotaría en una supernova[92] y serviría como el fuego purificador para ejecutar el juicio final de Dios y purificar la tierra para siempre. Dios finalmente destruirá a aquellos que destruyen la tierra.[93]

En la representación de la cosecha, el apóstol Juan escucha a este ángel comunicando un importante mensaje al único otro ángel visto sosteniendo una hoz, a saber, Bellatrix (representando a los 144.000).

… y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas están maduras. (De Apocalipsis 14:18)

Las 144.000 primicias son llamadas para recoger las uvas completamente maduras de la viña de la tierra. Hasta este punto, habrán obrado diligentemente para extender la invitación a la cena de bodas y dar el fuerte clamor, llamando a la gente a salir de Babilonia. El mensaje del ángel que sale del altar indica un resultado positivo de su obra, ya que revela que hay una buena producción de las uvas que están maduras para la cosecha, listas para dar su sacrificio. Estas uvas maduras representan a los mártires que son descritos como decapitados por causa de su lealtad al reino de Cristo.[94] Siguen el ejemplo de su Salvador en el sacrificio, sabiendo que su sufrimiento será sólo por un momento, y muy pronto se reunirán con su Maestro. Esta esperanza les ayudará a permanecer firmes. Que cumplas con tu parte en este importante llamado a recoger los "últimos frutos" para el Reino y ser contado entre los obreros para el Maestro, para que el número de los mártires pueda completarse durante ese segmento.[95]

Los dos ejércitos [bueno y malo] serán diferentes y estarán separados, y esa diferencia será tan marcada que muchos de los que se convenzan de la verdad [ya amaban la verdad, pero sólo necesitaban verla en claro contraste] se pondrán de parte del pueblo de Dios que observa sus mandamientos. Cuando esté por producirse esta obra grandiosa en la batalla, antes del último gran conflicto, muchos serán encarcelados, muchos huirán de las ciudades y los pueblos para salvar su vida, y muchos otros soportarán el martirio por amor de Cristo al levantarse en defensa de la verdad—Manuscrito 6, 1889. {MSV 205.4}

Una vez que el segmento de Betelgeuse termine, nadie más será invitado a la cena de bodas del Cordero, y el llamado para salir de Babilonia terminará. El tiempo asignado para actuar habrá finalizado y se habrá recogido la cosecha de buenas uvas. Este período termina el 3 de septiembre de 2020 en las líneas del trono izquierdas del reloj de Dios.

La siguiente escena que el apóstol Juan presencia en visión es una temible. Ve la viña de la tierra siendo recogida y echada en el lagar de Dios:

Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios. (Apocalipsis 14:19)

Las uvas son echadas en el lagar

Sin embargo, cuando las líneas del trono hayan llegado, los cuatro meses lunares de la vendimia no habrán terminado completamente. Pero Juan ya no ve los racimos frescos en su visión. Lo que ve es el final de la temporada, cuando las uvas no son buenas para comer, sino sólo para ser pisadas en el vino. Esto indica que la viña de la tierra que aún está siendo recolectada en este punto es lo que queda después de que los buenos racimos han sido recogidos. Estas son las uvas sobre maduradas listas para la vendimia. Esto no puede referirse a la cosecha de los mártires, ¡porque los mártires no están destinados a la ira de Dios! Estos permanecieron fieles hasta la muerte durante un tiempo terrible en la tierra y recibirán la corona de la vida de Esmirna.

No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. (Apocalipsis 2:10)

Al principio de las líneas del trono izquierdas, el Señor de la cosecha terminará Su obra para el Día de la Expiación celestial, arrojando el incensario[96] cuando deje el santuario celestial por segunda y última vez. En el segmento de las líneas del trono derechas, Él había declarado “hecho está” cuando el trigo estaba listo para la cosecha. Luego, en las líneas del trono izquierdas, el 3 de septiembre, es el final definitivo de la gracia. Jesús ya ni siquiera está en el santuario para implorar Su preciosa sangre a beneficio del hombre, y Su espíritu de protección es retirado completamente de los habitantes impenitentes de la tierra. Sólo los 144.000 permanecen puros y sin mancha como testigos de Dios, en contraste con el mundo completamente impío que los rodea. ¡Es un momento muy solemne, en verdad!

Todos los que formarán parte del reino de Dios habrán sido cosechados, y Dios recordará los pecados de Babilonia. Todos los impenitentes que rechazaron la invitación de Dios a escapar sufrirán con Babilonia durante su hora de ruina. Ha llegado el momento de que sea recompensada por el derramamiento de sangre de todos los tiempos.

porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. [por ejemplo, la matanza de todos los mártires de todas las edades, hasta el 2 de septiembre de 2020]. (Apocalipsis 18:5)

Las profecías del completo colapso económico de Babilonia de Apocalipsis 18 se cumplirán durante esta hora de destrucción—una doceava parte del ciclo del reloj—del 7 al 28 de septiembre. El final de esa hora está marcada por la fiesta de Yom Kippur, el Día de la Expiación, o el Día del Juicio para aquellos que rechazaron la obra expiatoria de Cristo.

Luz de lámpara no alumbrará más en ti, ni voz de esposo y de esposa se oirá más en ti; porque tus mercaderes eran los grandes de la tierra; pues por tus hechicerías fueron engañadas todas las naciones. Y en ella se halló la sangre de los profetas y de los santos, y de todos los que han sido muertos en la tierra. (Apocalipsis 18:23-24)

Con el Espíritu Santo completamente retirado del mundo en este punto, sólo permaneciendo aún con los 144.000, que son los únicos que permanecen vivos entre los justos, será un tiempo muy difícil. El mensaje del tiempo los sostendrá sabiendo que su tribulación durará poco tiempo si permanecen fieles. Su fidelidad durante esa hora es inestimablemente importante para la victoria del reino de Dios.[97] Deben persistir en este tiempo sin ceder a la presión extrema de comprometerse cuando se les quite todo el apoyo terrenal. Aunque el mundo busca su muerte, si son fieles hasta el final, pronto se dirá de ellos:

“Estos son los [144.000] que han venido de grande tribulación”; han pasado por el tiempo de angustia cual nunca ha sido desde que ha habido nación; han sentido la angustia del tiempo de la aflicción de Jacob; han estado sin intercesor durante el derramamiento final de los juicios de Dios. Pero han sido librados, pues “han lavado sus ropas, y las han blanqueado en la sangre del Cordero”. “En sus bocas no ha sido hallado engaño; están sin mácula” delante de Dios. “Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono tenderá su pabellón sobre ellos”. Apocalipsis 7:14, 15. Han visto la tierra asolada con hambre y pestilencia, al sol que tenía el poder de quemar a los hombres con un intenso calor, y ellos mismos han soportado padecimientos, hambre y sed. Pero “no tendrán más hambre, ni sed, y el sol no caerá sobre ellos, ni otro ningún calor. Porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes vivas de aguas: y Dios limpiará toda lágrima de los ojos de ellos”. Apocalipsis 7:14-17. {CS 630.3}

Los siete espíritus de Dios

El tiempo del último ciclo de Orión es un tiempo de crecientes dificultades y angustia en la Tierra. Al cesar Jesús Su ministerio en el santuario celestial, el Espíritu Santo se retira de aquellos que se niegan, como Judas, a cooperar con Él en humildad. Muchos cometerán el pecado imperdonable, y Él ya no perseverará con ellos para refrenarlos de sus malas inclinaciones. Pero esto no sucede de una sola vez.

En la Revelación de Jesucristo, donde el reloj de Orión es descrito en símbolos, Jesús es representado en su centro como un Cordero inmolado: Alnitak, el que fue herido. En la descripción de este Cordero, hay otro enigma que sólo puede ser resuelto con el conocimiento del reloj de Orión.

Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos,[98] y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra. (Apocalipsis 5:6)

Mientras que el Espíritu Santo es omnipresente, es descrito como enviado a la tierra, como en una misión divina. Esto nunca ha sido más cierto que ahora en este último ciclo, cuando está visitando a la gente de la tierra por última vez, buscando la lealtad de su corazón a Jesús antes de que deje de ministrar a su favor.

Hay una profecía sobre el Salvador que habla del Espíritu que descansaría sobre Él:

Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; [1] espíritu de sabiduría [2] y de inteligencia [3], espíritu de consejo [4] y de poder [5], espíritu de conocimiento [6] y de temor de Jehová [7]. (Isaías 11:1-2)

Siete Espíritus de Dios son listados aquí por nombre, y tienen una relación con el reloj de Orión y el Cordero con siete ojos en su centro, para mostrar cómo Sus siete Espíritus están visitando a la gente en el mundo y retirándose de los impenitentes. Cuando se considera que “el Espíritu de Jehová” es una expresión general que incluye a los otros seis, entonces se puede ver que debe estar en el centro, conectado a los otros seis en los seis segmentos del reloj que lo rodean. Estos seis Espíritus están distribuidos en sentido contrario a las agujas del reloj comenzando con el Espíritu de la sabiduría en Saiph:

El Espíritu Santo séptuple

¡Una cosa asombrosa de esto es que es una confirmación perfecta de cómo el Espíritu está obrando en el tiempo de la cosecha! Al principio del ciclo, “a la entrada de la ciudad”,[99] el Espíritu de la sabiduría clamó al simple para que viniera a Su Refugio en Filadelfia y recibiera instrucción.

Oíd, porque hablaré cosas excelentes, Y abriré mis labios para cosas rectas. Porque mi boca hablará verdad, Y la impiedad abominan mis labios. (Proverbios 8:6-7)

Luego el Espíritu de inteligencia siguió con Su obra preparatoria en los corazones de Su pueblo mientras la verdad sobre el engaño de la doctrina de Salvo siempre salvo se asentaba en todas sus mentes. ¡Sólo el obediente podría recibir Su Espíritu de consejo, que implica arrepentimiento! Aquellos que se resistieron a Él han cortado su conexión con lo divino. Esta es la hora en que el Espíritu Santo desea impartir una unción especial a los que quedan, para que puedan escuchar el consejo oportuno a la iglesia de Sardis, con la que los protestantes de hoy en día pueden ser comparados:

Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. (Apocalipsis 3:3)

Habiendo recibido el consejo del Tiempo durante la cosecha de trigo, las primicias de Dios serán facultadas para dar El fuerte clamor con el Espíritu de poder, a través del cual muchas obras poderosas serán hechas a través de sus manos. El contraste aumentará con aquellos que, careciendo de Su Espíritu, traicionarán a sus antiguos hermanos para su propia supuesta ventaja. Sin embargo, la claridad con la que será dada la verdad traerá convicción a los corazones de muchos de que deben huir de sus iglesias, dirigidas por Jezabel en Roma,[100] ya que las condiciones en el mundo se deterioran rápidamente. Por el testimonio de los 144.000, miles de personas serán fortalecidas para defender lo recto, aunque les cueste la vida.

Mientras tanto, a medida que la porción que queda del Espíritu de Dios en la tierra disminuye con el transcurso de cada segmento, Su alcance aumenta. El conocimiento de la verdadera marca de la bestia, como el colirio de Laodicea, originalmente dado a los sabios de Filadelfia, llega finalmente a las partes más lejanas del mundo, llevando a toda la humanidad a una decisión concluyendo el mensaje de advertencia del tercer ángel. El Espíritu de conocimiento de Dios recorre toda la tierra—a cada ser humano individual—dándole la oportunidad de recibir la salvación y “adorar al que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas”[101] –que "creó al hombre a Su imagen... varón y mujer".[102] Esto también cierra el mensaje del primer ángel.

El temor del Señor es el principio de la sabiduría

En ese mismo momento—las líneas del trono izquierdas—el último mártir habrá dado su testimonio, y el Espíritu del conocimiento habrá hecho Su obra, retirándose de la tierra para dejar sólo el temor del Señor para los malvados habitantes de la tierra. No habitando en ellos, Su Espíritu los asusta con terror mientras se desarrollan los dramáticos eventos físicos del sexto sello[103] y Babilonia cae en ruinas financieras y físicas, concluyendo el segundo y así los tres mensajes de los ángeles.

Sólo los 144.000, que recibieron el mensaje del cuarto ángel y fueron sellados con la vida,[104] retienen los Espíritus de Dios, incluyendo un temor santificado del Señor. Es el Espíritu del temor del Señor quien, para aquellos que serán resucitados al final, probará ser el principio de la sabiduría,[105] ya que la gran multitud de redimidos son conducidos a toda la verdad durante el viaje estelar a Orión. Entonces, cuando el pueblo de Dios sea arrebatado por el Espíritu del Señor, la tierra estará completamente vacía de todo Espíritu Santo. ¡Que tu suerte esté con los justos que guardan los mandamientos de Dios!

Fieles hasta el final

Ninguno de los 144.000 necesita desesperarse, pensando que no tienen el favor de Dios porque deben soportar la tribulación y no fueron arrebatados previamente. En cambio, su sufrimiento durante el último segmento del ciclo de cierre de Orión los acercará aún más a su Salvador ya que comprenden que deben seguir Su ejemplo de firme resistencia a la tentación, siendo guardados por el poder de Dios a través de la fe.[106]

Dios cuidará de Sus 144.000 primicias a través de la terrible prueba de la destrucción de Babilonia. Otros fieles que vivieron antes han tenido experiencias similares siendo probados al máximo[107] para inspirar valentía.

¡El último acto de la cosecha (ahora vendimia) que fue presentado al apóstol Juan es uno muy gráfico con una sentencia para el impenitente y una promesa en un acertijo del Padre que servirá como un ancla de esperanza para Sus fieles hijos para persistir hasta el final!

Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios. (Apocalipsis 14:20)

Saiph, el lagar es pisado fuera de la ciudad

Juan vio que el lagar, lleno de uvas no comestibles y sobre maduradas—los que rechazaron la misericordia de Dios—es pisoteado. Esta imagen, que Dios usó para mostrar la destrucción total que tendrá lugar, muestra una visión muy temerosa. La historia judía proporciona una imagen vívida de una gran matanza en la caída de la ciudad de Betar usando un lenguaje similar:

Ochenta mil romanos entraron en Betar y masacraron a los hombres, mujeres y niños hasta que la sangre fluyó de las puertas y alcantarillas. Los caballos se hundieron hasta sus fosas nasales, y los ríos de sangre levantaron rocas que pesaban cuarenta se'ah, y fluyeron hacia el mar, donde su mancha era notable por una distancia de cuatro mil. (Talmud judío, Gittin 57)

Dios promete que el lagar será pisado cuando la novia de Jesús[108] ya no está en la tierra (siendo hecho “fuera de la ciudad”). Mientras los santos viajan hacia la Nebulosa de Orión, el lagar será finalmente pisoteado bajo los pies de Orión, mientras el reloj apunta de nuevo a Sus pies, comenzando por Saiph. Este debe ser el aterrador momento en que el gran granizo al final de la séptima trompeta[109] y la séptima plaga [110] azotará al planeta. Aquellos que no escucharon las amorosas advertencias y ruegos de Dios se encontrarán con un destino terrible en ese momento.

Hasta los frenos de los caballos La mención de los “frenos de los caballos” en la profecía dirige la mirada hacia la Nebulosa Cabeza de Caballo, que desde el punto de vista de la tierra está en la vecindad de la estrella de Jesús, Alnitak, y por lo tanto en el centro del reloj de Orión. Esta nebulosa es una nube que se asemeja a un caballo, simbolizando a Jesús tomando Su lugar como el Rey de reyes conquistador cuando viene.[111] Su distancia registrada desde la Tierra es de 1600 años luz (los 1600 estadios simbólicos de la Biblia).[112] Esta imagen de Su venida es una maravillosa afirmación dada para fortalecer los corazones de los 144.000 para que perduren hasta el final, cuando vean a su Rey venir para su liberación[113] a la hora señalada.

Como el corazón del Padre no puede separarse del de Su Hijo, así el Mazzaroth no puede abstenerse de contar la maravillosa escena del regreso de Jesús. La estrella resplandeciente de la mañana que representa a Jesús viene a la constelación del León para actuar una representación especial del León de la tribu de Judá regresando a salvar a Su pueblo, como fue predicho en la siguiente visión:

Pronto se volvieron nuestros ojos hacia el oriente, donde había aparecido una nubecilla negra del tamaño de la mitad de la mano de un hombre, que era, según todos comprendían, la señal del Hijo del hombre. En solemne silencio, contemplábamos cómo iba acercándose la nubecilla, volviéndose cada vez más esplendorosa hasta que se convirtió en una gran nube blanca cuya parte inferior parecía fuego. Sobre la nube lucía el arco iris y en torno de ella aleteaban diez mil ángeles cantando un hermosísimo himno. En la nube estaba sentado el Hijo del hombre. Sus cabellos, blancos y rizados, le caían sobre los hombros; y llevaba muchas coronas en la cabeza. Sus pies parecían de fuego; en la mano derecha tenía una hoz aguda y en la izquierda llevaba una trompeta de plata. Sus ojos eran como llama de fuego, y escudriñaban de par en par a sus hijos. Palidecieron entonces todos los semblantes y se tornaron negros los de aquellos a quienes Dios había rechazado. Todos nosotros exclamamos: “¿Quién podrá permanecer? ¿Está mi vestidura sin manchas?” Después cesaron de cantar los ángeles, y por un rato quedó todo en pavoroso silencio cuando Jesús dijo: “Quienes tengan las manos limpias y puro el corazón podrán subsistir. Bástaos mi gracia.” Al escuchar estas palabras, se iluminaron nuestros rostros y el gozo llenó todos los corazones. Los ángeles pulsaron una nota más alta y volvieron a cantar, mientras la nube se acercaba a la tierra. {PE 15.2}

La trompeta de plata en la mano del León de la tribu de Judá Exactamente en el Día de la Expiación[114] el 28 de septiembre, Venus se posiciona en la pata izquierda del León representando la trompeta de plata que Jesús sostiene en Su mano izquierda. Es la trompeta de Dios, adecuadamente representada en el lienzo celestial como sostenida por el León que representa a Jesús como Rey, a quien se le dio el poder del Padre.[115] En este punto, la hora de Babilonia llega a su fin y la gran trompeta de Yom Kipur[116] suena para anunciar que el juicio sobre Babilonia ha terminado y que el pisado del lagar puede venir a continuación. ¡Los 144.000 han prevalecido durante su tiempo de prueba y serán liberados rápidamente!

Mientras Jesús suena la trompeta de plata ese día, los redimidos de todas las edades, junto con los seres queridos que fueron recientemente martirizados en la tribulación culminante de la tierra, son llamados a levantarse[117] de su profundo sueño para contemplar su bendita esperanza. ¡Jesús ha venido a llevarlos al hogar!

Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras. (1 Tesalonicenses 4:15-18)

Por fin, el carácter de Dios ha sido reivindicado a través del testimonio de la fidelidad en la adversidad desesperada. Sin embargo, a través de todo lo que la fiel compañía tuvo que padecer, a medida que el entendimiento del reloj de Dios y su alta vocación[118] trajeron su fe a la vista, finalmente exclaman:

…las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. (De Romanos 8:18)

Jesús, su Precursor, bebió la copa del sufrimiento antes que ellos, y es en Su fuerza que los 144.000 han obtenido la victoria final sobre la bestia. Guardaron los mandamientos de Dios y demostraron la fe de Jesús, cualquiera fuese el costo, perseverando pacientemente en la más feroz batalla contra el propio Satanás.[119]

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los [144.000] que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado. (Apocalipsis 15:2-4)

La hoz en la mano del León de la tribu de Judá Después de sonar la trompeta de plata en la conclusión de Yom Kippur, usa la hoz en Su otra mano. El 3 de octubre de 2020, la estrella resplandeciente de la mañana está en conjunción con Régulo, el mango de la hoz del León. El Señor de la cosecha está listo para atraer a los redimidos a las nubes del cielo. La gran hoz de la hoz del León es la hoz final de la cosecha del reloj del Mazzaroth del Padre, y será usada para cosechar a los redimidos de la tierra, para que el lagar pueda ser pisado fuera de la Ciudad Santa.

La novia (los 144.000 vivos y los fieles resucitados) se ha preparado para este tiempo, ya que ha pasado por el fuego de la tribulación y ha mantenido sus vestiduras blancas. La iglesia ha acogido la justicia de Jesús, ejerciendo la fe en Él por la perfecta obediencia a Su Ley.

En el lienzo celestial, la iglesia está representada por la constelación de Virgo, que el 3 de octubre tiene al Novio (representado por el sol[120]) y así es vestida con Su justicia.[121] Mercurio, representando a la hueste angélica, está a los pies de Virgo, como la nube de testigos que está lista para llevarla hasta su Salvador. Han esperado mucho tiempo, pero su alegría ha llegado finalmente.

La novia es arrebatada

El reloj ha llegado a su fin. Cuando la gran manecilla del Tiempo marque la hora de Saiph el 5 de octubre de 2020, siete días después de que Jesús haya llamado a los santos durmientes con la trompeta de plata, los redimidos se dirigirán al hogar. Como victoriosos conquistadores a través de la sangre del Cordero de Dios, su tiempo en esta tierra habrá terminado finalmente, y la eternidad con Aquel que dio la eternidad por nosotros comenzará:

Allí los redimidos conocerán como son conocidos. Los sentimientos de amor y simpatía que el mismo Dios implantó en el alma, se desahogarán del modo más completo y más dulce. El trato puro con seres santos, la vida social y armoniosa con los ángeles bienaventurados y con los fieles de todas las edades que lavaron sus vestiduras y las emblanquecieron en la sangre del Cordero, los lazos sagrados que unen a “toda la familia en los cielos, y en la tierra” (Efesios 3:15, VM), todo eso constituye la dicha de los redimidos. {CS 656.2}

Que tú, lector, permanezcas fiel a los mandamientos de Dios, esperando esa gran reunión con el Señor mientras las campanas de Saiph hacen eco de nuestras alabanzas al Creador, resonando con nuestra alegría y gratitud por Su redención de la maldición del pecado.

1.
La lucha del mundo es presentada en un video de una iglesia rebelde, donde la Corona es abordada encubiertamente con "Querida Corona": QUERIDO CORONAVIRUS 
2.
Mateo 13:39 – El enemigo que la sembró es el diablo, la cosecha es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles. (RVC) 
3.
Juan 7:6 – Entonces Jesús les dijo: Mi tiempo aún no ha llegado… 
4.
Hechos 1:7-8 – Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; 
5.
Juan 3:35 – El Padre ama al Hijo, y todas las cosas ha entregado [incluyendo el conocimiento de Su tiempo] en su mano. 
6.
Ver la Presentación de Orión para aprender cómo esta espectacular constelación ha sido elegida por el Padre en Su reloj del Mazzaroth como una representación celestial de la obra expiatoria de Cristo. 
7.
Ver el artículo Dios no es sólo amor para aprender sobre esta característica. 
8.
Wikipedia – Guillermo Miller: “Repentinamente el carácter de un salvador fue vívidamente grabado en mi mente. Parecía que podía haber un Ser tan bueno y compasivo como para sacrificarse a sí mismo por nuestras faltas, y de tal modo salvarnos de sufrir la pena del pecado. Inmediatamente sentí cuan amoroso semejante “Ser” debería ser; e imaginé que yo podría arrojarme a los brazos de Él, y confiar en la misericordia de Él, un Ser tan Único”. 
9.
Wikipedia“Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado”… “Miller estaba convencido que el período de 2.300 días había comenzado en 457 a.c. con el Decreto para reconstruir Jerusalén de Artajerjes I de Persia. Cálculos simples revelaron que este período terminaba en el año 1843.” 
10.
Ver Hebreos 9 para una referencia bíblica de Jesús como Sumo Sacerdote en el santuario celestial. Todos los tipos de la nación judía con sus servicios apuntaban a Jesús y Su obra en la tierra y en el cielo después de que Su sacrificio fuera consumado. 
11.
Ver Levítico 16 para aprender más sobre el Día de la Expiación. 
12.
Elena G. de White. Primeros escritos, p.233. – Millares de personas abrazaban la verdad predicada por Guillermo Miller, y se levantaban siervos de Dios con el espíritu y el poder de Elías para proclamar el mensaje. Como Juan, el precursor de Jesús, los que predicaban ese solemne mensaje se veían movidos a poner la segur a la raíz de los árboles, y exhortar a los hombres a que diesen frutos de arrepentimiento. Propendía su testimonio a influir poderosamente en las iglesias y manifestar su verdadero carácter. Al resonar la solemne amonestación de que huyesen de la ira venidera, muchos miembros de las iglesias recibieron el salutífero mensaje, y echando de ver sus apostasías lloraron amargas lágrimas de arrepentimiento, y con profunda angustia de ánimo se humillaron ante Dios. Cuando el Espíritu de Dios se posó sobre ellos, ayudaron a difundir el pregón: “Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado.” 
13.
Un mensaje del tiempo del Padre siempre incluye un mensaje que transforma el carácter y lleva a la persona a un caminar más cercano con Él. La fijación del tiempo sólo incluye cálculos de una fecha determinada sin exhortar a la gente a guardar los mandamientos de Dios y ser fiel a Dios. Esto último no es de origen divino. 
14.
Wikipedia – Samuel S. Snow
15.
Dios es el Tiempo, así que un mensaje del tiempo es una revelación de Dios para todos los que lo reciben. 
16.
Utilizó el calendario de los judíos caraítas (que en ese momento todavía era bíblico) para determinar el tiempo de las fiestas de Dios. El calendario de Dios es diferente a los modernos calendarios fijos que se usan hoy en día. Este fue el comienzo de la revelación de la importancia de tener en cuenta el calendario de Dios al estudiar la profecía. 
17.
Para aprender más sobre el calendario de Dios, por favor lee Luna Llena en Getsemaní
18.
Ellen G. White, Palabras de vida del Gran maestro, p. 103.1. – El significado del sistema de culto judaico todavía no se entiende plenamente. Verdades vastas y profundas son bosquejadas por sus ritos y símbolos. El Evangelio es la llave que abre sus misterios. Por medio de un conocimiento del plan de redención, sus verdades son abiertas al entendimiento. Es nuestro privilegio entender estos maravillosos temas en un grado mucho mayor de lo que los entendemos. Hemos de comprender las cosas profundas de Dios. Los ángeles desean contemplar las verdades reveladas a las personas que con corazón contrito están investigando la Palabra de Dios, y están orando para alcanzar más de la longura y la anchura, la profundidad y la altura del conocimiento que sólo él puede dar. 
19.
Levítico 23:27 – A los diez días de este mes séptimo será el día de expiación; tendréis santa convocación, y afligiréis vuestras almas, y ofreceréis ofrenda encendida a Jehová. 
20.
Elena G. de White – Ver el capítulo Una amonestación rechazada de El conflicto de los siglos
21.
Elena G. de White – Ver el capítulo La libertad de conciencia amenazada de El conflicto de los siglos
22.
Mateo 13:39 – El enemigo que la sembró es el diablo, la cosecha es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles. (RVC) 
23.
Elena G. de White, Primeros escritos p. 240. – El movimiento adventista ilustrado 
24.
Wikipedia – Joseph Bates: En la primera parte del año de 1845, Bates aprendió acerca del séptimo día como el Sábado Bíblico. Visitó Washington, New Hampshire, donde un grupo de adventistas habían comenzado a observar el séptimo día. Fortalecido por esta experiencia, llegó a ser llamado el apóstol de esta “recién” descubierta doctrina. En 1846 publicó un folleto de 48 páginas sobre el tema. El capitán Bates estuvo presente en las conferencias “sabáticas” de 1848 donde importantes enseñanzas bíblicas fueron desenterradas por los adventistas guardadores del sábado de la mina de oro de las Sagradas Escrituras. 
26.
Esta es la duración del primer ciclo de Juicio de Orión descubierto. Ver la Presentación de Orión para un estudio más detallado. 
27.
Ver Cyberspaceministry.org – 666 y la Marca de la Bestia 
29.
El misterio de Dios abarca el entendimiento completo de las profecías del libro del Apocalipsis con la llave proporcionada por el reloj de Dios en Orión. Ver el artículo El tiempo no será más para aprender sobre este tema. 
30.
Ver el artículo La marca de la bestia
31.
Una simple búsqueda en Google con "Marca de la Bestia y Coronavirus" muestra una plétora de teorías sobre el tema. 
32.
La iglesia a la que se le dio el mensaje anunciando el comienzo del tiempo del juicio en el cielo es desafortunadamente también "Laodicea", que significa "Gente del Juicio". 
33.
Ver el artículo El último Elías para conocer la historia de este siervo del Señor. 
34.
Apocalipsis 10:7 – sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas. 
35.
Amos 3:7 – Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. 
36.
Estas revelaciones son compartidas en los sitios web ÚltimoConteo.org y GranjaNubeBlanca.org
37.
Elena G. de White, Primeros escritos, p. 41.2 – …y entonces pudimos ver en Orión un espacio abierto de donde salió la voz de Dios.

Ellen G. White, Primeros escritos, p. 15.1 – Los 144.000 estaban todos sellados y perfectamente unidos. En su frente llevaban escritas estas palabras: “Dios, nueva Jerusalén,” y además una brillante estrella con el nuevo nombre de Jesús. 

38.
Apocalipsis 3:17 – Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. 
39.
Juan 16:8 – Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio. 
40.
Ver Génesis 2:10-14. 
41.
Este fascinante tema es descrito en El Misterio de la Ciudad Santa - Parte II
42.
2 Crónicas 6:1 – Entonces dijo Salomón: Jehová ha dicho que él habitaría en la oscuridad. 
43.
Mateo 24:36 – Pero del día y la hora nadie sabe, [o “da a conocer”] ni aun los ángeles de los cielos, sino sólo mi Padre. 
44.
Ver El Misterio de la Ciudad Santa – Parte III para aprender más de y sobre este poderoso ángel, que es el único que se dice que “descendió del cielo”, mientras que todos los demás en Apocalipsis 14 sólo se ven “en el cielo”. 
45.
Ellen G. White – Cristo cumplió aún otra característica del tipo. "Su rostro estaba más desfigurado que el de cualquier hombre, y Su forma más que la de los hijos de los hombres; así rociará a muchas naciones." En el servicio del Templo, cuando el animal traído como sacrificio era sacrificado, el sumo sacerdote, vestido con una túnica blanca, cogía en su mano la sangre que brotaba y la arrojaba en dirección al tabernáculo o al Templo. Esto se hacía siete veces, como expresión de perfección. Así que Cristo, el gran antitipo, Él mismo Sumo Sacerdote y víctima, vestido con Sus propias ropas de justicia sin mancha, después de dar Su vida por el mundo, arrojó la virtud de Su ofrenda, una corriente carmesí, en dirección al Lugar Santo, reconciliando al hombre con Dios a través de la sangre de la cruz.—Manuscrito 101, 1897, 11, 12. (“El verdadero Sumo Sacerdote”, Septiembre, 1897.) {4MR 243.3} [Traducido] 
46.
Lee el artículo La marca de la bestia para entender la relación entre el sábado y el matrimonio a imagen de Dios, que son ambas instituciones establecidas en la Creación. Se están convirtiendo en los puntos de prueba de lealtad hacia Dios. 
47.
Por favor, lee el primer artículo de esta serie para entender la asombrosa revelación del actual ciclo de cierre de Orión. 
48.
Juan 1:29 – El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. 
49.
Esta doctrina socava el sacrificio de Jesús para liberar a los hombres de sus pecados. La obediencia a los mandamientos de Dios es minimizada de manera que esa doctrina da a la gente una licencia para seguir pecando. 
50.
Ver Lucas 4. 
51.
Isaías 63:8 – Porque dijo: Ciertamente mi pueblo son, hijos que no mienten; y fue su Salvador. 
52.
Elena G. de White, MARANATA: EL SEÑOR VIENE – Esforcémonos con todo el poder que Dios nos ha dado para estar entre los ciento cuarenta y cuatro mil... 
53.
Ver la Presentación de Orión, diapositiva 162. 
54.
Hebreos 12:22 – sino que os habéis acercado al monte de Sion, a la ciudad del Dios vivo, Jerusalén la celestial, … 
55.
Ver el artículo El tiempo no será más para entender más sobre este tema y por qué este versículo de la séptima plaga pertenece a las líneas del trono derechas. 
56.
Apocalipsis 3:10 – Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. 
57.
Elena G. de White, El conflicto de los Siglos p. 630.3 – “Estos son los que han venido de grande tribulación”; han pasado por el tiempo de angustia cual nunca ha sido desde que ha habido nación; han sentido la angustia del tiempo de la aflicción de Jacob; han estado sin intercesor durante el derramamiento final de los juicios de Dios. 
58.
Hechos 1:7-8 – Y les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad; pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. 
59.
Ezequiel 1:24 – Y oí el sonido de sus alas cuando andaban, como sonido de muchas aguas, como la voz del Omnipotente, como ruido de muchedumbre, como el ruido de un ejército. Cuando se paraban, bajaban sus alas. 
60.
Apocalipsis 4:7 – El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. 
61.
Ver la Presentación de Orión para un estudio detallado sobre todos los elementos del reloj de Dios. 
62.
También conocida como la iglesia de Filadelfia que ha recibido el conocimiento del sello de Apocalipsis 3:12. 
63.
Elena G. de White, Primeros Escritos, p. 14. – Pronto oímos la voz de Dios, semejante al ruido de muchas aguas, que nos anunció el día y la hora de la venida de Jesús. Los 144.000 santos vivientes reconocieron y entendieron la voz; pero los malvados se figuraron que era fragor de truenos y de terremoto. 
64.
Ver el artículo La voz de Dios para entender cómo la voz de Dios enseñó a los arpistas descritos en este versículo. 
65.
Esta serie de ciclos es explicada detalladamente en el artículo El tiempo no será más
66.
Leer la sección titulada La cruz incorporada en el tiempo del artículo Los guardianes del tiempo de Dios
67.
Apocalipsis 6:11 – Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. 
68.
Elena G. de White, Los hechos de los Apóstoles, p. 456.3 – En su aislado hogar, Juan estaba en condiciones, como nunca antes, de estudiar más de cerca las manifestaciones del poder divino, conforme están registradas en el libro de la naturaleza y en las páginas de la inspiración. Para él era motivo de regocijo meditar en la obra de la creación y adorar al divino Arquitecto. En años anteriores sus ojos habían observado colinas cubiertas de bosques, verdes valles, llanuras llenas de frutales; y en las hermosuras de la naturaleza siempre había sido su alegría rastrear la sabiduría y la pericia del Creador. Ahora estaba rodeado por escenas que a muchos les hubiesen parecido lóbregas y sin interés; pero para Juan era distinto. Aunque sus alrededores parecían desolados y áridos, el cielo azul que se extendía sobre él era tan brillante y hermoso como el de su amada Jerusalén. En las desiertas y escarpadas rocas, en los misterios de la profundidad, en las glorias del firmamento, leía importantes lecciones. Todo daba testimonio del poder y la gloria de Dios. 
69.
Ver la presentación de Orión, diapositiva 162. 
71.
Para una explicación más detallada sobre esta señal, por favor ver la sección titulada Recibiendo la corona en el artículo El joven José con los sueños – Parte II
72.
Desde las líneas del trono de la izquierda del 19 al 21 de diciembre de 2019 hasta el punto Saiph el 20 de enero de 2020. 
73.
Ver la presentación de Orión para una descripción detallada. 
75.
Apocalipsis 22:16 – Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana. 
76.
conocedores.com – (Abril 27, 2020, at 8 p.m. CDT), El 27 de abril, Venus alcanzará su mayor extensión iluminada, lo que significa que la parte iluminada del planeta cubre la mayor área del cielo. Es en o cerca de la mayor extensión iluminada que Venus brilla en su máxima magnitud. 
77.
Apocalipsis 22:11 – El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía. 
78.
El 25 de mayo es el aniversario de la muerte de Jesús en la cruz en el 31 d.C. como lo revela uno de los estudios básicos de este ministerio. Es especialmente notable que la luna nueva que indica el comienzo del primer mes de la vendimia, que representa el cumplimiento del número de mártires, cae en este día conmemorativo tan especial que el mundo ignora. En su lugar, los ciudadanos de EE.UU. celebran el día de la conmemoración de sus tropas caídas. Tendremos que observar cuidadosamente cómo se cumplirá la profecía al comienzo de la vendimia. 
79.
Ver el capítulo Los Siete Espíritus de Dios más adelante en este artículo. 
80.
Lucas 3:17 – Su aventador está en su mano, y limpiará su era, y recogerá el trigo en su granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apagará. 
81.
Comentario Biblio Adventista para Apocalipsis 19:17 – La alternativa es pavorosa: o se participa de la cena de bodas del Cordero (vers. 9), o se es devorado por las aves del cielo en la “gran cena de Dios”. Los que no aceptan voluntariamente la bondadosa invitación de Dios de estar presentes en la primera, tendrán que responder obligadamente a su llamada imperativa para la segunda. 
82.
Nombra.me – Significado y origen de Bellatrix: Significa “guerrera” en latín. Este es el nombre de la Estrella que marca el hombro izquierdo de la constelación de Orión. 
83.
Esto se explicará en la sección titulada Los Siete Espíritus de Dios. 
84.
Apocalipsis 19:9 – Y el ángel me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. Y me dijo: Estas son palabras verdaderas de Dios. – Ver el artículo El tiempo no será más para aprender más. 
86.
Algunos han conectado este eclipse con una lluvia de meteoritos Táurida que podría proporcionar eventos de impacto de bolas de fuego, es decir, estrellas cayendo. [Ingles] 
87.
Ver Ezequiel 10:1-7. 
88.
Apocalipsis 16:21 – Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo [los carbones encendidos] como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande. 
89.
Otras voces están anunciando esto también y el reloj de Dios nos muestra el tiempo en que las guerras aumentarán. 
90.
Jeremías 6:13-14 – … y desde el profeta hasta el sacerdote, todos son engañadores. Y curan la herida de mi pueblo con liviandad, diciendo: Paz, paz; y no hay paz. 
91.
1 Tesalonicenses 5:3 – que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. 
92.
Todos los medios de comunicación tenían información ininterrumpida sobre Betelgeuse cuando comenzó a atenuarse en el mismo punto del reloj en el ciclo anterior. Es una señal bíblica cuando las estrellas no dan su luz. Ver Isaías 13:10 – Porque las estrellas de los cielos y sus constelaciones no irradiarán su luz. El sol se oscurecerá al salir, y la luna no dará su luz. (RVA 2015) 
93.
Apocalipsis 11:18 – Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. 
94.
Apocalipsis 20:4 – …y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. 
95.
Apocalipsis 6:10-11 – Y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra? Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos. 
96.
Apocalipsis 8:5 – Y el ángel tomó el incensario, y lo llenó del fuego del altar [en Betelgeuse], y lo arrojó a la tierra; [línea del trono izquierda]y hubo truenos, y voces, y relámpagos, y un terremoto. 
97.
Ver el artículo Nuestra alta vocación para aprender sobre el papel de los 144.000 en el plan de salvación de Dios. 
98.
Aunque no es el tema aquí, los siete cuernos representan el liderazgo geográfico del Cordero: las siete iglesias, que hemos reconocido en Orión desde el principio
99.
Proverbios 8:3 – En el lugar de las puertas, a la entrada de la ciudad, A la entrada de las puertas [la sabiduría] da voces: 
100.
Apocalipsis 2:20 – Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. 
101.
Apocalipsis 14:7 – diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. 
102.
Génesis 1:27 – Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 
103.
Ver Apocalipsis 6:14-17. 
104.
Apocalipsis 7:2 – Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, 
105.
Proverbios 9:10 – El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia. 
106.
1 Pedro 1:5 – que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero. 
107.
La vida de Job es un vívido ejemplo de los justos pasando por tribulaciones durante este gran conflicto entre Cristo y Satanás y a pesar de haber sido probados han permanecido fieles a su Señor hasta el final exclamando “He aquí, aunque él me matare, en él esperaré; No obstante, defenderé delante de él mis caminos,”. 
108.
Apocalipsis 21:2 – Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. 
109.
Apocalipsis 11:19 – Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo. 
110.
Apocalipsis 16:21 – Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande. 
111.
Apocalipsis 19:11 – Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, [Punto de Saiph, Nebulosa cabeza de caballo] y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. 
112.
Ver el artículo Es el Señor para una descripción más detallada de esta magnífica revelación.. 
113.
Comentario Bíblico Adventista del Séptimo Día para Apocalipsis 14:20 – El pensamiento principal es que los enemigos de la iglesia de Dios serán finalmente y completamente vencidos; por lo tanto, la iglesia puede pensar en que quedará plena y completamente liberada de todos sus enemigos, y que triunfará gozosamente en el reino de Dios. 
114.
Ver Levítico 23:26-32. 
115.
El 29 de agosto de 2019, el Padre pronunció Su voz dando un entendimiento profético sobre la venida de Jesús con una señal celestial en la constelación del León. Ver el artículo El misterio consumado – Parte III, para aprender más sobre esta señal. 
116.
Yom Kipur también es llamado el día de la Gran Trompeta
117.
Elena G. de White, Primeros Escritos, p.16.1 – Luego resonó la argentina trompeta de Jesús, a medida que él iba descendiendo en la nube, rodeado de llamas de fuego. Miró las tumbas de sus santos dormidos. Después alzó los ojos y las manos hacia el cielo, y exclamó: “¡Despertad! ¡Despertad! ¡Despertad los que dormís en el polvo, y levantaos!” 
118.
Ver el artículo Nuestra alta vocación
119.
Apocalipsis 14:12 – Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. 
120.
Salmos 19:4–5 – Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol; Y éste, como esposo que sale de su tálamo, Se alegra cual gigante para correr el camino. 
121.
Malaquías 4:2 – Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada. 
Plan gratuito de estudios

Descubre cómo se cumplió Apocalipsis 7:1-3 en 2016. Elije nuestro plan de suscripción gratuita para obtener acceso de lectura a nuestra serie fundamental de artículos, El sacrificio de Filadelfia.

Duración: de por vida
Precio: Gratuito
Plan de estudios: Dios es el Tiempo (mensualmente)

Este plan incluye los artículos de nuestro sitio web antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye la serie El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, ni todos los artículos que se publicaron (y que aún no se han publicado) después de mayo de 2019 en la serie El misterio consumado.

Duración: 1 mes
Precio: US$ 7.77
Plan de estudios: Dios es el Tiempo (anualmente)

Este plan incluye los artículos de nuestro sitio web antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye la serie El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, ni todos los artículos que se publicaron (y que aún no se han publicado) después de mayo de 2019 en la serie El misterio consumado. (Una buena oferta para aquellos que no creen que Jesús vendrá antes.)

Duración: 1 año
Precio: US$ 77.77
Plan de estudios: El misterio de la Santa Ciudad (mensualmente)

Este plan incluye toda la serie titulada El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, así como todos los artículos de todas nuestras otras series antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye ningún artículo que haya sido (o esté por ser) publicado desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado.

Duración: 1 mes
Precio: US$ 8.88
Plan de estudios: El misterio de la Santa Ciudad (anualmente)

Este plan incluye toda la serie titulada El misterio de la Ciudad Santa, escrita por el cuarto ángel mismo, así como todos los artículos de todas nuestras otras series antes de que comenzara la consumación del misterio de Dios en mayo de 2019. NO incluye ningún artículo que haya sido (o esté por ser) publicado desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado. (Una buena oferta para aquellos que no creen que Jesús vendrá antes.)

Duración: 1 año
Precio: US$ 88.88
Plan completo de estudios (mensualmente)

Este plan de suscripción completo garantiza el acceso total a todo el contenido de nuestro sitio web, GranjaNubeBlanca.org, sin ninguna limitación, incluyendo todos los nuevos artículos que fueron (o están por ser) publicados desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado.

Duración: 1 mes
Precio: US$ 9.99
Plan completo de estudios (anualmente)

Este plan de suscripción completo garantiza el acceso total a todo el contenido de nuestro sitio web, GranjaNubeBlanca.org, sin ninguna limitación, incluyendo todos los nuevos artículos que fueron (o están por ser) publicados desde mayo de 2019 en la serie El misterio consumado. (Una buena oferta para aquellos que no creen que Jesús vendrá antes.)

Duración: 1 año
Precio: US$ 99.99
Boletín
¡Queremos encontrarte pronto en la nube! Suscríbete a nuestro BOLETÍN DE ALNITAK para recibir las últimas noticias de nuestro movimiento de los adventistas del gran sábado de primera mano. ¡NO PIERDAS EL TREN!
Suscribir ahora...
Estudiar
Estudia los primeros 7 años de nuestro movimiento. Aprende cómo Dios nos dirigió y cómo nos alistó para servir por otros 7 años en la tierra en malos tiempos, en vez de ir al Cielo con nuestro Señor.
¡Ir a UltimoConteo.org!
Contacto
Si estás pensando en fundar tu propio grupo pequeño, por favor ponte en contacto con nosotros para que te podamos dar consejos valiosos. Si Dios nos muestra qué te ha elegido como líder, también recibirás una invitación a nuestro foro de los 144.000 Remanentes.
Contactar ahora...

Many Waters of Paraguay

144000-Remnant.WhiteCloudFarm.org (nuestro Refugio para los 144.000 en el tiempo de escasez: plataforma de foro, video y red social, sin costo)
UltimoConteo.WhiteCloudFarm.org (estudios básicos de los primeros 7 años desde enero de 2010, sin costo)
Canal GranjaNubeBlanca (nuestro propio canal de vídeos, sin costo)

iubenda Certified Silver Partner

0
Compartido