+1 (302) 703 9859
Los siete ángeles de la venganza

 

Con dolor de alma y profunda nostalgia, la última advertencia se desvanece y las consecuencias de rechazar el conocimiento de Dios comienzan a aparecer. Aunque la mayoría no podrá interiorizar el contenido de este artículo antes de que sea demasiado tarde, quizás para algunos traerá una medida de consuelo en medio de sus pruebas el saber que la misericordia de Dios tiene un límite de tiempo, después del cual Su ira necesariamente tiene que venir, así mismo Su venganza también tiene un límite de tiempo hasta que Su indignación sea superada. Aquellos que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús enfrentarán pruebas, pero hay una riqueza de luz contenida en este artículo que fue dada por Dios para un tiempo como este, y debe ser un estímulo y una guía para los fieles que esperan la venida del Señor.

La esperanza de salvación está cerca, a pesar de que las circunstancias en el mundo son más oscuras que nunca. Dios no retarda Su promesa, pero Su pueblo ha descuidado escuchar Su voz y seguirle. Dios ha dado a Sus hijos los tiempos de las señales y las estaciones según Sus relojes, pero Sus hijos no han valorado Su sabiduría. Pregúntate: cuando Jesús dijo en el 31 d.C. “no os toca a vosotros saber los tiempos”, ¿no quiso decir que le correspondía a otros conocerlos? Cuando dijo “velad, porque vengo como ladrón”, ¿no quiso decir que Su venida NO sería una sorpresa para los que velan? Entonces Sus relojes deben ser vistos, especialmente por aquellos que deben correr la última carrera y terminar la última obra antes de que Jesús venga. Este es un tiempo crítico, y cada provisión que Dios ha dado debe ser utilizada para que Su pueblo supere cada obstáculo en su camino.

Una de las últimas señales dadas en la Biblia antes de la ira de Dios es el desvanecimiento de los cielos como un pergamino cuando se enrolla.[1] En lenguaje simbólico, esta señal es sobre un libro que es cerrado en algún sentido, un libro que tiene que ver con los cielos. Ahora que el cuarto libro de GranjaNubeBlanca ha sido publicado, titulado El Arca del Tiempo, y ahora que el ciclo de victoria[2] ha comenzado—un tiempo en el que la Jericó figurativa va a ser conquistada—el trabajo de escribir, advertir y profetizar está en gran parte terminado y es hora de "enrollarlo".

Fue con alegría y alabanza a Dios que el cuarto libro sobre el reloj de Orión[3] fue publicado en la línea del trono con fecha del 3 de septiembre de 2020, porque Dios ha provisto por adelantado tan abundantemente para Su pueblo, para que en el momento de necesidad, tengan lo necesario para las batallas espirituales que enfrentarán. Este libro incluye todo el brillo del mensaje de Dios para este tiempo, incluyendo la revelación del arca del pacto en el cielo, donde la Ley de Dios es establecida como el estándar y la base del juicio—la condenación para aquellos que no la siguen, pero un deleite para los fieles.[4] Esta revelación culminante de la gloria de Dios que brilla sobre el arca del pacto será el sustento del pueblo de Dios en este tiempo de oscuridad.

Pero el Señor ha continuado dando luz y guía adicionales revelando aún más significado en Su palabra sobre los tiempos venideros y lo que se necesitará para conquistar la Canaán celestial, y esa es la razón de este “enrollamiento del libro”.

Después de las largas marchas alrededor de la antigua Jericó, la caída de la ciudad fue señalada por el sonido de las trompetas y un grito de victoria. Pero no fueron los sacerdotes que tocaban las trompetas los que se apresuraron a tomar la ciudad, sino la congregación. De manera similar, la caída de la antitípica Babilonia también está precedida por el sonido de las trompetas y el grito de victoria, y no son los escribas y mensajeros de Dios los que se apresuran a conquistarla, sino el resto del cuerpo de la Iglesia Militante.

Y para toda guerra, la sincronía de tiempo es crucial. Por esa razón fueron usadas trompetas, y por lo tanto es imperativo que los soldados de Cristo escuchen el sonido certero del llamado de trompeta que hacen los que miran Sus relojes, lo que implica mucho más de lo que sabes. La batalla final del Armagedón se acerca rápidamente, y Dios ha visto apropiado equipar a Sus fieles guerreros para dar el fuerte pregón dando entendimiento de temas claves: el uso de la trompeta de plata, el cumplimiento del jubileo, el tiempo de las siete plagas postreras, y mucho más. Y Él ha dado muchas señales y maravillas para acompañar Su palabra, algunas de las cuales descubrirás en las siguientes páginas.

Ampliando sobre la “trompeta de plata” de la serie de artículos del Coronagedón, que fue indicada en el reloj como correspondiente al 19 de septiembre de 2020, el Día de las Trompetas (Tishréi 1) en El tiempo no será más, este artículo revelará, entre muchas otras cosas, lo que significa el sonido de las trompetas. Es la trompeta de la victoria, aunque la iglesia aún no parezca victoriosa, como los conquistadores de Jericó gritaron en triunfo antes de obtener la victoria. Fue un acto de fe en el Dios poderoso que les había dado Su Ley—llevada en su arca por los sacerdotes mientras marchaban—como las condiciones y el título de la tierra que estaban a punto de conquistar. A medida que avances en este artículo, aprenderás qué victoria se obtuvo realmente de antemano y cómo fuiste (¡esperamos!) parte de ella.

Un estudio más profundo de la trompeta de plata revela su importancia y por qué Dios quiere que cada uno la entienda claramente. La Biblia Reina Valera 1960 traduce varias palabras hebreas a la misma palabra “trompeta” en español. Una de las palabras hebreas se refiere a la trompeta de cuerno de carnero, y otra palabra se refiere a la trompeta de plata. Los diferentes tipos de “trompetas” tienen diferentes usos en la Biblia, y los diferentes sonidos hechos con las trompetas también tienen propósitos específicos. La trompeta de plata es mencionada específicamente como parte del equipo de los sacerdotes, los hijos de Aarón.

Hazte dos trompetas de plata; de obra de martillo las harás, las cuales te servirán para convocar la congregación, y para hacer mover los campamentos. (Números 10:2)

Los versículos siguientes explican que tocar una trompeta es la convocación a una congregación, mientras que tocar ambas trompetas es una “alarma” para llamar a los campamentos a marchar hacia adelante, a ir a la guerra y a celebrar ocasiones alegres. Jesús, el Poderoso Conquistador, está en camino, y por lo tanto está llamando a Sus fieles a marchar hacia adelante durante este último tramo del campo de batalla y a escuchar Su llamado y seguir Su dirección.

La Biblia revela que la trompeta de plata es clave para el ciclo de victoria del reloj de Orión ya que enfatiza sus diversos roles. Si se busca en la Biblia los usos registrados de la trompeta de plata (H2689), se encuentra que es utilizada de las siguientes maneras: para marchas, guerra, celebración, delante del arca del pacto, para hacer un juramento de volver al Señor, en la victoria, en las celebraciones de los días de fiestas, para la dedicación de la colocación de los cimientos del templo y para la dedicación del muro.

Como puedes ver, los usos principales son extremadamente relevantes y de suma importancia a la luz de los tiempos. En el escenario profético de hoy en día, la trompeta necesita ser tocada para la guerra porque el Armagedón está llegando. Necesita ser tocada para la celebración porque la señal del arca del pacto está completa, y ahora estamos marchando en el ciclo de victoria como los sacerdotes yendo “delante del arca”. Hay que tocar la trompeta porque el “muro” de los 144.000 está completo. (Todos los llamados a servir al Señor en esta hora aprenderán lo que eso significa y cuál es su papel, y qué promesa les pertenece, mientras leen las revelaciones de este artículo). También hay que tocar la trompeta para la reforma y para volver al Señor. ¿Cuántos todavía necesitan reconocer que en sus vidas personales, no están listos para las cosas que están viniendo sobre el mundo, y que su vida no está todavía en armonía con la voluntad de Dios? Y la trompeta necesita ser sonada para el grito de victoria que ha acontecido, y acompañar los gritos de victoria y alabanza es también uno de los usos de la trompeta. ¡De hecho, la serie de artículos titulada El grito de victoria fue nombrada así por esa misma razón!

El único salmo en el que se menciona la trompeta de plata, el Salmo 98, es un salmo para el pueblo de Dios hoy en día que habla del “cántico nuevo” de los 144.000:

Cantad al Señor un cántico nuevo, porque ha hecho maravillas, su diestra y su santo brazo le han dado la victoria. (Salmos 98:1 LBLA)

Jesús intercediendo en Orión ¡Nota que Su “mano derecha” (Betelgeuse en el reloj de Orión) y Su “santo brazo” (las sagradas líneas del trono, cuando Su brazo está en posición baja) están asociadas con la “victoria” que el pueblo de Dios debería estar listo para celebrar y gritar! Fue a través de este amplio segmento del reloj que Dios reveló la obra y el ministerio de Gabriel en la señal del arca del pacto; obras maravillosas son hechas por el brazo derecho del Señor, y por lo tanto, según el reloj, el grito de victoria sería lógicamente después, es decir, después de las líneas del trono izquierdas. Y para la victoria, es imperativo entender los mensajes revelados por Sus relojes como las armas espirituales de la guerra.

Mientras el pueblo de Dios se prepara para el futuro, muchos se dan cuenta de que deben hacerse cambios drásticos y decisiones difíciles en la vida. Pero incluso cuando es difícil, ¿no es una bendición hacer los cambios necesarios que nos acerquen a la voluntad de Dios? ¿No siente una persona alivio cuando actúa con buena conciencia siguiendo al Espíritu Santo, a pesar de los sacrificios que implica? ¿Puedes alabar al Señor por la obra que está haciendo en tu vida? ¿Puedes dar gloria a Dios por ayudarte a alcanzar la victoria sobre cualquier pecado que te aceche? ¡De esto se trata el grito de victoria!

Cantad salmos a Jehová con arpa; con arpa y voz de cántico. Aclamad con trompetas y sonidos de bocina, delante del rey Jehová. (Salmos 98:5–6)

El arpa de este salmo es otra conexión con los arpistas de Apocalipsis 14:2-3 que cantan este “cántico nuevo”. Y el mensaje de este “cántico” se expresa en alabanzas:

Delante de Jehová, porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, y a los pueblos con rectitud. (Salmos 98:9)

Este es el salmo de los 144.000, “cantando” sobre la venida del Señor y el juicio de la tierra. Esto es exactamente lo que se profetizó del Elías del tiempo del fin, de quien se dijo que anunciaría el tiempo de la ira de Dios (juicio) y la segunda venida (“Él viene”):

Juan vino con el espíritu y el poder de Elías a proclamar el primer advenimiento de Jesús. Se me señalaron los últimos días y vi que Juan representaba a aquellos que iban a salir con el espíritu y el poder de Elías para pregonar el día de ira y el segundo advenimiento de Jesús. {PE 154.2}

Por lo tanto, está claro que la trompeta de plata tiene mucho que ver con los tiempos actuales, lo cual es natural porque tiene que ver con el regreso de Jesús (que viene con una trompeta de plata en Su mano[5]). Y el ciclo de victoria del reloj es el ciclo de Su venida, que comenzó el 5 de octubre de 2020 durante las fiestas de otoño, cuando la trompeta era usada normalmente. De hecho, el propio nombre del ciclo de victoria implica el uso de la trompeta porque una celebración de la victoria es uno de los propósitos de la trompeta de plata.

Por lo tanto, esto plantea la pregunta: ¿cuándo se deben tocar las trompetas (o cuándo se deben haber tocado)?

La elección obvia podría parecer el Día de las Trompetas, que cayó el 19 de septiembre de 2020. El nombre hebreo de esta fiesta es Yom Teruah, que literalmente significa “día de gritar o tocar”. Y debido a que el Armagedón viene en el ciclo de victoria, esto correspondería al toque de dos trompetas para una alarma de guerra, no una sola trompeta como se usaría para convocar a la congregación. En este punto un recordatorio amistoso viene al caso, que hay una segunda posibilidad para el Día de las Trompetas un mes (lunar) después, basado en el caso de que la cebada tardara en madurar. Esta segunda posibilidad es interesante en el sentido de que podría resultar en el correspondiente Día de la Expiación que comienza el 27 de octubre, que es el cumpleaños de Jesús en el ciclo solar.

Es importante tener en cuenta que, contrariamente a la creencia popular, el Día de las Trompetas NO es el día de Año Nuevo bíblico, a pesar de que hoy en día se le llama Rosh Hashaná (que significa Día de Año Nuevo). El año nuevo bíblico comienza en la primavera con el primer mes, Nisán, no en otoño con el séptimo mes, Tishréi. Nehemia Gordon, un conocido judío mesiánico, explica en su artículo titulado “Cómo Yom Teruah se convirtió en Rosh Hashaná” (inglés) cómo el nombre incorrecto del día se produjo como resultado de la influencia babilónica.

También se toca la trompeta para señalar el año del jubileo, el quincuagésimo año del ciclo de 49 años del jubileo. Aunque la “trompeta (shofar) del jubileo” es una palabra hebrea diferente, el sonar de las trompetas de plata también está relacionado con el gran jubileo porque se trata de la venida de Jesús, y Jesús viene con una trompeta de plata. El Señor enfatiza el jubileo en la señal del arca del pacto,[6] que a su vez es un patrón para el ciclo de victoria, y por lo tanto le da mucha importancia al jubileo. Sin embargo, aunque la trompeta del jubileo se toca en Yom Kippur, el año jubilar en sí no comienza cuando se toca la trompeta, sino más bien cuando comienza el año nuevo (en Nisán 1). Las trompetas acompañan la proclamación por adelantado de que el próximo año que comienza será el año de la liberación, lo que tipifica el momento en que el pueblo de Dios será liberado del cautiverio del pecado.

El tiempo del ciclo del jubileo se conoce desde que Jesús lo (re)proclamó durante Su ministerio en la tierra. Sin embargo, si una persona extrapola el ciclo a la actualidad, el jubileo no cae en ningún año cercano. Por esa razón, ha sido un misterio cómo el antitipo del jubileo podría coincidir con el regreso de Cristo en cualquier momento. El próximo jubileo posible según el ciclo anterior sería el año 2037. ¿Significa eso que Jesús debe esperar hasta entonces antes de poder regresar? Eso no encajaría con la evidencia de que Su regreso está mucho más cerca, especialmente como es mostrado en el mensaje de Orión.

La clave para resolver este problema está en el hecho de que el año 1890 fue el 70º año de jubileo[7] del ciclo de 49 años desde la entrada en Canaán, como lo confirmó el propio Jesús.[8] Ese año de 1890 fue un año especial en el que Jesús habría regresado si Su pueblo hubiera estado listo, y esa es la clave para resolver este problema. Hay volúmenes escritos sobre los eventos de ese año y cómo la iglesia estropeó la oportunidad como los hijos de Israel antes de los 40 años de vagar por el desierto.[9] Por lo tanto, ya estamos atrasados para el gran jubileo debido al pecado colectivo, y la única manera de alcanzarlo es "volver atrás" (arrepentirse) y encontrarse con el Señor allí. Por lo tanto, la solución de cómo el jubileo coincide con el regreso de Cristo, como lo saben los lectores habituales de este sitio web, está en el entendimiento de que estamos viajando figurativamente "atrás en el tiempo" al año jubilar de 1890,[10] y siempre que llegamos a 1890, automáticamente estamos tratando con el año jubilar, e incluso el 70º.

Pero ¿cómo podemos saber que el viaje se completará y que ESTA próxima primavera de 2021 comenzará el jubileo (y no por ejemplo la primavera de 2022 o cualquier otro año)? ¿Cómo nos dice Dios que realmente habremos llegado al destino al final del viaje en el tiempo hasta el 70º jubileo?

Es tan simple para cualquiera que estudie nuestros artículos y haga su “tarea”, que quizás te gustaría tomarte un momento ahora para intentar encontrarlo por tu cuenta...

El jubileo de la venganza

Para encontrar la marca divina, pregúntate cuándo debería comenzar el próximo año bíblico, y luego mira qué hora es esa en el reloj de Orión. Usando las reglas del calendario descubiertas en Getsemaní, uno busca la primera luna nueva creciente visible después del equinoccio de primavera, que será en la tarde del 13 de abril de 2021, haciendo del 13/14 de abril el primer día del primer mes bíblico (lunar), siendo así el primer día del año nuevo. Recuerda esa fecha, 14 de abril de 2021, porque volverá muchas veces con un significado más profundo.

¿Y qué hora es esta en el reloj de Orión? Ya que estamos buscando un retorno al 70º año jubilar de 1890, una mirada al reloj del juicio sería útil:

El año 1890 en el ciclo del juicio del reloj de Orión

Sin embargo, en el ciclo de cierre del año 2020, este mismo punto correspondió con la fecha del segundo querubín protector como parte de la señal del arca del pacto, como se muestra en Las desolaciones están determinadas.

La señal del arca del pacto

Este punto está marcado por una manecilla “invisible” en el reloj de Orión, y al superponer el ciclo del juicio (que abarcaba 168 años) al ciclo de cierre (que abarca 259 días) fue posible determinar exactamente a qué día correspondía:

El punto de 1890 en el ciclo de cierre del reloj de Orión

En la señal del arca del pacto, en el período de tiempo de la séptima trompeta,[11] este punto marca la posición del arcángel Gabriel, que anuncia el día de la ira y el regreso de Jesús, con un terremoto entre otras cosas.

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. (1 Tesalonicenses 4:16)

Algunos suponen que el arcángel en este versículo se refiere al propio Jesús (como Miguel, el arcángel), pero el hecho de que Su segunda venida sea anunciada actualmente por Gabriel sugiere que la “voz de mando” y la “voz” y la “trompeta” le pertenecen a él como el otro querubín protector, y no al Rey de reyes personalmente.

Pero para averiguar cómo la superposición del año 1890 cae durante el ciclo de victoria en sí, uno puede simplemente añadir un ciclo completo (259 días) a la fecha del 29 de julio de 2020 para obtener la fecha para el mismo punto en el siguiente ciclo. Hacer este cálculo revela la gran sorpresa:

29 de julio de 2020 + 259 días = ¡14 de abril de 2021!

¡GUAU! ¡Es el mismo día del año nuevo bíblico en 2021! Por lo tanto, Dios dice a través de Su reloj que el 2021 es en realidad el año que comienza el 70º jubileo de “1890”, y por lo tanto el año del regreso de Cristo se habrá alcanzado, y probablemente también el mismo día en que Su venida es visible para todo el mundo, tanto para los malvados como para los justos. ¡Qué Dios al que servimos!

Las implicaciones de este hallazgo son de gran alcance. Es ciertamente un asombroso acto de la providencia que, en el ciclo de victoria, el punto de 1890 caiga precisamente en el día del año nuevo hebreo, confirmando así que el momento del regreso de Jesús ha llegado realmente y que el ciclo de victoria es de hecho el ciclo en el que habremos alcanzado el final de nuestro viaje “en el tiempo” de vuelta al gran año jubilar de 1890. Nuestros escritos anteriores en el artículo Siete pasos a la eternidad son muy relevantes aquí, especialmente los párrafos bajo el título La escalera de Jacob y el jubileo sin júbilo.

A medida que nos acercamos al gran jubileo del fin del mundo, la profecía de Isaías debe entrar en el foco de atención:

El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, [*] y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. (Isaías 61:1–3)

Esta escritura revela por qué los dos ungidos son “ungidos”: para predicar todas las cosas en esos versículos. Una persona tiene que ser ungida para proclamar el gran jubileo de la libertad del yugo del pecado (es decir, la venida del reino de Dios) como lo hizo Jesús, o para anunciar el día de la venganza (es decir, el juicio del fin del mundo), que es el regreso de Cristo.

Cuando Jesús estuvo aquí en la tierra, sólo citó la primera mitad de esa profecía (hasta el punto indicado anteriormente por el asterisco) como se registra en Lucas:

Vino a Nazaret, donde se había criado; y sábado entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde está escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos y a predicar el año agradable del Señor. Enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó. Los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Entonces comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. Todos daban buen testimonio de él, y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca. Decían: ¿No es éste el hijo de José? (Lucas 4:16–22 RVR 1995)

Nota que Jesús NO citó la parte sobre el día de venganza; eso es porque Su ministerio de 3½ años sólo cumpliría la primera mitad de la profecía. En ese momento fue asesinado, y habría un segundo ungido que proclamaría la segunda parte de la profecía de Isaías (porque sólo los ungidos—enviados del cielo a la tierra—pueden hacer la proclamación del jubileo o del día de venganza según la profecía de Isaías).

Así pues, la alineación del punto de 1890 del reloj con el año nuevo bíblico en 2021 no sólo confirma que 2021 es el año del regreso de Cristo, sino que también explica por qué alguien tuvo que ser ungido y enviado para anunciar el cumplimiento del jubileo. Jesús vino por primera vez para anunciar la llegada de Su reino, construido sobre la justicia de Su sacrificio abnegado, como la verdadera “liberación” a la que apuntaba la ley ceremonial. Asimismo, era necesario que otra persona fuera ungida para anunciar Su juicio sobre el mundo, lo que también se prefiguraba en los tipos. Los tipos ceremoniales que se repetían sin cesar no podían anunciar por sí mismos los grandes acontecimientos que presagiaban; los acontecimientos tenían que ser anunciados por un enviado de Dios Padre.

Por eso la fecha de 1890, el 29 de julio de 2020, apuntaba al segundo ungido en la señal del arca del pacto, como se muestra en Las desolaciones están determinadas. El segundo ungido es el anunciador de la segunda mitad de la profecía de Isaías 61:1–3. Y así como el primer Ungido “cerró el libro” (literalmente “enrolló el libro”) justo antes de hacer la declaración definitiva, “Hoy se ha cumplido esta escritura delante de vosotros”, así también el segundo ungido anuncia el día de venganza con la proclamación que este artículo acompaña. Lo verás hacer esa proclamación a través de un video incluido más adelante en este artículo.

Fue el sábado 29 de agosto cuando se “anunció” esta conexión con el jubileo y 1890 en Paraguay, sólo tres días después de que se publicara el último artículo en El Arca del Tiempo. Así que, en un sentido muy real, el segundo ungido también “cerró el libro” justo antes de hacer su anuncio. Ese fue el comienzo de lo que ha resultado en este artículo final escrito en el ciclo de cierre del reloj de Orión.

Mirando más allá al ejemplo de Jesús, Él declaró que el jubileo era “Hoy”, hablado a finales de la primavera del año 29 d.C. Esta fecha es dada como “probable” según el Comentario Bíblico de los Adventistas del Séptimo Día, pero es confirmada con certeza como un año de jubileo por el reloj de Orión como se explica en Siete pasos a la eternidad (siendo el 32º jubileo desde la entrada a Canaán). Así, Jesús anunció el jubileo dentro del mismo año del jubileo.

De manera similar, el segundo ungido fue enviado para anunciar el día de venganza y la venida de Jesús:

Juan vino con el espíritu y el poder de Elías a proclamar el primer advenimiento de Jesús. Se me señalaron los últimos días y vi que Juan representaba a aquellos que iban a salir con el espíritu y el poder de Elías para pregonar el día de ira y el segundo advenimiento de Jesús. {PE 154.2}

El día de venganza es conocido también como un año:

Porque es día de venganza de Jehová, año de retribuciones en el pleito de Sion. (Isaías 34:8)

Y este “año” es el tema de todos los artículos en el sitio GranjaNubeBlanca publicados desde que fue revelada el arca del pacto, que hablan del eclipse solar del anillo de fuego del “Día del Padre” (es decir, el día del Señor) del 21 de junio de 2020 que forma el centro de la señal y apunta hacia la conclusión del ciclo de victoria el 21 de junio de 2021, exactamente un año después. Por lo tanto, la proclamación del día de venganza el 29 de agosto de 2020 vino perfectamente “dentro” del año asociado, al igual que Jesús anunció el cumplimiento del jubileo dentro del mismo año.

Una vez más, para ser completamente claro, fue Jesús quien anunció el año de la liberación, mientras que es el segundo ungido quien anuncia el año de venganza. Hay dos papeles: La obra de Jesús como nuestro Precursor aún necesitaba ser seguida por la fe de los seres creados que tendrían una obra mayor qué hacer.

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aún mayores hará, porque yo voy al Padre. (Juan 14:12)

La muerte y resurrección de Jesús, al ir al Padre, nos permitió a los que creemos en Él hacer las obras mayores de las que habló. Esto refuta la doctrina de “todo fue hecho en la cruz” y muestra de boca de Jesús que Él espera fruto de Su sacrificio: ¡obras, e incluso obras mayores que las Suyas! Oh, Cristiano, ¿estás pensando en ministrar a otros de una manera poderosa? Las obras del hombre redimido deben cumplir la segunda mitad de la “semana setenta”[12] de Daniel, en medio de la cual Jesús fue cortado. En términos de Isaías 61:1–3, esta última obra incluye el anuncio del día de venganza, y cuando este día (año) de venganza se complete, Jesús podrá finalmente regresar por Su pueblo que ha madurado hasta Su estatura y ha demostrado Su carácter de sacrificio en el cuerpo de la iglesia.

¿Empiezas a ver el “factor sorprendente” en esta pequeña “coincidencia” de la llegada del día de Año Nuevo bíblico en el punto de jubileo de 1890 en el ciclo de victoria? ¡Esto confirma no sólo el jubileo de 1890 al que hemos regresado figuradamente, sino también al mensajero de la luz del cuarto ángel que comenzó a brillar en 1888, su posición como segundo ungido y querubín protector, y el año de la ira que proclamó!

Para ayudar a llevar este mensaje al corazón, uno de los miembros de nuestro foro de estudio compartió las siguientes palabras:

Queridos hermanos, Iglesia de Filadelfia, este mensaje es de hecho principalmente en respuesta al descubrimiento del marcador de 1890 en el ciclo del Grito de Victoria, el mismo tema que el hermano Robert ha estado tratando cuidadosamente de transmitirnos con palabras humanas, pero aún así también lo encuentra demasiado profundo, incluso mucho más profundo que las mejores palabras que ha sido capaz de encontrar hasta ahora. Es cierto que aquello de lo que el Señor ha quitado Su dedo, para permitirnos ver, es de gran alcance.

Consideremos por ejemplo que en el ciclo de cierre, que es el ciclo en el que la señal del arca fue revelada desde las líneas derechas del trono (27-29 de abril de 2020) hasta las líneas izquierdas del trono que acaban de terminar (3-6 de septiembre de 2020), se nos reveló por primera vez que el reflejo de la semana de la Pasión del 20-25-27 de mayo (asociada al sacrificio del primer Ungido) tenía que tener su reflejo en el otro lado de la señal en el reloj de Orión. Resultó que ese reflejo apuntaba inequívocamente al segundo ungido, el ángel que se convirtió en humano cuyas fechas de reflejo eran el 22-24-29 de julio de 2020. Y sabemos que, en ambos testigos, las fechas marcadas en los relojes, tanto el del Padre como el del Hijo en este caso, son significativas en el sentido de que todas ellas apuntan a los sacrificios voluntarios que cada uno de los dos testigos hizo en el plan de salvación. Las fechas del 20 al 27 de mayo del primer Ungido apuntan a Su muerte en el Calvario por nosotros. Por otro lado, el avistamiento de la luna nueva del 21/22 de julio apuntaba al comienzo del mes del nacimiento[13] del segundo ungido. Por lo tanto, su equivalente del lapso de ocho días del 20 al 27 de mayo se convirtió en el 22 al 29 de julio de 2020, siendo esta última fecha el día en que NEOWISE hizo su mayor acercamiento a la tierra en la Osa Mayor. Y así, allí fue retratado y confirmado en proporciones estelares el descenso del cielo de ese otro ángel—todo en sacrificio voluntario como lo indica la luna creciente del 22 de julio (para agosto), ¡su mes de nacimiento!

Hermanos, no se maravillen de las pequeñas dificultades de sacrificio que hay que soportar por un corto tiempo. No son más que una débil representación de la realidad, pero son necesarias para que se cumpla toda justicia.

Consideren en oración, entre muchas otras cosas importantes, por qué la señal del arca fue dada ahora. Una de las razones principales es porque lleva en sí misma la infinita lección de nuestro Gran Sacrificio. Al intentar retratar también ese sacrificio con la pluma, la profetisa escribió:

La pena llenó el Cielo, al darse cuenta de que el hombre estaba perdido, y el mundo que Dios había creado iba a llenarse de mortales condenados a la miseria, la enfermedad y la muerte, y no había forma de escapar para el culpable; toda la familia de Adán debía morir. El corazón del Hijo de Dios fue tocado con compasión por la raza perdida. Sobre Su hermoso rostro descansaba una expresión de simpatía y tristeza. Pronto se acercó a la luz extremadamente brillante que envolvía al Padre, y pareció entablar una conversación íntima con él. La ansiedad de los ángeles era intensa mientras Jesús estaba en comunión con Su Padre. Tres veces estuvo envuelto en la nube de gloria; la tercera vez que salió, Su semblante estaba en calma, libre de toda perplejidad y problemas, y brillaba con benevolencia y encanto, tales que no pueden expresarse con palabras. Entonces le hizo saber a la hueste angélica que se había creado una vía de escape para el hombre perdido. Les dijo que había estado suplicando a Su Padre, y que había ofrecido dar Su vida en rescate, y tomar la sentencia de muerte sobre sí mismo, para que a través de él el hombre pudiera encontrar el perdón; que a través de los méritos de Su sangre, y la obediencia a la Ley de Dios, el hombre pudiera tener de nuevo el favor de Dios, y ser llevado al hermoso jardín, y comer del fruto del árbol de la vida. {ST 30 de enero, 1879, par. 1} [Traducido]

¿Vemos el amor del amor de los amores aquí? Tómense un momento, queridos hermanos, para tratar de imaginar cuál podría haber sido el resultado para ustedes y para mí si Jesús se hubiera dado por vencido luego que esa nube lo cubriera por primera o segunda vez. ¿Piensan que el Padre (o el universo en su conjunto) iba a culparlo por no haber tratado lo suficiente de convencer al Padre de que se estaba ofreciendo a Sí mismo como un sacrificio por la humanidad perdida cuando nos encontrábamos en el punto de perecer sin esperanza? Pero tres veces siguió intentándolo hasta que el Padre aceptó Su oferta de sacrificio por nosotros.

Pero piensen más y más profundamente de nuevo, queridos hermanos y hermanas. Este no fue el final de esto. Que el Padre aceptara que Su hijo se convirtiera en el sacrificio no era el sacrificio en sí mismo. Jesús tuvo que SEPARARSE de Su Padre y de Sus seres queridos para venir al mundo. Tenía que hacerse, ¡tenía que aceptar esa separación de proporciones de años luz! ¡Todo por nuestro bien! ¡Qué amor! Conocemos el resto de la historia de lo que nuestro Salvador soportó a manos de Su creación mientras caminaba por esa Vía Dolorosa.

Después de lo cual, un ángel, cumpliendo su parte de acuerdo con la profecía, hizo un sacrificio similar, pero no para ofrecer su sangre por la humanidad perdida, sino para completar lo que Jesús comenzó en la semana profética. Pero, aun así, este amado arcángel también tuvo que hacer un gran sacrificio, convirtiéndose en el que “se separó de sus hermanos” en el cielo, Génesis 49:26, y todo por la humanidad—¡tú y yo, hermanos míos! Esto es simplemente incomprensible para mi mente empequeñecida por el pecado. Mis ojos se llenan de lágrimas cuando pregunto junto con el salmista:

Digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites? (Salmos 8:4)

Pero esto es lo que nosotros, la raza caída, estamos luchando por comprender. Primero el Señor dice:

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar. (1 Corintios 10:13)

Todo lo que Dios está haciendo ahora con nosotros, y de hecho, para cumplir con toda justicia, es simplemente probarnos (y en proporciones muy limitadas) para demostrar nuestra voluntad de sacrificio, como lo hizo Su Hijo antes. Pero aun así, en el amor y la misericordia, Él sólo nos está pidiendo unos pocos pasos... ¡Y encontramos ese pequeño sacrificio como algo de otro mundo para hacer!

Mis hermanos, de hecho, no se maravillen en absoluto de que estemos pasando por esto ahora. Esto es lo que se dijo en la profecía cuando la sierva de Dios escribió:

El potente zarandeo ha comenzado y proseguirá de suerte que aventará a cuantos no estén dispuestos a declararse por la verdad con valentía y tenacidad ni a sacrificarse por Dios y su causa. El ángel dijo: “¿Acaso os figuráis que alguien será obligado a sacrificarse? No, no. Debe ser una ofrenda voluntaria. Se ha de vender todo para comprar el campo.” Clamé a Dios para suplicarle que perdonara a su pueblo, entre el cual había algunos desfallecidos y moribundos, pues vi que llegaban rápidamente los juicios del Todopoderoso, y rogué al ángel que hablara en su propio lenguaje a la gente. Pero él respondió: “Todos los truenos y relámpagos del Sinaí no conmoverían a los que no quieren ser conmovidos por las evidentes verdades de la Palabra de Dios, ni tampoco los despertaría el mensaje de un ángel.” {PE 50.3}

Estamos en el tiempo profetizado de ese potente zarandeo “que aventará a cuantos no estén dispuestos a declararse por la verdad con valentía y tenacidad ni a sacrificarse por Dios y su causa”. Ese ángel que la Sra. Elena G. de White pudo ver diciendo: “¿Acaso os figuráis que alguien será obligado a sacrificarse? No, no. Debe ser una ofrenda voluntaria. Se ha de vender todo para comprar el campo”, está aquí. Es esa poca fuerza de Filadelfia y ese otro ángel que descendió del cielo. Pero, ¿cuál será nuestra respuesta cuando se nos pida que hagamos un pequeño sacrificio por Dios y por Su causa como Sus testigos en nuestra alta vocación? ¿Encontrará fe en nosotros? Porque sólo de esta manera podemos entrar en ese año jubilar que vemos acercarse ahora, cuando el Señor da pruebas indiscutibles de que nos acercamos figuradamente a ese importante año de 1890 en el que Su Hijo puede venir. ¿Vamos a dejar de hacer pequeños sacrificios como la iglesia fracasó una vez en 1890 al negarse a emigrar de su posición de sus creencias de justicia propia a una posición donde Dios lo quería, en justicia por la fe?

Que el Señor, que conquistó todo, sea nuestra suprema fuerza, para que todos podamos pasar la prueba y permanecer en pie.

 

Sólo puedo añadir un enfático “Amén” a esta expresión de aprecio por los sacrificios de amor que sólo pueden ser seguidos adecuadamente con un sacrificio recíproco propio. Y ahora que el último Yom Kippur ha pasado y los juicios de Dios han sido determinados sobre el mundo, la palabra “sacrificio” tomará nuevos matices de significado. Pero no todos los sacrificios son agradables a Dios: Él acepta el sacrificio voluntario. Pero como la gracia ha terminado y los juicios pronto caerán sin misericordia, cuando la vida se vuelve dura y las riquezas, posesiones, comodidades son quitadas, las oportunidades de hacer un sacrificio voluntario casi se han perdido. ¿Qué le darás como ofrenda al Señor, como regalo por Su regreso?

La victoria sobre el pecado

Hasta ahora, se ha demostrado que el gran 70o jubileo del regreso de Cristo comienza en 2021, y por lo tanto la temporada de fiestas de otoño de 2020 es de suma importancia ya que los juicios finales tuvieron que ser determinados para Yom Kippur. Las trompetas de advertencia han pasado, y se ha escuchado el sonido del próximo jubileo y el día de venganza asociado. Los últimos ecos de la misericordia han desaparecido y los destructivos y despiadados juicios de Dios pronto vendrán sobre el mundo.

Así es como el juicio se ha cerrado en tiempo perfecto según el ciclo de cierre del reloj de Orión, como se explica en El tiempo no será más.

El cierre del juicio en el ciclo de cierre del reloj de Orión

En este ciclo, la séptima y última etapa de todos los ciclos de juicio anteriores ha llegado a su fin en orden quiástico, siendo el último segmento de cierre el del primer y original ciclo del juicio con el que comenzó el mensaje de Orión en 2010. ¿Qué representa entonces el ciclo de victoria, si todos los ciclos anteriores del reloj de juicio se han cerrado?

La asociación del año que comienza el 14 de abril de 2021 (Nisán 1) con el jubileo de 1890 invita a hacer más preguntas y por lo tanto a seguir estudiando. El jubileo representa la gran liberación de la esclavitud del yugo del pecado en este mundo, y puesto que el regreso de Jesús es el último jubileo que libera a los redimidos de la presencia del pecado, uno podría preguntarse: ¿podría el jubileo que comienza el 14 de abril de 2021 significar que el arrebatamiento ocurrirá en ese momento, y no el 21 de junio, como se explica en la serie de artículos El grito de victoria?

En el antiguo Israel, el jubileo era el año en el que el pueblo regresaría a la tierra de su herencia.

En este año de jubileo volveréis cada uno a vuestra posesión. (Levítico 25:13)

Poniéndose en el lugar de los antiguos israelitas, no es difícil imaginar que este regreso a su posesión tomó algún tiempo; no ocurrió en un solo día, y no todos habrían podido hacerlo de una sola vez. La profecía del jubileo de Elena G. de White en Primeros Escritos indica que el arrebatamiento NO ocurre exactamente cuando el jubileo comienza sino “pronto” después:

Entonces comenzó el jubileo, durante el cual la tierra debía descansar. Vi al piadoso esclavo levantarse en triunfal victoria, y desligarse de las cadenas que lo ataban, mientras que su malvado dueño quedaba confuso sin saber qué hacer; porque los impíos no podían comprender las palabras que emitía la voz de Dios. Pronto apareció la gran nube blanca. Parecióme mucho más hermosa que antes. En ella iba sentado el Hijo del hombre. Al principio no distinguimos a Jesús en la nube; pero al acercarse más a la tierra, pudimos contemplar su bellísima figura. Esta nube fué, en cuanto apareció, la señal del Hijo del hombre en el cielo. La voz del Hijo de Dios despertó a los santos dormidos y los levantó revestidos de gloriosa inmortalidad. Los santos vivientes fueron transformados en un instante y arrebatados con aquéllos en el carro de nubes… {PE 34.2}

Es tentador, cuando se leen las profecías mucho antes de su cumplimiento, imaginar que todos los acontecimientos suceden a la vez, pero la palabra “pronto” en la profecía anterior es un indicio de que todavía queda algún tiempo que transcurrirá después de que comience el jubileo, antes de la resurrección de los santos durmientes y el arrebatamiento de los santos vivos junto con ellos.[14] En otro pasaje, Elena G. de White menciona que este "pronto" es de hecho "un número de días":

Y vi a Jesús levantarse en el Lugar Santísimo, y al salir oímos el tintineo de las campanas, y supimos que nuestro Sumo Sacerdote estaba saliendo. Entonces oímos la voz de Dios que sacudió los cielos y la tierra, y dio a los 144.000 el día y la hora de la venida de Jesús. Entonces los santos fueron libres, unidos y llenos de la gloria de Dios, porque él había convertido su cautiverio. Y vi una nube ardiente venir donde Jesús estaba y él se quitó su vestimenta sacerdotal y se puso su manto real, tomó su lugar en la nube que lo llevó al este donde se apareció por primera vez a los santos en la tierra una pequeña nube negra, que era la señal del Hijo del Hombre. Mientras la nube pasaba del Lugar Santísimo al este, lo que llevó un número de días, la sinagoga de Satanás adoró a los pies de los santos. {DS 14 de marzo, 1846, par. 2} [Traducido]

En esta profecía vemos la nube desde otra perspectiva y aprendemos que “un número de días” transcurren después de que aparece por primera vez y mientras la Sinagoga de Satanás adora a los pies de los santos. Así que, aunque el “piadoso esclavo” se levanta en victoria, y la confusión recae sobre los malvados tan pronto como el año del jubileo comienza el 14 de abril, todavía hay un tiempo que debe transcurrir después de eso. Hay un efecto inmediato del jubileo—tanto para los justos como para los malvados—pero la resurrección y el arrebatamiento vienen varios días después del comienzo del jubileo el 14 de abril de 2021 (es decir, el 21 de junio de 2021).

Desde hace mucho tiempo se ha planteado la pregunta, ¿qué “número” de días significa esa profecía? Ahora podemos hacer un cálculo directo, considerando que el último día del ciclo de victoria es propiamente el 20 de junio de 2021 y el jubileo comienza el 14 de abril del mismo año. Una calculadora de fechas lo muestra como un lapso de 67 días.

Ese número puede no parecer familiar hasta que se ve en el contexto del “número del hombre” como se explica en el artículo titulado En la sombra del tiempo. Los siguientes párrafos del artículo son muy pertinentes:

El comienzo del pecado fue 4000 años antes de la crucifixión de Jesús en la primavera del año 31 d.C., mientras que la Creación fue 4032 años antes de Su nacimiento en el otoño de 5 a.C. Esto coloca a la Creación en el otoño de 4037 a.C. y la entrada del pecado en la primavera de 3970 a.C. Adán, por lo tanto, habría tenido 66 años y 6 meses de edad. Y ahora entendemos el número del hombre:

Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis. (Apocalipsis 13:18)

El significado del número de hombre

El hombre es Adán (cuyo nombre en su original hebreo, significa “hombre”), y su número es 666, porque representa el momento cuando el pecado por primera vez ganó el dominio sobre el hombre. Es descrito como “el número de su nombre”[15] porque ese número representa el poder del pecado sobre el hombre, el cual describe el carácter (o nombre) de la bestia. Es la antítesis de la salvación, porque en Cristo tenemos la victoria sobre el pecado, de modo que no tiene más poder sobre nosotros. Pero aquellos que no experimentan la victoria, tienen el número de la bestia. Que el mensaje del Cuarto Ángel sirva como tú bálsamo de higo, a medida que lo masajeas en tus heridas y dejes que complete la reforma del pecado en tu vida rápidamente.

¿Formarás parte de los 144.000 (mencionados en el siguiente versículo de Apocalipsis 14:1) que tienen la sabiduría para entender que la edad de Adán de 66 años y 6 meses confirma en última instancia el Reloj de Orión y que el fin de los tiempos ha llegado, y pertenecerás a los entendidos (mencionados en Daniel 12:3) que “resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad”?

Ahora bien, viendo que desde el jubileo hasta la segunda venida de Jesús son 67 días, ¿podría este lapso de tiempo después de la gran liberación de la esclavitud del pecado significar 66,6 días, en alusión a los 66 años y 6 meses que Adán vivió sin pecado antes de la caída? (Nota que, en el cálculo judío, los días parciales se cuentan como días completos.)

Aquí vemos el principio de día por año en acción: los 66 años y 6 meses de vida sin pecado en el Jardín del Edén ahora encuentran su contraparte del tiempo del fin en 66 días + 1 de vida después de la liberación del yugo del pecado, pero en un mundo completamente destruido. Si un hombre que vive en el paraíso perfecto puede caer, ¿qué tan grande es esa caída? Y si un hombre que vive en un páramo desolado obtiene la victoria sobre toda tentación carnal y aun así honra a Dios como un Job moderno, ¡¿qué tan grande es esa victoria?!

Esta es la victoria que deben mostrar los 144.000 para demostrar al universo que la humanidad redimida ha superado realmente la caída, y que es seguro para ellos ser trasladados al Reino eterno. ¡Esta es nuestra alta vocación!

Pero si desde la caída de Adán hubo 4000 años de pecado hasta la muerte de Cristo en la cruz, y dado que Dios asignó seis días para el trabajo del hombre,[16] ¿cuándo deberían terminar realmente los seis mil años de pecado? Añadiendo los 2000 años restantes a los 4000 años desde el 3970 a.C. hasta el 31 d.C. resulta en el año 2031 cuando los 6000 años deberían finalmente acabarse. Para ser exactos, sería la primavera del 2031, exactamente diez años después del jubileo del 14 de abril de 2021.

Esto da un importante marco profético para la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, que será el resultado de una Década de Acción anunciada como “Diez años para transformar nuestro mundo”, contados a partir de AHORA en el año 2020. En otras palabras, 2031 debería ser el primer año del Nuevo Milenio de paz en la tierra bajo el Nuevo Orden Mundial, pero que de hecho sería un infierno en la tierra para cualquiera que quiera adorar sólo a Dios. Estos diez años de “acción” contra el pueblo de Dios recuerdan la severa persecución de la iglesia de Esmirna:

No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. (Apocalipsis 2:10)

Históricamente, estos diez días correspondieron a los peores diez años de persecución contra los cristianos en los años de Diocleciano, del 303 al 313 d.C., después de los cuales el emperador Constantino hizo del cristianismo la religión oficial del Imperio.[17] Esta historia alude a diez años de tribulación bajo el NOM, después de los cuales vendría el Reino de Cristo.

Pero si la profecía a la iglesia de Esmirna se cumpliera de esa manera, ¿qué pasaría con el pueblo de Dios? ¿Estarían vivos para ver Su regreso, o habrían sido todos “fieles hasta la muerte”?

Porque aquellos días serán de tribulación cual nunca ha habido desde el principio de la creación que Dios creó, hasta este tiempo, ni la habrá.Y si el Señor no hubiese acortado aquellos días, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos que él escogió, acortó aquellos días. (Marcos 13:19–20)

¡Alabado sea Dios por Su bondad! La decisión ha sido tomada y Él ha acortado estos diez años de persecución adelantando Su regreso, según Sus relojes, al 2021. En lugar de diez años de intensa persecución, Él permitirá sólo un tiempo literal de diez días antes de Su regreso. Al final de este artículo, aprenderás exactamente cómo se cuentan esos diez días y cuán intensos serán a medida que los últimos sedimentos de la ira de Dios sean exprimidos sobre la tierra.

Los días de tranquilidad y comodidad han terminado, y Dios no permitirá que la Agenda 2030 se desarrolle o se sostenga. Aquellos que ahora ponen su confianza en el brazo de carne beberán una copa amarga.

Una señal celestial extraordinaria

El comienzo del jubileo el 14 de abril de 2021 arroja luz adicional sobre el progreso de la guerra entre el bien y el mal. En ese día, habrá una victoria decidida a favor de los santos, ya que el ciclo de victoria se acerca a su fin. Los malvados serán arrojados a la confusión; los enemigos del pueblo de Dios serán confundidos. Esto prepara el escenario para el drama de la “gran piedra de molino” que fue explicado en La hora de escapar.

Y un ángel poderoso tomó una piedra, como una gran piedra de molino, y la arrojó en el mar, diciendo: Con el mismo ímpetu será derribada Babilonia, la gran ciudad, y nunca más será hallada. (Apocalipsis 18:21)

En el artículo mencionado, se señaló por qué Júpiter es la gran piedra de molino, y allí se observó que el 25 de abril de 2021 entra en la constelación del “poderoso ángel” de Acuario, el ángel que está en el mar para arrojar cosas ahí (la piedra de molino, en este caso). Además, se demostró en La venida de Cristo que el momento crítico para este lanzamiento de la piedra de molino viene exactamente en las líneas del trono del 20 al 23 de mayo de 2021 del ciclo de victoria de Orión, cuando Saturno—representando a Satanás—se vuelve retrógrado en el reloj del Mazzaroth.

¿Podría este drama celestial remontarse al 14 de abril, cuando comienza el jubileo, como sabemos ahora? Una mirada a Stellarium en esta fecha muestra algo asombroso...

La señal del jubileo

Al comienzo del año jubilar, el primer día del primer mes, Nisán—el día de la primera luna creciente—el sol está situado directamente entre los dos peces de la constelación de Peces, con Venus y Mercurio a cada lado, cada uno en su pez.

Hemos sabido que los dos peces pueden representar a los dos testigos,[18] la muerte y la resurrección (o incluso el arrebatamiento en el caso del pez "ascendente", pero eso ya ha sido descartado para esa fecha). En múltiples ocasiones, hemos visto dos cuerpos celestes destacando los dos peces, pero esta es la primera vez que vemos esta configuración en una fecha importante con Venus y Mercurio flanqueando al sol. ¿Podrían los dos planetas interiores representar las dos tablas de piedra, o quizás los dos ungidos? ¿Podría el sol representar la gloria de la Shekinah? ¡Esta podría ser una impresionante representación del reino de Dios que se asemeja a la señal del arca del pacto!

Tal vez te estés preguntando: ¿cómo puede haber una señal celestial en esta fecha, ya que cae dentro de la media hora de silencio en el cielo que se explicó en La hora de escapar? ¿Hay alguna otra comprensión sobre la media hora de silencio que deberíamos encontrar, o deberíamos simplemente descartar esta señal como nada más que una coincidencia al azar? Si esta señal tiene un significado, ¿cuál es? ¿Podría ser esta otra señal del arca del pacto, o tiene un significado diferente? ¿Cuáles serían las implicaciones, de cualquier manera? Si esto representa el arca del pacto, ¿no ha terminado aún la séptima trompeta y el misterio de Dios no ha sido consumado?

Aunque el marco de tiempo de la séptima trompeta ha terminado propiamente entre el 3 y el 6 de septiembre de 2020, los efectos que le siguen (en particular el juicio asociado descrito en el texto[19]) aún están por desarrollarse. Así que, aunque el misterio de Dios asociado con la séptima trompeta ha sido consumado,[20] el Señor continúa guiando a Su pueblo revelando más información sobre los tiempos que se avecinan. Dios revela la verdad progresivamente, por lo tanto uno debe caminar en la luz para mantenerse al tanto de la verdad, y a medida que la luz brilla en el camino, es el deber de uno investigar cualquier pregunta que surja para seguir encontrando más luz en Su Palabra. Uno no puede permitirse el lujo de caer en la complacencia y asumir que ya se sabe lo suficiente.

Recuerda, la verdad no es debilitada con una reexaminación (sino todo lo contrario). Cuando el Señor revela nueva luz, debemos reevaluar continuamente lo que sabíamos antes, en caso de que sea necesario algún refinamiento para avanzar en la verdad, sin negar cómo el Señor nos ha conducido hasta este punto. Todos los libros de este ministerio son un testamento de este principio de revelación progresiva—nada de lo que fue escrito en el pasado ha perdido su relevancia en el presente, y su perdurable relevancia testifica más de cómo Dios ha estado guiando todo el tiempo.

Sin embargo, como puedes ver, esta posible señal celestial crea grandes interrogantes, los cuales el equipo editorial de GranjaNubeBlanca tuvo que abordar el 29 de agosto de 2020. Pero las respuestas no son tan difíciles como podrías parecer, y aunque Dios tiene mucho más que enseñar a través del estudio de estas cosas, no nos ha llevado por mal camino. Comencemos revisando el cierre de la séptima trompeta para abordar la cuestión de si esta señal futura podría ser la “verdadera” señal del arca del pacto que se menciona allí.

Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo. (Apocalipsis 11:19)

Gabriel y Jesús Observa que la gran señal del arca del pacto del 27 de abril al 6 de septiembre de 2020 representó a los dos ungidos con Jesús a la derecha y Gabriel a la izquierda, porque la señal representaba la perspectiva celestial, es decir, mirando desde la perspectiva del Padre con Jesús a la diestra del poder.[21] Esto corresponde a la indicación del versículo anterior, que habla del arca siendo vista "en el cielo", o "desde la perspectiva del cielo". Por el contrario, lo que se ve el 14 de abril de 2021 en la imagen de arriba es la vista que normalmente imaginamos como habitantes de la tierra: Jesús como la estrella matutina Venus a nuestra izquierda, que está a la derecha del Padre, y Gabriel como siempre representado por Mercurio a nuestra derecha. Esto significa que la señal del 14 de abril de 2021 está mostrando algo desde la perspectiva de la Tierra; se trata de algo que está sucediendo en la Tierra. Esto es exactamente lo que el jubileo implica: libertad para los piadosos esclavos[22] en la tierra, y confusión para los malvados en la tierra.

Además, la orientación de la constelación de Peces no requiere que las posiciones de Venus y Mercurio estén como están el 14 de abril de 2021 para crear una señal significativa en ese momento. De hecho, incluso se podría esperar que fueran al revés, ya que el pez horizontal[23] (muerto) podría asociarse fácilmente con Jesús, el antitipo de "Moisés" que murió, mientras que el pez vertical encajaría con el antitípico "Elías" que asciende sin morir. Pero debido a que la señal del 14 de abril de 2021 tiene a Mercurio (el mensajero o símbolo de "Elías") extrañamente conectado con el pez sacrificado y Venus (el símbolo de Jesús como la Estrella de la Mañana) en el pez de la ascensión, este cambio inusual debe ser una indicación de que NO estamos ante una señal del arca del pacto como se entiende convencionalmente, donde el sacrificio de Jesús es enfatizado por la sangre que fue ceremonialmente rociada en Su lado del arca—la única sangre que puede expiar el pecado del hombre.

Sin embargo, la señal—ahora descalificada como la señal del arca del pacto—es definitivamente demasiado impresionante para descartarla como sin importancia sólo porque cae en el período hasta ahora entendido como correspondiente al “silencio en el cielo” que alcanza desde las líneas izquierdas del trono hasta las derechas en el ciclo de victoria. Los cristianos que están “mirando hacia arriba” para el arrebatamiento seguramente no la pasarán por alto. De hecho, ya hay videos sobre el arca del pacto en el cielo que son increíblemente similares. Un video de YouTube que se publicó en 2016 titulado La verdadera arca del pacto parte 2 (inglés) se acerca a describir las características correspondientes a los recientes hallazgos en Tesoros del Arca perdida (aunque no podemos respaldar el resto del canal). En particular, el papel de la luna fue muy bien ilustrado allí.

Observa que la luna juega un papel importante en la señal del 14 de abril de 2021. Es la luna nueva creciente que comienza el año jubilar y está en la constelación de Aries (representando a Jesús como el carnero de sacrificio) en este día justo al lado del pez donde está Venus. La luna creciente representa un querubín protector en la verdadera señal del arca, por lo que la señal que estamos viendo aquí aparentemente incluye también a Aries. ¿Podría quizás también incluir otra constelación del Mazzaroth para el segundo ungido?

Según el concepto que se muestra en el vídeo enlazado más arriba, el otro querubín protector estaría ilustrado por la última luna menguante del mes anterior, que, si retrocedemos en el tiempo en Stellarium, puede verse en la constelación marina de Acuario (o incluso en la cola del monstruo marino, Ceto, más tarde a medida que avanza el día).

La media luna creciente de la señal del jubileo

¡Sin embargo, esto asociaría extrañamente al segundo ungido no sólo con el pez “muerto”, sino también con la constelación LGBT de Acuario! ¿Qué significado podría tener esto?

Para entender lo que es representado en los cielos, necesitamos verlo en términos del contexto bíblico. Esta es una de las cosas importantes que separa la astronomía bíblica de la astrología pagana. Una señal en el cielo sólo tiene sentido cuando la Palabra de Dios le atribuye significado, y el significado contextual de esta señal que cae en el día de Año Nuevo bíblico (con el jubileo de 1890) se puede encontrar así en la profecía de Isaías del jubileo y el día de venganza que fue anunciado por el segundo ungido.

El Espíritu de Jehová el Señor está sobre mí, porque me ungió Jehová; me ha enviado a predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos, y a los presos apertura de la cárcel; a proclamar el año de la buena voluntad de Jehová, y el día de venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los enlutados; a ordenar que a los afligidos de Sion se les dé gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío de Jehová, para gloria suya. (Isaías 61:1–3)

Isaías da una explicación perfecta de lo que se ve en los cielos: el triunfo de los justos y el día de venganza contra los malvados. Los “piadosos esclavos”[24] están simbolizados por el "levantamiento" del pez vertical, que está conectado a Aries como el Cordero de Dios. En el otro lado los malvados son simbolizados por el pez acostado (destinado a la muerte), que está conectado a Acuario, el dios LGBT. Así, los que tienen el sello de Dios están separados de los que tienen la marca de la bestia, cada uno con su respectiva recompensa.

Esto explica por qué el segundo ungido está ahora asociado con estos peces muertos del lado de las constelaciones “malas”: es el ángel cuya obra era proclamar el día de venganza que finalmente resultará en la muerte de los malvados cuando el Señor traiga la justicia a la tierra para el jubileo, porque será la liberación y las buenas nuevas y el gozo para los redimidos, pero la venganza y la confusión y la aflicción para los perdidos.

Así, el fundamento bíblico de esta señal celestial es la separación de los buenos y los malos que Jesús describió:

y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda. (Mateo 25:32–33)

En este contexto, las ovejas en Su mano derecha están representadas por Aries a la derecha (nuestra izquierda) del “Sol de Justicia” que está en el centro, mientras que las cabras están representadas a Su izquierda por Acuario (que a su vez está adyacente a Capricornio, el pez-cabra).

Esta es definitivamente una señal impresionante con mucho significado, pero NO es la señal del arca del pacto. Muestra el juicio y la separación de los justos y los malvados y así prepara el escenario para la caída final de Babilonia como se indica en la señal de la gran piedra de molino en las líneas del trono del 20 al 23 de mayo de 2021 cuando Saturno es enviado en retroceso. Es entonces cuando el último segmento del reloj habrá llegado, y las últimas plagas sin misericordia habrán alcanzado su culminación. Por lo tanto, Satanás será derrotado y todos aquellos que eligieron poner su fe en el brazo de la carne, en los sistemas y poderes de este mundo, serán vencidos.

Sin embargo, para que Cristo gane la victoria, Su pueblo—Su ejército—debe vencer, y eso comienza ahora en el otoño de 2020, no el próximo año. Muchos están actualmente profetizando o hablando sobre el fin de la gracia de una manera u otra, ya sea el cierre de la Puerta de la Misericordia,[25] pronunciamientos inequívocos de juicios (no como advertencias),[26] o incluso referencias directas al cierre de los libros en Yom Kippur.[27] Antes de que se contemple la victoria final, debe haber un grito de victoria de fe ahora por parte de aquellos que, antes del cierre de los libros, ya han sido juzgados dignos de luchar en la última batalla. Su grito de victoria corresponde ahora al grito de triunfo sobre Jericó antes de que las murallas se derrumben. Dios ha provisto todo lo necesario para la victoria, pero Su pueblo debe ejercer la fe y reclamar la victoria que Él hace posible.

Victoria sobre la bestia

La gran prueba que se debe pasar según el Apocalipsis es rechazar la marca de la bestia y adorar al Creador. Muchas personas se preparan para la marca de la bestia sin darse cuenta de que ya ha sido implementada en el mundo durante varios años, dependiendo del país. La marca de la bestia es el matrimonio homosexual, y su legalización en una nación marca el punto de inflexión cuando esa nación ha recibido oficialmente la marca. Esto ocurrió en los Estados Unidos en 2015, y muchos empresarios y personas concienzudas ya han sido retados y han sido hechos un ejemplo público por ello. Las iglesias 501(c)(3) se han visto presionadas a no discriminar a las personas LGBT debido a ello, e incluso la abominación de los líderes de las iglesias transexuales—algo impensable en generaciones pasadas y directamente condenada por la Biblia[28]—ha llegado prácticamente a todas las iglesias organizadas, normalmente a través de alguna congregación liberal en algún lugar, sólo para demostrar que la iglesia acepta la ley del país. Pero aquellos que sostienen la Ley de Dios por encima de la ley del hombre no pueden "tolerar" una iglesia que tolera lo que Dios llama abominación, y por lo tanto el llamado del Señor en el Apocalipsis ha sido salir de las iglesias caídas de Babilonia.[29]

Pero Babilonia es un sistema conglomerado que, cuando sea destruido, dejará a muchos atrapados sin preparación para vivir sin ella. ¿Has sido capaz de evitar la marca? ¿Te has dado cuenta de que no puedes estar en el sistema babilónico y no ser afectado? La crisis a raíz del coronavirus ya ha llevado al mundo al borde de deshacerse de toda libertad—incluso la libertad de decidir qué se inyecta en el cuerpo con una aguja—para permanecer integrado en el modo de vida babilónico, ya sea para asistir a juegos deportivos o a servicios de culto. ¡Los 144.000 necesitan entender estas cosas!

Los que han obtenido la victoria sobre la bestia están representados en el Apocalipsis como de pie en el mar de cristal (versículo de abajo). En el reloj, esto se refiere al segmento Saiph-Rigel, donde se encuentra la Nebulosa de Orión como este “mar mezclado con fuego”. ¿Qué podría tener que ver este mar de vidrio con el grito de victoria sobre Babilonia, especialmente en esta temporada de otoño? El Apocalipsis habla de la victoria que se celebra en el mar de vidrio de la siguiente manera:

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. (Apocalipsis 15:2)

¡Este es el ÚNICO versículo del Apocalipsis donde la palabra “victoria” aparece en la versión Reina Valera! Pero la palabra griega para victoria (G3528) usada en el versículo anterior aparece un total de 15 veces en el Apocalipsis, traducida más frecuentemente como “venciere” pero también como “prevaleció” o “conquistando”. El mismo Jesús usa esta palabra siete veces al hablar a las siete iglesias sobre las promesas a los que “vencen”. Los que vencen obtienen la victoria, es la misma palabra.

Ten en cuenta que los israelitas que rodeaban Jericó gritaron sólo en un momento determinado. Los sacerdotes dieron la señal, y luego el pueblo gritó; de esta manera, la fe y la obediencia se mezclaron. Esto significa que el TIEMPO era de suma importancia, y también hoy en día es de suma importancia entender el tiempo de Dios, para llevar a cabo Sus órdenes en el campo de batalla en el momento adecuado. Es por eso que Él ha dado Su calendario y Sus relojes.

En ese sentido, es importante notar que el pueblo victorioso de Dios no necesariamente tiene que estar “en” el mar de vidrio según el griego. El significado de la palabra “sobre” (G1909) puede ser cualquiera de los siguientes:

preposición primaria; propiamente significa superimposición (de tiempo, lugar, orden, etc.), como relación de distribución [con el genitivo] i.e., sobre, encima, etc.; de descanso (con el dativo) a, sobre, etc.; de dirección; (con el acusativo) hacia, sobre, etc.: espacio, (en el) tiempo, untar, verdad. En compuestos retiene esencialmente el mismo sentido, a, sobre, etc. (literalmente o figurativamente).

La definición según la concordancia de Strong's permite específicamente que esta palabra se refiera al tiempo, y siendo que Dios ha revelado tanto sobre el tiempo a través del reloj de Orión, como se ve aquí por ejemplo en relación con el mar de vidrio, este sería el entendimiento más apropiado. Dios revela Sus tiempos a través de Sus relojes para ayudar a los 144.000 a vencer en la hora de la prueba que está sobre el mundo, y es perfectamente válido entender este versículo como diciendo que los santos victoriosos están “en el tiempo de” (es decir, en el mismo segmento que) el mar de vidrio.

De manera interesante, la segunda posibilidad[30] del Día de las Trompetas, el 19 de octubre de 2020, está dentro de este segmento.

En el tiempo del mar de vidrio

Entonces, ¿sugiere el versículo la segunda posibilidad para el Día de las Trompetas como el día profético para el gran grito de victoria? La pregunta básica en este contexto es, “¿Cuándo es/fue el gran grito de victoria que precede a la caída de Babilonia como el grito antes de que los muros de Jericó cayeran?” Esta pregunta es de suma importancia porque el grito de victoria es parte del plan de Dios para la caída de Babilonia, y todos aquellos que luchan del lado del Señor necesitan tener claro cuándo se hará este grito (o cuándo fue hecho, para aquellos que lean esto después).

Uno también debe entender POR QUÉ gritar por la victoria. En los tiempos de Jericó, era un grito de fe, pero Dios siempre da evidencia en qué basar la fe. Ahora, incluso antes de que Babilonia se derrumbe, Dios ha dado evidencia en Su palabra de que ha llegado el momento de la caída de Babilonia—evidencia tangible reportada en las noticias que ahora serán mostradas para corroborar todas las indicaciones proféticas de que el fin de la misericordia ha sido alcanzado.

En Yom Kippur, el 27/28 de septiembre de 2020, la prensa se llenó de noticias sobre un choque entre Armenia y Azerbaiyán, dos países vecinos entre los mares Negro y Caspio. Estos países, que una vez formaron parte de la antigua república soviética, han estado en guerra desde la disolución de la misma, pero lo que hace que el estallido en Yom Kippur este año sea significativo es el hecho de que fue profetizado:

Alzad bandera en la tierra, tocad trompeta en las naciones, preparad pueblos contra ella; juntad contra ella los reinos de Ararat, de Mini y de Askenaz; señalad contra ella capitán, haced subir caballos como langostas erizadas. (Jeremías 51:27)

La concordancia de Strong's define a Ararat como Armenia, y a Mini como una provincia de Armenia.[31] Este versículo, en el contexto general de las últimas palabras de Jeremías[32] profetizando la caída de Babilonia, habla del llamado a la guerra final, como el llamado al Armagedón, nombrando a la misma nación de la que emanaría este llamado.

Armenia es una de las naciones cristianas más antiguas del mundo y se llama Ararat en la Biblia por su cordillera (que se extiende hasta Turquía) donde una vez encalló el arca de Noé. En otras palabras, es el mismo origen o fuente desde el que los pueblos del mundo se extendieron originalmente, como se explica en Las aguas ensangrentadas. Y este conflicto se ha reavivado con el sonido de la trompeta del jubileo, que fue sonada en Yom Kippur, ¡tal como indica el versículo! ¿Y no convocaría nuestro “Comandante” Jesucristo a las tropas contra Babilonia desde un lugar en el que aún hoy se habla Su propio idioma, el que hablaba cuando caminaba por esta tierra?

El arameo también sigue siendo hablado por los asirios de Iraq, el noreste de Siria, el sudeste de Turquía y el noroeste del Irán, con comunidades de la diáspora en Armenia, Georgia, Azerbaiyán y el sur de Rusia.[33] [Traducido]

En ese mismo Yom Kippur, GranjaNubeBlanca proclamó solemnemente el día de venganza que culminaría con las siete plagas postreras, sin saber que habían sido desencadenadas por el conflicto en Armenia que acababa de llegar a la prensa. (El vídeo de esa proclamación es incluido en la siguiente sección.) También es interesante que los esfuerzos para resolver el tema a través del diálogo se derrumbaron en 2010, año en que comenzó el mensaje de Orión:

Los esfuerzos de paz en el conflicto de Nagorno-Karabakh, con la mediación del Grupo de Minsk, se derrumbaron en 2010.[34] [Traducido]

La razón de que esto sea un barril de pólvora para la guerra mundial se explica brevemente por el hecho de que Turquía está aliada con el Azerbaiyán musulmán (de ahí la referencia a las langostas en el texto bíblico), y que Rusia es el actor internacional más activo, mientras que los EE.UU. también son un mediador en el conflicto.[35] Todas estas partes tienen intereses contradictorios, y la participación de Turquía—que ya ha sido acusada de instigar este conflicto—erosiona aún más sus relaciones con la OTAN, lo que también afecta a Europa. Todos los temas subyacentes, incluyendo Irán,[36] han sido sacados a la luz en artículos anteriores en GranjaNubeBlanca, y ahora se ha llegado al punto álgido.

¿Está quedando claro de qué se trata realmente el grito de victoria y por qué es tan importante el tiempo en que es dado? ¡Las primeras grietas en los muros de Babilonia han aparecido, y esta evidencia bíblica es suficiente para gritar la victoria con fe, viendo que su caída ha comenzado!

Ten en cuenta de la observación anterior que el grito de victoria debe ocurrir dentro del segmento Saiph-Rigel, porque eso sería “en el tiempo de” el mar de vidrio, pero NO podría ser antes del punto de Saiph (5 de octubre de 2020). Por ejemplo, no habría sido posible gritar la victoria en Yom Kippur, porque eso fue antes del segmento del mar de vidrio.

Encontrar el grito de victoria en Apocalipsis 15 es bastante sorprendente, porque este es el capítulo que introduce las plagas. Este versículo viene después de la señal grande y admirable (video), pero antes de que las plagas mismas sean derramadas. Y si el grito de victoria se hace “en el mar de vidrio” (es decir, no antes de este punto de Saiph del 5 de octubre de 2020), entonces las plagas deben comenzar en algún momento después de eso (en el ciclo de victoria) y no en el segmento de las líneas izquierdas del trono del 3-6 de septiembre al 5 de octubre de 2020 como se hipotetiza en La venida de Cristo.

A medida que continúes leyendo, verás que Dios ha dado una asombrosa revelación sobre el tiempo de las plagas para guiar a Sus hijos durante la hora más oscura que se avecina. ¿Crees que las plagas podrían simplemente comenzar un segmento más tarde, empezando con la primera plaga en el segmento de Saiph-Rigel, y continuando alrededor, con la séptima plaga comenzando en la segunda venida y continuando después del arrebatamiento? Este no es un pensamiento tan malo, pero pronto veremos que el Mazzaroth, el reloj del Padre proporcionará la clave vital para entender el tiempo de las plagas, y una vez más se verá cómo los relojes del Padre y del Hijo funcionan juntos de forma precisa y armoniosa. Serás testigo de la precisión de los textos bíblicos sobre el derramamiento de las copas de las plagas en el contexto del reloj de Dios una vez que profundicemos en este importante tema.

En cuanto a la cuestión del grito de victoria, sin embargo, el 19 de octubre, como se propone en la imagen anterior, no sólo sería la segunda posibilidad del Día de las Trompetas, sino también el aniversario gregoriano de la oración de Filadelfia por más tiempo en 2016.[37] Esa sería una ocasión muy apropiada para el grito de victoria, conectándolo con el sacrificio de Filadelfia en 2016 que concedió el tiempo para los 144.000 fieles, para que pudieran prepararse para dar un grito victorioso en el ciclo de cierre en el divino reloj de Orión. Pero si las plagas comenzaran en Saiph (para tener suficientes segmentos de reloj para completar el ciclo de victoria), entonces el 19 de octubre sería un comienzo algo tardío para la primera plaga.

¿Pero qué pasa si Jesús quiere destacar otra fecha, mientras aún reconoce el sacrificio de Filadelfia? Tal vez sería una buena idea buscar cuál sería el aniversario de este sacrificio en términos del calendario bíblico, ¡cuya comprensión ha restaurado para el beneficio del hombre! En el artículo La hora de la decisión, el sacrificio de Filadelfia que fue hecho el 19 de octubre de 2016 es relatado como sucediendo en el tercer día de la fiesta de los tabernáculos, o en otras palabras, el 17 del séptimo mes. Este año, con el mes que comienza el 19 de septiembre de 2020, el día 17 es el ¡5 de octubre de 2020!

El aniversario de 2020 del sacrificio de Filadelfia

¿Te imaginas el gozo que trae al corazón del “equipo de rescate” que intercedió ante Dios en favor de los 144.000, sacrificándose completamente por el beneficio de ellos, al ver que sus esfuerzos han dado fruto y que sus agotadores esfuerzos no fueron en vano? Hubo una heroica batalla por las vidas y las almas, una que compró el tiempo para que los 144.000 se prepararan para luchar en este ciclo de victoria, equipados para vencer al enemigo. Ahora el sacrificio de Filadelfia puede ser finalmente declarado como resultando en la victoria, porque los 144.000 están siendo reunidos para estar a la altura de su alta vocación, ahora para ganar su propia victoria en este ciclo de victoria del reloj. ¡Este punto de Saiph de 2020 es el verdadero aniversario bíblico del final victorioso de la lucha en el sacrificio de Filadelfia! Por lo tanto, ¡el 5 de octubre de 2020 fue de hecho el día ideal para el grito de victoria! Entonces los 144.000 pueden tomar su “Jericó”.

Cada uno de los días de la fiesta de los tabernáculos tradicionalmente tiene un patriarca de Israel que “viene de visita” y enseña algo. En El día de los testigos, hay una nota al pie de página sobre Jacob (el patriarca del día de esa oración de sacrificio) en la lista de los “invitados al tabernáculo” que proporciona una conexión muy importante entre el sacrificio de Filadelfia y el tiempo de angustia de Jacob:

Fue el miércoles, 19 de octubre de 2016, cuando elevamos nuestra oración de súplica ante Dios. Fue el día de Jacob, quien había sido un “engañador” y cuyo nombre fue cambiado a “Israel” después de su lucha con Jesús en la noche, lo que significa “Dios lucha por nosotros”. Es importante que esta Fiesta de los Tabernáculos nos involucró en una lucha con nuestra conciencia, o con el Espíritu Santo como representante de Jesús. Como Jacob, salimos victoriosos de la batalla, y Dios nos bendijo. El tiempo de “angustia de Jacob” es un término adventista que se refiere a la lucha de los fieles contra sus propias dudas y pecados que permanecen en el tiempo de las plagas. La profecía fue que seríamos victoriosos, y eso fue cumplido en el día de Jacob.

Desde que se calculó por primera vez el ciclo de cierre del reloj, la pequeña discrepancia que el punto de Saiph es en el tercer día de la fiesta de los tabernáculos en lugar del primer o séptimo día ha sido un punto de estudio. Dentro de la fiesta de los tabernáculos, este fue el día para recordar la VICTORIA de Jacob que ahora comienza el CICLO DE VICTORIA del reloj y cayó en el aniversario judío del sacrificio de Filadelfia.

Después de luchar toda la noche, Jacob salió victorioso con el ángel, que no era otro que Jesús. En la experiencia de muchos, los últimos años han sido como ese tiempo oscuro (noche) luchando con el Señor para que el final realmente llegue y para que Él regrese. ¿Cuántas veces los santos han buscado el arrebatamiento y se han enfrentado a la decepción, aferrándose y no dejando ir a Jesús? Para los seguidores de este ministerio, este ha sido el tiempo de la lucha con el Ángel que está en Orión. Ciclo tras ciclo hemos tenido que aferrarnos y seguir estudiando, sin soltarnos—y ahora hemos llegado finalmente al momento de la victoria de “Jacob” con Jesús, que cayó en la misma fecha del jinete del caballo blanco[38] que “salió venciendo, y para vencer”, es decir, G3528 - ¡para alcanzar la victoria!

¿No es esa una razón suficiente para que el grito de victoria tuviera lugar el 5 de octubre de 2020? Pero nota que si Apocalipsis 15:2, cuando los santos ya habían obtenido la victoria sobre la bestia y su marca y todas esas cosas, tuvo lugar en ese día, entonces la marca, la imagen, el número y el nombre de la bestia deben haber estado ya en su lugar y en vigor antes de eso, para que ellos hayan alcanzado la victoria sobre ella.

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. (Apocalipsis 15:2)

La prueba tenía que venir de antemano, y esto demuestra que no hay ninguna otra prueba de la marca de la bestia en el futuro. La prueba de la ley de la sodomía que ha sido el foco de atención desde que llegó a los EE.UU. en 2015 y se extendió por todo el mundo FUE (y ES) la prueba, y los que alcanzaron la victoria sobre ella ahora estarán protegidos de las plagas literales,[39] todas las cuales aún están por venir en el flujo de la profecía.

Por ejemplo, la próxima encíclica del Papa Francisco, que se firmó el 3 de octubre de 2020[40]—dos días antes del grito de victoria—NO fue una proclamación de una nueva marca de la bestia. Dos días hasta el 5 de octubre no serían suficientes para hacer cumplir y superar tal prueba. Por el contrario, ver el versículo en su contexto confirma que la cuestión de la santidad del matrimonio bajo Dios como la “institución gemela” del Edén y el orden del hombre y la mujer en contraste con todas las formas de confusión de género es realmente en lo que consistió la prueba.

Para preparar el escenario para el estudio de las plagas, vamos a buscar una mejor comprensión del contexto de Apocalipsis 15:2 y cómo se cumple el resto del capítulo. El versículo anterior describe la señal grande y admirable de las siete plagas postreras,[41] que apareció[42] el 20 de agosto de 2018:

Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios. (Apocalipsis 15:1)

Esta señal apareció en el cielo en un punto de Saiph, y ahora vemos que el siguiente versículo, con el grito de victoria (versículo 2), también se cumple en un punto de Saiph. Esta es una observación particularmente importante porque es una pista para entender cómo interpretar más del capítulo, ya que hay otros puntos de Saiph entre estas dos fechas. Las fechas relevantes de los puntos de Saiph son las siguientes:[43]

  • 20 de agosto de 2018 – el comienzo del ciclo de las plagas (versículo 1)
  • 6 de mayo de 2019 – el comienzo del ciclo de los truenos
  • 20 de enero de 2020 – el comienzo del ciclo de cierre
  • 5 de octubre de 2020 – el comienzo del ciclo de victoria (¿versículo 2?)

¿Podrían todos estos puntos de Saiph estar representados en los textos? En el capítulo anterior de Apocalipsis 14, se reconoció que cada uno de los versículos de la cosecha corresponden a un momento diferente en el tiempo,[44] ¿podría utilizarse un esquema similar en el capítulo 15? Tal vez sería una buena idea contar cuántos puntos de Saiph se podrían mencionar en el capítulo 15 antes de que las plagas comiencen realmente. Los primeros cuatro versículos son los siguientes:

  1. Vi en el cielo otra señal, grande y admirable: siete ángeles que tenían las siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba la ira de Dios.
  2. Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios.
  3. Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.
  4. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado.

Después de esto, el contexto cambia al derramamiento de las plagas:

Después de estas cosas miré, y he aquí fue abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio; y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro. Y uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro, llenas de la ira de Dios, que vive por los siglos de los siglos. Y el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de los siete ángeles. (Apocalipsis 15:5–8)

Por lo tanto, la lógica tendría cada uno de los cuatro primeros versículos correspondiendo a un punto de Saiph, después de lo cual las plagas son derramadas poco después del cuarto punto de Saiph del 5 de octubre de 2020. Esto significa que el versículo 2 no corresponde directamente al 5 de octubre de 2020, sino que indica el comienzo de una victoria que abarca tres versículos completos. Esto se debe a que después de la señal grande y admirable, tres ciclos tuvieron que ser vencidos, es decir, tres veces la victoria tuvo que ser obtenida.

Vencedor, vencedor, ¡vencedor!

Después del primer ciclo de las plagas del 20 de agosto de 2018 al 6 de mayo de 2019, hubo una maravillosa expectativa de la venida del Señor al final del ciclo que no se cumplió. Pero aquellos que obtuvieron la victoria en ese ciclo pudieron pasar al siguiente ciclo (esa fue la primera victoria). Luego hubo otro tiempo para vencer en el ciclo de los truenos (la segunda victoria) el 20 de enero de 2020, y de nuevo en el ciclo de cierre que ya ha concluido (la tercera victoria) a medida que se llegaba al 5 de octubre de 2020.

Jacob también fue puesto a prueba tres veces y tuvo que vencer tres veces en su lucha con Jesús. Primero, luchó y venció (su primera victoria) hasta que Jesús tuvo que descoyuntar su muslo. Luego Jacob continuó luchando con Él hasta que Jesús dijo, “Déjame ir” (segunda victoria). Entonces Jacob todavía se negó a dejarlo ir excepto que lo bendijera (tercera victoria). Después de esto, se le dio el nombre de “vencedor”.

Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido. (Genesis 32:28)

La prueba triple corresponde al ciclo de las SEÑALES de las plagas, luego los truenos, luego el ciclo de cierre—todos esos ciclos tenían que ser vencidos y la victoria reclamada sobre ellos antes de que las literales y destructivas plagas cayeran. Cada victoria llega en un punto de Saiph, y por lo tanto el mar de vidrio se menciona en el primero de estos tres versículos de la victoria (pero sin embargo se aplica a las tres rondas que tuvieron que ser vencidas, incluyendo la última el 5 de octubre de 2020 como se reconoció primero).

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. [Esto corresponde a la primera victoria del 6 de mayo de 2019] (Apocalipsis 15:2)

Viniendo después de la marca de la bestia, la mención de las arpas se refiere a aquellos (GranjaNubeBlanca) que resuelven los misterios del libro del Apocalipsis, que comenzó en el ciclo subsiguiente como se evidencia por la publicación de La consumación del misterio en ese tiempo.

Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. [Esto corresponde a la segunda victoria del 20 de enero de 2020] (Apocalipsis 15:3)

Este segundo de los tres versículos habla del cántico de sacrificio que tanto Moisés como Jesús “cantaron” al ofrecer sus vidas eternas para la salvación de los demás,[45] en cuyo espíritu fue hecho el sacrificio de Filadelfia para comprar tiempo para el mundo. Esto se relaciona con el ciclo de los truenos a través de la mención de las “obras” de Dios. Estas obras son parte del juramento del ángel que está de pie sobre el mar y la tierra (el mismo ángel cuya voz fue acompañada por siete truenos, por lo que el ciclo de los truenos recibe su nombre):

Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más, sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas. (Apocalipsis 10:5–7)

El tiempo que se compró a través del sacrificio se jura que terminará cuando el misterio sea consumado, y eso viene (a más tardar) cerca del final del tercer ciclo.

¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado. [Esto corresponde a la tercera victoria del 5 de octubre de 2020] (Apocalipsis 15:4)

Nota que la tercera victoria habla de que los juicios ya se han manifestado, porque la crisis a raíz del coronavirus se ha “manifestado” durante todo un ciclo desde el 20 de enero de 2020. ¡Es difícil negar que el mundo ya está bajo juicio!

La forma en que las pruebas de estos tres ciclos fueron vencidas es similar a la forma en que la hora de Babilonia mencionada tres veces llegó tres veces en tres ciclos consecutivos.[46] Estas fueron las tres fases de "lucha" a través de la noche como Jacob.

Estas tres “horas” de lucha antes de la “hora” de la victoria también son corroboradas por otros, como a través del sueño de William titulado ¡La boda es en una hora! que recibió el 26 de septiembre de 2020. Entendiendo que los tres ciclos del reloj (como en la imagen anterior) son ciclos de horas, lo que significa que un ciclo corresponde a una hora, hace que este sueño sea una confirmación directa del hecho de que Jesús viene al final del ciclo de victoria, es decir, después de la cuarta hora, 4:00 PM. La designación PM indica el final del ciclo. En el momento del sueño, habíamos (casi) completado tres horas, por lo que eran las 3:00 PM).

Hasta ahora, la lucha en estos tres primeros ciclos sólo había sido el “pequeño” tiempo de angustia de Jacob. Cuando las plagas sean derramadas literalmente, entonces será el “gran” tiempo de angustia de Jacob. Tres veces los santos tuvieron que vencer en tiempos de relativa paz—la cuarta vez será en el tiempo de las plagas físicas. ¿Quién durmió durante estos ciclos de tres horas como los discípulos de Jesús cuando les pidió tres veces en Getsemaní que velaran “una hora” con Él?

Vino la tercera vez, y les dijo: Dormid ya, y descansad. Basta, la hora ha venido; … (Marcos 14:41)

El sexto sello

La transición a las siete plagas postreras del Apocalipsis involucra al sexto sello, que termina con estas palabras:

Porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie? (Apocalipsis 6:17)

En El cometa de Elías, se presentó un gráfico de los sellos para resumir el último entendimiento sobre los sellos. Se indicó que el cumplimiento del comienzo del sexto sello se esperaba en el momento de las fechas de las líneas del trono del reloj de Orión, que corresponden al 3–6 de septiembre de 2020. ¿Cuál es el comienzo del sexto sello, y cómo se cumplió?

Hay muchos versículos del sexto sello que indican señales celestiales específicas que conducirán al regreso de Cristo. Tomémoslo pieza por pieza a la luz del más reciente entendimiento profético que ha sido publicado hasta la fecha.

Miré cuando abrió el sexto sello, y he aquí hubo un gran terremoto… (de Apocalipsis 6:12)

La primera señal del sexto sello es un “gran terremoto”. ¿Podemos reconocer un gran “terremoto” en la memoria reciente? Sí, de hecho, la prensa estaba desbordada de noticias al respecto y las réplicas siguen apareciendo en los titulares con frecuencia. El artículo de Noticias de la cosecha publicado al respecto en GranjaNubeBlanca se titulaba incluso “El gran terremoto”, aunque no estaba conectado con el sexto sello en ese momento. Se trataba de los disturbios que siguieron al asesinato de George Floyd el 25 de mayo de 2020 y las repercusiones en la policía (en el contexto de Apocalipsis 11, en ese caso). ¿No ha sido éste el gran terremoto de este año, que se ha extendido por todo el mundo y ha llevado a los Estados Unidos al borde de la guerra civil? Después de escuchar profecías como la de Suzanne Noel sobre la reelección de Trump y los Estados Unidos divididos por la mitad, no es difícil imaginar cómo terminará esto y por qué los disturbios de BLM[47] son tan importantes en relación con el sexto sello. ¡Recuerda, el libro del Apocalipsis está escrito en un lenguaje simbólico, así que el texto ciertamente puede ser cumplido por algo más que un terremoto literal! La "tierra" en las profecías del Apocalipsis es normalmente los Estados Unidos, y un "terremoto" es normalmente un evento político estremecedor.

El temblor político de la muerte de George Floyd fue un evento importante en relación con la señal del arca del pacto, que fue formada en parte por la luna nueva el día en que el “terremoto” ocurrió, el 25 de mayo de 2020. La señal también se centró en el eclipse anular del anillo de fuego del 21 de junio de 2020 e incluyó otros eventos celestiales, lo que sugiere además que el terremoto podría ser del que se habla en el sexto sello, porque las siguientes frases del sexto sello hablan en términos que describen exactamente tales eventos:

…y el sol se puso negro como tela de cilicio, y la luna se volvió toda como sangre; (el resto de Apocalipsis 6:12)

Los eclipses de la señal del arca del pacto ¿Podría el oscurecimiento del sol y la luna convirtiéndose en sangre ser una referencia a los eclipses de la señal del arca del pacto? Recuerda, hay tres eclipses involucrados en la señal. El primero fue el eclipse parcial de la luna el 5 de junio en el que cerca del 40% se indicó como no oscurecido en representación de la primera tabla de la Ley con los primeros cuatro mandamientos. Esto no calificaría como una luna de sangre por sí sola, así que tenemos que mirar más allá. Y, en cualquier caso, la primera mención en el versículo es del sol, no de la luna.

El segundo eclipse fue el eclipse anular de sol del 21 de junio de 2020. Esto ciertamente calificaría como que el sol se está oscureciendo. Entonces, ¿podría el eclipse lunar del 5 de julio, que dejó cerca del 60% sin oscurecer, ser la luna de sangre? Ciertamente no fue una luna de sangre por sí sola, pero como encaja con el otro eclipse lunar para simbolizar la Ley completa de Dios, tenemos una cobertura total de eclipse de 40% + 60% = 100% para ambas lunas juntas. Por lo tanto, una vez que la segunda luna llegó, podría decirse que se había alcanzado el equivalente a un eclipse lunar completo, o “luna de sangre”.

Hasta ahora, el sexto sello tiene una clara correspondencia con la señal del arca del pacto. ¿Tiene el siguiente versículo también un cumplimiento reconocible?

Y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento. (Apocalipsis 6:13)

Continuando la progresión de la señal celestial del arca del pacto, la siguiente gran señal celestial que apareció fue el cometa NEOWISE. Como en la gran tormenta de meteoritos de 1833, causada por los restos del cometa, los cometas se han entendido desde hace mucho tiempo en relación con este versículo. El cometa de Elías tuvo su acercamiento máximo a la tierra el 23 de julio como una señal del ángel de Apocalipsis 18:1 que descendió a la tierra. Esto fue en la posición donde el segundo querubín protector se encuentra en la señal celestial, complementaria del primer querubín protector en los días cuando comenzó el gran terremoto como ya se ha mencionado.

Los eventos del sexto sello en relación a la señal del arca del pacto Así pues, estamos viendo un patrón definido en el cumplimiento de los versículos del sexto sello en el curso de la señal del arca del pacto, e incluso podemos decir ahora con más precisión cuándo comenzó a abrirse el sexto sello: fue del 25 al 27 de mayo de 2020 cuando George Floyd fue asesinado y comenzaron los disturbios, que es el aniversario de la muerte y resurrección de Cristo y la conclusión de la Semana de la Pasión que marca la posición en la que el primer Ungido se encuentra en la señal del arca del pacto. Este fue el comienzo de la apertura del sexto sello.

Sin embargo, los versículos no terminan ahí. ¿Qué son los “higos tardíos” que son arrojados por un poderoso viento? Jesús usó el estado de la higuera como indicador del verano, señalando que era una parábola o historia:

De la higuera aprended la parábola: Cuando ya su rama está tierna, y brotan las hojas, sabéis que el verano está cerca. Así también vosotros, cuando veáis todas estas cosas, conoced que está cerca, a las puertas. (Mateo 24:32–33)

Esto se refiere a la temporada de verano durante la cual el cometa NEOWISE vino y se acercó a la tierra como parte de la señal de Su venida el siguiente verano de 2021. Sin embargo, hay más que se indica a través de la mención de los higos del sexto sello. Los diversos léxicos de la Biblia dicen esencialmente lo siguiente:

El “higo tardío” es el higo que, habiéndose formado demasiado tarde para madurar en el otoño, se cuelga durante el invierno, pero casi siempre se cae antes de que la savia comience a subir en la primavera, para no llegar a la madurez.[48] [Traducido]

¿Podría esto ser una señal de esos individuos, esos frutos, que no se apoderaron de la verdad lo suficientemente temprano para formar un carácter cristiano maduro y santo antes de la temporada crítica, antes de las líneas del trono del reloj de Orión (3–6 de septiembre de 2020)? A medida que pasa septiembre y llega el otoño, la hora es extremadamente tardía. El pronóstico no es muy esperanzador: estos tardíos “casi siempre” caen antes de llegar a la madurez, especialmente cuando soplan los fuertes vientos de la persecución y el conflicto. A los que se reconocen en esta situación, agárrense fuerte y no se rindan; todo lo que pueda ser sacudido será sacudido,[49] pero agárrense fuerte porque con Dios todo es posible.[50] Algunos pueden incluso salvarse a través del fuego.[51]

Ahora que las fechas de la línea del trono del 3 al 6 de septiembre han pasado y la señal del arca del pacto ha terminado, la siguiente parte del sexto sello está pasando:

Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla… (de Apocalipsis 6:14)

En cierto sentido, esto se cumplió visiblemente el 3 de septiembre de 2020 cuando, después de muchas semanas de anticipación a las líneas del trono, el equipo editorial de GranjaNubeBlanca publicó su cuarto libro, que incluía todo el nuevo material de estudio que se había escrito desde que se publicaron los Dos Testigos. Así, se alcanzó un cierto hito en el “cierre de los libros”. Estos libros tratan especialmente de las señales celestiales que Dios ha dado en el libro del Apocalipsis para guiar a Su pueblo en los últimos días antes del regreso de Su Hijo, y por lo tanto es muy apropiado decir que “los cielos se desvanecieron” como un libro que se cierra. Son las páginas de este libro, el libro de los siete sellos, las que exponen los mensajes divinos que han sido dados al mundo en la última década, principalmente a través de la constelación de Orión con la adición del Mazzaroth.

El enrollado del libro tiene muchas implicaciones. Por ejemplo, alude al silencio en el cielo del séptimo sello que se avecina y al derramamiento de las siete plagas postreras de tal forma que incluso los mundanos ya no podrán negar que el fin ha llegado y que Jesús está regresando. Las imágenes apocalípticas del resto del texto del sexto sello lo dejan claro. Aún está por suceder algo que reconfigurará este mundo:

…y todo monte y toda isla se removió de su lugar. (el resto de Apocalipsis 6:14)

Recuerda, las profecías del Apocalipsis están escritas en un lenguaje simbólico. Las montañas representan reinos, y por lo tanto este simbolismo probablemente se refiere a una reorganización de las macro estructuras de poder de este mundo. Las naciones poderosas caerán, y aquellos que están prestando atención saben que esto ya está sucediendo a gran escala, ya que las monedas del mundo están siendo deliberadamente infladas y voladas fuera de control[52] con la crisis a causa del coronavirus como pretexto.[53] Las "islas" son las naciones más pequeñas que serán igualmente sacudidas por estos terribles eventos.

¿Cómo será reconfigurado el mundo? ¿Abandonarán los chinos el dólar[54] y harán que los Estados Unidos pasen de ricos a pobres? ¿Rendirá Estados Unidos felizmente su posición en el mundo, o luchará con todas las armas que tiene a su disposición? Exactamente cómo se desarrollarán las cosas será para que el Tiempo lo revele, pero el resto del sexto sello indica que estos acontecimientos corresponden al tiempo de las siete plagas postreras.

Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie? (Apocalipsis 6:15–17)

No estamos ahora en ese tiempo en el que todo tipo de gente se esconde en las cuevas, aunque haya indicios de que el tiempo se acerca rápidamente. Primero, el libro debe estar completamente enrollado, y esto, como también hemos descubierto, toma un proceso de tiempo. El tiempo para enrollar el libro es indicado en el reloj de Orión desde las líneas del trono del 3 al 6 de septiembre hasta el punto de Saiph del 5 de octubre de 2020 que marcó el final del ciclo de cierre (!) y el comienzo del ciclo de victoria. Este marco de tiempo ha sido en gran medida el tiempo para el desarrollo y la publicación del material contenido en este artículo con el nombre correspondiente.

El día en que se descubrió el tiempo del grito de victoria—12 de septiembre de 2020—el conflicto de los siglos, como es representado en el cielo, dio un giro final y decisivo cuando Júpiter terminó su movimiento retrógrado y se volvió a adelantar para lograr la victoria sobre Saturno, como se representa en los cielos el 21 de diciembre de 2020.[55] Después de que el grupo de Paraguay entrara en el templo de la Granja Nube Blanca para el culto de ese día sábado, la inspiración llegó al hermano John para hablar “ante la cámara” el siguiente mensaje solemne, incluso antes de compartir muchas de las revelaciones presentadas en el estudio de ese día. Tuvo la idea de enrollar los votos del sacrificio de Filadelfia para comprar tiempo que fue hecho cuatro años antes del comienzo del ciclo de victoria, y al mismo tiempo, proclamar el comienzo de la venganza divina (las plagas) sobre el mundo, cuando Jesús luchará contra los sistemas y la gente de Babilonia, y vencerá a Satanás.

(En inglés: ¡activar los subtítulos en español!)

Este mensaje de video, grabado justo después de la señal del arca del pacto y la publicación de los cuatro libros, sirve como una proclamación solemne y oficial de los cambios en los tiempos en que el mundo está entrando. Se dio a conocer al público al comienzo de Yom Kippur el 27 de septiembre de 2020, el día en que la chispa de Armenia encendió la pólvora, marcando el día de la decisión divina que está llevando al mundo a una nueva fase del fin de los tiempos: el tiempo de los juicios destructivos de Dios.

El misterio de la piedad

Aún queda una cierta obra por hacer, incluso en el tiempo de las siete plagas postreras. Los que van a realizar esta obra, a favor de los cuales fue hecho el sacrificio de Filadelfia, tenían que prepararse en el tiempo que se les concedió. Sin embargo, como es para todos, su preparación de carácter tenía que terminar antes de que fuera demasiado tarde, y cuando la séptima trompeta comenzó a sonar en el ciclo de cierre del reloj de Orión, había llegado el momento de que se cumpliera el juramento de Apocalipsis 10:

Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más, sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas. (Apocalipsis 10:5–7)

Observa que este poderoso ángel jura que dos cosas sucederán en este tiempo: primero, que la era anterior constituiría una pausa en la profecía de tiempo abierto,[56] que por implicación terminaría en el tiempo de la séptima trompeta, y segundo, que el misterio de Dios sería consumado para entonces.

Para aquellos que han estado siguiendo la consumación del misterio desde el principio,[57] saben que está relacionado con el conocimiento del tiempo del regreso de Jesucristo, un misterio que se ha mantenido en secreto desde la fundación del mundo. Ese tiempo fue encontrado durante (y a causa de) la señal del arca del pacto, que abarca precisamente el tiempo en cuestión para la séptima trompeta, pero tal explicación técnica no capta por sí sola la profundidad y el significado de lo que significa este juramento.

En términos más amplios, la consumación del misterio también se ha entendido como el desciframiento del libro del Apocalipsis. Sin embargo, esta amplia definición del misterio no puede ser exactamente lo que se quiere decir aquí porque la séptima trompeta ya ha terminado de sonar y, como se puede ver en este artículo, todavía hay algunas profecías significativas (por ejemplo, en el capítulo 15) que no fueron entendidas completamente en ese marco de tiempo. Esto no debería sorprender a nadie que entienda la naturaleza progresiva de la revelación divina, pero a menos que atribuyamos los nuevos descubrimientos sólo al enrollamiento del libro, esto sí demuestra que el misterio que es/fue consumado debe ser algo más que la resolución de todos los enigmas del Apocalipsis—incluyendo cómo y cuándo las plagas son derramadas sin misericordia. Después de todo, los redimidos aprenderán por toda la eternidad.[58]

El texto parece sugerir que el misterio debe ser consumado cerca del comienzo de la séptima trompeta, aunque el proceso de consumación también podría tomar tiempo. Esto deja cierta ambigüedad en cuanto a cuándo exactamente el misterio debe ser consumado y cuánto tiempo lleva esa consumación. Sólo es seguro que comienza a consumarse en o cerca del comienzo de la séptima trompeta (27–29 de abril de 2020) y que debería terminarse dentro de “los días de la voz del séptimo ángel” (es decir, para el 3-6 de septiembre de 2020) que es también el lapso total de la señal del arca del pacto.

Para entender de qué habla el juramento de Apocalipsis 10, hay que preguntarse: ¿cómo define la Biblia el misterio de Dios? Hay algunos misterios específicos definidos en el libro del Apocalipsis, como el misterio de las siete estrellas y el misterio de la gran ramera, pero como el libro no define directamente el misterio de Dios, debe encontrarse en otras partes de la Biblia.

El apóstol Pablo habla del misterio de Dios de la siguiente manera:

De la cual fui hecho ministro, [esto es, de la iglesia] según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios, el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí. (Colosenses 1:25–29)

Aquí Pablo declara que él cumplió el misterio, obrando de acuerdo con las obras de Cristo que obró poderosamente en él. El misterio que se buscaba desde la fundación del mundo era la encarnación de Cristo, el Deseado de todas las gentes. Pero entonces, ¿cómo puede Pablo decir que cumplió el misterio? Está claro que Pablo no se refería a la encarnación de Cristo en sí, sino a algo que él cumplió personalmente. De manera similar, el misterio de Dios en Apocalipsis 10 (que era una profecía futura) obviamente no fue consumado o cumplido por el nacimiento de Jesús.

Pablo vivía lo que predicaba. Él cumplió la palabra de Dios, “incluso el misterio”, por cómo vivió, y se presentó a sí mismo como un ejemplo de la manifestación de “Cristo en vosotros”.[59] Este es también un ejemplo del cumplimiento que hemos estado buscando en el tiempo de la séptima trompeta según la profecía de Apocalipsis 10. Así como Pablo cumplió el misterio, así también otros que están viviendo actualmente deben cumplir el misterio, y esto debe haber comenzado a suceder cerca del comienzo del tiempo de la séptima trompeta.

Una pregunta natural sería, si Pablo cumplió el misterio, ¿por qué no se cumplió el misterio de Apocalipsis 10 en el tiempo de Pablo? La respuesta es que, para los propósitos divinos, un hombre (Pablo) no era suficiente para cumplir los criterios para “consumar el misterio”, en el sentido amplio de Apocalipsis. Entonces la pregunta se convierte en, ¿cuántos “Pablos” se habrían necesitado? La respuesta se encuentra claramente establecida:

Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre [es decir, el carácter, la conformidad con la Ley, la semejanza con Cristo] de él y el de su Padre escrito en la frente… Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. (Apocalipsis 14:1, 3)

Jesús vino a redimir al hombre de la degradación del pecado y a mostrar el camino de la obediencia a través de la fe. Pero él no podía creer POR el pueblo ni obedecer POR el pueblo; a todos los que sanó, les dijo que SU fe los había sanado, y que tenían que actuar (obedecer) de acuerdo con su fe. Esto es contrario a la idea de que, si sólo crees, no importa cómo vivas después de eso (es decir, una vez salvo, siempre salvo). Los 144.000 luchan contra esa mentira. Cada uno debe ver a Jesús y hacer su propia elección para seguirlo a Él y purificar su carácter en la sangre del Cordero que fue sacrificado por nuestros pecados. Esta es la justicia por la fe que obra la obediencia en el creyente, y esto es lo que Pablo ejemplificó y predicó entre los santos.

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. (Gálatas 2:20)

Pero para que venga el fin del mundo, el Reino de Dios necesita ser completamente “provisto” de acuerdo a los propósitos divinos. Es necesario que haya 144.000 personas semejantes a Cristo—144.000 “Pablos”—que estén dispuestas, como él, a sufrir lo que fuese por las ovejas a su cuidado, ya sea que cueste la reputación, los ingresos o incluso la vida misma. La voluntad de sacrificio de Pablo llegaba hasta el punto de desear renunciar a la propia eternidad, si sus hermanos pudiesen salvarse como resultado.

Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me da testimonio en el Espíritu Santo, que tengo gran tristeza y continuo dolor en mi corazón.Porque deseara yo mismo ser anatema, separado de Cristo, por amor a mis hermanos, los que son mis parientes según la carne; que son israelitas, de los cuales son la adopción, la gloria, el pacto, la promulgación de la ley, el culto y las promesas; de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén. (Romanos 9:1–5)

Este es el espíritu del sacrificio de amor fraternal y una demostración viva del carácter sacrificial de Cristo en su vida. Era una ofrenda no contaminada por la codicia como recompensa.

¿Puedes decir lo mismo que Pablo? ¿Calificas tú como uno de los 144.000?

Aquellos que han desarrollado un carácter como el de Cristo se han vuelto como Él. Cristo se manifiesta en ellos y se han convertido en semejantes a Cristo. Y el desarrollo de 144.000 ejemplos vivos como Pablo significa que el misterio de Dios es consumado.

El carácter de Jesucristo también se refleja en la Ley—los Diez Mandamientos—que fueron exhibidos en los cielos a través de la señal del arca del pacto, con los dos eclipses lunares parciales que componen las dos tablas, una penumbra dejando el 40% expuesto en representación de los primeros cuatro mandamientos y la otra dejando el 60% para los otros seis mandamientos. El arca, con sus dos tablas de piedra fueron sacadas a la luz en el tiempo de la séptima trompeta cuando el misterio de la piedad debía ser consumado.

Así, lo que se manifestó en los cielos durante este tiempo no fue sólo el arca del pacto en sí, sino la consumación en ese tiempo de la transcripción del carácter de Dios en los corazones de todos los 144.000 semejantes a Cristo que caminan en obediencia a la Ley a través del poder de Jesús. Esto hace que el pacto mismo sea el contexto del juramento de Apocalipsis 10 y la consumación del misterio.

Al principio de este marco de tiempo en el mundo cristiano (a partir del 27 de abril de 2020), muchos empezaron a tomar una posición por la obediencia a la Ley de Dios con humildad, incluso hasta la muerte, y empezaron a sufrir persecución como resultado. Los promotores de SSS,[60] que niegan que la obediencia o las obras de fe figuren en la salvación, libraron una guerra de difamación contra aquellos que leen sus Biblias y se preocupan por lo que está escrito allí. ¡Que Dios fortalezca a aquellos que sienten el deber de defender la Ley de Dios y a obedecer lo que Cristo ordena!

Es simplemente absurdo pensar que la salvación por la fe por sí sola de alguna manera evita la necesidad de obedecer o arrepentirse cuando la Palabra de Dios establece la verdad tan claramente en todo. Esta locura incluso llevó al apóstol Santiago a elogiar sarcásticamente a aquellos que “sólo creen”, diciendo que eran tan buenos como los demonios:

Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? ¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? (Santiago 2:19–22)

Una persona que no hace nada para arrepentirse de sus pecados muestra que no entiende a Dios ni por qué Jesús pasó por la experiencia de Getsemaní y sufrió la crucifixión en nombre de los pecadores. Para ellos, el misterio de la piedad sigue siendo definitivamente un enigma.

Esta elección de bando entre los que obedecen el Decálogo y los que lo clavan en la cruz tiene grandes implicaciones en términos de la profecía bíblica, porque se asignó un cierto tiempo para que se tomaran las decisiones finales: el marco de tiempo de la séptima trompeta. A pesar de la enormidad del amor de Dios, hay un límite a Su paciencia porque Su paciencia ES para que los pecadores se arrepientan; cuando ya no hay ni habrá más arrepentimiento, entonces es hora de que se haga justicia. Como la séptima trompeta ya ha terminado de sonar, significa que los 144.000 vivos de esta generación están todos contados, y Jesús puede ahora comenzar a derramar las siete plagas postreras.

Todos los casos habían sido fallados para vida o para muerte. Mientras Jesús oficiaba en el santuario, había proseguido el juicio de los justos muertos y luego el de los justos vivientes. Cristo, habiendo hecho expiación por su pueblo y habiendo borrado sus pecados, había recibido su reino. Estaba completo el número de los súbditos del reino, y consumado el matrimonio del Cordero. El reino y el poderío fueron dados a Jesús y a los herederos de la salvación, y Jesús iba a reinar como Rey de reyes y Señor de señores. {PE 280.1}

La consumación del misterio dependía, por lo tanto, de si hubiese suficientes personas en esta última generación fieles a Dios que reflejaran Su carácter plenamente. Cuando este es el caso, entonces el fin viene porque el misterio de la piedad es perfeccionado en los 144.000 de Apocalipsis semejantes a Cristo.

Por lo tanto, en Apocalipsis 15, los que obtuvieron la victoria sobre la bestia y su imagen y el número de su nombre dan alabanza. Cantan la victoria porque han vencido al mundo y reflejan el carácter de Cristo. Los 144.000 han sido sellados y están unidos, listos para dar el fuerte pregón del tercer ángel:

Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. (Apocalipsis 14:9–12)

Hubo un marco de oportunidad; el misterio tenía que manifestarse en los 144.000 de la tierra al cierre de la séptima trompeta, del 3 al 6 de septiembre de 2020. Los que no han obedecido la voz de Dios y no reflejan Su Ley en su carácter, aún siendo manchados con el mundo, han quedado destituidos de Cristo, y el misterio de la piedad no se cumple en ellos.

El número de esta hueste [los que anhelosamente oraban] había disminuido. En el zarandeo, algunos fueron dejados al lado del camino. Los descuidados e indiferentes que no se unieron con quienes apreciaban la victoria y la salvación lo bastante para perseverar en anhelarlas orando angustiosamente por ellas, no las obtuvieron, y quedaron rezagados en las tinieblas... {PE 271.1}

Para los que solo ahora se están preparando probablemente ya es muy tarde. Al menos puede decirse que no son parte de los 144.000. Aquellos que tenían la ventaja de la verdad están ahora en una situación precaria, porque la misericordia ha llegado a su fin para aquellos que tuvieron esta oportunidad.

Las filas raleadas serán llenadas por aquellos a quienes Cristo representó como viniendo a la undécima hora. Hay muchos con quienes el Espíritu de Dios está contendiendo. El tiempo de los juicios destructores de Dios es el tiempo de la misericordia para aquellos que no han [habían] tenido oportunidad de aprender qué es la verdad. El Señor los mira con ternura. Su corazón misericordioso se conmueve, su mano todavía se extiende para salvar, mientras la puerta se cierra para aquellos que no quisieron entrar. Será admitido un gran número de los que en los últimos días oirán la verdad por primera vez.—Carta 103, 1903. {EUD 154.4}

Por lo tanto, todavía hay esperanza de salvación para aquellos que todavía no tuvieron la oportunidad de aprender la verdad, pero con el fin de la séptima trompeta, la oportunidad de estar entre los 144.000 pasó, y el número fue completado. Esa fue la consumación del misterio: “Cristo en ti”. Esto es mucho más profundo que conocer una fecha o resolver los detalles técnicos de un misterio profético. Se trata de la formación del carácter y de encontrar el carácter de Cristo manifestado incluso en un mundo impregnado de confusión y rebelión. Dios está mostrando que incluso en un mundo donde la marca de la bestia es universal, la enfermedad del pecado todavía evoca una “respuesta inmune” lo suficientemente poderosa para combatir el mal. Jesús vino a vencer. Él vino a ser victorioso sobre el pecado, ¡pero no para sí mismo! Él vino a enseñarnos cómo vencer y obtener la victoria.

Jesús pagó el precio por nuestros pecados, de eso se trata la expiación de esta temporada,[61] pero la reconciliación con Dios no tiene sentido si no saca al pecador de su degradación. Jesús vino a dar la victoria a la raza caída, pero si nadie hubiera seguido Su ejemplo y escogido vencer al mundo como Él lo venció, ¿entonces por qué habría muerto? Vino a mostrar el camino para que otros siguieran Su ejemplo, para vencer también, para ser victoriosos sobre el pecado de la misma manera, con la misma fe que Él ejerció, que es lo que significa ser como Cristo. ¡La consumación del misterio de la piedad es profundamente espiritual!

El fin del mundo sólo puede venir cuando haya suficientes personas (a saber, 144.000) que reflejen plenamente el carácter de Cristo, y basado en la profecía, ese hito fue alcanzado entre el 3 y el 6 de septiembre de 2020, cuando terminó el sellamiento de los 144.000 y se consumó el misterio de la piedad en los 144.000 vivos de esta última generación en la tierra.

Ahora, en el tiempo de angustia que está comenzando, deben mantenerse fieles a su llamado. Estos saldrán a hacer el fuerte pregón del tercer ángel, y así las filas de los redimidos se llenarán con muchos otros que obedecerán el llamado del Señor, el llamado que acompaña al fuerte pregón:

En el capítulo 18 del Apocalipsis se exhorta al pueblo de Dios a que salga de Babilonia. Según este pasaje de la Escritura, muchos del pueblo de Dios deben estar aún en Babilonia. ¿Y en qué comunidades religiosas se encuentra actualmente la mayoría de los discípulos de Cristo? Sin duda alguna, en las varias iglesias que profesan la fe protestante.—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 433 (1911). {EUD 169.4}

Vi que Dios tiene hijos sinceros entre los adventistas nominales[62] y las iglesias caídas, y antes que sean derramadas las plagas, los ministros y la gente serán invitados a salir de esas iglesias y recibirán gustosamente la verdad. Satanás lo sabe; y antes que se dé el fuerte pregón del tercer ángel, despierta excitación en aquellas organizaciones religiosas, a fin de que los que rechazaron la verdad piensen que Dios los acompaña. Satanás espera engañar a los sinceros e inducirlos a creer que Dios sigue obrando en favor de las iglesias. Pero la luz resplandecerá, y todos los que tengan corazón sincero dejarán a las iglesias caídas, y se decidirán por el residuo. {PE 261.1}

La excitación levantada por Satanás sirve como una señal que confirma donde estamos en el flujo de los eventos del tiempo final. ¿Has visto esta “excitación”, que sugiere que Dios está todavía con las iglesias caídas? Una de estas conmociones se llama “El Regreso” (video), no un mensaje sobre el regreso de Jesucristo, sino un mensaje diseñado para llevar a la gente de vuelta a las iglesias para que se unan para obtener ventajas políticas. Apela al honesto deseo de muchos que ven la necesidad de una reforma y un retorno a Dios en los Estados Unidos de América, pero va en contra del llamado del Señor a SALIR de Babilonia.

El resultado final de este tipo de reforma—una advertencia para aquellos que también observan a Dana Coverstone—es que aunque se puedan obtener ciertas victorias por este medio (como en el tema del aborto, por ejemplo) la unión de las iglesias con los poderes políticos para “volver a Dios” de esta manera tendrá en última instancia un efecto perseguidor, como advierte la historia, para aquellos que conscientemente se apartan de las iglesias unidas para obedecer a Dios y Su Ley sin ningún compromiso.

Semejante actitud sería abiertamente contraria a los principios de este gobierno, al genio de sus instituciones libres, a los claros y solemnes reconocimientos contenidos en la declaración de la independencia, y contrarios finalmente a la constitución. Los fundadores de la nación procuraron con acierto que la iglesia no pudiera hacer uso del poder civil, con los consabidos e inevitables resultados: la intolerancia y la persecución… Pero la inconsecuencia de tal procedimiento no es mayor que lo representado por el símbolo. Es la bestia con cuernos semejantes a los de un cordero—que profesa ser pura, mansa, inofensiva—y que habla como un dragón. {CS 437.2}

Aquellos que, como el papa, enfatizan la unidad sin cambiar la doctrina están promoviendo un falso sentido de unidad que los padres protestantes rechazaron a toda costa, ¡porque conducía a una terrible persecución! Que el Señor abra los ojos de los honestos que son tentados de esa manera a confiar en el brazo de carne, en el número de sus ejércitos, en lugar del Dios vivo.

Fue necesario sostener una lucha desesperada por parte de los que deseaban ser fieles y firmes, contra los engaños y las abominaciones que, envueltos en las vestiduras sacerdotales, se introducían en la iglesia. La Biblia no fue aceptada como regla de fe. A la doctrina de la libertad religiosa se la llamó herejía, y sus sostenedores fueron aborrecidos y proscritos.

Tras largo y tenaz conflicto, los pocos que permanecían fieles resolvieron romper toda unión con la iglesia apóstata si esta rehusaba aún desechar la falsedad y la idolatría. Y es que vieron que dicho rompimiento era de todo punto necesario si querían obedecer la Palabra de Dios. No se atrevían a tolerar errores fatales para sus propias almas y dar así un ejemplo que ponía en peligro la fe de sus hijos y la de los hijos de sus hijos. Para asegurar la paz y la unidad estaban dispuestos a cualquier concesión que no contrariase su fidelidad a Dios, pero les parecía que sacrificar un principio por amor a la paz era pagar un precio demasiado alto. Si no se podía asegurar la unidad sin comprometer la verdad y la justicia, más valía que siguiesen las diferencias y aun la guerra.

Bueno sería para la iglesia y para el mundo que los principios que aquellas almas vigorosas sostuvieron revivieran hoy en los corazones de los profesos hijos de Dios. Nótase hoy una alarmante indiferencia respecto de las doctrinas que son como las columnas de la fe cristiana. Está ganando más y más terreno la opinión de que, al fin y al cabo, dichas doctrinas no son de vital importancia. Semejante degeneración del pensamiento fortalece las manos de los agentes de Satanás, de modo que las falsas teorías y los fatales engaños que en otros tiempos eran rebatidos por los fieles que exponían la vida para resistirlos, encuentran ahora aceptación por parte de miles y miles que declaran ser discípulos de Cristo. {CS 42.2-43.1}

Ha llegado el momento del verdadero Regreso, el retorno de Cristo, no un retorno a la prosperidad, que es por lo que tantos están orando. Es hora de hacer movimientos audaces en respuesta a Su llamado. Es hora de salir (de Babilonia) con fe y poner toda tu confianza en Dios, no en las iglesias y poderes políticos caídos, sino armados con toda la panoplia que Él provee a través de Sus instrumentos elegidos. Esto implica tomar una posición por la verdad sin temor a las repercusiones, que a menudo se sienten con mayor intensidad proviniendo de las personas más cercanas.

Oí que los revestidos de la armadura proclamaban poderosamente la verdad, con fructuosos resultados. Muchas personas habían estado ligadas; algunas esposas por sus consortes, y algunos hijos por sus padres. Las personas sinceras, que hasta entonces habían sido impedidas de oir la verdad, se adhirieron ardientemente a ella. Desvanecióse todo temor a los parientes y sólo la verdad les parecía sublime. Habían tenido hambre y sed de la verdad, y ésta les era más preciosa que la vida. Pregunté por la causa de tan profundo cambio y un ángel me respondió: “Es la lluvia tardía; el refrigerio de la presencia del Señor; el potente pregón del tercer ángel.” {PE 271.2}

Las siete plagas postreras

El tiempo de los juicios destructivos de Dios, que es un tiempo de misericordia para aquellos que no tuvieron la oportunidad de aprender lo que es la verdad, sólo puede venir después del grito de victoria. Y con el grito de victoria tan poderosamente confirmado para el 5 de octubre de 2020, esto significa que el esquema para las plagas—los juicios destructivos de Dios—no ha sido descubierto o confirmado todavía. De nuevo, lo que se hipotetizó en La venida de Cristo, es decir, que cada plaga ocuparía los espacios de uno de los siete segmentos de tiempo restantes en el reloj de Orión desde el 3 de septiembre de 2020 hasta el 21 de junio de 2021, debe ser revisado en base al grito de victoria del 5 de octubre de 2020.

La asombrosa revelación del tiempo de las siete plagas postreras según el reloj del Padre es parte del anuncio del año de venganza, y por lo tanto pertenece al segundo ungido anunciarlo. Pero el descubrimiento del tiempo de las plagas es dado a través de la palabra de Dios de manera que cualquiera puede confirmarlo con sus propias Biblias o incluso podría haberlo descubierto por su cuenta.

El mensajero no tiene una ventaja injusta en ese sentido, como tampoco la tuvo Jesús cuando estuvo en la tierra vestido de humanidad. Uno de los mayores engaños del mundo cristiano es la enseñanza de que Jesús tuvo una ventaja al resistir el pecado comparado con nosotros, que vino en la semejanza de Adán antes de la caída. Esto es directamente contrario a la Biblia.

Porque lo que era imposible para la ley, por cuanto era débil por la carne, Dios, enviando a su Hijo en semejanza de carne de pecado y a causa del pecado, condenó al pecado en la carne; para que la justicia de la ley se cumpliese en nosotros, que no andamos conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. (Romanos 8:3–4)

Esta verdad—que Jesús vino en semejanza de carne de pecado, no como Adán antes de la caída—es la piedra angular de la justicia por la fe, porque implica que, si Jesús pudo vencer al mundo en carne de pecado, entonces nosotros también podemos vencerlo, mientras que la enseñanza corrupta implica lo contrario: si Jesús tuvo la ventaja de una naturaleza superior, entonces probablemente nosotros, los pecadores, no tenemos oportunidad de vencer. La lógica no está pensada conscientemente, pero la doctrina cambia el pensamiento de manera sutil para socavar la victoria sobre el pecado.

El mismo principio se aplica al segundo ungido, que también descendió del cielo para encarnarse como un ser humano.[63] Como hombre, tampoco tiene ninguna ventaja. Él tiene que estudiar la Palabra de Dios para entender Su voluntad de la misma manera que todo cristiano. Los libros que ha escrito dan testimonio del esfuerzo realizado para descubrir la preciosa verdad. Esto es algo que cualquiera podría haber hecho; él no tiene ninguna ventaja.

Por lo tanto, como un mensajero de Dios, sabiendo lo importante que es seguir el tiempo de Dios, estudia y vuelve a estudiar como todos debemos hacer para mantener nuestras lámparas encendidas y no perder de vista el Camino. La recompensa de este esfuerzo es que la verdad se desarrolla y se refina, y la presencia y el liderazgo de Dios sigue siendo conocido. Cada paso adelante en la verdad abre el camino para el siguiente paso, y así el grito de victoria que fue el 5 de octubre de 2020 abrió el camino para una mejor comprensión de las plagas, que deben comenzar en o después de esa fecha.

En este contexto, estamos hablando de las plagas que se derraman “puras”, es decir, sin misericordia. Ha habido muchas señales y el mundo ha recibido muchos anticipos de las plagas[64] que ya han corroborado los relojes de Dios y han dado una visión de las profecías del Apocalipsis, pero hasta ahora "lo peor está por venir". Eso "peor" es el tema actual.

Ha llegado a este punto porque la marca de la bestia ha sido implementada y el Nuevo Orden Mundial está actuando para hacerla cumplir. Cuando los pecados del pueblo llegan tan alto como el cielo, este es el punto en el que Dios dice que intervendrá. Así fue para Sodoma y Gomorra, y así es con la antitípica Babilonia.

La sustitución de leyes humanas en lugar de la ley de Dios, la exaltación del domingo [o sodomía] prescrita por una simple autoridad humana en reemplazo del sábado bíblico [o matrimonio bíblico], constituye el último acto del drama. Cuando esta sustitución sea universal, Dios se revelará. Se levantará en su majestad y sacudirá poderosamente la tierra.—Joyas de los Testimonios 3:142-143 (1902). {EUD 117.1}

Tres ciclos del reloj de las plagas antes de la victoria Tres ciclos del reloj de las plagas pasaron antes de llegar a esto. En el ciclo que acaba de terminar, la primera ola de la crisis a causa del coronavirus ya ha estado cambiando el mundo, y la segunda ola ya está empezando, pero hasta ahora nadie ha experimentado las plagas sin misericordia.

El “tiempo de angustia, cual nunca fue después que hubo gente” se iniciará pronto; y para entonces necesitaremos tener una experiencia que hoy por hoy no poseemos y que muchos no pueden lograr debido a su indolencia. Sucede muchas veces que los peligros que se esperan no resultan tan grandes como uno se los había imaginado; pero este no es el caso respecto de la crisis que nos espera. La imaginación más fecunda no alcanza a darse cuenta de la magnitud de tan dolorosa prueba. En aquel tiempo de tribulación, cada alma deberá sostenerse por sí sola ante Dios. “Si Noé, Daniel y Job estuvieren” en el país, “¡vivo yo! dice Jehová el Señor, que ni a hijo ni a hija podrán ellos librar por su justicia; tan solo a sus propias almas librarán”. Ezequiel 14:20 (VM). {CS 607.2}

Cuando las cosas empeoran más de lo que se esperaba y la angustia desafía toda descripción, entonces eso podrían ser las plagas. Cuando Dios se revele en Su majestad para recompensar a este mundo, no será poca cosa. La ira de Dios viene a destruir a los que destruyen la tierra,[65] y eso significa que las siete plagas postreras podrían compararse mejor con siete eventos de extinción masiva que resultarán en la extinción de las masas. Entonces será un tiempo en el que cada alma estará luchando con Dios no como Jacob luchó con un oponente amistoso, sino para enfrentar la barra de juicio de Dios solo sin la intercesión de Jesús. Entonces se verá qué tipo de carácter se ha desarrollado.

El sábado 12 de septiembre de 2020, cuando el Señor comenzó a guiar los estudios contenidos en este artículo, también guio en la apertura de las Escrituras a Isaías 6. Este capítulo describe la visión de Isaías sobre el Señor, y su comisión.

El año en que murió el rey Uzías, vi al SEÑOR sentado en un trono muy alto. Los bordes de su manto llenaban el templo. Sobre él se veían ángeles serafines, con seis alas cada uno. Con dos alas se cubrían el rostro, con otras dos se cubrían los pies y con las otras dos volaban. Ellos se decían el uno al otro: Santo, santo, santo es el SEÑOR Todopoderoso. Su gloria llena toda la tierra. El umbral de las puertas se estremecía debido al sonido de las voces y todo el templo se llenó de humo. (Isaías 6:1–4 PDT)

Isaías contempló la sala del trono en el cielo y la gloria de la Shekinah del Padre. Cuando vio estas cosas en visión, exclamó “¡Ay de mí!” Reconoció que un pecador no puede ver al Padre y vivir. ¿Pero es diferente ahora? ¿Estás listo para que Dios se revele en las siete plagas postreras, como está a punto de hacerlo?

Este versículo habla de la escena que sigue donde dejamos en Apocalipsis 15, que también describe la sala del trono, donde reside el arca del pacto, y menciona el humo en el templo:

Después de estas cosas miré, y he aquí fue abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio;[66] y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro. Y uno de los cuatro seres vivientes dio a los siete ángeles siete copas de oro, llenas de la ira de Dios, que vive por los siglos de los siglos. Y el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de los siete ángeles. (Apocalipsis 15:5–8)

Esta escena sigue después del grito de victoria, que ha sido descifrado en cumplimiento de la primera parte del capítulo 15 como correspondiendo al 5 de octubre de 2020. Esto significa que estos versículos (incluyendo las siete plagas postreras) deben cumplirse después de ese día. ¿Pero quiénes son los siete ángeles? ¿Cuál de las cuatro bestias entrega las copas de la ira? ¿Qué son las copas? ¿Cuándo se derramará cada una de las siete copas de la ira? Las respuestas a estas preguntas mostrarán cómo los relojes de Dios son el telón de fondo para entender cómo se cumple la profecía. Sin ellos, no es posible comprender plenamente el mensaje del Apocalipsis.

Esta profecía habla de escenas en el cielo porque describe señales celestiales, es decir, marcadores de tiempo celestiales en el reloj de Dios. Una persona necesita mirar en los cielos para ver y entender la profecía. Todas las “herramientas” necesarias para entender esta profecía han sido explicadas en pasados sermones y artículos; todo lo que necesitamos hacer es seguir el texto muy cuidadosamente, y encontraremos las fechas exactas y los eventos descritos en los cielos.

Primero, dice “después de”, estas cosas fueron vistas. ¿Después de qué? Si la escena anterior del grito de victoria correspondió a la fecha del 5 de octubre de 2020 como ya se ha descubierto, entonces “después de” debe ser después. Así que, todo lo que tenemos que hacer es “mirar hacia arriba” en esa fecha (en Stellarium o cualquier otro software planetario) y tratar de ver lo que Juan, el apóstol, y John, el mensajero, ambos vieron en el firmamento.[67]

Pregunta: ¿en qué lugar del cielo se debe mirar? Respuesta: donde el arca del pacto puede ser vista en el templo celestial, como el versículo insinúa. Recientemente tuvimos una magnífica señal del arca del pacto centrada en el eclipse solar anular del 21 de junio de 2020. Ese día, el sol salía de Tauro, la constelación que representa el templo (o altar).[68] Este sería un buen lugar para mirar, si se quiere mirar en la dirección del templo en el cielo.

En busca de la señal de la apertura del templo

Aquí vemos la primera “estrella”[69] entrando en el templo (Tauro) desde el 5 de octubre de 2020. En el reloj del Mazzaroth del Padre, el rasgo de Tauro de ser un altar también sirve en este caso para aludir al sacrificio de Filadelfia, cuyo aniversario (judío) cayó en esta fecha. En el reloj de Orión del Hijo, esta fecha corresponde al punto de Saiph. De hecho, en Jerusalén, ya era cerca de la puesta de sol cuando la luna cruzó a Tauro, lo que significa que estamos mirando al primer día “después de”, es decir, el 5/6 de octubre—el siguiente día bíblico después del grito de victoria—exactamente como deberíamos estar, según el texto.

Sin embargo, el versículo habla de la apertura del templo y de la salida de los ángeles, así que tenemos que seguir buscando el primer tiempo posible cuando un planeta sale del templo. Esto sucede a la izquierda, donde la eclíptica cruza el ecuador galáctico, justo en el borde izquierdo de Tauro,[70] en la fecha del 8 de octubre de 2020:

Sobre el umbral del templo

Ahora la luna está en el umbral del templo. ¿Recuerdas el versículo de Isaías que decía que el umbral se estremecería?

El umbral de las puertas se estremecía debido al sonido de las voces y todo el templo se llenó de humo. (Isaías 6:4 PDT)

La conmoción de los cielos se refiere al desplazamiento hacia atrás y adelante en el tiempo, haciendo que los cuerpos celestes se muevan hacia adelante y hacia atrás a lo largo de sus caminos de órbita de acuerdo con la palabra de Dios.[71] Por lo tanto, la mención de Isaías del estremecimiento del umbral del templo es una maravillosa descripción del movimiento de la luna con la atención puesta en este punto del cielo, donde está el "umbral" del ecuador galáctico. El lenguaje celestial de la palabra de Dios está perfectamente ilustrado en el lienzo celestial.

Como una observación inicial, este parecería ser el momento en que la puerta está abierta y el primer ángel aparece en el umbral para llevar su copa de la ira de Dios fuera del templo y derramarla sobre la tierra. Como verás más tarde, hay una gran profundidad de significado en esta señal celestial, a la cual el resto de este artículo está mayormente dedicado, y una gran cantidad de detalles bíblicos que convergerán. Sin embargo, se requerirá algo de paciencia para cimentar el completo entendimiento.

El primer paso es considerar el tiempo de las plagas, todo lo cual debe encajar lógicamente en el contexto del ciclo de victoria. Este proceso de llegar al umbral del templo y derramar la plaga tiene que ser repetido siete veces—una vez por cada uno de los ángeles de las plagas llevando su respectiva copa de la ira. Aproximadamente cada mes (o para ser exactos, una vez cada mes sideral) la luna vuelve a esta misma posición en los cielos: al umbral del templo. Por lo tanto, tomaría aproximadamente siete meses para que los siete ángeles llevaran sus copas y las derramaran sobre la tierra. Las fechas de estos tiempos de los “umbrales” serían aproximadamente las siguientes (los tiempos son aproximados):

  1. Jueves 8 de octubre de 2020 a las 7:00 p.m.
  2. Miércoles 4 de noviembre de 2020 a las 11:00 p.m.
  3. Miércoles 2 de diciembre de 2020 a las 7:00 a.m.
  4. Martes 29 de diciembre de 2020 a las 12:30 p.m.
  5. Lunes 25 de enero de 2021 a las 9:00 p.m.
  6. Lunes 22 de febrero de 2021 a las 7:00 a.m.
  7. Sábado 21 de marzo de 2021 a la 1:00 p.m.

Algunas de esas fechas ya pueden llamar la atención. Por ejemplo, la segunda plaga comienza el día después de las elecciones presidenciales de EE.UU. el 3 de noviembre, un evento sobre el que otros también tienen sueños y advertencias, un par de los cuales ya han sido mencionados. Esta plaga habla de la sangre de un hombre muerto:

Y el segundo ángel derramó su copa en el mar, y fue vuelto en sangre, como de un muerto; y toda alma viviente fue muerta en el mar. (Apocalipsis 16:3 JBS)

En fases anteriores de las plagas, este versículo ya fue interpretado en relación con el asesinato de Jamal Khashoggi, que los Estados Unidos desempeñaron un papel especialmente importante al desestimar y restarle importancia para mantener sus buenas relaciones con Arabia Saudita y su acuerdo de armas de 350.000 millones de dólares, cuya preservación obviamente sirvió para pervertir la justicia en este caso.

El impío toma soborno del seno para pervertir las sendas de la justicia. (Proverbios 17:23)

¿Cómo recompensará Dios al mundo y especialmente a los Estados Unidos y a su presidente por esta escandalosa perversión de la justicia en el escenario mundial, permitiendo que el “Sr. Sierra de Hueso” saliera impune de un brutal asesinato premeditado?

La segunda plaga también fue relacionada con Adolfo Hitler, una figura que muchos temen que regrese a la cabeza de los Estados Unidos. ¿Y qué será de la sangre de George Floyd y los disturbios asociados a ella, después del día de las elecciones? El 4 de noviembre ciertamente parece un “buen” día para el comienzo de la segunda plaga.

En última instancia, le corresponde a los 144.000 observar cómo se desarrollan las plagas y sacar las conclusiones correctas, pero en este punto, centrémonos en el panorama general. Curiosamente, el templo (Tauro) permanece libre de cualquier otro planeta durante todo el período de las fechas de las plagas descritas anteriormente, con una excepción. Esto corresponde al hecho de que “ningún hombre pudo entrar en el templo” durante ese tiempo. El único planeta que entra en Tauro en ese marco de tiempo, no simboliza una persona. Es Marte, visto acercándose cerca del “templo” cuando la luna llega por sexta vez (para la sexta plaga):

Reunión para la guerra

El “planeta de la guerra” representa exactamente de lo que habla la sexta plaga:

El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Eufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente. Y vi salir de la boca del dragón, y de la boca de la bestia, y de la boca del falso profeta, tres espíritus inmundos a manera de ranas; pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso. He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. Y los reunió en el lugar que en hebreo se llama Armagedón. (Apocalipsis 16:12–16)

¡Así, la presencia del planeta rojo a punto de entrar en el área del templo significa la preparación y la reunión para la batalla del Armagedón! Y después de que la sexta plaga haya seguido su curso y el séptimo ángel esté listo el 21 de marzo de 2021 para derramar su copa, entonces Marte está justo sobre la mesa del altar en medio de Tauro. Así, la presencia única de Marte sirve para representar la última gran batalla de la séptima plaga. Sirve como evidencia positiva de que esto es en realidad la señal del cumplimiento de estas Escrituras.

Sólo hemos empezado a ver los comienzos de esta (séptuple) señal, pero vale la pena enfatizar en este punto que cuantas más “coincidencias” se encuentren que encajen en el lenguaje bíblico profético, más imposible es que la señal sea mera casualidad y más seguro es que la voz de Dios esté hablando. Hasta ahora, hemos podido seguir las indicaciones textuales para identificar el comienzo de la señal, y ahora Marte ha confirmado la sexta y séptima plaga.

Pero observa cuánto tiempo le toma a los siete juicios haber comenzado su obra en el mundo. En particular, mira la fecha en que la copa de la séptima plaga ha regresado a la zona del “templo”, cuando la luna ha seguido su curso y ha vuelto a Tauro:

El jubileo después de que las siete plagas hayan golpeado la tierra

¡La luna vuelve al “templo” exactamente el 14 de abril de 2021, el primer día del año bíblico y el día del jubileo de 1890! Es otra asombrosa “coincidencia” que el jubileo comience cuando la séptima plaga haya sido derramada sobre el mundo, porque entonces los juicios y la venganza de Dios se habrán disparado al máximo. ¡Jesús está luchando la guerra y ganando la victoria! Esto no significa que los juicios hayan terminado, pero habrá una victoria decidida en la batalla del Armagedón y el pueblo de Dios tendrá motivos para regocijarse, incluso en medio de las circunstancias inimaginablemente difíciles. Volveremos a este tema con más detalle más tarde, pero resumamos ahora los tiempos que se han revelado hasta ahora.

Los comienzos de las siete plagas postreras

Todavía hay mucho que descubrir sobre esta señal. Las “coincidencias” y las armonías de las escrituras construirán aún más. Las profecías de la Biblia son dignas de confianza, y cuando influenciado por el Espíritu Santo uno lee la Palabra de Dios junto con el libro de la naturaleza, Él revela Sus planes a Sus siervos.

Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas. (Amós 3:7)

El silencio en el cielo

El estremecimiento del umbral mencionado por Isaías (que dio los tiempos en que comienza cada plaga) no es el único vínculo con Apocalipsis 15 en ese versículo;[72] él también vio el humo que llenaba el templo. Este humo es de la gloria de Dios, y por lo tanto abarca todo el tiempo en que el templo es inaccesible.

Y el templo se llenó de humo por la gloria de Dios, y por su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas de los siete ángeles. (Apocalipsis 15:8)

¿Significa esto que el humo se extiende desde el 8 de octubre de 2020 hasta el 14 de abril de 2021? ¿Podría este humo, que, si se imagina literalmente, llenaría el cielo y lo ocultaría de la vista, estar relacionado con el silencio del cielo durante media hora? Este silencio también es roto por la voz de Dios, que habla una vez más cuando el “humo” comienza a despejarse:

Sobrevinieron sombrías y densas nubes [¿humo?] que se entrechocaban unas con otras. La atmósfera se partió, arrollándose hacia atrás, y entonces pudimos ver en Orión un espacio abierto de donde salió la voz de Dios… {PE 41.2}

El partimiento de las nubes en este momento es corroborado por la profecía sobre la confusión de los malvados al escuchar la voz de Dios (es decir, el mensaje del tiempo), y también sugiere que los malvados siguen sufriendo bajo la séptima plaga aún (incluso más) después de que el jubileo haya comenzado:

Entonces comenzó el jubileo, durante el cual la tierra debía descansar. Vi al piadoso esclavo levantarse en triunfal victoria, y desligarse de las cadenas que lo ataban, mientras que su malvado dueño quedaba confuso sin saber qué hacer; porque los impíos no podían comprender las palabras que emitía la voz de Dios… {PE 34.2}

Así, el jubileo está conectado a la voz de Dios, que se escucha cuando las nubes finalmente se separan, y esto sería de hecho el 14 de abril de 2021 como ya se ha reconocido. Recuerda que el descubrimiento de la señal del jubileo el 14 de abril generó algunas preguntas, una de las cuales era: ¿cómo podría haber una señal celestial durante el silencio en el cielo, si el silencio en el cielo significa que los cielos no hablan durante ese tiempo?

Cuando abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. (Apocalipsis 8:1)

Algunas posibles soluciones a esto podrían ser que la media hora de silencio no fue colocada correctamente todavía[73] o que el silencio está destinado para otro de los tres cielos. En lo que respecta al tiempo, la ambigüedad en cuanto a qué reloj se utiliza para medir la media hora deja un par de opciones. Como ya hemos sugerido, podría referirse a la media hora del reloj de Orión, que es de unos 130 días. Pero también podría ser alrededor de media ronda del reloj del Mazzaroth, para el cual hay una interesante aproximación desde el eclipse de anillo de fuego del 21 de junio de 2020 hasta un eclipse solar similar el 14 de diciembre de 2020. Esto también es muy cerca de media vuelta, e incluso está parcialmente alineado con las "líneas del trono" del Mazzaroth (es decir, el ecuador galáctico). Pero, ¿son alguna de estas la media hora del texto bíblico?

Con respecto al silencio en el cielo, tenemos tres opciones, porque “cielo” puede significar el aire donde vuelan los pájaros, o puede significar el espacio exterior donde están las estrellas y los planetas, o puede significar el reino donde viven Dios y los ángeles. ¿Cuál de estas esferas es la que estará en silencio durante la media hora?

Tal vez la solución se pueda encontrar considerando la situación de las plagas y el templo en el cielo, al que nadie podía entrar mientras el templo estaba lleno de humo. Desde el 8 de octubre de 2020 hasta el 14 de abril de 2021 hay 188 días. Esto es también muy cercano a media vuelta del reloj del Mazzaroth. Un ciclo del sol alrededor del Mazzaroth es de 365 días, por lo que media hora[74] es alrededor de 183 días, lo que deja una diferencia de sólo 5 días—definitivamente lo suficientemente cerca para calificar como "como por media hora" en el reloj de Mazzaroth de acuerdo con las palabras de la Biblia!

Si estos son los días del silencio en el cielo, entonces queda claro de qué, específicamente, se trata el silencio: hay un grito de victoria el 5 de octubre de 2020, luego se vuelve silencioso el 8 de octubre y permanece así mientras duren las plagas mientras caen los juicios de Dios. Mientras tanto, cada persona se pregunta, “¿quién podrá mantenerse en pie?”—hasta que la ira haya sido derramada y los justos sean liberados el 14 de abril de 2021, cuando la gran celebración del jubileo rompa de nuevo la media hora de silencio. ¡Los gritos de victoria marcan los dos extremos del silencio! Y ahora está claro a qué cielo se refiere: es el tercer cielo, el reino de Dios y los ángeles que observan en terrible silencio mientras el Señor realiza Su extraña obra, el acto que el llamado “evangelio del amor” niega que Él sea capaz de realizar:

Porque Jehová se levantará como en el monte Perazim, como en el valle de Gabaón se enojará; para hacer su obra, su extraña obra, y para hacer su operación, su extraña operación. (Isaías 28:21)

Pero el silencio en el cielo también se refleja en la tierra. El pueblo de Dios, que durante mucho tiempo suplicó al mundo, también mantendrá un perfil bajo durante este tiempo, como está profetizado:

Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. (Isaías 26:20)

Observa que la indignación contra los malvados nunca termina hasta que son destruidos; este versículo se refiere a cuando la indignación ha pasado para los santos y el jubileo comienza el 14 de abril de 2021.

Así dijo Jehová tu Señor, y tu Dios, el cual aboga por su pueblo: He aquí he quitado de tu mano el cáliz de aturdimiento, los sedimentos del cáliz de mi ira; nunca más lo beberás. Y lo pondré en mano de tus angustiadores, que dijeron a tu alma: Inclínate, y pasaremos por encima de ti. Y tú pusiste tu cuerpo como tierra, y como camino, para que pasaran. (Isaías 51:22–23)

Mientras el silencio se rompe con los gritos de liberación, el cercano regreso de Jesús es bienvenido por Sus vencedores. Se les alivia de beber los sedimentos, cuya profundidad de significado se verá en la última sección de este artículo. A partir del jubileo, no habrá más dudas de que Jesús está en camino.

El ángel de la ira

Algunas preguntas importantes han sido contestadas a través de la señal del derramamiento de las siete plagas postreras, pero todavía hay algunos elementos básicos de los textos que deben ser aclarados. ¿Quiénes son exactamente los siete ángeles que las derraman? ¿Cuáles son sus copas?

Y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro. (Apocalipsis 15:6)

En la señal grande y admirable[75] (20 de agosto de 2018) tanto los ángeles como las copas fueron identificados.

La señal grande y admirable de las siete plagas postreras

En la presente señal, sólo hay un cuerpo celeste en movimiento para las siete plagas: la luna. La luna fue anteriormente la copa para la quinta plaga en Ofiuco (el portador de la serpiente, que simboliza al Papa Francisco), que se ve fácilmente como un recipiente que puede ir de “vacío” a lleno a medida que cambia de fase, lo que la convierte en un símbolo perfecto para las copas de las plagas.[76] Pero si la luna representa las copas, ¿quiénes son los ángeles que las sostienen?

El Ángel que lleva las copas de las plagas Una mirada directa a cualquiera de las imágenes del momento en que se cruza el umbral para el derramamiento de cada plaga ya ofrece una respuesta: ¡Es la mano de Orión que llega hasta el punto en que el ecuador galáctico cruza la eclíptica y sostiene a la luna al salir de Tauro por el umbral de la puerta!

Orión simboliza a Jesús como el Sumo Sacerdote; en el antiguo Israel, el sumo sacerdote usaba prendas de lino blanco puro en el Día de la Expiación.[77] Una descripción de Jesús como el Sumo Sacerdote es dada al principio del Apocalipsis:

y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro. (Apocalipsis 1:13)

Esta es la descripción de Jesús como es representado en la constelación de Orión, y por lo tanto no es otro que el propio Jesús quien derrama las siete plagas postreras. ¿Por qué está representado como siete ángeles? Siete es el número de la perfección y por lo tanto el número de Jesús. Es el día de Su venganza; ¡contempla la ira del Cordero! El dulce Jesús que durante tantos años intercedió por la humanidad, será ahora el Destructor bajo el cual los que rechazaron Su gracia deben sufrir.

Jesús bebió la copa de la ira que la humanidad merecía, y el Padre también fue hecho Su Enemigo en la cruz, ocultando Su rostro de Su amado Hijo por el pecado que le fue imputado. Ahora aquellos que han rechazado Su larga intercesión son dejados para que beban la copa que él voluntariamente bebió por ellos. ¡Oh! ¡Cuán precioso Su sacrificio parece ahora!

Jesús recibe en Su mano una plaga tras otra y la derrama sobre la tierra. Un Jesús está simbolizado por siete ángeles, porque Orión toma y derrama una copa siete veces. ¿De quién la recibe? ¿Cuál de las cuatro bestias alrededor del trono la pone en Su mano? Ahora es evidente que es la bestia como becerro—Tauro[78]—quien entrega la copa (la luna) en la mano de Orión. Jesús recibe cada plaga a través de los cuernos del altar porque fue Su sacrificio el que le da todo el derecho de derramar las plagas sobre aquellos que rechazaron Su oferta de salvación. Mientras que Él sufrió la ira de Dios injustamente, Sus juicios sobre los malvados están perfectamente justificados.

El mensaje de Orión afirma que Jesucristo entró en el lugar santísimo del santuario celestial en 1844, donde intercedió en nombre de los pecadores para purificarlos de su pecado. Sin embargo, en el reloj de Orión, Saiph, la estrella del caballo blanco que representa el evangelio puro, señala a 1846 cuando la Ley de Dios fue restaurada a Su pueblo en su totalidad, incluyendo el cuarto mandamiento de adorar al Señor el séptimo día de la semana (del viernes al atardecer al sábado al atardecer).[79] La Ley de Dios es el estándar de santidad y pureza que Su pueblo necesita alcanzar, y ahora es el mismo estándar por el cual el mundo es juzgado.

Este intervalo—entre el comienzo del juicio investigador, cuando comenzó el gran Día de la Expiación antitípico de 176 años en 1844 y la restauración del sábado en 1846—tiene una contrapartida en el ciclo de victoria que puede ser visto comparando visualmente el mismo intervalo en el ciclo del juicio con el ciclo de victoria, revelando otro significado en el breve tiempo que transcurre entre el grito de victoria y el derramamiento de la primera plaga:

Comparación del inicio de los ciclos del juicio y de la victoria

La fecha del 8 de octubre de 2020, cuando los cielos muestran al primer ángel derramando la primera plaga después del grito de victoria, se alinea perfectamente cuando se compara con lo que se vio al principio del juicio investigador. ¡Ahora el juicio “ejecutivo” (las plagas) cae en la misma marca del reloj! El tiempo del juicio ejecutivo sigue el patrón del juicio investigador, y esto no es sólo una “coincidencia” más que muestra que el reloj de Orión está avanzando con exactitud divina, sino que también enfatiza una vez más que Él que ahora castiga es Él mismo que anteriormente intercedió por el hombre, y Sus juicios son justos y equitativos, basados en los mismos Diez Mandamientos que todo el que teme a Dios debe conocer y cumplir.

Todo lo que Dios hace es perfecto; Sus dos relojes marcan en perfecta sincronización a través del ciclo de victoria, desde este punto de partida en la estrella del caballo blanco el 5 de octubre de 2020, hasta el final el 21 de junio de 2021.

Puntos de sincronización entre el Mazzaroth y el ciclo de victoria

El reloj del Mazzaroth y el de Orión dan un testimonio conjunto que ningún hombre puede rebatir, porque es la voz de Dios que habla a través de las cosas que ha creado, que ningún hombre puede cambiar. Pero aquellos que entienden Sus relojes tienen el privilegio de conocer Sus planes y participar en ellos, y por lo tanto el significado de las plagas que comienzan el 8 de octubre es aún más profundo.

Estas plagas habrían llegado antes.[80] Los siniestros planes que están siendo puestos en vigor por los poderes de la moderna Babilonia han estado en funcionamiento durante algún tiempo. El acuerdo sobre el Nuevo Orden Mundial fue alcanzado por los poderes del mundo en 2015,[81] y lo que se está poniendo en marcha ahora, instado por la crisis a raíz del coronavirus, podría haber sido implementado entonces por la fuerza. El papa—el mismo que se dirigió a la sesión conjunta del Congreso de los Estados Unidos y la Asamblea General de las Naciones Unidas en torno al Día de la Expiación de ese año—está actualmente dando seguimiento cinco años después con los detalles de la implementación.[82] Algunos artículos conectan directamente el mensaje de este año con su discurso en 2015.[83] La caída de Jerusalén en el 70 d.C. es un tipo de esto: el ejército romano vino primero a sitiar la ciudad en el 66 d.C. (bajo Cestio), luego se retiró sin ninguna razón explicable, sólo para volver de nuevo (bajo Tito)—de quien no hubo más escapatoria.[84]

¿Por qué le tomó cinco años a Dios revelarse e intervenir para destruir la Torre de Babel moderna? Fue por el sacrificio de Filadelfia, hecho para beneficio de las muchas almas que aún no reconocían lo que había sucedido y cómo habían sido engañadas y mantenidas desinformadas. Este es el sacrificio asociado a los votos que fueron “enrollados” en el reflejo terrenal del templo celestial el 12 de septiembre de 2020, mostrado en video. Este es el sacrificio cuyo aniversario es reconocido por el reloj divino a través del punto de Saiph del 5 de octubre de 2020 que inicia el ciclo de victoria durante el cual las plagas serán ahora físicamente derramadas. Las plagas que habrían comenzado el 25 de octubre de 2015 según el Plan A se aplazaron hasta el 8 de octubre de 2020: un total de unos 5 años. Un aplazamiento similar del JCPOA y la crisis de Irán va a la par con esto.

Sucedió que el 25 de octubre de 2015, un creyente en el mensaje de Orión dejó de creer porque las plagas no se materializaron de la manera esperada. Su exclamación fue: “Todavía hay gracia”, y por lo tanto el mensaje estaba equivocado, razonó. Había fijado su opinión basada en la vista pero estaba ciego a cómo el Señor había estado dirigiendo tan poderosamente todo el tiempo. Lo irónico fue que, en su incredulidad, en realidad dijo la verdad de que todavía había gracia, pero la gracia no era para él, por desgracia, porque en ese mismo momento, rechazó la verdad que había tenido la oportunidad y el privilegio de conocer.

Algo similar está sucediendo ahora, y toda la historia está conectada de principio a fin a través de la parábola de la higuera estéril.

Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló. Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra? Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después. (Lucas 13:6–9)

Hay un detalle en esta parábola que se pasa por alto fácilmente a menos que el lector se ponga en los zapatos de un judío. A menudo hemos citado esta parábola como la concesión de un año extra de misericordia después de tres años de cuidar el árbol. Sin embargo, hay más de tres años implícitos en esta historia, porque ningún buen judío buscaría nunca el fruto en los primeros cuatro años:

Y cuando entréis en la tierra, y plantéis toda clase de árboles frutales, consideraréis como incircunciso lo primero de su fruto; tres años os será incircunciso; su fruto no se comerá. Y el cuarto año todo su fruto será consagrado en alabanzas a Jehová. Mas al quinto año comeréis el fruto de él, para que os haga crecer su fruto. Yo Jehová vuestro Dios. (Levítico 19:23–25)

¡Esto significa que la higuera que fue plantada en el viñedo de la parábola debe haber estado en el suelo y bajo el cuidado del jardinero durante cuatro años completos ANTES de que el propietario buscara fruto para sí mismo en el quinto! ¡La parábola abarca un período de ocho años en total!

Teniendo esto en cuenta, es fácil ver cómo el juicio de los vivos que comenzó en 2012 según los primeros estudios fundacionales del reloj de Orión y el buque del tiempo (es decir, profetizar otra vez...) fue el comienzo de la parábola que termina ahora en el año 2020 a 2021. Ten en cuenta que los años judíos están alineados por las estaciones, comenzando con la primavera. Por lo tanto, podríamos esbozar la parábola de la siguiente manera, con cada año indicado por su estación de primavera:

  • Primavera 2012, siembra – no hay cosecha en mente
  • Primavera de 2013, se cuenta como incircunciso
  • Primavera de 2014, se cuenta como incircunciso
  • Primavera de 2015, se cuenta como incircunciso
  • Primavera de 2016 los frutos son sagrados para el Señor
  • Primavera de 2017, primer año buscando frutos
  • Primavera 2018, segundo año buscando frutos
  • Primavera de 2019, tercer año buscando frutos
  • Primavera 2020, última temporada de inspección; a partir de entonces cortar el árbol permitiendo que la devastación comience con la crisis a raíz del coronavirus

Esta parábola del Señor da el mismo testimonio de Su regreso que los relojes de Dios porque viene de la misma Fuente. ¡Los relojes celestiales fueron hechos por Su mano y dicen Su verdad!

Ahora el último año de espera (primavera de 2019 a primavera de 2020) ha terminado y la temporada de cosecha (hasta el otoño de 2020) se acerca a su fin. La decisión se tomó en la primavera de 2020—las iglesias no han estado dando frutos. Por lo tanto, Jesús regresa, de una forma u otra: los árboles buenos de Su reino serán recogidos (en el arrebatamiento) y los árboles malos han comenzado a ser cortados (el caso de los malvados). Por lo tanto, los 144.000 deben aprovechar cada momento de este tiempo para cumplir su alta vocación y recoger todos los árboles que tienen fruto durante el fuerte clamor, digno del gran costo con que el Señor los plantó. Es para su beneficio que el Señor ha dado toda la luz y la verdad del libro celestial, para equipar a todos y cada uno de los que Él da el privilegio de participar en Su gran plan de salvación.

La parábola de la higuera infructuosa nos enseña de una ofrenda al Señor que correspondería a cuando la iglesia de Filadelfia ofreciera su sacrificio en 2016. La historia de esa asombrosa experiencia en el séptimo mes y que culminó durante la fiesta de los tabernáculos se cuenta especialmente en los artículos del Día y la Hora de la serie de cuatro artículos sobre el Sacrificio de Filadelfia, el primer conjunto de artículos escritos para el sitio web que se abrió como resultado de ese sacrificio.

En El día de los testigos se incluye una proclamación divina muy especial, que se hizo el 8 de octubre de 2016 (exactamente cuatro años antes del comienzo de las siete plagas postreras). Se titulaba “El sempiterno pacto” e incluía un conocimiento crítico del tiempo de la venida de Jesús que significaba la diferencia entre la salvación o la destrucción—la vida eterna o la muerte eterna—para cada uno de los hijos de Dios.

Muchas personas todavía tenían manchas en sus vestiduras espirituales y no estaban listos para la venida del Señor. Ellos habrían perecido si Él hubiera regresado en toda Su gloria, y no estaban sellados con el conocimiento del día de Su regreso. Esta implicación de vida o muerte fue la motivación para el sacrificio que se hizo días después—el sacrificio que compró el tiempo para que otros “frutos” de la viña del Señor maduraran. La ley de Moisés ya señalaba a ese sacrificio de estos frutos del cuarto año 2016 reservándolos como sagrados para el Señor y destinándolos sólo a Su servicio.

Ahora en el año 2020, en el aniversario de esa proclamación, las plagas comienzan a caer. Y como fue hace cuatro años, así es de nuevo: sólo aquellos que se han preparado y han sido sellados podrán atravesar las plagas sin daño alguno.

Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará. (Salmos 91:7)

¿Estás entre los sellados? ¿Estás listo para enfrentar el peor momento de la historia del mundo?[85] Ahora cada alma se enfrentará a la prueba que había sido pospuesta.

El 8 de octubre de 2020 también cayó dentro de la fiesta de los tabernáculos. Es significativo que tanto el 5 como el 8 de octubre hayan caído dentro de la fiesta: el primero en el tercer día de la fiesta, para el cual Jacob es el invitado de Sucot,[86] y el segundo en el sexto día de la fiesta, para el cual José es el invitado de Sucot. Estos visitantes aluden a la lucha de Jacob con el Señor como un tipo para "el tiempo de angustia de Jacob" y a José que fue bendecido con las recompensas de los collados eternos (el rico conocimiento de los cielos).

José es un tipo para el segundo ungido, que proclama el día de la ira, tal como predijo la entrega del sempiterno pacto el 8 de octubre de 2016. Hoy, el pacto ha sido retirado del arca y puesto en exhibición en los cielos. En la señal del arca del pacto, la luna representa las dos tablas de piedra. Los Diez Mandamientos son la Ley inmutable de Dios y por lo tanto la regla por la cual los hombres son juzgados. ¿Es una sorpresa, entonces, que la luna tenga un papel instrumental en el derramamiento de las siete plagas postreras? ¿Podría contener aún más sorpresas?

Como una mujer de parto

La duración del ciclo del jubileo, que se repite cada 49 años,[87] es tal que, a menos que algo trágico ocurriera para acortar la vida de una persona, todos llegarían a experimentar el año de liberación al menos una vez en su vida. Aquellos que vivieran hasta una edad muy superior a los 50 años tendrían incluso la oportunidad de experimentar el jubileo dos veces. Mirándolo de otra manera, cualquiera que esté hoy por encima de esa edad para el gran jubileo del fin del mundo—incluyendo el hermano John—ya ha tenido la oportunidad de experimentar un "presagio" del jubileo una vez antes, 49 años antes.

Con la venida de Jesús en el verano de 2021, uno puede calcular el “jubileo” anterior simplemente restando 49 de ese año: 2021 – 49 = 1972.[88] El hermano John tenía doce años ese año y lo recuerda bien. Cuando era un niño en Munich, tenía un pase libre para muchos de los eventos olímpicos que estaban programados para tener lugar en su ciudad natal ese año. De casualidad, uno de los portadores de la antorcha que corría por la ciudad le llamó para que llevara la antorcha corriendo unos cien metros—un presagio adecuado de la labor de vida en la que más tarde se embarcaría, después de su conversión, para llevar la luz de Dios al mundo como el que ocuparía el puesto en el Reino de Dios que la caída de Lucifer dejó vacante.

Un terrorista de la Masacre de Munich Pero esa alegre y excitante temporada de los Juegos Olímpicos se convirtió en tristeza cuando los terroristas palestinos mataron a 2 y tomaron como rehenes a 9 atletas judíos en un intento de negociar la liberación de 234 prisioneros retenidos en Israel. Las fuerzas de seguridad de Munich no estaban entrenadas para tal situación, y los errores resultaron en la pérdida de los 9 rehenes restantes. Esta tragedia de alto perfil conmocionó al mundo y causó que las naciones de todo el planeta se pusieran de luto, ya que el trauma inimaginable que había sido traído al mundo desgarró el sentido de paz, confianza y comunidad que había existido anteriormente. Esto sirvió para plantar el temible espectro del terrorismo en la mente del público y catapultó la cuestión entre Israel y Palestina a la escena mundial, con el “martirio” por la paz de los atletas israelíes ganándose la simpatía del mundo por su causa.

Quienes vivieron esta experiencia, como el hermano John, la recuerdan bien, al igual que algunos de nosotros recordamos otro 11 de septiembre, que ocurrió exactamente 29 años después de la clausura de esos Juegos Olímpicos de 1972.

Ahora en el presente año, un ciclo de jubileo más tarde, la paz israelí y palestina es uno de los temas definitorios. Ya se han firmado acuerdos de paz y cooperación entre Israel y otras dos naciones del mundo árabe.

Que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán. (1 Tesalonicenses 5:3)

En el Gran Sábado del 19 de septiembre de 2020—el Día de las Trompetas—se identificó a la “mujer encinta” y se produjo un estallido de mayor entendimiento del papel de la luna en las plagas. Como la luna fue vista en los terrenos del templo en Paraguay la noche anterior, se observó que la primera creciente de la luna estaba en ese momento en el vientre de Virgo, lo que significa que estaba “encinta”.[89] Esto dio como resultado que el día fuera literalmente el día del "nacimiento" de la luna recién nacida, lo cual no es un hecho particularmente frecuente. ¿Podría esta señal de la luna nueva de la fiesta de las trompetas que "nació" de Virgo tener un significado más profundo?

Como una mujer en trabajo de parto

Las posiciones de los otros planetas en la escena también tienen una historia que contar. Mercurio, el ángel mensajero, está en la mano que sostiene la espiga de trigo. Esto podría aludir a la cosecha del fin del mundo, sabiendo que los segadores son los ángeles.[90] Además, el sol como el Novio se erige como la cabeza:

Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. (Efesios 5:23)

¿Con qué frecuencia se ve la luna nueva del Día de las Trompetas en el vientre de Virgo, nacida el mismo día, con el sol a la cabeza y un ángel en la mano como segador? Esta es realmente una maravillosa señal que indica que la gran cosecha ha comenzado, y la iglesia ha sido coronada con Cristo como su cabeza. Esta es la iglesia en la luz, conociendo su tiempo, como es dicho:

Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón. Porque todos vosotros sois hijos de luz e hijos del día; no somos de la noche ni de las tinieblas. (1 Tesalonicenses 5:4–5)

Si una persona observa los últimos años, encontrará algunos casos similares de avistamientos de luna nueva en el vientre de Virgo en el Día de las Trompetas que podrían calificar. Encontramos sólo unos pocos, comprobando hasta unos 30 años atrás:

  • 21/22 de septiembre de 1998 – caso dudoso, Mercurio está a la cabeza
  • 18/19 de septiembre de 2001 – casi idéntico
  • 16/17 de septiembre de 2004 – incluye a Marte y Júpiter, pero ningún ángel como segador
  • 21/22 de septiembre de 2017 – encaja en el margen con Júpiter cerca de Spica, no con Mercurio (descalificado por la señal de Apocalipsis 12)
  • 29/30 de septiembre de 2019 – Venus/Mercurio a mano/Spica, Sol y Marte en la sección de la cabeza
  • 18/19 de septiembre de 2020 – patrón original

Y en el futuro, los próximos candidatos no serán hasta 2036 y 2038.

Hay un par de observaciones interesantes que pueden ser hechas de estos años. Una señal casi idéntica ocurre en el año 2001, sólo una semana después de los ataques terroristas del 11 de septiembre. Esto alude no sólo al papel del terrorismo en los años previos al dicho de “paz y seguridad” sino también al “jubileo” precursor de los Juegos Olímpicos de 1972 y al terror que comenzó entonces.

Pero es significativo que suele haber un número de años entre cada acontecimiento hasta el final, cuando hay dos candidatos consecutivos en los años 2019 y 2020. Esta “duplicación” es una indicación de que las plagas que se derramarán en los próximos meses son la doble recompensa por los pecados de Babilonia. De hecho, la crisis a causa del coronavirus y todas las demás plagas que han sido identificadas previamente en cumplimiento de las Escrituras ya cuentan para la recompensa de Babilonia. Esto es importante porque significa que las plagas que están a punto de caer serán la culminación del castigo de Babilonia y no habrá otra segunda ronda después de eso.

Al profetizar que el fin vendrá como un parto para una mujer embarazada, Pablo toma prestado el simbolismo de las otras Escrituras que conectan el parto con la reunión, exactamente como se puede ver hoy en día. Por ejemplo, Jeremías habló de los dolores de parto de la siguiente manera:

He aquí yo los hago volver de la tierra del norte, y los reuniré de los fines de la tierra, y entre ellos ciegos y cojos, la mujer que está encinta y la que dio a luz juntamente; en gran compañía volverán acá. (Jeremías 31:8)

Esto está hablando claramente de la reunión del pueblo de Dios. Todo el capítulo trata del regreso del pueblo de Dios del cautiverio y la restauración de la tierra. El año de venganza contra los malvados también es el año de la salvación para los justos[91] que finalmente heredarán la Canaán celestial si permanecen fieles a través de las plagas.

Las diez plagas de Egipto

En la sección de las siete plagas postreras, el tiempo del derramamiento de cada una de las plagas se mostró según el simbolismo celestial descrito en Apocalipsis 15.

…Estas enfurecieron a los malvados contra los justos, pues los primeros pensaron que habíamos atraído los juicios de Dios sobre ellos, y que si podían raernos de la tierra las plagas se detendrían. Se promulgó un decreto para matar a los santos, lo cual los hizo clamar día y noche por su libramiento. Este fué el tiempo de la angustia de Jacob… {PE 36.2}

Se hará pasar por gran prueba y angustia a la iglesia remanente. Los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús sentirán la ira del dragón y sus huestes. Satanás considera al mundo como sus súbditos. Ha obtenido el control de las iglesias apóstatas, pero hay un pequeño grupo que resiste su supremacía. Si pudiera borrarlos de la tierra, su triunfo sería completo. Así como influyó sobre las naciones paganas para destruir a Israel, así en el cercano futuro incitará a los poderes malvados de la tierra para destruir al pueblo de Dios.—Testimonies for the Church 9:231 (1909). {EUD 217.5}

Estas plagas serán peores de lo que una persona pueda imaginar. Será un tiempo de angustia “cual no la ha habido, ni la habrá”.[92] Eso significa que las peores masacres, los peores desastres, las peores plagas y epidemias y hambrunas a lo largo de la historia no pueden evocar un sentido de lo horrible que será este tiempo.

Si incluso el pueblo de Dios puede ser tentado como Job a “maldecir a Dios y morir”, ¿cuánto más blasfemará el malvado a Dios en ese momento?

Piensa en ello. Si en algunos lugares la gente no sabe dónde enterrar a los muertos ahora debido al coronavirus, ¡imagina lo que pasará cuando la gente muera en masa! La gente no será enterrada lo suficientemente rápido para evitar que el hedor de los cadáveres en descomposición llene el aire, y el mundo y su infraestructura estarán tan destruidos que la gente desafiará a Dios y blasfemará contra Él, sabiendo que están arruinados, como lo fue en los días de Egipto cuando le dijeron al Faraón, “¿no sabes todavía que Egipto está ya destruido?”[93] Si hay anarquía ahora, y disturbios ahora, ¿qué será entonces?

…Las plagas estaban cayendo sobre los moradores de la tierra. Algunos acusaban a Dios y le maldecían. Otros acudían presurosos al pueblo de Dios en súplica de que les enseñase cómo escapar a los juicios divinos. Pero los santos no tenían nada para ellos. Había sido derramada la última lágrima en favor de los pecadores, ofrecida la última angustiosa oración, soportada la última carga y dado el postrer aviso. La dulce voz de la misericordia ya no había de invitarlos. Cuando los santos y el cielo entero se interesaban por la salvación de los pecadores, éstos no habían tenido interés por sí mismos. Se les ofreció escoger entre la vida y la muerte. Muchos deseaban la vida, pero no se esforzaron por obtenerla. No escogieron la vida, y ya no había sangre expiatoria para purificar a los culpables ni Salvador compasivo que abogase por ellos y exclamase: “Perdona, perdona al pecador durante algún tiempo todavía.” Todo el cielo se había unido a Jesús al oír las terribles palabras: “Hecho está. Consumado es.” El plan de salvación estaba cumplido, pero pocos habían querido aceptarlo. Y al callar la dulce voz de la misericordia, el miedo y el horror invadieron a los malvados. Con terrible claridad oyeron estas palabras: “¡Demasiado tarde! ¡demasiado tarde!”

Quienes habían menospreciado la Palabra de Dios corrían azorados de un lado a otro, errantes de mar a mar y de norte a oriente en busca de la Palabra del Señor. Dijo el ángel: “No la hallarán. Hay hambre en la tierra; no hambre de pan ni sed de agua, sino de oír las palabras del Señor. ¡Qué no dieran por oír una palabra de aprobación de parte de Dios! Pero no; han de seguir hambrientos y sedientos. Día tras día descuidaron la salvación, estimando en más las riquezas y placeres de la tierra que los tesoros y alicientes del cielo. Rechazaron a Jesús y menospreciaron a sus santos. Los sucios permanecerán sucios para siempre.”

Muchos de los impíos se enfurecieron grandemente al sufrir los efectos de las plagas. Ofrecían un espectáculo de terrible agonía. Los padres recriminaban amargamente a sus hijos y los hijos a sus padres, los hermanos a sus hermanas y las hermanas a sus hermanos. Por todas partes se oían llantos y gritos como éstos: “¡Tú me impediste recibir la verdad que me hubiera salvado de esta terrible hora!” La gente se volvía contra sus ministros con acerbo odio y los reconvenía diciendo: “Vosotros no nos advertisteis. Nos dijisteis que el mundo entero se iba a convertir, y clamasteis: ‘¡Paz, paz!’ para disipar nuestros temores. Nada nos enseñasteis acerca de esta hora, y a los que nos precavían contra ella los tildabais de fanáticos y malignos que querían arruinarnos.” Pero vi que los ministros no se libraron de la ira de Dios. Sus sufrimientos eran diez veces mayores que los de sus feligreses. {PE 280.3 - 281.2}

Se observó que la copa de la séptima plaga (es decir, la luna) había regresado a Tauro (como el templo) el mismo día del año nuevo y el comienzo del 70º jubileo el 14 de abril de 2021. Sin embargo, el comienzo del año jubilar no significa que la plaga haya terminado. ¿Qué esperarías que suceda en el mundo a partir de ese momento? Sigamos el consejo dado hace mucho tiempo:

Necesitamos estudiar el derramamiento de la séptima copa. Apocalipsis 16:17-21. Los poderes del mal no abandonarán el conflicto sin luchar; pero la Providencia tiene una parte que desempeñar en la batalla del Armagedón. Cuando la tierra esté alumbrada con la gloria de ángel de Apocalipsis 18, los elementos religiosos, buenos y malos, despertarán del sueño y los ejércitos del Dios viviente irán a la batalla.—Comentario Bíblico Adventista 7:994 (1899). {EUD 213.3}

Esta referencia a la gloria del ángel de Apocalipsis 18 habla de la séptima plaga a la hora indicada en el reloj, pero advierte que la batalla del Armagedón no ha terminado aún después de un mes. Pero habrá una intervención sobrenatural, porque “la Providencia tiene una parte que desempeñar”. Habrá una resurrección y los ejércitos despiertos de Dios tomarán el campo de batalla.

Cuando a partir de ese día se haga evidente que Jesús viene, la gente de las naciones estará aún más furiosa. Después de que siete meses de plagas ya hayan sido derramadas y muchas, muchas personas hayan muerto como resultado, los malvados que han sido robados de sus seres queridos y puestos bajo la más severa necesidad y sufrimiento manifestarán un intenso odio hacia Dios y querrán luchar contra la venida de Jesús e incluso matarlo, si fuera posible.

No, la séptima plaga no termina en un mes. Primero, es derramada en el “aire”:

El séptimo ángel derramó su copa por el aire… (Apocalipsis 16:17, primera mitad)

El aire es donde vuelan las aves, y representa el reino de los ángeles. En el momento de la séptima plaga, esto corresponde al 21 de marzo de 2021 en adelante... hasta que el reino del “aire” haya pasado. El patrón para entender los tiempos del ciclo de victoria es la señal del arca del pacto. En la señal, el cometa NEOWISE se hizo visible como un símbolo del ángel de Apocalipsis 18 descendiendo a la tierra. Se hizo visible a simple vista a principios de julio, no más tarde del 8 de julio. Como un patrón, esto sugiere en qué lugar del reloj debería comenzar la séptima plaga.

El reino del aire Restando 259 días del comienzo de la séptima plaga el 21 de marzo de 2021 para averiguar exactamente en qué lugar de la señal del arca del pacto corresponde esto, se llega al 5 de julio de 2020. Esto es notablemente cercano a cuando el cometa giró alrededor del sol y se hizo visible, correspondiendo al aire, el reino de los ángeles. Pero también es el día del segundo eclipse penumbral de la luna que representó la segunda tabla de la Ley. Así, el comienzo de la séptima plaga corresponde a la revelación completa de la Ley de Dios, por lo tanto es la “séptima” (la finalización) de las plagas. ¡Dios juzga al mundo en justicia por Su Ley!

Pero el segmento del “aire” continúa, como en el patrón. NEOWISE hizo su acercamiento máximo a la tierra el 23 de julio de 2020 como símbolo del ángel de Apocalipsis 18 descendiendo a la tierra. Esta es la posición en la señal del arca del pacto donde se encuentra el segundo querubín protector. Así que la primera parte de la séptima plaga (que afecta al aire) debe estar aún en curso para el momento correspondiente (8 de abril) en 2021, porque todavía está en el reino del ángel. Pero el cometa permaneció visible durante un tiempo después de eso, hasta finales de julio de 2020, lo que corresponde al punto de 1890 del reloj (14 de abril de 2021). Así que, sólo la primera mitad del primer versículo nos lleva a través del primer mes de la plaga, y quizás incluso un poco más allá.

Luego la segunda mitad del versículo indica el siguiente punto del reloj:

…y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está. (Apocalipsis 16:17, segunda mitad)

La mención de la gran voz del templo y del trono indica las líneas del trono del 20 al 23 de mayo de 2021. Este es el comienzo del nuevo marco de tiempo de la sesión de la Conferencia General de la Iglesia Adventista del Séptimo Día aplazada por el coronavirus, que tiene el lema “¡Jesús viene! ¡Involúcrate!” El logo de este evento de Indianápolis incluso parece tener algo que ver con un “ciclo de victoria”, pero ¿quién ganará qué victoria? ¿Quién de los adventistas nominales sabe que las fechas de la Sesión del 20 al 25 de mayo son el aniversario de la Pasión del Señor, que fue crucificado el 25 de mayo del 31 d.C.?

Hasta ahora, el texto encaja perfectamente con el reloj, y este es el punto en el que la súplica de la misericordia finalmente se ha extinguido. Como los 144.000 tenían que ser sellados en este punto del ciclo anterior, ahora todos los sujetos del reino de Dios han sido determinados.

En este punto, todos los que se negaron a dejar Babilonia perecerán finalmente en su derrocamiento, ya que nadie más saldrá. El fin absoluto de la misericordia está atestiguado por los siguientes versículos:

Entonces hubo relámpagos y voces y truenos, y un gran temblor de tierra, un terremoto tan grande, cual no lo hubo jamás desde que los hombres han estado sobre la tierra. Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira. (Apocalipsis 16:18–19)

Y durante este tiempo (entre las líneas del trono del 20 al 23 de mayo y el punto de Saiph del 21 de junio de 2021) se hace referencia al sexto sello, que luego se cierra:

Y toda isla huyó, y los montes no fueron hallados. (Apocalipsis 16:20)

Finalmente viene el gran granizo, que corresponde al arrebatamiento y liberación final de los santos el 21 de junio de 2021.

Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande. (Apocalipsis 16:21)

Todo encaja perfectamente con el reloj de Orión, pero ¿qué pasa con la señal de Apocalipsis 15 y las lunas? ¿Cómo se puede armonizar esta séptima plaga bastante larga con la señal de Orión (como los siete ángeles, en particular el séptimo) llevando la luna (como la copa) fuera de Tauro (como el templo) para derramarla? Ahora tenemos algunas lunas adicionales para agregar para el resto de la séptima plaga:

  1. Jueves 8 de octubre de 2020 a las 7:00 p.m.
  2. Miércoles 4 de noviembre de 2020 a las 11:00 p.m.
  3. Miércoles 2 de diciembre de 2020 a las 7:00 a.m.
  4. Martes 29 de diciembre de 2020 a las 12:30 p.m.
  5. Lunes 25 de enero de 2021 a las 9:00 p.m.
  6. Lunes 22 de febrero de 2021 a las 7:00 a.m.
  7. Sábado 21 de marzo de 2021 a la 1:00 p.m.
  8. Domingo, 18 de abril de 2021 a las 12:00 a.m.
  9. Sábado 15 de mayo de 2021 a las 4:00 a.m.
  10. Viernes 11 de junio de 2021 a las 8:00 a.m.

Es sorprendente que haya exactamente tres lunas más que se pueden añadir a las siete originales, lo que representa un total de diez lunas de las plagas, así como hubo diez plagas enviadas a Egipto. Esto también muestra una vez más que la Ley de Dios es la norma del juicio; hay diez lunas de las plagas como hay diez mandamientos. Esto revitaliza lo que se descubrió en ¡Ha caído Babilonia! – Parte II, en particular cómo los diez mandamientos-meses del juicio son ilustrados por la captura histórica y posterior devolución del arca del pacto.

Diez meses de juicio por los Diez Mandamientos

Aunque esta imagen pertenecía a una línea de tiempo diferente, uno puede reconocer fácilmente en ella la actual distinción entre las siete primeras lunas de las plagas y las lunas adicionales de la séptima plaga marcadas en rojo en la lista anterior.

Por lo tanto, la séptima plaga llena el juicio de toda la Ley, completando el juicio por todos los diez mandamientos. Hay diez lunas, siendo el décimo “mes” diez días hasta el arrebatamiento del pueblo de Dios el 21 de junio de 2021. ¡Simplemente no es posible pasar por alto el número diez aquí! Y cómo las últimas tres lunas siguen al jubileo que comienza cuando el pueblo de Dios es liberado y los malvados están en confusión,[94] así es como Dios pone una diferencia entre Su pueblo y los malvados de manera complementaria a como puso una diferencia entre los hijos de Israel y los egipcios durante las diez plagas de Egipto.

En la señal del arca del pacto, el papel de la luna en la representación de las tablas de la Ley también implicaba el porcentaje de ella que fue eclipsada por la penumbra de la tierra. Dios diseñó que el porcentaje de iluminación de la luna llevara un mensaje; todo en el reino del diseño de Dios tiene un significado.

Una lista aproximada del porcentaje de la luna que es iluminada en cada “copa” que se derrama es la siguiente:

8 de octubre de 202063,7%
4 de noviembre de 202084,2%
2 de diciembre de 202097,2%
29 de diciembre de 202099,5%
25 de enero de 202190,3%
22 de febrero de 202172,1%
21 de marzo de 202148,9%
18 de abril de 202126,1%
15 de mayo de 20219,1%
11 de junio de 20210,6%

En primer lugar, observa que los porcentajes son generalmente superiores al 50%, lo que significa que cada copa de las plagas está más de la mitad de llena, como sería de esperar como medida de la gravedad o el alcance de la plaga. Sin embargo, este no es el caso de la séptima plaga, que comienza con sólo el 49%, y los valores disminuyen a partir de ahí. ¿Qué podemos aprender de estos números?

Tomando la séptima plaga como un todo, los porcentajes se sumarían, resultando en lo siguiente:

48,9% + 26,1% + 9,1% + 0,6% = 84,7%

Esto es bastante notable, ya que todas las demás lunas están iluminadas en más de un 50% y por lo tanto no se podrían sumar en ningún caso sin que resultara una copa de la plaga que se llenara en más de un 100%. Pero las lunas de la séptima plaga están todas por debajo del 50% y suman un número que aún está por debajo del 100%. Esto muestra que la séptima plaga abarca varios meses, mientras que ninguna de las otras lo hace. También muestra que la séptima copa de las plagas está llena en una cantidad comparable a las otras, pero es derramada en partes.

La forma en que las cantidades disminuyen a cero ilustra cómo la copa de la ira de Dios es vaciada completamente y hasta la última gota es derramada. El 0,6% son, por lo tanto, las heces amargas, vertidas al final.

Porque hay un cáliz en la mano del Señor, y el vino fermenta, lleno de mixtura, y de este Él sirve; ciertamente lo sorberán hasta las heces y lo beberán todos los impíos de la tierra. (Salmos 75:8 LBLA)

La última luna corresponde al 11 de junio, diez días antes de la venida de Jesús, y por lo tanto estos diez días amargos son también los diez días de la más severa persecución de Esmirna que Dios ha acortado de la Década de Acción de la ONU, como se ha explicado anteriormente, no sea que nadie sobreviviera.

Las heces de la ira del Señor son la última parte de la séptima plaga: el gran granizo, que es tan malo que la gente blasfema a Dios por ello. Esta es la culminación de Su extraña operación en Gabaón:

Porque Jehová se levantará como en el monte Perazim, como en el valle de Gabaón se enojará; para hacer su obra, su extraña obra, y para hacer su operación, su extraña operación. (Isaías 28:21)

Y Jehová los llenó de consternación delante de Israel, y los hirió con gran mortandad en Gabaón; y los siguió por el camino que sube a Bet-horón, y los hirió hasta Azeca y Maceda. Y mientras iban huyendo de los israelitas, a la bajada de Bet-horón, Jehová arrojó desde el cielo grandes piedras sobre ellos hasta Azeca, y murieron; y fueron más los que murieron por las piedras del granizo, que los que los hijos de Israel mataron a espada. (Josué 10:10–11)

¿Ahora entiendes cómo Dios quitará la copa de los labios temblorosos de Su pueblo si se arrepienten?

Así dijo Jehová tu Señor, y tu Dios, el cual aboga por su pueblo: He aquí he quitado de tu mano el cáliz de aturdimiento, los sedimentos del cáliz de mi ira; nunca más lo beberás. Y lo pondré en mano de tus angustiadores, que dijeron a tu alma: Inclínate, y pasaremos por encima de ti. Y tú pusiste tu cuerpo como tierra, y como camino, para que pasaran. (Isaías 51:22–23)

¡El sufrimiento será diez veces peor para todos esos falsos pastores que hablaron con palabras suaves a sus rebaños y los llevaron por el amplio camino que lleva a la destrucción!

Además de estas cosas, los porcentajes de todas las plagas pueden tener una correspondencia con el alcance de cada plaga respectiva. Se observa que el porcentaje aumenta hasta la cuarta plaga, que alcanza el 99,5% de cobertura del mundo. Esta es la plaga del sol ardiente, que afectará prácticamente a todo el mundo:

El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, al cual fue dado quemar a los hombres con fuego. Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria. (Apocalipsis 16:8–9)

Por el contrario, la primera plaga (con un 63,7%) alcanza principalmente áreas de la “tierra”, que tienen la marca o imagen de la bestia, un número comparativamente menor:

Fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen. (Apocalipsis 16:2)

La segunda plaga llega más lejos (84,2%) afectando a todos los que están cerca del mar:

El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y éste se convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser vivo que había en el mar. (Apocalipsis 16:3)

La tercera plaga, que afecta a los ríos, alcanza a casi todos (97,2%), porque los ríos llegan casi a todas partes:

El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre. (Apocalipsis 16:4)

Luego, después de la cuarta plaga, los números comienzan a disminuir nuevamente para la quinta plaga (afectando nuevamente al reino de la bestia) y la sexta plaga (enfocada en la región del Éufrates—el Medio Oriente), regiones progresivamente más pequeñas.

Finalmente, la séptima plaga alcanza el 84,7%. Eso significa que el resto son los que sobrevivirán sin ser afectados por la séptima plaga: 100% – 84.7% = 15.3%

Aquellos que estén familiarizados con el significado profético de la última expedición de pesca de Jesús con Sus discípulos reconocerán esto como indicativo del número de peces capturados por los discípulos en el mar con la ayuda divina de Jesús desde la orilla.

Subió Simón Pedro, y sacó la red a tierra, llena de grandes peces, ciento cincuenta y tres; y aun siendo tantos, la red no se rompió. (Juan 21:11)

Jesús está en Orión, y desde allí, desde la costa celestial, dirige a Su pueblo hoy como lo hizo hace mucho tiempo. “¿Pescaste algún pez últimamente?”, se pregunta. Si no, no te preocupes. Echa la red donde te diga desde Orión y obra con el Pescador de hombres.

Este número tiene otro significado, siendo 144 + 9. Una de las muchas facetas del misterio de la Ciudad Santa es que Dios ha designado 144 líderes sobre las multitudes (miles) que habitarán esa ciudad celestial. Estos son los líderes (grandes peces) que deben obrar junto con los otros 9 que están incluidos en el número de los que están “en la red”.

Estos 153 “peces” son los ministros que Jesús tiene en Su mano, simbolizados por la luna a la que Orión alcanza y guía en su camino.

“El que tiene las siete estrellas en su diestra. . . dice estas cosas.” (Apoc. 2: 1.) Estas palabras son dirigidas a los maestros de la iglesia, a aquellos a quienes Dios confió pesadas responsabilidades. Las dulces influencias que han de abundar en la iglesia están vinculadas estrechamente con los ministros de Dios, quienes deben revelar el amor de Cristo. Las estrellas del cielo están bajo su dirección. Las llena de luz; guía y dirige sus movimientos. Si no lo hiciera, llegarían a ser estrellas caídas. Así es con sus ministros. Son instrumentos en sus manos, y todo lo bueno que pueden hacer es realizado por medio del poder divino. Por medio de ellos se difunde la luz del Salvador, quien ha de ser su eficiencia. Si tan sólo miraran a él como él miraba al Padre, serían capacitados para hacer su obra. Cuando dependan de Dios, él les dará su esplendor para reflejarlo al mundo. {HAp 468.3}

Estos ministros deben venir victoriosos a través del tiempo de las plagas, obrando fielmente en cooperación con el Señor, como las siete estrellas del Mazzaroth obran en cooperación con la rueda dentada de Orión. La rueda en medio de una rueda[95] es una ilustración de la cooperación armoniosa del Reino de Dios.

Para el profeta, la rueda que giraba dentro de una rueda, la apariencia de los seres vivientes relacionados con ellas, todo parecía intrincado e inexplicable. Pero se ve la mano de la Sabiduría infinita entre las ruedas, y el orden perfecto es el resultado de su obra. Cada rueda, dirigida por la mano de Dios, obra en armonía perfecta con todas las demás ruedas. Me ha sido mostrado que los instrumentos humanos están expuestos a buscar demasiado el poder, y a tratar de regir la obra ellos mismos. Dejan al Señor Dios, el Obrero poderoso, demasiado afuera de sus métodos y planes, y no le confían todo lo que se relaciona con el progreso de la obra. Nadie debe imaginarse por un momento que puede manejar las cosas que pertenecen al gran YO SOY. Dios, en su providencia, está preparando un camino para que la obra pueda ser hecha por agentes humanos. Por lo tanto, que cada hombre ocupe su puesto de deber, para desempeñar su parte para este tiempo, y saber que Dios es su instructor. {OE 504.1}

Como el Hijo obra en perfecta armonía con el Padre, así los hijos de Dios deben obrar en perfecta armonía con su Señor. Esto es lo que el ciclo de victoria nos enseña más que cualquier otro ciclo: el reloj de Orión hace tictac en perfecto orden con el del Mazzaroth, y así es como los líderes de la iglesia deben obrar junto con Cristo.

¿Entiendes completamente lo que esto dice sobre los 153 peces? Los únicos que pueden soportar la ira de Dios hasta el final, incluso cuando las heces son exprimidas, son aquellos que tienen la fe de Jesús y guardan Sus mandamientos, Su Ley. Sólo aquellos que han desarrollado un carácter como el de Cristo saldrán ilesos, aunque no se limitan a sus 153 líderes:

No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará. (Salmos 91:5–7)

Y cuando todos los santos sean arrebatados en el aire el 21 de junio de 2021 y su tiempo en esta antigua tierra ya no exista, entonces los malvados se llenarán de furia unos a otros. Se consumirán y se destruirán unos a otros hasta que no quede ninguno.

Nuevamente mi atención fué dirigida hacia la tierra. Los impíos habían sido destruidos y sus cadáveres yacían por el suelo. La ira de Dios se había derramado sobre los habitantes de la tierra mediante las siete postreras plagas, que les habían hecho morderse la lengua de dolor y maldecir a Dios. Los falsos pastores habían sido el objeto especial de la ira de Jehová. Aun estando en pie se habían consumido sus ojos en sus órbitas y su lengua en su boca. Después de ser librados los santos por la voz de Dios, los impíos se volvieron unos contra otros. La tierra parecía inundada de sangre y cubierta de cadáveres desde uno a otro confín. {PE 289.2}

¿Puede haber algún otro período de diez meses con señales tan claras que se alineen tan bien con el simbolismo profético, con tantos mensajes significativos incrustados en él, que confirmen los tiempos y las estaciones que Dios ha puesto en Su poder? ¿Se necesitan más pruebas que las que Dios ha provisto tan abundantemente en Sus libros celestiales?

Ha llegado el momento de enrollar el libro y dejar que comiencen los juicios de los siete ángeles de la venganza. Dios ha revelado lo que Su pueblo necesita para el último ciclo, y Sus libros contienen el entendimiento para conceder a los 144.000 para permanecer fieles a través del tiempo que se avecina, conduciendo a la justicia y reuniendo las almas de aquellos que huyen de la marca de la bestia y se niegan a recibir el ADN de Satanás en su carácter a medida que el fuerte pregón acrecienta.

La voz de Dios que habla a través de Sus obras celestiales, tal como se presenta en el mensaje de Orión, es una garantía para los 144.000 cuyo sellamiento se completó en relación con el aniversario del bautismo de Jesús el 3/4 de septiembre de 2020,[96] de que al igual que la voz de Dios confirmó a Jesús en Su ministerio terrenal, también habla a los que son semejantes a Cristo hoy en día.

El Señor no ha abandonado a Su pueblo.

He aquí viene, y se cumplirá, dice Jehová el Señor; este es el día del cual he hablado. (Ezequiel 39:8)

Echad de vosotros todas vuestras transgresiones con que habéis pecado, y haceos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. ¿Por qué moriréis, casa de Israel? (Ezequiel 18:31)

1.
Apocalipsis 6:14—Y el cielo se desvaneció como un pergamino que se enrolla; y todo monte y toda isla se removió de su lugar. 
2.
El ciclo de victoria es la última ronda del reloj de Orión, presentado en la serie de artículos titulada El grito de victoria
3.
Para aquellos que aún no están familiarizados con el reloj de Orión, los fundamentos se pueden encontrar en la presentación de Orión
4.
Salmos 119:92—Si tu ley no hubiese sido mi delicia, ya en mi aflicción hubiera perecido. 
5.
Primeros escritos, pág. 15 par. 2 – Sus cabellos, blancos y rizados, le caían sobre los hombros; y llevaba muchas coronas en la cabeza. Sus pies parecían de fuego; en la mano derecha tenía una hoz aguda y en la izquierda llevaba una trompeta de plata. Sus ojos eran como llama de fuego, y escudriñaban de par en par a sus hijos. 
6.
A través de la posición del segundo querubín protector como se muestra en Las desolaciones están determinadas
8.
Esto es, en Lucas 4:16–21. 
9.
Toda la historia está incluida en 1888 Reexaminado
10.
Este concepto es explicado en Los siete años de escasez
11.
Detallado en Tesoros del Arca perdida en referencia a Apocalipsis 11:19 - Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo. 
12.
El cumplimiento del resto de la semana 70 de la profecía de Daniel se explica en La venida de Cristo
13.
Además de ser el comienzo del mes lunar en el que nació, es incluso su propio cumpleaños según el calendario judío. 
14.
1 Tesalonicenses 4:16–17 – Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 
15.
Apocalipsis 13:16-17 - y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. 
16.
Éxodo 20:9 – Seis días trabajarás, y harás toda tu obra… 
17.
Ver p. ej. Unciondeloalto.jimdofree – Mensaje a la iglesia de Esmirna
19.
Apocalipsis 11:18 - Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. 
20.
Una sección posterior explicará cómo, cuándo y por quién. 
21.
Lucas 22:69 - Pero desde ahora el Hijo del Hombre se sentará a la diestra del poder de Dios. 
22.
EGW acerca de la Segunda Venida en Primeros Escritos - Entonces comenzó el jubileo, durante el cual la tierra debía descansar. Vi al piadoso esclavo levantarse en triunfal victoria, y desligarse de las cadenas que lo ataban, mientras que su malvado dueño quedaba confuso sin saber qué hacer; porque los impíos no podían comprender las palabras que emitía la voz de Dios. Pronto apareció la gran nube blanca. 
23.
“Horizontal” y “vertical” deben ser entendidos en referencia a la eclíptica. 
24.
Ver nota de pie de página 22 
25.
444 Prophecy News – SÓLO UN GRANO DE ARENA (inglés) 
26.
27.
Blue Heaven – Dentro de tres días (video en inglés) 
28.
Deuteronomio 22:5 - No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Jehová tu Dios cualquiera que esto hace. 
29.
Apocalipsis 18:4-5 - Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. 
30.
Es decir, cuando el Día de las Trompetas hubiera sido, en el caso de que la cebada no se encontrara lo suficientemente madura en el primer mes posible después del equinoccio de primavera. 
31.
En la sección de comentarios de Biblia.work sobre ese versículo se explica que “Askenaz” es difícil de localizar hoy en día, pero que debe haber estado cerca (¿tal vez en Azerbaiyán?). 
32.
Jeremías 51:64 - Y dirás: Así se hundirá Babilonia, y no se levantará del mal que yo traigo sobre ella; y serán rendidos. Hasta aquí son las palabras de Jeremías. 
33.
Wikipedia – Arameo (inglés) 
37.
Toda la historia de esta asombrosa experiencia se cuenta en los artículos de la serie titulada El sacrificio de Filadelfia
38.
La conexión bíblica entre los caballos del apocalipsis y las cuatro estrellas exteriores de la constelación de Orión se explica en formato PowerPoint en El mensaje de Orión para el pueblo de Dios. Saiph corresponde al caballo blanco, Betelgeuse (la estrella roja) al caballo rojo, Bellatrix al caballo negro y Rigel al caballo amarillo. 
39.
Por implicación del hecho de que las plagas afectan a los que reciben la marca. Ver Apocalipsis 14:9–10 - Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero. 
41.
Ver video
42.
Como está explicado en Los libros están cerrados
43.
Los ciclos del reloj están resumidos en El tiempo no será más
44.
Esto fue presentado en La cosecha final
45.
El sacrificio intercesor de Moisés está registrado en Éxodo 32:32. 
46.
Para un estudio más profundo, esta hora fue presentada en La hora de la verdad y la triple recurrencia se explica en El tiempo no será más en relación con Apocalipsis 18, y se trata de nuevo en La hora de escapar
47.
Black Lives Matter (Vidas Negras Importan) 
48.
La Biblia de Cambridge para escuelas y colegios (inglés) 
49.
Hebreos 12:27 - Y esta frase: Aún una vez, indica la remoción de las cosas movibles, como cosas hechas, para que queden las inconmovibles. 
50.
Marcos 9:23 - Jesús le dijo: Si puedes creer, al que cree todo le es posible. 
51.
1 Corintios 3:11–15 
52.
A través de los miles de millones de dólares de ayuda económica que están siendo “llevados de emergencia” sobre la economía. 
53.
Ver el segundo párrafo de Pagadle doble
55.
Esta señal celestial es detallada en La venida de Cristo
56.
"Profecía de tiempo abierto" aquí se refiere a las profecías de tiempo dadas en un discurso sencillo usando el principio de día por año con un evento de inicio definido (como las 2300 tardes y mañanas de Daniel 8:14). El tema de la profecía del tiempo se trata ampliamente en los artículos de Día y Hora
57.
Este tema fue abordado en el artículo titulado La consumación del misterio y ha continuado en artículos posteriores. 
58.
La Educación, p. 15, par. 1 - Cuando Adán salió de las manos del Creador, llevaba en su naturaleza física, mental y espiritual, la semejanza de su Hacedor. “Creó Dios al hombre a su imagen” (Genesis 1:27), con el propósito de que, cuanto más viviera, más plenamente revelara esa imagen, más plenamente reflejara la gloria del Creador. Todas sus facultades eran susceptibles de desarrollo; su capacidad y su fortaleza debían aumentar continuamente. Vasta era la esfera que se ofrecía a su actividad, glorioso el campo abierto a su investigación. Los misterios del universo visible, “las maravillas del que es perfecto en sabiduría” (Job 37:16), invitaban al hombre a estudiar. Tenía el alto privilegio de relacionarse íntimamente, cara a cara, con su Creador. Si hubiera permanecido leal a Dios, todo esto le hubiera pertenecido para siempre. A través de los siglos eternos, hubiera seguido adquiriendo nuevos tesoros de conocimiento, descubriendo nuevos manantiales de felicidad y obteniendo conceptos cada vez más claros de la sabiduría, el poder y el amor de Dios. Habría cumplido cada vez con más eficacia el objeto de su creación; habría reflejado cada vez más la gloria del Creador. 
59.
Colosenses 1:27 - a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, 
60.
Aquellos que enseñan la doctrina de "Salvo, Siempre Salvo" y/o promueven un evangelio de salvación sin la condición de arrepentimiento u obediencia. 
61.
La temporada de las fiestas de otoño de 2020. 
62.
Esto es, los que profesan creer en la inminente venida de Jesús. 
63.
64.
Ver, por ejemplo, la serie de las plagas en la sección El fuerte clamor del sitio web GranjaNubeBlanca, como así también nuestra anterior serie de El fin del mundo en el sitio web ÚltimoConteo. 
65.
Apocalipsis 11:18 - Y se airaron las naciones, y tu ira ha venido, y el tiempo de juzgar a los muertos, y de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos, y a los que temen tu nombre, a los pequeños y a los grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra. 
66.
El “tabernáculo del testimonio” es otro nombre para el arca del pacto. 
67.
En su aislado hogar, Juan estaba en condiciones, como nunca antes, de estudiar más de cerca las manifestaciones del poder divino, conforme están registradas en el libro de la naturaleza y en las páginas de la inspiración. Para él era motivo de regocijo meditar en la obra de la creación y adorar al divino Arquitecto. En años anteriores sus ojos habían observado colinas cubiertas de bosques, verdes valles, llanuras llenas de frutales; y en las hermosuras de la naturaleza siempre había sido su alegría rastrear la sabiduría y la pericia del Creador. Ahora estaba rodeado por escenas que a muchos les hubiesen parecido lóbregas y sin interés; pero para Juan era distinto. Aunque sus alrededores parecían desolados y áridos, el cielo azul que se extendía sobre él era tan brillante y hermoso como el de su amada Jerusalén. En las desiertas y escarpadas rocas, en los misterios de la profundidad, en las glorias del firmamento, leía importantes lecciones. Todo daba testimonio del poder y la gloria de Dios. {HAp 456.3
68.
Esta asociación es explicada en detalle en Los libros están cerrados
69.
Las “siete estrellas” bíblicas en el Mazzaroth son los siete planetas clásicos en la eclíptica: Sol, Mercurio, Venus, Luna, Marte, Júpiter y Saturno. 
70.
Muchos de estos conceptos son presentados en detalle en Los libros están cerrados
71.
Comparar con la profecía del hermano Dan titulada El sonido de Mi voz hace temblar los cielos (video en inglés) 
72.
Isaías 6:4 - Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo. 
73.
En La hora de escapar se indicó que abarcaba desde el 11-13 de enero de 2021 hasta el 20-23 de mayo de 2021, basado en que media hora es la mitad del ciclo del reloj de Orión, desde las líneas del trono derechas hasta las líneas del trono izquierdas, respectivamente. 
74.
Al igual que el minutero de un reloj de pared estándar, un ciclo de reloj completo representa una hora en estos rápidos movimientos finales de la historia de la Tierra. 
76.
Además de ser la piedra que golpeó la imagen, como en El gran impacto
77.
78.
Tauro es una de las cuatro constelaciones principales del Mazzaroth que simbolizan las cuatro bestias alrededor del trono. 
79.
Todo este tema es explicado en la presentación de Orión
80.
Un programa de televisión que salió al aire el 1 de marzo de 2015, medio año antes del ciclo de las plagas de Orión (preparatorias), muestra el retraso que la élite planeó para la "plandemia" del Coronavirus. Mira este vídeo y entiende que Dios lo sabe todo desde el principio; Él sabía que intercederíamos por más tiempo en octubre de 2016 y por lo tanto, la crisis ya se había pospuesto en 2015. 
85.
444 Prophecy News – ¿QUÉ HORA ES? - Sólo un grano de arena (inglés) 
86.
Las tradiciones festivas pertinentes también se describen y explican en El día de los testigos
87.
Algunos cuentan erróneamente los jubileos por 50 años, pero el año cincuenta no es en realidad parte del conteo sabático, y por lo tanto se duplica como el primer año del próximo conteo de 49 años de jubileo. Ver Levítico 25:8 – Y contarás siete semanas de años, siete veces siete años, de modo que los días de las siete semanas de años vendrán a serte cuarenta y nueve años. 
88.
Nota: este año no fue un año de jubileo oficial según el recuento regular, pero como Dios ha mostrado que el 2021 comienza el gran jubileo antitípico del regreso de Cristo por nuestro viaje figurativo hacia atrás en el tiempo hasta el 70º jubileo de 1890, mirar hacia atrás en la historia de esta manera es como mirar hacia atrás, después de nuestro "viaje en el tiempo", al 69º jubileo. (El concepto de viaje en el tiempo se explica en Los siete años de escasez). 
89.
Esto fue visto y descrito en La trilla del verano, pero aún no fue entendido del todo. ¡Las observaciones de ese artículo adquieren un nuevo significado a la luz actual! 
90.
Mateo 13:39 - El enemigo que la sembró es el diablo; la siega es el fin del siglo; y los segadores son los ángeles. 
91.
Isaías 63:4 - Porque el día de la venganza está en mi corazón, y el año de mis redimidos ha llegado. 
92.
Mateo 24:21 - Porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 
93.
Éxodo 10:7 - Entonces los siervos de Faraón le dijeron: ¿Hasta cuándo será este hombre un lazo para nosotros? Deja ir a estos hombres, para que sirvan a Jehová su Dios. ¿Acaso no sabes todavía que Egipto está ya destruido? 
94.
Primeros Escritos, p.34 – Entonces comenzó el jubileo, durante el cual la tierra debía descansar. Vi al piadoso esclavo levantarse en triunfal victoria, y desligarse de las cadenas que lo ataban, mientras que su malvado dueño quedaba confuso sin saber qué hacer; porque los impíos no podían comprender las palabras que emitía la voz de Dios. Pronto apareció la gran nube blanca. 
95.
Ezequiel 1:16 - El aspecto de las ruedas y su obra era semejante al color del crisólito. Y las cuatro tenían una misma semejanza; su apariencia y su obra eran como rueda en medio de rueda. 
96.
Más información acerca del aniversario del bautismo de Jesús puede ser encontrado en El cometa de Elías
Boletín (Telegram)
¡Queremos encontrarte pronto en la nube! Suscríbete a nuestro BOLETÍN ALNITAK para recibir las últimas noticias de nuestro movimiento de los adventistas del gran sábado de primera mano. ¡NO PIERDAS EL TREN!
Suscribir ahora...
Estudiar
Estudia los primeros 7 años de nuestro movimiento. Aprende cómo Dios nos dirigió y cómo nos alistó para servir por otros 7 años en la tierra en malos tiempos, en vez de ir al Cielo con nuestro Señor.
¡Ir a UltimoConteo.org!
Contacto
Si estás pensando en fundar tu propio grupo pequeño, por favor ponte en contacto con nosotros para que te podamos dar consejos valiosos. Si Dios nos muestra qué te ha elegido como líder, también recibirás una invitación a nuestro foro de los 144.000 Remanentes.
Contactar ahora...

Many Waters of Paraguay

144000-Remnant.WhiteCloudFarm.org (nuestro Refugio para los 144.000 en el tiempo de escasez: plataforma de foro, video y red social)
UltimoConteo.WhiteCloudFarm.org (estudios básicos de los primeros 7 años desde enero de 2010)
Canal GranjaNubeBlanca (nuestro propio canal de vídeos)

iubenda Certified Silver Partner

0
Compartido